Internet en el aprendizaje universitario

Page 1

INTERNET EN EL APRENDIZAJE UNIVERSITARIO

GILBERTO OLVERA SALINAS


1

Este trabajo es el resultado del trabajo de tesis para obtener el grado de Maestría en Enseñanza Universitaria del autor. En su contenido se explican los diferentes usos que los estudiantes de nivel superior, le dan a las plataformas y aplicaciones de internet para aprender en el aula.

Universidad de León Coordinación de Posgrados Maestría en Enseñanza Universitaria Autor: Gilberto Olvera Salinas Título original: Usos de internet en el aprendizaje universitario León, Guanajuato, México Año: 2011


2

ÍNDICE

Pág. INTRODUCCIÓN ............................................................................................... 6 CAPITULO 1. “El aprendizaje universitario; generalidades y principios”. ………… ............................................................. 12 1.1. El aprendizaje como concepto. ………… .............................................. 13 1.2. El aprendizaje en el aula universitaria. ………… ................................... 16 1.3. La enseñanza en el contexto sociohistórico: usos y costumbres en los siglos 13 al 20: apelar al memorismo. ……………..22 1.3.1. La escuela en la Edad Media: ideología clerical. ………… ............ 23 1.3.2. Contribución de la imprenta a la enseñanza. ………… .................. 26 1.3.3. La educación en la revolución industrial: enseñar para la producción mecanicista. …………..................................... 29 1.4. El aprendizaje contemporáneo: transferencias en la educación ante la irrupción de las TIC´s. ………… ............................................... 32 1.5. Modelos educativos contemporáneos: aspectos críticos. ………… ...... 35 1.6. El papel del docente en el aula; cuando el método de enseñanza es el tradicional. ………… .............................................. 42 1.7. Retos de la educación contemporánea: hacia un enfoque de enseñanza compartida. ………… ................................. 46


3

CAPITULO 2. “Internet en el contexto de lo social: cotidianeidad y posmodernidad”. ............................................. 51 2.1. Ser social, ser contemporáneo: el dilema de su complejidad incomprendida. ………….................................................. 54 2.2. La sociedad contemporánea: una mirada a la lógica de las costumbres. ………… ............................................... 55 2.2.1. La familia como entidad intermediadora entre la masa y el individuo. ………… ..................................................... 58 2.2.2. El individuo como la unidad de engranaje social. ………… ........... 61 2.3. Individuo e Internet: entender la contemporaneidad desde lo social. …………....................................................................... 65 2.4. ¿Qué es Internet?. ………… ................................................................. 70 2.5. Las aplicaciones de Internet. ………….................................................. 73 2.5.1. Páginas web. …………................................................................... 74 2.5.2. Mensajeros instantáneos. ………… ............................................... 76 2.5.3. Redes sociales. ………… ............................................................... 78 2.5.4. Buscadores o motores de búsqueda. ………… ............................. 79 2.5.5. Correo electrónico. ………… .......................................................... 81 2.5.6. Weblogs. ………… ......................................................................... 84 2.5.7. Foros online. ………… ................................................................... 86 2.6. Usuarios de Internet. ………… .............................................................. 89 2.7. Alcances sociales de Internet. …………................................................ 91 CAPITULO 3. “El estudiante universitario y su vínculo con la virtualidad”........ 95 3.1. Educación interactiva: retos y ventajas………… ................................... 99 3.2. El papel del profesor en el espectro de las TIC´s…………… .............. 101 3.3. Aprender en línea. ………… ................................................................ 107 3.4. Limitaciones en el aprendizaje virtual. ………….................................. 110


4

3.5. Vicios y hábitos en la búsqueda y presentación de información………114 3.6.

Modelos

de

aprendizaje:

tendencias

en

el

futuro

inmediato...………… .............................................................................. 117 CAPITULO 4. “Fundamentos epistemológicos y teóricos propuestos para este estudio”. .............................................. 122 4.1. Postura epistemológica………............................................................. 123 4.2. Perspectiva teórica como objeto de estudio…………… ...................... 127 4.3. Teoría de la Naturaleza de la Cognición y el Significado. ………… .... 128 4.4. Razones a favor y en contra de su validez, en el contexto de las teorías sociales del aprendizaje. …………................................ 130 4.5. Otras teorías según el enfoque de estudio. ………… ......................... 132 4.6. Pertinencia del estudio propuesto según el enfoque que se plantea……… .......................................................................... 135 CAPITULO 5. “Usos de Internet en el aprendizaje universitario; un enfoque cuantitativo”. ....................................................... 139 5.1. Aplicación del estudio……… ............................................................... 143 5.1.1. Diseño del cuestionario. ………… ................................................ 143 5.1.2. Los reactivos del cuestionario. ………… ...................................... 144 5.2. El diseño del muestreo y aplicación de encuesta…………… .............. 146 5.3. Características sociodemográficas de la población a estudiar. ………… ............................................................................ 148 5.4. Tabulación e interpretación de resultados. ………… .......................... 149 5.5. Los hallazgos. ………… ...................................................................... 150 CAPITULO 6. “Internet como herramienta de asimilación cognoscitiva: un enfoque cualitativo”. ........................................................... 175 6.1. Limitaciones metodológicas inherentes a los resultados


5

arrojados por la técnica cualitativa a elegir……… ............................... 177

6.2. Diseño y aplicación de la técnica denominada grupos de discusión…………… ........................................................... 178 6.3. Diseño metodológico. ………… ........................................................... 179 6.4. Modalidad panel de opinión. ………… ................................................ 180 6.5. Compilación e interpretación de resultados. ………… ........................ 182 6.6. Análisis de causa y exposición de resultados. ………… ..................... 190 CONCLUSIONES. ………… ........................................................................... 196 BIBLIOGRAFÍA. ………… .............................................................................. 200 ANEXOS. ………… ........................................................................................ 208


6

INTRODUCCIÓN

Desde que el fenómeno de Internet se inmiscuyó en la vida de los seres humanos, se han observado interesantes cambios sociales en las formas en que se administran los tiempos, los procesos administrativos, se han observado transformaciones importantes en la manera en que interactúan los grupos sociales en su tiempo libre, algunos delitos han surgido del uso de esta herramienta de relaciones y también han ocurrido nuevos e interesantes modos de adquirir conocimiento escolarizado. En algunos aspectos las Tecnologías de Información y Comunicación –TIC´s- como se le denomina a las plataformas y al entorno de Internet, ha modificado las forma en que se concibe la política, la religión, la enseñanza y todos aquellos grandes temas de fondo que ocupan a los diferentes sectores de la población en cada país en que se ha arraigado la cultura de web.

Este trabajo de investigación constituye el proyecto de tesis realizado para obtener el grado de Maestro en Enseñanza Universitaria por la Universidad de León y cuyos resultados forman parte del documento que servirá, a su vez, para la doble titulación con el programa de intercambio que se tiene con la Universidad de París 12.


7

El tema delimitado que se denominó durante la fase de protocolo, fue el de “Internet como herramienta de apoyo en el aprendizaje universitario fuera y dentro del aula, a partir del análisis de eficacia de asimilación cognoscitiva en estudiantes de nivel universitario”.

El propósito de la investigación es explicar, desde el contexto social y educativo, de qué manera los estudiantes de universidad utilizan las TIC´s, qué usos le dan a sus herramientas, así como las situaciones que desfavorecen el aprendizaje significativo y aquellas que lo favorecen.

La pregunta de investigación estuvo orientada a conocer ¿Cuáles son los factores que favorecen y aquellos que son desfavorables a la asimilación cognoscitiva de estudiantes universitarios, que utilizan Internet de manera frecuente como herramienta de aprendizaje universitario?

Los supuestos que guiaron el propósito de este estudio se sintetiza en dos categorías eje; la primera de ellas da cuenta de los factores que favorecen la asimilación cognoscitiva, mientras que en la segunda se exponen las causas no favorables a la asimilación cognoscitiva. Ambas premisas se plantearon de la siguiente manera:

1.- Los factores que favorecen a la asimilación cognoscitiva por el uso frecuente de Internet como herramienta de aprendizaje universitario consisten en; a).- los elementos de multimedia como video, audio, animaciones e imágenes disponibles para comprender los contenidos informativos, b).- el acceso a información actualizada y abordada desde enfoques y contextos teóricos, multiculturales y visiones diferentes c).- las posibilidades de interacción por medio del chat, foros, blogs, correos electrónicos y redes


8

sociales que facilitan la retroalimentación entre cibernautas de distintos entornos geográficos e ideológicos.

2.- Los factores que desfavorecen a la asimilación cognoscitiva por el uso frecuente de Internet como herramienta de aprendizaje fuera del aula consisten en;

a).-

Excesiva

saturación

de

información

proveniente

del acceso

indiscriminado a sitios web b).- abundancia de sitios web distintos a propósitos educativos que suelen distraer la atención del usuario c).- Acceso a trabajos escolares y académicos ya elaborados por otros cibernautas para ser presentados por los alumnos como propios, en tareas solicitadas por docentes

El enfoque epistemológico está respaldado por la postura hermenéutica, dado que como investigación que revisa y analiza las pautas de conducta e interacción en el entorno de aprendizaje de los individuos, a partir del uso, costumbres y apropiación de las herramientas de Internet, se apelará a las herramientas de investigación social cualitativas; pues difícilmente se puede concebir un diseño experimental o de campo que lleven a conclusiones universales y aplicables en todos los casos y variables en las formas de interacción de la conducta humana, como condición necesaria para abordar el tema desde una postura epistemológica positivista, por ejemplo.

Para la obtención de resultados que permitieran validar los supuestos, se recurrió a la aplicación de dos técnicas cualicuantitativas –los grupos de enfoque y la encuesta-, además de su interpretación, cuyos hallazgos han sido interesantes desde el punto de vista de las conductas psicosociales enfocadas al aprendizaje y las nuevas tecnologías que acompañan al fenómeno objeto de estudio.


9

Los fundamentos teóricos del proyecto, están apoyados en la teoría de ‘la naturaleza situada de la cognición y el significado’, de Anderson Garrison y W. Archer, que proponen que los sujetos pueden aprender en un entorno basado en redes sociales, teniendo como herramienta la Internet y como fuente de consulta y datos a las comunidades virtuales diseminadas por la red. También se apoyó en la teoría del Aprendizaje Significativo de David Ausubel. La parte discursiva del proyecto, está apoyada por conceptos, análisis, reflexiones y afirmaciones de autores que dominan las disciplinas sociológicas, didácticas, tecnológicas y psicológicas. La tesis que se presenta en este documento, se estructuró en dos partes; la primera de ellas, está integrada por un constructo teórico-conceptual y analítico, en donde se asumieron posturas didácticas, sociológicas y de metodologías de aprendizaje, en diversas perspectivas y contextos que rodean al fenómeno de las TIC´s.

La segunda parte de esta tesis, comprende la aplicación de las técnicas de encuesta y grupos de discusión como herramientas metodológicas que aportaron elementos de explicación respecto a los usos y apropiaciones que los jóvenes aplican a Internet para favorecer el aprendizaje y sus entornos de interacción social.

En el capítulo 1 se profundiza sobre el estudio de la educación en México. En este capítulo se analizan los factores sociales, culturales e históricos que han modelado el sistema educativo en México en lo particular y en algunas de las culturas más representativas en lo general.

Durante el capítulo 2, se hace una revisión exhaustiva sobre las culturas contemporáneas, el tipo de conducta social que prevalece en el entorno geográfico del municipio de León, lugar donde se desarrolla el estudio; además


10

se analizan los usos que generalmente se le da a Internet, a partir de las transformaciones ocurridas en las relaciones sociales a causa del fenómeno tecnológico.

En el capítulo 3 se conceptualizan las aplicaciones tecnológicas que integran la red virtual; además, se estudia la relación de las tecnologías de información y comunicación en el aprendizaje.

En este mismo capítulo se realizó un interesante recorrido teórico por los diferentes motivos que tienen los jóvenes para sumergirse por la cultura de la información virtual y se revisan los procesos de aprendizaje mediado por los contenidos de Internet y sus respectivas herramientas de interacción.

En el capítulo 4 se exponen los fundamentos epistemológicos, ontológicos y axiológicos que justifican la validez del estudio y que posibilitan entender la perspectiva del trabajo de tesis, desde la cual se plantean las posturas críticas, metodológicas y conceptuales del objeto de estudio que se aborda; en este mismo apartado se plantean las teorías que dan sustento al trabajo de investigación y a los planteamientos críticos que se analizan a lo largo del desarrollo del corpus teórico y cuali-cuantitativo, que conforman este documento. En el capítulo 5 se plantea la técnica cuantitativa denominada encuesta, como instrumento de recolección, así como su tabulación e interpretación de datos, contenido necesario para poder comprender el fenómeno que prevalece en torno a los usos de Internet en el aprendizaje universitario.

En el capítulo 6 se explican el método y técnica empleadas para comprender, desde la perspectiva cualitativa, apoyada por sesiones de grupos de discusión, de qué manera ha favorecido y de qué forma ha desfavorecido el


11

uso generalizado de Internet, respecto al aprendizaje de las áreas de estudio de la licenciatura.

Finalmente se comenta que una de las limitantes para el desarrollo pleno de este trabajo, fue la imposibilidad técnica de cubrir a toda la población universitaria del municipio de León, debido a dos factores esenciales en el primer caso porque el número de instituciones de educación superior es muy amplio -18 según la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior1, ANUIES, y en segundo término, se tuvo limitaciones de recursos humanos para elaborar un estudio de tal forma que se tuviera acceso a toda la población, por ello es que solamente se tomó una muestra basada en dos universidades locales para ambas técnicas, la de encuesta y de grupos de discusión, aunque no por ello demeritó la calidad del levantamiento de información, tabulación e interpretación de resultados.

1

Cfr. Capítulo 5.


12

CAPÍTULO 1

EL APRENDIZAJE UNIVERSITARIO; GENERALIDADES Y PRINCIPIOS “Aprender es importante; aprender a aprender lo es aún más. Pero saber para qué se aprende, eso sí que es esencial”. Reynaldo Suárez Díaz La Educación

Más allá de un simple concepto, aprender es un estado permanente de apropiación de nociones de realidad que el sujeto es capaz de asimilar para facilitarle las tareas cotidianas físicas e intelectuales, la forma en que asimila ese aprendizaje, queda condicionada de acuerdo con sus valores, cultura, intereses, normas de interacción social, educación, personalidad, etc. De cualquier forma, el aprendizaje siempre va a estar presente en el proceso natural de acumulación de experiencias del ser humano.

En el transcurso de este capítulo se analizarán los aspectos sociales en el sentido pleno de la expresión, que involucran el aprendizaje en el individuo y los usos que le concede a lo aprendido, casi siempre en su beneficio.

El punto de partida de este trabajo, será definir y asignarle una categoría de estudio orientada a la comprensión del aprendizaje como fenómeno, con la intención de situar en un contexto específico su terminología, a fin de entender


13

bajo qué circunstancias se convierte en una herramienta que puede facilitar el acceso a los espacios de la interacción social, elemento necesario, desde mi perspectiva, para la sobrevivencia humana.

1.1. EL APRENDIZAJE COMO CONCEPTO La clase de civilización que ha emergido en torno al ser humano, deviene precisamente del aprendizaje que éste ha adquirido a lo largo de su evolución y paso por este mundo; de eso no hay duda, casi todos los fenómenos percibidos por los sentidos en el hombre primitivo, debían tener una explicación, quizá elemental, pero debía haber una comprensión de lo que ocurría a su alrededor, en parte como mecanismo de supervivencia para hacer frente a lo que pudiera ocurrir a causa de ese fenómeno que observaba y en parte para satisfacer su curiosidad.

Aprender es el primero de los objetivos de su esencia como ser, de eso no queda duda, el aprendizaje es el que ha llevado al sujeto a conocer de si mismo, a interpretar lo que le rodea y a aprender de ello, y así de manera cíclica y permanente; es precisamente esa cualidad que lo hace diferente de las demás especies.

Pero así como el aprendizaje asumido por el hombre, sobre todo lo que le rodea, tiene su origen en sus experiencias y en general de lo que observa cotidianamente, el ser humano ha aprendido a aprender de lo que está fuera del alcance de sus experiencias y sus observaciones.

Así pues el hombre ha hecho del aprendizaje el resultado de la recepción de nociones y conocimientos organizados, sistemáticos, y direccionado hacia sus intereses particulares, de esta afirmación parte del tipo de aprendizaje formal.


14

Según Tedesco (2003), el aprendizaje está determinado por la forma en que el aprendiz “encuentra, retiene, comprende y opera sobre el saber, en el proceso de resolución de un determinado problema” (p. 107).

Y aunque el autor contextualiza su concepto en torno a la acción del aprendizaje, y el papel y roles que juegan el novicio y experto, o aprendiz y maestro, la noción propuesta para definir el aprendizaje, explica de manera concreta sus funciones y el tipo de situaciones que lo involucran. Pues Tedesco hace alusión a la resolución de problemas a partir de un complejo proceso de retención, comprensión y asimilación del conocimiento.

Para Edgar Faure (1973), el aprendizaje es un proceso cultural que busca la eclosión y el desarrollo de todas las virtualidades del ser y su sociedad. La entiende, no como una formación inicial, sino como una actividad continua.

Por su parte, Gagné sintetiza la noción de aprendizaje en cinco aspectos centrales: en la información que posee el individuo, en las destrezas intelectuales en que se apoya para aprender, en las estrategias cognoscitivas que emplea para acceder al acto de aprendizaje, en las actitudes, disposición y modo de ser ante la información que recaba; y finalmente en las destrezas motoras, concebidas como las actividades inteligentes del procedimiento (En Suárez, 1985, p. 69).

Así, el individuo que aprende se entreteje de manera irremediable en ese complejo fenómeno llamado educación. Dicho de otra manera, educación es consecuencia del aprendizaje. Son dos términos con significados diferentes pero estrechamente vinculados.


15

Y aunque la educación y el aprendizaje estén apoyados por un punto de intersección basado en el conocimiento y experiencias asimiladas por el individuo, según se observa, la educación es aun mucho más compleja y profunda en el sentido estricto de su función.

Es importante hacer énfasis en la diferencia entre ambos conceptos, puesto que a lo largo de este estudio se buscará conocer y por consecuencia, explicar la forma en que las herramientas de Internet han transformado las formas y trasfondos en que un estudiante de universidad aprende, la resultante de ello, la educación, como enfoque de estudio será analizada de manera recurrente por su naturaleza asociativa con el aprendizaje y el conocimiento.

Una de las razones de no profundizar en el análisis del tema educación como objeto central y con el mismo énfasis que el tema aprendizaje, se debe a su complejidad misma, pues según Brünner (2003), la educación va más allá de la simple transmisión de conocimientos. Él afirma que:

Envuelve valores, forja el carácter, entrega orientaciones, crea un horizonte de sentidos compartidos; en suma, introduce a las personas en un orden moral. Por lo tanto, debe hacerse cargo también de las transformaciones que experimenta el contexto cultural inmediato en que se desenvuelven las tareas formativas, es decir, del contexto de sentidos y significados que permite a los sistemas educacionales funcionar como un medio de transmisión e integración culturales (p. 101).

La educación casi siempre viene acompañada de su causa, el proceso de enseñanza y aprendizaje. Ello suele llevar en muchas ocasiones a


16

confundir los tres conceptos en uno sólo, y paradójicamente, la asociación de esta tricotomía obliga, por consecuencia a abordar el tema-concepto educación, en varios tópicos de este capítulo y de los subsecuentes del presente estudio.

En base a los argumentos anteriores, y a que existen diferencias muy marcadas entre aprendizaje, enseñanza y educación aunque con vínculo de relación como fenómeno de estudio, el concepto de aprendizaje elegido para abordar todas las aristas de análisis, crítica y reflexiones que habrán de darle fundamento a la presente investigación, será el que comparte Reynaldo Suárez Díaz (1985), aunque las nociones de los demás autores no pueden ser ignoradas por la importancia de sus planteamientos; es por ello que en algunos aspectos del contenido de la tesis que se desarrolla, los otros conceptos de aprendizaje vertidos en este bloque, deberán tomarse como base para contextualizar y desentrañar algunos contenidos críticos del presente y subsecuentes capítulos.

1.2. EL APRENDIZAJE EN EL AULA UNIVERSITARIA Aunque prácticamente todos los espacios de interacción social en los que tiene presencia el individuo son propicios para aprender a partir de sus experiencias cotidianas, dirigidas o informales, el aula o salón de clases es el equivalente al templo donde se rinde culto a lo divino.

De igual manera, en el aula también se rinde culto, aunque en este caso es al conocimiento. Ahí el estudiante concurre con otros semejantes para ser partícipe de las teorías, discusiones, críticas, estudios de caso, ejercicios de diversa naturaleza, abstracciones y de fenómenos de estudio conceptuales, como condición previa para llegar al aprendizaje, que habrá de abonar en beneficio de su formación escolar.


17

En el nivel universitario la formación está condicionada al interés del individuo y sus expectativas de desarrollo profesional y personal en el largo plazo; en este aspecto son muy pocos los estudiantes de nivel universitario que asisten a la escuela por exigencia de sus padres, en la mayoría de los casos los jóvenes que estudian en la universidad lo hacen movidos por sus intereses personales, para ellos son promesas de una mejor calidad de vida, mas no garantía de éxito, y aunque saben de la incertidumbre de su futuro, les incentiva saber que asistir a la universidad les abre la posibilidad de mejorar sus condiciones de vida en el mediano o largo plazo, que el no hacerlo. Duart y Sangrá (2005), señalan la existencia de “una necesidad consciente de formación por parte del estudiante. Necesidad consciente porque quien manifiesta el deseo de aprender sabe la utilidad posterior que pueden tener sus aprendizajes” (p. 89).

La necesidad natural de desvanecer en lo más posible la incertidumbre de su futuro, es uno de los motivantes más importante en el joven que espera en el aula y en el aprendizaje obtener los elementos que lo hagan competitivo en una sociedad cada vez más voraz. Es decir, “dedicará su tiempo a la obtención de un elemento que necesita, hecho sin duda motivador” (Duart y Sangrá, 2005, p. 89), en este caso, la educación formal universitaria.

Si bien es cierto que hay una sociedad voraz, que busca a como dé lugar ganar los mejores lugares en todas las actividades humanas a su alcance a costa de oprimir al individuo en desventaja, también es cierto que el aprendizaje y la puesta en práctica de lo aprendido en las actividades en que el individuo tenga que interactuar, es un fuerte aliado para incrementar


18

las posibilidades de ocupar uno de esos espacios privilegiados, obviamente, con estricto apego a la ética profesional.

En ese sentido, ser competitivo ¿es el resultado de haberlo sido en la universidad?, y si es así, ¿qué se requiere entonces para ser un estudiante destacado en el aula?, ¿cumplir cabalmente con todos los trabajos que requiere el profesor?, ¿ser un alumno de conducta ejemplar? O basta con obtener altos promedios en sus calificaciones, donde el fin justifique los medios, incluso copiando en el examen.

Desde una perspectiva personal, ser un alumno destacado, con promedios satisfactorios para los estándares de la institución, donde estudiar y cumplir en tiempo y forma con las encomiendas del profesor no es un fin, sino el resultado de un proceso maduro de actitud hacia el aprendizaje y el uso correcto de sus inteligencias orientadas a un objetivo, conlleva al pleno aprovechamiento de su formación educativa.

Los seres humanos, por su condición de seres pensantes e inteligentes, poseen la capacidad mental para resolver problemas comunes y sistematizados y la habilidad de allegarse medios y modos de solucionar esos problemas.

Brünner (2003) hace un oportuno énfasis a lo que se debe entender por inteligencia, además se agregaría, de su uso y eficacia:

La inteligencia no está exclusivamente en la cabeza de las personas, por así decir, sino que es distribuida; esto es, opera apoyándose en todo tipo de objetos externos a ella, pero que forman parte del ‘armamento intelectual’ del individuo. Además, se supone que el


19

alumno, al igual que el adulto, es capaz de reflexionar; es decir, de pensar sobre sus procesos de pensamiento (p. 125).

Esta cualidad es quizá la más relevante en el ser humano y que probablemente ha sido una de las más subestimadas, pues muchísimas personas en el mundo no están seguras de su nivel de comprensión cognoscitiva y habilidad para utilizar las herramientas que le proporciona el intelecto para el aprendizaje, en parte debido a que no se han dado la oportunidad de conocer sus potenciales y en parte debido a que su actitud hacia el aprendizaje no es el óptimo para abrirse a las experiencias de la enseñanza.

Aprender es uno de los procesos más nobles que las personas podemos incorporar en nuestra vida cotidiana, como condición indispensable para integrar una mejor sociedad.

Pero ¿qué es aprender, cuál es ese conjunto de procesos que los seres humanos adolecemos tanto para formar una sociedad más comprometida con su entorno y con si misma? Tedesco (2003) compara el aprendizaje con la formación y capacitación que obtiene una persona que se dedica a determinada actividad laboral u oficiosa; él dice que esa formación está mediada por la relación que se da en la resolución de problemas entre el experto y el novicio, de igual manera, en el aprendizaje en el aula, existe una relación basada en la resolución de problemas y exposición mutua de casos, conceptos y teorías, entre un novicio y un experto. El aprendizaje en el aula implica, no solamente, que exista una relación de ‘alumno escucha’ y ‘profesor hablante’ cuyos conocimientos son trasvasados por medio por la exposición oral, de hecho, bajo mi perspectiva,


20

este método de enseñanza-aprendizaje, ha quedado muy lejos del auténtico modelo de transmitir-aprehender los conocimientos en la escuela.

La educación del presente y del futuro, requiere, sin duda de la integración de todos los elementos de que se vale el individuo en su interacción cotidiana con el entorno, obviamente, con objetivos orientados a la enseñanza.

Marlen Quesada Ugalde (2003), en un ensayo publicado en el libro Lecciones de Paulo Freire (Gadotti, 2003), sobre los grandes retos para la educación, hace énfasis en la importancia de promover en el aula, un modelo de educación más incluyente, con visión global y que este tipo de sistema de educar, se aplique desde las mismas políticas educativas que articula e implementa el Estado. Al respecto señala lo siguiente:

Es innegable que la interrelación entre el acelerado desarrollo científico, las tecnologías y su aplicación a la productividad constituyen factores que establecen demandas sobre los procesos educativos. Uno de los grandes retos de la educación, en este sentido, será, ante concepciones de competitividad y eficacia del Estado tan reduccionista, cómo lograr mayores niveles de equidad en la educación, dentro de un proceso de globalización económica desigual, excluyente y además segmentado (p. 54). Advierte sobre la disparidad entre la ‘desactualización’ de los contenidos académicos (que por la naturaleza misma de la enseñanza, el profesor y los programas académicos, no siempre poseen los conocimientos y temas más actualizados) y lo vertiginoso de los cambios en la tecnología y


21

el desarrollo científico, elementos de aportación al conocimiento de las cosas en las distintas disciplinas educativas.

La educación y por ende, el aprendizaje y formación que adquiere el individuo, son, en conclusión, necesarias para la formación de una sociedad mejor desarrollada, y ello amerita trabajar arduamente y de manera conjunta, todos los actores que la promueven y los que la proveemos, para que ésta esté a la altura de los cambios que demanda la sociedad y de la modernidad tan inestable y vertiginosa en sus modos y formas.

El papel de la familia, sin duda es el más importante, tendrá que ser la de formar a los jóvenes con valores de autodesarrollo, de expectativas positivas en su beneficio y finalmente, el papel del estudiante tendrá que ser el de verdadero compromiso para con el aprendizaje, que a fin de cuentas se revierte en su beneficio y por consecuencia en el de sus semejantes.

El entorno educación, visto como la manera en que se forma el individuo a lo largo de su vida, se imparte y aplica en las experiencias de todos los individuos en mayor o menor medida, desde los principios de la historia misma, por ello, para tener una noción más amplia de los orígenes de la enseñanza y por ende de la educación como la concebimos hoy, se considera importante abordar los momentos de coyuntura histórica y evolutiva de los procesos que sufrió la enseñanza a lo largo del tiempo, así como la forma y contenidos que eran impartidos por los docentes en el pasado.


22

1.3. LA ENSEÑANZA EN EL CONTEXTO SOCIOHISTÓRICO: USOS Y COSTUMBRES EN LOS SIGLOS 13 AL 20: APELAR AL MEMORISMO El objetivo de los temas subsecuentes consiste en tener un punto de referencia sociohistórico que posibilite llegar a la comprensión de los modos en que el aprendizaje es asimilado en la época actual. Comprender un poco sobre los orígenes y el proceso evolutivo de la impartición de la enseñanza y conocer qué era lo que aprendieron nuestros antepasados, nos posibilita entender los acontecimientos de coyuntura relacionados con la enseñanzaaprendizaje, que de alguna u otra forma nos dejó a manera de herencia, los actuales modelos y formas de enseñar y aprender.

La historia de la educación escolarizada es tan antigua como las primeras civilizaciones, pero pretender abarcar un periodo tan amplio sería desviar el curso y enfoque del trabajo de objeto de estudio; por esa razón se toma como punto de partida para el análisis histórico, la edad media, a partir de su último periodo y de ahí en adelante hacia las épocas de coyuntura social, que de alguna forma modificaron los procesos, prácticas y formas de enseñanza.

No será punto central de este tema, la enseñanza universitaria, toda vez que este nivel educativo comenzó a adoptar un modelo más estructurado como enfoque a la especialización después de la Revolución Industrial, aunque paradójicamente la universidad como tal, es tan antigua como las sociedades premodernas. Por último, también se señala que los datos y referencias

históricas

se

basan

mayormente

en

los

pueblos

más

representativos de Europa, dado que tradicionalmente se le asocia con el mundo occidental a esta región del planeta; no es fortuito que en este continente se localice Grecia, conocida como la cuna de las culturas de Occidente. También es importante mencionar que de manera transitoria, se


23

abordarán referencias sociohistóricas particularmente enfocadas a México y otras naciones del continente americano, principalmente Estados Unidos. 1.3.1. LA ESCUELA EN LA EDAD MEDIA: IDEOLOGÍA CLERICAL La educación es quizá la causa de transformación social más importante de la humanidad, pues gracias a este proceso masivo de aprendizaje se ha llegado hasta los límites de la trascendencia del ser. Gracias a la educación quedaron atrás las sociedades medievales, donde los fenómenos naturales y sociales encontraban su explicación en cuestiones divinas. Donde surgió la semilla de las revoluciones de naciones sometidas a los caprichos de monarquías, imperios y gobiernos despóticos. También gracias a la educación y a lo que hemos aprendido de ella se han controlado epidemias, hambrunas y se ha logrado avances significativos en las ciencias y en la tecnología.

Aunque estos y muchos más han sido los grandes logros que han derivado de lo que aprendemos por medio de procesos de enseñanza muy variados en sus formas, ideologías y contenidos, la educación como hoy la concebimos dista mucho de parecerse a lo que se enseñaba en las escuelas a las que asistían nuestros antepasados de hace mil años.

Aunque históricamente la enseñanza tiene sus orígenes desde la época de las primeras civilizaciones, para efecto de este trabajo se partirá de la Edad Media hacia nuestros días, dado que el modelo de educación que se impartía en Europa medieval, fue ampliamente suministrado al resto de las civilizaciones que fueron colonizadas después del siglo XV en América, gracias a la labor de enseñanza encomendada por los monarcas y la Santa Sede a religiosos jesuitas, franciscanos, dominicos, etc.


24

Según Brünner (2003), en la Edad Media funcionaba la escuela parroquial, sobre la que están fincados los principios de la escuela moderna, su ámbito de la enseñanza estaba constituido alrededor de la enseñanza clerical. El método de enseñanza estaba determinado por un profundo sentido ritualista, y mediado por los fenómenos atribuidos a lo divino:

[...] actualmente se conservan pocos testimonios de aquellas escuelas medievales, anteriores al siglo XV. Los historiadores nos informan que eran instituciones privadas, dependientes de la iglesia y dispersas territorialmente. No existía propiamente un sistema escolar planificado, coordinado y unificado, más bien, aunque había pocas escuelas, su diversidad era grande, pues debían atender a una variedad de grupos (nobles, urbanos y campesinos) y también la distinción de sexos era importante. Su objetivo era preparar buenos cristianos y preparar personal para las tareas eclesiásticas. La educación práctica, estaba en manos de familias, los gremios y la comunidad (p. 27).

También en la Edad Media, más o menos en el siglo XIII, se recurría al método de la repetición, que por la inexistencia de grupos numerosos debido a lo limitado que era el acceso a la enseñanza, había mejor control de las nociones sobre las cosas. Brünner (2003) reseña que no había un modelo establecido y claro de segmentación por niveles de aprendizaje, en general se agrupaban a los estudiantes de todas las edades en un espacio único dentro del claustro o a las puertas de la iglesia de la comunidad. El mismo autor relata que el conocimiento ahí impartido era elemental, aunque eso sí, con una fuerte carga de enseñanza religiosa y sobre los preceptos que mandaba observar la iglesia católica; por lo


25

general la enseñanza en las personas cubría un ciclo que iniciaba a los nueve años de edad del aprendiz y concluía alrededor de los quince.

Algunos testimonios de grandes personajes de la época de referencia, han dejado nociones muy valiosas sobre lo que se enseñaba en la escuela de la época Medieval, en este aspecto, Brünner rescata los testimonios de un personaje notable del siglo XIII, Ramón Llud, quien en sus memorias dejó lo que ahora conocemos como un plan de estudios idóneo para impartir la enseñanza escolarizada. …el niño debería de entrar a la escuela, donde aprendería, primero, la lengua materna, en seguida, los contenidos básicos en la fe y en orden subsecuente los Diez Mandamientos, el significado de los sacramentos, el esquema de los siete pecados y las siete virtudes. En la segunda etapa estudiaba gramática latina, dialéctica y retórica, y luego filosofía natural y medicina en el grado requerido para cuidar de su salud (En Brünner, 2003, p. 29).

De acuerdo con Henry Jules (1971), con los años vino la transferencia de la escuela clerical (es un decir porque la enseñanza bajo la sombra de la iglesia católica nunca se disolvió por completo), a la educación formal administrada por el Estado, en ese lapso se vinieron incorporando

algunas

otras

herramientas

pedagógicas,

como

la

enseñanza circundada en torno a actividades pedagógicas como la imitación, la ejemplificación, el uso de premios y castigos, las ceremonias rituales, la memorización inducida, la experimentación, los juegos, la observación, la manipulación de objetos físicos, la música, las leyendas, etc. (pp. 80-82).


26

Brünner (2003), relata por su parte, que la escuela fue adaptando esos modelos a sus procesos de enseñanza, hasta que, con el correr de los siglos, se fue adoptando un modelo “más sistematizado, deliberado, especializado y focalizado de enseñanza al servicio de un público no exclusivamente aristocrático” (p. 24).

Walter J. Ong (1982) explica que hace 300 años, la escuela no había cambiado mucho con respecto a los modelos de enseñanza clerical que se practicaba en la época medieval, según registros históricos, hacia el siglo XVIII “la formación escolar transcurría esencialmente en un medio de cultura oral, donde el conocimiento se limitaba a lo que las personas eran capaces de recordar, de ahí la importancia de la memoria” (p. 15).

1.3.2. CONTRIBUCIÓN DE LA IMPRENTA A LA ENSEÑANZA La imprenta de tipos móviles de Johannes Gutëmberg, sin duda fue el invento más importante del siglo XV, su alcance fue tal que contribuyó y fue el detonante para que Europa y en general el mundo occidental diera el paso decisivo en la transformación de la Edad Media hacia la bella época del Renacimiento. Y si bien, tuvieron que pasar algunos siglos más para que surgiera una evidente revolución ideológica que culminó en su primera etapa con las luchas de los pueblos y las clases trabajadoras, y desprotegidas en contra de sus gobernantes monárquicos y regímenes absolutistas para adoptar modelos de gobierno más equitativos, fue la transmisión del conocimiento y las ideas de una manera relativamente rápida por medio de una abundante reproducción de libros y enciclopedias donde pensadores y críticos plasmaron sus ideas de libertad.

Antes de la imprenta, no tenía caso saber leer y escribir; pues prácticamente habían pocas obras literarias en el mundo. El conocimiento


27

de la lectura y escritura sólo estaba limitada a los nobles, a la realeza europea y a los ministros de la iglesia.

También la enseñanza cambió radicalmente tras la popularización de la imprenta de Gutëmberg y su consecuente reproducción de obras literarias de la época. En su libro ‘Educación e Internet, ¿la próxima revolución?’, Brünner relata que la imprenta propició, no sólo la desecularización de la enseñanza, sino que se transitó hacia una etapa de burocratización de la educación, señala que “El Renacimiento y La Revolución Industrial se alimentaron de este proceso de florecimiento de la educación y a su vez, la educación se comenzó a alimentar del surgimiento de nuevos esquemas de aprendizaje y enseñanza” (2003, p. 29).

En este momento histórico los procesos de enseñanza escolarizada también sufrieron cambios importantes en su organización, el Estado comienza a voltear la mirada a la educación y a hacerse cargo de ella, por su parte, de manera paulatina, pero firme, la iglesia comienza a perder parte del control sobre la administración de la enseñanza.

En los siglos posteriores al XVI, empezaron a surgir instituciones públicas, dedicadas de manera formal y exclusivamente a la enseñanza, y cuyo control y supervisión estaban, al menos en parte, en manos de la naciente burocracia gubernamental.

Bajo las nuevas condiciones del entorno, la transmisión educacional se

ordena

hacia

adentro,

distinguiendo

y

ordenando

secuencialmente sus materias; y hacia fuera, imponiendo una serie


28

de regulaciones del comportamiento, en suma, un código de disciplina escolar. Los maestros se apartan de la tuición eclesial y comienzan a especializarse y a profesionalizarse. Los alumnos son clasificados según edades y la tarea educativa –que ahora se extiende a un periodo bien definido de vida- se instala en edificaciones propias, que marcan físicamente su separación dentro de la comunidad. La empresa educacional no sólo se limita a formar buenos cristianos, se extiende a la formación básica –una alfabetización difusa basada en los idiomas nacionales-, a la moral cristiana, las artes liberales e incluye ciertos contenidos vocacionales (Brünner, 2003, p. 33).

La organización de la educación en ese contexto llevó a establecer una obligatoriedad de asistencia a la escuela al menos dos veces por semana.

Pese a que los cambios en la forma de organizar la enseñanza suena potencialmente evolutiva y premodernista, la realidad era que la cobertura de la educación aun seguía muy limitada, pues la necesidad de que todos los integrantes de las familias campesinas y de obreros tuvieran que trabajar duras y largas jornadas para lograr un nivel elemental de sobrevivencia y las condiciones geográficas de lejanía o difícil acceso a la zona donde se hubiera instalado la escuela, impedían que muchos habitantes accedieran a la enseñanza escolarizada.

En muchos de esos casos, la educación popular quedó en manos de algunas congregaciones religiosas predominantemente católicas, en otros casos, la educación popular también solía quedar en manos del dueño de las tierras y en la mejor de las circunstancias de la autoridad comunitaria,


29

sin cambios significativos en sus formas de concebir su entorno bajo un nuevo esquema de educación formal, hasta cierto punto de igual modo a como ocurría en la Edad Media, en ese contexto, en el siglo XVIII, gran parte de la población aun permanecía en el analfabetismo. “Si creemos a Voltaire, en 1789, sólo el 37% de los franceses sabía firmar, lo cual explica, como él mismo afirmó que, en su época, un libro serio no alcanzara a más de 50 lectores y uno divertido, a unos 500”. (Cipolla, 1983, p. 134).

1.3.3. LA EDUCACIÓN EN LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: ENSEÑAR PARA LA PRODUCCIÓN MECANICISTA Si en el periodo de renovación cultural de Europa renacentista, la enseñanza estaba orientada principalmente al perfeccionamiento y desmitificación de la literatura, las bellas artes, la filosofía y la medicina, además de otras ciencias y tratados humanista también muy importantes, en la era de la Revolución Industrial, la enseñanza escolarizada dio un giro vertiginoso hacia la especialización basada en la tecnificación de procesos industriales de producción; era natural que ello ocurriera, la Revolución Industrial trajo cambios muy radicales en las formas de interacción social, a ella en parte se debe las grandes movilizaciones del campo a la ciudad, la sociedad ahora transitaba hacia formas de vida más complejas en su comprensión social.

Los efectos de la imprenta se hacen sentir ahora con fuerza. La estandarización del proceso educacional se convierte en la base de su progresiva extensión a todos, así como la organización de la producción en las fábricas permite masificar los productos industriales.


30

“Ambos fenómenos se basan en los mismos principios de división mecánica del trabajo, especialización y secuencialización de las tareas, disciplinamiento de la actividad humana y jerarquización de las funciones y posiciones” (Brünner, 2003, p. 34).

Desde ese momento, la enseñanza comienza a adquirir un carácter de procesos educativos más disciplinados y más orientados hacia la capacitación en actividades de producción tecnificada. Para el educador William T. Harris, “[…] el alumno debe de cumplir con sus deberes en el tiempo fijado, debe de levantarse al sonido de la campanilla, moverse en línea, retornar; en suma, realizar todos los movimientos con total precisión” (En Brünner, 2003, p. 37), su noción de enseñanza data precisamente del siglo XIX, justo cuando tiene su mayor auge La Revolución Industrial.

Sobre el transcurrir de las décadas, la enseñanza se mantuvo incólume en su estructura y sistema de administración de los métodos, modelos y contenidos en la mayoría de los países, incluso, ya entrado el siglo XX, el estudiante continuaba preparándose para hacer afrenta a la industrialización.

Por otra parte, en el siglo XX, la cobertura de la enseñanza escolarizada fue ampliándose de manera importante, de ahí que se le acuñó para ese período, el término de educación de masas, este fenómeno tuvo que ver en parte porque el Estado se comenzó a hacer cargo de esta tarea en cada vez más países (Brünner, 2003, p. 40).


31

Brünner sintetiza algunos de los puntos más importantes sobre cómo impartía la enseñanza en el siglo pasado y sus consecuentes resultados. Para tener una idea más clara del tipo de técnicas que aplicaba el Estado en la educación de masas en el siglo XX, a continuación se reproduce textual el siguiente fragmento: 

Primero: se instala un proceso de enseñanza estandarizada en el ámbito de la sala de clases que progresivamente incluiría a toda la población joven.

Segundo: a nivel primaria y secundaria multiplica los establecimientos coordinados y supervisados por una autoridad estatal.

Tercero: organiza los tiempos y las tareas formativas de dichos establecimientos mediante rígida administración.

Cuarto: crea un cuerpo profesional de docentes que pasa a formar parte del cuadro permanente del Estado.

Quinto: otorga a la educación la tarea de calificar y promover a los alumnos mediante un continuo proceso de exámenes.

Sexto: desarrolla una serie de fundamentos filosóficos y científicos –sedimentados en las ciencias de la educaciónque proporcionan las bases conceptuales y metodológicas para esta empresa, la más ambiciosa emprendida por el Estado moderno (p. 41).

Como se puede observar en el listado anterior, la educación del siglo XX ya comienza a adquirir un matiz más estructurado en su organización, y sus objetivos masivos ya van enfocados hacia la profesionalización de sus estudiantes. La educación, provista y organizada por el Estado, cumple ciertas normas y requisitos


32

orientados a la producción a escala, a la resolución de problemas de la sociedad y a la búsqueda de la competitividad en los distintos sectores sociales, culturales y económicos en que mayormente interactúan las personas. Desde mi perspectiva, la enseñanza continúa cargada de una fuerte influencia ideológica, aunque más orientada a la cuestión social y política que a la religión.

Visto como una desventaja, otro supuesto de la escuela del siglo XX, es que los modelos de enseñanza implican un lento, limitado e inestable camino al conocimiento, además de que se asume la idea generalizada de que la escuela es la única institución socialmente aceptada para la adquisición del conocimiento y por último, al término del segundo milenio aún se sigue transmitiendo ese conocimiento por medio de la palabra del profesor y el texto escrito, que el método de evaluación de lo aprendido es por medio de

evaluaciones

escritas

periódicas

a

veces

distantes

del

aprendizaje vivencial y cotidiano (Brünner, 2003, p. 41).

1.4. EL APRENDIZAJE CONTEMPORÁNEO: TRANSFERENCIAS EN LA EDUCACIÓN ANTE LA IRRUPCIÓN DE LAS TIC´S Desde el último cuarto del siglo XX, en que la tecnología de cómputo asomó por primera vez en el aula, se ha observado un cambio evidente en la forma de concebir, impartir y aprehender el conocimiento en el aula.

Este fenómeno también se traslada a todas las rutinas de la vida diaria de las personas en casi todo el planeta (hay excepciones, como aquellas naciones que viven en condiciones de pobreza extrema y aquellos países que por razones de ideología política y religiosa, han evitado abrirse a las


33

posibilidades de las tecnologías de la información), no obstante, para efectos de este trabajo nos enfocaremos a la cuestión educativa.

La incursión de las tecnologías ha llevado también a la sociedad a asumir un rol de interacción cada vez más inestable, vertiginoso y complejo. La

tecnologización

ha

sido

el

factor

principal

de

esta

oleada

transformacionista, el relativo fácil acceso a una computadora ha facilitado estos cambios en los órdenes productivos, de gobierno, consumistas, culturales, etc.

México no ha sido la excepción, y en la escuela en lo particular, ha habido un importante cambio en la forma en que se adquiere e imparte la educación, gracias a la cobertura en tecnología de cómputo y de Internet.

López de la Madrid, Espinoza y Flores, realizaron en 2006 un estudio relacionado con el uso de las tecnologías de información y comunicación TIC`s y la cobertura de este importante recurso, a partir de un estudio de caso enfocado a la Universidad de

Guadalajara, tras el análisis de los

resultados se puede observar la dimensión tan exponencial en el aumento del número de computadoras en una década.

En

1995

la

Universidad

de

Guadalajara

contaba

con

3,894

computadoras, de las cuales 2,523 estaban designadas a docentes e investigadores de los diferentes centros universitarios. Para 2004 se contaba con 24,978 equipos, de los cuales 15,009 eran para uso exclusivo de docentes y 3,115 para investigación. Esto representa un aumento de 641% en 10 años (En López de la Madrid y col, 2006).


34

Este incremento del número de computadoras, registrado en la Universidad de Guadalajara, se replica en similares cantidades, en casi todas las universidades del país, partiendo de que es un importante recurso de apoyo a la educación, ya no hablemos de competitividad por acceso a tecnologías, sino de necesidad imperante de ofrecer a los estudiantes una herramienta indispensable para favorecer a su aprendizaje.

En los primeros años de esta primera década, la enseñanza no sólo implica la incorporación de las tecnologías para la educación, también se observa que las ofertas educativas dejan de ser principalmente orientadas a la producción industrial de masas para, en su lugar, promover la especialización en la administración de la producción y en los sectores de servicios, además de aquellas actividades relacionadas con las tecnologías de la información.

Mariano Palamidessi, en su obra `La escuela en la sociedad de redes´, afirma que los programas y métodos de enseñanza contemporáneas deben coincidir con los continuos cambios que ocurren en nuestras sociedades, ya no digamos ‘para estar al día’, pero sí para hacer afrenta a las necesidades de interacción, y sobre todo, por el fenómeno globalizador que ha perneado en casi todas las estructuras y formas de vida de la sociedad. Señala que “como parte de este cosmos social en mutación, el mundo de la educación es convocado, seducido y presionado a abandonar su ‘autosuficiencia’ y a abrirse a los flujos comunicacionales” (Palamidesi 2006, p. 14).

La educación del siglo XXI, se abre a la posibilidad de proporcionar nuevas formas de producir, intercambiar y utilizar conocimientos y ampliar


35

las oportunidades de formación hacia muy distintos públicos y poblaciones; el docente, a partir de sus métodos de transmitir la enseñanza, tiene un papel fundamental en la actualización de la educación. […] un heterogéneo pero poderoso coro de voces –compuesto por empresas, gobierno, consultoras, organizaciones no gubernamentales, analistas –impulsa a las autoridades e instituciones educativas y a los profesionales de la enseñanza a que abandonen sus pruritos y fobias, ‘abran’ los intercambios y los contenidos educativos a las influencias educadoras de otras agencias sociales y aprovechen –junto con sus estudiantes y colegas- las maravillas de las inagotables redes electrónicas (Palamidessi, 2006, p. 14).

De acuerdo con Juan Carlos Tedesco (2003), las nuevas tecnologías no resuelven por sí sola los problemas en la educación, su incorporación debe formar parte de una política integral, cuyos componentes básicos son la formación de los docentes, la actualización de los contenidos y la creación de redes de cooperación entre los establecimientos escolares (p. 112). 1.5. MODELOS EDUCATIVOS CONTEMPORÁNEOS: ASPECTOS CRÍTICOS En el bloque anterior se analizó, desde la perspectiva de la historia de la educación, los cambios ocurridos en el transcurso de las décadas y de los siglos, y de cómo las pautas de enseñanza también se iban adaptando a las manifestaciones y las necesidades sociales de los pueblos en el pasado.

Si bien, la educación fue adquiriendo matices muy cercanos a las formas de convivencia, políticas, producción e ideologías de los individuos de acuerdo a cada época, no siempre fueron los mejores modelos de enseñanza, ni los resultados de sus estudiantes fueron los óptimos, lo que sí


36

se puede afirmar, como ya se dijo en la primera parte de este capítulo, es que la educación contribuyó y ha contribuido a construir una sociedad más adaptable, hasta cierto punto tolerante y sobre todo, más orientada a la producción de masas y a la resolución de necesidades globalizadoras, aunque este último punto es discutible a partir de la última parte del siglo XX, y que sigue vigente hasta nuestros días. Y es precisamente este aspecto el que nos remite a la reflexión sobre el papel que ha desempeñado la enseñanza escolarizada, en este macrosistema de interacción social llamado globalización.

David Abril (En Gadotti, 2003), sociólogo y educador, hace una crítica, necesaria para la comprensión de los objetivos de la educación en el siglo XXI, en la que revela su preocupación por los métodos y modelos de enseñanza que en estos tiempos aun utilizan muchos docentes en su labor cotidiana de enseñanza. En contraparte ofrece, desde su perspectiva, el tipo de beneficios a que acceden los estudiantes, cuando la educación está concebida para enseñar a pensar, y pensar desde lo global.

Al respecto, Abril insta a reconfigurar los esquemas de enseñanza para facilitar el camino hacia “una educción que en su propia concepción ha de superar las fronteras de los países y los Estados, para ser necesariamente planetaria” (En Gadotti, 2003, p. 72). No solamente se refiere a la ‘modernización’, por así decirlo, de los programas y métodos de enseñanza escolarizada, sino a desprendernos del paradigma que hemos venido arrastrando de que la educación solamente se puede concebir, si se imparte desde el aula, siendo que la educación y en lo particular el aprendizaje está inmerso en prácticamente todos los rincones, niveles, contextos y en general en todos los aspectos de la vida social, ideológica, productiva, económica, cultural y política del sujeto (En Gadotti, 2003, p. 72).


37

Juan Carlos Tedesco (2003), por su parte, sostiene que para alcanzar un aprendizaje más significativo es importante que los sistema de educación dirijan sus estrategias de enseñanza hacia la familia, como principal modelo de articulación del aprendizaje; en segundo lugar en los procesos de socialización cultural, donde los medios de comunicación asumen un papel relevante para aprender de los sistemas sociales más allá de mi entorno inmediato. Por último, en la enseñanza escolarizada hay que considerar la importancia de la relación y los conocimientos técnicos y prácticos del individuo con la empresa en la que se desempeña, especialmente desde la perspectiva del factor reclutamiento y especialización.

Como ejemplo, la Universidad de León implementó desde finales de los 80, un modelo de enseñanza universitaria estrechamente vinculado con el sector laboral de la región, en el que por la versatilidad de los horarios de clase (en número de horas que iba de igual a mayor al esquema de semestre universitario), los estudiantes tienen la posibilidad de trabajar y los trabajadores tienen, de igual manera, la oportunidad de estudiar una carrera universitaria.

Este esquema de trabajo y estudio de manera simultánea, contribuye a la especialización del joven con el tipo de actividad laboral que desempeña, constituyendo una práctica cotidiana que podría combinar con las horas de aprendizaje de disciplinas teóricas y prácticas, según el tipo de programa de cada licenciatura.

La otra ventaja de trabajar y estudiar, es que el joven no tiene que esperar a que concluya con sus estudios de universidad, para apenas buscar un lugar en la voraz y abrumadora carrera por lograr un espacio en las filas del empleo.


38

Otro problema en la enseñanza contemporánea y que proviene desde sus raíces mismas, es la enseñanza bajo un esquema tradicional basado en la transmisión del conocimiento por medio de la ‘oralidad’ del profesor hacia un grupo, casi siempre numerosos de estudiantes ‘oyentes’ que asumen un papel pasivo. El educador Pablo Freire en su ensayo ‘La pedagogía del oprimido’ (2002), llama la atención sobre el papel que debería cumplir el docente. Para él, “la educación auténtica no se hace de A a B o de A sobre B, sino A con B. El papel del profesor no es de transmitir conocimiento, sino crear las posibilidades para su producción o construcción” (p. 98).

Sin embargo, según Freire al docente se le ve como un ser superior que supuestamente enseña a ignorantes. “Esto forma una conciencia ‘bancaria’

(sedentaria-pasiva),

el

educando

recibe

pasivamente

los

conocimientos, convirtiéndose en un depósito del educador. Se educa para archivar lo que se deposita […], la conciencia bancaria piensa que cuanto más se da, más se sabe” (2002, p. 98).

Ante esa problemática, se necesita desarrollar procesos educativos que promuevan una construcción comprensiva de los fenómenos sociales y el desarrollo de habilidades y aptitudes que permitan a los alumnos forjarse una mejor calidad de vida.

Pese a esos llamados, nuestros sistemas educativos se mantienen apegados a unos contenidos curriculares y a una práctica pedagógica con dificultades para evolucionar (Gadotti, 2003, p. 54).


39

El problema es que si se piensa al sistema educativo como una gran maquinaria movida por miles de personas, que además ha girado muy poco en los últimos años, se podría tener una referencia un poco más ilustrativa sobre las oportunidades y retos que hay para que la educación sea más eficaz.

El catedrático

Mario Torres López, advierte en su texto ‘Educación

Superior y Posmodernidad’ (2005), sobre la dificultad por la que se atravesaría en caso de que se emprendiera la ardua tarea de modernizar la educación, y en este caso, tomar el tema de modernización educativa, tendría el único y relevante fin de proveer a sus estudiantes las herramientas de enseñanza,

actitudes y habilidades necesarias para que esté en

condiciones de enfrentarse de manera competitiva al ámbito laboral. En un contexto realista, él no espera alcanzar expectativas que vayan más allá de ese objetivo.

Lo cierto es que las instituciones de educación superior no son fábricas de

utopías,

en

donde

los

estudiantes

encuentran

respuestas

satisfactorias a sus necesidades y a través del estudio encuentran garantía de bienestar, salud y progreso sin fin, aunque esto no signifique que deban dejar fuera de la formación de sus estudiantes el sentido social de la utopía, y que hoy más que nunca sus intereses están puestos en la formación académica para el mercado laboral, con la misma lógica con que opera el desarrollo de la ciencia y la tecnología (Torres, 2005, p 129) .

Si bien, ha habido serios esfuerzos por las instituciones educativas para acercar sus programas de enseñanza a las experiencias apegadas a la realidad de los estudiantes, aún hace falta trazar los caminos que conduzcan


40

de una forma más ágil a la eficacia de los procesos educativos aunque con las limitantes naturales que ello implica, como ya se ha venido aclarando, entre ellas, la del desfase entre los cambios sociales ocurridos de manera cotidiana, las políticas educativas que impone el Estado y de los tiempos de adaptación de programas y docentes a esos cambios que eventualmente pudieran ocurrir. Según Torres (2005), “estamos en un momento crítico en lo que se refiere a la educación, formación y desempeño docente, revisión de contenidos curriculares, actualización de conocimientos e incorporación de nuevas tecnologías y sistemas de educación continua y a distancia y su confrontación con las grandes teorías clásicas de la pedagogía y de la sociología de la educación” (p. 129).

Uno de los cambios sociales más evidentes y que tienen relación directa con la forma en que se imparte la enseñanza, es la incorporación de las tecnologías de la información2 y que además ha significado un motivo de transformación social en casi todos los ámbitos de la vida en sociedad.

Pese a que durante todo este bloque se ha hecho crítica a la forma en que se imparte y transmite la enseñanza, a la manera en que está organizado el sistema de educación y a su eficacia como institución, no todo el fenómeno circundante a estos aspectos implica pensar en un panorama oscurantista y lleno de desavenencias. Hay elementos de la educación que han contribuido de una manera muy significativa en la transformación social de forma positiva, no solamente en los procesos de enseñanza, también en los resultados obtenidos de ella.

2

En este trabajo se incluyó en el capítulo 2, todo un apartado que busca encontrar respuestas e indagaciones sobre los cambios que han ocurrido en torno a las TIC`s.


41

Un ejemplo, y quizá el más importante de ellos, es el monumental avance tecnológico y científico que ha modificado favorablemente las formas de vida de los individuos, y en este caso, fue la enseñanza universitaria el combustible que hizo posible que sus profesionistas y especialistas diseñaran proyectos de investigación de donde han surgido todos esos desarrollos, por ejemplo.

Y aunque sólo una pequeña élite de hombres y mujeres muy inteligentes, hayan sido los artífices de todos los logros científicos obtenidos, no se puede ocultar que fue en las instituciones educativas donde este privilegiado grupo de estudiosos y académicos llevaron a cabo sus primeros experimentos y donde aprendieron a realizarlos. Ya cada país y cada institución o empresa, han sido los responsables de llevarse los reconocimientos y sus beneficios por el poco o mucho apoyo que han brindado a sus estudiantes y profesionistas.

El docente es también uno de los factores más importantes y sobre quien recae la mayor responsabilidad en el aprendizaje de los estudiantes. También el profesor es el más notable impulsor de la educación del individuo, sin subestimar, claro, el papel que juega la familia, su religión, las personas con las que interactúa y los medios de comunicación, pero en sentido estricto, y desde mi punto de vista, es el docente el agente de transformación del joven estudiante.

Pero, ¿qué es el profesor y bajo qué circunstancias se afirma sobre la relevancia de su rol social? En el siguiente bloque se abordarán éste y otros puntos relacionados con el sistema social en que interactúa el profesor, sus códigos de ética, sus ideologías, sus técnicas de docencia y sus pautas de formación para la enseñanza.


42

1.6. EL PAPEL DEL DOCENTE EN EL AULA; CUANDO EL MÉTODO DE ENSEÑANZA ES EL TRADICIONAL La labor del docente no solamente se limita a la enseñanza o a la exposición de temas de la asignatura para que sus conocimientos sean transmitidos por simple percepción y comprensión. El papel del docente va más allá; él es un acompañante del proceso de aprendizaje del alumno, quien seguramente buscará en él un guía, un conducente que le ayude en los procesos de aprendizaje que le llevarán a la resolución de los problemas propios de su especialidad.

El docente es también modelo a seguir, su labor, en este sentido, es apegarse a las reglas de la ética y la responsabilidad, ser ejemplo de eficiencia en su labor docente; a fin de cuentas, quien se desempeña en esta profesión debería hacerlo porque ve en ella una vocación de servicio, más que una posibilidad de trabajo remunerado3.

El papel del docente en este caso, se define como el de un acompañante cognitivo, en esa relación de experto –profesor-novicioalumno- (Tedesco, 2003, p. 107), en la que se supone, deben mediar los conocimientos y las herramientas necesarias para facilitar el aprendizaje de manera eficaz.

Si bien, el docente es conciente de la relevancia que reviste en él la educación del alumno y que a causa de ello busca transmitir sus conocimientos en sus educandos, de manera tal que les sean útiles en sus entornos profesionales cuando sean puestos en práctica, la realidad también es que el método de enseñanza utilizado por el docente y el esquema que


43

utiliza para impartir la materia, muchas veces no corresponde con la eficacia con que el alumno asimila las nociones, ideas y conocimientos.

Marco Silva (2003) reflexiona sobre este inconveniente; él parafrasea a Anixio Texeira, educador brasileño, quien a su vez advierte sobre las desventajas del uso de los métodos de educación tradicional en el aula.

La preocupación de Texeira se manifiesta en la disociación entre lo que se enseña en el aula y las transformaciones sociales, cada vez más inestables, que tienen su origen a partir del fenómeno de la globalización. En consecuencia “la educación está apoyada por profesores cuya formación se mantiene aferrada al modelo pedagógico centrado en la consecución de un maestro–guardián y transmisor de la cultura” (En Silva, 2003, p. 23). Y es que el problema es que este desfase no deviene de finales del siglo pasado o de principios de éste, sino de hace más de 50 años. Por ejemplo, “a mediados del siglo XX, Teixeira ya estaba atento a los desafíos cada vez más cruciales que presentaba la vertiginosa expansión mundial de los medios de comunicación de masas” (En Silva, 2003, p. 23).

Incluso, en pleno período en que dominan las tecnologías de la información, en donde las computadoras e Internet se convierten en una herramienta indispensable para la impartición de la enseñanza, en la mayoría de los casos siguen predominando los mismos esquemas didácticos del profesor, donde el modelo central es la exposición oral y donde el docente es el centro de atención de la clase.

3

Cabe aclarar que solamente se discute una condición ética ideal, que debería reunir el docente. Es indiscutible la necesidad del ingreso para la subsistencia, no obstante, la labor docente implica no movernos impulsados solamente por la obtención de un salario.


44

Joseph Duart y Albert Sangrá (2005), reflexionan sobre la necesidad de asumir nuevos paradigmas docentes debido a la incompatibilidad entre las tecnologías de la información para la enseñanza y el uso que el profesor hace de esta herramienta. Ambos sostienen que “[…] La formación no presencial necesita

una

organización

diferente de las instituciones

presenciales con el fin de obtener el máximo beneficio de sus estrategias. Algunas instituciones de enseñanza superior no lo entienden así, e intentan reproducir con exactitud los esquemas organizativos presenciales, con la ayuda de las nuevas tecnologías” (p. 25).

Este hecho conduce a modelos metodológicos clásicos, centrados más en la enseñanza que en el aprendizaje, en los que el profesor continua siendo el único referente válido de transmisión de conocimiento, y centrándose básicamente en las nuevas tecnologías para centrar el alcance de sus clases. Habitualmente esto no comporta ningún cambio de paradigma educativo, ya que el profesor emplea las mismas estrategias que se había acostumbrado a utilizar hasta entonces, aunque en ocasiones mediatizadas por el uso de alguna herramienta tecnológica de reciente aparición (Duart y Sangrá, 2005, p. 26).

Macir Gadotti (2003) por su parte, considera que nuestras sociedades enfrentan un malestar generalizado que atraviesa las dimensiones económica o política, y de manera especial, la socio-cultural. “La vulnerabilidad

en

que

se

encuentran

demanda

transformaciones

estructurales integrales frente a un esquema que demuestra agotamiento y en donde la educación nuevamente es llamada a ser un importante eje articulador” (p. 54).


45

El papel del docente y sus métodos de enseñanza, desde mi perspectiva, deben estar en sincronía con el presente y los fenómenos sociales que de éste derivan; también tienen que coincidir con los esquemas de aprendizaje que demandan los jóvenes, ello en relación con los tipos de estímulos a los que han estado expuestos a lo largo de su vida, y uno de los métodos menos convenientes para facilitar la enseñanza, es el de la permanente exposición oral y el método de enseñanza tradicional a los que estuvimos expuestos en generaciones anteriores, donde los estímulos del medio, los contenidos de los medios de comunicación, la tecnología, los aspectos ideológicos y la concepción sobre los valores eran muy diferentes a los de ahora.

Pablo Freire (2002) critica agriamente a la enseñanza docente tradicional, entendiéndose ésta como el proceso didáctico basado en la oralidad. Él señala al respecto que “quien sólo habla y jamás oye; quien inmoviliza el conocimiento y lo transfiere a estudiantes, no importa si de escuelas primarias o universitarias; quien oye sólo el eco de sus propias palabras, en una especie de narcisismo oral […] no tiene realmente nada que ver con liberación ni democracia” (p. 98). Para Freire “enseñar no es la simple transmisión de conocimiento en torno del objeto o del contenido. Transmisión que se hace mucho más a través de la pura descripción del concepto del objeto que ha de ser mecánicamente memorizado por los alumnos” (p. 98).

En conclusión, aunque la educación no puede ir al mismo paso de los cambios sociales y las formas de interacción de las masas, creo que sí puede haber una apertura por parte de los docentes a integrarse a los procesos de cambio en la didáctica y formas de facilitar la enseñanza, no es utópico pensar que las herramientas de tecnología de información pueden


46

ser muy relevantes, como puerta de entrada para conocer ‘lo que hay afuera’ en cuanto a nuevos conocimientos. También es importante adaptar las metodologías de la enseñanza en concordancia con los tiempos de cambio y posibilidades de aprendizaje de las nuevas generaciones, quizá sea necesario la capacitación del docente a nuevas técnicas didácticas, en algunos otros casos hará falta actualizar los programas académicos institucionales, pero más allá de eso, es importante que el profesor asuma una actitud de apertura a nuevos esquemas de facilitar el conocimiento y sobre todo, que tenga la habilidad de adaptarse a los cambios que exige el aprendizaje contemporáneo. 1.7. RETOS DE LA EDUCACIÓN CONTEMPORÁNEA: HACIA UN ENFOQUE DE ENSEÑANZA COMPARTIDA No es fortuito afirmar que la enseñanza es el motor de cambio de la sociedad, lo que aprendemos lo transferimos a las experiencias y prácticas diarias, y eso a su vez lo volcamos en nuestro beneficio. Ello ha traído un proceso de desarrollo en los individuos, que en nada se parece a la noción de mundo que tenían nuestros abuelos, incluso nuestros padres.

Las posibilidades de la educación, son alentadoras en la medida en que las políticas educativas se adapten a los momentos y circunstancias globalizadoras, ese es uno de los retos más importantes que a mi juicio, debe observar el Estado.

Por otra parte, los alumnos encontrarán un aprendizaje que les sea más significativo, si adoptan modelos de aprendizaje totalmente al margen de los procesos de comprensión tradicional, es decir, si los estudiantes comienzan a buscar alternativas distintas al memorismo, al repaso de la lección, a la usanza de la repetición sin razonamiento de lo que se repite, si


47

el alumno se hace de manera continua preguntas sobre lo que observa a corta (vivencialmente) y larga distancia (por lo que observa en los medios masivos de comunicación e Internet) y sobre todo, si en ese procesos de adaptación sigue conservando los valores sociales, sus ideologías, sus aspiraciones y sus raíces culturales.

Los espacios físicos donde se imparte la educación es otro elemento que no debe pasar desapercibido, donde las tecnologías de la información contribuyan al conocimiento de las cosas desde varios enfoques; para ello, considero que es necesaria la intervención del docente facilitador, quien deberá orientar al estudiante a hacer uso efectivo de los instrumentos tecnológicos para la enseñanza.

Marco Silva (2005), investigador de la educación apoyada por las herramientas tecnológicas, hace énfasis en la importancia del papel que debe desempeñar el docente, como facilitador

del conocimiento que es

propio de su competencia.

Él señala que la educación interactiva provee un modo y un estilo diferente de aprender, que sin embargo, se antoja más interesante para el joven, habituado al manejo de los datos e información digital, en ese aspecto el docente “[…] puede transformar su aula, modificando su modelo comunicacional. Ello irrumpe (no excluye) el hablar/dictar y dispone al alumno a la autoría, la participación, la bidireccionalidad, y a informaciones que sean lo más variado posible, facilitando el cambio. Asociaciones, formulaciones y modificaciones de contenido” (Silva, 2005, p. 37).

Como se puede observar, nuevamente el docente juega un papel primordial en el aprendizaje significativo, ese tipo de aprender que puede ser


48

considerado por el alumno como permanente y útil para su vida profesional cotidiana, considerando la importancia de asumir un papel más enfocado a la enseñanza-aprendizaje compartido. Ya desde el siglo pasado Anísio Texeira, “anima a los profesores a superar sus más caros preconceptos sedimentados en el paradigma de la transmisión, y a hacer frente a la complejidad social que se revelaba” (En Silva, 2005, p. 23).

Al observar el avance de la comunicación de masas por todo el planeta, sugirió estrategias educacionales que reflejaban su tiempo y que eran capaces de utilizar las tecnologías de información y comunicación de que disponían para superar la pedagogía de la transmisión. En lugar de transmitir paquetes de información en el aula, el profesor que vaya a la par de la dinámica de los medios de comunicación y del conocimiento en permanente expansión podría ‘enseñar al joven aprendiz a aprender los métodos de pensar de las ciencias físico-matemáticas, biológicas y sociales, a fin de habilitarlos para hacer toda una vida de instrucción y de estudios. Con las tecnologías de comunicación, maestros y estudiantes, estarían más preocupados en descubrir, en aumentar el saber, que en el saber existente propiamente dicho (Silva, 2005, p. 23).

Afirma incluso que de ser éste el modelo de enseñanza, y de ser aplicado ya en el sistema educativo nacional, sea cual fuere la región o país donde se ponga en práctica este proyecto, además de favorecer el aprendizaje de una forma más congruente con los tiempos predeterminados por las tecnologías de información, el resultado más importante sería que el profesor terminaría construyendo una red y no una ruta. Definiría un conjunto de territorios a explorar. “El aprendizaje se da en la exploración realizada por


49

los alumnos y/o a partir de su hablar/dictar. Esto significa una modificación nítida de su clásico posicionamiento en el aula” (Silva, 2005, p. 37).

A partir de esta observación, el alumno podría mejorar su entorno de aprendizaje, además de que su horizonte de información se ampliaría de manera exponencial, debido al modelo de aprendizaje basado en Internet, y aunque obviamente, este no es un proceso de enseñanza-aprendizaje único y acabado, sí es importante señalar que en esta ruta cotidiana que se va construyendo en la enseñanza, estas propuestas de enseñanzas podrían ser una importante referencia para comenzar, desde ya, a modificar los paradigmas que han regido la forma en que aprendimos a aprender y en que aprendimos cómo y lo que se debe enseñar, de acuerdo con los modelos de enseñanza que hasta ahora hemos aplicado y que se asemejan más a la enseñanza conductista4.

Como conclusiones finales a este capítulo, es importante señalar que el aprendizaje en el aula no es el único camino para llegar al conocimiento, y que éste además sea significativo, las experiencias vividas, el contacto continuo con la cultura, el medio social y, porqué no decirlo, la cultura de los medios de comunicación y de las tecnologías de la información a que están sujetos los individuos de manera cotidiana y continua, son otros importantes factores para llegar al conocimiento.

4

No es que el modelo conductista docente sea inoperante e inadecuado, en todo caso no soy yo quien deba juzgar su eficacia como propuesta para enseñar y aprender, no obstante el hecho de condicionar a los estudiantes a asumir posturas ante el profesor, a asumir valores (casi siempre de certeza e incuestionables por parte del alumno) a lo que se conoce y de emplear técnicas de enseñanza hasta cierto punto mecanicistas, es, desde mi punto de vista, poco pertinente para aplicar a una generación de estudiantes que viven en una sociedad cambiante, vertiginosa, inestable, saturada de tecno-información y de una noción de mundo facilitada por la cultura de los medios masivos de comunicación, mucho más amplia que de generaciones anteriores.


50

Por otro lado, sería muy atrevido pensar que el aprendizaje en el aula tiene un peso a la par de los otros medios de aprendizaje, pues en el primer caso, el docente y los ambientes de conocimiento en que está inmerso un estudiante, son fundamentales para que logre desarrollar habilidad natural por la reflexión, la crítica, el razonamiento, por las abstracciones y por el análisis de las cosas, tan necesarias para mejorar el entorno en el que vivimos y ampliar la visión de noción de mundo que poseemos.

Sin duda Internet ocupa en la actualidad un lugar privilegiado en la producción de conocimiento, es además una herramienta que cada vez ha escalado posiciones de entre los medios de acceso al aprendizaje y definitivamente ha sido un importante factor de transformación social, sin embargo, Internet no solamente ha sido empleada para la generación del conocimiento, sino que ha incursionado prácticamente en la mayoría de las actividades

humanas,

algunas

divergentes

entre

sí,

y

otras

más

interdependientes, aunque a fin de cuentas son relacionadas con un sólo elemento, la de la interactividad virtual. Es por ello que en el próximo capítulo se profundizará conceptual y teóricamente sobre las tecnologías de comunicación e información, sus alcances y su relación con la interacción humana. Ello con la pretensión de entender de qué manera el fenómeno de interconexión digital se ha entrometido con los esquemas y configuraciones mentales de aprendizaje en los universitarios y cómo es que esta herramienta provee de múltiples aplicaciones a los jóvenes para facilitarles el conocimiento de las cosas.


51

CAPÍTULO 2

INTERNET EN EL CONTEXTO DE LO SOCIAL: COTIDIANEIDAD Y POSMODERNIDAD “La tecnología nos acerca a los más lejanos y nos distancia de los más próximos” Michele Norsa

Cuando hablamos de tiempos modernos nos remitimos de manera inevitable a situaciones de la vida cotidiana vinculadas al cambio constante, al dinamismo, a la incertidumbre, etc; en otras palabras, nos sumimos en una realidad vertiginosa e inestable, en la que pareciera que la supervivencia del ser humano está condicionada a la manera en que respondemos y nos adaptamos a los constantes cambios sociales.

Lo paradójico es que muchos de estos procesos de transferencia social nos llevan al mismo lugar de partida, lo que puede cambiar son solamente las formas

y los modos. Las sociedades anteriores a la cultura de los

medios masivos de comunicación

no son muy diferentes a las culturas

contemporáneas en muchas de sus costumbres socialmente más relevantes; antes y ahora se le da la misma importancia a la necesidad de trabajar,


52

como una forma de desarrollo y estabilidad personal y familiar en el aspecto psicosocial y económico; antes y ahora se siguen similares patrones de conducta de convivencia, se practican las mismas actividades deportivas, se recurre a los mismos lugares ceremoniales religiosos y se realizan dentro de estos espacios los mismos rituales. En la educación el fin es el mismo, proporcionarse los elementos de aprendizaje necesario para hacer frente a la vida, para ser competitivos en los ámbitos profesionales que se presenten al individuo y el alcanzar los logros impuestos por sí mismos, en el ámbito de la autorrealización del ser, como objetivo fundamental del ser humano en su tránsito por esta vida .

Si bien, de acuerdo a lo anteriormente expuesto, el individuo replica los roles, las normas, las pautas de interacción social, etc., como ha ocurrido en el pasado, cada tiempo y cada generación son marcados por diferentes enfoques, procesos y etapas, herramientas mediadoras que de una u otra manera le otorgan el carácter de cambio y de situaciones únicas e irrepetibles; así por ejemplo, el ser humano desde siempre ha tenido la necesidad de desplazarse de una ciudad a otra, por necesidad propia del comercio o por alguna otra causa, en el presente seguimos realizando esta misma actividad, sólo que si en el pasado se valían los antiguos pobladores del caballo, del barco o simplemente lo hacían a pie, ahora nos transportamos en avión, en automóviles o por ferrocarril, el resultado es el desplazamiento mismo, sin embargo, los cambios ocurren desde el mismo momento en que el individuo altera el orden en el tiempo, al viajar a velocidades de más de 100 kilómetros, situación impensable en el pasado. Se puede decir por lo tanto que los procesos, las herramientas, los medios y las motivaciones son los elementos que provocan el cambio.


53

El motivo por el que se apela a todo este entramado de elucubraciones es porque, si bien, la finalidad de la educación sigue siendo la misma que en el pasado, como ya se expuso en párrafos anteriores, los medios y las motivaciones que utilizamos para allegarnos los conocimientos en esta época contemporánea son muy diferentes. Los jóvenes que estudian en la universidad del siglo 21 han adoptado un medio de aprendizaje que pronto lograron acoplar y alternar con los modos de impartición de la enseñanza (aún vigente) tradicional ; Internet es ese medio de aprendizaje interactivo que incluso muy a menudo suele reemplazar a los libros de consulta y en que otras tantas veces, ha sido un eficaz cómplice del estudiante poco comprometido con su aprendizaje que prefiere copiar, pegar

e imprimir

tareas y trabajos que son autoría de académicos, estudiantes, investigadores y de usuarios de Internet que en algún momento decidieron contribuir a engrosar las inmensas páginas de información virtual.

Todo este fenómeno derivado del uso de Internet, sus aplicaciones, sus bondades y sus desavenencias, se analizarán a lo largo de este capítulo, como factor necesario para comprender de qué manera ha contribuido a la transformación de los procesos de interacción y conductas sociales. Es desde un punto de vista más amplio, una forma de entender qué papel desempeña también llamada ‘web’ en los procesos de asimilación cognoscitiva de los jóvenes, principalmente que estudian en la universidad.

Es importante considerar que el simple análisis de Internet y su función con respecto al uso que le dan los jóvenes y las personas en general, sería parcial, si no se le contextualiza desde el enfoque de la Sociología; es necesario entonces entender al individuo y su experiencia en la sociedad, conocer el rol que desempeña en la escuela, en la familia y en otros espacio de interacción, además de sus normas de conducta y valores encaminados


54

al rol social, para hacernos una noción más o menos objetiva de cómo ha estado funcionando esta dualidad, individuo-Internet y así hasta llegar a la comprensión del uso de este medio en los procesos de aprendizaje.

2.1. SER SOCIAL, SER CONTEMPORÁNEO: EL DILEMA DE SU COMPLEJIDAD INCOMPRENDIDA Francois Dubet y Danilo Martuccelli, autores del libro ‘¿En qué sociedad vivimos?’ (2000), exponen un interesante ensayo sobre cómo concebimos a los individuos y por consecuencia a la sociedad contemporánea; en sus escritos parten de la idea de que “la figura del individuo es un producto de la modernidad cultural y de la complejidad ‘funcional’ vinculadas con la idea de sociedad” (p. 58). Desde esta perspectiva, se infiere que los sujetos no se pueden concebir como tal, si se le desprende de su sistema en el que orbita, interactúa y se interrelaciona con otros individuos, conformando esa estructura compleja y difícil de comprender desde todas sus dimensiones, llamada sociedad.

Desde la perspectiva de Dubet y Martucelli (2000), la sociedad se presenta como un puzzle, “un entrecruzamiento de organizaciones, prácticas, aspiraciones, modelos culturales, conductas colectivas a propósito de las cuales, parece azaroso extraer algunos principios de unidad y de organización” (p. 69). La comunidad en la que cohabita el joven por ejemplo, es el sistema sobre el que va a girar; de sus reglas, formas de organización, de los valores que predominan entre su gente, de su historia, incluso de su clima y su orografía, el individuo se va a alimentar culturalmente y a su vez alimentará a los individuos que cohabitan con él, en este caso a sus más cercanos, al vecino, al amigo y a sus allegados; es, desde mi punto de vista, muy similar a un modelo de fusiones y repelencias multidireccionales que desembocan precisamente en lo que conocemos como identidad cultural.


55

El individuo moderno es por lo tanto el núcleo de ese sistema complejo llamado sociedad y que necesita de otros núcleos semejantes a él, para su propia sobrevivencia, “se ve implicado en una sociedad fuertemente diferenciada, está confrontado con roles múltiples y autónomos, y sometidos a estímulos numerosos y complejos” (Dubet y Martuccelli, 2000, p. 59).

A sus procesos de interacción con esa sociedad fuertemente diferenciada y compleja se le denomina socialización. Ambos autores sostienen que socializar es un permanente aprendizaje, basto en “estrategias congnitivas, permitiendo leer e interpretar las situaciones consideradas como una serie de pruebas y de problemas” (p. 66), a los que tendrá que adaptarse de manera continua en función de las situaciones.

2.2. LA SOCIEDAD CONTEMPORÁNEA: UNA MIRADA A LA LÓGICA DE LAS COSTUMBRES De la sociedad se puede profundizar en todos los sentidos y en todos los contextos, la idea que se tiene de ella abarca completísimos y bastos tratados sobre su función (Durkheim), su estructura (Leví-Strauss) desde una postura dialéctica y materialista (Marx) o desde sus organizaciones políticas e institucionales (Touraine), por citar algunas corrientes que intentan explicar a la sociedad, pero por otra parte, se pueden analizar sus múltiples formas y metamorfosis que va adoptando a partir de su propio proceso de evolución a través de una perspectiva más empírica.

Lo cierto es que la sociedad constituye un enorme tejido de hechos, ideologías, formas, culturas, valores, etc, que va tomando forma a partir de complejos procesos de intertejidos moldeados por la familia, la escuela, los medios de comunicación, las instituciones ideológicas, sociales y deportivas,


56

los líderes y sus seguidores, y de manera especial por los individuos interconectados con otros individuos, que conforman esa gran masa llamada comunidad.

Tener una idea precisa del tipo de sociedad contemporánea en que estamos inmersos, sería muy difícil llegar a conclusiones consensuadas y válidas desde todas las perspectivas, pues su estructura y función es tan compleja, inestable, impredecible y a veces tan surrealista, que tan sólo se puede aspirar a poseer una noción muy somera de sus características.

En algunas de sus numerosas obras, Carl Sagan llegó a justificar el poco avance que ha logrado la investigación en ciencias sociales, con respecto a los enormes alcances de la ciencia formal experimental; él señalaba en la década de los 80`s, que la investigación social se asemeja a los ínfimos avances logrados en la exploración del interior de nuestro planeta, apenas seis kilómetros de profundidad, mientras que los avances científicos y tecnológicos han sido tales que podrían ejemplificarse con la exploración espacial, con más de seis mil millones de kilómetros de recorrido por las sondas espaciales Voyager 1 y 2. Sagan explica entonces que la sociedad es tan impredecible y compleja que por esa causa es muy difícil obtener avances importantes en tratar de comprender los fenómenos sociales que engendramos.

Habermas (2001) por su parte, expone argumentos hermenéuticos para confrontar al positivismo de Comte y Descartes en interpretación de la realidad social. Los fenómenos que se desprenden de la realidad social no se pueden medir ni controlar, mucho menos pueden ser tomados como efectos predictivos en el plano de las ciencias experimentales estrictas .


57

Estas representaciones de la sociedad permanecen vigentes, con la salvedad de que las pautas de interacción social son más complejas de entender, los medios de comunicación, las tecnologías de información e interacción y sobre todo las transferencias ocurridas en las escalas de valores que experimentan las familias y la sociedad en general, en parte producto de la sociedad de medios y de la cultura de Internet, nos llevan a reflexionar sobre una especie de declinación de idea de sociedad que tan sólo hace unas décadas era generalmente aceptada y se le caracterizaba por un sistema de convivencias, principios, valores, normas y acciones colectivas menos cambiantes, más predecibles y donde el eje de todas las formas de manifestación cultural y social, era precisamente el mismo centro de la comunidad.

Dubet y Martuccelli (2000), hacen hincapié en los notables cambios de paradigma social ocurridos a partir de la incorporación y masificación de los medios de comunicación de masas.

Al lado de las culturas nacionales, los medios de comunicación de masas instalaron una cultura internacional por intermedio de la televisión, el cine, el espectáculo de variedades, las modas se imponen a todos. El ejemplo más espectacular es quizá el de la cultura juvenil difundiendo sus productos en toda una franja de una misma edad. Al lado de las músicas populares nacionales, se desarrollan músicas y estilos sin fronteras, el rock, el rap y por intermedio de estos conjuntos de signos, los jóvenes de París, de Tokio o de San Pablo (sic), se identifican con una escena musical cuyos centros se encuentran en Londres, Nueva York, Los Ángeles... Siguiendo el ejemplo de los cuadros superiores que poseen casas de campo ‘auténticas’, frecuentan los aeropuertos y trabajan en una cultura internacional, los


58

jóvenes viven cada vez más en varias esferas culturales: local, nacional e internacional (p. 51).

2.2.1. LA FAMILIA COMO ENTIDAD INTERMEDIADORA ENTRE LA MASA Y EL INDIVIDUO Para nadie es contradictorio que la familia sea el elemento más importante en la formación cultural de la sociedad, en que el individuo es la pieza del rompecabezas que debe ser diseñado y moldeado con la precisión necesaria para que pueda embonar en perfecta armonía. “La familia ha sido siempre considerada como una institución fundamental porque cumple funciones antropológicas y sociológicas esenciales. Teje las alianzas entre los grupos a través de la distribución de las mujeres, define los roles sexuales, establece los lazos de filiación entre las generaciones, asegura la socialización primaria, y se constituye en una unidad económica” (Dubet y Martuccelli, 2000, p. 212).

De la familia se puede afirmar que es una institución, que es el centro de la sociedad, que sin ella no se conciben las estructuras sociales que nos conforman y sin su intervención no habría un modelo de identidad cultural más o menos estandarizado, además de que la estructura organizacional de la sociedad carecería de orden. Lo cierto es que la familia, que está conformada por individuos que se identifican por lazos de consanguinidad y coincidencias ideológicas, es la que propicia el primer contacto del individuo con la sociedad y con la complejidad de sus sistemas de función, de estructura y de organización.

La familia prepara al individuo para que éste se enfrente con otros semejantes y junto a ellos participe en una continua construcción de


59

ideologías, costumbres, interacciones, factores y medios de conocimiento acerca de lo que le rodea, héroes y villanos, leyes y normas y todos los elementos de pautas de interacción colectiva que lo encaminen a un mejor estado, abundante en logros y reconocimientos -aunque no siempre suceda-; no obstante que la suma de esos individuos que construyen mejores posiciones, posibilitan la conformación de una sociedad más incluyente, más abierta a las diferencias de otros individuos, más equitativa y justa –aunque tampoco siempre suceda-.

Es preciso aclarar que aunque la estructura, la misión, los principios y la finalidad más elementales de la familia, han cambiado poco en toda su historia; la ideología, la visión, los intereses, las formas de identidad, la cultura y las escalas de valores de sus integrantes ya no son las mismas que antes.

Cuando hace 30 años era muy importante para los padres, que sus hijas se casaran vírgenes, ahora, en algunos casos no es una prioridad para ellos, como sí lo es que sus hijas estudien una carrera universitaria y puedan poseer las suficientes habilidades y conocimientos que les acerquen la muy probable independencia económica y autodesarrollo profesional.

También hay otros acontecimientos que ocurren al interior de las familias contemporáneas y que hace algunas décadas ni siquiera eran concebidas como una posibilidad.

La edad del matrimonio y la del primer nacimiento son postergadas y los jóvenes atraviesan un largo periodo de cohabitación más o menos parcial, a menudo con varias parejas sucesivas, según el principio del ‘ensayo error’ […] El matrimonio no marca más la salida de la familia nuclear


60

y la fundación de una nueva familia, sino que puntualiza una larga moratoria pautada por los estudios, los empleos múltiples e inciertos, el encuentro de varias parejas a menudo reconocidos por las familias (Dubet y Martuccelli, 2000, p. 218).

Tedesco (2003), también ha aportado interesantes reflexiones sobre cómo se concibe a la familia contemporánea como elemento de transformación social. Él observa mayor expansión de la familia nuclear (abuelo, tíos, etc, quedan segregados), reducción del número de hijos, madres que trabajan, ausencia de uno de los padres, casi siempre el hombre o cambio frecuente de la figura paterna (p. 40).

Además hay un marcado cambio en la manera de concebir los valores, por ejemplo se le aplica más cuidado a transmitir valores de no discriminación cuando antes ni siquiera se hablaba de ello, más insistencia en la honradez y la eficacia del pensamiento autónomo (Tedesco, 2003, p. 43). También, cada vez más los adultos consideran “que no deben transmitir a sus hijos una determinada visión de mundo, sino la capacidad para elegir y formar autónomamente su propia concepción” (p. 42).

Aunque matizando un poco, se considera que en América Latina y en particular en México, aún no se transita por este cambio de paradigma, pues muchos padres, sobre todo de nivel sociocultural menor, no han dado el paso necesario para fomentar el autodesarrollo de sus hijos, aún hay miles de familias que han sido castigadas por el sistema político-económico y que educan a sus hijos para que continúen por el camino que comenzaron sus padres, paradójicamente de la misma manera en que muchos padres del sector socioeconómico más alto, buscan que sus hijos repliquen los mismos


61

modelos de desarrollo económico individual que ellos aplicaron para alcanzar el éxito financiero, que no es igual a éxito profesional, moral y personal.

En resumen, la familia sigue siendo el cimiento más importante que sostiene la plataforma en que reposa la sociedad en que vivimos, ha habido cambios en torno a los papeles que asumimos en los fenómenos de interacción de la sociedad, no obstante permanece inamovible respecto a sus objetivos y principios de funcionalidad fundamentales (Dubet y Martuccelli, 2000, p. 212).

2.2.2. EL INDIVIDUO COMO LA UNIDAD DE ENGRANAJE SOCIAL Si bien, el individuo como ser que cohabita con otros individuos es un grano de arena en un arenal que puede ser reemplazado por otro de igual tamaño, o que simplemente puede ser sustituido sin mayor trascendencia que la de un puño de arenisca menos en una palada, también es cierto que el individuo como ente y el papel que representa en la sociedad junto a otros semejantes, es comparable al de la pieza de un inmenso rompecabezas que no podría quedar completo si faltara o si fuera alterado en su diseño para el que fue concebido .

En este contexto, al individuo se le puede ver como una paradoja, pues mientras que su valor como ser social se puede reducir a una unidad intrascendente, la importancia de su contribución a las causas sociales suele ser de gran importancia. Una explicación más didáctica a la concepción que se tiene del individuo reducido a un mero componente de la masa, la aporta el cantautor Gustavo Ceratti en cuya letra de la canción ‘La ciudad de la furia’ que reza “deberás volar por la ciudad de la furia, donde nadie sabe de ti, donde eres parte de todo”, hace mención al fenómeno social de la soledad del individuo en medio de la muchedumbre. Y es que como individuos


62

podemos pasar desapercibidos entre la gente que camina en una zona urbana, pero por otra parte, al interior de cada uno de esos individuos hay todo un entramado de normas, conductas, acciones, expectativas, alegrías, logros, vivencias, sueños, perversiones, frustraciones, temores, sentimientos, etc; similares al de otras casi siete mil de millones de personas que conforman la masa en una dimensión mundial.

La noción de un individuo sin relevancia para el conjunto de la masa, es lo que puede llevar a pensar que la sociedad es solamente una idea, mas no un inmenso objeto concreto, desde esta perspectiva Dubet (2000), se apoya en el argumento de que “la idea de sociedad no sea otra cosa más que una construcción intelectual, y que la sociedad nunca haya ‘existido’” (p. 40), Él considera que la sociedad “…es en mayor medida una herramienta del pensamiento que un objeto concreto” (2000, p. 40).

Para Dubet y Martuccelli el control social es cada vez más subjetivo, cada uno sintiéndose dueño de sus elecciones y de su vida.

Los

códigos

interiorizadas,

por

sociales

son

obligaciones

reemplazados subjetivas,

por

por

un

reglas

morales

principio

de

‘intradeterminación’. En la sociedad moderna, el individuo desarrolla una autonomía sentimental creciente, afirma la legitimidad de sus pasiones y de sus intereses egoístas, debe efectuar la ‘experiencia’ de su libertad y de su valor, ya que el programa de su vida no está totalmente escrito (2000, p. 59).

No es fortuito, a partir de la noción de individuo que aportan Dubet y Martuccelli, que la concepción individualista del sujeto, sea generalmente


63

considerada como una consecuencia de la crisis de valores por la que atraviesa la sociedad moderna.

Entiéndase crisis de valores, a la disociación existente entre la concepción de sociedad que construyeron nuestros padres a partir de sus esquemas de creencias, sus métodos de aprendizaje y producción, entre las categorías que atribuían a sus propias vivencias y experiencias sociales y de aquellos elementos de identidad cultural por las que atraviesan los jóvenes y que los más adultos no pudieron adaptar a sus esquemas de valores.

La llamada crisis de valores se puede explicar como la analogía de los ciclos económicos donde hay una etapa de crisis que da paso a un siguiente nivel, que en este caso podría ser estancamiento, si tiende a ocupar una etapa regresiva o a crecimiento, si el resultado suele ser progresivo, en el caso de los valores, se podría afirmar que la llamada fase de crisis de valores da paso a nuevos valores sociales.

José Joaquín Brünner (2003) llama a este fenómeno déficit de socialización; él asegura que “no tiene que ver solamente con debilidades y quebrantos de las agencias de socialización sino, por un lado, con el problema de debilitamiento de los ejes básicos sobre los cuales se definían las identidades sociales y personales y, por el otro lado, [con] la pérdida de ideales, la ausencia de utopía, la falta de sentido” (p. 102).

En un sentido un tanto fatalista, Ulrich Beck , citado por Brünner, concibe al individuo contemporáneo como parte de una sociedad decadente en la que en ocasiones el papel que desempeña el sujeto al interior del sistema social en torno al que orbita, suele ser más una calamidad que un beneficio.


64

Beck advierte que “vivimos en una era en la que el orden social del Estado nacional, la clase, la etnicidad y la familia tradicional están en decadencia. La ética de la realización y el triunfo individual es la corriente más poderosa de la sociedad moderna” (En Brünner, 2003, p. 103).

Desafortunadamente hay mucha razón en estas afirmaciones, al menos en la sociedad mexicana se observa un estado de descomposición social, evidenciada por una reiterante ausencia de compromiso por parte de todos los actores y sectores de nuestra gran comunidad, en lo que respecta a la construcción de un país con mejores condiciones de vida para las generaciones más jóvenes y las venideras. En vez de eso, se ha optado por actuar, eso sí, unánimemente por un individualismo en que los intereses colectivos queden subordinados a los intereses de cada persona, cuyas consecuencias han detonado en altas cifras de desempleo y en el mejor de los casos en subempleo con nulo acceso a la seguridad social, en donde ya ni siquiera es novedad ver en los noticieros reportes de altos índices de delitos de alto impacto que ponen en riesgo serio la seguridad nacional , donde la constante desde el poder legislativo es el ostracismo e indiferencia de nuestros representantes, ante las necesidades de reformar y actualizar las leyes de 1917 que conforman nuestra Carta Magna para gobernar eficientemente en una sociedad del siglo 21; donde se deja a nuestros niños bajo la tutela de la televisión (Olvera Salinas, 2007, h. 53) porque ambos padres tienen que salir a trabajar con tal de ofrecer más desahogo económico a la familia agobiada por una seria desigualdad económica donde predomina la pobreza en abundancia.


65

En contraste, la idea de descomposición social es, a mi parecer, un reacomodo -doloroso eso sí- de los valores sociales que el individuo contemporáneo va adaptando con rumbo a ser socialmente mejor.

El caso de México no es único, en todos los países hay problemas, en algunos de racismo y discriminación, en otros de hambruna, guerrillas, sistemas dictatoriales o conflictos ideológicos.

Esta es la sociedad en que vivimos y en la que los jóvenes buscan acomodo en alguna parte del complejo tejido social de su microsistema de interacción cultural, una de sus evidentes manifestaciones es su continua y muy activa participación de la revolución interactiva denominada Internet.

2.3.

INDIVIDUO

E

INTERNET:

ENTENDER

LA

CONTEMPORANEIDAD DESDE LO SOCIAL Los jóvenes leoneses no son ajenos a los procesos de interacción social, ellos son partícipes y de hecho, los principales protagonistas, pues son el futuro inmediato y también los inminentes arquitectos de la reconstrucción de la sociedad en que cohabitarán y se relacionarán, como en su momento ocurrió con quienes pertenecemos a las generaciones protagonistas del presente y como lo fueron nuestros padres y en esa línea precursora, nuestros abuelos, y antes, nuestros ancestros. Esto es un continuun ciclo interminable al que no se le pudo ver un principio y del cual, no se le puede predecir un fin.

Los jóvenes leoneses, al igual que cualquier individuo en edad de estudiar la universidad, poseen sistemas de conductas y pautas de interacción social mediadas por sus ideologías, intereses e identidades culturales.


66

El investigador Héctor Gómez Vargas (2004), nos lleva por diversos senderos para conocer la ciudad, al ciudadano que la habita y a sus ofertas culturales. Acerca de los jóvenes, hace una disección a las costumbres, culturas, hábitos y formas más cotidianas de vivir en una ciudad como lo es León.

Nos parece que observar el campo cultural de la diversión es importante por distintas razones. Una de ellas es que las diversiones son una esfera social que creció ampliamente a lo largo del siglo XX y es una de las principales manifestaciones de la sociedad de masas, no sólo como una nueva lógica de producción económica, sino de conformación de identidades culturales internacionales, con una creciente relación del campo

del

consumo (p. 100).

Y es que saber cómo se entretienen los leoneses, posibilita la comprensión de esos procesos de transformación social de León y sus habitantes, “al llegar al tercer milenio, los leoneses han poblado su mundo con una serie de prácticas, imágenes, aparatos, gustos y preferencias que les dan una fisonomía particular: las propias de las transformaciones que se viven en el mundo, en el país, pero también, que conservan los trazos que fueron construidos desde hace muchos años” (Gómez Vargas, 2004, p. 135).

León, como muchas ciudades del centro del país, tiene una historia muy rica en sucesos de gran trascendencia que contribuyeron en la construcción del México actual, fue escenario de enfrentamientos entre los ejércitos villistas y obregonistas en la última fase armada de la Revolución Mexicana, su gente es muy fervorosa, y debido a su religiosidad, fue un gran centro de agitación social e ideológica cuando estalló la Guerra Cristera y por


67

si fuera poco, a mediados de los 40’s, se registró una balacera ocasionada por un movimiento político que culminó con una matanza orquestada desde el gobierno, quien se opuso a la instauración de un presidente municipal proveniente de un partido político distinto al oficial.

Los leoneses tienen sus propios ídolos, sus íconos y símbolos de representación cultural, también se distinguen porque ideológicamente se autodenominan pertenecer a una sociedad apegada a sus creencias religiosas; no es fortuito que aquí se asiente la sede de un arzobispado, tampoco es coincidencia que la mayoría de nuestros representantes políticos emanen de un partido –acción nacional- ideológicamente apegado a una derecha muy conservadora, a los gobernantes se les ha asociado mediáticamente con el activismo religioso.

Aun se notan bastantes rasgos culturales de una sociedad hasta cierto punto conservadora y con más afinidad a costumbres provincianas que a cosmopolitas, donde los grandes benefactores de la ciudad son empresarios de la industria del calzado resistente a modernizarse para competir con países como China y Brasil; donde el gobierno municipal aun participa de manera activa en negociaciones con un club deportivo de fútbol que es administrado por particulares, pero que debido al evidente fanatismo que despierta con los leoneses, saben que pueden ganar simpatías, aunque sea más una ilusión que una realidad.

Pese a que éstos y muchos otros rasgos psicosociales que definen a una sociedad cuya identidad aún está sostenida por pilares ideológicos muy fuertes, las generaciones más jóvenes están, desde mi punto de vista, experimentando tiempos de cambio donde no sólo desdeñan el apego de la familia y sus consejos, sino que buscan en grupos de contracultura las


68

relaciones de afecto, pero también de formación moral y hasta cierto punto psicológica distinta a la que pudiera encontrar en casa. Y aunque ésta no es una generalidad, ahora se perciben más conflictos sociales de los que se hubieran podido presentar hace una década.

Por otro lado, la cultura de Internet ha permeado muy profundamente entre los jóvenes, quienes desde temprana edad ya tiene contacto con las tecnologías de la información, en donde el teléfono celular ha sido un importante protagonista en el tipo de relaciones humanas experimentadas por los jóvenes y algunos niños, quienes ya casi no juegan en la calle la ‘cascarita’, y no saben qué son las rondas infantiles, tras ser arrancados de sus procesos de formación a través del juego por la cultura de la televisión y de los videojuegos, aunado a la pequeñez de las viviendas, donde los patios de casa quedaron reducidos a una pequeñísima área que es invadida por el automóvil de los padres de familia que trabajan todo el día para acercar a los hijos, como ya se comentó en el bloque anterior, una vida un poco menos limitada.

La intención de abundar, quizá demasiado, en las situaciones y problemáticas sociales urbanas que aquejan a los leoneses, fue para contextualizar los actos sociales y de interacción humana que se presenta entre los jóvenes, que viven a diario la cultura de las tecnologías de la información, fenómeno sin dudas inédito por el tipo de relaciones que han establecido en torno a ellos mismos, a la Internet y a los dispositivos que utilizan para transitar, cohabitar y sobrellevar su vida cotidiana respecto al control de la información.

Y es que hasta cierto punto, Internet ha sido el causante de una especie de revolución cultural de grandes proporciones, que ha contribuido


69

en la adopción de una especie de sistemas de organización social, en donde el espacio virtual forma ya una parte indivisible de nuestros procesos de socialización individual y colectiva, y de los efectos de estos procesos.

Visto desde una perspectiva inherente a nuestras acciones sociales, de nuestros códigos y normas de convivencia y desde nuestras formas de construir la realidad, ”Internet ya no es como la sociedad, ya no es un reflejo más o menos idealizado o más o menos denigrante de la sociedad, Internet es la sociedad, ni más ni menos” (Gil Juárez y Vall-llovera, 2006, p. 134).

Gordon Graham (2001), incluso acuña el término de tecnologías de relación al fenómeno socializador de las llamadas tecnologías de información y comunicación, al ser este medio interactivo un fuerte elemento de interacción a escala mundial, entre individuos.

En función del objetivo que se persigue en esta tesis de maestría y del inconmensurable alcance que ha tenido Internet en el aprendizaje, en el siguiente bloque se hará un ejercicio crítico sobre los factores sociales, educativos, prácticos y cotidianos que rodean al fenómeno tecnológico y sus usuarios, de manera especial a los jóvenes cuyo rango de edad oscila entre los 20 y 25 años, etapa de la vida que es de particular interés para esta tesis de maestría, por ser la edad propicia para que el joven estudie una carrera profesional; de manera intermitente se analizarán las formas de interacción social de adolescentes y de adultos, dado que Internet es un fenómeno que abarca a todas las esferas de la sociedad moderna y que por supuesto, ha sido un parteaguas en el tipo de cultura en que ahora estamos inmersos.


70

2.4. ¿QUÉ ES INTERNET? El concepto de Internet ha tenido un sinfín de definiciones atribuidas a especialistas, estudiosos e investigadores, desde el momento mismo de su aparición; si a este novedoso recurso de comunicación interactiva se le conceptualiza desde la perspectiva de sus infinitas posibilidades de uso, el investigador Jesús Martín-Barbero (2005) ofrece una pertinente definición contextualizada por la cuestión cultural y por las ventajas de la practicidad. Al respecto él menciona que Internet no es solamente una tecnología, entendida como grupo de aparatos, sino un emergente medio para la producción cultural que modifica las formas de producción y distribución de bienes y servicios (p. 40).

Desde una perspectiva más ecléctica, el también investigador Jesús Galindo (2006), afirma que Internet es una infraestructura física de aparatos e interconexiones de diversos tipos, pero también es una estructura ecológica emergente, una pauta de construcción social que desplaza a otras para ir tomando el centro de la configuración de las relaciones humanas en un nuevo orden (p. 111).

No es una utopía, ni mucho menos es una afirmación motivada por el peso mismo del fenómeno tecnológico, pero Internet ha propiciado un profundo cambio cultural en las masas. Si bien, aún sigue siendo muy restringido su acceso en naciones y ciudades que viven en la marginación económica, política y social, este recurso informático cada vez se incrusta más en la vida cotidiana de las personas . En resumen, Internet forma parte de nosotros, y nosotros actuamos muchas veces en razón de sus usos, su efectividad y sus efectos.


71

Mariano Palamidessi (2006), considera también a este recurso tecnológico como un enorme movimiento social y tecnológico que ha propiciado una revolución de proporciones inimaginables e irreversibles. “Esta revolución transforma casi todos los ámbitos de la actividad social: el trabajo y la producción, el hogar y el consumo, el comercio y el entretenimiento, la socialización y la transmisión de saberes, la organización de las empresas y de los estados, la circulación de todo tipo de datos y conocimientos” (p. 21).

Palamidessi también hace énfasis en los beneficios productivos, económicos y profesionales alcanzados a partir de la masificación de Internet “las nuevas posibilidades técnicas han contribuido a multiplicar la extensión de flujos comerciales, a la dispersión de los procesos productivos, la sofisticación de los sistemas de comunicación y de un sinfín de intercambios afectivos, políticos, estéticos e intelectuales” (p. 21).

Gordon Graham (2001), también expone las múltiples opciones de interacción entre el cibernauta y los instrumentos tecnológicos a su disposición, “para hacernos una idea de lo que es Internet, necesitamos imaginar una combinación de biblioteca, galería, estudio de grabación, cine, cartelera, sistema de correo, galería de comprar, tabla horaria, banco, aula, boletín de club y periódico” (p. 34). Graham explica que todas estas posibilidades de la red, adquieren su verdadera dimensión como fenómeno cuando se piensa en la cantidad infinitamente inmensa de usuarios que replican los usos múltiples de la red y la ilimitada expansión geográfica de sus beneficios.

Para Palamidessi (2006), la importancia de Internet como fenómeno social no sólo está en su cobertura ni en su valor histórico, “sino en el


72

alcance social y la novedad de los intercambios que hoy posibilitan las redes electrónicas…” (p. 21).

En México, los jóvenes tienen contacto con Internet y sus herramientas de manera tan cotidiana que de todos los usos que pueden obtener de la red de redes, el de aprendizaje es solamente una opción de las tantas que hay en el ciberespacio y en las herramientas de las computadoras y los aparatos tecnológicos. Ellos pueden ver, editar y compartir videos que previamente ya han obtenido de algún otro usuario online, o que incluso ellos mismos capturaron en un lugar y momento específico. También pueden escuchar, obtener, editar y compartir música de todos los géneros, ritmos, intérpretes y de todos los tiempos en la historia de la música. Además pueden conversar con otros usuarios conectados en un país lejano, etc. De acuerdo con Adriana Gil Juárez y Montse Vall-llovera (2006), la ‘red de redes’ no es para los jóvenes, “ni un medio, ni un mecanismo para llevar a buen puerto su desarrollo, lo que es, es un espacio muy importante dentro de sus prácticas cotidianas porque son materia y espacio de construcción de relaciones significativas. Si dichas relaciones son positivas o negativas, es específico a la situación concreta y a los actores involucrados, pero no al medio” (p. 57).

En resumen, en la medida en que Internet funciona como un espacio de asociaciones sociales, de circulación de recursos, información y reconocimiento social, las redes suelen ser presentadas como una forma flexible y ágil de intercambio y cooperación (Palamidessi, 2006, p. 21).

En este sentido, hay que asumir que Internet es un fenómeno relativamente nuevo, no visto como un factor cronológico de reciente


73

incorporación, sino como un medio en constante cambio que aun no termina por acoplarse a la vida cotidiana de todas las personas; desde este punto de vista, Palamidessi (2006), designa, a lo que denominamos como tecnologías de información y comunicación (TIC) como “un conflictivo entrecruzamiento de dos tipos de sociedades: las sociedades de Estado nacional y la(s) sociedad(es) globalizada(s)” (p. 20), donde la red virtual ha desempeñado un papel trascendental en muchos aspectos de la vida en sociedad, desde muchos frentes ideológicos, políticos y productivos.

2.5. LAS APLICACIONES DE INTERNET Internet tiene múltiples aplicaciones y cada una de ellas cumple un objetivo específico de acuerdo al uso que se le dé; en este bloque se abordarán algunos de los usos y beneficios de utilizar las aplicaciones más comunes y que han contribuido a modificar hábitos y costumbres de personas que años atrás ni siquiera solían ocupar largas horas tras un monitor de computadora por motivos diferentes al de trabajar . Algunas de las aplicaciones de más frecuente uso en la red, es el chat, el de redes sociales, foros online, videojuegos, visualización y obtención de películas y música de otras computadoras interconectadas, cuyos usuarios dieron su previo consentimiento; en muchos otros casos, a Internet también se le utiliza como una tribuna de expresión a través de los llamados blogs o diarios de uso público, en fin, tiene muchísimas más posibilidades de uso al que el cibernauta le ha sabido sacar beneficio, pero del que también se ha hecho dependiente. Entre muchas otras, “una desventaja quizá de Internet como medio de información es su exceso de información en contraste con las múltiples ocupaciones y actividades de los individuos que cohabitan en regiones industrializadas” (Olvera Salinas, 2008, h. 51).


74

Internet tiene la particularidad, a diferencia de cualquier otro medio, que puede desplegar los contenidos que le indique el usuario, no hay un límite en cuanto al tipo y cantidad de información y cualquier otro tipo de aplicaciones que se desee obtener. Internet funciona a través de una organización virtual de contenidos que están depositados en otras computadoras o servidores, administrados por dueños y empleados de empresas que obtienen sus ganancias por la cantidad de publicidad que logren colocar en las interfases de sus páginas web.

A continuación, se describirán varias de las aplicaciones más comunes de Internet y se expondrán algunos puntos de vista respecto al fenómeno de sus usos y efectos. En todo este bloque se sugerirán, además, algunas de sus aplicaciones, que son útiles para el aprendizaje escolarizado, en cualquiera de los niveles de educación formal.

2.5.1. PÁGINAS WEB Según Graham (2001), “una página web es un cuerpo de impulsos electrónicos o de información digital, almacenado en una máquina situada en algún lugar, llamado servidor, que tiene una ubicación física específica. Gracias a la tecnología de los hiperenlaces –hiperlinks-, resulta posible acceder a dicha información digital desde cualquier lugar del mundo” (p. 77).

En el aspecto económico por ejemplo, las páginas web equivalen a los catálogos o vitrinas de compañías, instituciones, organizaciones o individuos. “Sin embargo, son más impresionantes y versátiles que el catálogo más brillante, pues pueden contener sonido e imágenes en movimiento, así como textos e ilustraciones, y ofrecer oportunidades para la respuesta y la interacción” (Graham, 2001, p. 77).


75

Las páginas web son el acceso inmediato a Internet, y tanto la información contenida ahí, como sus elementos visuales, discursivos, interactivos y en general todas sus funciones, conforman un complejo sistema de relaciones de aprendizaje circunstancial, entretenimiento, de ocio, de información, de noción de mundo y del mundo, de transacciones comerciales,

de

intermediación

laboral, productiva o financiera, de

aprendizaje escolarizado formal, de operación política, de promotoría ideológica o doctrinaria, de desinformación, de acción y reacción social, de operaciones financieras, de intercambio de archivos de voz, datos y video y de relaciones sociales a distancia; en fin, las maneras e intenciones con que se le accede a Internet son infinitas, el límite es la creatividad de quien administra la página web en el ciberespacio –conocido también como webmaster-.

Aunque las funciones de Internet son cuantiosas, no todas las herramientas de la red contribuyen a favorecer el entorno educativo escolarizado de sus usuarios. Por ejemplo, no es lo mismo consultar un sitio web para buscar algún producto comercial en páginas comerciales que ingresar a algún portal de foros online, donde se discuten las implicaciones positivas y negativas, políticas, sociales y de género, que dejó la Revolución Mexicana.

Todas estas posibilidades son mediadas por la tecnología multimedia, entendiéndose a ésta como el recurso tecnológico “que nos permite estructurar y transmitir un mensaje codificado, con varios medios de manera simultánea, siempre que permita la interacción de los usuarios con el mensaje, permitiendo el cambio en las condiciones de su recepción” (Rodríguez Illera, 2004, p. 37).


76

“La información de Internet se difunde por innumerables canales autónomos, el sistema es acéfalo e incontrolable; cada uno discute con los otros, no sólo reacciona emotivamente al sondeo en el tiempo real, sino que dirige mensajes incluso profundizados que el sujeto descubre poco a poco” (Olvera Salinas, 2008, h. 51).

2.5.2. MENSAJEROS INSTANTÁNEOS El lenguaje escrito es uno de los recursos lingüísticos que han sido completamente alterados por causa de Internet. Las herramientas de conversación online son de uso muy frecuente entre los usuarios interconectados por la llamada red de redes. Como en su momento ocurrió con el teléfono, las relaciones humanas presenciales y la comunicación verbal han menguado para dar

lugar a conversaciones escritas con

remitente inmediato. Los mensajeros instantáneos han propiciado una ruptura definitiva entre el espacio y el tiempo, ahora es cotidiano entablar una conversación con personas que viven en otras partes del mundo, donde el lenguaje común entre ambos usuarios sea quizá el de los íconos y frases entrecortadas y de fácil escritura, pero a veces de difícil decodificación para quienes están ajenos al uso común de este recurso lingüístico.

Pero, ¿en qué consiste este tipo de recursos virtuales que se han popularizado tanto entre los usuarios que, indudablemente ha llegado a impulsar, junto con las redes sociales, toda una revolución cultural a nivel de relaciones, costumbres y conductas sociales?

Los mensajeros instantáneos, desde una concepción personal,

son

una aplicación interactiva que posibilita la comunicación bidireccional en tiempo real entre dos o más personas imposibilitados para estar en un


77

mismo espacio físico; así, por ejemplo, se puede acceder a salas de conversación con múltiples usuarios, a las que se les denomina chat rooms, o simplemente se puede mantener comunicación con una sola persona. Los chats o espacios virtuales destinados a la conversación no presencial, consisten en aplicaciones mediadas por una interfase o ventana con un diseño en el que al transcribir los diálogos quedan expuestos en el monitor del usuario; su uso es muy frecuente y cotidiano entre cibernautas y es quizá uno de los medios de comunicación de nueva generación de uso al que se han habituado muchos ‘tecno-usuarios’.

Lo que se ha observado en nuestro entorno inmediato, en experiencias de vecinos, de familiares o de amigos, es que el uso del mensajero instantáneo ha hecho en algunos casos la función de celestina, donde la ausencia del lenguaje corporal y de la no presencia entre dos interlocutores, ha propiciado la conformación de nuevas familias cuyos padres nunca llegaron a conversar de manera presencial, su único enlace de relación fue siempre Internet y en particular los mensajeros instantáneos.

Los mensajeros instantáneos también ahorran millones de pesos cada año a las empresas, cuyos trabajadores se valen de esta herramienta para comunicarse por motivos laborales entre empleados afines, entre clientes y proveedores.

Desde esta perspectiva son muchísimas y muy diversas las historias que han construido las relaciones humanas por medio de los mensajeros instantáneos; entre los jóvenes, esta aplicación ha contribuido a sustituir, en el común de los casos, el contacto físico que propician las relaciones humanas entre dos o más amigos compartiendo un mismo espacio visual de convivencia, mediado por el plástico del teclado y, como ya se dijo antes, por


78

el del lenguaje escrito basado en códigos y símbolos casi siempre apoyado en frases entrecortadas, pero que de acuerdo al mecanismo de decodificación del cerebro, es relativamente comprensible para los jóvenes acostumbrados a este lenguaje.

Por otra parte, no hay que ignorar que la tecnología de comunicación interactiva ha mejorado tanto en los últimos años, que los mensajeros instantáneos y los sitios web de chat online, han incorporado la función de videoconferencia, en donde dos o más usuarios conectados pueden sostener conversación verbal y cuya imagen es vista en el monitor de la computadora en alta resolución, de tal manera que lo que hace 10 años sólo era posible conversar verbalmente a distancia por teléfono a un costo elevado, ahora es muy común con una conexión a Internet, una webcam y un software de mensajero instantáneo, los usuarios pueden conversar, pueden tener contacto visual de sus interlocutores, el tiempo de interconexión que más les convenga a ambos y con el único costo económico del servicio de Internet. Muchas familias de migrantes mantienen sus lazos y orígenes culturales al comunicarse de manera cotidiana con sus familiares en México, por medio de este importante recurso.

2.5.3. REDES SOCIALES Una de las más importantes aplicaciones de Internet, y que ya se ha discutido ampliamente en temas anteriores, son las redes sociales; uno de los últimos recursos que en la supercarretera de la información se ha incorporado a su amplísimo repertorio de herramientas de uso cotidiano.

En los recientes años ha tomado tal importancia este recurso interactivo, que varios estudios han revelado datos alarmantes sobre el número de horas promedio que dedican los usuarios a los dos espacios más


79

importantes de interacción de vida cotidiana, conocidos como Facebook y Twitter, ambos son espacios de uso público donde sus usuarios pueden depositar mensajes cortos de discusión generalmente cotidiana, fotografías y datos personales, que asemeja más a un espacio de ocio que al de utilidad práctica o de aprendizaje.

Facebook, por ejemplo, almacena en sus servidores, alrededor de 500 millones de cuentas personales activas, de usuarios en todo el mundo. En 2009, en México utilizaron de manera frecuente 2.5 millones de usuarios por mes, los espacios virtuales de las dos páginas de redes sociales más importantes . Otro dato interesante en cuanto al uso de las redes sociales, es que se advierte una dependencia de cibernautas a sus contenidos , donde en promedio de horas que usuarios pasan frente al monitor leyendo o escribiendo en las páginas de Facebook y Twitter, va de cinco a siete; y una media de 57 a 77 por ciento de usuarios totales de Internet, que visitan estos sitios. Países como Brasil, España, Italia, Reino Unido, Estados Unidos y Australia, son los que más usuarios reportan con exceso de horas de interacción con aquellos sitios de redes sociales.

2.5.4. BUSCADORES O MOTORES DE BÚSQUEDA Los buscadores son herramientas de Internet que extraen de los archivos de servidores web en el mundo, todo tipo de información, blogs, páginas web, publicaciones electrónicas, libros online, documentos, artículos, fotografías e imágenes, y en general todos aquellos documentos que son de algún tipo de utilidad para usuarios y que de manera deliberada son colocados por los mismos usuarios para uso público.

Google, Yahoo, Altavista, Lycos, Mundo Latino, Elcano, Excite, Webcrawler y Terra son algunos de los buscadores famosos. Los


80

buscadores son recursos muy utilizados por los cibernautas para llegar de manera casi instantánea a la información deseada. Sólo basta con teclear la palabra(s), clave(s), que es motivo de su búsqueda y elegir el tipo de documento que se desea obtener y en unos cuantos segundos, los motores de búsqueda le ofrecen al usuario una lista de enlaces a páginas web donde se puede encontrar la información deseada.

El primer buscador de Internet fue Yahoo , que hasta la fecha continua ofreciendo múltiples servicios de búsqueda y administración de información a los usuarios de Internet, además de otros servicios como correo electrónico, atlas de ciudades y carreteras, etc. En 1994 fue creado este sitio web, por dos universitarios estadounidenses, David Filo y Jerry Yang, quienes en un principio realizaron un pequeño directorio de páginas web y la clasificaron por temas. Con los años, este proyecto se convirtió en un negocio muy rentable que aporta ganancias multimillonarias a sus propietarios.

El buscador web más famoso, es Google con 82 por ciento del total de usuarios en el mundo que consultan de manera frecuente sus servicios y rastreo de información . Es decir, 8 de cada 10 usuarios de Internet en el mundo, ingresan a Google cada vez que se conectan a la red de redes.

En la educación escolarizada, el uso de los buscadores ha sido un fuerte aliado en la búsqueda de información concerniente a los trabajos escolares que encomiendan los profesores a sus alumnos; y aunque su uso y eficacia como buscador de información, ha sido útil para las tareas y trabajos escolares, también se ha hecho evidente que fomenta la pereza en los alumnos por hacer sus propias búsquedas en otras fuentes de consulta, muchas veces más relevantes que las que hay en Internet, como los libros y


81

revistas científicas que esperan en los anaqueles de las bibliotecas, por algún lector o estudiante.

No es el hecho de que los estudiantes opten por los libros por una mera sujeción a las normas del orden establecido; ante todo la practicidad y si Internet ofrece la opción de encontrar la información deseada en fracción de segundos, no tiene porqué estar mal, el problema es que, visto desde mi experiencia como docente en universidad y bachillerato, los estudiantes ya no se detienen a leer, analizar y seleccionar la información que recaban y entregan como tarea cumplida, y aunque no es un caso generalizado, sí ocurre en las mayorías, quienes se esmeran más en quitar del formato toda evidencia de haber sido tomada de Internet sin el mínimo de lectura de sus contenidos, que en profundizar en el conocimiento de la información que aportan los autores de esos artículos tomados de algún blog o sitio web.

El otro problema con la búsqueda de información de las redes sociales radica en que mucha de la información recolectada, carece de valor de autor, puesto que en bastantes casos son trabajos escolares compartido en la red por otros estudiantes, y en muchos casos, el alumno de universidad termina entregando un trabajo escolar creado por ejemplo, por algún otro estudiante de educación media básica, dejándole muy poco conocimiento y datos erróneos en la información que se obtuvo de los buscadores online .

2.5.5. CORREO ELECTRÓNICO Mencionar un término que defina al correo electrónico podría pasar como pleonasmo, porque su nombre le da significado a sí mismo. Además del concepto y de su función, el correo electrónico tiene implicaciones que van más allá de ser un simple enlace epistolar entre cibernautas.


82

Sin embargo, como una herramienta de contacto y comunicación bidireccional, los correos electrónicos han tenido tal relevancia en el colectivo de la vida diaria, que su uso ha desplazado a los sistemas tradicionales de comunicación no masiva; ha alterado los tiempos de respuesta a las relaciones epistolares que solían establecer el remitente y el receptor de hace apenas una década.

Las oficinas de correos permanecen más, como un símbolo del otrora imprescindible enlace social de la comunicación escrita, que como una oficina gubernamental de asistencia y servicio al público.

Esta herramienta tecnológica se destaca de manera especial, porque el uso del correo electrónico ha sido muy frecuente y generalizado por estudiantes de las distintas disciplinas y niveles escolares, no sólo en México, sino en cualquier parte del mundo donde haya acceso a Internet.

En otras actividades el correo electrónico es muy frecuentado por ejemplo, por empleados de empresas para facilitar los flujos de comunicación que les reditúe a favor de los objetivos comerciales o de producción; en la casa, se constituye como una herramienta de primera necesidad, cuando uno de los miembros de la familia está ausente, aunque el mensajero instantáneo y recientemente las redes sociales, ocupan un lugar de mayor importancia para el usuario, sin embargo, el mail no deja de ser un medio importante de uso cotidiano por la sociedad.

El correo electrónico también ha propiciado reflexiones e información de y por ciudadanos que comparten mensajes llamativos, creativos o no, sobre los grandes males o grandes proyectos que aquejan o emprenden grupos en el poder, económicos, sociedades en retroceso o en desarrollo, o


83

incluso por circunstancias naturales, religiosas o ideológicas, con el vaivén de las llamadas cadenas con información real o ficticia, que son compartidas entre usuarios de correo electrónico.

En la enseñanza, el correo electrónico ha ocupado también un lugar preponderante para facilitar los procesos de revisión y retroalimentación de los trabajos escolares y tareas que encomiendan los docentes a sus alumnos.

Gloria Alicia de la Cruz y Francisco Pavón (1998) resaltan la importancia que ha tenido el uso y manejo del correo electrónico en la educación.

El correo electrónico ha contribuido a satisfacer algunas necesidades como la de valorar positivamente la incorporación de nuevos medios en el proceso de enseñanza-aprendizaje, utilizar la red para el contraste de concepciones e innovaciones educativas con otras aportaciones de equipos de docentes, investigadores y estudiantes, […] además de que el uso del email, puede llegar a ampliar el contacto entre docentes, profundizando y ampliando las teorías, valorando las teorías, conceptos, habilidades, principios de la acción, etc., que caracterizan la práctica educativa .

El uso del correo electrónico ha formado parte de las actividades regulares de los jóvenes, en línea. El primer contacto de cada día con Internet, los lleva casi en automático a consultar sitios como Hotmail, Gmail, Yahoo, Terra y otros múltiples sitios web de e-mail.

La arroba se convierte en la cerradura para acceder a las misivas despersonalizadas enviadas por anónimos, conocidos o entrañables, las


84

claves de acceso tendrían que ser la llave para abrir el casillero virtual donde se depositan las cartas y todo tipo de correspondencia; finalmente, el nombre de usuario, esa clave de identidad que elige el interesado y con la que se identifica, sería el equivalente al apartado postal, propiedad intransferible del remitente.

En la enseñanza y aprendizaje, el correo electrónico, no solamente se ha constituido como el punto de reunión de los trabajos y tareas escolares encomendados a los estudiantes por sus profesores; también ha sido un medio para compartir los textos y otros archivos para trabajar de manera colaborativa en un proyecto escolar en conjunto. Ha sido además un factor fundamental en el ahorro de papel utilizado para imprimir tareas escolares, tiempo que demanda el desplazamiento físico para la entrega de trabajos y de respectivas revisiones del maestro y sobre todo, del ahorro en dinero, dado que un archivo impreso no deja de tener un costo para los alumnos; sobre todo de aquellos trabajos que implican el uso de tintas a color, por ejemplo.

2.5.6. WEBLOGS Según Eulalia Massana un blog es un recurso de Internet que permite construir un sistema de publicación de textos e imágenes en una página web.

Citando a Próspero Morán (2006), Massana expone que los weblogs constan de una parte pública accesible para cualquier persona visitante y una parte restringida para publicar lo que queramos.


85

El uso de los blogs se ha popularizado en los últimos cinco años; su diferencia con las páginas web, radica en la cantidad de recursos de que se vale el bloguero para hacer atractivo su espacio virtual.

Una página web puede ser solamente la presentación virtual de productos o servicios que oferta una compañía, o la descripción de programas gubernamentales, así como sus logros, acciones y cuentas públicas de oficinas gubernamentales, en cambio, un weblog o blog, es una página de Internet construida por particulares para usos específicos, como entretenimiento, intercambio de música, videos, fotografías y cualquier otro tipo de documentos electrónicos; y sobre todo, puede variar su información de manera continua, está diseñado para que cualquier usuarios publique sus comentarios en el blog que consulta, aunque no sea su webmaster o su creador.

En el blog también se pueden colocar otras aplicaciones como presentaciones en Power Point, videos personales u obtenidos de sitios de videos como Youtube, links para ingresar a otros blogs y en los últimos años, es posible escuchar música desde los blogs, por medio de una herramienta de reciente creación, los llamados podcast, cuyo fin es el de reproducir audio con el mínimo de memoria de procesamiento de datos. También es posible obtener ganancias económicas por medio de la promoción de servicios, marcas y artículos comerciales y administración de contenidos que redireccionen a los cibernautas hacia las páginas web comerciales, sus implicaciones son más bien comerciales.

Como herramienta educativa, los weblogs son de suma importancia, toda vez que por medio del diseño y administración de blogs, el docente puede colocar una gran cantidad de contenidos de aprendizaje para


86

enriquecer las nociones de los estudiantes respecto a los temas que se ven en el aula. El aprendizaje puede ser viable, desde este recurso, porque los estudiantes pueden diseñar sus propios blogs en los que podrían ‘subir’ sus presentaciones de exposición grupal, documentales, libros online y ensayos, críticas y análisis realizados en los distintos cursos escolares tomados tiempo atrás, y de esa manera llegar a fomentar el autoaprendizaje colaborativo. El reto en este caso, es convencer a los jóvenes de la importancia de fomentar y participar de experiencias de aprendizaje compartido, fuera del aula, pues de las palabras a los hechos hay una distancia, a veces incuantificable.

2.5.7. FOROS ONLINE El mayor incentivo para la participación en foros online, es la interrelación de jóvenes, adultos y expertos de distintas áreas, en el intercambio de ideas que contribuyan a construir soluciones para una mejor sociedad. Aunque no son tan populares como las redes sociales y el correo electrónico, los foros online son tribunas públicas que permiten la libre expresión de los usuarios en torno a temas de intereses múltiples y casi siempre, de trascendencia. En sus espacios, se advierte una vitrina que hace transparente las necesidades, temores, pensamientos, sueños, logros, ilusiones y disertaciones de cibernautas con deseos de alzar la voz.

Los foros online tienen la ventaja de que a través de ellos, el usuario se puede allegar información por temas, además de que hace la vez de observatorio de opiniones de otros usuarios que permiten tener un acercamiento con la noción de las cosas que circundan en torno a temas que aquejan a las sociedades. Permiten identificar además, las ideas que tienen usuarios de otras regiones geográficas, según los problemas o bondades cercanas a ellos, por los comentarios que depositan en los foros online, casi


87

siempre alimentados por reacciones críticas, lo que en muchas ocasiones no ocurre con el Facebook o Twitter, donde la información que más abunda suele ser superficial.

Los jóvenes pueden aprovechar los comentarios vertidos por otros jóvenes sobre temas de interés personal, académico o social que abundan en los espacios destinados a los foros de opinión, esta información podría serles útil como punto de partida para elaborar ensayos escolares, críticas a lecturas encomendadas por sus profesores, o para participar en los mismos foros, publicando sus propios puntos de vista sobre los temas que les sean de su interés, esa es la razón de ser de Internet, compartir cuestiones y afirmaciones ‘ricas’, reflexiones y críticas racionales, ante los problemas del mundo.

En una exploración aleatoria a páginas de foros online, para identificar qué tipo de temas abundan en la red, fue posible observar que los contenidos son abundantes en temas de política, delincuencia organizada, ocio y tiempo libre, tecnología, medicina, educación, artes, cine, medios de comunicación, literatura, drogas, alcoholismo, sexo, sexualidad, etc. Por el tipo de respuestas y comentarios publicados, se observa que el nivel de los contenidos van desde simples comentarios que manifiestan un sentir o una opinión, hasta reflexiones o propuestas de cambio o de acciones brillantes que podrían llegar a impactar positivamente lo que es motivo de opinión.

Los foros también son abundantes en juicios de valor con poco fundamento en contra de personas o situaciones de interés público, frases obscenas o consejos para infringir las normas o reglas sociales establecidas, como forma de protesta. Los foros que fueron explorados y en los que se detectaron todos estos tipos de contenidos, son foros.terra.mx, bionico.com,


88

foros.yahoo.com,

foros.rincondelvago.com,

foros.presidencia.gob.mx,

foros

de

periódicos

foroswebgratis.com, como

am.com.mx,

eluniversalonline.com.mx y webforo.com, entre otros.

Otras aplicaciones de Internet igualmente importantes para los jóvenes, y que han representado algún tipo de ayuda para la educación, llámesele escolarizada o aquella que no es formal, pero que deja algún tipo de enseñanza, son: Youtube, donde los jóvenes han podido consultar video documentales educativos, Wikipedia y monografias.com, aunque de eso ya se ha discutido en el apartado que hace mención a páginas web; además, hay una impresionante variedad de publicaciones académicas, científicas, de asociaciones civiles y privadas, que aportan datos de crucial importancia para el aprendizaje, y cuya información es difundida a través de las llamadas e-zines o magazines electrónicas, término con el que se les define a las revistas que circulan en Internet; los diarios online forman también ese inventario de información de análisis, crítica e información de referencia para abonar al conocimiento de los cibernautas. Los mapas, trazos y fotografías de detalle de panorámicas de ciudades, océanos, constelaciones, planetas y de nuestra luna, expuestos por sitios como Google Heart, han aportado de manera significativa también, al aprendizaje, y sin duda, ha sido una aplicación fundamental en la construcción de nuevos enfoques, ensayos, análisis escolares e hipótesis sobre lo que nos rodea.

En conclusión, Internet posee infinidad de herramientas o aplicaciones con un vasto universo de información disponible para que con el toque de ratón, los usuarios puedan proveer o divulgar datos relativos a sus intereses escolares, personales, comerciales o de uso práctico, que de una u otra forma ha modificado la manera en que concebimos a la sociedad y al mundo que habitamos.


89

2.6. USUARIOS DE INTERNET Pese a que en los últimos años se han expandido de manera exponencial las posibilidades de accesos a las tecnologías de informática, aún hay un número importante de habitantes en el planeta que nunca ha tenido contacto con Internet. Los habitantes de regiones más empobrecidas, incluyendo poblados de México, pertenecen a este grupo de población. Otra variable que determina qué tanto se convive con las tecnologías informáticas, es el nivel de escolaridad, tipo de actividad laboral y el año escolar que cursan.

Del otro lado de la balanza, están los jóvenes que tienen tanto apego con las tecnologías inalámbricas de comunicación e información, que con regular frecuencia suelen incorporar a sus agendas cotidianas, consultas y actividades interactivas con cualquiera de las aplicaciones de Internet. Para efectos de este trabajo, el enfoque de estudio estará centrado en los jóvenes que estudian alguna carrera universitaria y que requieren de estar conectados a la red con cierta frecuencia para realizar sus trabajos escolares, pero en una escala de igual magnitud en importancia, con actividades de consulta, intercambio de ideas vía mensajeros instantáneos, foros o redes sociales, y en general, con aquellos jóvenes que interactúan con cualquiera de las aplicaciones que oferta la red, puesto que unos de los objetivos de este trabajo es el de estudiar las acciones, usos y efectos de Internet sobre la población estudiantil universitaria.

Uno de los enfoques de estudio, consiste en comprender ¿porqué los jóvenes son muy asiduos a las tecnologías de Internet? Dominique Wolton (2000), explica, desde la perspectiva de la antropología social que las principales motivaciones están vinculadas al hecho de que las “nuevas


90

tecnologías vienen disfrazadas de algo muy diferente a una pura misión tecnológica. Se trata, en conjunto, de modificar las relaciones humanas y sociales” (p. 95).

La necesidad de permanecer de manera frecuente conectados a la red de redes, obedece también a su rechazo a la omnipotencia y omnipresencia de los medios de comunicación de masas, es para ellos un innegable deseo de mitigar los efectos seductores de la televisión, la prensa, la radio, el cine y los medios impresos tradicionales. Frente a la computadora pueden interactuar, lo que no ocurre con los medios ordinarios; frente a la computadora es posible pasar de entes pasivos a sujetos en pleno uso de la participación social (Wolton, 2000).

Desde la perspectiva psicosocial, las nuevas tecnologías son atrayentes por su simbología implícita de libertad y capacidad para organizar el tiempo y el espacio, “un poco como lo fue el coche en los años treinta. Tres palabras son esenciales para entender el éxito de las nuevas tecnologías: autonomía, organización y velocidad. Cada uno puede actuar sin intermediario cuando quiera, sin filtros ni jerarquías, y lo más importante, en tiempo real” (Wolton, 2000, p. 95).

Y si bien, las tecnologías han aportado bastantes beneficios para quienes se valen de ellas, también han sido causa de nuevas angustias y situaciones de estrés, lo que Wolton define como “soledades interactivas que los aparta de las relaciones sociales”.

La angustia de los cibernautas de no haber recibido en las últimas horas un mensaje de celular, un mail o una llamada telefónica pone en


91

evidencia el que estos individuos están siendo atrapados por la interactividad virtual hacia la soledad.

Desde el punto de vista biológico, el exceso de permanencia frente al monitor de las computadoras, también puede desencadenar complicaciones oculares como astigmatismo, miopía, resequedad ocular crónica y deterioro progresivo de los ojos debido a la sobreexposición y a que los usuarios suelen disminuir la frecuencia de parpadeo.

Desde la llegada y arraigo de Internet, los jóvenes han modificado sus hábitos en muchas de sus actividades cotidianas; por ejemplo, en las horas que pueden permanecer en la recámara o estudio de sus casas ‘conectados’, eran aquellas tardes de diversión que solían transcurrir entre amigos charlando de anécdotas y situaciones vividas en la clase o en los lugares de tiempo libre. Nuestro lenguaje se ha tenido que acoplar a neologismos que antes eran inexistentes o que carecían de significado, como chatear, mensajear, twittear, bajar, quemar, copypaste o navegar.

Internet ha favorecido entonces cambios en las relaciones y estructuras y formas de organización social; en el factor tiempo y espacio, pero de manera especial, en la forma en que se concibe la realidad, antes mediada por hechos, momentos y relaciones humanas tangibles y presenciales; ahora subordinada a un sistema virtual, todavía difícil de comprender en su más pura esencia.

2.7. ALCANCES SOCIALES DE INTERNET En el bloque anterior se discutía sobre los cambios que han ocurrido en torno al fenómeno de Internet y sus usuarios. Si bien, Internet ha tenido un impacto importante en las formas de organización social de las sociedades


92

modernas, sus alcances han sido de gran trascendencia por las secuelas que ha dejado en las acciones, usos y efectos en torno a las nuevas tecnologías.

Gordon Graham (2001), hace un paralelismo entre la forma en que a su juicio, Internet ha modificado e incidido sobre las vidas cotidianas de las personas y la llegada del ferrocarril intercontinental, posterior a la Revolución Industrial, citando a Charles Francis Adams Jr, quien en en 1868, escribe: He aquí una fuerza enorme e incalculable… que de repente se ha desatado sobre la humanidad; que ejerce todo tipo de influencias, sociales, morales y políticas; que lanzan sobre nosotros problemas políticos más novedosos que exigen solución inmediata; que destierra lo viejo antes de que lo nuevo esté maduro para reemplazarlo;… Y, sin embargo, con la curiosa insensibilidad de una época material, rara vez observamos este nuevo poder de otra manera que como una máquina que sirve para ganar dinero y ahorrar tiempo… pocos de entre aquellos… que están convencidos de que pueden controlarlo se han parado a pensar en él como… el motor de cambio social más tremendo y de largo alcance que, para bien o para mal, nunca haya afectado a la humanidad (Citado en Graham, Gordon, 2001, p. 31).

De acuerdo con Rheingold, Howard (1996), la tecnología que hace posible las comunidades virtuales, tiene la posibilidad de acercar a cualquier ciudadano un poder enorme a un costo relativamente bajo: él lo categoriza en “poder intelectual, social, comercial y, lo que es más importante, poder político” (p. 44).


93

El poder al que se refiere Rheingold, debe ser administrado de manera inteligente e informada; según él la tecnología no llenará este potencial por sí misma; “todo el mundo tiene que informarse de este poder y aprender a utilizarlo, mientras todavía tengamos la libertad de hacerlo, para estar a la altura de su potencial” (1996, p. 46).

Un ejemplo de ello lo cita Dominique Wolton, quien afirma que para muchas profesiones, el acceso a los bancos de datos necesarios para la evolución de las profesiones es una ventaja. Según él los científicos, los juristas, los médicos, en resumen, todos los profesionales enfrentados a una evolución rápida de los conocimientos y que están obligados a reciclarse, pueden encontrar allí fuentes documentales de sumo interés para llevar a cabo sus actividades diarias de una manera ágil, al menor costo posible y eficientemente. “El límite está en la competencia. El acceso a ‘toda la información’ no sustituye la competencia previa para saber qué información pedir y qué uso hacer de ella” (Wolton, 2000, p. 97). En resumidas cuentas, la web, según Graham (2001), es el poder para el pueblo acompañado de una venganza, pues a diferencia del carácter más bien pasivo de la televisión, su naturaleza interactiva ofrece a los ciudadanos ordinarios la posibilidad de ejercer una influencia inaudita sobre los acontecimientos políticos y sociales que determinan sus circunstancias y perspectivas. “[...] Si eso es verdad, entonces Internet aumenta un valor que es fundamental para la vida humana y satisface una necesidad no menos básica que la prosperidad material” (p. 46).

Si bien, se puede afirmar a todas luces que Internet ha sido generadora de cambios sociales, también hay que valorar en qué medida la sociedad ha cambiado por su inclinación natural a lo inestable. Quizá Internet ha sido


94

solamente una de las múltiples variables que han intervenido en las conductas y modos de vida de las personas. Defendiendo esta afirmación, algunos “[…] estudiosos de la ciencia y la tecnología no tiene tan claro que la tecnología sea el motor del cambio social, ni que lo único que nos quede por hacer a las personas, sea dejarnos arrastrar por la corriente que ésta marca” (Gil Juárez y Vall-llovera, 2006, p. 50). Lo que ocurriría en este caso, es que cuando la tecnología comenzó a formar parte de las actividades cotidianas de los individuos, era porque la sociedad ya había experimentado sus propios procesos de cambio y los usos de las tecnologías fueron adaptados a sus nuevas necesidades.

En síntesis las tecnologías de información y comunicación han modificado de manera irrevocable las formas en que interactuamos como sociedad, la manera en que nos comunicamos y los tiempos que dedicamos a actividades que en el pasado ni siquiera conocíamos.

Sin duda las aplicaciones que se han incorporado a Internet, son poderosas herramientas para realizar las tareas y labores de una forma más eficaz y con beneficios como ahorro de costos, tiempos y esfuerzo. De igual modo, la web ha sido un importante aliado en el aprendizaje, tanto autodirigido como el que es administrado por medio de un acompañante (profesor), pues no sólo se ofrece como una ventana de información en abundancia y en diversidad, sino como en un conjunto de herramientas que permiten realizar las tareas cotidianas escolares, además de otros usos que favorecen la asimilación cognoscitiva. En el siguiente capítulo se elaborará una exposición crítica de los usos de Internet en el aprendizaje y los factores tecnológicos y didácticos que han contribuido a la eficacia de la educación formal y no formal de los jóvenes contemporáneos.


95

CAPÍTULO 3

EL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO Y SU VÍNCULO CON LA VIRTUALIDAD “La tecnología de la educación no es un aparato que se pueda montar sobre un sistema convencional para completar y doblar procedimientos tradicionales; sólo tiene valor si está verdaderamente integrada en el sistema entero y si conduce a repensarlo y a renovarlo”. Edgar Faure Aprender a ser Si bien, la institución escolar es el lugar físico en el que el estudiante aprende y de donde obtiene conocimientos importantes para su formación futura, también es cierto que el uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación han abierto en los jóvenes un panorama global del conocimiento, en el que sus horizontes se extienden hacia las culturas del mundo y que quedan distantes de nuestro entorno inmediato.

En otros tiempos, el conocimiento de las cosas solamente era adquirido por medio de la experiencia y nociones que tuviese el profesor, por los libros y en algunas ocasiones por programas educativos que difundían los medios de comunicación, especialmente la televisión. Ahora el conocimiento se comparte, se distribuye en todas direcciones y se globaliza.


96

Abundando a esta afirmación, investigadores como López de la Madrid, Espinoza y Flores (2006), exponen algunos ejemplos de cómo los jóvenes, nacidos en plena era de la postmodernidad, buscan sus propios medios de interacción con las herramientas tecnológicas:

En algunas instituciones educativas los estudiantes de las últimas dos décadas han buscado por sí solos herramientas que les faciliten sus procesos de aprendizaje; han desarrollado las competencias que les permiten el fácil acceso a las nuevas tecnologías y, con ello, han ‘obligado’ al docente a su actualización continua. No es difícil ver a un grupo completo de alumnos organizar una sesión de chat por algún sistema de mensajería instantánea, crear complejos directorios de cuentas de correo y manipular todo tipo de información que Internet les proporciona. En muchas ocasiones han sido ellos los primeros en usar el videoproyector y la computadora portátil para sus presentaciones en el aula, y le han venido dando a los docentes un ejemplo de apertura y disposición hacia lo nuevo, lo reciente, lo práctico (2006, p. 16).

En el momento en que se consideró realizar esta tesis, siempre se tuvo presente la idea de hurgar entre las páginas web, información que pudiera ser útil para la fundamentación de afirmaciones aquí expuesta, y si bien, los libros son una importante fuente de datos para sustraer teorías y conceptos de autores expertos, en los distintos enfoques del fenómeno que se estudia, no puede desestimarse la trascendencia de la búsqueda de información a través de la red virtual, sobre todo por la actualidad de los artículos y resultados de otras investigaciones concernientes al objeto de estudio propuesto que se difunden.


97

El uso de las tecnologías como herramienta didáctica ha sido tan trascendental en las generaciones contemporáneas, que estudiosos del fenómeno han acuñado variadas terminologías para definir la relación y uso de Internet y sus aplicaciones en el ámbito de la enseñanza y del autoaprendizaje.

Así, por ejemplo Manuel Castells, se refiere a una era de la información para definir el nuevo tipo de sociedad de redes informáticas interactivas que se extienden a lo largo del planeta desde fines del siglo XX. “Peter Drucker acuña la expresión ‘Sociedad del conocimiento’ para describir un nuevo tipo de organización social que requiere una rápida adaptación espacial y temporal a los cambios tecnológicos y organizativos

-la llamada ‘nueva

economía’- que ‘estallan’ en la década de los noventa” (En Cabello Roxana y col. 2006, p. 126).

Y aunque se advierte un desfase entre la impartición de la educación adoptada por la escuela tradicional del profesor frente a un numeroso grupo de alumnos y los jóvenes que buscan en Internet una fuente de información para múltiples propósitos, uno de ellos (aunque en menor proporción), el autoaprendizaje, es necesario considerar que estos dos espectros que favorecen la enseñanza muy difícilmente lograrán estar a la par, puesto que la tecnología evoluciona a pasos agigantados y los jóvenes suelen ir justo detrás de ella para estar a la altura de sus herramientas cada vez más sofisticadas, el profesor, en cambio, avanza conforme a sus propios procesos de preparación e impartición de cátedra, además de evaluación y revisión de las habilidades y capacidades adquiridas de cada uno de los 20, 30 ó 40 estudiantes a quienes pudiera impartir clase.


98

Ante esa situación, es importante considerar a las herramientas tecnológicas como un fuerte aliado en la impartición de la docencia, siempre y cuando los programas educativos también se apoyen en estas herramientas tecnológicas.

Para ello se requiere orientar el aprendizaje escolar, presencial o no presencial, hacia un uso responsable de la información obtenida de Internet y de otras herramientas tecnológicas; Juan Carlos Tedesco opina que “en un mundo donde la información y los conocimientos se acumulan y circulan a través de medios tecnológicos cada vez más sofisticados y poderosos, el papel de la escuela debe ser definido por su capacidad para preparar para el uso consciente, crítico y activo, de los aparatos que acumulan la información y el conocimiento” (2003, p. 67).

Desde otra perspectiva, en los modelos de formación no presencial que se desarrollan a través de las nuevas tecnologías, la motivación reside en el valor añadido del conocimiento y del uso de estas nuevas herramientas de comunicación y de relación. “Internet, ahora, como herramienta para la formación, es un elemento de formación añadido que se debe tener presente pero que hay que situar en su lugar, y éste es complementario o facilitador de proceso de aprendizaje” (Duart y Sangrá: 2005, p. 88).

El uso de las tecnologías debe ser siempre un apoyo en el aprendizaje y no un fin mismo, de allí la importancia de fijar el papel que deberán cubrir las herramientas telemáticas como coadyuvante de la educación. Es por ello que en el tema que a continuación se expone, se hará una reflexión crítica concerniente a los retos y ventajas que ofrece la educación virtual apoyada por Internet.


99

3.1. EDUCACIÓN INTERACTIVA: RETOS Y VENTAJAS La educación virtual o interactiva, es el modelo más reciente de enseñanza-aprendizaje que posibilita conocer de manera autodidacta, pero también con el papel orientador del profesor. Al ser interactivo y visualmente atractivo para el cibernauta, esta forma de aprendizaje es en muchas ocasiones autogestionada por el mismo joven, por interés personal, más que inducido.

Es muy posible que el joven contemporáneo, pese a su corta edad, posea más conocimientos que los jóvenes de hace 20 años y en parte, el acercamiento casi cotidiano con la información que ofrece Internet ha sido responsable.

Además, se acepta como premisa que el joven estudiante posee todas las capacidades y habilidades necesarias para aprender, quizá los sesgos entre la eficacia de aprendizaje entre uno y otro joven radica en los intereses de cada quien.

Brünner sostiene la tesis de que el alumno no es ignorante sino más bien alguien capaz de razonar y hacer sentido, por sí solo y en interacción con otros. “El conocimiento se extiende como un producto cultural que debe ser comprendido en su contexto y que puede ser aprendido bajo distintas modalidades de conocimiento” (2003, p. 124).

Si a la capacidad y habilidades de los jóvenes se les añade la educación interactiva, que tiene a su favor, la demanda de la sociedad de la información y de la cibercultura de una nueva comunicación, no centrada ya en la lógica de la distribución, el joven que no está inserto en esta cultura puede “enfrentar el desafío de la exclusión y del analfabetismo digital, no


100

sólo de la mayoría de los estudiantes sino también de los profesores” (Silva, 2005, p. 45). En este caso, como un sistema de autoregulación social a la larga tendrá que involucrarse con el uso de los medios interactivos. Por consiguiente:

La educación interactiva tendrá que presentarse como una oportunidad de formación de un sujeto cada vez más inmerso en la subjetividad de sus escuelas y navegaciones a través de latifundios de la conectividad. En la escuela y en la universidad, tendrá que garantizar un ambiente comunicacional capaz de acoger a los nuevos espectadores de la generación digital, así como prepararlos para su propia construcción colectiva, tanto de si mismo como de la sociedad (Silva, 2005, p. 46).

Aunque el acceso a las TIC´s es más frecuente y común entre la población de menos edad, aún hay una brecha significativamente grande entre los jóvenes que tiene acceso a Internet y de aquellos, que por su nivel de escolaridad y actividades que desempeñan, aun se encuentran ausentes de este entorno de relación información-socialización.

En México existen usuarios de distintas edades. En el último estudio realizado por Internet-AMIPCI (2007), el 58% de los usuarios de Internet tienen entre 18 y 34 años, lo que indica que son los jóvenes los usuarios predominantes de la red. También existe evidencia de uso de Internet en personas entre 35 y 44 años en un 11% y en mayores de 45 a 99 en un 6%. A pesar de ser este último un porcentaje relativamente bajo, da cuenta de que existen usuarios en este rango de edad (Rueda, 2008, p. 4).


101

Y aunque los jóvenes son quienes predominantemente ocupan el grueso de usuarios a las tecnologías, la brecha digital aun es enorme; el número de usuarios a Internet en México es de 30.6 millones de personas 5, ello otorga al país el lugar 78 en el ranking mundial en el uso de nuevas tecnologías, según el Informe global de Tecnologías de la Información. Los jóvenes, quienes ocupan la mitad de la población con acceso a las tecnologías, está integrada por un poco más de 15 millones, el resto no tiene acceso a Internet, y si bien no puede llegar a representar riesgo alguno en cuanto a sus procesos cotidianos de interacción, desempeño y desarrollo individual dentro de la sociedad; cuando sus fuentes de conocimientos son limitadas, representa en ellos una desventaja en comparación con aquellos jóvenes que tienen arraigada la cultura de lo virtual.

3.2. EL PAPEL DEL PROFESOR EN EL ESPECTRO DE LAS TIC´S En el aula el aprendizaje se obtiene no solamente de la experiencia compartida entre el profesor y sus alumnos y entre los mismos estudiantes, tampoco es exclusivo de los libros y los trabajos escolares que les ayude a retroalimentar y a reforzar los conocimientos adquiridos; los procesos de interacción social, el medio ambiente que da identidad a la cultura estudiantil, los laboratorios y áreas de taller, las bibliotecas, filmotecas y áreas destinadas para encuentros académicos, foros, conferencias y de manera especial, las salas de cómputo y de Internet, son importantes facilitadores de conocimiento para los jóvenes.

En la medida en que el profesor, como acompañante en el proceso de enseñanza-aprendizaje y en que el joven como el beneficiario de ese

5

Datos duros de la brecha digital en México. Marketing Político. (Online). Publicado el 11 de junio de 2010. (Recuperado el 22 de noviembre de 2010). De: http://emarketingpolitico.wordpress.com/2010/06/11/datos-duros-de-la-brecha-digital-enmexico/


102

acompañamiento, llegasen a apoyarse de los entornos colaborativos de Internet, se podrían obtener mayores efectos favorables a los objetivos marcados por el plan curricular en la materia que se imparte.

Si bien, la red virtual y todas sus aplicaciones y funciones pueden llegar a convertirse en un importante aliado en la educación, también es cierto que el profesor debe estar preparado en las habilidades requeridas para impartir la docencia en apoyo con Internet, las ventajas son enormes, tan sólo el primer paso sería dejar atrás el sistema de educación tradicional, marcado por el modelo de uno-todos, donde el profesor es la voz sobresaliente que lleva el ritmo de la clase, muchas veces sin reparar en la eficacia del conocimiento adquirido por parte del grupo.

El docente, cuando se abre al uso de las tecnologías, puede asumir la figura de acompañante en el aprendizaje autodirigido y sus posibilidades de éxito son muchas, según lo explica el académico Marco Silva; “[…] se trata de un aula no centrada ya en la figura del profesor, sino en la presencia permanente de diversos centros donde se produce una constante construcción y renegociación de los actores en juego”(2005, p. 38).

El mismo autor expone un cuadro comparativo en el que desglosa los tipos, formas, modelos y experiencias, entre un esquema de aprendizaje tradicional, como se estila todavía en muchas instituciones educativas y por otra parte analiza las variables antes mencionadas, sólo que basándose en el modelo de aprendizaje interactivo.

A continuación se ofrecen algunas nociones generales sobre los dos tipos de enseñanza, a partir de los hallazgos y conceptualizaciones de Silva.


103

MODALIDAD TRADICIONAL RACIONAL: organiza, sintetiza, jerarquiza, causaliza, explica.

MODALIDAD INTERACTIVA INTUITIVA: cuenta con lo inesperado, con el azar, con uniones no lineales.

LÓGICO-MATEMÁTICA: deductiva, secuencial, demostrable, cuantificable.

MULTISENSORIAL: dinamiza la interacción múltiple, capacidades sensoriales.

REDUCCIONISTA-DISYUNTIVA: basado en el o…o, separa cuerpo y mente, razón y objeto, intelecto y espíritu, emisión y recepción, lo lógico y lo intuitivo.

CONECTIVA: a partir del y… y, yuxtapone por algún tipo de analogía, trazando mapas de ruta originales (no previstos) o collages, en permanente apertura a nuevas significaciones y a la construcción de redes de relaciones. DESCENTRALIZADA: coexisten múltiples centros.

CENTRADA: parámetro, coherencia, delimitación, trascendencia. PROCEDIMIENTO: transmisión, exposición oral, lectura lineal, libresca, memorización, repetición.

PROCEDIMIENTO: navegación, experimentación, simulación, participación, bidireccionalidad, coautoría. Tabla de modelos docentes de enseñanza y sus efectos en los estudiantes de universidad (Fuente: Silva, Marco. 2005 p. 41). Como se puede observar, el aprendizaje, según la noción de Silva, implica dos maneras distintas de asimilación y conceptualización de las formas, contextos y significados de los contenidos educativos, según el modelo (interaccionista o tradicional) empleado por los estudiantes. En ninguno de los dos casos se asumen que sea mejor o peor uno u otro modelo, pues ambos tienen sus propios métodos, procesos, desventajas y ventajas con respecto a la asimilación cognoscitiva.

En un sentido más crítico, el uso de las tecnologías para favorecer el aprendizaje puede ser muy eficaz, no obstante se requiere una orientación de parte del docente, quien, de acuerdo con los planes de estudio y las estrategias planteadas para el desarrollo de su clase, podrían conducir al


104

estudiante hacia una mejor comprensión de los contenidos que se estudian. En todo caso, el profesor es el principal responsable en proporcionar las herramientas adecuadas de aprendizaje

En contraparte, cuando los estudiantes solamente fijan su atención en las nuevas tecnologías para el sólo cumplimiento de sus trabajos escolares, sin un objetivo encaminado a la lectura crítica y reflexiva para acrecentar o reforzar los conocimientos adquiridos en el aula, se puede llegar a formar una especie de círculo vicioso cuyo común denominador podría ser la pura recepción de información, en cambio, cuando ambos entes (profesor y nuevas tecnologías) están vinculados en una misma línea de transmisión de conocimientos e información, se sitúan en camino de una mayor efectividad en el aprendizaje de los estudiantes. En concordancia con esta observación, Roxana Cabello (2006), explica que la idea de apropiación del conocimiento siempre es presentada como una actividad individual que se completa al presentar los datos obtenidos al maestro. Ella comenta que: […] es decir, por una parte los alumnos ‘investigan’ si realizan búsquedas personales en Internet o en CD y presentan los datos obtenidos sin mayor procesamiento personal. Por el otro, en la visión de los maestros, la recopilación de información y la generación de productos son vistos como dos procesos separados sin una continuidad entre ambos. Esta separación entre el proceso de recolección de datos y el momento de presentación

y construcción de un producto, no

permiten que se hagan explícitas las reglas puestas en juego para la obtención, lectura y transmisión de los datos utilizados (2006, p. 112). El conocimiento que adquiere el joven debe ser facilitado por el profesor, por los estímulos que percibe de su entorno sociocultural en la


105

escuela, por la retroalimentación de sus mismo compañeros respecto al conocimiento que se plantea, y como apoyo en información que tendría que cumplir Internet, pero no ser esto último, el único factor de conocimiento del estudiante en el aula y fuera de ella.

Como factor principal de enseñanza, el docente es insustituible, Cabello da cuenta de ello, al afirmar que las computadoras no pueden por si solas ser generadoras de conocimiento, al respecto sostiene que: […] Parecería que las computadoras tuvieran la capacidad de generar, hacer explícito y construir el conocimiento por sí mismas. Sobre la base de esta fusión de conceptos se construye la hipótesis de la sustitución de los maestros por dispositivos tecnológicos. Esta utopía expresada en más de una oportunidad por la prensa es retomada en el discurso docente. Obviamente la propuesta es rechazada por unanimidad. Se contrapone la ‘frialdad’ de las computadoras con la capacidad de adaptación y la creatividad de los docentes […] En última instancia, el docente asume el rol de guía u orientador que facilita el trabajo del muchacho en el aula (Cabello, 2006, p. 113). Marco Silva (2005) refiere que de acuerdo con el educador Anisio de Texeira se debe hacer uso de los nuevos recursos tecnológicos y de los medios audiovisuales, no para transmitir contenidos, sino, al contrario, para buscar a través de ellos la ruptura con la pedagogía de la transmisión. Es decir, la radio, cine y televisión “transformarán al maestro en el `estimulador y asesor del estudiante’. De guardián y transmisor de la cultura, el maestro pasaría a ser, gracias a su asociación con las tecnologías de comunicación, guía de aprendizaje y orientador en medio de las dificultades de la


106

adquisición de las estructuras y modos de pensar fundamentales de la cultura contemporánea” (En Silva, 2005, p. 23). En resumen, las nuevas tecnologías proporcionan indudablemente un pasadizo muy bien iluminado y amplio para adquirir nuevos conocimientos, más profundos, con visión global y actualizados; su inconveniente podría radicar en el inadecuado manejo de sus recursos para favorecer un conocimiento pertinente en el caso del alumno; aunque del otro lado, el del docente, su principal problema podría radicar en su infoexclusión, es decir, en la separación que por el peso histórico ha tenido el profesor con las tecnologías de información, “el cual, prevaleció como oráculo en la era de la oralidad, como separación entre el autor y lector en la era de la escritura y como producción de espectadores en la era de de los medios de difusión” (Silva, 2005, p. 30). En alusión a estos dos inconvenientes para el aprendizaje efectivo, asistido por el uso apropiado de las nuevas tecnologías, el que concierne al alumno y al docente en su papel de facilitador, el reto será en este caso “poner las nuevas tecnologías de información y de la comunicación al servicio del estudiante, y al servicio de su proceso de aprendizaje. Así, la tecnología se convertirá en un medio, un valor añadido, y no en una finalidad en sí misma” (Duart y Sangrá, 2005, p. 30).

Por el lado del docente, de acuerdo con Josep M. Duart y Albert Sangrá un acercamiento más conciliador con el uso de las TIC´s permitirá la vinculación a una verdadera comunidad virtual de aprendices.

Es el medio por el cual se envía a los profesores las dudas y las solicitudes de orientación, las propuestas, etc. Es donde se reciben las sugerencias de los profesores y profesoras, pero también es desde donde se puede participar en la vida universitaria: por medio de los


107

foros, de los tableros, de los anuncios, de las actividades que se proponen, etc. Debe permitir acceder a materiales de estudio y a fondo de recursos, como también al enlace de materiales entre sí y con información o documentación ubicada a Internet (2005, p. 30).

En resumen, se puede afirmar que la función del profesor es y debe ser insustituible como acompañante en el proceso de enseñanza docente, no obstante, la generalización del uso de la nuevas tecnologías por parte del estudiante, ha propiciado la necesidad por parte del catedrático, de especializarse en su uso como posible aliado en la impartición de su clase, no solamente para eficientar el aprendizaje de los estudiantes, sino también como condición necesaria de su actualización.

3.3. APRENDER EN LÍNEA De acuerdo a lo que se ha observado en la experiencia docente, los jóvenes universitarios suelen tener un contacto permanente y armonioso con las tecnologías de información; sea cual fuere el artefacto, en casi siempre están conectados en sus teléfonos celulares, en las computadoras portátiles, ahora con la entrada en el mercado de las computadoras table y las minilaptops, las posibilidades de estar en línea gran parte del tiempo, suele ser una actividad cotidiana e irrelevante para muchos jóvenes.

En el año 2009, un alumno de licenciatura de nombre Alberto, defendía su punto de vista sobre la efectividad del conocimiento conceptual que imparte el docente como forma de enseñanza, cuando las tecnologías inalámbricas móviles pueden traer hasta la palma de la mano de los estudiantes, cualquier forma y tipo de nociones, conceptos, registros históricos y hallazgos recientes sobre los temas planteados por el profesor en la clase. Su argumento se debió a que los conceptos y las fechas


108

históricas podrían ser irrelevantes en la memoria de los estudiantes, cuando una simple consulta traía la información casi de manera inmediata con sólo teclear algunas palabras en los buscadores; en cambio, el uso razonado de esos conceptos, su posibilidad de análisis y las abstracciones racionales que de ella pudieran enriquecer el conocimiento, podría resultar mucho más eficaz que la simple retención memorística.

Y aunque su posición frente al conocimiento y uso de las tecnologías es justificada y hay razón en ello, en contraparte el aprendizaje significativo es el resultado de un proceso madurativo personal en el que la motivación como estímulo y guía, actúa de factor catalizador y dinamizador de las situaciones de interacción, ya sean personales o interpersonales.

Por ese motivo, la perspectiva que aquí se plantea es que el acompañamiento y orientación del docente es un factor de mayor importancia para el conocimiento pertinente del estudiante, que el uso por sí solo de las tecnologías.

No se le quita la importancia a las nuevas tecnologías sobre su contribución al aprendizaje, simplemente que ambos elementos deben estar perfectamente integrados para un aprendizaje más eficaz en el estudiante. Tampoco se puede ignorar el caso que expone Alberto pues es la tendencia que han estado adoptando los estudiantes mientras están en el salón de clase, pues en este cuatrimestre, septiembre-diciembre de 2009, al menos, cuatro alumnos de licenciatura, en diferentes niveles escolares, consultaban en el mismo instante información en Internet, sobre los temas que se iban abordando en clase, en todo caso sus participaciones versaban sobre la información consultada en ese momento o de igual manera, contribuían a actualizar o a enriquecer la clase con sus aportaciones alimentadas por su


109

natural curiosidad y su apego a las tecnologías tras buscar información sobre lo visto en clase; ello es por tanto, aprendizaje autodirigido asistido por computadora. Esta práctica, cada vez más común, da la pauta para inferir que “el oficio del alumno está basado en una dosis muy alta de instrumentalismo, dirigido a obtener los mejores resultados posibles, de acuerdo con los criterios de evaluación, muchas veces implícitos, de los profesores” (Tedesco, 2003, p. 106). Es indudable que la dinámica de los jóvenes con respecto a las clases y al uso de las tecnologías ha cambiado de manera impresionante, sin embargo falta una reflexión pedagógica sobre esa especificidad de los medios que tan evidente resulta desde una mirada no especializada. “Pues aunque no pueda decirse que los medios son educativos, ni las tecnologías desde luego, tampoco creemos que sea posible separarlos y considerarlos meros ‘medios’, vehículos de un mensaje educativo preexistente. Si volvemos a la distinción de aprender con/de, los medios y las tecnologías en general aparecen como un entorno tecnológico y el sistema o agente que está ‘situado’ en ese entorno tecnológico, no es, en muchos casos, claro” (Rodríguez Illera, 2004, p. 38).

Duart y Sangrá (2005), por su parte, creen que los entornos virtuales de aprendizaje permiten aprender sin coincidir en el espacio ni el tiempo y asumen las funciones de contexto de aprendizaje que en los sistemas de formación presencial desarrolla el aula. “A partir de un entorno virtual de aprendizaje o campus virtual, se debe establecer un modelo de actuación pedagógica que marque las pautas de acción de toda la comunidad educativa” (2005, p. 30).


110

En conclusión, los profesores son insustituibles como acompañantes del proceso de aprendizaje significativo en el joven, aunque su justa dimensión ante el uso de las tecnologías de la comunicación e información, por parte de los estudiantes para reforzar sus conocimientos y actualizarlos, está en el uso eficaz y bien encausado, por el alcance que tiene esta poderosa herramienta y su cobertura en el entorno en que interactúan y los niveles de escolaridad de universitarios.

En relación a ello, Roxana Cabello (2006), defiende la importancia de la información que se puede obtener de las TIC, como una ampliación y renovación de contenidos, más que como una nueva forma de acceder y organizar datos que posibiliten formas de construcción de un tipo de conocimiento cualitativamente diferente al desarrollado en la escuela hasta el momento. Para ella “se produce así una especie de achatamiento que iguala los contenidos con la información y a ésta con el conocimiento” (2006, p.136).

3.4. LIMITACIONES EN EL APRENDIZAJE VIRTUAL A veces, el problema de implementar modelos de enseñanza en línea, radica en su aun limitada cobertura a todos los niveles de educación superior, por ello es que de manera crítica, autores que aquí se citan como Palamidessi (2006), Rodríguez Illera (2004), López de la Madrid, Espinoza y Flores (2006), entre otros, exponen diversos puntos de vista en torno al panorama observable en el acceso a los medios tecnológicos en el entorno social, familiar y hasta educativo de individuos que estudian en el nivel superior.


111

En un trabajo de investigación realizado a instancias de la Universidad de Guadalajara, se señala que las últimas dos décadas han quedado marcadas por la influencia que la tecnología ha tenido en todos los espacios de actividad humana.

Si bien es cierto que el porcentaje de personas que tiene algún contacto con esta tecnología es aún muy bajo, no se puede negar que este número va aumentando día con día. Basta comparar el costo de ciertas tecnologías hace cinco años con el costo actual. En 1990, en México había un suscriptor a teléfonos celulares (móviles) por cada mil habitantes; en 1999 este número aumentó a 79 suscriptores. En 1995 había 0.2 usuarios de Internet por cada 1,000 habitantes, mientras que en el año 2000 la cifra se incrementó a 9.2 usuarios. Podemos revisar espacios políticos, de salud, de alimentación, de economía, y en todos ellos veremos el desarrollo que las tecnologías han propiciado (López de la Madrid, Espinoza, y Flores, 2006, p. 3).

Como posibilidad para aprender, el acceso es resuelto con la cada vez más amplia variedad de oferta de espacios públicos y educativos con acceso a Internet y a las tecnologías de interacción, entonces ¿qué es lo que puede desfavorecer el aprendizaje significativo basado en el uso de las nuevas tecnologías?

Así como el uso de las nuevas tecnologías ha contribuido a adquirir una noción del mundo que nos rodea y de sus fenómenos sociales mucho más amplia, diversa y actualizada; de igual manera el uso de Internet ha abierto las posibilidades de aprendizaje y especialización en indeterminadas disciplinas y áreas de conocimiento tan variadas como novedosas e inimaginables, las interacciones sociales y las aplicaciones orientadas al


112

entretenimiento y diversión, son un fuerte factor de distracción que pueden inhibir la efectividad en el aprendizaje.

El exceso de información disponible en la Internet, por otra parte, puede llegar a abrumar a los usuarios, limitando así su predisposición a la lectura de textos que le reditúen conocimiento. En Internet se puede encontrar información de todo tipo, desde la más útil hasta la más innecesaria, trivial y ofensiva. La forma en que se puede generar la capacidad de discriminar qué información es la que puede resultar útil y cuál se debe descartar por inoperante, es otra de las limitaciones en el aprendizaje virtual.

Sobre el uso de información equívoca a los objetivos de los temas que forman parte del aprendizaje del estudiante, N. L. Dari (2004) advierte sobre la necesidad de que el usuario realice una lectura activa y crítica; esto es: “que se convierta en un hiperlector, capaz de realizar sus propias lecturas, sus propias elecciones de lo que encuentra en la Red”.

Palamidessi sostiene que el uso generalizado de las redes en la escuela deja cambios en los estudiantes, debido a que la cantidad y diversidad de conocimientos en textos y productos que circulan en la web no deja de aumentar.

Los

sujetos

con

los

que

trabaja

la

educación

escolar

son

crecientemente atravesados por los flujos electrónicos globales – estímulos, imágenes y textos- que proveen una parte cada vez más importante de los materiales sobre los que se construyen las narraciones de lo social y la identidad de los individuos; la escuela deja definitivamente de ser el canal privilegiado mediante el cual las nuevas


113

generaciones entran en contacto con la información sobre el mundo, proceso que ya había iniciado la irrupción de la TV algunas décadas atrás (Palamidessi, 2006, p. 21). Para José Luis Rodríguez Illera (2004), otra limitante es que los alumnos suelen sentirse fuera del contexto de aprendizaje en el aula, “puesto que mientras el profesor les enseña apenas a utilizar el Word o cualquier otra aplicación que ellos ya conocen desde los cíbers y la casa, cosa que consideran pérdida de tiempo en lo que pretenden ser instruidos, mientras que prefieren bajar música, ponerse en línea, pasarse foto o visitar blogs” (2004, p. 36).

Los jóvenes creen que la enseñanza en el aula, en este caso sobre informática, está atrasada con respecto a lo que han aprendido fuera de ella.

Se menciona un ejemplo interesante de un joven que se acerca por primera vez a Internet y un segundo joven le crea una cuenta de Messenger, le agrega algunos contactos, entre ellos el suyo, mientras le va instruyendo en su uso y el joven va relatando cómo a fuerza de clickear, va aprendiendo (Rodríguez, 2004: 36).

Esta práctica es común entre los jóvenes menos expertos, quienes ven en sus amigos y compañeros de cibercafé o ‘maquina’ en un centro escolarizado de cómputo, al guía que le habrá de orientar en el uso de las tecnologías, más allá de la confianza que eventualmente podrían depositar en el profesor o adulto, generalmente menos hábil (al menos así se cree) que quienes son más jóvenes.


114

En apropiación de lo que afirma Gordon Graham, respecto al aprendizaje en el uso de las nuevas tecnologías por parte de los universitarios paradójicamente radica en que “todas las innegables ventajas de Internet lo convierten tanto en un poderoso instrumento de mentira y desinformación, como de conocimiento y aprendizaje” (2001, p, 96).

En resumen, las tecnologías de interrelación y comunicación, como ocurre en la vida real, siempre van a evidenciar las dos caras de la moneda, a fin de cuentas la virtualidad es operada por seres humanos, de Internet sólo se puede afirmar que es un medio y las personas son quienes se apropian de las relaciones culturales que ahí existen; en el tema siguiente se expondrán algunas desventajas derivadas del uso de Internet. 3.5. VICIOS Y HÁBITOS EN LA BÚSQUEDA Y PRESENTACIÓN DE INFORMACIÓN En el proceso de enseñanza docente, el profesor, cuyo papel es el de contribuir al aprendizaje de sus pupilos y que éste a su vez derive en conocimiento y habilidades permanentes, involucra a sus estudiantes en actividades de reforzamiento de los conocimientos adquiridos en el aula, generalmente en base a dos asignaciones básicas, la tarea escolar realizada fuera del ambiente de la escuela, cuya práctica habrá de confirmar lo aprendido en clase o genera las dudas necesarias para compartir con el grupo y el maestro el día después; por otra parte, el encargo del docente de actividades escolares para exponer por equipos, como actividad encaminada a transmitir los conocimientos en un sentido horizontal de comunicación y retroalimentación.

En ambos casos, el estudiante suele apoyarse, además de sus apuntes escolares y de los libros o cualquier otro medio tradicional, también en


115

Internet (en muchos casos, suele ser la única fuente de consulta). Cuando así sucede, la información que obtiene los estudiantes, no siempre es garantía que genere conocimiento acertado, Gordon Graham (2001), plantea esta problemática desde la perspectiva de la dependencia de Internet por los jóvenes como única fuente de consulta para sus trabajos escolares. “La confusión de la información digital con la información propiamente dicha conduce a otra ingenuidad: que Internet posee una autoridad similar a la de las bibliotecas y los servicios de información. Este es un error en el que caen los escolares y los estudiantes cuando se les enseña a considerar a Internet como un recurso útil para sus estudios” (2001, p. 96).

En base a la experiencia docente y de numerosos casos detectados con respecto a la recepción de trabajos escolares en el aula, otro de los inconvenientes, y quizá el de mayor impacto negativo para el aprendizaje, consiste en la práctica, cada vez más común por parte de los estudiantes, de apropiarse de información publicada en las numerosas páginas de Internet y presentarla como propia. La técnica es sencilla; ‘copiar y pegar’, no es una generalidad incurrir en el plagio de trabajos publicados en Internet, pero este recurso siempre está presente en los usos y costumbres de muchos alumnos 6, quienes suelen maquillar la información con los formatos de entrega dispuestos por el docente. En los casos más preocupantes respecto a esta práctica, el alumno ni siquiera lee el trabajo del cual se apropió sin consentimiento de sus autores.

6

Cfr. Capítulo 5. Resultados de encuesta Usos de Internet.


116

Cuando se hace búsqueda de la información tomada por los estudiantes, para confirmar el plagio, se detecta que los sitios predilectos por los estudiantes suelen ser Wikipedia, Rincón del Vago y Geocities.

En el menos peor de los casos, el traspasar información de los sitios de intercambios, podría dejar aprendizaje siempre y cuando sea leído por el estudiante, no obstante los alumnos suelen esquivar la actividad lectora, conducta observada cuando se les pide retroalimentación de los trabajos proporcionados.

El profesor no está exento del inadecuado uso de las tecnologías de información como apoyo en su actividad docente, aunque ya se ha hecho alusión a ello en temas anteriores, resta mencionar que el docente limita su práctica a la simple “prolongación del lápiz, la tiza y el pizarrón. En el mejor de los casos es visto como un apoyo para traspasar información y volver más eficientes las rutinas de adquisición del conocimiento” (Brünner, José Joaquín, 2003, p. 126).

En muchos de estos casos, el profesor, cuando no se trata de materias relacionadas con el uso de las tecnologías, hace a un lado el ambiente virtual como herramienta de enseñanza, y suele retomar los tradicionales recursos de enseñanza, a excepción de aquellos profesores que se apoyan en imágenes y textos integrados en programas como Power Point. Aunque el uso de los apoyos técnicos tradicionales como el pizarrón y el gis o pintarrón, según sea el caso, nunca va a dejar de ser un recurso útil, sólo que en este caso, el uso de recursos de multimedia podría ser favorable a los jóvenes para que, por medio de la interacción, lleguen a mayor efectividad por la práctica de los programas escolares que aprenden.


117

3.6. MODELOS DE

APRENDIZAJE: TENDENCIAS EN EL FUTURO

INMEDIATO Aunque se mantiene la idea de que el papel del docente es necesario y su participación en la dinámica de la clase siempre será insustituible, no se puede negar, por otra parte, que las nuevas tecnologías han modificado la manera en que se administra la educación y de cómo se aprende. Aunque, como se mencionó durante la primera parte del capítulo 2, los cambios ocurren en las formas y modos, pero casi nunca en esencia.

El acompañamiento del docente en la enseñanza escolar siempre será el ingrediente que posibilita un aprendizaje organizado en el estudiante, independientemente de las habilidades que tenga el joven para hacer contacto con información y actividades de interacción virtual que proveen las nuevas tecnologías. Dominique Wolton (2000) afirma que el uso de las tecnologías no siempre va a llevar de manera automática al aprendizaje, por mucho que se sea hábil en su dominio. Él sintetiza “El acceso directo no suprime la jerarquía del saber y de los conocimientos. Hay algo de fanfarronada en el hecho de creer que uno se puede instruir sólo con el hecho de tener acceso a las redes” (2000, p. 97). Si bien, en su esencia más pura el aprendizaje siempre estará mediado por los mismos procesos de aprehensión cognitiva, lo cierto es que la forma en que se llegará en un futuro no muy lejano, a la enseñanza, tendrá que ser muy diferente a como ocurre en la actualidad en la mayoría de los casos, donde el docente se sitúa al frente del salón de clases e imparte su cátedra, incluso con las variaciones didácticas y dinámicas para hacer la clase más atractiva y eficaz; el dominio en el uso de las tecnologías por todos los integrantes del sistema educativo en México, transitarán a modelos innovadores de enseñanza y por consecuencia, de aprendizaje. Un ejemplo


118

de ello es la educación virtual a distancia, que desde hace más de 10 años 7 ya se imparte en algunas escuelas de niveles bachillerato y grados superiores. Según Romiszowski (1997), “las competencias que dominarán la próxima generación para adaptarse correctamente a los cambios en el entorno serán, entre otras, el aprendizaje autodirigido y la formación ‘just in time` mediante habilidades como: análisis metacognitivo de la información y la resolución creativa de problemas” (p. 24). Lo novedoso no es necesariamente este tipo de aprendizaje, sino el hecho de que será una actividad generalizada y común en el entorno del sistema educativo; en la mayoría de los casos, los estudiantes tendrán que dejar de asistir al aula el número de horas en que concurren hasta ahora, para repartir su tiempo entre actividades de aprendizaje autodirigido en red y aquellas horas en que por la necesidad específica de la materia, el estudiante tendrá que estar en el salón de clase.

En la Universidad de León ya han ocurrido cambios en la dinámica de la multidisciplinariedad; tal es el caso de asignaturas como Seminario de Titulación, que ahora ha adquirido el nominativo de Seminario de Taller Terminal, donde alumnos de distintas licenciaturas se reúnen en torno a la misma materia con el fin de diseñar y elaborar sus proyectos en común, con el fin de que entre ellos se retroalimenten en la mejora de sus propuestas a partir de las habilidades y conocimientos adquiridos en el ámbito de sus respectivas carreras universitarias, ello significa que, de un proyecto productivo

para

ofertar,

por

ejemplo,

un

servicio

determinado,

el

comunicólogo podrá elaborar el plan publicitario, mientras que el diseñador

7

Se estima que a partir de 1998, se comienza a generalizar el uso de Internet en instituciones educativas, con fines de enseñanza.


119

gráfico se encarga del diseño de imagen del servicio que se oferta; también el mercadólogo participaría en el ámbito de sus competencias aportando un plan de mercadeo.

Desde esta perspectiva, quienes diseñan los planes de estudio, además de los profesores, ya están tomando conciencia de la necesidad de ir transitando hacia otras formas de enseñanza docente, por esa razón no es de extrañar que en un tiempo relativamente corto, el sistema educativo nacional llegue a regir como política unificada, la enseñanza escolarizada con apoyo de las nuevas tecnologías de información y comunicación.

Puede que sea complicado, por el gran esfuerzo que representa cerrar la brecha digital, pero imposible no lo es, considerando que instituciones de educación superior como el ITESM, desde hace 10 años estandarizó sus programas académicos donde la computadora portátil sustituye casi en su totalidad, a los apuntes escolares en la libreta, o como ocurre en Uruguay, donde a principios de 2010, el presidente Felipe Calderón, en una visita de estado por aquel país, entregó de manera simbólica, a instancias de su presidente, un paquete de minilaptop’s, a niños uruguayos, como parte del programa nacional de tecnologización del país sudamericano, donde se pretendía que todos los estudiantes de aquella región deberían tener acceso personal a las tecnologías de cómputo e Internet, como paso necesario para el aprendizaje con visión global.

México aún no tiene una política clara y definida de inclusión absoluta a las tecnologías de información y comunicación encaminada a hacer más eficaz la enseñanza-aprendizaje, pero posiblemente no ha de pasar mucho tiempo para que ello ocurra. Por lo pronto, las generaciones más jóvenes buscan a toda costa ser parte de la inclusión tecnológica, en el peor de los


120

casos utilizan los espacios públicos privados, entre ellos, el cibercafé para anexarse a la revolución digital.

En la enseñanza, el conocimiento mediado por las tecnologías de la información ha sido cada vez más natural entre los jóvenes estudiantes, quienes cuentan entre sus principales fuentes de información y de referencia de trabajos escolares, a los salones de cómputo de sus respectivas escuelas. “En el mundo se producen más y más conocimientos. Los conocimientos se vuelven cada vez más caducos a un ritmo cada vez más vivo y se hace necesaria su difusión, en el ámbito de la educación, de una manera más rápida. El modo tradicional de difundir conocimientos en educación y formación ya no será válido. El reto para el futuro será emplear todo el potencial de las nuevas tecnologías de acuerdo con unas estrategias instruccionales y educativas claras” (Duart y Sangrá, 2005, p. 30).

Duart y Sangrá insisten en la relevancia de contar con tecnologías adecuadas para los procesos de aprendizaje de los jóvenes, pero más allá de eso, advierten sobre la inclusión de los programas docentes de enseñanza mediados por la tecnología; además de la capacitación de los profesores y el desarrollo de competencias en dominio de los programas y tecnologías de cómputo e interconectividad, a cambio de no ser rebasados por las habilidades adquiridas por los jóvenes en el dominio de tecnologías de Internet para hacerse de información.

A manera de conclusión, se podría afirmar que el primer paso ya está dado, el de la tendencia recurrente de los jóvenes, de indagar en Internet sobre los temas motivo de discusión en las clases, como se mencionó


121

anteriormente, los jóvenes ya comienzan a hacer sus consultas en Internet en tiempo real, gracias a la adaptación de los dispositivos móviles, como en el caso de los teléfonos celulares en una conexión vía remota, es decir, que mientras el profesor imparte cátedra, el alumno suele buscar los datos y referencias de contexto publicadas en Internet, ya sea con fines de confirmación de la información emitida, de actualización o simplemente para participar en la clase. El reto ahora deberá ser del profesor, de desprenderse de sus esquemas tradicionales de enseñanza y comenzar a diseñar nuevas pautas de impartición de la clase para mejorar su experiencia de enseñanza.


122

CAPÍTULO 4

FUNDAMENTOS EPISTEMOLÓGICOS Y TEÓRICOS PROPUESTOS PARA ESTE ESTUDIO “La investigación, más que aportar explicaciones de carácter causal, intenta interpretar y comprender la conducta humana desde los significados e intenciones de los sujetos que intervienen en la escena educativa”. Tomas Kuhn La estructura de las revoluciones científicas

En el marco del constructo de este capítulo, cuyo objetivo es el de proponer mediante herramientas metodológicas pertinentes, los elementos teóricos y epistemológicos que posibiliten llegar a la validación del estudio, es importante hacer mención que la naturaleza de este trabajo no podrá, ni pretende ser un instrumento demostrativo y contundente de los efectos que Internet y sus herramientas provocan en los jóvenes; tampoco busca demostrar si la constante interacción con los recursos de las tecnologías de información y comunicación TIC´s, van a modificar o transformar la manera en que se presenta el aprendizaje escolarizado en los universitarios; en cambio, lo que sí se pretende es explicar a partir de fundamentos científicos, los fenómenos individuales y colectivos que acompañan a los modos y formas en que el aprendizaje está ocurriendo en torno al joven que es partícipe frecuente de las herramientas de Internet y de todo lo que de ellas se derivan.


123

También se pretende comprender, desde el punto de vista sociológico, cuáles han sido los cambios que han experimentado en los procesos de enseñanza-aprendizaje y sus consecuentes efectos en la aprehensión de conocimientos de acuerdo al ámbito de sus competencias en las disciplinas en que se forman en el nivel superior ante la cultura y el arraigo de las tecnologías de información, fenómeno social que ha tomado impulso muy intenso desde hace por lo menos 10 años.

En principio, los argumentos expuestos parecerán una contradicción, no obstante se aclara que el fin de este estudio no es el de llegar a conclusiones contundentes y demostrables, sino a la comprensión y aportación de explicaciones válidas al fenómeno que es objeto de investigación. La diferencia entonces estriba en el paradigma científico que habrá de contribuir a validar la interrelación de los resultados, en la parte final de este trabajo.

4.1. POSTURA EPISTEMOLÓGICA En todo trabajo de investigación se asume que los hallazgos recogidos tras un exhaustivo proceso de revisión, consignación y discusión a partir de fuentes documentales y de campo o, si fuera el caso, experimentales, deberán tener un mínimo de fundamentos teóricos, que según la profundidad del estudio puedan aportar explicación, predicción o corrección al fenómeno de estudio que se ‘deconstruye’, pero llegar a ello deberá estar sujeto a tres grandes soportes científicos que le den su validez pertinentes, uno de ellos es el de tipo ontológico, que indaga sobre la naturaleza de la realidad social y de las posibilidades de conocimiento; el segundo es el metodológico, que determina los métodos, los procesos y las herramientas que se utilizaron en el proceso de investigación, y el tercero de estos elementos, que desde mi


124

punto de vista es el más necesario esclarecer, al menos para el propósito de validar el estudio, es el epistemológico. Se sabe que la epistemología es la ciencia que verifica la validez del método científico elegido en un trabajo de investigación; uno de los elementos más importantes de la epistemología son los paradigmas científicos,

definidos

como

un

conjunto

de

creencias

y

actitudes

generalmente aceptadas por estudiosos, académicos y científicos que están en constante búsqueda del conocimiento y del saber, acerca de los fenómenos que emanan de las ciencias sociales, a los que se pretende encontrar una explicación científica (Kuhn, p. 2006).

Durante la realización de la presente tesis, como de igual modo debe ocurrir en un trabajo de investigación científica, es necesario asumir una postura epistemológica como fundamento para validar los hallazgos y resultados a los que se llegue mediante la aplicación del método y técnicas de recolección de datos; acogerse de manera formal a un paradigma científico, implica optar por el lente con el cual se mira la realidad social que emana del fenómeno que se estudia.

De acuerdo con Guillermo Orozco (1997), en las ciencias sociales confluyen cuatro grandes paradigmas que implican límites y posibilidades; por un lado el positivista y el realista, por medio de los cuales se llega al conocimiento desde una postura estrictamente objetiva y demostrable 8; sus herramientas casi siempre están del lado de la investigación cuantitativa, aquella casi nunca tolera margen para el error. En cambio las posturas

8

El paradigma positivista separa al sujeto del objeto en aras de la demostración contundente de los hechos con fines de predicción en los hechos mismos y no en los contextos. Busca medir y cuantificar a los sujetos negando su subjetividad. Una variante menos rígida del positivismo es el realismo; aunque busca separar al sujeto del objeto y encuentra en la objetividad científica su razón de ser dentro de la epistemología, se diferencia del positivismo por no llegar a la


125

interaccionista9 y hermenéutica, buscan comprender la realidad desde un contexto más subjetivo, aunque no por ello carente de valor ante el rigor de la ciencia.

Debido a la naturaleza del trabajo de investigación, que como fenómeno que se estudia, obliga a replegarse en las conductas sociales de un grupo de población que en los últimos años ha interactuado con las tecnologías basadas en Internet y que a causa de ello el fenómeno que se estudia implica incertidumbre e inestabilidad en cuanto a que los grupos sociales son cambiantes e inestables, se ha optado por acogerse al paradigma hermenéutico que habrá de contribuir en la validación de los resultados a observar.

La perspectiva desde la que se pretende encaminar el trabajo de investigación tendrá que apegarse a dos procesos base; el primero estará asistido por un contenido discursivo y retórico, en el que académicos, pensadores y teóricos viertan sus afirmaciones sobre los aspectos que se relacionan con la enseñanza y el aprendizaje universitario, en lo particular y la educación escolarizada en lo general; también se analizará y se reflexionará en torno al fenómeno de Internet y sus aplicaciones como herramienta de interacción social entre los jóvenes y sus usuarios más frecuentes. Todo este apartado que se incluye en la tesis estará en todo momento mediado por comentarios, críticas, posturas y reflexiones ensayísticas por parte del tesista, siempre encaminadas a enriquecer el contenido de este estudio.

9

predicción de los hechos, su alcance se limita a la simple explicación del fenómeno social de la realidad que estudia. En oposición al positivismo y el realismo, este paradigma sí busca establecer una interconexión entre los elementos que afectan al objeto y a su vez entre estos y el sujeto que los estudia. Sus herramientas metodológicas no son las cuantitativas, sino aquellas que


126

Visto desde el paradigma hermeneuta, el apelar al contenido documental de un trabajo de investigación, implica el apego a la retórica como herramienta para argumentar y colocar en una especie de mesa de discusión, posturas, hallazgos, teorías y conceptos definidos por otros autores, cualquiera que sea la temática que se aborda; Habermas (2001) juzga necesaria la existencia de relación entre la retórica y la hermenéutica, al respecto él afirma que “el arte de convencer y persuadir debe, por otro lado, a la hermenéutica filosófica la peculiar experiencia de que en el medio de la comunicación en el lenguaje ordinario, no sólo no participamos mudamente en cosas, sino que se forman y cambian actitudes orientadas de la acción” (2006, p. 279), de ahí la importancia de discutir sobre el pensamiento y hallazgos de expertos y académicos que han colaborado en el desarrollo del conocimiento de lo que se indaga. La importancia de la retórica, según Habermas “[…] es considerada habitualmente como el arte de producir un consenso en cuestiones que no pueden decidirse con argumentos concluyentes” (2006, p. 279).

Al ser éste, un trabajo de investigación que supone la interpretación de una porción de la realidad tangible en la que está inmersa un grupo específico de población, respecto al manejo de las tecnologías de información y comunicación, es necesario recurrir a algún modelo de recolección de datos que aporten elementos de verificación de hechos que permitan la comprensión del fenómeno de estudio.

permitan aprehender los contextos en los que está inmersa la realidad que se estudia; en las ciencias sociales, sus técnicas casi siempre son las cualitativas.


127

Visto desde ese enfoque, es necesario construir puentes que faciliten el acercamiento entre la teoría y visión de los autores que aquí se consignan. Para tal finalidad, se optará por la aplicación de dos técnicas de campo cualitativas de recolección de datos. Una de las técnicas elegida, consistirá en la recolección de información mediante sesiones de grupos de discusión o focus group, de la que se discutirá a detalle en el capítulo seis; mientras que una segunda técnica, consistirá en la aplicación de un modelo de recolección de datos mediante encuesta. En ambas técnicas se detallarán los procedimientos, metodología y modelos de análisis en los capítulos 5 y 6.

Finalmente, el apego a la hermenéutica no está libre de riesgos, pues no puede penetrar libre de prejuicios en el tema de que se trate, “sino que inevitablemente se ve atrapada por el contexto en que el sujeto que pretende entender, ha empezado adquiriendo sus esquemas de interpretación. Esta precomprensión puede tematizarse, tiene que cotejarse con la cosa en todo análisis hermenéuticamente consciente” (Habermas, 2006, p. 277).

Así entendida, la hermenéutica sale del contexto rígido de la metodología de la ciencia para establecerse como una metodología que busca la comprensión de la verdad, dónde y como quiera que se encuentre, mediante la interpretación del fenómeno que se estudia.

4.2. PERSPECTIVA TEÓRICA COMO OBJETO DE ESTUDIO Hacer hincapié en las teorías y corrientes de pensamiento sociológico que exponen el estado de la razón, imaginaria o realista, que guarda la porción de la sociedad que será objeto de estudio, implica en todo momento sostener una posición congruente con el contexto en que serán tratados los diferentes temas que integran esta tesis de maestría, por tal motivo se


128

considera pertinente recurrir y apelar a las teorías sociológicas, que por una parte, aporten respaldo a las afirmaciones y ejercicios críticos que se expongan en este trabajo, y por otra, de aquellas teorías que contribuyan a explicar el fenómeno que se analiza con respecto a dos ejes de conocimiento en que se centraliza esta tesis: la educación y las tecnologías de información y comunicación encaminadas al aprendizaje universitario. A continuación se enumeran las principales corrientes y aproximaciones teóricas que darán fundamento a este estudio.

4.3.

TEORÍA DE

LA NATURALEZA DE

LA COGNICIÓN

Y

EL

SIGNIFICADO El análisis de su pertinencia y la inclusión de las teorías sociales que tratan de explicar los fenómenos sociológicos del aprendizaje, tienen su importancia en el supuesto de que está abonando valor de contenido a las afirmaciones, conceptualizaciones y reflexiones que se realicen a lo largo de este trabajo de investigación.

Ubicar el conjunto de teorías que aporten a la validación de las afirmaciones aquí expuestas no es una labor sencilla, pues previo a su búsqueda y selección, se tuvo que haber recurrido a un proceso de revisión y exploración de literatura que tratara los temas referentes al aprendizaje contemporáneo y el uso de nuevas tecnologías, aunque por otra parte, los aportes que la experiencia cotidiana dejan, las vivencias y las relaciones que establecen los estudiantes universitarios, permiten adoptar una perspectiva de asimilación sobre cómo ha evolucionado el aprendizaje con respecto al uso de las TIC´s.

En el proceso de búsqueda de fundamentos que soporten lo expuesto en el trabajo de investigación, se detectó la existencia de una


129

teoría denominada ’la naturaleza situada de la cognición y el significado’ (En Barab y Plucker, 2002), a partir de la cual se propone la creación de comunidades de aprendizaje. Este modelo propuesto en el 2000 por los norteamericanos Anderson Garrison y W. Archer, se aborda desde el hecho de que los sujetos pueden aprender en un entorno basado en redes sociales, teniendo como herramienta a Internet y como fuente de consulta y datos a las comunidades virtuales diseminadas por la red. De esta perspectiva se desprende la posibilidad y consecuente afirmación de que el aprendizaje es posible en el aula, cuando se utilizan las herramientas tecnológicas de manera apropiada, según el objetivo de su uso; en este caso, para obtener conocimientos a partir del uso de ambientes digitales.

Para validar la teoría de la naturaleza de la cognición y el significado, Garrison y Archer, realizaron un diseño experimental basado en la categorización de cinco tipos de conocimientos: el evocativo (memoria), el inquisitivo (cuestionamientos), el tentativo (intuitivo y el de las experiencias personales), el comprometido (basado en la resolución de problemas) y el tipo de conocimientos que tienden a desarrollar con más propensión aquellas personas que aprenden por medio de ambientes digitales, a partir de una escala comparativa con respecto al aprendizaje basado en el modelo de clase presencial. Sus resultados obtenidos les proporcionó indicios de que el uso de ambientes digitales en el aprendizaje, posibilitan eficacia en la asimilación cognitiva, tendientes a las cinco categorías previamente señaladas, propuestas en su diseño experimental.

Según Barab y Plucker (2002), en el ámbito educativo actualmente nos estamos moviendo de las teorías cognoscitivas, que enfatizan el pensamiento individual y las mentes aisladas, hacia las teorías que


130

enfatizan la naturaleza situada de la cognición y el significado, a partir de las cuales se propone la creación de comunidades de aprendizaje, o como se han denominado más recientemente en la educación en línea y a distancia: ‘comunidades de indagación’, siguiendo lo propuesto por Garrison y Archer (2000). 4.4. RAZONES A FAVOR Y EN CONTRA DE SU VALIDEZ, EN EL CONTEXTO DE LAS TEORÍAS SOCIALES DEL APRENDIZAJE Aunque en México se discute aun el problema del rezago educativo, en primera instancia evidenciado por los no muy favorables resultados de las pruebas Enlace con las que la Secretaría de Educación Pública evalúa el aprendizaje obtenido por niños y niñas de niveles secundaria y primaria, se han observado fenómenos colectivos favorables al ámbito de la educación y propensión al aprendizaje, entre jóvenes, adultos y hasta niños, quienes suelen organizarse desde la red para facilitar cualquier tipo y forma de aprendizaje, que si bien, no es formal ni sigue la cuadratura de lineamientos propuestos por instituciones de educación que promueve el Estado, sí hay, desde mi perspectiva, apropiación cognitiva colectiva, que en muchos casos puede coincidir con las categorías de aprendizaje que proponen Garrison y Archer10. Los foros de opinión, las redes sociales, los blogs, los correos electrónicos, los sitios web educativos y de cultura general, etc, son y han sido herramientas eficaces para facilitar el aprendizaje en la llamada aldea global.

Este continuo ir y venir de una aplicación a otra ha derivado en lo que se conoce como comunidad de indagación, “que es aún más que una comunidad social y, más incluso, que la dimensión del grupo o la cantidad de interacción entre los participantes. Es la integración de la presencia cognitiva, social y docente” (Barab y Plucker, 2002). No obstante, para 10

Evocativo, inquisitivo, tentativo y comprometido.


131

valorar la calidad del aprendizaje, según Garrison y Archer (2000) “es necesario entender cómo se conjugan estos tres tipos de presencia, para que al operar en conjunto sea posible crear una poderosa comunidad de indagación” (p. 97).

Los autores señalan que en vista de que la interacción por sí misma no garantiza que los estudiantes estén involucrados cognitivamente de una forma educacionalmente significativa, se requiere de la presencia cognitiva para garantizar que la interacción sea efectiva.

Este tipo de presencia hace referencia al grado en que los participantes de una comunidad de indagación son capaces de construir significados a través de la comunicación entre ellos. Una comunidad de indagación integra además de la presencia cognitiva, la presencia social que contempla los intercambios sociales y la red de relaciones positivas que permiten crear un ambiente en la comunidad

y

promover

el

aprendizaje

cognitivo

entre

los

participantes (Garrison y Archer, 2000, p. 102).

Se podría decir que las razones que limitan la validez de este modelo teórico, depende del uso que le concedan las comunidades de indagación, la frecuencia de su uso, además de la validez y utilidad del conocimiento que se vierta sobre la red y sus beneficiarios. Adicional a ello, no hay hasta ahora un consenso definitivo y universal sobre los resultados de Garrison y Archer, puesto que las conclusiones expuestas por estos académicos datan de finales del siglo XX, y aunque no hace mucho de eso, en el uso de las tecnologías, las herramientas que se han ido incorporando en esta última década y los objetivos del uso que se le confiere a las herramientas de interacción digital han cambiado a una


132

velocidad sorprendente, por lo tanto, lo que hace 10 años pudo haber sido bien aceptado por sociólogos, psicólogos y didactas, en la actualidad pudieron haber ocurrido cambios en el fenómeno, si en la actualidad se aplicase la metodología propuesta originalmente. En un sentido más general, la esencia de la teoría denominada ’la naturaleza situada de la cognición y el significado’, a mi parecer sigue conservando validez, que aunque sería interesante conocer si han ocurrido cambios en cómo aprendemos por medios virtuales, en el fondo se sabe que se aprende mediante el uso de las tecnologías, la educación virtual o a distancia en instituciones educativas alrededor del mundo, han aprovechado esta coyuntura para ofertar sus programas de enseñanza para niveles de bachillerato, licenciaturas, posgrados y educación continua, los resultados obtenidos por sus estudiantes y egresados en sus desempeños y logros laborales, podrían dar constancia de la validez del este postulado teórico; en función de eso, es que se apela a esta teoría para validar las afirmaciones expuestas a lo largo de esta tesis.

4.5. OTRAS TEORÍAS SEGÚN EL ENFOQUE DE ESTUDIO El propósito de esta tesis es el de obtener un indicio de los usos que se le da a las tecnologías de Internet desde la perspectiva del aprendizaje universitario; es por ello que el acogerse únicamente a los postulados teóricos que derivan del uso de las tecnologías y sus usuarios, podría quedar un poco frágil, al no tener la posibilidad de fundamentar las opiniones que se viertan respecto al aprendizaje escolar, cualquiera que sean sus vertientes.

Desde esta perspectiva, se propone incorporar una segunda teoría, en igualdad de importancia que la primera, que aporte solidez a la parte del aprendizaje que se analizará a lo largo de este trabajo. La teoría propuesta


133

en este caso, a la cual se apelará en todo momento se denomina Aprendizaje Significativo, propuesta por David Ausubel (1983).

Esta teoría se opone al modelo de aprendizaje mecanicista, adoptado casi desde los comienzos de la educación escolarizada, por el sistema educativo de muchas naciones, entre ellas México, cuya particularidad es la de enseñar por medio de procesos cognitivos lineales, arbitrarios y ausentes de conocimientos previamente adquiridos o ya asimilados por el estudiante.

El aprendizaje mecánico, contrariamente al aprendizaje significativo, se produce cuando no existen subsunsores adecuados [sic], de tal forma que la nueva información es almacenada arbitrariamente, sin interactuar con conocimientos pre-existentes, un ejemplo de ello sería el simple aprendizaje de fórmulas en física, esta nueva información es incorporada a la estructura cognitiva de manera literal y arbitraria puesto que consta de puras asociaciones arbitrarias, cuando el alumno carece de conocimientos previos relevantes y necesarios para hacer que la tarea de aprendizaje sea potencialmente significativo (Ausubel Novak y Hanesian, 1983, p. 37).

En contraparte, el aprendizaje significativo, según Ausubel (1983), ocurre cuando en el proceso de enseñanza el alumno va adquiriendo conocimientos nuevos facilitados por el docente y compañeros de la clase, y los incorpora e integra a conocimientos ya asimilados en procesos anteriores de aprendizaje; el conocimiento así adquirido va tomando nuevos significados en la estructura cognitiva de quien aprende.

Desde este punto de vista, un aprendizaje es significativo cuando los contenidos: “Son relacionados de modo no arbitrario y sustancial (no al pie


134

de la letra) con lo que el alumno ya sabe. Por relación sustancial y no arbitraria se debe entender que las ideas se relacionan con algún aspecto existente específicamente relevante de la estructura cognoscitiva del alumno, como una imagen, un símbolo ya significativo, un concepto o una proposición” (Ausubel y col., 1983:18). Esto quiere decir que en el proceso educativo, es importante considerar lo que el individuo ya sabe, de tal manera que establezca una relación con aquello que debe aprender. Este proceso tiene lugar si el educando tiene en su estructura cognitiva conceptos, estos son: ideas, proposiciones, estables y definidas, con las cuales la nueva información puede interactuar.

En el análisis de estructura de esta tesis, en la parte que corresponde al apartado de aprendizaje, se asumirán como base las afirmaciones de David Ausubel, en el supuesto de que los estudiantes universitarios, considerados como sujetos de estudio de este trabajo son propensos a asimilar conocimientos que provengan de distintas fuentes y de manera especial, de aquellas que le facilitan establecer conexiones cognitivas previamente asimiladas.

Desde esta perspectiva, los estudiantes que recurren a los sistemas de consulta de información surgida de Internet y sus variadas aplicaciones, en este caso, el supuesto es entonces que los alumnos son capaces de autoadministrar conocimientos, debido a que ya poseen antecedentes cognitivos asimilados, puesto que en el espacio del salón de clase ya se hizo la información que asimilan por medio de la red.


135

4.6. PERTINENCIA DEL ESTUDIO PROPUESTO SEGÚN EL ENFOQUE QUE SE PLANTEA Los procesos de aprendizaje y habilidades cognitivas de los jóvenes, así como los intereses respecto a lo que es objeto de aprendizaje, sin duda los ha llevado al uso frecuente de herramientas interactivas de Internet, casi de manera natural y que, desde mi perspectiva, lo han sustituido por la búsqueda de información en obras impresas como libros, periódicos, enciclopedias y revistas, por el simple hecho de que en Internet pueden encontrar con un mínimo de esfuerzo todo tipo de datos, que pueden, en muchos casos, ahorrarle tiempo a los jóvenes al tener que acudir a una biblioteca tras alguna obra, mucha veces difícil de localizar o porque Internet puede multiplicar las posibilidades de la información que se demanda.

El uso de las tecnologías de la información, ha desencadenado también nuevas pautas en la manera de apropiarse de información y de interactuar con los procesos de conocimiento. Y aunque es un fenómeno social, relativamente nuevo11, el interés que despierta por parte de la comunidad científica y académica en todos los ámbitos de estudio que conciernen al uso, causas, efectos y formas de interacción de las nuevas tecnologías con las sociedades modernas, han traído consigo la realización de numerosos trabajos científicos que tengan la posibilidad de ofrecer explicaciones serias a este fenómeno.

Geert Lovink (2004), hace un recuento de varios estudios que se han realizado en el mundo en torno a Internet y las sociedades de la información, en cualquiera de sus vertientes y enfoques.

11

Aunque los orígenes de Internet datan desde la década de los 40´s, en su concepción más primitiva, el uso de las tecnologías de la información y su apropiación por los jóvenes, al menos en México, no va más allá de 12 años; aún en muchas comunidades mexicanas no se cuenta con acceso a esta herramienta de interacción.


136

Al respecto, él refiere que hay una lista cada vez mayor de disciplinas de estudio relacionadas con Internet: estudios digitales, estudios tecnoculturales (UC Davis), investigación de utilidades (‘el circo’ de Jacob Nielsen), la disciplina emergente de la cultura visual (que, sorprendentemente, incluye el audio), los intermedios (un término utilizado de Budapest a Osaka), la Netzwissenschaften de Reinhold Grether (ciencia de la Red), los estudios de Internet (promovidos en Perth, en la Universidad Curtin), la filosofía de los medios (el término que propuso Frank Hartmann, el teórico de los medios de Viena), la Crítica de la Red (la pasión del autor de este texto), los hipermedios (la etiqueta de Richard Barbrook, utilizada en la Universidad de Westminster) y los medios digitales (COFA, Sydney). Se trata sólo de ejemplos arbitrarios de una nueva Babilonia en construcción (2004, p. 120).

Y aunque Lovink cita solamente algunos ejemplos de estudios que se han realizado a instancias de instituciones académicas en todo el mundo, sobre distintas temáticas que orbitan alrededor de Internet, no ejemplifica de manera específica sobre algún trabajo de investigación que aborde la problemática del aprendizaje en los universitarios, ni del uso didáctico que se le da a Internet.

Por otra parte, se recurrió también a la búsqueda de información relacionada con el ejercicio del aprendizaje en línea, toda vez que éste es uno de los enfoques que se pretende analizar. En este aspecto, Chickering, A. W. y Ehrmann, S. (1996), plantean el problema desde la perspectiva de las necesidades e intereses particulares de aprendizaje por parte de los estudiantes; ambos sugieren que cuando el diseño instruccional se ajusta


137

particularmente bien a las necesidades de los alumnos, es posible promover el aprendizaje, especialmente debido a la naturaleza asíncrona de la comunicación, la cual favorece el logro de niveles más altos de reflexión sobre los contenidos del curso. Duart y Sangrá, otros estudiosos del fenómeno, también han realizado trabajos diversos sobre el uso de las tecnologías informáticas, y entre sus hallazgos, ellos defienden que “el uso de las TIC`s en el espacio universitario, permite el desarrollo de tres elementos: a) mayor flexibilidad e interactividad, b) vinculación con los docentes y el resto del alumnado, al permitir mayor colaboración y participación, y c) facilidad para acceder a los materiales de estudio y a otras fuentes complementarias de información” (2000, p. 34). En parte, para documentar la posibilidad de que se llegara a duplicar un trabajo investigación de similares enfoques o líneas12, y en parte para abundar más sobre los contenidos revisados por los estudiosos del fenómeno, para enriquecer el contenido de esta tesis, se pudo detectar que no hay, específicamente desde el enfoque de los usos de Internet en el campo del aprendizaje, investigaciones, estudios o monografías como posibilidad de aporte al campo del conocimiento de la didáctica, la enseñanza, ni de la sociología. Ello fue una de las causas que llevó a la intención de estudiar el aspecto del aprendizaje y los usos que se le da a Internet.

Una vez que se han establecido los parámetros pertinentes para la validez del estudio, desde la epistemología, y que se han explicado los 12

En cuyo caso hubiera sido bastante útil para el tema abordado en esta tesis, para confirmar los resultados de otros estudios, como los que propone Duart y Sangrá, o Chickering y Ehrmann, con lo que se aporta solidez o rechaza si fuera el caso, al área del conocimiento del fenómeno.


138

enfoques teóricos desde los cuales se estudiará el fenómeno; en los subsecuentes capítulos se abordarán desde distintos contextos, los aspectos relacionados con el objeto de estudio y las variables que se derivan en torno al uso de las tecnologías de información y comunicación, y el aprendizaje.


139

CAPÍTULO 5

USOS DE INTERNET EN EL APRENDIZAJE U N I V E R S I T A R I O; U N E N F O Q U E C U A N T I T A T I V O “Todas las innegables ventajas de Internet lo convierten tanto en un poderoso instrumento de desinformación y mentira como de conocimiento y aprendizaje” Gordon Graham Internet (una indagación filosófica)

El propósito de este capítulo consiste en exponer las diferentes y muy diversas herramientas que más utilizan los jóvenes como factor de apoyo en el aprendizaje en el aula y fuera de ella.

Es indiscutible el hecho de que los jóvenes que asisten a la universidad se apoyan constantemente y de varias maneras en el uso de las tecnologías para auxiliarse en la presentación de sus tareas y trabajos escolares.

También se sabe que los universitarios utilizan con regular frecuencia, algunas aplicaciones existentes en la red para apoyarse en la presentación de sus trabajos.


140

¿De qué manera utilizan, en qué medida y de qué forma contribuye a su aprendizaje?, son las interrogantes que se consideran necesarias de responder, de acuerdo a los contextos psicosociales y culturales de los jóvenes que asisten a universidades en la zona centro, en México, concretamente en el municipio de León, Gto.

Otro de los propósitos que se persiguen en este capítulo, será el de llegar a la confirmación de los supuestos propuestos en el anteproyecto de investigación, la cual afirma que los jóvenes consideran que Internet es un factor de distracción en el momento en que realizan sus trabajos escolares, puesto que las múltiples herramientas de entretenimiento e interacción no educativa, suelen ‘desprender’ de sus propósitos de aprendizaje a los estudiantes.

Por otra parte, Internet es tomada por los estudiantes como una poderosísima herramienta de aprendizaje, debido a que la información que de ahí se desprende, es actualizada y bajo contextos de información muy diversos y globalizada. Tomando esta última afirmación como otro de los supuestos propuestos para este estudio.

También se contempla confirmar la percepción que los jóvenes tienen respecto a la cantidad de conocimientos adquiridos, debido a la abundancia de información existente en la red.

Para llegar a la obtención de datos que sugiriesen conocer las formas y los tipos de relaciones, herramientas e interacciones que los jóvenes realizan de manera cotidiana, en torno a las tecnologías de comunicación e información, se recurrió al diseño, aplicación, análisis e interpretación de información, mediante la técnica de la encuesta.


141

Esta técnica es complemento de un focus group 13, realizado a estudiantes de dos universidades de León, en la que se pretende identificar la forma en que los jóvenes perciben a Internet como medio de aprendizaje.

Respecto a la técnica cuantitativa que se detalla en este capítulo, se planteó diseñar un instrumento de medición basado en siete reactivos, cuatro con preguntas de opción múltiple y tres más con opción de respuesta abierta, pero concretas, como año de primer contacto con Internet o el número de horas que destinan en promedio a la semana, a navegar por la red.

Aunque este estudio tuvo únicamente como grupo muestra poblacional a jóvenes que estudian en la universidad, en el municipio de León, por las características sociodemográficas, culturales, económicas y sociales de los sujetos de estudio, los resultados no podrían estar muy distantes de las poblaciones que se localizan en el centro del país.

Para la realización del estudio se optó por seleccionar una muestra probabilística aleatoria al azar, debido a que el universo de población para aplicar un censo, rebasaba las posibilidades técnicas y prácticas para cumplir con el objetivo. Se sabe que la población universitaria en el municipio de León, hasta el año 2010 fue de un estimado de 27 mil 612.

Para la estimación de esta cantidad, se tomó como referencia las cifras de matrícula total en universidades públicas y privadas que divulga la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), en su sitio web14.

13

En el capítulo 6 se exponen los aspectos concernientes a la técnica cualitativa de la cual se aplicó el focus group. 14 Estadísticas de la Educación Superior. ANUIES. (Online). Recuperado el 5 de diciembre de 2010. En Internet: http://www.anuies.mx/servicios/e_educacion/index2.php


142

Aunque la ANUIES solamente tiene actualizados sus datos hasta el ciclo escolar 2000-2001, con un total de 18 mil 516 alumnos del sistema educativo de nivel superior en el municipio, en base a medición de proporciones, donde el crecimiento promedio de matricula por año, tomando como referencia el crecimiento a nivel estatal, cuyas estadísticas sí están actualizadas hasta el 2007, se obtuvo que León concentra el 37% del total de la matricula a nivel estado para nivel superior, así, el crecimiento global concentrado durante los últimos 9 años, fue de 15 mil 356 estudiantes, considerando que en los últimos nueve años ha aumentado también la oferta educativa en el nivel superior con la apertura de nuevas universidades, referencias que sí se divulgan en la página de la ANUIES, en su apartado de escuelas de nivel superior a nivel Estado. Los 15 mil 356 estudiantes del municipio de León, fueron agregados a los 18 mil 516 alumnos reportados en 2000. Ello llevó a estimar la cifra propuesta de 27 mil 612 estudiantes que en la actualidad cursan alguna licenciatura en alguna de las 18 universidades que reporta la ANUIES.

El cálculo de proporciones no contempló la población de egresados, ni la de deserción, puesto que no se tuvo acceso a estadísticas en esa situación, sin embargo, las porciones de población estudiantil a nivel estado en los años 2000 a 2007, mostraban la cifra de matricula vigente, solamente se trasladaron los datos a nivel municipal, considerando que el municipio concentra el 37 por ciento del total de la matricula estatal.

Para la aplicación del cuestionario se recabaron datos de estudiantes de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA) y de la Universidad de León (UDL), dado que fueron las dos instituciones que autorizaron la aplicación del cuestionario, de un total de cuatro contempladas originalmente –De LaSalle Bajío e Iberoamericana. Tras analizar las implicaciones que pudieran tener el no recurrir a datos de las otras universidades respecto a los resultados, se


143

estimó que no habría error no muestral de consideración, dado que la cultura de los jóvenes respecto a los usos de Internet en el aprendizaje, es similar a la de cualquier joven que vive en la zona centro de la República Mexicana 15, si acaso, las diferencias pudieran haber ocurrido en cuanto al acceso y costumbres por algún tipo de aplicación entre la población de una universidad a otra.

5.1. APLICACIÓN DEL ESTUDIO Para la obtención de datos, se recurrió a la consulta por escrito en estudiantes de las licenciaturas en Finanzas, Diseño Gráfico, Comunicación, Mercadotecnia,

Comercio

Internacional,

Psicología

Organizacional

y

Arquitectura, tanto de la Univa como en la UDL.

A continuación se enlistarán los procedimientos para la elaboración de reactivos del cuestionario, así como los criterios elegidos para seleccionar a la población objeto de estudio, las estrategias de aplicación del instrumento y los parámetros de medición e interpretación de resultados. 5.1.1. DISEÑO DEL CUESTIONARIO En el procedimiento que se siguió para conocer la opinión de los sujetos de estudio respecto a los usos y formas en que Internet contribuye a sus procesos de aprendizaje, se previó que en el diseño de cuestionario no hubiera un número extenso de preguntas, para evitar en lo posible el error no muestral, derivado de lo denso y fatigoso de un cuestionario con muchas preguntas.

15

En el capítulo 2 se abundó ampliamente sobre el perfil psicosocial de los leoneses, su cultura y sus formas de identidad, de ello se fundamenta la premisa de que colectivamente, los jóvenes de León asumen un comportamiento social de similares características.


144

Para determinar el número de reactivos, se recurrió a la consulta de autores de textos de Metodología de la Investigación, como Carlos E. Méndez (2001), quien aconseja decidir sobre el número de ítems, según la situación en que se va a aplicar el estudio.

Méndez (2001, p. 193) refiere que un cuestionario con más de cinco preguntas, puede ser útil para la aplicación de una encuesta, pero con menos de cinco reactivos, adquiere el carácter de sondeo.

Un sondeo no es una herramienta lo suficientemente consistente para validar una investigación, por ello se optó por integrar el cuestionario con siete reactivos, pero procurando que en éste queden integrados las preguntas que den respuestas al objeto de investigación.

Otra de las causas por las que se optó por este número de reactivos, se debió a que en una investigación realizada hace tres años por el autor de esta tesis, sobre anuncios espectaculares e imagen urbana, durante la aplicación de la prueba piloto en la que se optaría por el número de reactivos, se observó que los encuestados que eran consultados en lugares públicos ya no ponían atención a partir de la pregunta 10; además por el tipo de consulta que se realiza, siete es la cantidad de reactivos suficientes para fundamentar los resultados de la hipótesis planteada.

5.1.2. LOS REACTIVOS DEL CUESTIONARIO El contenido del cuestionario debía dar respuestas a preguntas relacionadas a que las Tecnologías de Información y Comunicación han transformado los procesos de aprendizaje autodidacta y dirigido en el aula, en los jóvenes universitarios, además del tipo de herramientas que derivan de Internet que les son apoyo tecnológico para que su aprendizaje


145

sea significativo, la relación tiempo destinado a utilizar Internet y eficacia cognoscitiva derivada de información consultada y asimilada, en una perspectiva comparativa con las herramientas tradicionales de consulta e información, así como la forma en que han ocurrido los cambios respecto a los procesos de enseñanza-aprendizaje basado en el modelo tradicional de impartición de la cátedra, versus, procesos de aprendizaje asistido por herramientas tecnológicas.

En un segundo plano, pero no por ello menos importante, se consideró comprender cómo perciben la eficacia y el grado de conocimientos que poseen los jóvenes universitarios que emanan de la cultura de relaciones cotidianas con las tecnologías de la información, y sobre el aprendizaje que obtienen de sus profesores y de las tareas escolares que se les encomienda en la escuela.

Considerar la edad de inicio a Internet, entre los jóvenes que en este momento tienen un promedio de edad que oscila entre los 21 y los 27 años, puede ser un importante referente para entender cómo ellos las han incorporado a sus actividades cotidianas, a su formación profesional y también a sus relaciones humanas, así como sus aplicaciones y los dispositivos que ellos utilizan para estar ‘conectados’, de ahí que se hayan considerado algunos reactivos del cuestionario encaminados a conocer la edad que tenían los consultado cuando tuvieron por primera vez, frente a ellos, una computadora con acceso a Internet.

Al haber sido considerado en uno de los supuestos que forman parte del protocolo de investigación, que Internet es un medio de distracción entre los jóvenes que utilizan sus recursos para aprender, debido a la gama de ofertas virtuales de entretenimiento, también se busca medir si


146

los jóvenes se distraen con regular, poca o mucha frecuencia de sus objetivos educativos, cada vez que interactúan en el ciberespacio con propósitos atribuibles a trabajos escolares y tareas.

Otro de los reactivos del cuestionario, mide si los jóvenes perciben que la práctica de ‘copiar y pegar’ información encontrada en los buscadores de Internet para su posterior entrega al profesor como trabajo escolar propio, es un fenómeno que se presente con frecuencia en el ámbito en que se desempeñan. Ello, considerando que esta práctica es considerada en el protocolo de investigación como otro de los factores que inhiben el aprendizaje entre los estudiantes, derivado de su constante relación con las tecnologías de información16.

5.2. EL DISEÑO DEL MUESTREO Y APLICACIÓN DE ENCUESTA Como se comentó al inicio de este capítulo, para el proceso de recopilación de datos se optó por aplicar el estudio a alumnos reunidos en el salón de clase, en las respectivas licenciaturas antes mencionadas, entre el 2 y 8 de diciembre de 2010, tanto en la Univa como en la UDL; el que numerosos conglomerados de población estuviesen concentrados en espacios físicos comunes, posibilitó la cobertura del 100 por ciento del número de cuestionarios que fueron proyectados aplicar, según los resultados obtenidos por el despeje de la fórmula de tamaño de muestra, según la población universo objeto de estudio.

Para obtener el tamaño de muestra, se recurrió a la fórmula de obtención de muestreo propuesto por Salvador Mercado (1997, p. 244-248). De manera deliberada se obtuvo el tamaño de muestra con base a un error

16

Ver cuestionarios en anexos y las respuestas totales a los reactivos en las tablas de resultados y gráficas.


147

estándar de +/-5 por ciento y un nivel de confianza de 90%, debido a que una de las limitaciones para desarrollar este estudio fueron los recursos materiales, humanos y económicos. Y es que de haber determinado trabajar con un nivel de confianza de arriba de 95% y/o error estándar de +/- 3%, el número de cuestionarios a aplicar se hubiera incrementado de manera exponencial.

Méndez (2001, p. 189), sugiere que un tamaño de muestra con un nivel de confianza de 90% es un parámetro válido metodológicamente. La fórmula, por tanto, para determinar tamaño de muestra diseñada para poblaciones finitas con menos de 100 mil elementos, se despeja de la siguiente manera (Mercado, 1997, p. 251).

n=

1.65 N pxq ____________ E2 (N-1)+1.65 pxq

En donde: 1.65 = Factor del coeficiente de nivel de confianza de 90% N= Universo de población (27612 personas, se estima que cursan una carrera universitaria en León) p= Probabilidad a favor (50%) = 0.50 q= Probabilidad en contra (50%) = 0.50 E= Error de estimación (5%)= .05 n= Tamaño de muestra (?)

La fórmula se despejó de la siguiente manera: n=

1.65X27612X.50X.50 _____________________ (.05)2X(27612-1)+1.65X.50X.50


148

n=

11389.95 ____________ 69.02+0.4125

n=

11389.95 ___________ = 164.049= 165 69.43

De esta manera se determinó que el número de cuestionarios que deberán ser aplicados entre la población a estudiar fue de 165, no obstante, para abatir el error no muestral17 en que pudieran incurrir los encuestados, se optó por cerrar el número de cuestionarios, a un total de 220.

Tras obtener los resultados se procedió a la captura de los valores por cada respuesta para agruparlos en base a medidas de tendencia central, en tablas de frecuencias, análisis de medias y estadísticos descriptivos, cuyos resultados nos permitirá determinar el porcentaje de respuesta de los encuestados, ya sea en un sentido u otro, además de su respectiva interpretación.

5.3. CARACTERÍSTICAS SOCIODEMOGRÁFICAS DE LA POBLACIÓN A ESTUDIAR Con el objeto de conocer el perfil sociodemográfico de las personas a quienes se aplicó la encuesta, se incluyó en los cuestionarios las variables sexo, edad y licenciatura que cursan. A continuación se explicarán las características de cada una de ellas.

17

El error no muestral se refiere a aquellas respuestas que no fueron contestadas por los encuestados, así como respuestas erradas deliberadamente, o incluso por posible error en la tabulación de los datos de parte del tesista.


149

a).- Variable sexo De manera indistinta se aplicaron los cuestionarios a los sujetos de estudio de acuerdo a la distribución por sexo, que estuvieron presentes en el salón de clases de cada licenciatura en el momento en que se solicitó la intervención al profesor en turno, sin embargo, el conocer el tipo de respuesta a los reactivos según la variable sexo, se pudieron obtener algunos datos de importante valor para identificar las diferencias en los usos de las herramientas tecnológicas, sus aplicaciones e indicios de la forma en que asimilan conocimientos en una perspectiva comparativa entre hombres y mujeres.

b).- Variable licenciatura que cursan Permitirá identificar qué diferencias sustanciales hay en los tipos de consulta que realizan e interacciones encaminadas a la obtención de información pertinente para aprendizaje, así como la práctica cotidiana con las tecnologías de comunicación, de acuerdo al perfil de carrera de los individuos consultados.

c).- Variable edad De las tres variables sociodemográficas, la edad es la que ayudará a determinar las tendencias en cuanto a edad de inicio a la práctica de Internet, además de conocer qué tanto se ha involucrado con la cultura de interacción virtual.

5.4. TABULACIÓN E INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS Para la tabulación, como graficación e interpretación de respuestas, se recurrió al apoyo técnico del Programa de Estadística para Ciencias Sociales (SPSS), por ser esta plataforma de versátil y relativamente fácil dominio.


150

Otra ventaja que ofrece el SPSS, consiste en la multiplicidad de respuestas basadas en estadística descriptiva e inferencial.

De los resultados obtenidos, interesa conocer porcentajes y frecuencias de respuestas, pues estos fueron suficientes para poder interpretar los datos, que a s vez fueron explicados al final de cada gráfica.

Considerando que se aplicaron cuestionarios con siete preguntas, se desglosó el mismo número de tablas con sus respectivas gráficas, con el fin de interpretar el conjunto de datos que proporcionó la población objeto de estudio para esta investigación.

Así mismo, debajo de cada gráfica con sus respectivos resultados, se aportó una explicación detallada sobre la forma en que los estudiantes interactúan con los contenidos de Internet, así como de los usos que le dan, vinculados a sus procesos de aprendizaje y el tipo de herramientas que más utilizan. 5.5. LOS HALLAZGOS A continuación se indican las preguntas que se formularon en el cuestionario de la encuesta; cada uno de los reactivos viene acompañado de una tabla de frecuencias o de medias, según sea el caso, y su respectiva gráfica, para hacer más sencilla la interpretación de resultados. Los datos quedaron ordenados de la siguiente manera: 1.- ¿En qué año tuviste tu primer contacto con Internet?


151

Estadís ticos descriptivos N Edad de inicio de experiencias de internet N válido (según lista)

Mínimo 210

Máximo 7

Media

36

Desv. típ.

12,43

3,297

210

Edad de inicio en internet 60

50

40

30

Frecuencia

20

10

0 7

9 8

11 10

13 12

15 14

18 16

20 19

26 25

36

En el cuestionario que sirvió como instrumento de consulta, se preguntó a los encuestados, tal como se señala arriba que mencionaran el año en que tuvieron su primer contacto con Internet, posteriormente se realizó el cruce con la edad que cada uno de ellos manifestó tener, ello permitió determinar la edad de inicio de los jóvenes al uso de las tecnologías de información y comunicación.

De acuerdo a las respuestas proporcionadas y consignadas en la tabla de frecuencias correspondiente a la presente pregunta, se observa que la media se sitúa en 12.43 años; ello significa que mayoritariamente, los jóvenes tienen sus primeras experiencias con el uso de Internet, alrededor de los 12 y 13 años de edad, es decir, en sus primeros dos años de la etapa escolar de nivel medio básico.


152

En la tabla de frecuencias se indica también que algunos de los encuestados afirmaron haber tenido contacto con Internet a muy temprana edad, a partir de los siete años, mientras que un número muy pequeño de encuestados mencionó que la primera vez que tuvieron contacto con Internet, ocurrió a los 36 años, como dato interesante, este pequeño grupo de población afirmó tener entre 40 y 51 años de edad, al momento de responder al cuestionario.

Menciona Frank S. Budnick (2007) que para una distribución normal, a una desviación estándar se encuentran aproximadamente el 68.26% de los datos, a 2 desviaciones el 95.44% y a 3 desviaciones el 99.73%. Por lo que si la media es 12.43 y la desviación estándar 3.297, se puede decir que el 68.26% de los encuestados (es decir 143) tuvo su primer contacto con Internet entre los 9 y los 15.7 años. También se puede interpretar que el 95.44 % de los encuestados (es decir 200) tuvieron su primer contacto con Internet entre los 5.8 y los 19 años.

2.- ¿Cuántas horas en promedio te conectas a Internet por semana? Inform e Horas promedio en internet por semana Género Hombre Mujer Total

Media 18,88 16,01 17,44

Mínimo 1 1 1

Máximo 70 75 75

N 108 109 217

% del total de N 49,8% 50,2% 100,0%


153

En la segunda pregunta se pidió a los encuestados que señalaran el promedio de horas que ‘navegan’ en Internet por semana. La media recae en las 17. 44 horas en promedio por semana.

Lo anterior significa que si se divide este tiempo entre los siete días de la semana, los universitarios interactúan en la red, un promedio de 2 horas y media diariamente.

De acuerdo con el informe obtenido para esta pregunta, la cantidad mínima de horas que, en algunos casos, se afirmó permanecer conectados, fue de una hora, mientras que la cifra máxima alcanzada fue de 75 horas; en este dato llama la atención que el promedio de horas por día, de quienes afirmaron permanecer en línea durante todo este tiempo, asciende a 10.7 horas diarias, si estuviera conectado los siete días a la semana.


154

Ello se entiende si se considera que muchos de los estudiantes consultados, trabajan en organizaciones en las que por las necesidades de sus tareas laborales, deben permanecer conectados todo el tiempo en Internet.

Si se analiza el número de horas que por semana se conectan los jóvenes, de acuerdo al sexo de los consultados, se observa una diferencia muy ligera de mayor permanencia entre los hombres, con respecto a las mujeres, de poco más de dos horas por semana. De acuerdo a los resultados por variable sexo, se deduce que los hombres son, en mayor medida, más propensos a consultar información en Internet, respecto de las mujeres. 3.- ¿En qué porcentaje utilizas las siguientes fuentes de información para apoyarte con tus trabajos, tareas y exposiciones escolares? (Distribuye de un total de 100%)

Estadís ticos descriptivos N Porcentaje en que utilizan Internet Porcentaje en que utilizan periodicos y revistas Porcentaje en que utilizan los apuntes Porcentaje en que utilizan los libros N válido (según lista)

Mínimo

Máximo

Media

219

0

100

56,75

219

0

50

8,38

219

0

60

18,82

219

0

70

15,64

219


155

La gráfica de la pregunta anterior revela que los jóvenes recurren en medida muy marcada, a la consulta de información electrónica para realizar sus tareas y trabajos escolares, con un 56.75% de las veces.

En segundo lugar, muy por debajo de Internet, se apoyan de sus apuntes escolares para realizar sus tareas de la escuela, con una frecuencia de 18.82% de los casos. Los libros son la tercera opción de fuentes de consulta con una frecuencia de 15.62% y por último, aunque las revistas y periódicos son considerados por los encuestados como material de apoyo para realizar trabajos escolares, solamente lo utilizan en un 8.38% de las veces, ocupando el último sitio de entre los cuatro medios de apoyo didáctico señalados. 4.- Si comparas lo que has aprendido de Internet, de los libros y de tus profesores en la escuela; del 100% de tus conocimientos, cómo distribuirías tus porcentajes?


156

Estadísticos descriptivos N Distribucion en % de lo que consideran han aprendido de internet Distribucion en % de lo que consideran han aprendido de los libros Distribucion en % de lo que consideran han aprendido de sus profesores N válido (según lista)

Mínimo

Máximo

Media

214

0

89

31,95

214

0

60

18,30

214

1

90

50,21

214

Los universitarios tienen la certeza de que los contenidos que consultan a diario en Internet, son una muy importante fuente de conocimientos, y aunque su percepción es que no aprenden de Internet a la par que lo que aprenden con sus profesores, sí hay una muy marcada tendencia a considerar que de su permanente relación con las tecnologías de comunicación e información han adquirido muchos de los conocimientos que poseen.


157

Los hallazgos a que se llegaron en este apartado indican que la mitad de todos sus conocimientos que afirman poseer, 50.21%, han sido aportados por la formación y enseñanza del profesor en el aula, mientras que la otra mitad de todos sus conocimientos, la han adquirido gracias a la abundante información que encuentran en Internet y en los libros, predominando con una media de 31.96%, las tecnologías de comunicación e información y con 18.30% de lo que conocen gracias a los libros.

Ello ha permitido inferir, de acuerdo con la percepción de los mismos universitarios que, o Internet ha contribuido a un aumento significativo de su escala de conocimientos con respecto a las generaciones anteriores a esta herramienta tecnológica, o que se ha devaluado el papel del profesor, ante las masivas relaciones e interacciones con las llamadas herramientas de red global, con todo lo que ello implica, incluyendo el abonar a la premisa de que toma sentido la importancia del término sociedad de la información. 5.- Cuando realizas tu tarea escolar en tu computadora con acceso a Internet, ¿qué tan seguido sueles distraerte de tu objetivo escolar por checar tus correos, interactuar en las redes sociales y chatear, etc? Frecuencia de distraccion de obje tivos e scolares debido a otros recursos de internet

Válidos

Perdidos Total

siempre casi siempre de vez en cuando casi nunca nunca Total Sistema

Frecuencia 40 79 76 17 3 215 173 388

Porcentaje 10,3 20,4 19,6 4,4 ,8 55,4 44,6 100,0

Porcentaje válido 18,6 36,7 35,3 7,9 1,4 100,0

Porcentaje acumulado 18,6 55,3 90,7 98,6 100,0


158

Distracción de objetivos escolares 40

30

20 Porcentaje

10

0 siempre

de vez en cuando casi siempre

nunca casi nunca

Una de las desavenencias que se ha venido mencionando a lo largo de este trabajo, específicamente en la parte documental, es la de que Internet no solamente se constituye como una herramienta que facilita el aprendizaje, sino que su función principal, posiblemente sea la de entretener, sin desplazar por ello, su importancia como mediador en las relaciones humanas a distancia.

Si se observa, tanto en la tabla de frecuencias, como en las gráficas, ante la pregunta de con qué tanta frecuencia suelen distraerse los usuarios de Internet de sus objetivos de aprendizaje, ante el uso de herramientas de entretenimiento e interacciones sociales, se observa que el porcentaje acumulado (columna de la derecha) recae con una frecuencia de 90.7% de los casos, en las opciones siempre, casi siempre y de vez en cuando, predominando en la respuesta casi siempre, con 36.7% de los casos, ligeramente arriba de de vez en cuando, con 35.3%.


159

De los encuestado que respondieron a las opciones de casi nunca suelen distraerse de sus objetivos de aprendizaje por su interacción con la red solamente alcanza un 7.9 por ciento de las frecuencias; en cambio, quienes afirmaron que nunca se distraen de sus objetivos escolares cuando consultan Internet, son solamente el 1.4% del total de los encuestados, es decir únicamente tres estudiantes respondieron a esta opción, de un total de 220 personas que contestaron el cuestionario.

Lo anterior indica que si bien, Internet es una importante fuente de conocimientos, según se analizó en la gráfica anterior, también se constituye como un poderoso mecanismo de distracción, en parte se puede comprender que muchas de las acciones que los jóvenes realizan en la red, no está directamente relacionada con sus procesos de enseñanzaaprendizaje. 6.- Con qué frecuencia crees que las personas recurren a la práctica de ‘copiar y pegar’ información publicada en Internet para entregar como tareas y trabajos escolares propios? Percepción de frecuencia con que jóvenes copian y pegan inform acion de internet para entregar como trabajo propio

Válidos

Perdidos Total

siempre casi siempre de vez en cuando casi nunca Total Sistema

Frecuencia 61 121 32 3 217 171 388

Porcentaje 15,7 31,2 8,2 ,8 55,9 44,1 100,0

Porcentaje válido 28,1 55,8 14,7 1,4 100,0

Porcentaje acumulado 28,1 83,9 98,6 100,0


160

De acuerdo con la percepción de los universitarios encuestados, que a su vez plasmaron en el cuestionario que se les proporcionó, se obtuvo como resultado que el 55.8% de los jóvenes consideran que casi siempre recurren sus congéneres al ‘copypaste’, mientras que el 28.1% de los consultados afirman que siempre se realiza este tipo de acciones, lo que significa que el 83.9% recurre a esta práctica con regular frecuencia.

Para el 14.7 de los encuestados, de vez en cuando los jóvenes copian y pegan información de Internet para entregar como trabajos escolares propios y sólo el 1.4% cree que casi nunca ocurre.

Por extraño que parezca, ninguno de los encuestados señaló que nunca se recurre a la práctica del ‘copypaste’, pese a que en el cuestionario sí se les puso esta opción para elegir. Lo que confirma las observaciones que se hicieron en capítulos anteriores, en los cuales se insistía en que los estudiantes suelen recurrir con relativa frecuencia al plagio de información publicada online.


161

La importancia de este reactivo radica en que uno de los supuestos que se consideraron en el protocolo de investigación consistía en señalar la práctica generalizada y reiterativa de, didácticamente evadir las actividades de reforzamiento de lo aprendido en clase y de la práctica de la investigación tradicional de conceptos, contextos de información y procesos de reflexión crítica personal en las tareas y trabajos escolares que el profesor suele prescribir a sus alumnos, con lo que ello implica, específicamente haciendo alusión al plagio como acción natural y sin aparentes consecuencia éticas por parte del joven que se supone está en proceso de formación integral.

En este punto, hay algunos aspectos qué discutir, pues al ser pública la red, la línea entre lo que se considera plagio y lo que consiste en apropiación de información, como ocurre con la música online, el software libre y los servicios de correo electrónico, es muy delgada y por lo tanto difícil de enjuiciar con cabal objetividad. Lo que no se pone en discusión es el sentido de la ética y calidad moral de quienes recurren a tal práctica.

7.- Qué tipos de sitios o recursos de Internet (redes sociales, wikipedias, mensajeros instantáneos, mails, etc.) utilizas con más frecuencia cuando estás en: A) Escuela:

B) Casa o cibercafé: Por medio de esta pregunta se buscó identificar si los recursos que los jóvenes utilizan en la red son semejantes cuando se conectan en la escuela o en casa, es decir, si sus hábitos de ‘navegación’ y consulta de información son semejantes en ambos ambientes o si varían.


162

También el tipo de respuesta ofrecida, nos da indicios para saber si cuando se ‘conectan’ en casa o cibercafé, consultan sitios web relacionados con el aprendizaje escolarizado, o si ello ocurre solamente cuando están en un centro de cómputo de la universidad.

En sentido inverso, se buscó también saber si los jóvenes se conectan en la escuela, exclusivamente para realizar sus tareas y trabajos escolares o si hay alguna otra razón (entretenimiento, interacción, etc), ajena al aprendizaje de consulta en centros de cómputo escolares.

Es importante mencionar, que aunque la pregunta siete del cuestionario se estructuró con opción de contestación abierta, la mayoría de los encuestados concentraron de manera abrumadora sus respuestas en los recursos de Internet denominados redes sociales, correo electrónico, buscadores, wikipedia (enciclopedias online) y mensajeros instantáneos, es por ello que solamente se analizarán los resultados concernientes a los cinco recursos de la red mencionados18.

En lo concerniente a los recursos tecnológicos de consulta e interacción que se analizarán en los siguientes párrafos, ya se realizó previamente, en el capítulo 3, un análisis referencial de sus características, funciones y nociones conceptuales, además, se reflexionó de manera crítica en torno a ellos.

18

Aunque en algunos casos dijeron consultar videos, música, blogs, páginas generales, periódicos y revistas online, lo hicieron en una muy poca frecuencia, es por esa razón que se omiten de este análisis.


163

Las respuestas que ofrecieron los encuestados se sintetizan en las siguientes

tablas,

en

las

gráficas

y

en

sus

correspondientes

interpretaciones19. Aplicaciones que utiliza casa

Válidos

19

Frecuencia 1 facebook 84 h5 2 no utiliza 50 red social 66 twitter/facebook 5 Total 208

Porcentaje ,5 40,4 1,0 24,0 31,7 2,4 100,0

Porcentaje válido ,5 40,4 1,0 24,0 31,7 2,4 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 40,9 41,8 65,9 97,6 100,0

El análisis de las tablas y gráficas se realizó en un plano comparativo entre los resultados ofrecidos por los encuestados, tanto en casa como en la escuela, por esa razón se colocaron una junto a la otra, para tener una mejor perspectiva visual de análisis de las interpretaciones que se plantean.


164

Aplicaciones que utiliza en la escuela

Válidos

Frecuencia 1 facebook 33 No utiliza 167 red social 7 Total 208

Porcentaje ,5 15,9 80,3 3,4 100,0

Porcentaje válido ,5 15,9 80,3 3,4 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 16,3 96,6 100,0

En la primeras dos tablas y sus correspondientes gráficas, se puede observar que los encuestados consideran a las redes sociales como un recurso muy importante de interacción y comunicación con otros usuarios. De todos los sitios web que ofrecen este servicio, el Facebook es el favorito de los universitarios, con una frecuencia de uso muy por encima de otras herramientas como Twitter o Hi5.

Respecto a los usos que hacen del Facebook, en un plano comparativo entre la escuela y el hogar o cibercafé, tanto en las gráficas como tablas se


165

observa que 40.4% de los encuestados interactúan en este sitio en casa, en tanto que sólo el 15% de los encuestados refirió utilizar este recurso en la escuela.

Si se suman los porcentajes de quienes afirmaron hacer uso de las redes sociales, independientemente de las compañías con las que tengan una cuenta, se obtiene un total de 75.5% de usuarios frecuentes de este tipo de herramienta virtual; por otra parte, en el hogar sólo el 24% de los encuestados no se conecta a las redes sociales.

El acumulado de uso de redes sociales en la escuela, arrojó un total de 19.7% de jóvenes asiduos a esta herramienta; en contra parte el 80.3% de los estudiantes encuestados, refirió que en los centros de cómputo de sus universidades, no hacen uso de esta herramienta de interacción social.

Aplicaciones que utiliza casa

Válidos

Frecuencia Porcentaje 1 ,5 google 65 31,3 no utiliza 129 62,0 no especificó 13 6,3 Total 208 100,0

Porcentaje válido ,5 31,3 62,0 6,3 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 31,7 93,8 100,0


166

Aplicaciones que utiliza en la escuela

Vรกlidos

Frecuencia Porcentaje 1 ,5 google 84 40,4 no utiliza 117 56,3 no especificรณ 6 2,9 Total 208 100,0

Porcentaje vรกlido ,5 40,4 56,3 2,9 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 40,9 97,1 100,0


167

Otro recurso web que mencionaron utilizar con frecuencia, son los buscadores; tanto en la escuela como en el hogar los encuestados se apoyan de la consulta de Google, en ningún caso expresaron el nombre comercial de otro rastreador, simplemente escribieron el término buscador en el espacio de respuestas.

En un plano comparativo entre la casa y la escuela, se observa en las gráficas y tablas que el acumulado de quienes consultan los buscadores como herramienta de localización online es de 37.6% para quienes ingresa desde su casa. Los usuarios que utilizan herramientas de rastreo en la escuela, suman un 43.3%, es decir, en mayor proporción de quienes se ‘conectan’ desde el hogar.

Curiosamente, más de la mitad de los usuarios afirmó no hacer uso constante de buscadores; el programa SPSS, arrojó que el 62% de los usuarios no utiliza el Google ni algún otro buscador en casa, mientras que el 56.3% no lo hace en la escuela.

Aplicaciones que utiliza casa

Válidos

Frecuencia 1 mes s enger 74 no utiliza 111 no es pecificó 22 Total 208

Porcentaje ,5 35,6 53,4 10,6 100,0

Porcentaje válido ,5 35,6 53,4 10,6 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 36,1 89,4 100,0


168

Aplicaciones que utiliza en la escuela

Vรกlidos

Frecuencia 1 mes s enger 32 no utiliza 170 no es pecificรณ 5 Total 208

Porcentaje ,5 15,4 81,7 2,4 100,0

Porcentaje vรกlido ,5 15,4 81,7 2,4 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 15,9 97,6 100,0


169

Respecto al uso de los mensajeros instantáneos, se puede inferir que los encuestados hacen uso en regular frecuencia de este recurso con un total acumulado de 46.2% de los casos, cuando están en el hogar o en cibercafé, en tanto que esta cifra cae al 17.8% de frecuencia de uso, estando en los centros de cómputo escolares. Se podría afirmar que los jóvenes no consideran a los mensajeros instantáneos como recurso favorito en sus procesos de interacción con la red virtual, pues en casa, el 53% de los usuarios consultados no lo utiliza, mientras que en la escuela no interactúa por mensajero instantáneo el 81.7% de los sujetos de estudio. Aplicaciones que utiliza casa

Válidos

Frecuencia 1 monografias 12 no utiliza 142 no es pecificó 2 wikipedia 50 wikipedia/rincon del vago 1 Total 208

Porcentaje ,5 5,8 68,3 1,0 24,0 ,5 100,0

Porcentaje válido ,5 5,8 68,3 1,0 24,0 ,5 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 6,3 74,5 75,5 99,5 100,0


170

Aplicaciones que utiliza en la escuela Frecuencia 1 no utiliza 95 no es pecificó 5 rincon del vago 1 wikipedia 102 wkipedia/m onografias 4 Total 208

Válidos

Porcentaje ,5 45,7 2,4 ,5 49,0 1,9 100,0

Porcentaje válido ,5 45,7 2,4 ,5 49,0 1,9 100,0

Porcentaje acum ulado ,5 46,2 48,6 49,0 98,1 100,0

Como herramienta de consulta de información para el procesamiento de tareas y trabajos escolares, los estudiantes consultados refirieron que se apoyan en recursos web como Wikipedia, Monografías y Rincón del Vago, en todos los casos, consideran al primero de ellos como el más importante con una frecuencia de uso exponencialmente mayor con respecto a las otras dos20.

20

Ver ambas tablas y/o gráficas.


171

Cuando están en casa, realizan sus consultas en una frecuencia acumulada de 31.3% de los casos, en tanto que en la escuela suele apoyarse de este recurso el 53.8% de los encuestados. Quienes descartan el uso de este tipo de páginas de consulta, ocurre en un porcentaje 68.3 para quien se ‘conecta’ en el hogar o cibercafés y en 45.7% entre los usuarios que ‘navegan’ en la escuela.

De lo anterior se deduce que cuando los jóvenes se conectan a la red, poco menos de la mitad no siempre contempla como primera opción a la Wikipedia, como sitio web de trabajos escolares, mientras que en el hogar disminuye aún más la población dependiente de este recurso. Aplicaciones que utiliza casa

Válidos

Frecuencia 4 hotmail 38 no utiliza 105 no es pecificó 61 Total 208

Porcentaje 1,9 18,3 50,5 29,3 100,0

Porcentaje válido 1,9 18,3 50,5 29,3 100,0

Porcentaje acum ulado 1,9 20,2 70,7 100,0


172

Aplicaciones que utiliza en la escuela

Válidos

Frecuencia 2 gmail 1 hotmail 26 no utiliza 141 no es pecificó 38 Total 208

Porcentaje 1,0 ,5 12,5 67,8 18,3 100,0

Porcentaje válido 1,0 ,5 12,5 67,8 18,3 100,0

Porcentaje acum ulado 1,0 1,4 13,9 81,7 100,0

Los correos electrónicos son tan necesarios en las agendas cotidianas de las personas, que se ha convertido en un recurso muy necesario entre los jóvenes y en general de los usuarios de Internet.

Para efectos de este estudio el 47.3% de los consultados mencionó que se apoyan en este recurso estando en casa, en tanto que en la escuela lo utiliza solamente el 31.3% de los encuestados.

Considerando lo anterior, se podría inferir que no necesariamente consideran al mail como una herramienta directamente vinculada al


173

aprendizaje, quizá su uso más marcado esté relacionado al envío de archivos digitales conteniendo trabajos escolares y temas educativos para fortalecer lo aprendido en el aula.

El 50.5% de los encuestados no utiliza el correo electrónico estando en casa, mientras que en la escuela no lo hace el 67.8% de los usuarios consultados.

Es importante aclarar que en el caso específico de la pregunta 7 del cuestionario,

las

respuestas

ofrecidas

por

los

encuestados

no

necesariamente se apegan a la realidad objetiva de los usuarios, puesto que una de las limitaciones que poseen las preguntas con estructura de respuesta libre, es precisamente la posibilidad de que se incurra en imprecisión respecto a la contestación por parte del encuestado, ello asociado al no recordar en el momento los recursos de la red que más utilizan, al desconocimiento en específico de alguna función de la herramienta web o simplemente a que no solamente disponen de la casa y el hogar como espacio físico para ‘navegar’, siendo también en el trabajo, en la calle con sus dispositivos móviles o en un centro de convivencia con señal inalámbrica de libre acceso.

El hecho de haber formulado esta pregunta entonces, aporta indicios muy importantes sobre el tipo de herramientas que son necesarias para el aprendizaje escolar y algunas otras que solamente pueden ser de uso asociado al entretenimiento y relaciones sociales. La otra causa, como se dijo en la inducción a la pregunta 7, ayuda a comprender qué usos le dan a Internet los jóvenes21.

21

En el apartado de Conclusiones se abundará un poco más sobre este tópico.


174

En el apartado de las conclusiones se hará un análisis interpretativo de los resultados que arrojó la encuesta, pues es necesario comparar con las conclusiones a las que llegó el grupo multidisciplinario con que se trabajó en el programa de sesiones de grupo para conocer las posibles causas de las actitudes de los universitarios ante el uso de las TIC´s.


175

CAPÍTULO 6

INTERNET COMO HERRAMIENTA DE ASIMILACIÓN C O G N O S C I T I V A: U N E N F O Q U E C U A L I T A T I V O “Las miradas que observan a los mundos contemporáneos son muy diversas, las formas que las agrupan son parte del ejercicio de la mirada que mira a las miradas” Jesús Galindo Cáceres

Conocer los usos y apropiaciones de Internet por los jóvenes para allegarse aprendizaje es uno de los objetivos de este estudio. Uno de los motivos por los que interesa conocer los procesos de aprendizaje de los estudiantes contemporáneos, frente al uso de las tecnologías de información, se deriva de la necesidad de construir un acercamiento teórico que permita explicar los alcances de las tecnologías de información y comunicación, tanto en el aspecto favorable a la asimilación cognoscitiva, como aquellos usos y recursos que le impiden un adecuado aprendizaje.

En otra instancia se pretende conocer qué herramientas de Internet le son más apropiadas al alumno de universidad para el aprendizaje significativo y cuáles pueden serle solamente de apoyo, o en todo caso, cuáles de los recursos de Internet le son irrelevantes según el objetivo educativo.


176

Para poder llegar a los resultados del análisis de causa, se recurrió al diseño, aplicación e interpretación de información basada en la técnica cualitativa de investigación conocida como grupos de discusión; como sistema de recolección de datos norteamericano se le suele llamar focus group.

Para su aplicación se tomó el modelo de sesión de grupo que sugiere Jesús Ibáñez (en Galindo Cáceres, 1998, p. 76), uno de los representantes de la sociología crítica española, o de segundo orden. Al respecto, él sugiere que para la utilización de esta técnica es necesario que el moderador – preferentemente el mismo investigador o quien ha estado involucrado en el proceso- seleccione, de acuerdo a las características del estudio, los alcances y sus objetivos, grupos de individuos capaces y/o técnicamente facultados para discernir sobre causas, efectos o fenómenos sociales que sean motivo de estudio, con la particularidad de que el moderador intervenga solamente lo necesario para la organización de la sesión; en este caso de lo que se trata es que sean los mismos equipos de trabajo quienes lleven todo el desarrollo de la dinámica de grupo. Aunque como técnica de recolección de datos, por sí sola 22, no podrá llegar a medir todas las variables de la hipótesis, planteadas el principio de este trabajo, puesto que no es posible del todo obtener datos concordantes con la hipótesis desde el punto de vista técnico-metodológico, sí es viable tener un acercamiento cualitativo hacia las causas que determinan la conducta del individuo promedio respecto al fenómeno que se estudia.

22

Cfr. Capítulo 5, concerniente al diseño y aplicación de encuesta.


177

6.1. LIMITACIONES METODOLÓGICAS INHERENTES A LOS RESULTADOS ARROJADOS POR LA TÉCNICA CUALITATIVA A ELEGIR A manera de advertencia se comenta que la posibilidad de obtener resultados confiables es vasta, sólo si se analizan las conclusiones aportadas por los grupos de discusión desde una perspectiva de estimación; pues al ser una técnica cualitativa se reduce la posibilidad de presentar conclusiones absolutas y definitivas, pues dentro de la objetividad de los resultados está inmersa la subjetividad del punto de vista de un grupo específico, socioculturalmente homogéneo y con perfil sociodemográfico muy similar.

A final de cuentas y apelando a la importancia del uso de esta técnica para llegar a los objetivos del estudio, el mismo Ibáñez argumenta que por medio de un grupo de discusión se verifican supuestos básicos; “ya que su realidad está irremediablemente coartada de su posibilidad, no es más que un cebo…” Así mismo, este autor menciona cómo un grupo, al ser un simulacro de pedazo de realidad, se parece a la forma de consumo de las sociedades de hoy. ¿Y entonces su justificación metodológica que le encomienda valor investigativa? Ibáñez (en Galindo Cáceres, 1998, p. 79) mismo explica, citando a Bernardo Russi, que se transita por tres principios básicos; el que él llama dependencia, que se le relaciona a la dependencia existente entre el moderador y el grupo que analiza, pues las políticas que operan al interior, la naturaleza actitudinal del grupo y su misma atmósfera social serán fuerte influyente en el tipo de respuestas y conclusiones a las que llegarán durante la elaboración de la técnica. El segundo principio que menciona Ibáñez, en sus palabras, que trata del apareamiento que simula la posibilidad de acción común que nunca se llevará a cabo. En este punto se interpreta como la inclinación natural del ser humano que interactúa en un grupo a asumir un papel a la usanza de lo histriónico sobre lo que se discute,


178

aunque al término de la dinámica se despoje el individuo del papel que voluntariamente decidió asumir. Y una tercera postura que argumenta Ibáñez se basa en el principio de “ataque y fuga; considerado así como la posibilidad de participar en una sesión donde hay otros como yo, o la no participación, quedando aislado y separado del resto en forma individual” (en Galindo Cáceres, 1998, p. 79).

No obstante el fantasma de la subjetividad dentro de la objetividad socorrida por la metodología empleada para esta técnica, se apela a la existencia de que en las otras técnicas cualitativas también existe en mayor o menor medida la subjetividad de los resultados y conclusiones, pues siempre ha de estar presente el criterio analítico del investigador y de sus sistemas cerrados en que esté inmerso, por otra parte, se recurre a las sesiones de grupo como técnica auxiliar a la encuesta y no necesariamente tiene que reflejar puntos de vista absolutos y universalmente válidos.

El hecho de haber invocado a los posibles escollos vinculados a la subjetividad de los resultados del presente estudio, tiene el mero propósito de considerar las limitaciones metodológicas de este trabajo, como ocurre con el uso de técnicas cuantitativas de recolección de datos y más si se aborda desde la perspectiva del análisis de causa.

6.2. DISEÑO Y APLICACIÓN DE LA TÉCNICA DENOMINADA GRUPOS DE DISCUSIÓN Para la aplicación del paquete técnico se recurrió al diseño metodológico de preguntas y respuestas en base a cruce de reactivos con variables de la hipótesis formulada al inicio de la investigación.


179

Bernardo Russi Alzaga, investigador de la Universidad Intercontinental en un artículo titulado ‘Grupos de discusión’, De la investigación social a la investigación reflexiva, expone que el manejo de esta técnica también incluye el trabajo con información en forma de discurso; “flujo de mensajes que circulan entre los miembros de un grupo que pone en forma de habla sus representaciones de la realidad, las exterioriza en un espacio físicotemporal” (en Galindo Cáceres, 1998, pp. 77-78).

El espacio elegido para realizar las sesiones fue en las instalaciones de la UDL, planteles Paraísos y Torres Landa, y en las aulas de la Universidad del Valle de Atemajac (Univa). Las profesiones que cursan los estudiantes elegidos para la realización del estudio, son: Finanzas, Diseño Gráfico y Comunicación23.

6.3. DISEÑO METODOLÓGICO El modelo utilizado para la implementación de esta técnica de campo, fue el europeo, en el que, de acuerdo a la clasificación que propone Jesús Ibáñez, el moderador interviene poco en el desarrollo de la dinámica de discusión para evitar influir en el curso de las posibles respuestas que se sometan a debate entre los integrantes de los equipos.

Se decidió el empleo de este modelo debido a que se consideró la exposición de temas vía cuestionario, donde de manera autodirigida los integrantes de este laboratorio discutirían más abiertamente, sin la intervención del moderador.

23

A diferencia de la encuesta, donde se requería de la consulta de un mayor número de licenciaturas, sobre todo porque el universo de población tenía que ser de 220 personas, en el focus group solamente se diseñó para un número limitado de equipos de trabajo por lo


180

Otro de los factores que se consideraron para elegir este modelo, es que los grupos en que se constituyeron las sesiones de discusión fueron de tipo homogéneo, en cada sesión participaron, por ejemplo, solamente equipos conformados por estudiantes de Comunicación, en otra más, estudiantes de Diseño Gráfico y en una más, por alumnos de la licenciatura en Finanzas.

Se les pidió que de manera libre expresaran sus posturas y puntos de vista con respecto a preguntas que cada coordinador de equipo iría formulando en un cuestionario; solamente se les solicitó que llegaran a conclusiones concretas, consensuadas y validadas por todos los elementos del grupo.

En total se integraron siete preguntas al cuestionario, encaminadas a obtención de información relacionada con la cultura de Internet, las interacciones sociales mediadas por esta herramienta y por los diferentes usos en el aprendizaje de estudiantes de universidad.

Cabe mencionar que el cuestionario contiene una breve introducción con instrucciones para el correcto seguimiento de la dinámica, aunque en todo momento se intervino solamente para aclarar dudas e inducir a la discusión de las preguntas a manera de análisis, puntos de vista, argumentos a favor y en contra, así como a reflexiones por parte de los estudiantes elegidos para la realización de esta parte del estudio. 6.4. MODALIDAD PANEL DE OPINIÓN Una vez que se conformaron los grupos de discusión, se pidió a cada equipo que eligiera a un coordinador(a) para que fuera exponiendo las

complejo de la tabulación de respuestas y su consecuente interpretación, de ahí que


181

preguntas en forma de tema; cada elemento debería de exponer su punto de vista, teniendo tiempo libre para que pusiera sobre la mesa de discusión sus argumentos.

Se explicó que el tiempo total considerado para el desarrollo de toda la actividad sería de 60 minutos, con margen de 8 minutos en promedio, por pregunta.

En total se realizaron cuatro sesiones de grupo, repartidas de la siguiente manera: tres de ellas con alumnos de Diseño Gráfico, Finanzas y Comunicación de la Universidad de León y una sesión con jóvenes que cursan la carrera de Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En cada una de las cuatro sesiones, se integraron tres equipos de entre cuatro y seis personas cada uno.

Una vez que se expusieron los objetivos de la actividad, se dieron las indicaciones pertinentes para el correcto desarrollo de la dinámica y una vez que se les pidió que expresaran sus dudas, en caso de que las hubiere, para evitar posibles confusiones, se pidió que los coordinadores de cada equipo expusieran en voz alta para cada grupo las preguntas.

El papel del moderador en esta fase, fue la de observar que se estuvieran llevando a cabo las discusiones concernientes al ritmo de cada uno de los equipos y que se llegaran a conclusiones consensuadas.

Una vez determinadas las posturas de los integrantes, uno de los elementos de cada equipo anotó los datos concluyentes por cada reactivo sometido a discusión. La información que se recopiló de cada uno de los solamente se hayan seleccionado tres carreras.


182

grupos de discusión, fue la matera prima cuya interpretación de datos posibilitaron la realización del análisis objeto de este estudio.

6.5. COMPILACIÓN E INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS Una vez concluido el proceso de discusión de tópicos relacionados con esta técnica de recopilación, se procedió al vaciado de los resultados a los que llegaron los grupos de trabajo. En esta parte del procedimiento se categorizaron las respuestas en concordancia por equipos y solamente aquellas que no se repitieron se añadieron al paquete técnico, en forma de puntos de acuerdo.

El orden de exposición de las conclusiones es por comparecencia de equipos, justo debajo del planteamiento de las preguntas formuladas en el cuestionario; quedando de la siguiente manera24:

PREGUNTA No. 1 ¿Cómo imaginan que sería su vida cotidiana si no existiera Internet? Grupo 1 Las personas serían más responsables en cuanto a la búsqueda de información. Saldríamos a distraernos con deportes más que ahora. No habría comunicación con personas, tan fácilmente. Grupo 2 La vida sería más productiva y leeríamos más. Grupo 3 Sería interesante, conviviríamos más con la gente personalmente, tendríamos más imaginación, buscaríamos más información por nuestros propios medios. Grupo 4

24

Las respuestas van por orden de equipos


183

La vida sería aburrida, ociosa y monótona, aunque aprovecharíamos nuestro tiempo en otras cosas porque no sabríamos de la existencia de Internet.

Grupo 5 Todo sería normal, habría más actividades de provecho para cualquier ser humano, habría más libros leídos y las personas estarían más tiempo en la biblioteca. Grupo 6 Seríamos más productivos en lo laboral, más sociables y habría más contacto interpersonal. Desde el lado contrario, estaríamos en desventaja, pues nos tendríamos que acostumbrar a buscar información en libros y otras fuentes que no fueran Internet. Grupo 7 La vida sin Internet sería aburrida, pero a la vez productiva porque nos quedaría tiempo para realizar otras actividades más sanas. Grupo 8 Habría más acercamiento a la lectura, más bibliotecas y no habría más analfabetas. Grupo 9 Conseguiríamos otros medios entretenimiento. Seríamos más información en bibliotecas.

para tener otro tipo de responsables al buscar la

Grupo 10 Sería aburrido y con poca información para poder conocer sobre el mundo exterior.

Grupo 11 Todo sería mejor, porque habría un nivel más alto intelectualmente, se acudiría más a los libros. Grupo 12 Sería más difícil porque no podríamos encontrar la información rápidamente, al igual, sería más difícil comunicarnos como lo hacemos en la actualidad.


184

PREGUNTA 2 ¿En qué aspectos consideran que ha contribuido Internet al aprendizaje de las materias de su licenciatura? Grupo 1 Acceso a más fuentes de información, rapidez al hacer tareas y trabajos escolares. Grupo 2 En el ahorro de tiempo y facilidad para encontrar información. Grupo 3 Menos tiempo en encontrar información. Grupo 4 Que es más accesible la información solicitada en la escuela y nos ahorramos tiempo. Grupo 5 Hay variedad de información, se invierte menos tiempo en la recopilación de información y es más práctico. Grupo 6 Fuente de información más universal, objeto de estudio (sic). Grupo 7 Que hay más información recabada. Grupo 8 Nos ha servido para la solución de diversas investigaciones. Grupo 9 En cómo usar los medios de información al obtener investigaciones. Realizar más rápido los trabajos. Grupo 10 Reforzar mis conocimientos y tener información más detallada sobre el tema elegido. Grupo 11 En ninguno, porque en este momento no los estamos ocupando. Grupo 12


185

Sería un 20 por ciento, porque buscamos las tareas en Internet y también porque nuestras materias no son tanto de investigación. PREGUNTA 3 Elaboren una lista de cinco recursos de Internet (redes sociales, videos, música, buscadores, etc)25, en orden de importancia, que les son indispensables para reforzar sus conocimientos de la escuela.

25

Grupo 1

Grupo 5

Grupo 9

1. 2. 3. 4. 5. 6.

1. Google 2. Facebook 3. Hotmail 4. Youtube 5. Twitter Grupo 6

1. Google 2. Hotmail 3. Facebook 4. Youtube 5. Yahoo Grupo 10

1. 2. 3. 4.

1. 2. 3. 4. 5.

Wikipedia Youtube Google Messenger Facebook Grupo 2

1. Buscadores 2. Blogs 3. Foros discusión 4. Redes sociales 5. Videos Grupo 3

Google Wikipedia Youtube Correo electrónico 5. Redes sociales Grupo 7

1. 2. 3. 4. 5.

1. 2. 3. 4. 5.

Google Youtube Messenger Facebook Hotmail

Grupo 11

Grupo 4

Grupo 8

1. Buscadores 2. Redes sociales 3. Videos 4. Música 5. Juegos Grupo 12

1. Google 2. Monografías 3. Rincón del Vago 4. Youtube 5. Wikipedia

1. 2. 3. 4. 5.

1. 2. 3. 4. 5.

Apud. pp. 65-79.

Google Facebook Twitter Youtube Hotmail

Google Messenger Facebook Yahoo Youtube

Google Ares Hotmail Youtube Wikipedia

Wikipedia Facebook Hotmail Google Messenger


186

PREGUNTA 4 Cuando realizan una tarea, trabajo escolar o preparan una exposición para la clase, de qué medios (libros, documentales, Internet, apuntes escolares, etc), se valen para documentarse. Escribe tres, en orden de importancia.

26 27

Grupo 1

Grupo 5

Grupo 9

1. Internet 2. Wikipedia26 3. Libros

1. Internet 2. Libros 3. Apuntes escolares

1. Libros virtuales 2. Bibliotecas 3. Buscador (wikipedia)

Grupo 2

Grupo 6

Grupo 10

1. Libros 2. Internet 3. Apuntes escolares

1. Libros 2. Internet 3. Películas

1. Internet 2. Libros 3. Apuntes escolares

Grupo 3

Grupo 7

Grupo 11

1. Google 2. Linux 3. Wikipedia

1. Internet 2. Profesores 3. Libros

1. Internet 2. Apuntes escolares 3. Libros

Grupo 4

Grupo 8

Grupo 12

1. Internet 2. Biblioteca 3. Maestros

1. Libros 2. Documentales 3. Internet27

1. Internet 2. Apuntes escolares 3. Libros

“Porque es lo más práctico hoy en día y por falta de tiempo”. “Elegimos en este orden porque los libro son fuente verídica, los documentales son las pequeñas cosas que nos faltan (sic), el Internet nos sirve para complementar”.


187

PREGUNTA 5 ¿Consideran que la información que proporciona Internet es actualizada y abundante desde enfoques y contextos multiculturales diferentes? ¿Por qué? Grupo 1 Si, porque a través de Internet podemos encontrar diferente información de las culturas, aunque algunas veces no son datos actualizados o puede ser que la información que se consulta no sea verídica. Grupo 2 Sí, porque es más rápida la difusión de la información. Grupo 3 Sí porque de otro modo no habría usabilidad dentro de Internet, además de que está a disposición de todos los usuarios en el mundo. Grupo 4 Claro que sí, ya que es una de las características principales de Internet; se está actualizando la información de manera constante, además están los traductores que facilitan tanto el entendimiento así como la opción de poder conocer la información de otras culturas. Grupo 5 Sí, en mucha de la información de Internet; en casi todos los casos también, la información que se ofrece en la red está actualizada. Grupo 6 Es extensa, aunque no siempre se puede asegurar que la información que se difunde sea confiable. Grupo 7 Sí es abundante, pero no está del todo actualizada. Grupo 8 Sí, porque generalmente encuentras todos los resultados de la búsqueda de información y al mismo tiempo no, porque mucha de las veces la información no es verídica. Grupo 9 Sí es abundante y actualizada pero no es muy certera. En Internet es posible encontrar muchísima información de diversos temas de interés,


188

en ocasiones lo que se encuentra en la red no es de muy buena calidad. Grupo 10 Sí, porque continuamente las personas que actualizan información y nos podemos dar cuenta de cuando ello ocurre. Grupo 11 No siempre, porque en algunos casos la información publicada es falsa. Grupo 12 Consideramos que la información encontrada en Internet es muy basta, ya que siempre se encuentran resultados en las búsquedas, aunque los contenidos no siempre están actualizados. PREGUNTA 6 ¿Cuáles creen que sean las desventajas que tiene Internet, para impedir en los jóvenes el aprendizaje escolar de manera plena? Grupo 1 La información es errónea en algunos casos y existen muchos distractores. Grupo 2 Tiene muchos distractores, y la mayoría de los jóvenes que estudian no leen la información que consultan, solamente copian y pegan. Grupo 3 Ya no buscamos información en libros, nos confiamos únicamente en lo que se publica en Internet, ya casi no leemos. Grupo 4 Podemos encontrar información errónea y sin validez, limitada y no todas las personas y en todos los casos se puede consultar información de Internet por falta de computadoras.

Grupo 5 Muchas veces no revisamos la información que se presenta, sólo copiamos y pegamos. Grupo 6 Copiamos la información sin cerciorarnos de su veracidad.


189

Grupo 7 En muchos casos, la información que aparece en Internet está deformada. Grupo 8 Hay tanta información que en muchos casos no se puede apreciar cuál es la correcta. Grupo 9 Hay información no viable o verídica, nos entretiene al dejar de hacer cosas con mayor importancia. Grupo 10 Existe una enorme abundancia de páginas web y juegos con contenidos que no ayudan al conocimiento. Grupo 11 En ocasiones, la información que se sube a la red está mal manejada y no viene muy clara. Grupo 12 La principal desventaja se debe a la práctica de copiar y pegar, y por el uso en excesos de las redes sociales, que a su vez consumen muchas horas que podríamos dedicar al aprendizaje. PREGUNTA 7 Si no existiera Internet, ¿tendrían más, igual o menos conocimientos relacionados a la profesión que estudian? Grupo 1 Tendríamos los mismos conocimientos, porque en lugar de Internet, recurriríamos a los libros, que proporcionan mejor información. Grupo 2 Sería igual, ya que tenemos otros recursos en los cuales también tenemos acceso a la información. Grupo 3 Tendríamos menos conocimientos, porque Internet da mucha información, artículos, libros, etc.


190

Grupo 4 Igual, porque buscaríamos en otros medios para mantenernos informados. Grupo 5 Tendríamos más conocimientos, ya que estaríamos obligados a buscar información en diferentes libros y desarrollaríamos más, el hábito de leer. Grupo 6 Igual, porque estamos obligados a buscar más e investigar bien. Grupo 7 Sin Internet tendríamos menos conocimientos. Grupo 8 Tendríamos más conocimientos relacionados con áreas de nuestro estudio y de nuestros intereses. Grupo 9 Tendríamos menos conocimientos porque no tendríamos esta importante herramienta para informarnos. Grupo 10 La cantidad de conocimientos sería la misma, ya que la información del Internet es subida por personas que tienen conocimiento de libros e información de sus estudios. Grupo 11 Tendríamos el mismo conocimiento, o incluso hasta más. Grupo 12 Sería igual, aunque Internet facilita la búsqueda. 6.6. ANÁLISIS DE CAUSA Y EXPOSICIÓN DE RESULTADOS Las conclusiones a las que llegaron los grupos de laboratorio indican claramente que hay conocimiento fundado acerca de la importancia que han tenido las TIC´s en su vida cotidiana.


191

El uso que le dan como apoyo para el aprendizaje, también es un tema relevante para ellos, pues en la mayoría de sus respuestas grupales reflexionan sobre sus ventajas y desventajas en la educación.

A continuación se harán algunos señalamientos muy puntuales, sobre las conclusiones obtenidas de las sesiones. Es importante mencionar que los resultados se adquirieron mediante el análisis de sinonimia obtenido del modelo de redes semánticas, donde la mayor cantidad de respuestas y de contextos de respuestas aportadas por el conjunto de los participantes de las cuatro sesiones de grupo, fueron considerados como indicios de respuesta final o de conclusiones que aquí se expresan.

A).- En la primera serie de respuestas se llegó a la conclusión, de que si Internet no hubiera existido, la vida en sociedad sería muy monótona, aburrida y ociosa28; sería más tardado la búsqueda de información para cualquier propósito, que además habría menos conocimiento de las distintas culturas y modos de vida de sociedades distantes a las nuestras.

Este ejercicio derivó en contraparte, en aspectos positivos en el plano de las interrelaciones sociales, puesto que según se interpreta, se llegaron a conclusiones como, más comunicación entre los integrantes de las familias, habría más interés por leer libros y finalmente, las personas tendrían una vida más productiva.

B).- El segundo tema que se discutió aporta indicios a los beneficios que han encontrado los universitarios en el uso de las tecnologías de

28

Para quienes vivimos nuestra adolescencia y juventud temprana al margen de la cultura de Internet, difícilmente podríamos afirmar que la vida era aburrida, monótona y ociosa, sino todo lo contrario.


192

información con respecto a su aprovechamiento académico y a los conocimientos obtenidos.

Al respecto se llegaron a las siguientes conclusiones; que la consulta de información vía Internet hace más fluida y rápida la actividad de aprendizaje, se facilita la búsqueda de información, es abundante, más universal y sus contenidos asumen puntos de vista muy variados.

Un segundo enfoque consideran que Internet es una herramienta muy útil para realizar investigación académica, por la variedad de información y porque mucho de su contenido es actualizado.

C).- En relación al tercer tema, correspondiente a los recursos de Internet que más se utilizan como herramientas de aprendizaje escolar, son, según el orden de importancia: buscadores, Wikipedia (Rincón del Vago y Monografías.com también aunque en menor medida), correo electrónico, redes sociales, blogs, mensajeros instantáneos, foros de discusión y documentales obtenidos de Youtube.

Para obtener los datos de este apartado, se hizo un recuento de frecuencias de las respuestas dadas por los integrantes de todos equipos de focus group, y solamente se consideraron aquellos que hubieran tenido más de una respuesta coincidente con respecto a los equipos consultados.

En una misma dinámica, el reactivo en que se pidió que escribieran en orden de importancia, de qué medios se valen para realizar tareas escolares, trabajos y exposiciones en el aula; mayoritariamente respondieron que de Internet, de apuntes escolares, de los libros, del profesor y de bibliotecas, es


193

de donde apoyan sus contenidos de las materias en que tienen que entregar trabajos escolares y tareas.

Respecto a si consideran si la información que se difunde en Internet es abundante y actualizada desde enfoques y contextos multiculturales diferentes, aunque no en todos los casos fue respondida esta pregunta, quienes vertieron su opinión de manera consensuada afirmaron que sí es abundante, los enfoques de los contenidos son variados, universales y en algunos casos no es actualizada la información.

Se advierte en algunas respuestas que a los jóvenes consultados les preocupa que no toda la información es confiable, según ellos, algunos contenidos pueden no cubrir los parámetros de profundidad, veracidad y confiabilidad necesarios para ser tomadas por información de índole académica.

Uno de los ítems que tiene más importancia para este estudio, que en parte ya fue revisada en el capítulo anterior, consiste en conocer cuáles son las desventajas que pudiera tener el uso de Internet, para los jóvenes que se apoyan en sus contenidos para favorecer a los conocimientos la licenciatura que cursan.

En este bloque, los grupos de discusión participantes, coincidieron en que copiar y pegar información de Internet es una de las prácticas que menos favorece al aprendizaje, dado que ello inhibe los procesos lectores de los estudiantes, además de fomentar la cultura de lo más fácil, al recurrir al simple cumplimiento de un requisito, la entrega de un trabajo o tarea escolar.


194

En ningún caso los jóvenes hacen mención a ausencia de ética, debido al plagio de información.

Otro de los factores poco convenientes al aprendizaje por el uso de las tecnologías de la información, corresponde, según la percepción de los estudiantes a que se da por buena información que puede ser errónea o superficial o falsa.

Algunas otras respuestas que se repitieron con más frecuencia, fueron: ya no buscamos información en libros, ya casi no leemos, hay muchos distractores, nos confiamos únicamente en lo que hay en Internet, copiamos la información sin cerciorarnos de su veracidad, hay tanta información que en muchos casos no se puede saber cuál es la correcta, etc.

Por último, en el tema de cierre se pidió a los participantes que opinaran si consideran que de no haber existido Internet en la actualidad, tendrían más, igual o menos conocimiento relacionado a la profesión que estudian.

Aunque mayoritariamente las respuestas dadas consistieron en que tendrían mismos conocimientos independientemente de haber o no existido Internet porque a final de cuentas se verían obligados a investigar por otras fuentes y en un ritmo quizá más lento, algunos de los jóvenes que participaron afirmaron que tendrían menos conocimientos porque perciben en las tecnologías información una herramienta de vital importancia para allegarse a la información. De los doce grupos, integrantes de dos equipos opinaron que tendrían más conocimientos sin Internet que con éste, debido a que tendrían que desarrollar mucho más el hábito por la lectura.


195

Toda esta información obtenida de las sesiones de discusión, al igual que las evidencias documentales de la primera parte de esta tesis, más la encuesta, se condensará en la sección Conclusiones en forma de resultados finales que posibiliten asumir postura respecto a la validación o rechazo del supuesto preestablecido en la fase de protocolo de investigación, que despertó el interés por la realización del presente estudio.


196

CONCLUSIONES

Al llegar al final del trayecto, en este trabajo de tesis, deja más preguntas abiertas que respuestas satisfactorias respecto al fenómeno que se abordó desde múltiples perspectivas y contextos, todos en el entorno de los jóvenes que cada vez se especializan más en la búsqueda de información para aportar a sus conocimientos, pero también para cumplir con las encomiendas escolares del profesor.

En esta aventura de investigación continua, solamente interrumpida por las semanas de aumento en la actividad docente, de revisión de exámenes y entrega de calificaciones a estudiantes, además del cumplimiento que demandan las obligaciones de ser padre de familia, no acaba; al contrario, es el punto de partida para abonar, en otros momentos y desde otras perspectivas, al conocimiento de estudio de este fenómeno social tan inestable y cambiante como lo es el de las tecnologías de relación, de información y de entretenimiento.

Al momento de elegir este tema de investigación, 2009, algunas incipientes tecnologías móviles comenzaban a ofertarse en el mercado como opción de conectividad remota portátil, -el conocimiento en la palma de la mano-, ahora no sólo se perfeccionó el acceso a la conexión por medio de


197

dispositivos de bolsillo, sino que nuevos componentes, muy distantes del tradicional equipo de cómputo mediado por un monitor y un CPU o en el mejor de los casos una laptop, o al menos como nos acostumbraron a concebirlo, se incorporaron al mercado de los artefactos de conexión, tales como las table, las nuevas cámaras de fotografía, video juegos portátiles y teléfonos celulares con Internet integrados, indispensables sin duda entre las generaciones más jóvenes para no manifestar síntomas de infoexclusión.

En abono a lo comentado en el párrafo anterior, se afirma que tras la suma de todos las observaciones, conceptualizaciones y reflexiones hechas por los autores que a lo largo de los cuatro primero capítulos se consignaron en este estudio, se tiene la certeza de que el concepto de Tecnologías de Información y Comunicación, tendrá que incorporar a su glosario, el término de Tecnologías de Relaciones e Interacciones Sociales, dado que todas aquellas personas que han adoptado y se ha habituado el uso de dispositivos tecnológicos que requieren de la estructura de conexión inalámbrica, han también modificado sus hábitos, sus agendas, sus procesos de acción social y sus procesos de aprendizaje; todo en torno al fenómeno de Internet.

Durante el desarrollo del corpus teórico y crítico acerca del objeto de estudio y a lo largo también de los procesos metodológicos, técnicos y operativos del estudio de campo que se aplicó para comprender la relación de los jóvenes con Internet como facilitador de aprendizaje, se llegó a las siguientes conclusiones:

PRIMERO. Algunas de las transferencias sociales derivadas de las prácticas del uso de Internet y los dispositivos de conexión son más evidentes en el aprendizaje de los jóvenes que estudian en universidad; en ellos se ha observado por ejemplo que los tiempos que pasan sentados frente al monitor


198

de la computadora han sido muy extensos, tras el desarrollo de este trabajo, por ejemplo, algunos hallazgos sugieren que los jóvenes dedican en promedio 17.8 horas a la semana a navegar en Internet; ello equivale casi a media jornada laboral de una semana.

SEGUNDO. Otro de los datos observados indica que los estudiantes tienen la percepción de que aprenden de los blogs, páginas de consulta y otras herramientas de la red, en una medida muy cercana a los conocimientos obtenidos por el profesor.

TERCERO. Tras la recogida de datos y su consecuente análisis se pudo observar que para el cumplimiento de sus tareas y trabajos escolares, Internet es una fuente rica de información, pero también un fuerte distractor.

CUARTO. Del lado contrario, tienen la percepción de que en gran medida, los jóvenes de universidad, recurren a la práctica de ‘copiar y pegar’ trabajos de Internet y los presentan como propios.

QUINTO. Que las Tecnologías de Información y Comunicación TIC`s han sido un relevante elemento de transformación social para las generaciones más jóvenes, entre ellas, la inmediatez con la que fluye la información, la apropiación de códigos de escritura que rompen con las reglas gramaticales del español, el constante intercambio de ideas y nociones de fenómenos y hechos sociales desde diversas regiones del mundo.

SEXTO. Que Internet ocupa un lugar privilegiado en la producción de conocimiento, dado la inconmensurable cantidad de información almacenada en servidores de acceso público diseminados por todo el planeta.


199

Finalmente, se deja como asignatura pendiente que los resultados y contenidos de esta tesis, sirvan como referente para que otros trabajos en los que se busquen ampliar nuevas líneas de investigación en torno a Internet, sea de provecho para contribuir a enriquecer el conocimiento al interior de las disciplinas educativas que intervienen en el estudio de las conductas sociales en torno al uso de las Tecnologías de Información y Comunicación.


200

BIBLIOGRAFÍA

Ausubel, Paul, Joseph Novak y Helen Hanesian. (1983). Psicología Educativa (Un punto de vista cognoscitivo). 2° ed. México, Ed. Trillas. 623 pp.

Brünner, José Joaquín (2003), Educación e Internet ¿La próxima revolución? Chile. Ed. Fondo de Cultura Económica. 218 pp.

Budnick, Frank S. Matemáticas aplicadas para administración, economía y ciencias sociales. México. 4ta. ed. E. Mc Graw Hill. 1050 pp. Cabello, Roxana y col. (2006). ‘Yo con la computadora no tengo nada que ve’. (Un estudio de las relaciones entre los maestros y las tecnologías informáticas de la enseñanza). Argentina. Ed. Prometeo Libros. 309 pp.

Cipolla, Carlos. (1983). Educación y Desarrollo en Occidente. Editorial Ariel España. 134 pp.

Duart, Josep M. y Albert Sangrá. (2005). Aprender en la virtualidad. Biblioteca de Educación y Nuevas Tecnologías. 2da. ed. España. Ed. Gedisa. 253 pp.


201

Dubet, Francois y Danilo Martuccelli. (2000). ¿En qué sociedad vivimos? Col. Cristal del Tiempo. Serie Sociedad y Política. Argentina. Ed. Losada. 425 pp.

Estallo, Juan A. (2001). Usos y abusos de Internet. Anuario de Psicología. UAB. 108 pp.

Faure, Edgar et al. (1973). Aprender a ser. España. Ed. Alianza Editorial. 426 pp.

Flichy, Patrice. (2003). Lo imaginario de Internet. España.Ed. Tecnos. 275 pp.

Freire, Paulo. (2002). Pedagogía del oprimido. España. Ed. Paz y Tierra. 246 pp

Gadotti, Macir, et al. (2003). Lecciones de Paulo Freire. (Cruzando fronteras: experiencias que se completan. Ed. FLACSO. Buenos Aires. 351 pp.

Graham, Gordon. (2001). Internet (Una indagación filosófica). Ed. Cátedra. 172 pp.

Galindo Cáceres, Jesús. (2006). Cibercultura e iniciación en la investigación. (Un mundo emergente y una nueva mirada). México. Ed. ConacultaInstituto Mexiquense de Cultura. 341 pp

Galindo Cáceres, Jesús. (Coordinador). 1998. Técnicas de Investigación en Sociedad, Cultura y Comunicación. 1ra. reimp. México. E. Pearson. 523 pp.


202

Gil Juárez, Adriana y Montse Vall-llovera Llovet. (Compiladoras). 2006. Jóvenes en Cibercafés: la dimensión física del futuro virtual. Ed. UOC. Barcelona. 303 pp.

Gómez Vargas, Héctor. (2004). La ciudad y la furia. (Hacia una cronología sociocultural de León). Universidad Iberoamericana de León. México. 147 pp.

Habermas, Jürgen. (2001). La lógica de las ciencias sociales. 3ra. Ed. 2da. Reimp. España. Ed. Tecnos/Grupo Anaya. 506 pp.

Hannan, Andrew y Harold Silver. (2005). La innovación en la enseñanza superior. (Enseñanza, aprendizaje y culturas institucionales). Ed. Nancea. 196 pp.

J. Ong, Walter. (1982). Oralidad y escritura, tecnologías de la palabra, Fondo de Cultura Económica. México. 80 pp.

Jules, Henry. (1971). Ensayo sobre la educación. Edit. Penguin Books. 183 pp.

Kuhn, Thomas S. (2006). Estructura de las revoluciones científicas. 4ta. ed. EUA. Ed. Fondo de Cultura Económica. 360 pp.

Lovink, Geert. (2004). Fibra oscura. (Rastreando la cultura crítica de Internet). Ed. Tecnos/Alianza España. 394 pp.

Mc Farlane, Ángela. (2001). El aprendizaje y las tecnologías de la información. (Experiencias, promesas y posibilidades). España. Ed. Santillana. 111 pp


203

Méndez, E. Carlos. (2001). Metodología de la Investigación. (Diseño y Desarrollo del Proceso de Investigación). 3ra. ed. Colombia. Ed. Mc Graw Hill. 246 pp.

Mercado, Salvador. (1997). Investigación de Mercados. (Teoría y Práctica). 2da. ed. México. Ed. Trillas.

Olvera Salinas, Gilberto. (2007). La televisión en México, sus contextos y su relación con el rendimiento escolar en niños de nivel primaria. Trabajo de investigación. Facultad de Comunicación. Universidad de León. 77 hojas.

Olvera Salinas, Gilberto. (2008). Hábitos de lectura de periódicos y su análisis de

causa.

Trabajo de Investigación. Facultad de Comunicación.

Universidad de León. 181 hojas.

Orozco, Guillermo. (1997). La investigación en Comunicación desde la perspectiva cualitativa. Guadalajara. Ed. IMDEC. 158 pp.

Palamidessi, Mariano (comp). 2006. La escuela en la sociedad de redes (Una introducción a las tecnologías de la información y la comunicación en educación). Argentina. Ed. Fondo de Cultura Económica. 104 pp.

Rheingold, Howard. (1996). La comunidad virtual. Una sociedad sin fronteras. Barcelona. Ed. Gedisa. 381 pp.

Rodríguez Illera, José Luis. (2004). El aprendizaje Virtual. (Enseñar y aprender en el ambiente Virtual). Ed. Homo Sapiens. Argentina. 138 pp.


204

Romiszowski, A. (1997). Web basada en la enseñanza aprendizaje a distancia: ¿Invento revolucionario o reacción a una necesidad? E.U. Ed. Educación Tecnológica Publicaciones. 152 pp.

Rueda, Erika. (2008). Experiencias de uso y apropiación de Internet y la telefonía celular entre generaciones. Memoria del XX Encuentro Nacional de la AMIC.

Silva, Marco. (2005). Educación Interactiva. Enseñanza y aprendizaje presencial y On-Line. España. Ed. Gedisa. 284 pp.

Suárez Díaz, Reynaldo. (1985). La Educación. (Su filosofía, su psicología, su método). 5ta reimp. México. Ed. Trillas. 182 pp.

Tedesco, Juan Carlos. (2003). Educar en la sociedad del conocimiento. 3ra. reimp. Argentina. Ed. Fondo de Cultura Económica. 123 pp.

Torres López, Mario. (2005). Educación Superior y Posmodernidad. (Las formas de la globalización). México. Ed. Morevallado Editores. 146 pp.

Wolton, Dominique. (2000). Internet ¿Y después? Ed. Gedisa. Col. El Mamífero parlante. España. 251 pp.


205

INTERNET Adicción a las redes sociales. Noticieros Televisa. (Online). Publicado el 13 de mayo de 2009. (Recuperado el 19 de octubre de 2010), en: http://www2.esmas.com/noticierostelevisa/ciencia-y-tecnologia/063011/laadiccion-redes-sociales.

Adictos a las redes sociales. El Universal. (Online). Publicado el 18 de junio de 2010. (Recuperado el 19 de octubre de 2010), en: http://www.eluniversal. com.mx/articulos/59198.html

Barab, S. A. y Plucker, J. A. (2002). ¿Personas pequeñas o contextos inteligentes? (La habilidad cognitiva y el desarrollo de talentos en la era del conocimiento y aprendizaje en línea). Psicología Educacional. p. 165. Revista Electrónica de Investigación Educativa, 8 (1). Recuperado el 13 de mayo de 2009 en: http://redie.uabc.mx/vol8no1/contenido-espinoza .html

Buscadores. Aula 21. (Online). Recuperado el 19 de octubre de 2010 en: http://www.aula21.net/tallerwq/buscadores/buscador1.htm

Chickering, A. W. y Ehrmann, S. (1996). Implementando los siete principios: La tecnología como palanca, en Revista Electrónica de Investigación Educativa,

8

(1).

Recuperado

el

13

de

mayo

de

2009

en:

http://redie.uabc.mx/vol8no1/contenido-espinoza.htmlhttp://redie.uabc.mx/ vol8no1/contenido-espinoza.html.

Dari, N. L. (2004). Entre riesgos y promesas: Educación digital. [Reseña del libro: Educación: Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la


206

información]. Revista Electrónica de Investigación Educativa, 6 (2). Recuperado el 8 de julio de 2009 en: http://redie.uabc.mx/vol6no2/ contenido-dari.html

Datos duros de la brecha digital en México. Marketing Político. (Online). Publicado el 11 de junio de 2010. (Recuperado el 22 de noviembre de 2010) en: http://emarketingpolitico.wordpress.com/2010/06/11/datos-duros -de-la-brecha-digital-en-mexico/

De la Cruz Gloria A. y Francisco Pavón. (1998). La comunicación a través del correo electrónico en el ámbito de la educación. Ponencia presentada en el II Congreso Internacional sobre Comunicación, Tecnología y Educación. Oviedo, España. Recuperado el 23 de noviembre de 2010 en http://tecnologiaedu.us.es/cuestionario/bibliovir/107.pdf

Estadísticas de la Educación Superior. ANUIES. (Online). Recuperado el 5 de diciembre de 2010 en: http://www.anuies.mx/servicios/e_educacion/index 2.php

Huichalaf, Pedro (2008). Los adultos mayores y la tecnología. ¿Chile los considera? Atina Chile. Recuperado el 15 de abril del 2009 en: http://www.atinachile.cl/content/view/143388/Los_Adultos_Mayores_y_la_ tecnolog_a_Chile_los_considera.html

López de la Madrid, M.C., Espinoza, A. y Flores, K. (2006). Percepción sobre las tecnologías de la información y la comunicación en los docentes de una universidad mexicana: el Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. Revista Electrónica de Investigación


207

Educativa,

8

(1).

Recuperado

el

12

de

julio

de

2009

en:

http://redie.uabc.mx/vol8no1/contenido-espinoza.html

Martín-Barbero, Jesús. (2005).Tecnicidades, Identidades, Alteridades: Desubicaciones y opacidades de la Comunicación en el nuevo siglo. En Diálogos de la Comunicación. Núm. 64. FELAFACS. Perú. Recuperado el 23

de

abril

de

2010

en:

http://

www.infoamerica.org/teoria/

martinbarberol.htm.

Matutes, Helena. (2000). La adicción a Internet no existe. Divulc@t: ciencia y tecnología.

Recuperado

el

15

de

julio

de

2009

en:

http//www.psicoteca.com/artículos/adiccion.htm

Pavón, Rabasco Francisco (1999). Nuevas Tecnologías en el aprendizaje adulto. Universidad Autónoma de Barcelona. España. Recuperado el: 22 de marzo del 2008 en: dewey.uab.es/pmarques/evte/pavonntic.doc

Roll, Reidar (1995). Tendencies internacionals en l´aprenentatge obert i a distancia. Barcelona: Universitat Oberta de Catalunya. Recuperado el 9 de agosto de 2009 en http://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/bitstream/ 10609/340/1/3533.pdf

CURSOS, CONFERENCIAS Y TALLERES

Taller de Weblogs. Impartido por Eulalia Massana Molera, catedrática de la Universidad de Vic, Cataluña, 2010. Universidad de León, México. León, Gto.


208

ANEXOS

A). CUESTIONARIO MUESTRA PARA ENCUESTA B). CUESTIONARIO MUESTRA PARA FOCUS GROUP


209

ACTIVIDAD POR EQUIPOS (FOCUS GROUP)

CADA EQUIPO DEBERÁ DISCUTIR LAS SIGUIENTES PREGUNTAS; UNA VEZ LLEGADO A CONCLUSIONES, DEBERÁN CONSIGNAR EN UNA OPINIÓN CONSENSUADA, POR GRUPO, SUS RESPUESTAS.

1.- ¿Cómo imaginas que sería tu vida cotidiana si no existiera Internet?

2.- ¿En qué aspectos ha contribuido Internet al aprendizaje de las materias de tu licenciatura?

3.- Elabora una lista de 5 recursos de Internet (redes sociales, videos, música, buscadores, etc), en orden de importancia, que te son indispensables para reforzar tus conocimientos de la escuela.

4.- Cuando realizas una tarea, trabajo escolar o preparas una exposición para la clase, de qué medios (libros, documentales, Internet, apuntes escolares, etc), te vales para documentarte. Escribe tres, en orden de importancia.

5.- ¿Consideras que la información que te proporciona Internet es actualizada y abundante desde enfoques y contextos multiculturales diferentes? ¿Por qué?

6.- ¿Cuáles crees que sean las desventajas que tiene Internet, para impedir en los jóvenes el aprendizaje escolar de manera plena?

7.- Si no existiera Internet, ¿tendrías más, igual o menos conocimientos relacionados a la profesión que estudias?


210

NOMBRE DE LOS INTEGRANTES EDAD UNIVERSIDAD

MUCHAS GRACIAS!!! CUESTIONARIO PARA MEDIR FRECUENCIAS Y USOS DE INTERNET La honestidad al contestar es muy importante para obtener una investigación confiable, por lo que se le pide leer detenidamente cada reactivo y contestar con absoluta seriedad. Gracias de antemano por su colaboración

Edad:_________

Sexo: M___ F___

Universidad:_________

1.- ¿En qué año tuviste tu primer contacto con Internet?

2.- ¿Cuántas horas en promedio, te conectas a Internet por semana?

3.- ¿En qué porcentaje utilizas las siguientes fuentes de información para apoyarte con tus trabajos, tareas y exposiciones escolares? (Distribuye de un total de 100%) Libros____%

Apuntes escolares____% Periódicos y revistas____% Internet____%

4.- Si comparas lo que has aprendido de Internet, de los libros y de tus profesores en la escuela; del 100% de tus conocimientos, como distribuirías tus porcentajes? Profesores_______%

Libros_______%

Internet________%

5.- Cuando realizas tu tarea escolar en tu computadora con acceso a Internet, ¿qué tan seguido sueles distraerte de tu objetivo escolar por checar tus correos, interactuar en las redes sociales y chatear, etc? Siempre______ Casi siempre_______ nunca_____ Nunca_______

De vez en cuando______

Casi


211

6.- Con qué frecuencia crees que las personas recurren a la práctica de ‘copiar y pegar’ información publicada en Internet para entregar como tareas y trabajos escolares propios? Siempre______ Casi siempre_______ nunca_____ Nunca_______

De vez en cuando______

Casi

7.- Qué tipos de sitios o recursos de Internet (redes sociales, wikipedias, mensajeros instantáneos, mails, etc.) utilizas con más frecuencia cuando estás en: A) Escuela:

B) Casa o cibercafé:

MUCHAS GRACIAS!!!!!!


212