Issuu on Google+

GUIAS Y SCOUTS DE CHILE Sistema de Capacitación Zona Santiago Oeste LA EVALUACION

DURACIÓN : OBJETIVOS 1. Reconocer las características de la evaluación en general. 2. Diferenciar distintos tipos de evaluación (diagnóstico, seguimiento, monitoreo, de resultados). 3. Reconocer el valor educativo de la evaluación.

CONTENIDOS 1. 2. 3. 4.

Características de la evaluación. Tipos de evaluación Valor educativo de la evaluación. Instrumentos de evaluación.

3 HORAS


GUIAS Y SCOUTS DE CHILE Sistema de Capacitación Zona Santiago Oeste Concepto de evaluación Formación y evaluación Aprender es ir siendo cada día más uno mismo. Es también aprender a ser, a cambiar su manera de ver las cosas, su manera de observar a los jóvenes o a los adultos. La motivación de un dirigente o de una guiadora está en el encuentro entre su propio proyecto de vida y sus preguntas en cuanto a cómo servir mejor a los jóvenes. El formador es la persona que se preocupa por este proceso, es la persona que organiza y facilita el proceso de aprendizaje de cada uno, proponiendo siempre varios caminos para que todos puedan seguir. Se trata entonces para nosotros formadores, de ayudar cada responsable a construirse el mismo, proporcionándole los medios para actuar, observar y experimentar. Eso significa educarlo, es decir volverlo autónomo. Definición

"La evaluación es una actividad sistemática, continua, integrada dentro de un proceso educativo, que tiene por objeto proporcionar la máxima información para mejorar este proceso, revisando críticamente planes y programa, técnicas y recursos, permitiendo readecuar sus objetivos y facilitando la máxima ayuda y orientación a los participantes, para que descubran sus necesidades y capacidades de acuerdo con su realidad y en función de los objetivos y el perfil deseado para el desempeño de la función".

Cuando decimos que "La evaluación es una actividad sistemática, continua e integrada dentro de un proceso educativo..." nos estamos refiriendo a que no puede ser considerada sólo como un elemento final sino, que es parte del proceso. Si su objetivo es proporcionar la máxima información para mejorar este proceso, no sólo estamos hablando de la evaluación de los participantes sino que del análisis de los resultados a la luz del proceso, considerando que el no logro de los objetivos puede estar relacionado con deficiencias en los participantes, en el proceso, como en quienes condujeron la actividad. Nuevamente nos aparece la idea de que la evaluación debe facilitar la máxima ayuda y orientación a los participantes, para que descubran sus necesidades y capacidades, es decir que el resultado de la evaluación no es solamente identificar las potencialidades y deficiencias del participante, sino que implica necesariamente el mostrárselas para que a partir de esta constatación pueda trabajar respecto de ellas. Cuando decimos "de acuerdo con su realidad y en función de los objetivos y el perfil deseado para el desempeño de la función”, nos referimos a que cada participante trabaja en una realidad sociocultural particular y por consiguiente se hace necesario visualizarlo en su medio, así las características y perfil requeridos tendrán matices diferentes a partir de las variables del medio. También es importante considerar la situación particular por la que cada participante pueda estar pasando, ésta condiciona su forma de relacionarse y desempeñarse. Un equipo de dirección debe informarse de ella, y con la correspondiente discreción, valorarla durante la actividad considerándola en el momento de la evaluación.


GUIAS Y SCOUTS DE CHILE Sistema de Capacitación Zona Santiago Oeste Por otra parte se espera que un dirigente scout sea un adulto que pone permanente atención en su situación laboral, vocacional, emocional y familiar; una persona que sea testimonio vivo de los valores y Principios Scout. Estos aspectos pueden evaluarse tanto por observación directa en la actividad, como por conversación personal. La evaluación no debe ser sólo un fin sino siempre una etapa en un proceso de crecimiento más global. Así la evaluación constituye una etapa pero nunca un punto final. Cuando la evaluación se pone al servicio, no sólo de acciones concretas o logro de tareas fácilmente cuantificables, sino de la formación de la persona, de la vivencia de valores, adquiere una dimensión cualitativa, por la cual es necesario analizar algunas características más particulares y las correspondientes consideraciones: 1º El evaluador observa y es responsable de emitir una opinión, que necesariamente es siempre desde su perspectiva personal. Los datos que él recibe son filtrados por su experiencia, conocimiento y criterio. Por ser “subjetivos” no dejan de ser válidos ni están en contra de la objetividad, simplemente tienen el valor de una perspectiva diferente que enriquece la información para la toma de decisión respecto del participante. 2º Las observaciones normalmente abordan un lapso muy pequeño de tiempo, siendo intensas por la dedicación a ellas, por lo cual sólo tienen validez en ese contexto y para esa situación y se basan en la exploración intensa de determinados comportamientos. Por lo mismo, a partir de ella no se puede generalizar y los análisis estadísticos no tienen fundamento, más bien más que partir de teorías o hipótesis, que suelen no probarse, es importante proporcionar la información al participante, para que él las genere a partir de lo observado y descrito. 3º Por lo general no tiene reglas de procedimientos, el método de registro de datos no se especifica previamente. Las variables no suelen quedar definidas operativamente ni suelen ser susceptibles de medición. 4º Es holística, es decir abarca el fenómeno en su conjunto. No lo divide con variables, más bien estas se interrelacionan por lo cual es importante conocerlas en sí mismas como aporte conjunto, no siendo necesario un discernimiento acabado de cada una. 5º Es recurrente, vale decir que el diseño de la observación es emergente; se va elaborando a medida que avanza; se reformula constantemente el problema inicial, se replantea aportando las modificaciones consideradas oportunas. 6º Se le pueden incorporar hallazgos no previstos. 7º Emocionalmente satisfactoria: es importante asegurarse de hablar el mismo lenguaje al interior del equipo y con el participante. Es democrática. Como técnica de análisis de datos, considera la triangulación cuyo principio básico consiste en recoger y analizar datos desde distintos ángulos para compararlos y contrastarlos entre sí.


GUIAS Y SCOUTS DE CHILE Sistema de Capacitación Zona Santiago Oeste La observación y el registro Por otra parte, si decimos que la evaluación es el resultado de un proceso de observación, entonces debemos estar conscientes que esta observación requiere: 1º 2º 3º 4º 5º 6º 7º

Atender a los comportamientos del individuo o del grupo. Registrar lo observado. Comparar varios registros de sujetos diferentes, que tengan claro el asunto a estudiar o resolver. Determinar los comportamientos más comunes. Crear acciones y observar si estos comportamientos varían. Contrastar con el sujeto o grupo. Determinar conclusiones con el grupo de observadores.

Ahora, si esta observación es participativa ella requiere de participar con el sujeto o grupo y al mismo tiempo abstraerse para registrar y concluir. La observación participante nace de la necesidad de entremezclarse con el objeto de estudio, de ser aceptado y adaptarse a éste, como persona y en su medio. Su principal objeto consiste en una interpretación de los datos obtenidos. Mediante el intercambio natural se aprende a conocer el objeto de estudio y el observador se familiariza con él. En la observación participante el observador de dedica a las actividades que está observando. Es uno más del grupo. Una de las críticas que se le suelen hacer a cualquier evaluación es la subjetividad, sin embargo hemos dicho que ella es condición fundamental de todo ser humano. Así planteamos dos caminos complementarios de solución de este problema: • El primero ser plenamente conscientes de esta subjetividad y por consiguiente, evitar todo el efecto que ella podría provocar en nosotros, sobre todo el cerrarse en la propia opinión y los prejuicios. • El segundo, compartirla, vale decir tener la mayor cantidad de visiones o fuentes de información.

Tipos de evaluación La Evaluación Diagnóstica es la que se realiza antes de iniciar el proceso de enseñanza-aprendizaje, para verificar el nivel de preparación de los individuos para enfrentarse a los objetivos que se espera que logren. La verdadera evaluación exige el conocimiento a detalle de los participantes , protagonista principal, con el propósito de adecuar la actividad de capacitación (métodos, técnicas, motivación), su diseño pedagógico (objetivos, actividades, sistema de enseñanza), e incluso el nivel de exigencia, adaptar o adecuar el diseño, el proyecto educativo a cada persona como consecuencia de su individualidad. La evaluación requiere del diagnóstico para la realización de pronósticos que permitan una actuación preventiva y que faciliten los juicios de valor de referencia personalizada. La actuación preventiva está ligada a los pronósticos sobre la actuación futura de los individuos.


GUIAS Y SCOUTS DE CHILE Sistema de Capacitación Zona Santiago Oeste

Los fines o propósitos de la Evaluación Diagnóstica o Inicial, son: • • • • • •

Establecer el nivel real de los participantes en un módulo antes de iniciar una etapa del proceso enseñanza-aprendizaje; Detectar carencias, lagunas o errores que puedan dificultar el logro de los objetivos planteados; Detectar objetivos que ya han sido dominados, a fin de evitar su repetición; Diseñar las actividades remediales; Dar elementos para plantear objetivamente ajustes o modificaciones en el programa, y Establecer metas razonables a fin de emitir juicios de valor sobre los logros ; y con todo ello poder adecuar el tratamiento pedagógico a las características y peculiaridades de los participantes.

La Evaluación Formativa o Continua, es la que se realiza durante el desarrollo del proceso de enseñanzaaprendizaje para localizar las deficiencias cuando aún se está en posibilidad de remediarlas, esto es, introducir sobre la marcha rectificaciones a que hubiere lugar en el proyecto educativo y tomar las decisiones pertinentes, adecuadas para optimizar el proceso de logro del éxito por los individuos. La Evaluación Formativa se efectúa o se centra en partes significativas del programa de cada módulo; facilitando la toma de decisiones a tiempo; la eficacia de éstas como resultado de la riqueza de la información y el estímulo al trabajo en función del éxito. La Evaluación Formativa o continua no debe basarse únicamente en pruebas formales sino que debe incluir la observación de la actividad y el análisis de tareas. Esto es, el proceso evaluador debe centrarse no en actividades específicas sino, en gran medida, en la misma actividad desarrollada dentro de un módulo, como: ejercicios, solución de problemas, trabajos individua les y en equipos,etc.; con esto se permite recoger información no sólo sobre el resultado, sino también sobre el proceso mismo, lo que permite conocer mejor a los participantes y así poder adecuar el trabajo. Es conveniente desatacar que la preocupación básica de equipo de dirección será la identificación de las unidades de observación. Los fines o propósitos de la Evaluación Formativa o Continua son: • • • •

Retroalimentar tanto al participante como al equipo de dirección acerca del desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje; Distinguir lo que los participantes han dominado; Mostrar al equipo de dirección la situación del grupo en general y de los participantes en particular; Detectar el grado de avance en el logro de los objetivos.

La Evaluación Sumativa es la que se realiza al término de una etapa del proceso enseñanza-aprendizaje para verificar sus resultados. Determina si se lograron los objetivos de cada módulo, y en qué medida fueron obtenidos para cada uno de los participantes. Es importante destacar que se evalúa para conocer el grado de logro de los objetivos y no para emitir una calificación, aún cuando esto pueda ser un requisito o exigencia social de la cual no podemos desligarnos. En la Evaluación Sumativa se integran habitualmente en una calificación, el conjunto de datos de la Evaluación Continua, mismos que ya fueron recabados u obtenidos en las diferentes etapas de evaluación realizadas a lo largo del curso.


GUIAS Y SCOUTS DE CHILE Sistema de Capacitación Zona Santiago Oeste

Entre los fines o propósitos de la Evaluación Sumativa, destacan los siguientes: • • • • •

Hacer un juicio sobre los resultados de un módulo; Verificar si un participante domina una habilidad o conocimiento; Proporcionar bases objetivas para asignar una calificación; Informar acerca del nivel real en que se encuentran los participantes; y Señalar pautas para investigar acerca de la eficacia de una metodología.

La evaluación debe amparar un doble carácter: por un lado cuantitativo, donde lo que se destaca o cuenta es la medida de la adquisición de conocimientos, y por otro cualitativo, en el que subraya la valoración de la medida en relación a la situación personal de aprendizaje de cada participante. Para que exista ese equilibrio cuantitativo-cualitativo, se hace necesario que la evaluación contemple varias funciones, a saber: (Pérez y García, 1989). • • • •

Diagnóstica, a fin de conocer las posibilidades de cada participante, así como el estado de aprendizaje de un módulo; Pronóstica o prospectiva, para adquirir u obtener una idea aproximada de lo que probablemente se puede esperar de cada participante, esto puede ser útil para seleccionar los contenidos a impartir y concretar su extensión y profundidad en función de los saberes y capacidad previa; Orientadora, cuya finalidad consiste básicamente en conocer las potencialidades y estado del aprendizaje del participante, coadyuva a que o l s equipos de dirección y participantes tomen las decisiones más convenientes; De Control, lo que permite ir comprobando la consecución de los objetivos de un módulo así como la calificación que el participante merece.

Instrumentos de Evaluación: La observación Previo a todas las etapas de evaluación, el proceso completo se basa en la observación de los participantes, como un medio de conocer la realidad de su actuar y poder luego describir, analizar y proyectar. Esta es una de las responsabilidades de un Conductores de módulo y lo que hace indispensable su presencia en las distintas partes de módulo y no sólo en la parte que esta bajo su responsabilidad. En la preparación del módulo, el Director, responsable del equipo, organizará este proceso de observación. Lo que se observará en un módulo para la toma final de decisiones serán: • Participación • Trabajo en Grupos • Hechos que reflejan actitudes.


GUIAS Y SCOUTS DE CHILE Sistema de Capacitación Zona Santiago Oeste Descripción de hechos El primer paso en el proceso de evaluación debe ser la simple descripción de hechos para dar a conocer la realidad, que con posterioridad permita hacer los análisis y comentarios. Se puede sin embargo ordenar las descripciones por tema (material, metodología, contenidos, participantes, actuac ión de los formadores, etc.) u otro. Describir hechos significa sencillamente en comunicar una información recibida por los sentidos. Al hacer descripción de hechos, debemos tener cuidado de no hacer ninguna interpretación pensando en lo que puede significar tal o tal hecho ni cómo nos sentimos con respecto a ese otro hecho. Describir así lo que se vivió es dar a uno todos los instrumentos para corregir una formar de trabajar o de actuar y así proyectar su formación consciente de lo que hay que reforzar y de lo que hay que seguir haciendo. Objetivos del módulo Estos permiten tener una forma más objetiva del alcance de los conocimientos adquiridos durante un módulo, sin embargo es importante considerar que los objetivos del módulo no son sólo de conocim ientos, también hay habilidades que desarrollar y actitudes valóricas que deben ejercitarse en el módulo. La evaluación en las actividades de Capacitación Dirigir un módulo significa permitir a los participantes adquirir todo lo que necesitan para desempeñar su función en el Movimiento. Es decir proporcionarles contenidos, valores y formas de ser. Para eso, el formador necesitará usar de la evaluación, porque ella permite justamente acompañar el proceso de aprendizaje de los adultos, fijándoles hitos en su formación, hitos que orientarán su aprendizaje. En un módulo de capacitación, la evaluación se expresa generalmente de dos formas: - La evaluación como toma de decisión al término de un proceso; - La evaluación con instrumento de formación durante el proceso de formación. •

Una toma de decisión al término de un proceso

Después de todo un proceso de aprendizaje (clase, curso, tutoría, etc.), la evaluación consiste en medir si la persona alcanzó los objetivos del módulo, objetivos que fueron definidos claramente y publicados con anticipación. Lo que se decide aquí entonces es si el participante cum plió con los objetivos del módulo que el conoció desde un principio. •

Un instrumento de capacitación

Como formadores, lo que nos preocupa durante todo el proceso de capacitación es el crecimiento de cada persona en cuanto a los objetivos del módulo. Nuestra labor implica entonces presentar contenidos, motivar reflexiones o valores, favorecer procesos y también medir regularmente el avance del proceso para poder optimizar el aprendizaje. Evaluar en este sentido, es ponerse atento a varios indicadores de buen o mal funcionamiento de un módulo para poder corregir lo que no resulta y así mejorar el proceso de capacitación vivido por cada participante. Estas correc ciones podrán concernir la forma de entregar los contenidos, la organización del módulo (comida, alojamiento, salas, etc.), las dificultades de integración del participante, los problemas de entendimiento del módulo, etc. Tomando así a través de una evaluación periódica el pulso del módulo y de los participantes al módulo, el formador podrá hacer lo justo para que todos puedan seguir formándose en el módulo.


EVALUACIÓN