Issuu on Google+

Vidas Especiales y trágicas Memoria de Ofelia Por el Dr. Gerson Villa González

Sabemos que existen sujetos con una habilidad integrada a él desde el momento de nacer, al mismo tiempo cuentan con una gran destreza para transmitir esa habilidad que no tiene la mayoría de la población. Son sujetos especiales que nacen de vez en cuando. Muchas veces esa habilidad la afinan a tal grado que asombra a propios y extraños, encantando y maravillándonos. Todos estos sujetos increíbles y fuera de serie tienen todos algo en común de tener una vida muy extremosa, escabrosa y mueren de alguna manera difícil y penosa antes de tiempo. ¿Por qué? Probablemente pierden la proporción de las cosas y de la realidad, pensando que están sobretodo y todos por contar con algo especial que la mayoría no tiene abusan e incluso de su propia persona llevándolos a la muerte prematura por sus excesos. Están rodeados de gente que les cumplen sus caprichos pero que también de alguna manera obtienen estos beneficios. Son como parásitos que se unen al huésped y cada quien recibe su tajada. Desgraciadamente estos parásitos abandonan al huésped cuando ya no reciben nada buscando otro más suculento. Estos sujetos especiales siempre han sabido sacar partido en beneficio propio de su habilidad y destreza quizás esto sea uno de los factores de su perdición. La mayoría de estos no cuentan con una educación formal por lo que difícilmente pueden ampliar su panorama, sus valores ante la vida son en muchos casos deformados. El concepto de bueno y malo para estos es dependiendo de sus necesidades. El único fin de estos sujetos es el ser explotados y producir ganancias por la gente que los acoge. Muchos de ellos han tenido que sobrevivir a situaciones muy difíciles en los albores de su vida hasta que los descubren, pulen y explotan.


Es el bien más preciado por eso los cuidan, miman, mientras produzcan cuando ya no tienen ningún valor son desechados. Cuantos habrá por ahí, escondidos que no salen a la luz porque han aprendido a la mala que su don un en prejuicio y no un beneficio. El costo de pagar por algo que quizá no lo quieran o por azares del destino jugándoles una mala pasada. Si en vida tenían una cotización alta cuando mueren elevan su valor.


Vidas especiales y trágicas