Page 1

TALLER DE REDACCIÓN II – GRUPO 2 ENSAYO

GUILLERMO HUMBERTO CARVAJAL CEBALLOS

UNIVERSIDAD DEL QUINDIO FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y BELLAS ARTES CIENCIA DE LA INFORMACIÓN Y LA DOCUMENTACIÓN, BIBLIOTECOLOGÍA Y ARCHIVÍSTICA ARMENIA 2011


ENSAYO

GUILLERMO HUMBERTO CARVAJAL CEBALLOS

TALLER REDACCION II GRUPO 2

ASESORA ALBA LUCIA AGUIRRE FRANCO

UNIVERSIDAD DEL QUINDIO FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y BELLAS ARTES CIENCIA DE LA INFORMACIÓN Y LA DOCUMENTACIÓN, BIBLIOTECOLOGÍA Y ARCHIVÍSTICA ARMENIA 2011


CONTENIDO Pág. SENTIMIENTOS DE PAVO REAL ................................................................................ 4 CIBERGRAFÍA ................................................................................................................ 7 BIBLIOGRAFÍA................................................................................................................ 7

iii


SENTIMIENTOS DE PAVO REAL

Escrito por: GUILLERMO HUMBERTO CARVAJAL CEBALLOS Estudiante CIDBA – Medellín En el ámbito empresarial, somos muchos los individuos que participamos en el y cada uno; están quienes son como los pingüinos “jefes naturales, ordenados, leales, trabajadores en equipo; también existen los “Pedro” el pavo real, ave llena de colorido, radiante, bullanguero, talentoso, creativo, imaginativo, sensato y práctico; Eduardo el Águila, inteligente, fuerte, y hábil en su trabajo; Helena la gavilana, hermosa, llena de energía, inteligente, agresiva, hábil cazadora e instinto de competencia; Miguel, brillante, creativo, imaginativo, vanguardista; Sara, el cisne, soñadora, optimista, visionaria, llena de gracia, y muchas otras aves con características, habilidades y destrezas particulares que nos hacen únicos.

Pese a todas estas características individuales, muchos nos sentimos encerrados en el reino de los pingüinos, en el cual rige la ley del más fuerte, ya que en este se da la impresión de ser amplios y estar siempre listos a estimular el talento, la dedicación al trabajo y los aportes de los colaboradores.

Los jefes, siempre andan en busca de “aves” interesantes que han llamado la atención por su capacidad gerencial, de trabajo, por su experiencia en algún cargo especifico o por sus realizaciones y quieren llevarlas para entrenarlas, condicionándolas a sus necesidades, o para entrenarlas para que se parezcan a ellos, o para que con sus talentos contribuyan al crecimiento empresarial. Y como, personas interesadas en el crecimiento personal y profesional, venimos del reino del aprendizaje, en busca ser alguien, de impactar, de desarrollar grandes cosas en beneficio de la empresa y de nosotros mismos.

Al principio todo parece funcionar bien, que los pingüinos están felices con nuestro trabajo, que permiten que mostremos destellos de vez en cuando, e igualmente cuando


se está conociendo la empresa, ya todo se ve novedoso; nos cuidamos de hacer ostentación de nuestra propia naturaleza, de “Ser uno mismo”, pues, se quiere encajar en sobremanera, buscando aceptación por parte de los altos mandos, con la esperanza de ser acogido como somos.

Se nos olvida que venimos del Reino del Aprendizaje y de conservar el lema “Imagina, Intenta, Prueba, ¡Realiza¡ donde nos esforzándonos para superar los roces, los conflictos, valiéndonos de la discusión, el debate para introducir cambios y progresar. Allí, daba lo mismo ser pingüino, pavo real, paloma o cualquier otra ave. Lo trascendental era tener talento e inteligencia, se contaba con iniciativa y creatividad, como los valores más preciados; todo esto no prepara para afrontar los retos, cuando se decide abandonarlo, para comenzar a trabajar en el Reino de los Pingüinos.

En el Reino de las Empresas existe alternativas, acoplarse a ser un pingüino, perdiendo personalidad, individualidad, diezmando capacidades, limitando alternativas;

para

parecerse y conectarse a la cultura de “Él que quiere triunfar tiene que ser como nosotros y punto”, compartida por muchos altos ejecutivos, parecidos a clones. Otra es desarrollar estrategias para ser agentes del cambio.

Sorprende a tu jefe cuando esté haciendo algo bien hecho… ( o más o menos bien hecho).

Actúa a partir de supuestos que quisieras que fueran verdaderos (con precaución, por supuesto).

Viola la política pingüina, y si te pescan, sírvete de la “Respuesta prodiga en enigmas”.

Expón tus nuevas ideas ante los pingüinos mayores en situaciones en que no les incomode tener que darles respuesta.


Pero la mejor decisión que se puede tomar, bien sea partiendo a buscar nuevos horizontes o quedándose para transformar la cultura corporativa, a partir del aprovechamiento del “Reino de la Oportunidad”, en el cual se puede ser colorido, extravagante y entusiasta; sin perder el tiempo, ni la energía aparentando lo que no se es, logrando ser aceptados por la diversidad, compartiendo conocimiento, siendo receptivos y abiertos a nuevas ideas.

“Permitiendo que cada ave – aún aquellas que cantan con voz distinta – puedan cantar su propia canción con la esperanza de ser escuchadas”.


CIBERGRAFÍA Video e imágenes UN PAVO REAL EN EL REINO DE LOS PINGÜINOS. Publicado por Producto Concepción en 2010. Disponible en http://unpavoreal.blogspot.com/

BIBLIOGRAFÍA HATELEY, Barbara “BJ”; SCHMIDT, Warren H. Traducción Caballero, Beatriz; Ravassa, María del Mar. Un pavo real en el reino de los pingüinos. Grupo Editorial Norma. ISBN 958-04-2945-6. Impreso Cartagraphics. S.A. Bogotá, 1996

Sentimientos de pavo real  

Ensayo basado en el libro Un pavo real en el reino de los pingüinos