Page 12

Realidades Africanasa

respecto a los ciudadanos de mayor edad. A medida que estudiemos los planes y proyectos para esta Universidad, compren¬demos que se está concediendo mu¬cha atención a la propagación de su utilidad para la población entera, a través del aumento de cursos y char¬las. Esto obedece a nuestro deseo. La Universidad Haile Selassie I debe in¬tentar, tanto en este campo universi¬tario como en sus extensiones, servir a cada ciudadano calificado que de¬see y sea capaz de aprovecharse de los recursos que brinda la Universidad, si él está dispuesto a hacer el trabajo requerido.

Un llamado más alto

No sugerimos que la lista de necesidades que hemos mencionado esté completa, sin embargo, representa las necesidades que busca atender esta Universidad. La responsabilidad más difícil, naturalmente, recaerá en el profesorado. Suyo es el trabajo de entrenar las mentes y las manos de la juventud de Etiopía en cuanto a conocimiento y habilidades especiales. Todos podemos sentirnos orgullosos de que los miembros de la Facultad que han aceptado este alto llamado, y que lo han hecho en el pasado y que continuaran prestando un servicio a su nación en el futuro. Los maestros, que en l pasado do venían de diferentes países, han cumplido el deber de educar a la juventud etíope, han ganado nuestro aprecio y gratitud. Su ejemplo debe diseminarse entre aquellos que componen el personal de la Facultad de la Universidad para que realicen sus tareas con esmero y no escatimen esfuerzos en asegurar que su enseñanza inspire a aquellos que estudien en sus aulas... Todos ustedes tienen que mantener los niveles más elevados en su educación para lograr que el nivel general de esta Universidad no sea inferior a ningún otro. Trabajen juntos en armonía, como equipo, para elevar esta institución a los niveles académicos más altos. Cada uno de ustedes tiene que hacer su parte para contribuir al avance del conocimiento. Sobre todo, ustedes tienen que ser hombres y mujeres de letras, ya que es por las hazañas y no de palabras que ustedes pueden inspirar con más eficacia a sus estudiantes para que escuchen sus palabras. Cada uno de ustedes debe considerar su deber dedicarse a la investigación en su propio campo de estudio, lo cual traerá fama tanto a ustedes como a la institución. En muchas ocasiones, durante los últimos años, hemos tenido la oportunidad de hablar con nuestros estudiantes. Confiamos que nuestro amor y consideración por ellos y el profundo interés que sentimos por su progreso, hayan sido sentidos y entendidos. Hoy, hemos dedicado nuestro hogar, que recibimos de nuestro noble Padre, al servicio de ustedes, como un regalo gratuito a la nación, con la esperanza de que contribuyamos así a 12

Revista negarit n06 2010  
Advertisement