Issuu on Google+


El dios Mercado 1. Los primeros estudiosos de la economía, los economistas clásicos, creían que los mercados se regulaban solos y que cualquier intervención del Estado en la actividad económica inevitablemente llevaba a resultados ineficientes. En este contexto, el economista escocés Adam Smith planteó la existencia de una “mano invisible” (que representa al “mercado”), que movía como títeres todas las decisiones económicas que toma la gente en un país (comprar o vender bienes, viajar, trabajar por un salario, etc.) y que siempre son las más eficientes. Ésta es la fuente del liberalismo económico, que sigue teniendo una enorme influencia en nuestro país y en todo el mundo. Por ejemplo, según los economistas clásicos, cuando existe desempleo es porque hay más personas dispuestas a trabajar que empresas que quieran contratar empleados, a los niveles salariales actuales. Por lo tanto, esta masa de trabajadores desocupados debería incidir para que caiga el salario general porque la necesidad hace que haya muchas personas dispuestas a trabajar por poco para, aunque sea, llevar algo de comer a sus casas. Entonces, la solución a este problema de desempleo vía mercado (sin intervención del Estado) es una baja del salario: esto llevaría a las empresas a contratar más trabajadores e, incluso, habría menos personas dispuestas a trabajar por un menor salario. Si bien éste es un razonamiento de sentido común, como veremos en esta unidad, esta política no soluciona el problema original y, de hecho, es totalmente contraproducente: menor salario implica menos consumo, menos actividad productiva y, por lo tanto, mayor desempleo. Las empresas no contratarán más trabajadores ante un menor salario, sino que despedirán a parte de los que ya tienen, porque caerían sus ventas. 2. En términos generales, el liberalismo económico fue hegemónico, dominando el debate y las políticas económicas hasta finales de la década de 1930, hasta el surgimiento de la Gran Depresión que vino como consecuencia del crac bursátil de Wall Street de 1929. Toda la riqueza acumulada por los países desatando pobreza, marginación y desempleo. Durante la Gran Depresión, se estima que en aproximadamente una década, el comercio internacional descendió entre 50 y 66%; el desempleo en Estados Unidos aumentó al 25% (en algunos países alcanzó el 33%), conforme la construcción y la industria pesada se detuvieron prácticamente en muchas áreas. La agricultura y las zonas rurales sufrieron la caída de los precios de las cosechas, que bajó aproximadamente un 60%.

w w w. g e s t a r. o r g . a r

que salieron victoriosos de la Primera Guerra Mundial pareció esfumarse en un abrir y cerrar de ojos,

2


El círculo vicioso del “dios Mercado”

Crisis económica

Caída en la demanda agregada

Despido de trabajadores

3. Resultaba obvio, aunque contradecía al pensamiento económico liberal que dominaba en ese momento, que el Estado no debía y no podía seguir permaneciendo inmóvil mientras el grueso de la población se sumía en la pobreza y la desesperación. La auto regulación de los mercados estaba siendo desastrosa, iba en caída libre y la eficiencia de la “mano invisible” brillaba por su ausencia. Aquí se produce el primer gran quiebre en la hegemonía del liberalismo económico.

w w w. g e s t a r. o r g . a r

Menos dinero en el bolsillo de la gente

Cierre de fábricas

3


4. En el seno de la propia ortodoxia clásica surgió la voz disidente del economista inglés John Maynard Keynes, quien con su obra central (Teoría general del empleo, el interés y el dinero) desafió el paradigma dominante al momento de su publicación en 1936. El pilar fundamental de su teoría totalmente revolucionaria fue la noción de la “demanda agregada”, que representa todo lo que se consume en un país. Incluye el consumo de las familias, el del Estado (gasto público), el de las empresas (inversión) y el del sector externo (las exportaciones). Para Keynes, un país crece o deja de crecer según lo que suceda con la demanda agregada, y el Estado tiene varias herramientas eficaces para influir al respecto. Además, el nivel de empleo dependerá centralmente de la demanda agregada, generando incluso un mecanismo inverso al que preveía el liberalismo económico: mayores salarios implican una

CLÁSICOS

KEYNESIANOS

La “mano invisible” del

Evidente fracaso

mercado

del mercado

Ajuste vía desempleo

Estímulo de la

y salarios

demanda agregada

Cero intervención

Beneficios del efecto

del Estado

multiplicador

5. Otro concepto central del pensamiento keynesiano es el del “multiplicador” de la demanda agregada. Cuando un sector incrementa su consumo (digamos, por ejemplo, el Estado, mediante un aumento del gasto público), ese dinero va al bolsillo de otros agentes económicos que también realizarán gastos: en definitiva, cada peso gastado por el gobierno para estimular el consumo termina teniendo un efecto más que proporcional en el crecimiento del PBI.

w w w. g e s t a r. o r g . a r

mayor demanda agregada y, por lo tanto, las empresas contratan más trabajadores.

4


El efecto multiplicador

1 2 3 4

María recibe una asignación por hijo de 10 pesos. Gasta 8 en comprar pan. El panadero recibe los 8 pesos y, como también es consumidor compra 6 pesos de carne. El carnicero, a su vez, gasta 4 pesos en leche. El lechero compra 2 pesos en fruta y verduras.

TOTAL

8 + 6 + 4 + 6 = 20. El doble de los 10 pesos iniciales.

Para Keynes, en momentos de crisis se vive un círculo vicioso que el “dios mercado” no puede romper: el desempleo hace que la gente no tenga dinero y, por lo tanto, deja de comprar cosas. Las empresas, por su parte, cierran por falta de ventas (falta de demanda) y despiden más gente, y así sucesivamente. Por lo tanto, para reactivar la economía, primero es necesario que los gobiernos rompan este patrón aumentando el gasto e inversión pública (con seguros de desempleo, contratando gente para construir rutas, por ejemplo), de tal forma que la gente vuelva a tener dinero en los bolsillos y lo gaste en comida, ropa, servicios, etc. Cuando los trabajadores vuelven a tener dinero y lo consumen, impulsan la demanda agregada y hacen que vuelvan a abrir las empresas y que contraten gente. Es como una rueda.

Mayor demanda agregada

Mayor actividad económica

Más consumo

Más empleos y salarios

w w w. g e s t a r. o r g . a r

La rueda

5


6. Las implicancias del pensamiento de Keynes representan una ruptura violenta con los economistas clásicos: el Estado, lejos de mantenerse al margen, debe intervenir activamente en la economía con transferencias monetarias hacia los grupos vulnerables, con una amplia red de seguridad social (asignaciones familiares, asignaciones por embarazo, cobertura médica, etc.), y con inversiones productivas o proyectos de obras públicas que estimulen el consumo e impulsen la rueda de la economía mediante una mayor demanda agregada. La lógica es simple: en épocas de crisis y caída de mercados internacionales, el Gobierno Nacional debe bombear dinero a la economía para que la demanda agregada interna compense los choques externos (la gente en el resto del mundo ha disminuido su consumo de productos –incluyendo los argentinos- porque no tiene dinero) y así evitar que las empresas cierren, que haya despidos o que caigan los salarios. Keynes afirmaba que, de ser necesario, el Estado debía contratar gente directamente para “cavar agujeros en el día y para taparlos por la noche”. Esa actividad, que a simple vista es totalmente improductiva, genera que trabajadores desocupados tengan ahora un salario, el cual utilizarán para comprar bienes y servicios y así generar más actividad económica y empleo (gracias al efecto multiplicador).

7. Fue con estas políticas distintas, o heterodoxas, como el mundo finalmente pudo salir de la Gran Depresión de 1929, y el considerable estímulo a la demanda agregada que representó el gasto público en vísperas, durante y después de la II Guerra Mundial, no hizo sino reforzar la vigencia de este enfoque. Sin embargo, con el paso de los años, los amos del poder económico y financiero se encargaron de torcer y oscurecer los renglones de la Historia y, como zombie que se rehúsa a morir por más palos que reciba, volvió a surgir la zoncera del pensamiento económico liberal. El mismo pensamiento ahora aparece enmascarado con un nuevo nombre cuyo único fin es confundir: la nueva escuela clásica, o neoclásica, donde el liberalismo económico le da los fundamentos al capital financiero internacional para que pueda actuar en forma libre, generando consecuencias funestas para las sociedades, incluso de países desarrollados.

• Como era de esperarse, la aplicación de las mismas políticas erradas condujo nuevamente a los mismos resultados desastrosos. Argentina fue el alumno predilecto de las enseñanzas del liberalismo económico, a partir del inicio de la última dictadura militar en 1976 (en el primer discurso como ministro de Economía, Martinez de Hoz dijo “achicar el Estado es agrandar la Nación”). Se aplicaron a rajatabla todos los preceptos económicos liberales, principalmente la privatización de empresas públicas (supuestamente por ser ineficientes), la desregulación económica y la apertura comercial, generando consecuencias gravísimas, como ser grandes inestabilidades, hiperinflaciones, cambios de gobierno y crisis de deuda. Este proceso destruyó el aparato productivo y debilitó las capacidades de intervención del Estado en todas las áreas, generando como resultado 25 años (1976-2001) de estancamiento económico, hasta que Néstor Kirchner generó un giro brusco a la política económica, en el año 2003.

w w w. g e s t a r. o r g . a r

8. Entonces, cuando escuchamos hablar de “economistas neoclásicos”, la realidad es esencialmente la misma: son liberales que están en contra de la intervención del Estado en la actividad económica, supuestamente porque el mercado puede regular todo. En otras palabras, es gente contenta con la idea de tener millones de desempleados empobrecidos porque ése es el sacrificio que exige el “dios Mercado”.

6


9. El Gobierno Nacional, a partir de 2003, se inscribe en una visión tradicional de la doctrina justicialista creada por el General Perón que, desde su concepción original, tuvo como norte una intervención activa del Estado en la economía. Contrariamente a las zonceras que dicen los voceros de la derecha, no es un capricho ni una terquedad irracional. Es una clara política de crecimiento de largo plazo con cimientos económicos demostrados desde hace años en la comunidad internacional. Sin embargo, es una política criticada porque no se sujeta al yugo de los financistas y dueños del poder. • Política fiscal expansionista: La política fiscal se ha basado en una participación activa del Estado en la activación económica a través de medidas de gasto público social, subsidios, nacionalización de empresas de servicios públicos, etc. El crecimiento se ve favorecido por la expansión fiscal (gasto público), que multiplica el nivel de actividad. Como la economía no está en pleno empleo de recursos, la inversión se adapta a la demanda (acelerada por el gasto del gobierno). Un ejemplo: El Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar (PRO.CRE.AR) es una iniciativa del Gobierno Nacional que proyecta la entrega de 400 mil créditos hipotecarios para la construcción de viviendas y prevé el otorgamiento de los primeros 100.000 créditos durante el período 2012-2013. Los créditos son a entre 20 y 30 años a tasas preferenciales con montos hasta de $350.000.

Recuadro 1. Paul Krugman: La austeridad expansiva y el hada de la confianza

“En Europa se han aplicado al pie de la letra las recetas clásicas para enfrentar la crisis, basadas en una supuesta ‘austeridad expansiva’ donde el sufrimiento infligido a los sectores más vulnerables con los recortes en el gasto público debe bastar para que reaparezca mágicamente el hada de la confianza y los inversionistas vuelvan a llevar sus capitales a estos países. El fundamento que se presenta para defender esta tesis no es económico sino moral: ‘los países se meten en problemas por gastar de más y, por tanto, deben sufrir para redimir sus pecados’. Sin embargo, la evidencia demuestra que esta ‘medicina’ solo genera pobreza y desesperación mientras que los beneficios esperados siempre se quedan en la promesa del mañana. Además, no hay que olvidar que la responsabilidad es compartida, puesto que los financistas internacionales que durante mucho tiempo se beneficiaron de jugosos rendimientos fueron los que posibilitaron el aumento desbocado de la deuda soberana.”

w w w. g e s t a r. o r g . a r

Ésta es la opinión del economista vivo más respetado del mundo y Premio Nobel de Economía, sobre la crisis mundial actual:

7


• Recaudación tributaria: En lo que respecta a eficiencia tributaria para apuntalar los ingresos públicos, en enero de 2013 se alcanzó una recaudación histórica por $ 65.683 millones, que constituyó un aumento de 24,3% respecto a enero de 2012, destacando un crecimiento de 31,3% en las contribuciones a la Seguridad Social (reflejo directo del trabajo formal). I. Para determinar el carácter solidario del sistema tributario aplicado por el Gobierno Nacional, es preciso analizar dos impuestos: el IVA, el más regresivo de todos los impuestos, puesto que afecta principalmente a los que menos tienen (los pobres no ahorran y gastan todo su dinero en consumo), y el Impuesto a las Ganancias, el más progresivo de todos, ya que su monto está en función de los ingresos percibidos y, por lo tanto, se aplica a los que más tienen. Se dice que un impuesto es regresivo cuando afecta más a los que menos tienen, y que es progresivo cuando su incidencia es mayor entre los más ricos. II. En 2002, el IVA representaba el 32,6% del total de la recaudación, mientras que el Impuesto a las Ganancias constituía apenas el 16%. No obstante, a enero de 2013, luego de registrar tasas de crecimiento históricas en el PBI y en la recaudación, tenemos que el IVA solo representa el 29,1% de los ingresos fiscales, pero el Impuesto a las Ganancias creció al 19%. En otras palabras, el peso relativo del IVA perdió 3.5 puntos porcentuales mientras que la importancia del Impuesto a las Ganancias aumentó 3 puntos.

La rueda de la economía social

Gasto Público

Demanda Agregada Empleo Justicia Solidaridad Inclusión Social ¡ UN PAÍS MEJOR!

También uniendo la visión keynesiana de la economía con la doctrina justicialista, debemos mirar al nivel de empleo como el objetivo de la política económica. Como se observa en el siguiente gráfico, el empleo registrado casi se duplicó en diez años, pasando de 4,7 millones de trabajadores a 9,2 millones. Son familias integradas mediante el trabajo de calidad a una sociedad en crecimiento.

w w w. g e s t a r. o r g . a r

10. En conclusión: el liberalismo económico no es más que una zoncera. Si hay algo que ha permitido al capitalismo desarrollarse en distintos lugares del globo ha sido una fuerte intervención del Estado, mediante regulaciones y brindando bienes y servicios públicos. El rol del Estado como impulsor y organizador del desarrollo es, además, un eje central de la doctrina justicialista. Las medidas fiscales tomadas por los gobiernos de Néstor y Cristina tienen sustento científico y metodológico en la corriente keynesiana del pensamiento económico, defendida por un número creciente de premios Nobel de Economía, quienes reafirman que el gasto público es bueno en momentos en que los países enfrentan menos actividad por impactos externos (incluso en presencia de déficits presupuestales, donde los ingresos del gobierno con menores que sus gastos), y que el Estado tiene un rol relevante para garantizar el desarrollo económico.

8


w w w. g e s t a r. o r g . a r

I- 2003 II- 2003 III- 2003 IV- 2003 I- 2004 II- 2004 III- 2004 IV- 2004 I- 2005 II- 2005 III- 2005 IV- 2005 I- 2006 II- 2006 III- 2006 IV- 2006 I- 2007 II- 2007 III- 2007 IV- 2007 I- 2008 II- 2008 III- 2008 IV- 2008 I- 2009 II- 2009 III- 2009 IV- 2009 I- 2010 II- 2010 III- 2010 IV- 2010 I- 2011 II- 2011 III- 2011 IV- 2011 I- 2012 II- 2012 III- 2012 IV- 2012

Modelo económico. Política Fiscal El empleo crece con las políticas keynesianas de Néstor y Cristina Kirchner.

10,000 9,200

9,000

8,000

7,000

6,000 4,793

5,000

4,000

9


BibliografĂ­a complementaria: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-210917-2012-12-30.html

w w w. g e s t a r. o r g . a r

Video recomendado: http://www.youtube.com/watch?v=drX3aEcgf4s

10


Cuadernillo zonceras economicas