Issuu on Google+

Actualización del plan de comunicación mediante la integración de estrategias de marketing de la Universidad de Montemorelos. Schultz, Tannenbaum y Lauterborn (2007) Comentan que en la nueva era del marketing integrado, la estrategia de comunicaciones es un elemento imperativo para todos los departamentos de la organización, hablar de planeación estratégica es hablar de un plan inteligente que le define a la organización los principales pasos a seguir para garantizar su crecimiento y desarrollo organizacional en los próximos años (Schultz, Tannenbaum y Lauterborn 2007). Álvarez, M. (2006) Comenta que uno de los principales criterios que usamos para decidirnos a adoptar la definición estrecha de estrategias si la fijación de metas y la planeación estratégica son aspectos distintos de un mismo proceso o si son procesos claramente distintos, para crear una estrategia integral de comunicaciones, es preciso investigar a cada uno de estos grupos investigados (Schultz, Tannenbaum y Lauterborn 2007) La planificación estratégica, en y por sí misma, constituye una búsqueda académica de poca utilización directa por parte de cualquier organización. Sus resultados se hallan en su aplicación, en la ejecución y en la implementación del plan estratégico. En esta parte es que se comienza a observar el impacto sistemático a largo plazo de la planeación estratégica aplicada (Leonard, Timothy y William, 1998), En el desarrollo de un programa de comunicaciones integradas es importante utilizar un concepto amplio de comunicación. Todo contacto con el consumidor con un producto o servicio es una forma de comunicación (Schultz, Tannenbaum y Lauterborn 2007). Galbraith y Nathanson (1978) hacen énfasis en los aspectos de la implementación cuando definen la estrategia como “Acciones específicas que se derivan del proceso de formulación de la estrategia”, así como el análisis de brechas constituye una evaluación de la realidad, es decir, una comparación de la información generada durante la auditoría del desempeño con cualquier otra que se requiera para ejecutar un plan estratégico. Además dicho análisis exige el desarrollo de estrategias específicas para cerrar cada brecha identificada (Charles y Shendel, 1985) El análisis de brechas constituye la época para una toma de decisiones cuidadosa y deliberada (Leonard, Timothy y William,1998). Existen beneficios significativos al usar un proceso claro de formulación de una estrategia en la búsqueda de la realización de las metas planteadas para una


empresa, esto con el propósito de asegurar que por lo menos las políticas de los departamentos funcionales estén coordinadas y dirigidas a un grupo de objetivos (Porter, 1998). El resultado esperado de análisis es un plan estratégico que tenga una probabilidad razonable de éxito (Leonard, Timothy y William, 1998).


Marco teórico