Page 64

F

UNA NUEVA SOLUCIÓN MÁS RÁPIDA Y SEGURA PARA LA MEDICIÓN DE HAGBERG

L

por CHOPIN Technologies, Francia

a referencia mundial en el campo del control de calidad de cereales, harinas y sus derivados, CHOPIN Technologies continúa avanzando su liderazgo tecnológico con el Amylab FN, una nueva solución innovadora para la detección de brotes de granos y la medición de la actividad alfa-amilasa de las harinas

¿Por qué controlar los niveles de alfa-amilasa del trigo?

El primer paso de un programa integral de control de calidad del trigo es analizar la composición de la muestra. Es especialmente importante medir el nivel de alfa-amilasa, que juega un papel muy importante durante la producción de pan con levadura. La escasez conduce a un pan de bajo volumen, mientras que la alta actividad de la amilasa (debido a los granos brotados) puede dar lugar a una masa pegajosa y un bajo volumen de pan con un color rojo de la corteza. Existe un nivel óptimo de alfa-amilasa, que depende de la actividad de la materia prima (trigo, harina ...) y de la actividad de las enzimas agregadas. Por lo tanto, es importante para la industria conocer los niveles de alfa-amilasa y detectar muchos granos brotados, tan pronto como sea posible. Identificación de la presencia de trigo germinado mediante la medición de la actividad alfa-amilasa, de acuerdo con dos métodos: el número de caída de Hagberg y el testograma En la industria de los granos, la actividad de alfa-amilasa se evalúa tradicionalmente mediante el método de Hagberg. Fue desarrollado a principios de la década de 1960 para proporcionar un medio rápido y así determinar la actividad de la α-amilasa en el trigo o centeno dañado por los brotes. Hoy día se acepta ampliamente y está estandarizado por organizaciones internacio58 | Marzo/Abril 2019 - Milling and Grain

nales, como ICC, AACCI, ISO y ASBC. El Amylab FN permite realizar la prueba de Hagberg con un mejor control de las condiciones de prueba, en comparación con los sistemas existentes. También agrega la capacidad de tener la misma información, en menos tiempo, utilizando el modo Testograma.

Método de Hagberg

El método Hagberg mide la el tiempo que tarda un agitador en pasar por una muestra de almidón, formada por la gelatinización de una suspensión de harina líquida bajo el efecto de su propio peso. Cuanto más corto sea el tiempo requerido para que caiga el émbolo, indica niveles más altos de alfa-amilasa. El Amylab FN aplica los principios del método Hagberg, mientras utiliza tecnologías innovadoras. Esto garantiza que los usuarios obtendrán los mismos resultados que con los instrumentos tradicionales. El tiempo total de la prueba depende de la actividad de la amilasa y varía de 60 a más de 500 segundos (un promedio de alrededor de 200-300 segundos).

Método de testograma

El método Testogram es un protocolo nuevo y más rápido. Mide la viscosidad de un gel hecho de harina y agua, que se agita durante 90 segundos a una temperatura constante de 100 ° C. Alta consistencia corresponde a una baja actividad de amilasa (sin degradación del gel). El instrumento muestra la curva de consistencia en vivo durante la prueba. Después de obtener esta medida, el Amylab FN aplica un modelo de predicción, desarrollado por CHOPIN Technologies en cientos de muestras de todo el mundo. Se predice con precisión el número de caída de Hagberg. En promedio, es 66 por ciento más rápido que el método de Hagberg, y proporciona más productividad al usuario, en comparación con el método de la caída.

Profile for Perendale Publishers

SPANISH LANGUAGE EDITION - Milling and Grain - issue 2 - 2019  

SPANISH LANGUAGE EDITION - Milling and Grain - issue 2 - 2019  

Profile for gfmt