Page 5

PRIMERA QUINCENA DE MARZO DE 2011

PAPIRO

Había nacido el 27 de febrero de 1882 en la calle de Cochinilla, manzana 18, cuartel 1, hoy calle 20 de Noviembre 211 de la hermosa ciudad de Oaxaca. Niño todavía, se traslada con su familia a la capital de la República. A los cuatro años de su tierna edad va, otra vez de viaje, con sus padres a Sonora por el trabajo de su papá.

Un filósofo difícil

caían los aguaceros o soplaba duro el viento. Fue con el nuevo siglo XX, el siglo pasado, que la luz eléctrica se generalizó.

LAUREANO NARANJO COBIAN

Por su parte, los tranvías de mulitas fueron desapareciendo, porque los tranvías eléctricos eran, naturalmente, un mejor medio de transporte colectivo para la sociedad. En ese ambiente de renovación general fue que surgió el famoso Ateneo, responsable de impulsar la revolución ideológica de la Nación. Lo formaban jóvenes estudiosos y pensadores de fondo como el ilustre dominicano (hermano de otro grande, Max) Pedro Henríquez Ureña, el fogoso orador y electrizante expositor como profesor universitario, Antonio Caso. El gran escritor y ensayista de talla mundial, don Alfonso Reyes Ochoa.

De los siete a los 12 años, la familia viaja a Piedras Negras, Coahuila y es allí inscrito en la escuela primaria de Eagle Pass. A los 13 años, regresa a la ciudad de México. Tenía apenas 14 años cuando de nueva cuenta se trasladan, ahora a Campeche, donde cursa la secundaria. En 1898 termina sus estudios. En 1899 se inscribe en la ya famosa Escuela Nacional Preparatoria. En 1901 queda matriculado en la escuela de jurisprudencia de la capital. A los 23 años ya se destaca como amanuense en la notaría de Aguilar y Morocho, hombre de ideas derechistas. En este mismo año de 1905 (año en que el poeta veracruzano Salvador Díaz Mirón, escribe Lascas) se recibe de abogado con la tesis “Teoría dinámica del derecho”.

Don Alfonso Cravioto. El sabio escritor y hombre honrado y consistente, don Carlos Gonzáles Peña. Y naturalmente, en primera fila, el que llegó a hacer un gran filósofo, difícil pero grande: don José Vasconcelos.

A los 24 años contrae matrimonio en Tlaxcala con la señorita Serafina Miranda, originaria de Oaxaca, o sea que era su paisana. A los 26 años, junto con otros amigos funda el célebre Ateneo de la Juventud. En 1909 conoce a don Francisco I. Madero y se incorpora al Partido Nacional Antireeleccionista convirtiéndose en maderista de todo corazón. En este mismo año nace su primogénito José Ignacio.

la dictadura, pero también en un contexto que anunciaba tiempos nuevos para todos los mexicanos. Las calles de la gran ciudad se modernizaban con alumbrado y pavimento nuevos. Los adoquines (después regresaron) y los viejos empedrados fueron dejando su lugar al novedoso asfalto.

2000 bujías…” pero para las nuevas generaciones, hay que aclarar que no eran focos incandescentes sino las llamadas lámparas de arco ¿Se acuerdan? “A las que, seguido, había que cambiar los carbones entre cuyas puntas saltaba la chispa, en arco, dando una luz blanca levemente azulosa”.

Pero digamos un poco más del famoso Ateneo de la Juventud que representó la rebeldía de los jóvenes más ilustrados contra la filosofía del porfiriato que era el positivismo. Todo esto allá en los años 1908-1909. El Ateneo surgió, sí, como respuesta directa a la filosofía de

El pestilente carretón que sustituía al drenaje de la ciudad, dejó de existir para felicidad de todos los habitantes. En referencia al alumbrado público, Galindo y Villa, decía: “en 1890 desapareció el aceite de nabo que vivió un siglo justo. En este año la capital contaba con 300 focos eléctricos de

En ese mismo año de 1890 –hace 120 años- también se usaban para el alumbrado público 500 mecheros de gas, 1130 luces de trementina y 123 luces de aceite. Los llamados serenos del barrio eran los encargados de prenderlos uno por uno y apagarlos igualmente. Ya se pueden ustedes imaginar cuando

El que llegó a hacer un gran filósofo, difícil pero grande: don José Vasconcelos

Este 27 de febrero Vasconcelos habría cumplido 129 años de nacido. Todos sabemos que la candidatura a la presidencia de la República de este gran educador oaxaqueño, cimbró al país allá por 1929. Los gobernantes de aquella época tuvieron que hacer uso de todas las artimañas del poder para arrebatarle la presidencia. Y no solamente se robaron las elecciones para imponer a un mediocre sino que, no satisfechos con su felonía, asesinaron a más de 60 jóvenes vasconcelistas y los enterraron clandestinamente en el pueblo de Topilejo, cercano al Distrito Federal. Fue la primer matanza del priato fundado el 4 de marzo de 1929. Algún día continuará.

Léanos en internet: www.el-papiro.com

5

Papiro | Primera quincena de marzo de 2011 | Año IV Num. 72  

Papiro • Periodismo de Colección Dir. Gral. René Alberto López Publicación Quincenal

Papiro | Primera quincena de marzo de 2011 | Año IV Num. 72  

Papiro • Periodismo de Colección Dir. Gral. René Alberto López Publicación Quincenal

Advertisement