Page 59

Lluvia y Ríos de Sangre

no he podido encontrar uno de los políticos tradicionales nuestros que llegue aquí al departamento del Chocó y nos haga un planteamiento étnico de fondo, profundo [...] en su totalidad los planteamientos que se hacen tienen que ver con los problemas congelados de las necesidades básicas insatisfechas, no, las promesas que nunca se cumplen, y en fin el elevamiento de la gente no se ve planteado, entonces [...] el político chocoano nunca ha representado los intereses del pueblo afro [...]”23. Por otro lado vale la pena destacar el pensamiento anticolonial de Ramón Lozano Garcés, quien en la misma época de Diego Luis Córdoba, emprendió una lucha de reivindicación racial, y se expresó en favor de la nacionalización de la empresa Norteamericana Chocó-Pacífico y denunció la explotación colonial en el Chocó. (Pisano, Inédito).

La resistencia pacifica y el nacionalismo chocoano en la segunda mitad del siglo XX y comienzos del siglo XXI

Tan sólo 7 años después de lograr transformar el Chocó en un departamento, el pueblo afro-chocoano retomó la lucha antirracista a través de la resistencia Pacífica24 para exigirle al Estado colombiano un mejor trato y una mejor calidad de vida. En 1954 se gestó un movimiento cívico que protestó contra el atraso económico de la región y contra la propuesta de desmembración del recién creado departamento del Chocó, (medida que promocionaba la idea de repartir al Chocó entre Antioquia, Valle y Caldas). Este movimiento realizó una serie de manifestaciones no-violentas, durante 400 horas, que ayudaron a impedir la desmembración del departamento, y propiciaron el surgimiento de la idea de independencia nacional del Chocó (Márquez, 1954; Hernández, 2010). Los movimientos cívicos de resistencia Pacífica en el Chocó se han destacado dentro de la lucha de su gente Negra desde mediados del siglo XX, desde entonces se han organizado una serie de protestas a través de huelgas, manifestaciones y paros cívicos, para rebelarse en contra de la opresión de la elite blanca / mestiza colombiana. Estos movimientos no han cesado de protestar por la exclusión del Estado colombiano; el subdesarrollo económico; la explotación indiscriminada de los recursos; la falta de servicios públicos, de salud, de educación y de vías de comunicación; y más recientemente por la presencia de actores armados anti-estatales, estatales y para-estatales, que perpetúan la expoliación colonial y 23. Urrego, R. A. (2009, 10 de enero). Entrevista a: Hermes Sinisterra. Tadó. 24. Utilizo el concepto “resistencia Pacífica” con “P” mayúscula para referirme al mismo tiempo a los métodos de resistencia no-violenta y a la lucha antirracista que ha caracterizado a la región Pacífica durante todo el siglo XX y la primera década del siglo XXI.

59

Revista negarit n06 2010