Issuu on Google+

CIRUGÍA I – CAPÍTULODE TÉCNICA OPERATORIA - GUÍA DE PRÁCTICAS: COLOCACIÓN DE LA SONDA NASO GASTRICA

Definición de Sonda, Dren y Catéter  Sonda es un tubo que se coloca en la luz de un conducto o cavidad, que normalmente tiene contenido, cuya finalidad es recolectar y medir dicho contenido; p.e.: Sonda Naso Gástrica para obtener jugo gástrico, Sonda Naso Yeyunal para nutrición, Sonda de Petzer para gastrostomía, Sonda de Sengstaken Blakemore para Várices esofágicas, Sonda Foley para obtener orina, Sonda en “T” de Kher en colédoco. Ocasionalmente también puede utilizarse para introducir algún líquido o alguna sustancia.  Dren es un material laminar o tubular que se coloca en una localización, donde normalmente no debe encontrarse líquido, con la finalidad de extraerlo; p.e.: Dren toráxico, Dren en un absceso, Dren post operatorio en cavidad peritoneal. Ocasionalmente también puede utilizarse para introducir algún líquido o alguna sustancia.  Catéter es un tubo colocado en una estructura vascular o en una cavidad para introducir un líquido y en ocasiones para colectar su retorno; p.e.: Catéter EV periférico, Catéter Venoso Central, Catéter para Hemodiálisis, Catéter para Diálisis Peritoneal Colocación de la Sonda Naso Gástrica Definición Es la colocación de una sonda a través de la nariz hasta el estómago la cual recibe el nombre de sonda naso gástrica, también existen sondas que pueden ser colocadas en el intestino delgado (duodeno o yeyuno). Excepcionalmente se coloca por la boca en cuyo caso recibiría la denominación de Oro Gástrica. Indicaciones Hay múltiples indicaciones para utilizar la sonda naso gástrica pero al igual que en cualquier área de la medicina esta indicación puede ser Preventiva, Recuperativa y para Rehabilitación. 1. En el aspecto preventivo se usa para: descompresión o vaciamiento gástrico para evitar la regurgitación, prevenir la aspiración de contenido gástrico sobretodo en las personas inconscientes (coma, anestesia) o con escaso control de la función de deglutir. 2. Desde el punto de vista recuperativo tenemos dos aspectos que considerar: diagnostico y terapéutico. a) Como utilidad diagnóstica nos es útil en las siguientes etapas: Durante la colocación; sino es posible colocar la Sonda debemos asumir que hay un obstáculo que lo impide que puede ser: una atresia de esófago en neonatos (es rutina de los neonatólogos al momento de asistir a un parto), una lesión estenosante de esófago (procesos proliferativos neoplásicos o inflamatorios)


Mediante el drenaje: cantidad (drenaje alto en obstrucción intestinal o en ileo adinámico); calidad (Hemorragia digestiva) y estudio del material drenado (Estudio de BAAR en jugo gástrico, detección de Giardia lamblia y Salmonella tífica en aspirado biliar en portadores a nivel vías biliares., b) Finalmente desde el punto de vista terapéutico: nutrición enteral, lavado gástrico en intoxicaciones o gestos suicidas, lavado con agua helada para sangrado digestivo alto 3.

En lo referido a la rehabilitación esta ligado al cuidado de los pacientes postrados o con trastornos severos de conciencia para mantener la función de alimentación.

Contraindicaciones  Lesiones de la base del cráneo supuesta o demostrada, en algunos casos se ha colocado la sonda en la cavidad craneana.  Lesiones de macizo facial o de órbita supuesta o demostrada.  Sospecha o evidencia de ingesta de ácidos fuertes como acido muriático o bases fuertes como lejía.  Antecedente cirugía gástrica reciente (no volver a colocar sondas retiradas accidentalmente o por indicación) Materiales necesarios • Sonda Naso Gástrica N° 12 a 18 Fr (Unidad French equivale a 1/3 de mm.) • Guantes quirúrgicos (según operador) • Lubricante (Lidocaína jalea o Gel para Ecografía)

• Esdadrapo • Bolsa colectora • Jeringa de 50 cc. (mínimo de 20cc.)

Procedimiento Una vez establecida la indicación para colocar la Sonda debemos proceder a colocarla; si bien todos los pasos son simultáneos los iremos tratando secuencialmente. 1. Escoger el calibre de la Sonda a colocar, el criterio para escoger está en función a la finalidad buscada y es de acuerdo al material que se quiere obtener o que se necesita introducir. Debemos recordar que la nariz es un conducto de tal calibre que permite la colocación de un tubo endotraqueal cuyo calibre empíricamente se calcula como del grosor o calibre del dedo meñique de cada persona. Entonces lo aconsejable sería 12 para un niño, 14 para una mujer y 16 para un varón, reservándose el 18 para sujetos que mantenido ingesta alimenticia recientemente o con hemorragia con coágulos. 2. Elegir la fosa nasal a utilizar; se prefiere la fosa nasal en que hay mayor limitación de la función respiratoria (respira con mayor dificultad) pues es preferible que la fosa nasal que respira mejor se conserve permeable y no se vayan a ocluir las dos una por estar así y la otra por la sonda. 3. Colocar al paciente en una posición adecuada. Si el paciente está conciente y se presume su colaboración la posición ideal es la semi-sentada o sentada, pero es posible que este retire la cabeza al aproximarle la Sonda


así que en esos casos será necesario apoyar al paciente contra una camilla y para eso se requiere la posición semi-sentado entre 30 y 45°; esto también es válido en las personas inconscientes 4. Para la colocación propiamente dicha se procede del siguiente modo  Medición de la porción de sonda a introducir, existen varias maneras de hacerlo siendo la mas común desde la fosa nasal hasta la oreja derecha y añadirle la distancia hasta el epigastrio; la ventaja de esta medición es que no se altera de acuerdo a la posición de la cabeza, ya sea extendida o flexionada.  Lubricación de la sonda (no es necesario que el lubricante sea estéril)  Colocación de la sonda por la fosa nasal escogida y hacerla progresar hasta que el paciente la sienta en su garganta.  Pedir al paciente si es posible que degluta (dependiendo del tipo de paciente se utilizaran sinónimos como tragar, pasar) saliva acumulada o un sorbo de agua proporcionada. Si hay dificultad o la sonda ocasiona náuseas o esta es exteriorizada a través de la boca nos podemos ayudar colocando la cabeza en hiperflexión (con esta maniobra se favorece la progresión al esófago)  Introducir la sonda hasta la distancia determinada a través de la medición efectuada. 5. Comprobar la posición de la sonda mediante la obtención de jugo gástrico con la jeringa o el borboteo en la zona gástrica ocasionado por la inyección de aire por la sonda. 6. Una vez que estamos satisfechos con la posición de la sonda entonces procedemos a fijar la sonda, utilizamos un esparadrapo partido longitudinalmente en dos hasta la mitad, pegar la parte ancha en la nariz y las dos mitades envueltas sobre la sonda en la posición que consideremos adecuada. Hecho esto debemos colocar la sonda en una posición en la cual no le incomode, generalmente se fija sobre la mejilla y en el hombro, para asegurarse que no se vaya a traccionar durante los cambios de posición. No se recomienda colocar la sonda doblada hacia arriba fijada en la frente pues aunque deja descubierta la boca puede comprimir el ala de la nariz y ocasionar compresión y necrosis de la misma. 7. Colocar una bolsa similar a los colectores urinarios para colectar la secreción. Complicaciones Locales:

Necrosis del ala de la nariz (por presión de la sonda por mala fijación) Rinitis (por traumatismo loca) Otitis media (por obstrucción de la trompa de Eustaquio) Sinusitis Agudas (por obstrucción de los ostium de los senos paranasales)

Respiratorias: Faringitis por respiración oral Bronquitis e Infecciones respiratorias altas por disminución de la capacidad ventilatoria Aspiración (cardias parcialmente abierto) Digestivas

Reflujo gasto esofágico


Neuroquir煤rgicas: Colocaci贸n intracraneal


Guia 5