Issuu on Google+

UNICA EDICIÒN

EDITORIAL GESTION HUMANA MEDELLIN – FEBRERO DE 2017 LEIDY CORREA – ANDREA GONZALEZ- ANDREA ARBELAEZ- ANDRES CHAPARRO


Editorial “EL ARTE DEL BUEN VIVIR “

Lo que nos arrebató el desarrollo ¿ Francois Houtart? El sacerdote artermundialista

Llego la hora de opinar.

Diviértete

Las debidas referencias

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


EDITORIAL “El ARTE DEL BUEN VIVIR” “En concreto, el “buen vivir” significa rescatar la armonía entre la naturaleza y el hombre, entre lo material y lo espiritual, pero en el mundo actual “ (Houtart) El Sumak Kawsai es u n término nuevo para el desarrollo integral de la humanidad, en esta era donde se hace tan común el término desarrollo, Sumak Kawsai lo plantea de manera revolucionaria. Primero con una dura crítica al sistema actual que rige el poder en el mundo tanto el económico que es el líder y determina lo político y lo ideológico. Y segundo nos propone reconstruir nuestro pensamiento , desde varias ejes : el reconocimiento como seres humanos de ser partes de un mismo sistema con nuestro entorno, el reconocimiento de la pluralidad y reconocer la naturaleza como fuente de la vida y defenderla ,cambio del modelo de explotación de esta por uno de respeto y regeneración. El buen vivir retoma esas enseñanzas de nuestros antepasados y como estos se relacionaban con su medio planteando una nueva economía que no solo se preocupe por la producción, sino también por la reproducción de lo que usamos, es decir, asegurar la capacidad de reproducción de la tierra. Todo esto invitando a un nuevo orden social donde la equidad prime ante todo y todos podamos vivir en igual de condiciones en un entorno sano y respetado. Todo esto implica desafíos enormes para romper el paradigma de que los seres humanos somos los jefes de la madre naturaleza. E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


LO QUE NOS ARREBATÓ EL DESARROLLO Basándonos en lo ocurrido en agosto del 2013 en la Amazonía ecuatoriana, donde el presidente Rafael Correa tomó la decisión de explotar petróleo en dicha zona, donde en ese entonces era el hogar de los pueblos indígenas, los cuales fueron perjudicados directamente. Las mujeres de la amazonia para responder a este hecho realizaron una marcha en la que caminaron con sus hijos cargados, aproximadamente cinco días para llegar a Quito, pero luego de llegar con la intención de hablar con el presidente y darles sus razones, el presidente no las quiso atender. "Nosotros somos ricos. Tenemos un territorio amplio. Tenemos una comida orgánica rica, que se cocina en leña. Tenemos una casa adecuada para que no nos dé mucho calor ni tampoco nos muramos en casas de zinc. Tenemos un aire limpio donde podamos respirar y perdernos en la naturaleza al sentarnos encima de una loma para mirar el canto de las aves, de los pájaros. Podemos andar descalzos y sentir a la madre tierra o la frescura de las hierbas. Podemos hacer muchas cosas. Y podemos vivir tranquilos". Patricia Gualinga. Mujer amazónica, dirigente del pueblo Sarayaku. El presidente decidió explotar el Yasuní ITT (Territorio indígena) para poder salir de la pobreza, pero lo que él no sabe, ni el resto del país es que la pobreza no se mide solo con el dinero o bienes, y Gualinga humildemente nos lo ha hecho saber, pero tristemente existe un país entero que no conoce el “buen vivir”. Se reconoció en una encuesta realizada en las calles de ecuador en 2012 que verdaderamente los ciudadanos no tienen un buen concepto de lo que es el Sumak Kawsay o mejor dicho el “buen vivir”, con el cual se hace una crítica del actual gobierno y de lo que destruye por llegar a un final deseado que se supone que es salir de la pobreza. A continuación,

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


alguna de las preguntas de la encuesta, la cual llevará a ciertas conclusiones: (Figura 1) Sólo con estos resultados podemos observar que no se tiene el concepto claro, que en algún momento se puede llevar a cabo esta forma de pensar si de verdad la humanidad se pusiera en la tarea de responder a la pregunta: ¿Qué es lo que de verdad necesitamos para vivir bien? Podemos vivir bien sin dañar el hogar de los indígenas, ellos aseguran que sus vidas están bien como están y que no necesitan de nada más. El concepto de Sumak Kawsai es conocido como la construcción de una nueva forma de convivencia social y en armonía con la naturaleza. Es un término que se origina desde la visión indígena y que ha sido transmitido por generaciones, hasta convertirse como un principio fundamental de Ecuador. Sin embargo, como se expuso anteriormente, la gran mayoría de la ciudadanía desconoce este término ignorando que es un principio constitucional fundamental. A partir del informe analítico de encuestas sobre el Sumak Kawsay se puede decir que se desconoce dicho concepto porque sienten que no se han dado las condiciones necesarias para la participación social, pero adicionalmente las personas aceptan que su predisposición a participar es baja ya que una de las principales preocupaciones de los ciudadanos son la seguridad personal y poder tener mayores oportunidades de empleo. Algo no muy diferente a la situación anterior pasa en el país colombiano en donde a diario se evidencia la opresión de su E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


gobierno contra estas comunidades. “En medio de los cantos, las risas, los abrazos, los sollozos, las voces, la rabia contenida, la rebeldía palpitante en nuestras venas…, en medio de todo, su cuerpo retornó al seno de la Madre Tierra. Le habían disparado para que cayera y murió de pie. Le habían disparado para silenciarlo, para oscurecerlo. Los espíritus no duermen: desde lo alto de la loma de El Pílamo hoy alumbra el caminar del pueblo nasa. ¿Lo recuerdan? Guillermo Paví Ramos, indio Nasa, joven de 19 años, rebelde, frentero, asesinado el 11 de abril de 2015 por las fuerzas armadas del Estado colombiano [en la finca La Emperatriz]; cuál fuerza pública: vigilancia privada de los amos del mundo”. (Colombia Plural, 2017) Libertad y alegría con Uma Kiwe. Palabra del proceso de liberación de la Madre Tierra. Alguna vez nos hemos preguntado: ¿por qué en las ciudades capitales de este país hay miembros de comunidades indígenas en las calles pidiendo dinero, adoptando una postura de miseria y despertando lástima? La respuesta más adecuada, posiblemente: "el dinero". En países como Colombia donde actualmente existen proyectos de inclusión racial y étnica con el principal argumento de la no discriminación y el respeto hacia comunidades que no se acogen a vivir bajo un modelo capitalista ( el de la gran mayoría), no debería existir este tipo de imágenes o situaciones en donde un indígena nos golpee levemente las ventanas del auto (mientras esperamos que el semáforo cambie a verde) para pedirnos dinero u ofrecernos sus hermosas artesanías con un letrero que deja muy claro que es víctima del desplazamiento forzado. Esto da vergüenza, como cultura, como país este tipo de situaciones no las podemos aceptar, ya que sólo demuestra nuestro mísero pensamiento y la poca moral que tenemos. Quizás nuestro error más grande como cultura latina fue haber tomado la decisión de dejar a un lado nuestras culturas indígenas y opacarlas para adoptar sistemas de los países que se hacen llamar "del primer mundo" sólo por estar en la onda del consumismo o tal E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


vez por querer ser aceptados en un modelo mayoritario impuesto por el resto del mundo, el cual sólo se basa en la destrucción de los recursos que nos suministra la madre tierra; con el fin de crear espacios e infraestructuras construidas con el egoísmo y el ego del hombre, impulsados por el querer vivir más cómodos, a eso que supuestamente le llaman "calidad de vida", dónde se desecha la opinión de las minorías, de los nadie; de los que manejan "ridículos conceptos como el expuesto anteriormente Sumak Kawsay"; sin lugar a duda es una gran obra de conocimiento, legado de nuestros ancestros que por mera ignorancia lo desconoce la mayoría de la población. Y ahí está precisamente el secreto del éxito del modelo capitalista en el cual vivimos: que está diseñado para que nadie lo cuestione, nadie se atreva a refutarlo y a proponer otras formas de vida, porque aquel que lo haga será tachado como bárbaro, bruto o fracasado. Pareciera no nos sirvió la historia de la humanidad para darnos cuenta que los principales personajes que aportaron nuevo conocimiento fueron aquellos que se dedicaron a ir en contra de la verdad absoluta que regía para su época. No contentos con lo anterior, atropellamos las comunidades indígenas, pasamos por encima de ellas, explotamos sus territorios de la manera más humillante y nadie en absoluto dice nada ni levanta su voz de apoyo e inconformidad, o por lo menos nadie de los que controlan los gobiernos, las economías y las costumbres. Llegamos a tal punto en donde los proyectos con razón social, pública y fundamentados en el bienestar común, se convirtieron en proyectos privados, donde el dinero y la rentabilidad es lo único que importa. Si bien el concepto del buen vivir se nos ha sido enseñado por los indígenas, es indignante que se tenga contra ellos un mal trato y no se les respete su cultura, que es también la cultura de todas las generaciones futuras. Es el caso del pueblo Sarayaku, ya que el país ecuatoriano adopta la visión indígena del Sumak Kawsay como E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


un principio fundamental de la constitución, pero se olvida de esto cuando descubre que en las tierras indígenas hay petróleo y que puede lucrarse monetariamente. Es decir que los mismos países latinos como Colombia y Ecuador no están respetando sus propias leyes y violando los derechos y tranquilidad de estas comunidades y creen que con darles subsidios y dinero de manera mediocre ignorando que a los indígenas lo que menos les interesa es recibir dinero de un petróleo supuestamente porque son “pobres”, cuando los mismos indígenas manifiestan que son ricos y felices al vivir en armonía en su propio territorio. El estado como ente gobernador no debe ignorar las distintas realidades y necesidades que tienen sus ciudadanos, por querer apostar a recursos que son materiales y que en pocos años estarán en decadencia y además destruyendo los ecosistemas naturales de una manera irreversible sólo para satisfacer las necesidades creadas de una población capitalista que no considera el mundo como un sistema circular, entonces, ¿en verdad las acciones anteriormente expuestas son coherentes con el concepto de desarrollo económico, político, industrial y social al que todos queremos llegar? O peor aún, ¿Será que con nuestro modelo social actual podremos llegar a tener un sistema social sostenible?

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


¿François Houtart? El sacerdote artermundialista François Houtart es un referente de las luchas altermundialistas desde mucho tiempo antes de que a las resistencias populares se las bautizase con este nombre. Este sacerdote belga lleva ya unas cuantas décadas preocupado por el rumbo que está tomando el planeta Tierra, apoyando las iniciativas de aquellos que desde Nicaragua hasta Sri Lanka se resisten a ser engullidos por el sistema capitalista. Con el convencimiento reposado de quien ha visto transcurrir casi un siglo lleno de claroscuros nos empuja a seguirle: “No podemos ser otra cosa que revolucionarios”. (Feáns, 2005) (Bruselas, 1925) Nieto del conde Henry Carton de Wiart (1869- 1951) es un sacerdote católico e intelectual sociólogo marxista belga, fundador del Centro Tricontinental (CETRI) que funciona en la Universidad Católica de Lovaina, de la revista "Alternatives Sud" y del Foro Mundial Alternativas. Houtart se formó inicialmente en el seminario de Malinas. Fue ordenado sacerdote en 1949. Licenciado en ciencias políticas y sociales de la Universidad Católica de Lovaina y diplomado del Instituto Superior Internacional de Urbanismo aplicado de Bruselas. Obtuvo el doctorado en sociología en la Universidad lovaniense, donde fue profesor desde 1958 hasta 1990. Entre 1958 y 1962, François Houtart coordina el trabajo de la Federación Internacional de Institutos de investigación socio-religiosa que E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


realiza un análisis extenso de la situación del catolicismo en el contexto demográfico, social y cultural de América Latina, publicada en 43 volúmenes. Cuando Juan XXIII anuncia el Concilio Vaticano II, Dom Hélder Câmara, entonces vicepresidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) conjuntamente con Monseñor Larrain, obispo chileno, pide a Houtart sintetizar ese estudio para distribuirlo a todos los obispos en el momento de la apertura del Concilio, con la idea de dar a conocer la problemática del catolicismo latinoamericano al episcopado mundial. Desde entonces, Houtart participó como asesor de estos y otros obispos en la organización de planes de pastoral y de documentos de trabajo para las conferencias episcopales (CELAM III, CELAM IV). Houtart ha tenido también la oportunidad de participar en la formación de generaciones de sociólogos latinoamericanos que estudiaron en la Universidad de Lovaina entre los años 1960 y 1980 sentando las bases de los estudios de sociología de la religión en este continente. Houtart ha estado fuertemente ligado al movimiento de la Teología de la liberación, de la cual se le considera uno de sus más radicales exponentes, al punto de haber estado ligado a la revolución sandinista de Nicaragua. En el año 2009 se desempeñó como asesor del Presidente de Naciones Unidas Miguel D´Scoto espacio desde el cual inició el trabajo investigativo para la formulación de un Convenio sobre El Bien Común de la Humanidad, investigación a la que dedica gran parte de su producción académica. Actualmente es profesor del IAEN Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador Con la publicación de sus múltiples libros y estudios académicos permanentes contribuye a la crítica del Capitalismo y a la formulación de alternativas al sistema Capitalista. (Bolivar, 2000)

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


Llego la hora de opinar

El concepto de Sumak Kawsai presenta un planteamiento

interesante basado en reconocer y rescatar la forma de vida de nuestros antepasados, que contemplan la naturaleza como un ser que nos proporciona la vida y hace una fuerte crítica de como el hombre moderno la ha tomado como “esclava” y la ha explotado en busca de su desarrollo. Sin embargo siento que lo que plantea el buen vivir para llegar a un equilibrio es utópico , no porque sea loco o poco incoherente de hecho es algo justo al reconocernos como nosotros mismos parte del sistema tierra y no como sus “jefes”. Lo considero de esta forma es porque en la sociedad actual a nivel global o incluso en un país como Colombia se presenta que: fuimos educados por un mercado que no te enseña a vivir con lo necesario, si no que te crea necesidad de lo innecesario. El poder, o mejor dicho el dinero que trae el poder es más seductor. Creemos que somos entes externos del sistema, es decir, explotamos una selva pero como está lejos de nosotros no creemos que algún día nos afectara A través de los años hemos desconocido nuestros ancestros y pensamos que gran parte de nuestra herencia es europea, por lo que las comunidades indígenas son rezagadas. Pensar en una distribución igualitaria del poder y los beneficios del desarrollo es utópico mientras en poblaciones mueran niños de hambre y en otras partes se boten toneladas de comida. A pesar de estar y otras razones de lo difícil que sería llegar a desarrollar el buen vivir en nuestro mundo cada vez más globalizado. Pienso que con pequeños cambios y rompiendo los paradigmas, en algún momento se podría llegar a realizar estas ideas. Cambios que deben empezar desde la misma célula de la sociedad, es decir, la familia. Y nos corresponde a nosotros los llamados milenians generar ese cambio de mentalidad en nuestros círculos sociales actuales y futuros. Leidy Correa

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


El pensamiento Sumak Kawsai o “Buen Vivir” nos hace transportar en el tiempo y pensar si de verdad estamos viviendo bien en la actualidad o si por el contrario tenían una vida mejor nuestros antepasados, y la verdad es que es una pregunta muy difícil de responder, por mi parte puedo decir que tal vez la vida pasada era mucho más sana, pero la actual y/o futura se supone que trae consigo muchos más beneficios y mejor calidad de vida. El autor propone que tengamos más conciencia de la situación actual, que en cierta parte hagamos esa comparación de lo pasado y lo actual, de cómo las creencias han cambiado en el pasar del tiempo y que así mismo los seres humanos han ido acabando con esa mentalidad por buscar un desarrollo social. En términos coloquiales puedo decir que me encuentro en el “limbo” ya que no estoy en total acuerdo con el autor, pero tampoco estoy en desacuerdo. Pienso que el autor tiene buenos fundamentos respecto al planteamiento del Sumak Kawsai, pero en la sociedad actual ya esto no se podría llegar a cabo, ya que anteriormente si era muy rico vivir sin complicaciones y solo con lo necesario, pero hoy en día todas las personas están en busca de una mejor calidad de vida y de estar progresando continuamente, y en la mayoría de los casos esto se ve reflejado en dinero y propiedades. Por mi parte creo que todas las personas podríamos mejorar y vivir bien como actualmente lo hacemos, pero teniendo más conciencia en la naturaleza y en lo que dejamos atrás cuando queremos tener algo mejor. Andrea González Jiménez

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


En la actualidad el capitalismo ha investido

nuestras formas de relación, costumbres y principios que se encuentran en lo socio cultural; una transformación que nos ha llevado a desconectarnos con la naturaleza y con los demás, el otro. Nos encontramos en una crisis del modelo de desarrollo que ha sepultado el origen de muchos y ha trasgredido nuestra propia tierra; la mirada sesgada de cosificación del ecosistema nos ha llevado a perder la conexión con nuestras raíces. Teniendo en cuenta esto es de suma importancia resaltar de trabajo que algunos vienen adelantando con el concepto de Sumak Kawsai, buen vivir, en relación a rescatar la riqueza cultural que los pueblos originarios o indígenas tenían antes de ser colonizados por la visión del capitalismo. Es necesario el reconocimiento de las cosmovisiones de los diferentes pueblos, en tanto se le da el valor que se merece al otro; otro constructor, capaz y ciudadano en un nuevo modelo de desarrollo y el cambio de la misma sociedad. Es necesario soltar el poder como base de las relaciones humanas para lograr un avance con los demás reconociendo los sueños, costumbres y aprendizajes que cada uno puede aportar a la transformación de la actualidad. En esta medida el saber se pone en todos, la interculturalidad amplia el panorama del comportamiento, abre los límites para el desarrollo y la relación con la naturaleza, nos permite una transformación desde la armonía entre seres humanos y madre tierra; nos va guiando hacia la constitución de nuevos valores, teorías y filosofías que nos afronten con lo que actualmente nos enceguece. Finalmente poner a tejer nuevas ideas entre estado, pueblo, indígenas es un paso hacia el desarrollo de la organización política, social; para la producción de la vida, dando paso a un buen vivir desde el pensamiento pluralista con interés en participar en el cambio de la sociedad para el bien común de la humanidad. Andrés Chaparro Hernández

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


El análisis que se hace del Sumak Kawsai es bastante profundo y sobre todo muy significativo, pues nos hace entender y recuperar las vivencias de nuestros antepasados. Este concepto trata de reconstruir el verdadero sentido de la vida que enmarcaba la existencia de la mayoría de comunidades indígenas. En lo personal, es una nueva palabra y la logro entender como un desarrollo integral, que es netamente inspirado por la tradición de los pueblos indígenas, y que quiere plantear un cambio de paradigma frente al desarrollo capitalista actual. La dinámica del capitalismo ha llevado no solo a la transformación de las zonas urbanas, sino también de los pueblos indígenas ya que muchos de estos ya no hablan su lengua nativa y en mi opinión esto debilita totalmente la tradición y la cultura de estas poblaciones. Estoy de acuerdo con que el Sumak Kawsai se puede considerar como un modelo de vida, una noción que va más allá del “yo”, es decir del buen vivir individual, sino que es un concepto que abarca e implica la convivencia en sociedad, la igualdad social, la equidad, el equilibrio con la naturaleza y los recursos y sobre todo un equilibrio espiritual. En la actualidad, considero que se ha perdido en gran medida el llamado “buen vivir”, pues las relaciones interpersonales cada vez son más difíciles, pues la tolerancia escasea; los ricos cada vez se hacen más ricos y los pobres cada día más pobres, ya que hay falta de oportunidades para los menos favorecidos; además con el calentamiento global que estamos viviendo dudo mucho que exista un equilibrio ambiental debido a que se despilfarran los recursos y se maltrata la naturaleza por un “bien común” y para finalizar el equilibrio espiritual ahora pasa a un segundo plano pues siempre se está en el afán constante del consumismo impuesto por el capitalismo. Quisiera vivir mi vida basada en el Sumak Kawsai, sin embargo pienso que es un concepto difícil de recuperar en estos tiempos ya que el capitalismo nos ha llevado a un estilo de vida muy diferente, donde se está ignorando lo social y lo ecológico, pero donde domina lo económico, lo que nos lleva a ser personas muy materialistas y a pensar solo en el bien propio. Es evidente que el mundo está en constante desarrollo y nosotros los seres humanos también, así como nuestras costumbres; pero esto no significa que en la actualidad se tenga mejor calidad de vida que antes. Para finalizar puedo decir que guardo la esperanza que el concepto de Sumak Kawsai no quede solo en palabras, sino que pueda ser recuperado para que nuestras futuras generaciones puedan tener un “buen vivir”. Andrea Arbeláez Agudelo

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


DIVIERTETE

D A C O S M O V I S I O N T Q A Z X S o o o o o o o o

E B W D A D E I C O S S C R F V C D E

S C Y L Y O Ñ N I M H U M A N I D A D

A D Z C U P Z E N E Q D M F E R F M C

SUMAK KAWSAY BUEN VIVIR INDIGENA HUMANIDAD NATURALEZA RITOS COLONIZACIÓN CULTURA

R F C M I A X S D H W F V A D G Ñ O T

R B U E N V I V I R E G B C K I L D Y

O G L A A S C L G A R H N A R O E E H

L H T C T D V A E C T J W X N P C R B

L I U H U F B M N E Y S M I E W O N U

O J R Q R G N A A S A K Z S S F N I P o o o o o o o o

L K A W A H M G Ñ Y U A Y E T H O D R

O M S I L A T I P A C L H Q A P M A I

M T A E E J T A E I O Ñ B A D J I D T

N S G R Z K I Q O R P Z V Z O Q A J O

O R J T A L E N U L A X G P Ñ L O K S

P Q D A D I L A R U T L U C R E T N I

ESTADO SOCIEDAD ECONOMIA CAPITALISMO DESARROLLO MODERNIDAD COSMOVISION INTERCULTURALIDAD

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


Bolivar, U. A. (2000). Universidad Andina Simon Bolivar. Obtenido de http://www.uasb.edu.ec/UserFiles/391/File/FRANCOIS%20HOUTART_hoja_vida.pdf Feรกns, A. ร. (Septiembre de 2005). CETRI. Obtenido de http://www.cetri.be/Francois-Houtartsociologo-y?lang=fr Houtart, F. (s.f.). El concepto de Sumak Kawsai ( Buen Vivir) y su correspondencia con el bien comun de la humanidad. ALAI. America Latina en Movimiento.

E L A R T E D E L B U E N V I V I R | MEDELLIN


EL ARTE DEL BUEN VIVIR