Page 1


1

Una vez una niña llamada Lila, cuando salió de la escuela y caminaba hacia su casa, una cabaña de madera en el bosque; recordó que su abuelita le había pedido que fuera por agua al pozo. Se dirigía hacia éste, cuando de repente, encontró


un huevo…

Lo recogió y cuando lo tenía entre sus manos el huevo empezó a temblar; entonces Lila asustada lo aventó. Y vio salir un dinosaurio bebé. Se sorprendió; lo agarró y lo llevó a su casa. Al


llegar se lo enseño a su abuela y ella dijo: -‐qué es esto?


- Lo encontré en el bosque. -‐–dijo lila-‐ Creó que es un dinosaurio, -‐Pero, no lo podemos tener aquí! -‐exclamo su abuela. - Yo lo cuidaré... - ¿ y que vas a hacer cuando crezca? -‐Dijo la abuela.-‐ Lila se preocupó; no sabía cuanto podría crecer. Corrió a ver sus libros de la escuela y descubrió que los dinosaurios pueden ser más grandes que una casa. Y, pensó que lo mejor era


llevarlo a otro planeta en el espacio para que creciera libremente.


2 Un policía que vigilaba el bosque vio de pronto, unas huellas pequeñitas, y decidió seguirlas para ver de quién eran. Caminó hasta llegar a su casa y tocó la puerta. Lila se espantó cuando escuchó que tocaban, y rápidamente levantó al pequeño dinosaurio lo escondió debajo de la mesa de la abuela, y le dijo:


La abuela abrió la puerta. El policía le preguntó de quien eran esas huellas, y la abuela le contestó que no sabía, que no había visto a nadie y lo invitó a pasar. El policía, no le creyó, y le pidió que le permitiera buscar por todas partes. Al no encontrar a nadie, se sentó en el sillón debajo del que estaba escondido el pequeño dinosaurio. Aldo, el policía, escuchó ruidos bajo sus pies y volteó.


Pero la abuela lo distrajo, ofreciéndole un trozo de pan que había horneado, en la cocina. Lila aprovechó el momento para levantar en sus brazos al bebé dinosaurio y para esconderlo en el sótano. Aldo, el poli se comió el pan y se fue intrigado… Lila cuida y alimenta entonces al dinosaurio bebé, y éste cada día crece más. Ahora es del tamaño de un camión…


Lila sigue con su plan para llevarlo al espacio; ya era imposible tenerlo en la casa Además, Aldo el policía, cada vez sospechaba más de que algo raro había en casa de la abuela… Al policía se le ocurrió hablar por teléfono con su jefe para pedirle más ayuda… Quería que el ejército fuera a atrapar al dinosaurio., que casi estaba seguro de haber visto desde la ventana, en


una ocasión que andaba investigando por allí… El jefe le dijo -‐¡Aldo… no te creo nada, si quieres seguir con eso del dinosaurio tendrás que probármelo, o si no, te corro! Aldo le juró a su jefe que se lo iba a demostrar. Pensó entonces, en fotografiar al dinosaurio.


3 Lila se la pasaba viendo las estrellas. Un día una estrella cayó y al acercarse a ella, vio algo increíble: un león blanco con alas y una hada montada sobre el león. Lila se acercó con mucho miedo y se dio cuenta que la hada era amigable y la saludó. -‐ hola soy una estrella, la hada dijo, y el león es mi guardián se llama meteoro venimos desde el


espacio por el dinosaurio, él es de nuestro mundo, Lila le preguntó -‐¿qué es ese mundo? Kamthor, -‐contestó el hada-‐, el huevo cayó a esta tierra por que la nave en la que iba se descompuso en el espacio y cayó en el bosque… Aldo, que estaba muy cerca, al escuchar el ruido de la estrella caer se acercó y vio a Lila platicando con el hada… Se escondió tras unos


árboles y escuchó todo. Tomó su cámara y sacó fotos… Lila y la hada se dieron cuenta que alguien estaba cerca al oír el sonido de la cámara, y se espantaron… Meteoro, el león rugió y brincó hacía los arbustos donde Aldo se escondía… El policía corría, mientras marcaba con su teléfono al ejercito…


La hada estaba muy espantada y tenía miedo de que la descubrieran en la tierra… Mientras, meteoro seguía corriendo tras Aldo, quien logró llegar a su camioneta y escapar. Pero, el león alcanzó a subirse al techo de la camioneta… Para entonces, dos helicópteros del ejercito habían llegado ya, por el llamado de Aldo; y, desde el aire vieron algo extraño, que no podían creer… Los helicópteros dispararon e hirieron a


meteoro en su pata trasera derecha… El león blanco, herido, voló a buscar al hada, y -‐al encontrarla-‐ ella lo curó con magia. Ambos, luego, se fueron volando junto con Lila a esconderse al techo de su casa…


4 El ejército buscaba al león blanco por todas partes. Tarde o temprano llegarían a casa de Lila, quien estaba muy preocupada por que pudieran llevarse al hada, al león y hasta el dinosaurio. El hada tuvo una idea; llamó al león y le dijo: -‐busca a Aldo desde el cielo y avísanos cuando estén cerca-‐.


El león obedeció, y al ver a Aldo dirigiendo al ejercito a casa de Lila; les avisó que se aproximaba, y que llevaba con él la cámara de fotos colgando del cuello, que antes no le pudo quitar… había que robársela para desaparecer las pruebas… …Aldo y llegó a casa de Lila. La abuela abrió la puerta… -‐ Buscamos a su nieta, -‐dijo Aldo-‐, -‐Ella no está aquí. -‐ Contestó la Abuela_


La abuela vio muy alterado al policía y le dijo: -‐ tranquilícese, pase y tome un café.. Aldo decía que tenía fotos del hada y de un león blanco… La abuela, no entendía nada, pero sí sabía del dinosaurio, por lo que se le ocurrió ponerle una pastilla para dormir en el café… Cuando Aldo cayó dormido, ella le quitó la cámara … Luego se la regresó…


Aldo al despertar, fue a llamar al comandante del ejército quien le pidió las pruebas… Él buscó su cámara para probar todo, y ¡oh nooo, no estaban! …A Aldo, por tanto, no le creyeron y lo corrieron, por mentiroso… El hada se despidió de Lilia y le dio un anillo mágico para ir a su planeta, el León Blanco y el dinosaurio se fueron con el hada.


FIN

Lila y el Huevo de dinosaurio  

una aventura magico. Escrito por Michelle Arredondo.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you