Page 1

I S SN 2 3 2 2 -7 7 10

R e v i s t a

N°1

Interior Linguarium24 agosto.indd 64-65

d e

T r a d u c c i ó n

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS DIRECCIÓN DE BIENESTAR DIRECCIÓN DE BIENESTAR UNIVERSITARIO ÁREA DE ACOMPAÑAMIENTO INTEGRAL PROGRAMA GESTIÓN DE PROYECTOS

03/12/2012 11:39:46 a.m.


Linguarium

Editorial

L

a traducción es una disciplina académica que, aunque abarca muchos espacios en el campo editorial y legal, participa de manera discreta en la reflexión académica. Muchas profesiones, oficios y disciplinas se sirven de traducciones constantemente. De hecho, la academia es una de las grandes consumidoras de traducciones. Las razones son obvias: la adquisición de competencias lingüísticas es un proceso lento a comparación de la vertiginosa producción de información en el mundo en que vivimos. Desde las aulas universitarias somos muchos los actores que podemos ingresar al debate, bien sea que seamos estudiantes que hacemos uso de traducciones para nuestra formación, bien sea que seamos estudiantes y docentes que encontramos en la traducción una cara de nuestro perfil profesional. La crítica a la traducción se hace de muchas maneras en los ambientes académicos. No sólo se precisa de un buen conocimiento de la lengua foránea, sino de un manejo excepcional de la lengua materna. Además, la especialización en traducción también requiere del dominio de diferentes áreas, temas y ciencias. Nosotros mismos somos un grupo de traducción de textos clásicos que nos hemos nutrido de especialistas en lengua, literatura y filosofía, que a medida que vamos trabajando nos hemos preguntado cómo podemos hacer para que las discusiones fructíferas que tienen lugar durante el ejercicio de la traducción puedan encontrar un espacio que las haga más reconocidas. En la presente oportunidad queremos presentar nuestra revista como una propuesta para abrir una ventana al debate académico en torno a la traducción como disciplina y herramienta investigativa.

Semillero de Traducción PEIRAS

3

Interior Linguarium24 agosto.indd 3

03/12/2012 11:37:17 a.m.


I. Tex Interior Linguarium24 agosto.indd 4

03/12/2012 11:37:18 a.m.


extos Literarios

Interior Linguarium24 agosto.indd 5

03/12/2012 11:37:18 a.m.


Breve descripción sobre la naturaleza de la escritura De la historia entre los griegos. 1. Elkin Getulio Saboyá 1 Con la cual el autor respetuoso, Justo Florián Lobeck, Doctor en Filosofía y Filología, profesor de Letras antiguas en la Universidad, profesor del Instituto Nacional, miembro de la Universidad de Chile por designación de la Facultad de Filosofía, socio de varias academias, etc., honra, con alegría y grata memoria de una vejez dada al cultivo de las letras, la fiesta de cumpleaños, día 292 de noviembre, de Andrés Bello, varón sumamente noble, ilustre, docto; brillantísimo Rector de la Universidad de Chile, digno Senador de la República, sabio jurisconsulto, juicioso investigador de la Antigüedad, feliz intérprete de las literaturas griega y latina, hombre exquisito en todo juicio y su protector. Santiago de Chile, 1858. Imprenta del Ferrocarril.

Interior Linguarium24 agosto.indd 6

03/12/2012 11:37:19 a.m.


Linguarium

E

s opinión 1universal que la antigua 2 Grecia es la inventora de las artes y de casi todas las ciencias, como también la que las llevó a la perfección. Con todo, la filosofía ha seguido a paso lento la creación y perfección de las bellas artes, y todavía más la historia o descripción de los hechos memorables, la cual ciencia ha nacido en tierras de Jonia, lo mismo que las demás.

reunido por otros, recibió de los gramáticos el nombre de Ciclo épico, debido a la continuidad de la narración, que recorre del origen del mundo y su desarrollo a la guerra de Troya y las peripecias del regreso de los héroes. Cercanos a este tipo de poetas cíclicos y seguidores de las mismas huellas son los reconocidos como más antiguos fundadores del arte de escribir Historia: Cadmo y Dionisio Milesios, Janto de Lido, Carón Lampsaceno y quienes los siguieron, Hecateo Milesio y Acusilao Argivo. Todos ellos se ocuparon en los misterios de la Antigüedad, los orígenes de las ciudades, los linajes de las familias y los pueblos. Todo lo que el paso del tiempo había cubierto trataron de sacarlo a luz, confiados en conjeturas y chismes más que en los monumentos de probada antigüedad. Similares a los poetas épicos en la elección del tema, no fueron disímiles en el tratamiento y, por esta construcción sin arte de sus obras, más cercanos a los épicos cíclicos, de quienes dependen.

Ahora bien, quienes trabajaron primero en estos dos géneros de escritura, p. e. Ferecides Siro o Sirio, filósofo –al decir de Plinio3 –, Cadmo Milesio, historiador –según Suidas 4 –, inventada ya la poesía y pulida, decidieron crear el discurso en prosa. Pero como la Filosofía en su renacer tuviera una gran similitud con la poesía, del mismo modo el discurso de los primeros historiadores, muy parecido al poético, fue una composición fabulosa. Transcurrido un extenso periodo después de Homero hubo muchos poetas, cada uno ocupado en adornar con sus versos los pasajes fabulosos de la historia, narrando no con el arte de Homero, sino manteniendo el hilo conductor y la sucesión natural en que cada hecho ocurriera. El conjunto de sus obras,

No faltan quienes crean que hubo escritores de época anterior a los mencionados, como Dionisio de Halicarnaso5, Estrabón 6 y Escoliasta a Apolonio Rodio7, quienes agrupan a Eugeón Samio, Democles Figalense, Eudemo Pario, Deíoco Proconense y muchos otros en el número de los más antiguos historiadores griegos.

1. Egresado de la carrera de Español y Filología Clásica, Universidad Nacional de Colombia. 2. Lobeck, erradamente, hace nacer al señor Bello un día después: «festum diem natalem, qui dies est pridie kalend. decembr (...) prosecutus est». N. del traductor. 3. Histor. natur. lib. VII, p. 56. 4. Lexic. s. v. πεζολόγος.

5. Iudic. de Thucydid. cap. 5. 6. Geograph. lib. I. cap. 58. 7. Argonaut. lib. I. v. 139.

7

Interior Linguarium24 agosto.indd 7

03/12/2012 11:37:19 a.m.


Aumentados los recursos para las letras y abierto el mundo por el comercio de las gentes, muchos dieron a conocer las antigüedades de los pueblos en tiempos de las guerras persas y de la guerra del Peloponeso, la ubicación de los países y los hechos dignos de memoria. Pero la mayor parte de ellos, principalmente los escritores de asuntos áticos (συγγραφεῖς τῶν Ἀτθίδων), provistos más de ciencia que de arte e ingenio, como Meleságoras (o Ameleságoras), Androción, Filócoro Ateniense, Andrón de Halicarnaso, Demo, Clitodemo, Fanodemo y los primeros que se aplicaron a la indagación y descripción de la cronología, Hipis de Regio y Herodoro de Heraclea, desaparecieron en la Antigüedad; y hace un tiempo se apagaron las luces poco encendidas de Helánico Lesbio, Damastes Sigeense y Ferecides Lerio.

Tucídides Ateniense, hijo de Óloro, excitado11 –según dicen– por la emulación de Heródoto, decidió escribir circunstanciadamente el principio de la guerra entre atenienses y peloponesios. Narrador de hechos –al decir de Cicerón12 – sincero y elevado, intérprete reflexivo, severo, grave, desinteresado en lograr el favor o la aprobación, en sus palabras y opiniones muy riguroso. Él, mucho más que Heródoto, confrontó la Historia con los monumentos incorruptos de los hechos y no, como éste, mezcló lo humano con lo divino; antes bien, reconoce en las palabras y demuestra por la explicación de las causas de los sucesos que todo resulta de los planes y la audacia de los hombres. Es el primero en usar arengas y discursos (δημηγοριῶν), con lo cual reveló o bien lo que había dicho cada parte, o bien lo que debió de haber dicho cada uno según su ingenio, de acuerdo con Marcelino13. El último de los ocho libros, en que reunió la historia de veinte años, escrito con descuido, muchos no lo atribuyen a Tucídides y algunos lo refieren a Teopompo o a Jenofonte. De todos los escritores que se sirvieron de la antigua lengua ática (τῇ Ἀτθίδι παλαιᾷ) Tucídides fue el príncipe: es más, los críticos antiguos le atribuyen el modo de decir sublime, como a Jenofonte el pobre y a Heródoto el mediocre. Sobre el punto véase lo que pone Dionisio de Halicarnaso14.

Heródoto de Halicarnaso, casi igual en edad a Helánico y Ferecides, está muy lejos de todos aquellos escritores ingenuos y faltos de elegancia, no solo como narrador de acontecimientos, sino también por su estilo. Pues a la narración de las guerras persas, que es la cima de su obra, enlazó el origen y progreso de casi todas las razas, valiéndose con singular artificio de proemios y episodios, la ubicación de ciudades y provincias, a más de lo digno de recordación donde quiera que ocurriera. Compuso, en fin, una obra sin precedentes a manera de canto épico, para esbozar no solo los hechos de los hombres, sino también sus lenguas y sus costumbres. La tradición de Antíoco Siracusano, casi coetáneo de Heródoto y de los mismos intereses, autor de una Historia sícula –al decir de Estrabón8, Pausanias9, Diodoro Sículo10 y otros más–, es poco clara.

La historia de la guerra del Peloponeso, que principiara Tucídides, fue terminada por Cratipo, coetáneo de éste, Jenofonte Ateniense, hijo de Grilo, y Teopompo de Quíos. Así mismo, Jenofonte describió la vida y la milicia de Ciro el mayor –en la cual él mismo sirvió con Ciro el joven–, esbozando ésta con autenticidad histórica y trazando en aquella, la fi11.. Cfr. Suid. Lexic. s. v. Θουκιδύδης. 12.. Brut. cap. 83 et. Orator. cap. 9. 13. Vit. Thucydid. p. 21. 14. Rhetoric. en varios lugares.

8. Geograph., en varios lugares. 9. Descript. Graec. lib. X. cap. 11, 3. 10.. Bibliothec. historic. lib. XII. cap. 71.

8

Interior Linguarium24 agosto.indd 8

03/12/2012 11:37:19 a.m.


Linguarium

gura de la autoridad justa. Más se parece, en el modo de decir y en la frecuente aparición de los dioses, a Heródoto que a Tucídides; más a ninguno de los dos igualó en prestancia, si bien la dulzura de su estilo recibió la aprobación de los antiguos. El avance de la historia griega es más pesado y, por decirlo así, senil; tampoco su cuidado es conveniente. En la Ciropedia, o libro sobre la vida e instrucción de Ciro –como dice Cicerón15 –, niega Platón16 que se exponga la recta educación (ὀρθὴν παιδείαν): Gelio17 cuenta que Jenofonte redactó su Ciropedia, animado a rivalizar con los primeros libros sobre la administración de la ciudad o la república, publicados antes por Platón. El propio Jenofonte18 y Esteban de Bizancio19 refieren que Sofoeneto y Temistágenes Siracusano trabajaron en el mismo tema en que el autor de la Anábasis; ambas obras, por cierto, circulaban con el nombre de Anábasis de Ciro (Ἀναβάσεις Κύρου).

juicio de Cicerón 22– y Éforo Cumano, ambos formados en la retórica de Isócrates –según el mismo23 –, quienes reportaron los hechos con más adorno que veracidad y corrompieron la Historia con excesivo refinamiento. Aquél, además de doce libros de historia griega (σύνταξιν Ἑλληνικῶν), como se ha dicho, compuso 58 libros de Filípicas o disquisiciones históricas (Φιλιππικά - τοὺς λόγους ἱστορικούς), es decir, cuestiones de su tiempo; redactó, por fin, un volumen de cosas admirables (θαυμάσια). El segundo contribuyó con una narración comentada de los descubrimientos (περὶ εὑρημάτων); fue el primero en redactar una historia universal, en 30 volúmenes, desde la caída de Troya hasta su tiempo, esto es, el 341 a. C., con el título de Historia o Lo universal (ἱστορίας - τὰ καθόλου); precisamente por ello y porque investigó juiciosamente la cronología, uniendo a la anécdota una sabia descripción de las provincias y los lugares, alcanzó la máxima estimación. Finalmente, la Historia universal principiada por Éforo fue terminada por Grilo, incluyendo el tiempo de Alejandro Magno.

Contemporáneos de Jenofonte fueron Ctesias de Cnido, médico que vivió largamente en Asia, y Artajerjes, quien gozó de la amistad de Mnemón, autor de la Historia de los pueblos de Asia, en 23 libros sobre los persas (Περσικῶν), y otros sobre los indios (Ἰνδικῶν); también Filisto Siracusano, imitador de Tucídides, si bien menos valioso, en cierta medida más claro que él –según cree Cicerón20 y afirma Quintiliano21–, autor el mismo de once libros de asuntos sículos (Σικελικῶν) y de una Vida de Dionisio el joven.

La magnitud de los hechos de Alejandro y los Diádocos y sus varias vicisitudes incitaron a muchos a reunir monumentos históricos; mas, en esa pasión por los hechos y los sentimientos, pocos se hallaban que apreciaran las causas remotas de la ira y del afecto, ninguno que acertara a imitar la elegancia de los antiguos. Se elogian, sin embargo, principalmente Anaxímenes Lampsaceno, compañero de Alejandro Magno, quien escribió una historia universal, desde tiempos remotos hasta la batalla de Mantinea, con el título de Primeras historias (πρώτας ἱστορίας); registró igualmente los hechos de Filipo y Alejandro Magno –conforme al testimonio de

Su esplendor eclipsaron Teopompo de Quíos, hijo de Damasístrato, distinguido por la elación y profundidad de su estilo –según 15. Brut. cap. 29. 16. De legib. lib. III. p. 694. 17. Noct. Attic. lib. XIV. cap. 3. 18.. Hellenic. lib. III. cap. 1, 2. 19. De urbib. s. h. v. 20. De orator. lib. II. cap 13; Brut. cap. 17. 21.. Institutt. orator. lib. X. cap. 1.

22.. Brut. cap. 17. 23. Orator, cap. 51; De orator. II. cap. 13; Brut. cap. 17.

9

Interior Linguarium24 agosto.indd 9

03/12/2012 11:37:20 a.m.


Pausanias24 y Diógenes Laercio25. Calístenes Olintio, pariente de Aristóteles y su discípulo, quien, además de las hazañas de Alejandro, también trabajó diez libros de Historia griega ( Ἑλληνικά), de Persia y la Tróade (Περσικά - Τρωικά) –según Arriano26 y Diógenes Laercio27–; pero que –como afirma Cicerón 28– escribió historia de un modo retórico. Luego Clitarco, hijo de Dinón, compañero de Alejandro, expuso de manera más completa sus hazañas (τὰ περὶ Ἀλέξανδρον) –como refieren Estrabón 29, Ateneo30, y Escoliasta a Apolonio Rodio31–; mas –al decir de Quintiliano32– mientras su ingenio es cosa probada, su veracidad está desacreditada. A ellos hay que agregar a Duris Samio, discípulo de Teofrasto, historiador juicioso –usando la frase de Cicerón 33 –, quien escribió unos Anales de Samos (ὥρους Σαμίους), Historia líbica (Λιβυκά), otra de Macedonia (Μακεδονικά) –según el testimonio de Plutarco 34 , Pausanias 35 , Estrabón 36 y Ateneo 37. Hecateo Abderita, compañero de Alejandro Magno, encargado de cuestiones egipcias –según Suidas38 –; luego Aristobulo Casandrense, quien guardó memoria de los hechos de Alejandro –según Plutarco39, Estrabón40 y Luciano 41. Al

mismo grupo de escritores pertenece Tolomeo, hijo de Lago y rey de Egipto, autor de una Historia de Alejandro; lo mismo Jerónimo Cardiano, el primero entre quienes divulgaron las hazañas del propio Alejandro o de los Diádocos; del cual no solo Plutarco tomó prestados muchos datos para componer las vidas de Éumenes, Demetrio, Pirro y otros, sino también Diodoro Sículo obtuvo todo lo que se contiene en los libros XVIII, XIX y XX de su Biblioteca histórica, según puede colegirse del dicho de Ateneo 42 , Luciano 43, Dionisio de Halicarnaso 44 y el mismo Diodoro Sículo 45 . Finalmente, Timeo Tauromenita, hijo de Andrómaco, quien –según Ateneo 46 , Polibio 47, Estrabón 48 , Plutarco 49 , Diodoro Sículo50 , Longino51, Suidas 52 , Cicerón 53 y otros– trazó en una gran obra la historia sícula, griega e itálica (Σικελικῶν - Ἑλληνικῶν - Ἰταλικῶν), narrada de modo que las partes principales estuvieran separadas de las narraciones continuas y no se enlazaran con lo demás –como quiere Cicerón54 –, ni aparecieran fuera de la secuencia temporal. Aunque por muchos censurado, entre ellos Longino55

42. Deipnosophist. lib. V. p. 206, c. 43.Macrob. cap. 22. 44. Archaelog. Roman. en varios lugares. 45. Bibliothec. historic. lib. XVIII. cap. 42, y muchos otros lugares. 46. Deipnosophist. lib. 1. p. 34, c; II. 37, b; IV. 153, d, 163, e, 181, c; V. 206, e; VI. 250, a, 264, c, 272, a. b; VII. 327, b; VIII. 342, c; X. 437, b; XI 471, f; XII. 517, d, 518, d, 519, b, 522, a. c, 523, c. d, 541, c; XIII. 573, d, 589, a, 602, f. 47. Histor. lib. 1. cap. 5; lib. II. cap. 16; lib. III. cap. 32; lib. XII. capp. 3-28. 48. Geograph., en varios lugares. 49. Vit. Nic. cap. l; Vit. Dion. cap. 36; Vit. Timoleont. cap. 4 et 36; Sympos. cap. V. 50. Bibliothec. historic. lib. XIII. p. 211; lib. XVI. cap. 7 y 79. 51.. De sublimit. cap. 4. 52. Lexic. s. v. Τίμαιος, s. v. τὸ ἱερὸν πῦρ, etc. 53. Ad Familiar. lib. V. epist. 12; Brut. cap. 95; De orator. lib. II. cap. 14. 54. Ad Familiar. lib. V. epist. 12. 55. De sublimit. cap. 4.

24.. Descript. Graec. lib. VI. cap. 18. §. 2. 25. Vit. Sophist. lib. V. cap. 10. 26. Anabas. lib. IV. cap. 10 ss. 27.. Vit. Sophist. lib. V. cap. 10. 28. De orator. lib. II. cap. 14. 29. Geograph. varios lugares. 30.Deipnosophist. lib. XII. p. 530; c. lib. XIII. p. 576, a. et 586, a lib. XIV. p. 148, d. 31. Argonaut. lib. II. v. 906. 32.. Institutt. orator. lib. X. cap. 1. 33. Ad Attic. lib. VI. epist. 1. 34. Vit. Eumen. cap. 1. 35.. Descript. Graec. lib. VI. cap. 13. §. 5. 36. Geograph. lib. l. cap. 60. 37. Deipnosophist. lib. IV. p. 128, a; lib. XIV. p. 618, c. 38. Lexic. s. v. Ἑκαταῖος. 39. Vit. Alexandr. capp. 15. 16.18. 21. 75. 40. Geograph. en varios lugares. 41. De histor. conscribend. cap. 12.

10

Interior Linguarium24 agosto.indd 10

03/12/2012 11:37:20 a.m.


Linguarium

y Plutarco56, a causa de su expresión muy fría y adornada; en cambio Cicerón57, con mucho el más erudito de los escritores, dice de él que es el más rico por la variedad de asuntos y de pensamientos, y que su disposición de las palabras, precisamente, no es descuidada. Pero el deseo de Timeo de censurar gravemente a los generales, a casi todos los escritores más ilustres y brillantes y de perseguirlos con injurias, estuvo en boca de todos; al punto que él mismo tomara, como por juego, el nombre de Epitimeo ( Ἐπιτιμαίου) por su inmoderada proclividad a la censura (διὰ τὴν ὑπερβολὴν τῆς ἐπιτιμήσεως); sobre ello hay que leer lo que ponen Ateneo58 y Diodoro Sículo59.

de pasada, una Biblioteca mitológica del mismo autor, cuyo propósito es bien distinto. Entre los historiadores de dicha edad que subsisten el más antiguo es Polibio, hijo de Licortas, Megalopolitano, fundador de la Historia pragmática, elogiado por Estrabón62, Pausanias63, Luciano64 y otros. Continuó, conforme a su designio, la Historia universal que había principiado Timeo, empezando desde la segunda guerra Púnica hasta la victoria sobre Perseo, rey de Macedonia. La obra constaba de 40 libros, de los cuales tenemos completos los cinco primeros y fragmentos de los demás. El mismo Polibio65 quiso ofrecer en su obra una historia universal o ‘católica’ (καθολικὴν καὶ κοινὴν ἱστορίαν), mas no como hoy la entendemos sino como la consideraron los antiguos. En efecto, los antiguos escritores de historia universal o católica sugieren otra idea de historia, acostumbrados a exponer de modo que el fundamento o parte principal de todo la obra sea la historia de un pueblo, añadiéndole el tratamiento de los hechos de otros pueblos a manera de parte accesoria. Igualmente notable es aquel género usado por Polibio y por él llamado manera pragmática de escribir la Historia66 (τὸν πραγματικὸν τρόπον τῆς ἱστορίας o τὸν τῆς πραγματικῆς ἱστορίας τρόπον), casi contraria a la historia mítica, como quiera que narra los hechos comprobados (πράξεις) de la Antigüedad67.

No vamos a pasar por alto a quienes se esforzaron en reducir a cálculo la cronología histórica, a saber, Cástor Rodio y Apolodoro Ateniense. Aquél compuso dos cronologías: una sobre los errores en la notación del tiempo (χρονικὰ ἀγνοήματα o ἁμαρτήματα), recomendada por Apolodoro 60 y Suidas 61; otra sobre la historia de los pueblos más antiguos que descollaron por sus hechos en el mar Egeo (ἀναγραφὴν τῶν θαλαττοκρατησάντων); de aquí se tomaron las llamadas épocas de Cástor, junto con la Crónica de Eusebio. Éste dispuso su χρονικά o libro de anales, obra de gran importancia para la historia, en versos tragiambos con el fin de que se intentara retener de memoria la cronología, desde la guerra de Troya hasta el 144 a. C., y se copiara esmeradamente. Estoy persuadido de que casi todos los escritores posteriores sacaron los cálculos cronológicos de este libro de Apolodoro, como de una fuente común. Basta mencionar, siquiera sea

Por lo que hace a la manera de escribir la historia, la misma materia pide que la exposición vuelva ahora a los más antiguos escritores históricos. Ellos, por cierto, no fueron sino poetas en prosa, según el dicho de Estrabón 68 ; o fabulistas (μυθογράφων), 62. Geograph. en varios lugares. 63. Descript. Graec. lib. VIII. cap. 30. § 8. 64. Macrob. cap. 22. 65. Histor. lib. VIII cap. 4. 11. 66. Histor. lib. I. cap. 2. 8; lib. IX. cap. 2. 4. 67.. Plutarch. Vit. Galb. cap. 2. 68.. Geograph. lib. I. p. 48; lib. XI. p. 774.

56. Vit. Nic. cap. 1. 57. Brut. cap. 95; De orator. lib. II. cap. 14. 58. Deipnosophist. lib. VI. p. 272 a. b. 59. Bibliothec. historic. lib. V. cap. 1. 60. Bibliothec. lib. II. cap. 3. § 1. 61. Lexic. s. v. Κάστωρ.

11

Interior Linguarium24 agosto.indd 11

03/12/2012 11:37:20 a.m.


nombre que también les dio. No muy distinto de la opinión de Estrabón fue el juicio de Tucídides 69 sobre quienes lo antecedieron en el ejercicio de escribir Historia. Es de este lugar decir que, antes que se generalizara el apelativo de historiadores, a dichos sabios se les llamaba logógrafos (λογογράφους). Por ello vemos que, en nuestro tiempo, vulgarmente se les impone a todos los historiadores anteriores a Heródoto el nombre de logógrafos. Para ello dio ocasión Tucídides70 cuando llamara a los autores que vivieron antes de él λογογράφους, casi por la misma razón que Estrabón los llamara μυθογράφους. Más se equivocan quienes usan la denominación de logógrafos para distinguir los historiadores anteriores a Heródoto de los posteriores que aportaron la razón crítica a la narración histórica. Por cierto, los griegos no usaron dicho nombre para excluir del número de los historiadores a los más antiguos autores. En verdad, dicha denominación, cuyo significado es más amplio, se les aplicaba a escritores cualesquiera, incluidos los oradores y los escritores de historia fabulosa, no muy diferentes de los mitógrafos. Porque los primeros historiadores solían tratar el origen del mundo y el progreso de las cosas humanas, no menos que las narraciones de los poetas y los cuentos populares, de buena fe y sin distinguir lo verdadero de lo falso. Hay otros, además, llamados horógrafos (ὡρογράφοι), a partir de los anales (ὥροις), quienes esbozaban la historia de su tiempo según la autoridad de los anales71.

hablan Plutarco72 , Tácito73 y Suetonio74. De él dice elocuentemente Plutarco75 que, entre todos los reyes que trataron de reducir a historia los hechos, es el mejor ( Ἰόβα τοῦ πάντων ἱστορικοτάτου Βασιλέων). Escribió, en efecto, una historia romana que usó el mismo Plutarco. Mas tal libro no ha llegado a nuestros días, ni otro del mismo autor en que ofrecía una descripción de África, elogiado por Plinio76. Una historia universal, principiada por Timeo y Polibio, fue terminada por Posidonio Apameense, discípulo de Panecio, aplaudida por Estrabón77, Luciano78, Cicerón79 y otros: 52 libros que alcanzan hasta la época de Pompeyo Magno, bajo el título Continuación de Polibio (τὰ μετὰ Πολύβιον). No se puede omitir a Agatárquides de Cnido, autor de Historia asiática y europea (τὰ Ἀσιατικά - τὰ Εὐρωπαϊκά), a partir de Alejandro y los Diádocos, a más de una descripción del mar Eritreo. Estrabón80, Ateneo81, Plutarco82 y Focio83 lo mencionan. Casi cien años después de Polibio, Dionisio de Halicarnaso, el paisano de Heródoto, como advirtiera que la mayoría de los griegos eran ignorantes de los asuntos romanos, escribió en la misma Roma una Arqueología romana (ἀρχαιολογίαν Ῥωμαϊκήν) para educarlos. Autor el más rico sobre asuntos e instituciones civiles, y sobre la antigüedad romana, tomando de los escritores romanos la materia y de los griegos los adornos. Imita72. Vit. M. Anton. cap. 87. 73. Annal. lib. IV. caps. 5 y 23. 74. Vit. Caligul. cap. 26. 75. Vit. Sertor. cap. 9. 76. Histor. natur. lib. VI. cap. 27; lib. VIII. cap. 3 ss. 77. Geograph. lib. XIV pp. 653 ss. y otros lugares. 78. Macrob. cap. 20. 79.. Ad Attic. lib. II, epist. 1; De offic. lib. III. cap. 2; De natur. deor. lib. 1. cap. 3. 80. Geograph. lib. XVI. p. 779. 81. Deipnosophist. lib. IV. p. 155, c y otros lugares. 82. Sympos. cap. 8, 9, 3. 83. Bibliothec. Cod. 213.

Vale la pena en este lugar hacer mención de Juba el menor, rey de Numidia, de quien

69.. Histor. bell. Peloponnes. lib. I. cap. 21. 70.. ibid. loc. cit. 71.. Cfr. Plutarch. De malignit. Herodot. cap. 36; Hesych. Lexic. s. v. ᾡρογράφος

12

Interior Linguarium24 agosto.indd 12

03/12/2012 11:37:20 a.m.


Linguarium

res romanos alcanzó los más altos honores. Del conjunto de sus obras, que compuso a fuer de asiduo lector de los antiguos autores, destacamos, en relación con nuestro tema, las Vidas paralelas de griegos y romanos ilustres, en 44 libros. Tomadas de varios autores, trabajadas en estilo elegante, con autenticidad completa, muy útiles para enseñar o como pura diversión. No menor gracia hay en sus obras llamadas Morales, a saber, unas disertaciones populares sobre los vicios, las virtudes y la literatura comunes, en todo lo cual brilla una noble pureza de espíritu y un infinito acopio de enseñanza, sazonado con cierto buen humor.

dor de Polibio en la disposición de palabras, pero muy dedicado a la gloria de los romanos y al plan que había asumido de ennoblecer lo romano con un origen griego, también muy propicio a opiniones temerarias. Existen los primeros once libros de la arqueología, en que Dionisio ilustró los hechos desde la fundación de la Ciudad hasta las guerras Púnicas; de ellos el décimo y undécimo no están completos, los nueve últimos se fueron perdiendo con el paso del tiempo. Diodoro Sículo, contemporáneo de Dionisio de Halicarnaso, formó una historia universal a partir de muchos autores griegos y romanos a quienes sigue a ciegas, a menudo sin distingo de lo falso y lo verdadero, incapaz, en fin, de ordenar y disponer semejante obra. Tituló con tino aquella obra Biblioteca histórica (βιβλιοθήκην ἱστορικήν), compuesta de 40 libros, de los cuales tenemos los cinco primeros y los que van del undécimo al vigésimo.

Muchos ilustraron la historia romana. Flavio Arriano Nicomedense, discípulo de Epicteto, cronista de las guerras de los romanos, bajo el mando de Trajano, contra los partos (Παρθικά) y de la Historia de la provincia de Bitinia (Βιθυνιακά), además de otros trabajos que han llegado hasta nuestra época. Explicó las hazañas de Alejandro en los siete libros de Anábasis, en que tomó el nombre de Jenofonte el joven (τοῦ νέου Ξενοφῶντος), más una historia india (τῇ Ἰνδικῇ scil. ξυγγραφῇ o bien τοῖς Ἰνδικοῖς). Registró los preceptos estoicos transmitidos por Epicteto –según testimonio de Luciano 84 y Suidas 85 –, con la publicación de cuatro libros de Disertaciones de Epicteto y de su Manual (ἐγχειρίδιον). Súmanse a ellos un periplo del Ponto Euxino o descripción de la navegación y otros tantos de arte táctica y de cacería. Apiano Alejandrino trató las hazañas guerreras de los romanos aparte de la historia general romana ( Ῥωμαϊκῶν - ἱστορίας Ῥωμαϊκῆς), en 24 libros, describiendo las provincias una por una. Dion Casio Coceyano, Niceense, nieto de Dion Crisóstomo, vivió en

Flavio Josefo, judío noble de una familia de sacerdotes, descolló por la elegancia de su ciencia no solo entre sus paisanos sino en tierras extranjeras. Trató los acontecimientos desde las memorias más remotas hasta el tiempo de Nerón, a más de otras antigüedades. Escribió una Arqueología o antigüedades judías, en 20 libros, 7 de la Guerra judía, 2 Contra Apión, en que se ocupa de puntos históricos del pueblo judío. De la misma raza, pero de época un poco anterior, Filón, nacido en Alejandría, muy versado en lengua griega, ilustró la ciencia patria con la sutileza platónica, al punto que se le llamara Platón judío (Πλάτων ἰουδαΐζων). Sus obras de tema histórico son, poco más o menos: una Embajada a Cayo, una Contra Flaco y una Vida de Moisés. Del mismo tiempo fue Plutarco Queronense, varón de pura doctrina y notable elocuencia, educado en Atenas por el filósofo Amonio, quien con el favor de los emperado-

84 Alexiphan. cap. 2. 85 Lexic. Ἀρριανός.

13

Interior Linguarium24 agosto.indd 13

03/12/2012 11:37:20 a.m.


Roma y allí escribió la historia de la Ciudad Eterna, en 80 libros, desde el origen hasta su tiempo sin solución de continuidad, corrompido por su inclinación al partido senatorial, por el menosprecio de la fama ajena y por la religión. La mínima parte que subsiste de la obra, esto es, 21 libros, con que apenas podríamos juzgar de lo que se ha perdido, de no ser porque Juan Jifilino de Trebisonda y Zonaras de Constantinopla entresacaron, de aquellos libros que el tiempo borró, lo que les pareció digno de conocerse. Finalmente, Herodiano, quien se ocupó en el periodo que va desde la muerte de Marco Aurelio hasta los principios del gobierno de Gordiano tercero, en ocho libros (τῆς μετὰ Μάρκον ἱστοριῶν βασιλείας βιβλίοις ὀκτώ), más cercano a la verdad que al arte.

poco espacio, en lo reciente se detuvo, su estilo fue elegante con respecto de su época. De espíritu exacerbado contra los lujos de los emperadores cristianos y el clero, como quien se duele del menosprecio de las religiones populares y no deja de censurar los vicios del pueblo y la degeneración del mundo. Los Padres de la Iglesia a que aquí se hace referencia: Eusebio, Teodoreto y Sozómeno, completamente ignorantes de las leyes, instituciones, milicia y situación del erario y puestos a escribir sobre la cosa pública con poca prudencia, muy atentos a la baja adulación de los emperadores cristianos y demasiado inclinados por su partido y su aplauso, por todo ello no se les juzgaba dignos del nombre de historiadores y privados del arte de la escritura de la Historia. Así mismo, paso en silencio a Juan Zonaras, Nicetas Coniates, Nicéforo Grégoras, Laónico Calcondilas y muchos otros autores de historia bizantina, que no se sirvieron de la lengua griega antigua sino de la corrupta bizantina.

El último de los escritores griegos del género, no por virtud sino por edad, fue Zósimo. Empezó con Augusto y se extendió hasta el año 16.o del gobierno de Honorio, en seis libros (νέας ἱστορίας βιβλίοις ἕξ); a lo remoto le dio

14

Interior Linguarium24 agosto.indd 14

03/12/2012 11:37:21 a.m.


Linguarium

RELACIÓN DE LA SOLEMNIDAD CON QUE SE INSTALÓ Y ABRIÓ EL CURSO DE ARTES EN EL COLEGIO REAL Y SEMINARIO DE POPAYÁN EN LOS DÍAS 18 Y 19 DE OCTUBRE DE 1818 86

Diana Marcela Gutierrez Guauta 87 EL PROFESOR EN LENGUA LATINA D. MANUEL JOSE URRUTIA DIJO LA SIGUIENTE ORACIÓN. (PP. 26-27)

Magnus ab integro saeclorum nascitur ordo Jam nova progenies coelo demittitur alto. Virg. ecl. 4. V. 5. Et 7.

Interior Linguarium24 agosto.indd 15

03/12/2012 11:37:21 a.m.


V

ENIT tandêm nobisque candidissima, et valdè felix illûxit illa dies, tamdiù, tantoque studio praeoptata, quâ ( Dei optimi maximi, vestraeque, praeclarissime, ac reverendissime Dómine, munificentiae auspiciis, ) Minervae délubrum, quô majores nostri, nosque metipsi dulces, et salúbres scientiarum fructus quondam decérpimus, quodque ab horribile, et nefándo Marte jam dudúm súbito furóre dejectum, magno utiquè dolore nostro proculcatum jacêbat, rursus erectum, novoque, et ampliori fulgore reparatum, é púlvere tenebrarumque bárathro, nitidissimum ejus caput, máxima laetitia affecti, extóllere tandèm in sublime viderémus. Venit, inquam, fortunata dies, quâ, scientia de imperitia, véritas de mendacio, errorum calígine propulsata, triumpharet. Nunc equidèm Popajanensi Provinciae de sua felicitate gloriari licébit: nunc sapientes ejius alumnos, quos edet labentibus annis, jactare in astraque ferre óptimo jûre póterit; philósophos nempè, qui, veritatis detegendae, et á sophistarum commentis secernendae, certíssimas régulas tradant, rerum primordia, humanae mentis originem, substantiam, múnera, et eximium finem ostendant, coeli deniquè, et terrae phaenómena perscrutentur: theólogos, qui Dei existentiam, naturam, attributa, et perfectiones, nec non Christi mysteria, et viam salutis caeteris edóceant, orthodoxamque doctrinam adversùs spurcissima haeresum monstra fortitèr propugnent: jurisconsultos, qui légibus studéntes, genuinum sensum illis reddant, equum ab iniquo discernant, justitiam contra nequitiae dolos prótegant, scélerum paenas et virtutum praemia reposcant. Hinc recti júdices, hinc próvidi, prudentesque magistratus, hic boni cives amantes patriae, in commune consulentes, regum, et praefectorum potestáti submisi, hinc sollíciti parentes, liberi ingenui, hinc deniquè venerabiles, atque pii sacerdotes veniunt. ¡O quam multa, quantaque múnera ab uno tantùm jugitèr profluentia! Enimvèro: 8687

Si vox in frágili mihi péctore firmior aere Pluraque cum lingüis pluribus ora forent; Non tamèn idcircò compléterer omnia verbis: Materia vires exuperante meas.

Satis igitùr, affatimque cum Mantuano Vate dicam: Magnus ab intégro saeclorum nàscitur ordo Jam nova progenies caelo demittitur alto.

Tibi ergò magna laus, honor et gloria, sapientissime ac reverendissime Antistes noster, tibi etenìm magnifica haec dona velùt jàm accepta referimus, et à munificentia vaestra, anquam ribuli ab ubérrimo fonte ad nos usquè decurrum. Ex quo enim próvidens Deus, orbitatem nostram, atquè aerumnas miseratus, beneficentissimis vestris mánibus istíus Dioecesis regimen aptissimè crédidit, protinùs paternalis vestra sollicitudo eò praecipuè tetendit, ut scientiarum domum penè duobus lustris labefactam, obscuratamque, nedùm in pristinum; verùm etiam in splendidiorem statum propiis sumptibus revocaret. Vixque ad hanc urbem, Deo juvante, felicitèr pervéneras, cum in hoc praestansissimum opus ardentissimè totisque viribus prae caeteris incubuisti, donèc scopum et á te 86 Ximénez de Enciso y Cobos Padilla, Salvador (1918) Relación de la solemnidad con que se abrió e instaló el curso de artes en el Colegio Real y Seminario de Popayán en los dias 18 y 19 de octubre de 1818. Popayán: Imprenta del Gobierno. (Digital. Bogotá : Biblioteca Nacional de Colombia, 2011. Recurso en línea).   87 Estudiante de Español y Filología Clásica, Universidad Nacional de Colombia.

16

Interior Linguarium24 agosto.indd 16

03/12/2012 11:37:21 a.m.


Linguarium

et á nobis summoperè optatum brevi ádmodum temporis decursu adeptus es. At verò, si tibi, pro tantis meritis, grates persólvere dignas haud opis est nostrae, saltem mémoris ánimi certissima pígnora omni tempori libentèr dábimus, gratissimumque nomen vestrum, córdibus nostris, seraeque posteritatis, àltiùs quam mármore pario, aereve corinthio incissum, per saecula vivet, aeternumque manebit. (pp.26-27)

[Versión al Castellano] la mente humana, la substancia, los oficios, y mostrarán el excelente límite, y luego examinarían los fenómenos del cielo y de la tierra: atribuidos a los teólogos, quienes la existencia de Dios, la naturaleza y las perfecciones, y también los misterios divinos de Cristo y el camino de la salvación enseñarían a los otros, y los más inmundos monstruos de las sectas se lanzarían fuertemente a la lucha contra la doctrina ortodoxa: a los abogados, quienes poniendo empeño en las leyes, devolverán la genuina percepción a aquellos, separarán lo justo de lo inicuo, protegerán la justicia contra los artificios de maldad, reclamarán los castigos de los crímenes, y los premios de las virtudes. Aquí vienen jueces de lo recto, allí de lo cauto, y magistraturas prudentes, aquí buenas ciudades amantes de la patria, que deliberan en común, puestas debajo de la potestad de los reyes y los prefectos, allí padres inquietos, niños nativos, aquí finalmente dignos de respeto, y sacerdotes benevolentes. ¡Oh cuán grandes y cuántos servicios fluyendo desde uno solo tan continuamente! Sí verdaderamente:

Gran orden nace desde lo íntegro de los siglos, ya nuevo linaje es enviado desde lo alto del cielo. Virg. ecl. 4. v. 5. et 7.

Y por fin viene brillantísimo para nosotros, y aquel día relució muy feliz, durante tanto tiempo, y elegido con tanto esfuerzo, en algún modo templo de Minerva (del máximo y más bueno Dios, y con los auspicios de vuestra munificencia, ilustrísimo, y reverendísimo señor), donde los más grandes de nosotros, y nosotros mismos antiguamente reunimos dulces y saludables frutos de las ciencias, cada cosa desde el horrible y atroz Marte ya antes súbitamente derribada con furor, y que con gran dolor nuestro yacía hollada, por el contrario erigida, y restaurada con un nuevo y más amplio fulgor, desde el polvo y el abismo de la oscuridad, habríamos visto salir al final en lo sublime la cabeza brillantísima de éste, máxima felicidad del afectado. Viene, digo, próspero día, por cuanto, la ciencia desde la inexperiencia, la verdad desde la mentira, desde la neblina evitada de los errores, habría triunfado. Ahora en verdad en la provincia de Popayán será valorado gloriarse de su felicidad: ahora a los alumnos que saben de esto, a los que reparte en los años que se hunden, podrá lanzar hacia los astros y llevar en óptima justicia; a los filósofos ciertamente, quienes, de la verdad descubrible, y desde las invenciones de la rompible de los sofistas, entregarán ciertísimas reglas, el origen de las cosas, el origen de

Si la voz en mi pecho frágil, fuera más firme que el metal y muchas bocas hubiera con más lenguas; por eso sin embargo no abrazaría todas las cosas con palabras: por la materia que se acumula a mis fuerzas.

Entonces bastante y suficientemente diré con el vidente Mantuano: Gran orden nace desde lo íntegro de los siglos, ya nuevo linaje es enviado desde lo alto del cielo.

17

Interior Linguarium24 agosto.indd 17

03/12/2012 11:37:21 a.m.


Por consiguiente para ti gran elogio, honor y gloria, sapientísimo y reverendísimo Supervisor nuestro, y ciertamente para ti estos magníficos regalos al igual que llevamos de nuevo los ya aceptados, y desde la munificencia vuestra, así como los riachuelos continuamente fluyen desde la rica fuente hacia nosotros. Desde la cual en efecto el providente Dios, que se compadece de nuestra senda y necesidades, en vuestras manos beneficentísimas confió muy bien la dirección de esta Diócesis, constantemente vuestra solicitud paternal se extendió especialmente por esto, tal como a la casa de las ciencias casi derribada por dos sacrificios, y obscurecida, mucho más en lo antiguo; verdaderamente también volvería a llamar hacia más espléndido estado

con los gastos propios. Y con dificultad hacia esta ciudad, con Dios que ayuda, felizmente habías llegado, cuando estuviste en esta excelentísima obra ardentísimamente con todos y antes de los otros hombres, mientras el objetivo deseado por ti y por nosotros con el mayor cuidado en el decurso de un muy breve tiempo obtuviste. Y verdaderamente, si para ti, antes de tantas ganancias, no es de nuestra fuerza dar dignas gracias, salvo ciertísimas promesas del recuerdo del alma daremos en todo tiempo gustosamente, y gratísimo nombre vuestro, en nuestros corazones, y en una hora tardía de la posteridad, más alto que el mármol hago igual, o grabado con aire corintio, que vivirá por los siglos, y permanecerá eterno.

18

Interior Linguarium24 agosto.indd 18

03/12/2012 11:37:21 a.m.


Linguarium

EPIGRAMAS: Amores clandestinos 88

Agathias Scholasticus 89

Yesenia Rincón

90

Epigrama 289 289. ΑΓΑΘΙΟΥ ΣΧΟΛΑΣΤΙΚΟΥ ῾Η γραῦς ἡ τρικώρονος, ἡ ἡμετέρους διὰ μόχθους μοίρης ἀμβολίην πολλάκι δεξαμένη, ἄγριον ἦτορ ἔχει, καὶ θέλγεται οὒτ᾽επὶ χρυσῷ, οὒτε ζωροτέρῳ μείζονι κισσυβίῳ· τὴν κούρην δ᾽ αἰεὶ περιδέρκεται· εἰ δέ ποτ᾽αὐτὴν ἀθρήσει κρυφίοις ὄμμασι ῥεμβομένην, ἆ μέγα τολμήεσσα ῥαπίσμασιν ἀμφὶ πρόσωπα πλήσσει τὴν ἁπαλὴν οἰκτρὰ κινυρομένην, εἰ δ᾽ ἐτεὸν τὸν Ἄδωνιν ἐφίλαο, Περσεφόνεια, οἴκτειρον ξυνῆς ἄλγεα τηκεδόνος. ἔστω δ᾽ ἀμφοτέροισι χάρις μία· τῆς δὲ γεραιῆς ῥύεο τὴν κούρην, πρίν τι κακὸν παθέειν.

10

EPIGRAMAS: AMORES CLANDESTINOS 88 Agathias Scolasticus89 Yesenia Rincón90

88 W. R. Paton. (1953) The Greek Anthology. Volume I. Book V. 289 y 294. London: Harvard University Press. 89 Durante el curso de Lírica Griega dictado por el profesor Sebastián Páramo en la Universidad Nacional de Colombia y a lo largo del segundo semestre del año 2010, se trabajaron estos poemas junto a otras composiciones del mismo género, cuya recopilación se denominó Παρακλαυσίθυρον, a saber, declamaciones a manera de serenata producidas por los poetas para las jóvenes amadas, quienes eran custodiadas por los muros de su hogar y la protección asidua de algún custodio. 90 Estudiante de la carrera de Español y Filología Clásica, Universidad Nacional de Colombia.

Interior Linguarium24 agosto.indd 19

03/12/2012 11:37:21 a.m.


La anciana, tan decrépita como el más viejo cuervo, quien por nuestras penas aguarda asiduamente la demora del destino, La anciana, tan decrépita como el más viejo cuervo, quien posee un salvaje corazón y no se aplaca ni al precio del oro por nuestras penas aguarda asiduamente la demora del destino, ni al del muy puro y ybueno. posee uncáliz salvaje corazón no se aplaca ni al precio del oro ni al del cáliz muy puro y bueno. Observa siempre a la joven y si alguna vez ve a ésta Observa siempre a la joven y si alguna vez ve a ésta ser ser turbada turbada por por miradas miradas clandestinas, clandestinas, ¡Ay en en gran gran manera manera sufrida! sufrida! con con bofetadas bofetadas alrededor alrededor de de su su rostro rostro ¡Ay golpea a la delicada, quien soporta lo lamentable. golpea a la delicada, quien soporta lo lamentable. Si en verdad Perséfone amaba a Adonis, piedad tendrían de las penas nuestro esfuerzo mutuo. Si en verdad Perséfone amabade a Adonis, ¡Que para ambos una alegría se conceda! De la vieja piedad tendrían de las penas de nuestro esfuerzo mutuo. aparta a mi doncella, antes de algo perverso sufrir. ¡Que para ambos una alegría se conceda! De la vieja aparta a mi doncella, antes de algo perverso sufrir.

20

Interior Linguarium24 agosto.indd 20

03/12/2012 11:37:22 a.m.


Linguarium

294. ΑΓΑΘΙΟΥ ΣΧΟΛΑΣΤΙΚΟΥ ῾Η γραῦς ἡ φθονερὴ παρεκέκλιτο γείτονι κούρῃ

294. ΑΓΑΘΙΟΥ ΣΧΟΛΑΣΤΙΚΟΥ δόχμιον ἐν λέκτρῳ νῶτον ἐρεισαμένη, ῾Η γραῦςὥςἡ τις φθονερὴ παρεκέκλιτο κούρῃ προβλὴς ἔπαλξις ἀνέμβατος· γείτονι οἷα δὲ πύργος δόχμιον ἐν λέκτρῳ νῶτον ἐρεισαμένη, ἔσκεπε τὴν κούρην ἁπλοῒς ἐκταδίη· προβλὴς ὥς τις ἔπαλξις ἀνέμβατος· οἷα δὲ πύργος καὶ σοβαρὴἔσκεπε θεράπαινα πύλας σφίγξασα μελάθρου τὴν κούρην ἁπλοῒς ἐκταδίη· καὶ σοβαρὴ θεράπαινα πύλας σφίγξασα μελάθρου κεῖτο χαλικρήτῳ νάματι βριθομένη. κεῖτο χαλικρήτῳ νάματι βριθομένη. ἔμπης ἔμπης οὔ οὔ μ᾽ μ᾽ ἐφόβησαν· ἐφόβησαν· ἐπεὶ ἐπεὶ στρεπτῆρα στρεπτῆρα θυρέτρου θυρέτρου χερσὶν ἀδουπήτοις βαιὸν ἀειράμενος, χερσὶν ἀδουπήτοις βαιὸν ἀειράμενος, φρυκτοὺς αἰθαλόεντας ἐμῆς ῥιπίσμασι λώπης φρυκτοὺς αἰθαλόεντας ἐμῆςἐνῥιπίσμασι ἔσβεσα· καὶ διαδὺς λέχριος θαλάμῳ λώπης τὴν ἔσβεσα· φύλακα καὶ κνώσσουσαν ὑπέκφυγον· ἦκα δὲ λέκτρου διαδὺς λέχριος ἐν θαλάμῳ νέρθεν ὑπὸ σχοίνοις γαστέρι συρόμενος, τὴν φύλακα κνώσσουσαν ὑπέκφυγον· ἦκα δὲ λέκτρου ὠρθούμην κατὰ βαιόν, ὅπῃ βατὸν ἔπλετο τεῖχος· ἄγχι δὲ ὑπὸ τῆς κούρης νέρθεν σχοίνοιςστέρνον γαστέριἐρεισάμενος, συρόμενος, μαζοὺς μὲν κρατέεσκον· ὺπεθρύφθην δὲ προσώπῳ, ὠρθούμην κατὰ βαιόν, ὅπῃ βατὸν ἔπλετο τεῖχος· μάστακα πιαίνων χείλεος εὐαφίῃ. ἄγχιμοι δὲ τῆς κούρης καλὸν στέρνον ἐρεισάμενος, ἦν δ᾽ ἄρα τὰ λάφυρα στόμα, καὶ τὸ φίλημα σύμβολον ἐννυχίης εἶχον ἀὲθλοσύνης. μαζοὺς μὲν κρατέεσκον· ὺπεθρύφθην δὲ προσώπῳ, οὔπω δ᾽ ἐξαλάπαξα φίλης πύργωμα κορείης, πιαίνων χείλεος εὐαφίῃ. ἀλλ᾽μάστακα ἔτ᾽ ἀδηρίτῳ σφίγγεται ἀμβολίῃ. ἢντὰἑτέροιο μόθου στήσωμεν ἀγῶνα, ἦν δ᾽ ἔμπης ἄρα μοι λάφυρα καλὸν στόμα, καὶ τὸ φίλημα ναὶ τάχα πορθήσω τείχεα παρθενίης, ἐννυχίηςἐπάλξιες. εἶχον ἀὲθλοσύνης. οὐ δ᾽σύμβολον ἔτι με σχήσουσιν ἢν δὲ τυχήσω, στέμματα σοὶ πλέξω, Κύπρι τροπαιοφόρε. οὔπω δ᾽ ἐξαλάπαξα φίλης πύργωμα κορείης, ἀλλ᾽ ἔτ᾽ ἀδηρίτῳ σφίγγεται ἀμβολίῃ.

5 5

10 10

15

15 20

20

ἔμπης ἢν ἑτέροιο μόθου στήσωμεν ἀγῶνα, ναὶ τάχα πορθήσω τείχεα παρθενίης, οὐ δ᾽ ἔτι με σχήσουσιν ἐπάλξιες. ἢν δὲ τυχήσω, στέμματα σοὶ πλέξω, Κύπρι τροπαιοφόρε.

21

Interior Linguarium24 agosto.indd 21

03/12/2012 11:37:22 a.m.


La anciana, la envidiosa, se encontraba recostada apoyando su curvada espalda en el lecho junto a la joven, cual muralla que sobresale inaccesible, y como fortaleza cubría a la joven un sencillo manto. También la ruidosa mucama, tras cerrar la puerta91 del hogar, yacía pesada por el vino puro. Aun así, no me intimidé. Cuando las puertas del hogar con manos silentes poco a poco removí, las antorchas humeantes con soplidos de mi manto yo extinguí. Deslizándome y acostado en el lecho de la centinela que dormía me escabullí. Entonces, tras deslizarme suavemente con el vientre abajo del lecho y bajo juncos, poco a poco me levanté donde la muralla es accesible. Y, apoyando mi pecho cerca de la joven, tomé sus senos. Con su rostro me enternecí, mientras con suavidad deleitaba los labios de mi boca. Sin duda, un premio era para mí su hermosa boca y el beso obtuve como indicio de mi noctívaga pugna. De ningún modo saqueé la fortaleza de mi amada joven, al contrario está cerrada por mi lucha postergada. No obstante, si de otra lucha suscito un combate, sí, derribaré pronto el alcázar de su castidad y ya las almenas no me detendrán. Si suerte tengo, dispondré a ti coronas, Oh! Victoriosa Afrodita.

91 στρεπτῆρα, acus. sg. m. de la palabra στρεπτήρ, ῆρος, ὁ se refiere más propiamente a lo que tal vez se asocia a la bisagra, gozne o pernio de una puerta actual, ya que era el mecanismo que permitía abrir o cerrar ésta a manera de giro

22

Interior Linguarium24 agosto.indd 22

03/12/2012 11:37:22 a.m.


Linguarium

Ronda

92

Theocritus 93

Jenny Andrea Rojas Díaz

94

9293 94

ΘΕΟΚΡΙΤΟΥ ΚΩΜΟΣ Κωμάσδω ποτὶ τὰν Ἀμαρυλλίδα, ταὶ δέ μοι αἶγες βόσκονται κατ’ ὄρος, καὶ ὁ Τίτυρος αὐτὰς ἐλαύνει. Τίτυρ’, ἐμὶν τὸ καλὸν πεφιλημένε, βόσκε τὰς αἶγας, καὶ ποτὶ τὰν κράναν ἄγε, Τίτυρε· καὶ τὸν ἐνόρχαν, τὸν Λιβυκὸν κνάκωνα, φυλάσσεο μή τυ κορύψῃ.       Ὦ χαρίεσσ’ Ἀμαρυλλί, τί μ’ οὐκέτι τοῦτο κατ’ ἄντρον παρκύπτοισα καλεῖς, τὸν ἐρωτύλον; ἦ ῥά με μισεῖς; ἦ ῥά γέ τοι σιμὸς καταφαίνομαι ἐγγύθεν ἦμεν, νύμφα, καὶ προγένειος; ἀπάγξασθαί με ποησεῖς. ἠνίδε τοι δέκα μᾶλα φέρω· τηνῶθε καθεῖλον ὧ μ’ ἐκέλευ καθελεῖν τύ· καὶ αὔριον ἄλλα τοι οἰσῶ. θᾶσαι μάν. θυμαλγὲς ἐμὶν ἄχος. αἴθε γενοίμαν ἁ βομβεῦσα μέλισσα καὶ ἐς τεὸν ἄντρον ἱκοίμαν, τὸν κισσὸν διαδὺς καὶ τὰν πτέριν ἅ τυ πυκάσδει.

5

10

92 Gow, A. S. F. [ed.] (1965) Theocritus, vol. 1. Cambridge: Cambridge University Press. 93 El kîmoj de Teócrito (Siracusa, 310 a. C. - 260 a. C.), es un breve idilio en el cual un cabrero le va a dar una serenata a su amada. El kîmoj es una correría callejera por la que los mozos un poco ebrios llegaban a cantar con guirnaldas y antorchas a las puertas de las casas de sus amadas; estas rondas pertenecen a los paraklausíthyra puesto que van cargadas de reclamos y lamentaciones amorosas. También estas canciones se dan en escenarios nocturnos, pero el mismo Teócrito cambia lo habitual al escenario del día, quizás con alguna intención burlesca. 94 Estudiante de la carrera de Español y Filología Clásica, Universidad Nacional de Colombia.

23

Interior Linguarium24 agosto.indd 23

03/12/2012 11:37:23 a.m.


νῦν ἔγνων τὸν Ἔρωτα· βαρὺς θεός· ἦ ῥα λεαίνας μαζὸν ἐθήλαζεν, δρυμῷ τέ νιν ἔτραφε μάτηρ, ὅς με κατασμύχων καὶ ἐς ὀστίον ἄχρις ἰάπτει. ὦ τὸ καλὸν ποθορεῦσα, τὸ πᾶν λίθος, ὦ κυάνοφρυ νύμφα, πρόσπτυξαί με τὸν αἰπόλον, ὥς τυ φιλήσω ἔστι καὶ ἐν κενεοῖσι φιλήμασιν ἁδέα τέρψις.

15

20

τὸν στέφανον τῖλαί με κατ’ αὐτίκα λεπτὰ ποησεῖς, τόν τοι ἐγών, Ἀμαρυλλὶ φίλα, κισσοῖο φυλάσσω, ἀμπλέξας καλύκεσσι καὶ εὐόδμοισι σελίνοις. ὤμοι ἐγών, τί πάθω, τί ὁ δύσσοος; οὐχ ὑπακούεις. τὰν βαίταν ἀποδὺς ἐς κύματα τηνῶ ἁλεῦμαι, ὧπερ τὼς θύννως σκοπιάζεται Ὄλπις ὁ γριπεύς· καἴ κα δὴ ‘ποθάνω, τό γε μὲν τεὸν ἁδὺ τέτυκται. ἔγνων πρᾶν, ὅκα μοι, μεμναμένῳ εἰ φιλέεις με, οὐδὲ τὸ τηλέφιλον ποτεμάξατο τὸ πλατάγημα, ἀλλ’ αὔτως ἁπαλῷ ποτὶ πάχεϊ ἐξεμαράνθη. εἶπε καὶ Ἀγροιὼ τἀλαθέα κοσκινόμαντις, ἁ πρᾶν ποιολογεῦσα παραιβάτις, οὕνεκ’ ἐγὼ μέν τὶν ὅλος ἔγκειμαι, τὺ δέ μευ λόγον οὐδένα ποιῇ. ἦ μάν τοι λευκὰν διδυματόκον αἶγα φυλάσσω, τάν με καὶ ἁ Μέρμνωνος ἐριθακὶς ἁ μελανόχρως αἰτεῖ· καὶ δωσῶ οἱ, ἐπεὶ τύ μοι ἐνδιαθρύπτῃ. ἅλλεται ὀφθαλμός μευ ὁ δεξιός· ἆρά γ’ ἰδησῶ αὐτάν; ᾀσεῦμαι ποτὶ τὰν πίτυν ὧδ’ ἀποκλινθείς, καί κέ μ’ ἴσως ποτίδοι, ἐπεὶ οὐκ ἀδαμαντίνα ἐστίν. Ἱππομένης, ὅκα δὴ τὰν παρθένον ἤθελε γᾶμαι, μᾶλ’ ἐν χερσὶν ἑλὼν δρόμον ἄνυεν· ἁ δ’ Ἀταλάντα ὡς ἴδεν, ὣς ἐμάνη, ὣς ἐς βαθὺν ἅλατ’ ἔρωτα. τὰν ἀγέλαν χὠ μάντις ἀπ’ Ὄθρυος ἆγε Μελάμπους ἐς Πύλον· ἁ δὲ Βίαντος ἐν ἀγκοίναισιν ἐκλίνθη μάτηρ ἁ χαρίεσσα περίφρονος Ἀλφεσιβοίας.

τὰν δὲ καλὰν Κυθέρειαν ἐν ὤρεσι μῆλα νομεύων οὐχ οὕτως Ὥδωνις ἐπὶ πλέον ἄγαγε λύσσας, ὥστ’ οὐδὲ φθίμενόν νιν ἄτερ μαζοῖο τίθητι; ζαλωτὸς μὲν ἐμὶν ὁ τὸν ἄτροπον ὕπνον ἰαύων Ἐνδυμίων· ζαλῶ δέ, φίλα γύναι, Ἰασίωνα,

25

30

35

40

45

50

24

Interior Linguarium24 agosto.indd 24

03/12/2012 11:37:23 a.m.


Linguarium

ὃς τόσσων ἐκύρησεν, ὅσ’ οὐ πευσεῖσθε, βέβαλοι. Ἀλγέω τὰν κεφαλάν, τὶν δ’ οὐ μέλει. οὐκέτ’ ἀείδω, κεισεῦμαι δὲ πεσών, καὶ τοὶ λύκοι ὧδέ μ’ ἔδονται. ὡς μέλι τοι γλυκὺ τοῦτο κατὰ βρόχθοιο γένοιτο. 95

RONDA DE TEÓCRITO 96 Voy por las calles cantando y bailando por Amaryllis, pues las cabras se me alimentan en el monte, y Tityros las guía. Tityros, buen amigo mío: “pastorea las cabras, Tityros, y llévalas hacia la fuente y vigila al macho cabrío, el amarillo Libio, para que no te cornee”.

5

¡Oh encantadora Amaryllis! ¿Por qué ya no me llamas cariño asomándote por este cuarto? ¿O acaso me aborreces? ¿O acaso, jovencita, te parezco de cerca que soy chato y barbudo? Tú harás que me ahorque. ¡Mira! te traigo diez manzanas, desde allí las cogí 97 de donde tú me animaste a cogerlas, y mañana traeré otras para ti. En verdad mírame. Tengo mi corazón afligido. Ojalá fuera una zumbante abeja y pudiera venir hasta tu cama, librándome de la Hiedra y el Helecho con el que te cubres.

10

Hace poco conocí a Eros, es un dios severo, ciertamente él amamantaba el pecho de una leona, esa madre le criaba en el bosquecillo, este el que quemándome a fuego lento también me hiere hasta los huesos. ¡Oh! Tú que miras bellamente, toda dura como una piedra ¡Oh! jovencita, oscura de cejas, abrázame a mí, tu cabrero, para que te bese. También hay un dulce placer en los besos vacíos.

15

20

Harás que yo inmediatamente destroce la corona en pequeños pedazos, la que yo, querida Amaryllis, adornaré de Hiedra para ti, después de haberla tejido con flores y con un perejil oloroso.

95 Este texto está construido en dialecto dórico y sus versos en hexámetro dactílico. 96 AD. TH. ARM. Frizsche. Teocriti. Idyllia, comentariis criticis atque exegeticis; Lipsiae. 97 El cabrero va a regalar una manzanas a su querida, pues para los antiguos griegos las manzanas eran símbolos eróticos y darle una manzana a alguien era “declararle su amor”; estos símbolos fueron de gran importancia en la mitología griega como en el juicio de Paris.

25

Interior Linguarium24 agosto.indd 25

03/12/2012 11:37:23 a.m.


¡Ay de mí! ¿Por qué debo sufrir? ¿Por qué soy difícil de ser salvado? No me escuchas. Cuando me quite la zamarra, allí saltaré hacia las olas, 25 donde Olpis el pescador acecha a los atunes. Aun si no muriera, esto sería para ti un placer. Yo lo supe antes, cuando el telephilon a mí no se pegó 98 con un crujido, que he pensado si me quieres, pero se marchitó en mi suave codo, inútilmente. 30 También la campesina a través del tamiz me dijo la verdad, la que antes fue espigadora, porque soy del todo devoto a ti, pues tú no me compones ninguna poesía. ¡Anda pues! Yo guardo para ti una cabra blancuzca que pare gemelos, la que también me pide la jornalera de Mermnón, la morenita; pues se la daré, ya que tú eres mojigata conmigo.

35

Mi ojo derecho salta ¿O acaso la veré a ella? Cantaré junto al pino, reclinado de esta manera y quizás ella me pueda mirar, puesto que ella no es de acero. Cuando Hipómenes quería casarse con la doncella, cogiendo en las manos las manzanas, ganó la carrera y Atalanta después que le vio, se enloqueció y se lanzó hacia él en un amor profundo. Melampo el adivino guiaba el rebaño desde Othrys hacia Pylos, Y la madre de la prudente Alfesibea, se recostó en los brazos de Biante.

40

45

¿Y acaso Adonis que apacentaba el rebaño en las montañas, no incitó aun más de rabia a la bella Citerea ni siquiera cuando este perecía lo aparta de su pecho? Para mí es envidiable Endimión, el que duerme en un sueño eterno; y envidio a Iasión, mujer amada, quien consiguió tantas cosas cuantas cosas no sabréis, profanos.

50

Me duele la cabeza, y a ti no te interesa, ya no canto, pues yaceré tendiéndome en el suelo, y así los lobos me devorarán. Y esto sobre tu garganta llegaría a ser cual dulce miel. 99 98 Hay una conjetura en la traducción, ya que parece que fuera un juego de vaticinio como el que usualmente nos enseñan con las margaritas al quitar los pétalos uno por uno “me quiere, no me quiere”, sólo que aquí se usa una flor similar a la amapola y los pétalos hay que pegarlos contra la piel y por cada chasquido al dar la palmada resultará fallido, por lo menos se muestra en este caso. 99 Traducción lograda bajo la dirección de los profesores Juan Sebastián Páramo y Paula Liliana Ruiz.

26

Interior Linguarium24 agosto.indd 26

03/12/2012 11:37:23 a.m.


Linguarium

27

Interior Linguarium24 agosto.indd 27

03/12/2012 11:37:23 a.m.


II. Tex Interior Linguarium24 agosto.indd 28

03/12/2012 11:37:24 a.m.


extos Filos贸ficos

Interior Linguarium24 agosto.indd 29

03/12/2012 11:37:25 a.m.


SOBRE EL MOVIMIENTO DE LOS ANIMALES Arist贸teles

Paula Liliana Ruiz Charris

Interior Linguarium24 agosto.indd 30

100

03/12/2012 11:37:25 a.m.


Linguarium

Capítulo II [698b.8] Ἀλλὰ πᾶσα ἡ ἐν αὐτῷ ἠρεμία ὅμως ἄκυρος, ἂν μή τι ἔξωθεν ᾖ ἁπλῶς ἠρεμοῦν καὶ ἀκίνητον. ἄξιον δ’ ἐπιστή-[698b.10]σαντας ἐπισκέψασθαι περὶ τοῦ λεχθέντος· ἔχει γὰρ τὴν θεωρίαν οὐ μόνον ὅσον ἐπὶ τὰ ζῷα συντείνουσαν, ἀλλὰ καὶ πρὸς τὴν τοῦ παντὸς κίνησιν καὶ φοράν. ὥσπερ γὰρ καὶ ἐν αὐτῷ δεῖ τι ἀκίνητον εἶναι, εἰ μέλλει κινεῖσθαι, οὕτως ἔτι μᾶλλον ἔξω δεῖ τι εἶναι τοῦ ζῴου ἀκίνητον, πρὸς ὃ ἀπερει-[698b.15]δόμενον κινεῖται τὸ κινούμενον. εἰ γὰρ ὑποδώσει ἀεί, οἷον τοῖς ἑμύσι τοῖς ἐν τῇ γῇ, ἢ τοῖς ἐν τῇ ἄμμῳ πορευομένοις, οὐ πρόεισιν, οὐδ’ ἔσται οὔτε πορεία, εἰ μὴ ἡ γῆ μένοι, οὔτε πτῆσις ἢ νεῦσις, εἰ μὴ ὁ ἀὴρ ἢ ἡ θάλαττα ἀντερείδοι. ἀνάγκη δὲ τοῦτο ἕτερον εἶναι τοῦ κινουμένου, καὶ ὅλον ὅλου, καὶ μόριον [698b.20] μηδὲν εἶναι τοῦ κινουμένου τὸ οὕτως ἀκίνητον· εἰ δὲ μή, οὐ κινηθήσεται. μαρτύριον δὲ τούτου τὸ ἀπορούμενον, διὰ τί ποτε τὸ πλοῖον ἔξωθεν μέν, ἄν τις ὠθῇ τῷ κοντῷ τὸν ἱστὸν ἤ τι ἄλλο προσβάλλων μόριον, κινεῖ ῥᾳδίως, ἐὰν δ’ ἐν αὐτῷ τις ὢν τῷ πλοίῳ τοῦτο πειρᾶται πράττειν, οὐκ ἂν κινήσειεν οὐδ’ [698b.25] ἂν ὁ Τιτυὸς οὔθ’ ὁ Βορέας πνέων ἔσωθεν ἐκ τοῦ πλοίου, εἰ τύχοι πνέων τὸν τρόπον τοῦτον ὅνπερ οἱ γραφεῖς ποιοῦσιν· ἐξ αὑτοῦ γὰρ τὸ πνεῦμα ἀφιέντα γράφουσιν. ἐάν τε γὰρ ἠρέμα [699a.1] ῥιπτῇ τὸ πνεῦμά τις ἐάν τ’ ἰσχυρῶς οὕτως ὥστ’ ἄνεμον ποιεῖν τὸν μέγιστον, ἐάν τε ἄλλο τι ᾖ τὸ ῥιπτούμενον ἢ ὠθούμενον, ἀνάγκη πρῶτον μὲν πρὸς ἠρεμοῦν τι τῶν αὑτοῦ μορίων ἀπερειδόμενον ὠθεῖν, εἶτα πάλιν τοῦτο τὸ μόριον, ἢ αὐτὸ ἢ οὗ [699a.5] τυγχάνει μόριον ὄν, πρὸς τῶν ἔξωθέν τι ἀποστηριζόμενον μένειν. ὁ δὲ τὸ πλοῖον ὠθῶν ἐν τῷ πλοίῳ αὐτὸς ὢν καὶ ἀποστηριζόμενος πρὸς τὸ πλοῖον εὐλόγως οὐ κινεῖ τὸ πλοῖον διὰ τὸ ἀναγκαῖον εἶναι πρὸς ὃ ἀποστηρίζεται μένειν· συμβαίνει δ’ αὐτῷ τὸ αὐτὸ ὅ τε κινεῖ καὶ πρὸς ὃ ἀποστηρίζεται. ἔξω-[699a.10]θεν δ’ ὠθῶν ἢ ἕλκων κινεῖ· οὐθὲν γὰρ μέρος ἡ γῆ τοῦ πλοίου. [699a.11] Pero aun toda la quietud dentro del animal no será suficiente <para que el animal se mueva>, si no hay algo por fuera de él que permanezca, sin más, quieto y no se mueva. Pero es correcto que, deteniéndonos, consideremos lo dicho, pues comprende no sólo la investigación que versa sobre los animales, sino también aquella sobre el movimiento y el desplazamiento del universo. Así pues, como

es necesario que en el animal haya algo quieto, si pretende moverse, es más necesario aun que haya algo inmóvil fuera de él, apoyándose en lo cual lo que se va a mover se mueva.En efecto, si lo exterior siempre cediera, como para las tortugas que están en la tierra, o para los que caminan en la arena, no se avanzaría y no habría desplazamiento, si la tierra no permaneciera quieta, ni vuelo o nado, si el aire y el mar no ofrecieran resistencia. Y es necesario que esto <sc. lo que permanece quieto> sea algo distinto de lo que se mueve y que sea

100

100 Egresada de la Carrera de Español y Filología Clásica; Magíster en Filosofía, Universidad Nacional de Colombia.

31

Interior Linguarium24 agosto.indd 31

03/12/2012 11:37:25 a.m.


un todo distinto de otro todo, y que ninguna parte de lo que se mueve sea lo que es inmóvil de esta forma. Y si no es así, no será movido. Prueba de esto es el problema de por qué un barco, cuando se empuja desde fuera el mástil con un palo o cuando uno lo toca en alguna otra parte, se mueve fácilmente, pero si eventualmente alguien, estando en el barco, intenta moverlo, no lo movería, ni si fuera Ticio o Bóreas soplando desde dentro de la nave, si por casualidad soplara desde el lugar donde los pintores lo pintan, pues lo pintan botando el aire desde sí. En efecto, si eventualmente alguno lanzara su aire suavemente o con tal fuerza que hiciera el más grande viento, y si lo lanzado o lo empujado fuera algo distinto

<a aire>, sería necesario en primer lugar que lo empujara apoyándose contra alguna parte suya que estuviera quieta, luego a su vez <sería necesario> que esta parte, ya sea ella misma o de lo que resulte accidentalmente ser parte, permaneciera apoyada contra algo exterior. Pero si el que empuja el barco está él mismo en el barco y está apoyado en él, es razonable que no lo mueva, porque es necesario que aquello contra lo que uno está apoyado permanezca quieto. Y sucede que son lo mismo lo que mueve y aquello contra lo cual se apoya. Pero mueve <el barco>, si lo empuja o hala desde fuera, pues la tierra no es ninguna parte del barco.

Capítulo III [699a.12] Ἀπορήσειε δ’ ἄν τις, ἆρ’ εἴ τι κινεῖ τὸν ὅλον οὐρανόν, εἶναι θέλει ἀκίνητον, καὶ τοῦτο μηθὲν εἶναι τοῦ οὐρανοῦ μόριον μηδ’ ἐν τῷ οὐρανῷ. εἴτε γὰρ αὐτὸ κινούμενον κινεῖ αὐτόν, ἀ-[699a.15]νάγκη τινὸς ἀκινήτου θιγγάνον κινεῖν, καὶ τοῦτο μηδὲν εἶναι μόριον τοῦ κινοῦντος· εἴτ’ εὐθὺς ἀκίνητόν ἐστι τὸ κινοῦν, ὁμοίως οὐδὲν ἔσται τοῦ κινουμένου μόριον. καὶ τοῦτό γ’ ὀρθῶς λέγουσιν οἱ λέγοντες, ὅτι κύκλῳ φερομένης τῆς σφαίρας οὐδ’ ὁτιοῦν μένει μόριον· ἢ γὰρ ἂν ὅλην ἀναγκαῖον ἦν μένειν, ἢ δια-[699a.20]σπᾶσθαι τὸ συνεχὲς αὐτῆς. ἀλλ’ ὅτι τοὺς πόλους οἴονταί τινα δύναμιν ἔχειν, οὐθὲν ἔχοντας μέγεθος ἀλλ’ ὄντας ἔσχατα καὶ στιγμάς, οὐ καλῶς. πρὸς γὰρ τῷ μηδεμίαν οὐσίαν εἶναι τῶν τοιούτων μηδενός, καὶ κινεῖσθαι τὴν μίαν κίνησιν ὑπὸ δυοῖν ἀδύνατον· τοὺς δὲ πόλους δύο ποιοῦσιν. ὅτι μὲν οὖν ἔχει [699a.25] τι καὶ πρὸς τὴν ὅλην φύσιν οὕτως ὥσπερ ἡ γῆ πρὸς τὰ ζῷα καὶ τὰ κινούμενα δι’ αὐτῶν, ἐκ τῶν τοιούτων ἄν τις διαπορήσειεν. οἱ δὲ μυθικῶς τὸν Ἄτλαντα ποιοῦντες ἐπὶ τῆς γῆς ἔχοντα τοὺς πόδας δόξαιεν ἂν ἀπὸ διανοίας εἰρηκέναι τὸν μῦθον, ὡς τοῦτον ὥσπερ διάμετρον ὄντα καὶ στρέφοντα τὸν [699a.30] οὐρανὸν περὶ τοὺς πόλους· τοῦτο δ’ ἂν συμβαίνῃ καὶ κατὰ λόγον διὰ τὸ τὴν γῆν μένειν, ἀλλὰ τοῖς ταῦτα λέγουσιν ἀναγκαῖον φάναι μηδὲν εἶναι μόριον αὐτὴν τοῦ παντός, πρὸς δὲ τούτοις δεῖ τὴν ἰσχὺν ἰσάζειν τοῦ κινοῦντος καὶ τὴν τοῦ μένοντος. ἔστι γάρ τι πλῆθος ἰσχύος καὶ δυνάμεως καθ’ ἣν μένει τὸ [699a.35] μένον, ὥσπερ καὶ καθ’ ἣν κινεῖ τὸ κινοῦν· καὶ ἔστι τις ἀναλογία ἐξ ἀνάγκης, ὥσπερ τῶν ἐναντίων κινήσεων, οὕτω καὶ τῶν ἠρεμιῶν. καὶ αἱ μὲν ἴσαι ἀπαθεῖς ὑπ’ ἀλλήλων, κρα-[699b.1]τοῦνται δὲ κατὰ τὴν ὑπεροχήν. διόπερ εἴτ’ Ἄτλας εἴτε τι τοιοῦτόν ἐστιν ἕτερον τὸ κινοῦν τῶν ἐντός, οὐδὲν μᾶλλον ἀντερείδειν δεῖ τῆς μονῆς ἣν ἡ γῆ τυγχάνει μένουσα· ἢ κινηθήσεται ἡ γῆ ἀπὸ τοῦ μέσου καὶ ἐκ τοῦ αὐτῆς τόπου. ὡς γὰρ τὸ ὠ-[699b.5]θοῦν ὠθεῖ, οὕτω τὸ ὠθούμενον ὠθεῖται, καὶ ὁμοίως κατ’ ἰσχύν. κινεῖ δὲ τὸ ἠρεμοῦν πρῶτον, ὥστε μᾶλλον καὶ πλείων ἡ ἰσχὺς ἢ ὁμοία καὶ ἴση τῆς ἠρεμίας.

32

Interior Linguarium24 agosto.indd 32

03/12/2012 11:37:26 a.m.


Linguarium

ὡσαύτως δὲ καὶ ἡ τοῦ κινουμένου μέν, μὴ κινοῦντος δέ. τοσαύτην οὖν δεήσει τὴν δύναμιν εἶναι τῆς γῆς ἐν τῷ ἠρεμεῖν ὅσην ὅ τε πᾶς οὐρανὸς ἔχει καὶ [699b.10] τὸ κινοῦν αὐτόν. εἰ δὲ τοῦτο ἀδύνατον, ἀδύνατον καὶ τὸ κινεῖσθαι τὸν οὐρανὸν ὑπό τινος τοιούτου τῶν ἐντός. [699b.11] 101 Uno podría poner esta dificultad: si algo mueve todo el cielo junto, acaso ¿esto será inmóvil y no será ninguna parte del cielo ni estará en el cielo? En efecto, si esto mismo, siendo movido, lo mueve, es necesario que lo mueva tocando algo inmóvil y que no sea ninguna parte de lo movido; o, si inmediatamente lo que mueve es lo inmóvil, de igual forma no será parte de lo movido. Y hablan correctamente los que dicen que ninguna parte de la esfera que rota en círculo permanece quieta, pues o sería necesario que permaneciera quieta toda entera o que se rompiera su continuidad. Pero no está bien que piensen que los polos tienen cierta fuerza, aunque no tengan magnitud y solo sean extremos y puntos. Pues, además de que no tienen sustancia, tampoco es posible que un único movimiento sea movido por dos. Y hacen que los polos sean dos. Entonces, a partir de esto, alguien podría poner el problema de que exista algo que esté en relación con la naturaleza toda, así como la tierra está en relación con los animales y lo movido por estos. Y los que hacen al Atlas mítico con los pies sobre la tierra creerían que el mito habla con entendimiento, ya que Atlas es como un radio y le da vueltas al cielo alrededor de los polos. Y esto tendría sentido porque la

tierra está quieta, pero es necesario para los que sostienen esto decir que esta no es ninguna parte del todo y, además, es necesario que la fuerza del motor y la de lo que permanece quieto sean iguales. Pues la fuerza y la potencia tienen una magnitud y de acuerdo con esta lo que permanece quieto permanece quieto y lo que mueve mueve. Y necesariamente hay una relación tanto entre los movimientos contrarios, como entre quietudes <y movimientos>. Y los <movimientos y quietudes> iguales no se afectan entre sí, sino que predomina el que sea mayor. Por esto, ya sea Atlas, ya sea alguna otra cosa distinta la que mueve desde adentro, es necesario que nada se oponga más firmemente que la quietud que la tierra tenga. De lo contrario, la tierra será movida de su centro y de su puesto. Pues, en la misma medida en que lo que empuja empuja, lo empujado es empujado, de manera semejante en fuerza. Pero mueve lo que está primero quieto <sc. Atlas>, de modo que la fuerza <de movimiento de Atlas> es igual y semejante o más y mayor que su <fuerza de> quietud, de igual manera <la fuerza de movimiento de Atlas es igual o mayor> que la <fuerza de quietud> de lo movido, pero que no mueve <sc. el cielo>. Por tanto, será necesario que la fuerza de la tierra en reposo sea tan grande como la que todo el cielo tiene y lo que lo mueve a él. Pero si no es posible esto, será imposible también que el cielo sea movido por algo que esté dentro de él.

101

101 Jaeger, W. (1913) Aristotelis de animalium motione et de animalium incessu. Ps.-Aristotelis de spiritu libellus. Leipzig: Teubner.

33

Interior Linguarium24 agosto.indd 33

03/12/2012 11:37:26 a.m.


COMENTARIO AL CARMEN AUREUM PITAGÓRICO

102

(fragmento)

Hierocles de Alejandría

Semillero Peiras

Interior Linguarium24 agosto.indd 34

103

03/12/2012 11:37:26 a.m.


Linguarium

102103

Ἱεροκλέους φιλοσόφου ὑπόμνημα εἰς αὐτά [p.1.1] Ἡ φιλοσοφία ἐστὶ ζωῆς ἀνθρωπίνης κάθαρσις καὶ τελειότης, κάθαρσις μὲν ἀπὸ τῆς ὑλικῆς ἀλογίας καὶ τοῦ θνητοειδοῦς σώματος, τελειότης δέ, τῆς οἰκείας εὐζωΐας ἀνάληψις, πρὸς τὴν θείαν ὁμοίωσιν ἐπανάγουσα. ταῦτα δὲ πέφυκεν ἀρετὴ [p.1.5] καὶ ἀλήθεια μάλιστα ἀπεργάζεσθαι, ἡ μὲν τὴν ἀμετρίαν τῶν παθῶν ἐξορίζουσα, ἡ δὲ τὸ θεῖον εἶδος τοῖς εὐφυῶς [p.2.1] ἔχουσι προσκτωμένη. δεῖ οὖ πρὸς ταύτην τὴν ἐπιστήμην τὴν μέλλουσαν ἡμᾶς καθαροὺς καὶ τελείους ποιεῖν κανόνας τινὰς ἔχειν ἐν βραχεῖ διωρισμένους οἷον ἀφορισμούς τινας τεχνικούς, ὅπως ἂν ἐν τάξει καὶ εὐμεθόδως πρὸς τὸ τῆς [p.2.5] εὐζωΐας τέλος ἀφικοίμεθα. τῶν δὲ τοιούτων κανόνων τῶν πρὸς τὴν ὅλην φιλοσοφίαν συντεινόντων τὰ Πυθαγορικὰ ἔπη τὰ οὕτως ἐπικαλούμενα χρυσᾶ ἐν πρώτοις ἂν θείημεν εὐλόγως. περιέχει γὰρ πάσης φιλοσοφίας πρακτικῆς τε καὶ θεωρητικῆς τὰ καθόλου δόγματα, δι’ ὧν ἄν τις ἀλήθειαν [p.2.10] καὶ ἀρετὴν κτήσαιτο καὶ ἑαυτὸν καθαρὸν ἀπολάβοι καὶ τὴν πρὸς θεὸν ὁμοίωσιν εὐτυχήσειε καὶ, ὥς φησιν ὁ Πλάτωνος Τίμαιος, τῶν Πυθαγορείων δογμάτων ὁ ἀκριβὴς διδάσκαλος, ὑγιής τε καὶ ὁλόκληρος γενόμενος εἰς τὸ τῆς προτέρας [p.3.1] ἀφίκοιτο εἶδος ἕξεως. καὶ πρῶτά γε τὰ τῆς πρακτικῆς ἀρετῆς παρατίθεται παραγγέλματα. πρῶτον γὰρ δεῖ τάξαι τὴν ἐν ἡμῖν ἀλογίαν τε καὶ ῥᾳθυμίαν, ἔπειτα οὕτως ἐπιβαλεῖν τῇ τῶν θειοτέρων γνώσει. ὥσπερ γὰρ ὀφθαλμῷ [p.3.5] λημῶντι καὶ οὐ κεκαθαρμένῳ τὰ σφόδρα φωτεινὰ ἰδεῖν οὐχ οἷόν τε, οὕτω καὶ ψυχῇ μὴ ἀρετὴν κεκτημένῃ τὸ τῆς ἀληθείας ἐνοπτρίσασθαι κάλλος ἀμήχανον· μὴ καθαρῷ γὰρ καθαροῦ ἐφάπτεσθαι μὴ οὐ θεμιτὸν ᾖ. ἔστι δὲ ἡ μὲν πρακτικὴ φιλοσοφία ἀρετῆς ποιητική, ἡ δὲ θεωρητικὴ [p.3.10] ἀληθείας, ὡς καὶ ἐν αὐτοῖς τοῖς ἔπεσι τὴν μὲν πρακτικὴν φιλοσοφίαν ἀνθρωπίνην ἀρετὴν εὑρίσκομεν λεγομένην, τὴν δὲ θεωρητικὴν θείαν ἀρετὴν ὑμνουμένην, ἐν οἷς συμπεράνας ὁ λόγος τὰ τῆς πολιτικῆς ἀγωγῆς παραγγέλματα, ταῦτα πόνει, φησί, ταῦτ’ ἐκμελέτα. τούτων χρὴ ἐρᾶν σε. [p.3.15] ταῦτά σε τῆς θείης ἀρετῆς εἰς ἴχνια θήσει. [p.4.1] πρῶτον οὖν ἄνθρωπον δεῖ γενέσθαι καὶ τότε θεόν. ἄνθρωπον δὲ ποιοῦσιν ἀγαθὸν αἱ πολιτικαὶ ἀρεταί, θεοποιοῦσι δὲ αἱ πρὸς τὴν θείαν ἀρετὴν ἀνάγουσαι ἐπιστῆμαι. τὰ δὲ μικρὰ πρὸ τῶν 102 Köhler, F.G. (1974) Hieroclis in aureum Pythagoreorum carmen commentarius. Stuttgart: Teubner. 103 Grupo Estudiantil de Traducción de la Facultad de Ciencias Humanas. En la traducción del presente texto participaron Juana Catalina Bastidas Elorza, María Camila Bastidas Elorza, Héctor Luis Pachecho Acosta y Diana Marcela Gutierrez Guauta (Estudiantes de Español y Filología Clásica); Juan David Fuentes Vidales (Estudiante de Maestría en Filosofía); David Armando Castañeda Ayala y Liliana Carolina Sánchez Castro (Estudiantes de Doctorado en Filosofía); y William Alcides Rodríguez (Egresado de la Carrera de Español y Filología Clásica), Universidad Nacional de Colombia.

35

Interior Linguarium24 agosto.indd 35

03/12/2012 11:37:26 a.m.


μεγάλων ἐστὶν ἐν τάξει τοῖς ἀνιοῦσιν. διὸ καὶ ἐν [p.4.5] ταῖς Πυθαγορικαῖς ὑποθήκαις τὰ τῶν ἀρετῶν παραγγέλματα πρῶτα παραδίδωσιν ἐν τοῖς ἔπεσιν ὁ λόγος παιδαγωγῶν ἡμᾶς ἀπὸ τῆς περὶ τὸν βίον ἀρίστης χρήσεως πρὸς τὴν θείαν ὁμοίωσιν ἀνιέναι. καὶ οὗτος μὲν ὁ σκοπὸς τῶν ἐπῶν καὶ ἡ τάξις, χαρακτῆρα φιλόσοφον πρὸ τῶν ἄλλων ἀναγνωσμάτων [p.4.10] ἐνθεῖναι τοῖς ἀκροαταῖς. χρυσᾶ δὲ τὴν ἐπωνυμίαν ἔσχε διὰ τό, ὡς ἐν ἔπεσιν, ἄριστα εἶναι καὶ θεῖα. οὕτω γὰρ καὶ χρυσοῦν γένος λέγομεν τὸ ἐν τοῖς ἀνθρωπίνοις γένεσιν ἄριστον ἀπὸ τῆς τῶν ὑλῶν ἀναλογίας τὴν διαφορὰν τῶν ἠθῶν λαμβάνοντες. ἔστι δὲ καὶ ὁ χρυσὸς ἀκίβδηλόν τι καὶ [p.4.15] γῆς οὐκ ἀναπεπλησμένον ὥσπερ τὰ συγγενῆ καὶ ἐφεξῆς ὄντα τούτῳ, οἷον ἄργυρος καὶ χαλκὸς καὶ σίδηρος, πρὸς ἃ καὶ τὸ ὑπερέχον φύσει κέκτηται ὁ χρυσός, μόνος τῶν ἄλλων ἰὸν οὐ ποιῶν, ἐκείνων ἑκάστου καθ’ ὅσον γῆς μετέχει, κατὰ τοσοῦτον καὶ εἰς ἰὸν μεταβάλλοντος. τοῦ οὖν γεώδους ἰοῦ [p.4.20] κατὰ τὴν ἔνυλον κακίαν λαμβανομένου τὸ ἅγιον καὶ καθαρὸν γένος καὶ τὸ πάντῃ καθαρεῦον πονηρίας ἦθος εἰκότως χρυσοῦν ἐλέχθη. οὕτω δὴ καὶ ταῦτα τὰ ἔπη, ὅλα δι’ ὅλων ὄντα καλά, χρυσᾶ καὶ θεῖα τὴν ἐπίκλησιν ἀναγέγραπται. [p.6.1] οὐ γάρ ἐστι τὸ μὲν αὐτῶν καλόν, τὸ δὲ οὐ καλόν, ὥσπερ ἔνια τῶν ἄλλων, ἀλλὰ πάντα ὁμοίως τὸ καθαρὸν ἦθος ἐμφαίνει καὶ πρὸς τὴν θείαν ὁμοίωσιν ἀνάγει καὶ τῆς Πυθαγορικῆς φιλοσοφίας τὸν τελειότατον σκοπὸν ἐκκαλύπτει, ὡς ἐν τῇ [p.6.5] καθ’ ἕκαστον ἐξηγήσει σαφὲς γενήσεται. καὶ πρῶτόν γε ἀπὸ τῶν πρώτων ἀρξώμεθα.

Comentario del filósofo Hierocles a estos versos sos abarcan las doctrinas universales de toda filosofía práctica y contemplativa, por medio de las cuales alguien podría adquirir verdad y virtud, recuperar su pureza, lograr la semejanza con un dios (como dice el Timeo de Platón, el esmerado maestro de las doctrinas pitagóricas) y, cuando llega a ser sano e íntegro, alcanzar la idea de su genuino estado.

La filosofía es purificación de la vida humana y perfección: purificación de la irracionalidad material y del cuerpo mortal; perfección, restitución de la buena vida apropiada, porque hace retornar hacia una semejanza con lo divino. Virtud y verdad son principalmente la realización de la la purificación y perfección; la virtud, por cuanto limita las desmesuras de las pasiones; la verdad, por cuanto les suma la idea divina a quienes ya presentan una buena disposición por naturaleza. Es preciso que, con respecto a este conocimiento que tendremos, hagamos que ciertos cánones, puros y perfectos, se condensen en pocas palabras, como en algunos aforismos prácticos, de modo que alcancemos el objetivo de la buena vida en orden y de una manera bien encaminada. Si tales lineamientos se extienden a la filosofía entera, con toda seguridad podríamos situar entre lo primordial los versos pitagóricos, los así denominados dorados. En efecto, estos ver-

Los primeros versos presentan los preceptos sobre la virtud práctica. En efecto, en primer lugar es preciso ponerle orden a la irracionalidad que hay en nosotros y a la apatía; del mismo modo, posteriormente, es preciso dedicarse al conocimiento de lo más divino. Así pues, tal como al ojo que tiene lagañas y no ha sido aún limpiado le es imposible ver un brillo muy fuerte, así mismo un alma que no ha adquirido virtud carece de los recursos para ver como en un espejo la belleza de la verdad. Pues a lo que no esté limpio le es difícil comprender algo limpio, a menos que esté conforme a las costumbres.

36

Interior Linguarium24 agosto.indd 36

03/12/2012 11:37:26 a.m.


Linguarium

Hay una filosofía práctica que es productora de virtud; hay otra contemplativa, productora de verdad; también en estos versos encontramos que a la filosofía práctica se le ha llamado “virtud humana”, y a la contemplativa se le ha encomiado con el nombre “virtud divina”; precisamente en las siguientes líneas del poema, el argumento, tras concluir los postulados de la educación política, dice:

que, como dice en los versos mismos, son los mejores y divinos. Pues también así llamamos linaje dorado al mejor entre los géneros humanos, a partir de una analogía de los materiales, teniendo en cuenta la diferencia que tienen sus caracteres. Es también el oro algo no adulterado ni contaminado de minerales, como sí lo son los materiales semejantes y cercanos a éste, por ejemplo, plata, bronce y hierro, en comparación con los cuales el oro posee por naturaleza también lo excelso, por ser el único del resto con el que no se fabrica una flecha, mientras que cada uno de aquellos se transforma, a su manera, incluso en una f lecha en la medida en que contiene minerales. Entonces, tomada como ejemplo la flecha mineral según la imperfección de la materia, con razón se nombró dorado al género sagrado y puro, y al carácter que purifica de maldad en todos los casos. Ciertamente, así mismo estos versos, por ser todos bellos en toda su extensión, han recibido la denominación de “dorados y divinos”. En efecto, no es que de ellos el uno sea bonito, el otro no, como algunos de otros poemas, sino que todos por igual manifiestan un carácter puro, remontan hacia la similitud divina y revelan el objetivo último de la filosofía pitagórica, como se hará claro en la exégesis, uno por uno. Ahora bien, en primer lugar, comencemos desde los primeros.

En esto hay que trabajar, hay que aprender, de estas cosas es necesario enamorarse. Estos consejos te encaminarán por el camino de la divina virtud. En efecto, es necesario primero llegar a ser hombre y luego dios. Las virtudes políticas hacen a un hombre bueno y los conocimientos que elevan a la divina virtud deifican. Quienes ascienden tienen en el orden de su ascenso lo pequeño antes que lo grande. Por lo cual, también en las enseñanzas pitagóricas, el argumento en los versos proporciona, en primer lugar, los preceptos sobre las virtudes, enseñándonos a ascender desde el mejor beneficio relativo a la vida, hasta la semejanza divina. Ciertamente, este es el objetivo y el orden de los versos: antes que cualquier otra lección, imponer una marca filosófica a los discípulos. Los versos reciben la denominación de “dorados” por causa de

37

Interior Linguarium24 agosto.indd 37

03/12/2012 11:37:26 a.m.


Sobre la paulatina elaboraci贸n de los pensamientos en el habla 104

Heinrich von Kleist

Rafael Uribe

Interior Linguarium24 agosto.indd 38

105

03/12/2012 11:37:27 a.m.


Linguarium

Para Rühle von Lilienstern Si quieres saber algo y no puedes hallarlo a través de la meditación, yo te aconsejo, mi querido y sensato amigo, que hables con el primer conocido que topes. No es preciso que sea una mente aguda como tampoco creo que debas preguntarle. ¡No! Antes que nada, tú mismo deberías contarle. Noto tu asombro y me respondes que se te ha aconsejado desde temprana edad hablar nada más de aquellas cosas que ya comprendes. Pero en aquel entonces hablabas —quizá— con el afán de instruir a los demás y yo quiero que hables a partir de la razonable intención de que te instruyas; quizá así ambas sentencias fructifiquen, en distintos casos distinto, una al lado de la otra. El francés dice el apetito llega comiendo106 y este dicho, fundado en la experiencia, es aún veraz si se le parodia y se dice: la idea llega hablando107. A menudo, sentado en mi escritorio y frente a los expedientes, escudriño en un intrincado pleito el punto de vista que permita un juicioso dictamen. Luego, procuro verlo a la luz, en el punto más claro, en el intento

de que mi más íntimo y sobrecogido ser se ilumine. O bien, cuando tengo un problema algebraico, busco la primera conjetura, la ecuación que exprese las proporciones dadas y desde la cual se calcule fácilmente. Y he aquí, que cuando hablo de esto con mi hermana, quien se sienta tras de mí y trabaja, que sé lo que tal vez no hubiera averiguado en una hora de meditación. No como si me lo dijera en sentido estricto, pues ella no conoce el código legal ni ha estudiado a Euler ni a Kästner108 . Tampoco es como si ella me llevara al punto a través de certeras preguntas, lo cual vendría al caso, si esto último fuese lo habitual. Por el contrario, debido a que poseo una vaga idea que se relaciona de lejos con aquello que busco, en el momento que empiezo a discurrir audazmente desde este punto, el espíritu expresa —a la par que el habla se extiende— con toda claridad aquella intrincada idea en la necesidad de finalizar lo que inició; de tal manera que el entendimiento, para mi sorpresa, ya está preparado con la oración periódica109.

104 Kleist, Heinrich von. “Über die allmähliche Verfertigung der Gedanke beim Reden”, Sämtliche Werke und Briefe, t. 2. Helmuth Sembdner (ed.). München: Carl Hanser Verlag, 1952, pp. 321-327. 105 Egresado de la carrera de Filología e Idiomas Alemán, Universidad Nacional de Colombia. 106 L’appétit vient en mangeant. 107 L’idee vient en parlant.

108 Leonhard Paul Euler (1707-1783), matemático y físico suizo. Abraham Gotthelf Kästner (1719-1800), matemático alemán. 109 Agrupación de oraciones que solo toman sentido completo cuando se enlazan recíprocamente.

104

105

Con el fin de ganar el tiempo necesario, combino sonidos no vocalizados, alargo las

39

Interior Linguarium24 agosto.indd 39

03/12/2012 11:37:27 a.m.


conjunciones, tal vez use una aposición donde no sea necesaria y me sirva de otros artificios que extienden el habla para la elaboración de mi idea en los talleres de la razón. Justo entonces nada es más saludable que un mínimo movimiento de mi hermana, como si quisiera interrumpirme; ya que, de hecho, mi exhausta mente es estimulada aún más en este intento externo de arrancarle el habla — hallándose aquella bajo el dominio de este— y es, en su capacidad, forzada a un rango más alto, como a un gran general cuando el momento apremia. En este sentido comprendo cuán útil pudo ser a Molière su criada, puesto que si la creía capaz de una opinión que podía dar cuenta de la suya —tal como él pretendía—, sería entonces pura modestia, modestia que no le creo en su corazón.

finalizó. —Sí, señor —repitió—, le hemos escuchado —es de observar que aún no sabe en lo absoluto lo que quiere—. ¿Pero, qué lo faculta a usted —continuó; y ahora, de repente, una fuente de extraordinarios pensamientos fluyen en él—, para sugerirnos órdenes? Nosotros somos los representantes de la nación —¡Esto era lo que él necesitaba!—. La nación da órdenes y no recibe ninguna —¡para bambolearse en la cima de la osadía!—. Y con el fin de hacerme entender muy claramente — Ahora encuentra aquello que expresa toda la resistencia, frente a la cual su alma se encuentra preparada—: dígale usted a su rey que nosotros no abandonaremos nuestros puestos más que por la fuerza de las bayonetas —Acto seguido, satisfecho, tomó asiento. Cuando uno piensa en el maestro de ceremonias, no se puede más que imaginarlo en una completa debacle espiritual. Una ley similar postula que cuando un cuerpo de carga eléctrica neutra ingresa en la atmósfera electrizada de otro cuerpo activa repentinamente la carga eléctrica contraria. Y como en el cuerpo cargado, donde la cantidad de electricidad existente se intensifica nuevamente tras la transferencia, del mismo modo muta el ánimo de nuestro orador al más temerario júbilo, aniquilando a su rival. Quizá de esta manera el movimiento involuntario de un labio superior o el ambiguo juego con los puños de la camisa fue lo que provocó en Francia la caída del orden establecido. Se lee que Mirabeau, tan pronto el maestro de ceremonias se alejó, se levantó allí mismo y propuso no sólo (1) constituir la Asamblea Nacional, sino (2) también su inviolabilidad. Luego, descargándose a guisa de botella de Leyden111, Mirabeau se neutralizó y, repuesto de su temeridad, cedió al repen-

Hay una increíble fuente de júbilo para aquél que se dirige a un rostro humano; y una mirada, anunciándonos la comprensión de una idea parcialmente expresada, nos otorga a menudo la expresión faltante. En mi opinión, más de un gran orador no sabía lo que iba a decir en el instante que empezó a hablar. Empero, la convicción de obtener todas las ideas necesarias sólo a partir de las circunstancias y del consecuente estímulo del espíritu, lo envalentonó de sobra, para dar inicio sin certeza alguna. Se me ocurre la «fulgurita» con la que Mirabeau110 fulminó al maestro de ceremonias. Este, el 23 de junio, tras la anulación del último consejo monárquico del rey en donde se ordenaba la disolución de los representantes, regresó a la sala de sesiones, aún llena, y les preguntó si habían escuchado la orden del monarca. —Sí —respondió Mirabeau—, hemos escuchado la orden del rey. — Estoy seguro de que él, en un humano inicio, todavía no pensaba en la bayoneta con la que

111 Kleistische Flasche o Leidener Flasche. Botella de Leyden o botella de Kleist. Primer condensador eléctrico inventado por E. J. von Kleist en la ciudad de Leyden, Países Bajos.

110 Honoré Gabriel Riquetti, conde Mirabeau (17491791). Activista y teórico de la Revolución francesa.

40

Interior Linguarium24 agosto.indd 40

03/12/2012 11:37:27 a.m.


Linguarium

tino temor del Chatelet112 y de la precaución. Este es un singular punto de encuentro entre los fenómenos del mundo físico y moral que, si se quisiera observarlo, se constataría aún en las circunstancias más triviales; pero me aparto de mi parábola y vuelvo al meollo del asunto.

sólo ahora encuentra el pensamiento, desgarrado por necesidad—, que sobre los animales se hace un imperio quimérico. —Y ahora prueba que es el burro, el sanguinario (¡quien engulle todas las hierbas!), como la víctima más adecuada, tras lo cual todos se abalanzan y lo destrozan.

También Lafontaine ofrece un singular ejemplo de una paulatina elaboración del pensamiento a partir de un inicio impuesto por necesidad en su fábula Los animales enfermos de peste. Allí el zorro, sin la más mínima idea, es obligado a desarrollar una apología en favor del león. Esta fábula es conocida. La peste reina en el reino animal. El león reúne a los grandes y les revela que el sacrificio de un individuo apaciguará el cielo. Los pecadores abundan en el pueblo y la muerte del más grande salvará a los demás de la catástrofe. De allí que los animales estén dispuestos, con toda franqueza, a declarar al león sus faltas. Él, por su parte, confiesa que por el impulso del hambre ha acabado con una que otra oveja; también con el perro, cuando ha estado demasiado cerca, e incluso el pastor le ha parecido en momentos delicioso y se lo ha comido. Si nadie más se culpa de debilidades más grandes, entonces él está dispuesto a morir. —Señor —dijo el zorro, queriendo apartar de sí la tempestad—, usted es tan generoso. Vuestro noble afán os lleva muy lejos. ¿Qué es estrangular a una oveja? ¿O a un perro, bestia indigna? y en cuanto al pastor, —continúa, ya que este es el meollo del asunto— se puede decir —aunque él aún no sabe qué—, que se merece todos los males, —dicho al azar, de modo que el zorro se confunde—; al ser —una pésima oración que, sin embargo, le da tiempo— de las personas —

Hablar así es, ciertamente, pensar en voz alta. Las secuencias de ideas y sus denominaciones avanzan paralelamente, y los actos del ánimo confluyen tanto en uno como en el otro. El lenguaje no es por tanto una traba, a modo de freno en la rueda del espíritu, sino una segunda rueda que avanza paralelamente en el mismo eje. Cosa muy distinta es cuando ya el espíritu tiene el pensamiento preparado previo a cualquier discurso, pues sólo le resta expresarlo, y esta tarea, lejos de estimularlo, no tiene otra consecuencia que disminuir la excitación. Por lo tanto, si una idea es expresada confusamente, no se concluye del todo que también haya sido pensada del mismo modo. Antes bien, podría suceder muy fácilmente que las cosas expresadas con mayor confusión son justamente las pensadas con mayor claridad. Es común observar en una reunión, en donde gracias a una viva conversación se pone en marcha una fructífera y continua actividad de ideas en los espíritus, personas inseguras de hablar que permanecen generalmente retraídas; ellas, encendiéndose repentinamente en un involuntario gesto, toman la palabra y dan a luz galimatías. En efecto, cuando han llamado la atención, parecen manifestar que no saben exactamente lo que quisieron decir en medio de una confusa pantomima. Es probable que estas personas hayan meditado algo muy pertinente y claro; pero el súbito cambio de tarea, la transición en su espíritu del pensamiento a la expresión socavó una vez más todo el estímulo del espíritu, indispensable para fijar el pensamiento

112 Castillos medievales franceses dispuestos en las entradas principales de las ciudades con fines de defensa. Durante el Antiguo Régimen pasaron a servir de cárceles de «grandes» criminales.

41

Interior Linguarium24 agosto.indd 41

03/12/2012 11:37:27 a.m.


así como su enunciación. En tales casos se vuelve tanto más indispensable que el lenguaje esté fácilmente a nuestro alcance para acompañar por lo menos tan rápido como sea posible aquello que hemos pensado simultáneamente, pero que no podemos transmitir simultáneamente. Y, en general, aquel que habla más rapidamente y con la misma claridad que su adversario gozará de una ventaja sobre él, porque, por decirlo así, conduce más tropas al campo.

para comprarnos o reprobarnos con un cinco o un seis respectivamente. Es tan difícil jugar sobre un espíritu humano y sonsacarle su propia voz, se desafina tan fácilmente entre manos torpes que incluso aquel que conozca mejor a los hombres, versado hasta la perfección en el arte de parir los pensamientos —tal como Kant lo denomina114 — podría cometer desaciertos aquí debido a su falta de familiaridad con el parturiento. Por lo demás, lo que proporciona una buena calificación a estos jóvenes en la mayoría de los casos, incluso a los más ignorantes, es el hecho de que los espíritus de los evaluadores mismos están tan perplejos como para poder emitir un juicio imparcial cuando el examen público tiene lugar. Puesto que ellos no solo sienten a menudo la indecencia de todo este proceder, uno se avergonzaría de exigirle a alguien que vacíe su monedero frente a nosotros, mucho menos su alma: sino que su propio entendimiento tiene que permitir una peligrosa inspección, y pueda que agradezcan a menudo su Dios, cuando ellos mismos puedan marcharse del examen, sin mostrar sus debilidades, quizás más vergonzosas que aquel joven apenas recién egresado de la universidad, al cual evaluaban.

Cuán necesaria es la excitación del espíritu, así sea para evocar ideas que ya hemos tenido, se ve a menudo, cuando se evalúan cabezas eruditas, confrontándolas a preguntas de este tipo: ¿qué es el Estado? o ¿qué es la propiedad? u otras por el estilo. Si estos jóvenes estuvieran en una reunión, donde se haya conversado del Estado o de la propiedad por un buen tiempo, ya habrían hallado con facilidad la definición por comparación, análisis y síntesis de conceptos. No obstante, careciendo aquí el espíritu de toda preparación, lucen perplejos y sólo un evaluador desentendido concluiría que ellos no saben. Pues no es que nosotros sepamos, es ante todo un cierto estado nuestro el que sabe. Solo espíritus vulgares, personas que aprendieron el día anterior lo que es el Estado y lo han olvidado al día siguiente, tendrán la respuesta a la mano. Después de todo, quizá no haya peor ocasión de tomar ventaja que en un examen público. Tomando en cuenta que es repugnante, hiere el tacto y que irrita mostrarse continuamente, cuando semejante cepillo113 erudito vela por los conocimientos

Continuará. H[einrich]. v[on]. K[leist].

114 Kleist, Heinrich von. “Notas”, Sobre el teatro de la marionetas y otro ensayos de arte y filosofía. Prólogo, traducción y notas de Jorge Riechmann. Madrid: Ediciones Hiperión, 1988, p. 83: La alusión a Kant proviene del parágrafo 50 en la segunda parte de la Metafísica de las costumbres.

113 Gelehrter Roßkamm: Lit. Almohaza erudita. Un almohaza es un instrumento metálico para limpiar y peinar caballerías compuesto de un mango de madera, una barra y cuatro o cinco dientes de punta roma.

42

Interior Linguarium24 agosto.indd 42

03/12/2012 11:37:27 a.m.


Linguarium

多ES CONOCIMIENTO LA CREENCIA VERDADERA JUSTIFICADA?

115 , 116

E. Gettier

Esteban Caviedes

117

43

Interior Linguarium24 agosto.indd 43

03/12/2012 11:37:28 a.m.


E

n años recientes se han llevado a cabo varios intentos para establecer las condiciones necesarias y suficientes para que una persona conozca una proposición dada. Los intentos con frecuencia han sido tales que pueden ser expuestos en una forma similar a la siguiente118: 115

(i) P es verdadera, (ii) S está seguro que P es verdadera, y (iii) S está en lo correcto al estar seguro que P es verdadera.

116

117

Argumentaré que (a) es falsa en tanto que las condiciones en ella establecidas no constituyen una condición suficiente para la verdad de la proposición de que S sabe que P. El mismo argumento mostrará que (b) y (c) fallan, si ‘posee evidencia adecuada para’ o ‘está en lo correcto al estar seguro que’ se sustituye, cada vez que aparece, por ‘está justificado en creer que’.

(a) S sabe que P ssi [si y sólo si] (i) P es verdadera, (ii) S cree que P, y (iii) S está justificado en creer que P.

Empezaré anotando dos puntos. Primero, que en aquel sentido de ‘justificado’ en el cual S está justificado en creer P es una condición necesaria del conocimiento de S que P, es posible que una persona esté justificada en creer una proposición que es, de hecho, falsa. Segundo, para cualquier proposición P, si S está justificado en creer P, y P implica Q, y S deduce Q a partir de P, y [S] acepta Q como resultado de esta deducción, entonces S está justificado en creer Q. Teniendo en mente estos dos puntos, voy a presentar ahora dos casos en los cuales las condiciones establecidas en (a) son verdaderas para alguna proposición, si bien es al mismo tiempo falso que la persona en cuestión conozca tal proposición.

Por ejemplo, Chisholm ha sostenido que lo siguiente proporciona las condiciones suficientes y necesarias para el conocimiento: (b) S sabe que P

ssi

(i) S acepta P, (ii) S posee evidencia adecuada para P, y (iii) P es verdadera. Ayer ha establecido las condiciones suficientes y necesarias para el conocimiento como sigue: (c) S sabe que P

ssi

115 Sólo existe una traducción completa al español de este artículo, llevada a cabo por Robert Calabria y publicada en la Revista de Filosofía Contemporánea de la FHCE (disponible en http://www.fhuce.edu.uy/revistafc/. En líneas generales, sigo tal versión en la presente traducción. Ahora bien, en tanto que Calabria hace un excelente trabajo al justificar detalladamente sus elecciones de traducción, remito al lector a su versión para detalles técnicos de la misma, los cuales omití aquí con el fin de evitar sobrecargar e interrumpir la lectura. La presente traducción debe considerarse, por tanto, como un complemento a la de Calabria. Por otra parte, estoy muy agradecido con Ángel G. Rivera Novoa por sus comentarios y correcciones a una versión previa de esta traducción. [N. del T.] 116 Gettier, E. “Is Justified True Belief Knowledge?”. Analysis, Vol. 23, No. 6 (Enero de 1963), 121-123 [N. del T.] 117 Egresado de la carrera de Filosofía y actual estudiante de la Maestría en Filosofía, Universidad Nacional de Colombia. 118 Platón parece estar considerando una definición parecida en Teeteto 201 y quizás esté aceptándola en Menón 98.

Caso I: Supóngase que Smith y Jones se han postulado para cierto trabajo. Y supóngase también que Smith tiene fuerte evidencia para la siguiente conjunción: (d) Jones es el hombre que conseguirá el trabajo y Jones tiene diez monedas en su bolsillo. La evidencia de Smith para (d) puede ser que el presidente de la compañía le ha asegurado que Jones tendrá el trabajo y que él, Smith, ha contado hace diez minutos las monedas en el bolsillo de Jones. La proposición (d) implica:

44

Interior Linguarium24 agosto.indd 44

03/12/2012 11:37:28 a.m.


Linguarium

(h) O Jones posee un Ford, o Brown se encuentra en Barcelona. (i) O Jones posee un Ford, o Brown se encuentra en Brest-Litovsk.

(e) El hombre que conseguirá el trabajo tiene diez monedas en su bolsillo. Supongamos que Smith ve la implicación de (d) a (e), y que acepta (e) sobre la base de (d), para la cual posee fuerte evidencia. En este caso, Smith está claramente justificado en creer que (e) es verdadera. Pero imagínese además que, sin saberlo Smith, él mismo, y no Jones, conseguirá el trabajo. Y también que, sin saberlo Smith, él mismo tiene diez monedas en su bolsillo. La proposición (e) es entonces verdadera, si bien la proposición (d), a partir de la cual Smith infirió (e), es falsa. En nuestro ejemplo, por lo tanto, todo lo siguiente es verdadero: (i) (e) es verdadero, (ii) Smith cree que (e) es verdadero y (iii) Smith está justificado en creer que (e) es verdadero. Pero es igualmente claro que Smith no sabe que (e) es verdadero: ya que (e) es verdadero en virtud del número de monedas en el bolsillo de Smith, en tanto que Smith no sabe cuántas monedas hay en el bolsillo de Smith y basa su creencia en (e) en un conteo de las monedas del bolsillo de Jones, de quien falsamente cree ser el hombre que obtendrá el trabajo.

Cada una de estas proposiciones está implicada por (f). Imagine que Smith lleva a cabo la implicación de cada una de las proposiciones que ha construido a partir de (f) y procede a aceptar (g), (h) e (i) sobre la base de (f). Smith ha inferido correctamente (g), (h) e (i) a partir de una proposición para la cual posee fuerte evidencia. Smith está, por lo tanto, completamente justificado en creer cada una de estas tres proposiciones. Smith, desde luego, no tiene ni idea de dónde está Brown. Pero imagine ahora que otras dos condiciones se dan. Primero, que Jones no posee un Ford, sino que está manejando un auto rentado. Y, segundo, que por pura casualidad y siendo totalmente desconocido para Smith, el lugar mencionado en la proposición (h) resulta ser en realidad el lugar donde Brown se encuentra. Si estas dos condiciones se dan, entonces Smith no sabe que (h) es verdadero, aun cuando (i) (h) es verdadera, (ii) Smith cree que (h) es verdadera y (iii) Smith está justificado en creer que (h) es verdadera.

Caso II: Supongamos que Smith tiene fuerte evidencia para la siguiente proposición:

Estos dos ejemplos muestran que la definición (a) no establece una condición suficiente para que alguien conozca una proposición dada. Los mismos casos, con los cambios adecuados, serán suficientes para mostrar que la definición (b) y la definición (c) tampoco lo hacen.

(f) Jones posee un Ford. La evidencia de Smith puede ser que Jones, en todos los momentos que Smith puede recordar, poseía un auto, que éste siempre era un Ford y que Jones acaba de invitar a Smith a pasear, justamente mientras Jones conduce un Ford. Imaginemos ahora que Smith tiene otro amigo, Brown, cuyo paradero le es totalmente desconocido. Smith selecciona tres nombres de lugares completamente al azar y construye las siguientes tres proposiciones:

Bibliografía Chisholm, R.M. Perceiving: a Philosophical Study. Ithaca, New York: Cornell University Press, 1957. Ayer, A. J. The Problem of Knowledge. London: Macmillan, 1956.

(g) O Jones posee un Ford, o Brown se encuentra en Boston.

45

Interior Linguarium24 agosto.indd 45

03/12/2012 11:37:28 a.m.


III. Refle 46

Interior Linguarium24 agosto.indd 46

03/12/2012 11:37:29 a.m.


Linguarium

lexiones 47

Interior Linguarium24 agosto.indd 47

03/12/2012 11:37:29 a.m.


La Vida Oculta de los Traductores: En b煤squeda de fundamentos de calidad Sandra Santana

119

120

Bill Fraser y Helen Titchen Beeth, Servicio de Traducci贸n, Comisi贸n Europea.

Interior Linguarium24 agosto.indd 48

03/12/2012 11:37:30 a.m.


Linguarium

E

ste artículo aborda tres aspectos diferentes de la traducción. El material que contiene ha sido recopilado, desarrollado y resumido a partir de una serie de talleres para traductores desarrollados en la Comisión Europea. 119 120 Nuestro objetivo principal en estos talleres ha sido explorar la traducción desde el ángulo de la observación interna y la experiencia de un proceso, en lugar de trabajar la observación externa y medición como producto. Esto es porque creemos que el secreto de “la calidad de traducción” no son los elementos del producto final sino el proceso desarrollado para tal fin.Nuestro método ha consistido en indagar a traductores profesionales acerca de cómo trabajan y cómo reaccionan a las descripciones de los procesos de trabajo dadas por otros colegas. Nuestras descripciones son tan claras que podemos hacerlas sobre las bases de la auto-observación. Quizá, por esto vale la pena resaltar que hemos evitado protocolos de “pensar en voz alta”, pues consideramos que probablemente éstos aún están estructurados y censurados por

supuestos inconscientes. La esperanza es que otros traductores profesionales reconozcan los procesos descritos y, en virtud de tenerlos así, podrían acceder con mayor facilidad a sus procesos internos y de esa manera mejorarlos o cambiarlos si desean.Los tres temas de este artículo reflejan diferentes niveles en el proceso detallado de traducción. La primera sección se refiere a cómo nuestra identidad como traductores influencia nuestro desempeño. La segunda explora los meta-procesos que proporcionan un referente para la labor específica de traducir. La tercera explicará con detalle los micro-procesos, los cuales relacionaremos con los contextos más extensos analizados en las dos primeras secciones. Sección 1 El traductor como profesional y artesano Conocer el lugar de trabajo La traducción no puede ser concebida de manera aislada. La función del traductor está implícita en el amplio contexto de un proceso comunicativo, cuyo propósito será diferente en cada instancia y en el que también varía el número e identidad de los interlocutores. De hecho, el mismo texto algunas veces puede estar diseñado para diversos propósitos en distintas ocasiones y cada vez puede requerir una traducción diferente.

119 Fraser, Bill & Titchen Beeth, Helen (2001) The Hidden Life of Translators: The quest for the roots of quality. 120 Egresada de la Licenciatura en Educación Básica con énfasis en inglés, Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

49

Interior Linguarium24 agosto.indd 49

03/12/2012 11:37:30 a.m.


Todos hemos sido remitentes y receptores de mensajes escritos, por tanto sabemos lo que implica, como autor, preguntarnos: ¿Cómo puedo asegurar que mi audiencia entienda lo que trato decir? Y como lector, Me pregunto: ¿qué intentaba decirme el autor cuando escribió estas palabras? Debido a que con frecuencia no tenemos acceso al lector o autor real, con el fin de contestar a estas preguntas, instintivamente nos proyectamos en el lugar del otro en el circuito de la comunicación, como el único lugar de donde podemos obtener la información que necesitamos.

Para ser completamente justos con cualquier texto, tenemos que pensar y sentirnos al interior de un contexto relevante. Cuanto más detalladamente podamos empaparnos del ambiente, más fácil y naturalmente produciremos la calidad de trabajo requerida para cada ocasión. Sin embargo, hay más, el éxito final del proceso de la comunicación depende de la comprensión no sólo del contenido del mensaje y su contexto, sino en cualquier lugar posible de la identidad del remitente y del receptor. La relación entre ellos, como un factor vivenciado por ambas partes.

Debemos cubrir doble territorio, somos requeridos para “habitar” primero en el autor, para verificar que hemos comprendido su intención y el contexto desde el cual él manifiesta su mensaje, y después en el lector, para comprobar que el mensaje está dirigido a un nivel que se entenderá fácilmente. Por supuesto, para el proceso de traducción real, habitamos a plenitud con nuestro propio ser para tener el control de todos nuestros recursos. Por un tiempo, convertirnos en el autor original de un nuevo texto.

Saber quiénes somos Como traductores, nuestra posición en el proceso de la comunicación es poco común. Nosotros estamos “en el medio”. Al no ser ni el remitente ni el receptor del mensaje, el traductor no es más que un interlocutor en el proceso comunicativo como parte del proceso en sí. En esta capacidad, se supone que somos invisibles.

Necesitamos ser más conscientes del papel del traductor en el proceso de la comunicación. Ser siempre un intermediario, anhelando ser invisibles o al menos como la transparencia de una ventana mientras se tiene que pasar demasiado tiempo habitando en las identidades de otras personas, puede ser una receta que rápidamente se apaga a menos que estemos profundamente anclados en nuestra propia función del proceso. Contrariamente, si permanecemos con nuestro sentido de vocación, cuando traducimos, encontraremos que personificar al camaleón suministra una profunda autenticidad para nuestro trabajo que constituye el sello distintivo del verdadero traductor inspirado.

El traductor rara vez está frente a frente con el remitente o con el receptor del mensaje. Nuestro aporte en el proceso consiste, en asegurar que el mensaje del remitente sea transmitido tan confiablemente como sea posible al receptor. En ocasiones, el receptor no necesita sentirse abrumado con la información original del mensaje de una estructura, una lengua o cultura distinta. Otras veces, el receptor desea entender las circunstancias en las cuales se produjo el mensaje. Nuestra labor en el proceso además es más compleja que la del emisor o receptor. Ser ‘camaleón’ debe ser parte de nuestra labor. Si tenemos que asegurar la confiabilidad y efectividad en la transmisión del mensaje, necesitamos ponernos en el zapato de otro.

50

Interior Linguarium24 agosto.indd 50

03/12/2012 11:37:30 a.m.


Linguarium

Conocer nuestro quehacer

práctica auto-disciplinar. Uno no se despierta un día preparado para la auto-observación consciente, capacidad que se desarrolla gradualmente. Sin embargo, vale la pena el esfuerzo ya que es algo que se puede aplicar en cada ámbito de la vida y los beneficios no se restringen a las actividades profesionales.

El arte del traductor está constituido por diversas estrategias y sub-estrategias internas. Se conoce muy poco acerca de este fenómeno, tan solo excepcionales traductores perceptivos han sido conscientes de ellas121. Un estudio científico de dicha experiencia, podría ser tan complejo que en realidad no ha comenzado. Además, tales estrategias rara vez, por no decir nunca, son diseñadas para los cursos de traducción, los cuales se enfocan en los factores más directos, externos, empíricos y observables tales como el producto final y el texto original.

Teniendo en cuenta que esta zona de estrategias es tan crucial, incluso tan compleja, preferimos concentrarnos en ésta y en las secciones 2 y 3 en las “estrategias posibilitantes” las cuales pueden ayudar a los traductores a ser conscientes y desarrollar las rutinas que utilizan de forma inconsciente para que les ayuden a aplicarlas más fácilmente.

Sin embargo, si sabemos conscientemente lo que estamos o no haciendo, utilizamos a propósito la mayoría de estas rutinas subconscientes de lenguaje, sólo que no entendemos cómo funcionan en realidad (como si no entendiéramos el lenguaje en sí). Traductores independientes dedican su vida profesional al desarrollo y al mejoramiento de sus estrategias, pero en verdad casi no las comparten o discuten con sus colegas. Incluso, con frecuencia dichas estrategias, ni siquiera llegan a la conciencia.

El control de nuestro estado interno Sólo se necesita escuchar a los comentaristas deportivos durante 5 minutos, para saber que lo que hace a un campeón de golf o a los mejores atletas del mundo no es tanto su competencia técnica (excelentes deportistas competentes son muy reconocidos) sino es su capacidad para controlar de manera sistemática su estado interno. El ganador de la final de tenis en Wimbledon, por ejemplo, debe mantener un estado de profunda y relajada concentración, bajo presión extrema (creada por la mente, pues la supervivencia de una persona no está en juego), un poco de alegría y buen humor le servirán para ganarse al público.

Recientes autores quisieran observar esta tendencia de cuestiones mejoradas, porque no se puede solucionar un problema si no se comprende cómo abordarlo. No es posible mejorar su desempeño sin saber qué se está o no haciendo en ese preciso momento, al menos por accidente. Por lo tanto, una de nuestras herramientas como traductores profesionales debe ser la capacidad para observar nuestro desempeño minuciosamente y perfeccionarlo de manera continua, esto implica:

Esto aplica de la misma manera para los traductores. Bien sabemos qué es tener que trabajar bajo presión. Se tiene en cuenta la fecha límite ya que es más importante para algunos documentos que para otros. Una muy buena calidad es más substancial para algunos documentos que para otros. Supuestos generales entre los traductores incluyen la convicción de que la velocidad y la calidad no pueden ir de la mano. Sin embargo,

121 En un libre reciente, Douglas Hofstadter analiza algunos de los procesos vivenciales que ocurren en la memoria latente, como sub-rutinas en la mente de los traductores: él menciona el ‘reagrupamiento sintáctico’, el ‘substituto semántico’ y el ‘substituto fonético’

51

Interior Linguarium24 agosto.indd 51

03/12/2012 11:37:30 a.m.


esta generalización puede ser muy ingenua. Una clave para alcanzar el profesionalismo en traducción es la capacidad para controlar el estado interno de manera sistemática, poder producir trabajos apropiados y con excelente estilo. Ejemplos de estados internos (y componentes de los estados) que los traductores pueden dominar: * Inmersión (estado de la traducción) * Distancia crítica * Capacidad de asombro (tener una nueva mirada) * Concentración * Relajación * Enfocarse en un plano general *Concentración en pequeños detalles Aprendizaje constante Traducir es una de las actividades intelectuales más exigentes y difíciles que existe. Además del nivel de competencia lingüística, el conocimiento general del mundo y la flexibilidad mental que se requiere, los traductores también deben estar casi completamente motivados si tienen que permanecer demasiado tiempo en su oficio, puesto que hay que acumular experiencia; ser auto-críticos si tienen que mantener altos estándares y continuar mejorando la calidad de su trabajo, y, por encima de todo, estar dispuestos a autocapacitarse. Quizá el mundo de la traducción ha cambiado más en los últimos 10 años que desde el comienzo de los textos escritos (la llegada de la imprenta fue un simple acontecimiento). La aparición de los computadores ha creado un ambiente de aprendizaje intenso para todos en su profesión. Los traductores que anhelan estar en la cima del mercado están prendiendo nuevos métodos a una velocidad y canti-

dad que podrían no haber experimentado nunca antes en sus vidas profesionales. No obstante, mientras haya cambios constantes en las herramientas y medios que necesitan dominar, con el fin de trabajar satisfactoriamente con una total variedad de clientes, la labor real de transferencia de lengua parece permanecer obstinada y eternamente igual. Ésta es una tarea que (creemos) tiene que ser realizada por la mente humana de la manera que ha sido siempre, desde los tiempos bíblicos e incluso antes. Desde esta perspectiva, se promueve la limitación de nuestro aprendizaje ante el dominio de dichas herramientas. Es difícil continuar trabajando con habilidades básicas que ya han sido dominadas en buena medida por una persona, es más fácil continuar aplicando nuestra creatividad natural a la labor de traducir (el contenido de nuestras traducciones) en lugar de cómo traducimos (el proceso en sí). Por esta razón, quizá no hemos adquirido el hábito de observar nuestro propio trabajo. Muchos de nosotros suponemos que lo que hacemos no es observable y no puede ser una labor consciente como cuando el agua se escurre entre nuestros dedos. Y aun así, al final de cada traducción, complementamos conocimiento a nuestro repertorio: conocimiento acerca del mundo, el tema central tratado en el texto, estructura del documento en general, nuevas pautas del manejo del software, nuevas fuentes de referencias o terminología, etc. Con el inventario y la integración de estos saberes al terminar un trabajo, profundizaremos nuestra experiencia y competencia para el siguiente. Profesionalismo: ante todo un proceso, no un producto Ninguna persona que, con la seriedad requerida, escriba acerca la traducción en esta época, afirmaría que se trata de una actividad

52

Interior Linguarium24 agosto.indd 52

03/12/2012 11:37:30 a.m.


Linguarium

estrategias de manera consciente, podremos aumentar potencialmente los efectos de cualquier ajuste que pudiéramos hacer con las micro-estrategias, que a su vez nos pueden ayudar a garantizar la calidad del producto terminado. (Véase en la última sección).

científica; en esencia permanece como una labor artesanal. Pero, ¿qué hace a un buen artesano? Un elemento es, sin duda, conocer los materiales y herramientas que utiliza y sus efectos. Sin embargo, la mayoría de las herramientas claves de la traducción son invisibles, por ejemplo los procesos mentales; con frecuencia el análisis de lo que posibilita dicho profesionalismo es inconcluso. Ya que, como seres humanos, nuestra relación con el lenguaje y el pensamiento es muy estrecha, la mayor parte de las áreas que están en el interior del profesionalismo en traducción son extremadamente privadas y sensibles, por tanto no son cuestionables para los mismos traductores.

Sección 2 La casa de cristal En la primera sección se describió la manera en que la identidad como traductores puede inf luenciar nuestro desempeño. En esta sección se abordan algunas de las formas como podemos, y en realidad creamos referentes mentales que estructuran nuestra manera de traducir y algunas de las consecuencias que éstos pueden tener. La elección del subtítulo de esta sección, aparentemente ambiguo, se debe a que dichos referentes mentales pueden compararse con una casa de cristal: éstos proporcionan una estructura invisible que con facilidad permiten que observemos, bien sea hacia fuera o el mobiliario en su interior; sin embargo, se necesita un esfuerzo constante para regular nuestro enfoque con el fin de examinar las paredes (a menos que, obviamente, llamen la atención por estar demasiado oscuras).

No obstante, consideramos crucial la exploración de los procesos en traducción como una vivencia interior, ya que hace parte de los procesos de calidad. Mientras nuestros clientes estén interesados en el producto, como traductores profesionales necesitamos prestar la misma atención a los procesos y al producto, o incluso un poco más. De esta manera situar la calidad dentro del proceso, nos libera de la “incomoda verdad” ampliamente aceptada en los círculos de traductores profesionales que la calidad superior requiere más tiempo. Desde nuestro punto de vista, no hay una relación directa entre calidad y tiempo: lo que toma tiempo es el proceso en sí mismo, independientemente del resultado. Como veremos más adelante, lo que con frecuencia distingue a una buena traducción de una mediocre o pobre, no es la cantidad de tiempo empleada sino la atención y el compromiso invertido por el traductor durante dicho proceso.

De la misma forma como se estimó en la primera sección, la auto-observación constituye una habilidad clave para los traductores que deseen continuar desarrollando este trabajo a lo largo de sus vidas. Los autores los animan a desarrollar esta habilidad en los talleres para traductores122. Estos talleres han destacado precisamente cómo muchos de nosotros suponemos que lo que hacemos como traductores no es observable y no puede ser

En la siguiente sección describimos algunas de las meta-estrategias que suministran un ‘soporte’ para las sub-estrategias de la traducción. Una vez manejemos dichas

122 2 Para lectores en la Comisión de Servicio de Traducción, visitar nuestra página web intranet http:// www.cc.cec/SDT/workshop/files/index.htm

53

Interior Linguarium24 agosto.indd 53

03/12/2012 11:37:31 a.m.


Marcos de referencia

una labor consciente como cuando el agua se escurre entre nuestros dedos. No obstante, también se ha demostrado, que esta auto-observación es posible y se puede desarrollar a fondo y con excelentes resultados. No es muy sencillo empezar a adquirir el hábito, después de todo, es difícil ver algo que no se puede percibir. En esta parte se señalarán algunas pautas para iniciar este exigente recorrido.

Los marcos de referencia son filtros a través de los cuales vemos el mundo. Sin embargo, la elección de cuál utilizamos con frecuencia es inconsciente. En realidad, pocas veces somos conscientes de que existe un filtro que nos separa de la “realidad” observada. Al aplicar este concepto a la traducción, existe un número de filtros muy básicos que si se utilizan con juicio pueden cambiar radicalmente el producto de nuestra labor. Todos los filtros que señalamos como los más influyentes funcionan en parejas, como las dos caras de la moneda. Esto sugiere que cuando se maneja uno de estos marcos de referencia, existe una u otra opción para observar las cosas. Si éste no es el apropiado, uno se libera cuando se vuelve consciente del filtro utilizado y lo elige para hacerlo a un lado. Los principales marcos de referencia identificados hasta el momento son:

• Para comenzar, se revisarán algunos patrones generales inconscientes que con frecuencia se repiten en el proceso de traducción. • Es importante ser conscientes de los marcos de referencia que utilizamos en nuestro pensamiento. A menudo limitamos nuestra capacidad recursiva manejando presuposiciones inconscientes que no siempre se ajustan a la realidad. • Nuestro estado interno es un factor primordial en todas las etapas del proceso de traducción. No obstante, existe una gran percepción de ser en esencia un factor dependiente de otros factores externos y/o ambientales más allá del control del individuo. De hecho, la labor de un traductor consiste en un conjunto de habilidades discretas que pueden ser desarrolladas. Cuanto más el traductor desarrolle su rango completo de habilidades, es decir, a mayor competencia, mayor será su confianza. Dos de los componentes más significativos en el estado de una traducción recursiva son la dependencia (de nuestros recursos) y la seguridad (en sí mismos)

• Labor individual/ interacción • Cercanía/ distancia • Inclusión/ exclusión • Forma/ contenido • Primer plano/ segundo plano • Libertad/ responsabilidad a) Labor individual/ interacción Cualquier actividad se verá diferente dependiendo si el eje fundamental es la labor que se debe realizar o la interacción entre las personas que están involucradas. La traducción como actividad no es la excepción. Es sencillo pensar en ésta como una labor independiente en la cual el traductor se encuentra a solas con el texto: el objetivo es obtener un resultado final satisfactorio. Por consiguiente, los traductores tienden a aproximarse a su trabajo fundamentalmente a través del marco de dicha labor individual. No obstante, el

• Aunque con frecuencia se dice que traducir es una labor solitaria, no se pueden subestimar factores de interrelación y la necesidad de una comunicación efectiva con otros. • Posiblemente la habilidad más valiosa en el repertorio del traductor (dando por hecho la competencia lingüística) es la capacidad para formular preguntas relevantes y efectivas de otras personas y de sí mismos.

54

Interior Linguarium24 agosto.indd 54

03/12/2012 11:37:31 a.m.


Linguarium

traductor también es miembro de un equipo, real o virtual: no solamente trabajamos para un cliente o un departamento específico y utilizamos diccionarios recopilados por ejércitos de especialistas, sino que somos también un vínculo en la cadena entre un escritor y su audiencia, un gobierno y el gobernado. Esto es verídico incluso para el traductor que trabaja por cuenta propia, mucho más para el equipo de traductores que trabajan en Translation Service en la Comisión; de quienes, por ejemplo, difícilmente se estima el número de los diferentes grupos a los que pertenecen según el aspecto que se tiene en cuenta en su labor: terminología, tecnología, trabajo en equipo con colegas en el mismo o en diferente idioma, su rol en la jerarquía, el equipo virtual que cambia para cada documento y así sucesivamente.

De la misma forma, en el proceso de traducción, ¿Con qué frecuencia nos distanciamos para hacer un balance de la manera como realizamos el trabajo? ¿Con qué frecuencia, en la traducción de un documento, sentimos que atravesamos un terreno difícil sin darnos cuenta de que la tenacidad es producto de la concentración o que no nos involucramos lo suficiente en el texto? ¿Con qué frecuencia nos detenemos a cuestionarnos cómo podemos hacer las cosas de una manera más sencilla? Así mismo, ¿con qué frecuencia notamos que debe haber inmersión total en el desarrollo de la traducción, y quizá perdemos toda la objetividad y nos alejamos demasiado del registro necesario? ¿Con qué frecuencia conscientemente dilucidamos y nos distanciamos del texto antes del continuar, sólo para asegurarnos de que estamos realizando lo que en verdad necesita el cliente?

Nos guste o no, participamos en el juego de la comunicación humana y todo lo que esta implica. Permanecer conscientes de la relación de nuestro trabajo al mismo tiempo que existe un compromiso en la actividad traducir, con seguridad afectará tanto las opciones para realizar dicha labor individual como el resultado de nuestra labor.

Traducir un documento, de principio a fin, es un proceso evolutivo de aproximación al texto, que implica descubrir su contexto, estilo y propósito; que se convierte poco a poco en una ayuda para comprender su mensaje y traducirlo a nuestro idioma; diferenciándolo de nuestro pensamiento crítico para observarlo en su más amplio contexto y juzgar su calidad, propiedad y pertinencia. La lectura final completa el proceso: el traductor integra el texto a su vivencia del mundo y lo libera a una realidad diferente.

b) Cercanía/ distancia Algunas veces nos encontramos tan inmersos en el texto, que se nos olvida el resto del mundo. Otras veces nos apartamos de forma significativa de nuestra labor, para retroceder mentalmente al origen de lo que se está diseñando y así obtener una mejor perspectiva. Desarrollar una de las etapas también constituye una de las claves para controlar el arte de la auto-observación. En algunas ocasiones hay una inmersión en el trabajo, pero se llega a un mayor control cuando además se tiene la capacidad de autoobservación.

c) Inclusión/exclusión Un primer ejemplo evidente de este marco de referencia es la distinción que los traductores hacen entre las fuentes terminológicas a las que acceden en el interior de su lugar de trabajo y aquellas que consultan fuera de él. Aparentemente, esto relaciona la conveniencia y facilidad de acceso. Para algunos, “lugar de trabajo” denota únicamente su propio escritorio, para otros podría incluir al compa-

55

Interior Linguarium24 agosto.indd 55

03/12/2012 11:37:31 a.m.


ñero que está en la siguiente oficina o a un colega que trabaja para la misma empresa. Es probable que la línea divisoria entre dentro o fuera, cerca y lejos, cambie dependiendo de la situación. Utilizar una fuente en mi lugar de trabajo puede indicar la no interrupción de mi concentración, mientras que visitar una biblioteca puede ser un “receso bienvenido” que me permita distanciarme del texto.

el segundo plano. Si las palabras del documento expresan ciertas ideas de manera explícita, otras ideas están presentes de manera implícita en el segundo plano, ideas sin las cuales el texto no se podría comprender. Cada forma de comunicación, escrita o verbal, contiene alguna información suministrada (o implícita o explícita) y transmite algo nuevo. Por otro lado, los traductores con frecuencia deben comenzar con la tarea de interpretar un texto en otro idioma (primer plano). Sin embargo, los días en que falta la inspiración, esta actividad puede ser difícilmente desarrollada. El problema no radica en la tarea como tal, sino en nuestra relación con dicho trabajo, el cual determina el estado interno con el que lo abordamos. Este aspecto relacional generalmente se deja en el segundo plano, pero puede ser útil en el primer plano si existe un problema de motivación que debe solucionarse.

Sin embargo, a un nivel más profundo, este marco de referencia tiene además mucho que ver con la cuestión de la cooperación: a quién incluimos mentalmente en nuestro equipo. Aquí se discute sobre fuentes “personales” versus fuentes “externas” (yo/otro- nosotros/ellos). La línea divisoria entre individuo y grupo varía de una persona a otra y de un contexto a otro. Depende también de los demás marcos de referencia utilizados. No obstante, de manera implícita existe siempre la cuestión de la confianza: las fuentes que un traductor considera como “internas” validan su satisfacción para utilizarlas con seguridad.

f) Libertad/responsabilidad En este marco existe una paradoja básica. El tranvía va por el ferrocarril y es lamentable la poca libertad que tiene para desplazarse y poder cambiar su trayecto. El bus tiene la libertad de transitar por donde quiera, pero algunas veces desearía que el trayecto fuera restringido por la gran responsabilidad de tener que elegir hacia dónde viajará. Sin libertad no hay responsabilidad y sin responsabilidad no existe la verdadera libertad.

d) Forma/contenido Estamos tan acostumbrados a comenzar con el contenido de la historia cuando traducimos, que, con frecuencia, descuidamos la forma como se cuenta dicha historia. Esto puede funcionar en conjunto para un producto final en vez de perjudicarse. Cada oración contiene claves e indicadores para formar un sistema coherente que, a menudo, pasamos por alto porque aparentemente no contribuyen al contenido de la historia; y sin ellos el lector perdería el hilo sin duda alguna. Parte de nuestro trabajo, como traductores, consiste en prestar atención a la coherencia y por consiguiente a la “comprensión” del mensaje.

Se dice que en traducción no hay creatividad, ya que el traductor no tiene la libertad de expresar sus propias ideas, únicamente para traducir las ideas de otros. Sin embargo, el 90% del contenido de la traducción práctica de los libros de texto parece girar en torno a cómo desarrollar un criterio para salirse del carril. De la forma como los autores lo perciban, es nuestra responsabilidad como traductores, de una manera precisa y adecuada, traducir el mensaje de su fuente original al

e) Primer plano/ Segundo plano Si el texto que traducimos está en el primer plano, el contexto en el cual se escribió está en

56

Interior Linguarium24 agosto.indd 56

03/12/2012 11:37:31 a.m.


Linguarium

No hay razón alguna para que el proceso de traducción de un documento no deba transversalizar; y de hecho, admitiremos que la mayoría de nosotros hacemos esto siempre.

objetivo propuesto. Dentro de esta responsabilidad, somos libres de utilizar todos los recursos disponibles, y de hecho es nuestro deber hacerlo.

De la misma manera, no existe razón por la que no podamos abordar un texto de principio a fin en varios pasos, como cuando se pinta una pared: se aplica pañete, base y la última mano; o como cuando se arma una lasaña. Esto se asimila al procedimiento que sigue un programa de traducción. Una vez más, siempre que surja este asunto, la mayoría de profesionales admitirán que ésta es precisamente la forma en que trabajan; por ejemplo, cuando se deja la búsqueda de términos difíciles para un segundo o tercer paso y se hace al menos una lectura completa antes de terminar. Si no fuera así, casi todas las traducciones serían palabra por palabra, frase por frase, con una lectura parecida a las traducciones hechas por máquinas.

Presuposiciones “Presuposición” no hace referencia a las convenciones aplicadas a la realidad (suponiendo que X es verdadero, exploremos Y), sino que a las suposiciones ocultas que tenemos en nuestra labor o en nuestra vida y que malinterpretamos como hechos contundentes. Es el caso de la utilización de los marcos de referencia, la importancia radica en la labor consciente de lo que realizamos. Es necesario hacer explícito el último tipo de presuposiciones al momento en que éstas surgen, para que puedan ser cuestionadas; de lo contrario, tienden a cerrarle las puertas a las diferentes alternativas. Con frecuencia cuando parece que los problemas no tienen solución es porque nuestras presuposiciones sobre la realidad nos enceguecen frente a las opciones disponibles.

En el primer taller se sugiere que los traductores podrían iniciar en la mitad o al final del documento, o traducir los encabezados y los subtítulos primero para tener una idea global del contenido del texto. Curiosamente la llegada de memorias de traducción y las aplicaciones de mesas de trabajo está generando, por supuesto, nuevas formas de procesar textos a lo largo de estas líneas; en donde se puede comenzar, por ejemplo, con lo poco que ya está traducido en otros contextos y después aplicar otras herramientas informáticas en pasos sucesivos a través de todo el documento.

Por ejemplo, la mayoría tenemos la presuposición fundamental que la traducción debe ser una aproximación lineal. Un texto parece ser una serie de caracteres después de otros, formar palabras después de otras, construir oraciones después de otras… Ésta es la dirección de la acción física de la lectura: comenzar por la primera oración y continuar hasta el final. Es además, de hecho, la manera como se supone que funciona un programa de traducción. Sin embargo, en este momento los textos no son como un collar de perlas. Existen referencias internas que van hacia atrás y hacia adelante al interior de cualquier texto (desde simples pronombres, que hacen referencia a algún antecedente, hasta las ideas temáticas recurrentes expresadas en términos claves repetitivos).

Otro ejemplo de presuposiciones indiscutibles en traducción trata la relación entre calidad y tiempo (ver sección 1): “No se puede traducir bien y rápido”. Aún así, la mayoría de nosotros vacilaría en decir que es imposible traducir despacio y mal. Otra suposición en la misma línea es “Una etapa compleja de una investigación toma demasiado tiempo”.

57

Interior Linguarium24 agosto.indd 57

03/12/2012 11:37:31 a.m.


Pero tal vez la cuestión consiste en elegir de forma adecuada el primer paso para acortar significativamente el tiempo requerido. De la misma manera, la investigación que toma demasiado tiempo podría en esencia no ser tan difícil, simplemente dispendiosa.

de concentración, en el que el proceso de traducción fluye de forma lenta, eficiente y con óptimos resultados. Aunque cada persona vivenciará este estado de distinto modo, al parecer tienen ciertos elementos en común. Determinadas condiciones tienen que estar en orden para todos los elementos necesarios presentes y, de esa manera, podamos acceder a este estado al mismo tiempo que trabajamos. Uno de estos elementos es la seguridad.

A un nivel organizacional, podemos notar suposiciones inherentes que subyacen a principios profesionales y que se han mantenido por años:

Seguridad y competencia

a. Los traductores deben traducir únicamente a su lengua materna

Traducir es un proceso continuo de toma de decisiones, que comienza con decisiones primordiales acerca del contexto, mensaje, registro, procedimiento y procesamiento. Durante el proceso real, se toman demasiadas decisiones en cada minuto (entiendo, no entiendo, elección de palabra, cambio de frase, tiempo de investigación, tiempo para parafrasear o reestructurar, tiempo para un receso, tiempo para ir a casa).

b. Los traductores deben limitarse a traducir las palabras en la página. c. El equipo de traductores y los que trabajan por cuenta propia desempeñan la misma función. Creemos que estos principios (de ninguna manera aceptados universalmente) ya no son viables en su forma actual y por tanto, tienen que ser cuestionados123.

Cuando hay inseguridad, los criterios no son claros y se bloquea el proceso necesario de toma de decisiones. Por tanto, traducir sin seguridad es muy extenuante y conduce a un producto mediocre o simple. Por consiguiente, vale la pena invertir en el tiempo que demanda adquirir la seguridad que necesitamos para tomar decisiones competentes.

Obviamente, cuando dichas presuposiciones se ponen a la luz del día y se prueban, con frecuencia parecen absurdas. Sin embargo, edificios completos pueden y con frecuencia se construyen sobre éstas cuando no son tan evidentes, sin que nadie se detenga a cuestionarse si las bases son seguras. Hemos perdido el hábito de examinar de manera crítica nuestro pensamiento.

La seguridad no es un absoluto. Nuestros niveles de confianza varían debido a múltiples factores que interactúan para formar una perspectiva general. Algunos ejemplos de los factores que influencian la seguridad de un traductor son:

Prerrequisitos para un estado interno recursivo Ya se ha mencionado el papel primordial que juega el estado interno en nuestro desempeño. Hemos experimentado un estado

• Comprensión (qué tan claro es el mensaje y el contexto del documento que se traduce)

123 Véase nuestro documento Enlargement, the Language Regime and the Translation Service, anexado al reporte del 7º taller para traductores (Teamwork and Training Design) – disponibles con la debida solicitud a los autores (y en la Comisión en http://www.cc.cec/SDT/workshop/files/ws7/ an1.htm)

• Capacidad de formular (qué tan bien puede transferir el mensaje, en su contexto, a la lengua destino). • Conocimiento del tema en cuestión.

58

Interior Linguarium24 agosto.indd 58

03/12/2012 11:37:32 a.m.


Linguarium

dadera seguridad permite cuestionarnos continuamente y perdonar nuestros errores, además conduce a responsabilizarnos de nuestros errores para “no cometerlos la próxima vez”.

• Dependencia de los recursos disponibles (el grado de confianza en las fuentes de materiales de terminología y antecedentes disponibles) Indiscutiblemente, no hay seguridad a menos que en algún grado exista competencia. Sin embargo, sin duda alguna, el desempeño se afecta por la falta de seguridad sin interesar qué tan competente se es. Por consiguiente, no existe una simple relación reversible entre seguridad y competencia. No obstante, semejante a la dicotomía mente-cuerpo, esto representa las dos caras de la moneda que podemos utilizar a nuestro favor. A mayor competencia, mayor seguridad; siempre que esta mayor seguridad pueda en su momento mejorar la aplicación de niveles moderados de competencia más allá del reconocimiento. Con frecuencia, nuestro desempeño depende más en nuestras creencias sobre lo que somos capaces de hacer que en nuestro nivel objetivo de habilidad.

a) La importancia de las preguntas Las preguntas son un aspecto clave en cualquier proceso intelectual. Podríamos no ser conscientes de nuestros continuos cuestionamientos. Sin embargo, cual fuese el estado que examinemos en cualquiera de los procesos de la vida, se podrían desintegran sin los interrogantes que se presuponen. La siguiente descripción abreviada de los pasos mentales incluidos en la traducción de cualquier documento, demuestra precisamente la importancia de dichos interrogantes.        • El proceso comienza con un interrogante: ¿Tengo un objetivo claro? ¿Cuál es?

Para ilustrar: Muy pocos traductores se sienten igual de seguros cuando traducen tanto de su cuarta lengua como de su lengua materna. Es más difícil tomar la decisión de salir de una traducción literal (y forzada) del original, por miedo a no entender o a malinterpretar el sentido. Sin embargo, no es útil tener una falsa seguridad, ni tampoco lo es estar estancado en una tarea que se tiene que continuar de todos modos. En dichas situaciones puede ser útil “delimitar” un sentimiento de confianza desde su propia experiencia con su primera o segunda lengua, que pueda contribuir a la toma de decisiones más definitivas. Aún es posible mantener una actitud crítica que asegure que no comete errores tontos, y probablemente desee que un colega más competente en esa lengua verifique su trabajo en cierto punto.

- Ejemplo de un objetivo típico: “Realizar una traducción perfecta en 1 hora”. • Sin una idea global de nuestro objetivo principal no podemos saber qué acciones tomar para lograrlo: ¿Con qué necesito empezar? - Respuesta: “Elaborar un primer borrador”. • Una vez esté terminada la primera acción, necesitamos otro interrogante: ¿Lo que realicé me aproximó más a mi objetivo? - Respuesta: “Sí, estoy al frente de mi primer borrador”. • Con base en esta prueba, decidimos qué se necesita para proseguir: ¿Qué necesito hacer para continuar? - Respuesta: “Necesito solucionar un problema de terminología”.

La falsa seguridad, esto es, cuando cree que sabe demasiado y no cuestiona dicha comprensión, sin duda es común. La ver-

• En este punto se repite el ciclo a un nivel más detallado.

59

Interior Linguarium24 agosto.indd 59

03/12/2012 11:37:32 a.m.


actual. Se requiere flexibilidad para transferir lo que está en el segundo plano de nuestra atención al primero y viceversa.

-P: ¿Cuál es mi objetivo? -R: “Encontrar la traducción correcta de un término específico”.

Todas las pruebas y decisiones que se requieren para ejecutar una traducción, se basan en preguntas. Cuando se formula la pregunta errónea, la prueba es irrelevante y la decisión inapropiada.

-P: ¿Con qué necesito empezar? -R: “Buscar en mis diccionarios técnicos y bases de datos” -P: ¿Lo que realicé me aproximó más a mi objetivo?

Evidentemente, estas preguntas son misteriosas y mágicamente formuladas y contestadas interiormente, incluso si les prestamos o no atención. Sin embargo, la capacidad para formular preguntas de manera consciente, es particularmente útil en ciertos momentos del proceso en los que estamos estancados y no sabemos cómo continuar. En tales momentos puede ser útil empezar por examinar toda nuestra capacidad mental para cuestionarnos sobre los aspectos mencionados anteriormente (incluido nuestro objetivo):

-R: “No, no pude encontrar el término en ninguna parte” -P: ¿Qué necesito hacer para continuar? - “Llamar a la persona que solicitó la traducción ...” él soluciona el problema de la manera que, con frecuencia, lo hacen los clientes: “No necesitamos tal grado de perfección, los expertos entenderán los términos técnicos, tan solo necesitamos una versión en borrador para la reunión del viernes”

• ¿Cuál marco de referencia estoy utilizando con el fin de comprender este texto? ¿Es el más apropiado?

- Es importante realizar una re-evaluación permanente después de cada acción principal: ¿Mi objetivo aún es válido?

• ¿Cuáles son las presuposiciones que fundamentan mi razonamiento?

- En nuestro ejemplo ficticio y simplificado, el objetivo inicial de “una traducción perfecta” puede ser ajustado a la luz de la información general suministrada (accidentalmente) por dicha persona.

• ¿Estoy en el mejor estado interno para abordar el trabajo que estoy realizando? Si no es así, ¿Cuál sería mejor? • ¿Me estoy distanciando de manera adecuada de dicho trabajo?

• Algunas veces se debe tomar la decisión, por ejemplo, de interrumpir un objetivo debido a las circunstancias. Esto sugiere que tiene que existir un “meta-propósito” en el segundo plano, lo cual es más importante que el objetivo inmediato de la traducción

• ¿Qué está en el primer y segundo plano? Y así sucesivamente.   (Continúa…)

60

Interior Linguarium24 agosto.indd 60

03/12/2012 11:37:32 a.m.


Interior Linguarium24 agosto.indd 61

03/12/2012 11:37:32 a.m.


Interior Linguarium24 agosto.indd 62

03/12/2012 11:37:33 a.m.


RECTOR

Ignacio Mantilla Prada VICERRECTOR DE SEDE

María Clemencia Vargas DIRECTOR DE BIENESTAR UNIVERSITARIO

Contenido I. TEXTOS LITERARIOS ....................................................................... 4 BREVE DESCRIPCIÓN SOBRE LA NATURALEZA DE LA ESCRITURA DE LA HISTORIA ENTRE LOS GRIEGOS....................... 6 RELACIÓN DE LA SOLEMNIDAD CON QUE SE INSTALÓ Y ABRIÓ EL CURSO DE ARTES EN EL COLEGIO REAL Y SEMINARIO DE POPAYÁN EN LOS DÍAS 18 Y 19 DE OCTUBRE DE 1818 . .............................................................................. 15

Oscar Oliveros Garay

COORDINADORA PROGRAMA GESTIÓN DE PROYECTOS

Elizabeth Moreno Domínguez

DECANO DE LA FACULTAD CIENCIAS HUMANAS

Sergio Bolaños Cuéllar

DIRECTORA DE BIENESTAR UNIVERSITARIO FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS

María Elvia Domínguez Blanco SEMILLERO DE TRADUCCIÓN PEIRAS COORDINADORA

EPIGRAMAS: AMORES CLANDESTINOS.......................................................... 19

Carolina Sánchez Castro

RONDA DE TEÓCRITO .......................................................................................... 23

DIRECTORA

II. TEXTOS FILOSÓFICOS ................................................................. 28 SOBRE EL MOVIMIENTO DE LOS ANIMALES................................................. 30

Camila Bastidas Elorza EDITORA

Juana Bastidas Elorza CORRECTORA DE ESTILO

COMENTARIO AL CARMEN AUREUM PITAGÓRICO (FRAGMENTO)............................................................ 34 SOBRE LA PAULATINA ELABORACIÓN DE LOS PENSAMIENTOS EN EL HABLA............................................................ 38

Jenny Rojas

COMITÉ EDITORIAL

Héctor Castro Abril Diana Gutiérrez Guauta EVALUADOR

¿ES CONOCIMIENTO LA CREENCIA VERDADERA JUSTIFICADA? ........ 43

III. REFLEXIONES ................................................................................. 46 LA VIDA OCULTA DE LOS TRADUCTORES EN BÚSQUEDA DE FUNDAMENTOS DE CALIDAD........................................48

William Rodríguez DIAGRAMACIÓN

Leonardo Parra Programa Gestion de Proyectos IMPRESIÓN

Grupo Imágenes Número 1, Año 2012.

Interior Linguarium24 agosto.indd 66-67

03/12/2012 11:39:47 a.m.


RECTOR

Ignacio Mantilla Prada VICERRECTOR DE SEDE

María Clemencia Vargas DIRECTOR DE BIENESTAR UNIVERSITARIO

Contenido I. TEXTOS LITERARIOS ....................................................................... 4 BREVE DESCRIPCIÓN SOBRE LA NATURALEZA DE LA ESCRITURA DE LA HISTORIA ENTRE LOS GRIEGOS....................... 6 RELACIÓN DE LA SOLEMNIDAD CON QUE SE INSTALÓ Y ABRIÓ EL CURSO DE ARTES EN EL COLEGIO REAL Y SEMINARIO DE POPAYÁN EN LOS DÍAS 18 Y 19 DE OCTUBRE DE 1818 . .............................................................................. 15

Oscar Oliveros Garay

COORDINADORA PROGRAMA GESTIÓN DE PROYECTOS

Elizabeth Moreno Domínguez

DECANO DE LA FACULTAD CIENCIAS HUMANAS

Sergio Bolaños Cuéllar

DIRECTORA DE BIENESTAR UNIVERSITARIO FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS

María Elvia Domínguez Blanco SEMILLERO DE TRADUCCIÓN PEIRAS COORDINADORA

EPIGRAMAS: AMORES CLANDESTINOS.......................................................... 19

Carolina Sánchez Castro

RONDA DE TEÓCRITO .......................................................................................... 23

DIRECTORA

II. TEXTOS FILOSÓFICOS ................................................................. 28 SOBRE EL MOVIMIENTO DE LOS ANIMALES................................................. 30

Camila Bastidas Elorza EDITORA

Juana Bastidas Elorza CORRECTORA DE ESTILO

COMENTARIO AL CARMEN AUREUM PITAGÓRICO (FRAGMENTO)............................................................ 34 SOBRE LA PAULATINA ELABORACIÓN DE LOS PENSAMIENTOS EN EL HABLA............................................................ 38

Jenny Rojas

COMITÉ EDITORIAL

Héctor Castro Abril Diana Gutiérrez Guauta EVALUADOR

¿ES CONOCIMIENTO LA CREENCIA VERDADERA JUSTIFICADA? ........ 43

III. REFLEXIONES ................................................................................. 46 LA VIDA OCULTA DE LOS TRADUCTORES EN BÚSQUEDA DE FUNDAMENTOS DE CALIDAD........................................48

William Rodríguez DIAGRAMACIÓN

Leonardo Parra Programa Gestion de Proyectos IMPRESIÓN

Grupo Imágenes Número 1, Año 2012.

Interior Linguarium24 agosto.indd 66-67

03/12/2012 11:39:47 a.m.


I S SN 2 3 2 2 -7 7 10

R e v i s t a

N°1

Interior Linguarium24 agosto.indd 64-65

d e

T r a d u c c i ó n

FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS DIRECCIÓN DE BIENESTAR DIRECCIÓN DE BIENESTAR UNIVERSITARIO ÁREA DE ACOMPAÑAMIENTO INTEGRAL PROGRAMA GESTIÓN DE PROYECTOS

03/12/2012 11:39:46 a.m.

Linguarium  
Advertisement