Page 87

alimentaria, los niveles de endocanabinoides aumentan significativamente en el estomago, por lo que se infiere que los endocanabinoides como la anandamida, son segregados cuando el cuerpo necesita alimentos, y parece ser que esa es la molécula que regula la búsqueda de alimento en animales (Di Marzo V, 2005). Por el contrario en deleciones8 o cambios inducidos sobre el gen que codifica los endocanabonoides (EAE) en ratas experimentales, se produce una degeneración dramática en la producción de anandamida lo que genera la disminución de la ingesta y búsqueda alimentaria, reflejada por su bajo peso y su alta tasa de mortalidad en neonatos, confirmando así la existencia de una relación directa entre el sistema EAE y la ingestión alimentaria. (Di Marzo V et al 2005). Las anteriores investigaciones dieron como resultado el surgimiento del estudio del sistema EAE en el tratamiento y prevención de enfermedades, se ha podido concluir que cada receptor canabinoide posee una función específica al ser activado o inhibido y dependiendo de esto se pueden sintetizar agonistas y antagonistas para cada receptor ; es el caso de la anandamida que es el agonista del receptor CB1 y se une a él posibilitando procesos de búsqueda e ingesta de alimento entre otros procesos, y su antagonista, llamado rimonabant, que causa una disminución en la ingesta y búsqueda de alimentos, lo que genera un gran espectro de posibilidades para la ciencia médica en cuanto al desarrollo de tratamientos para trastornos alimentarios. (Breivogel et al,2001) La importancia del sistema endocanabinoide en diferentes procesos metabólicos y su comprensión ha permitido que la medicina desarrolle nuevos tratamientos y medicamentos para diferentes patologías hasta ahora incurables. Un ejemplo de esto es la creación de moléculas sintéticas capaces de promover o detener diversos procesos metabólicos asociados a estos receptores, como ya ocurre en el caso del receptor CB1 y su antagonista el rimonabant, una molécula sintética producida a partir de cannabis probada en Europa por más de 3 años en el proyecto RIO, en donde más de 6000 pacientes constataron la disminución de sensación de hambre, la disminución de talla, peso corporal y la eliminación de sustancias adictivas como el alcohol y el cigarrillo sin efectos secundarios (Van Gaal, 2005). O por el contrario el tratamiento basado en la ingestión de cannabis fumada para personas con problemas de anorexia o falta de apetito, pues el THC es agonista del receptor CB1, y generador de estados de hambre y búsqueda alimentaria. (Breivogel et al, 2001) Otras investigaciones médicas ( Sotomayor et al, 2001) que involucran el sistema endocanabinoide tratan los procesos fisiológicos de la inflamación y la regulación de la dilatación del endotelio (capa que recubre todo el sistema circulatorio), uno de los aportes más significativos sobre canabinoides en la actualidad, ya que las disfunciones en el endotelio 8

modificaciones genéticas aleatorias 87

Revista negarit n06 2010  
Advertisement