Page 56

Lluvia y Ríos de Sangre

Fue en este contexto en el que se dio la lucha por la departamentalización, que aunque fue una lucha de todo el pueblo chocoano, se destaca la figura de Diego Luis Córdoba (1907-1964) (Hernández, 2010). A principios del siglo XX el Chocó vivió una época bastante dinámica, además del asesinato de Saturio: “[...] En los primeros años del siglo XX el Chocó experimentaría una serie de cambios en el estatuto administrativo —provincia del Departamento del Cauca, Departamento de Quibdó, Intendencia Nacional del Chocó— que dejarían a los chocoanos con el profundo deseo de conseguir la departamentalización de su territorio [...]” (Ibíd.: 13). Además, la independencia de Panamá, en 1903, influyó de sobremanera en el pueblo chocoano, pues generó una sed de independencia y de anexión de la cual, más de 100 años después todavía se habla (Urrego, 2010). “[...] la razón fundamental para que (Chocó) se erigiera como Intendencia se debió a los temores desde la clase dirigente nacional de que siguiera el mismo camino de Panamá, que se independizó [...]”18. Sin embargo, en 1907 el ejército de Panamá invadió el territorio chocoano de Juradó, la invasión no duró mucho tiempo porque el ejército colombiano recuperó el control sobre Juradó. Este acontecimiento hizo que el coronel Rafael Urdaneta, sugiriera en 1908 la departamentalización del Chocó para evitar su anexión a Panamá (Pérez, 1912). Entonces, encontramos aquí que el temor a que el Chocó se independizara como Panamá sirvió para que el gobierno de Colombia pensara tanto la conformación de intendencia como la departamentalización. Y así mismo la idea de anexión a Panamá quedó rondando en las mentes chocoanas, idea que: “[...] emerge cada vez que hay un paro cívico, porque la gente piensa que debe haber una federación con Panamá. La gente se duele de que a la hora de la separación con Panamá, la gente de Juradó, un municipio que está en la frontera por el lado del Pacífico, tuvo hasta una escaramuza con la guardia Panameña porque nosotros quedamos en Colombia. Pero Chocó y Panamá son dos pueblos que estamos muy unidos por la historia, por la sangre. Panamá ha sido un sitio tradicional de migración chocoana, tenemos muchos elementos en común, el español afrocaribeño, tenemos los bailes como el de la mejorana, el tamborito, en fin Panamá es una de las regiones del Chocó biogeográfico internacional [...]”19. Retomando, el proceso de departamentalización, Hernández (2010), muestra que

dejaron costumbres que no conocíamos como la prostitución y el juego de apuestas [...]” Urrego, (2009, 10 de enero). Entrevista a: Hermes Sinisterra. Tadó. 18. Luis Fernando González (1997). Citado por: Hernández, 2010; Pie de pagina p.15 19. Urrego, R. A. (2009, 15 de enero). Entrevista a: Rafael Perea Chalá-Alumá. 56

Revista negarit n06 2010  
Advertisement