Issuu on Google+

Migraciones Memorias de Ofelia Por el Dr. Gerson Villa González

¿Qué hace al individuo migrar? -

En busca de nuevos horizontes –

A pesar de lo que pueda sufrir y padecer es algo tentador, sobre todo una aventura irresistible. A sabiendas en muchos casos se pueda perder la vida o desviarse de un cierto camino trazado con antelación. Esos nuevos horizontes que no pudieron lograr en sus lugares de origen los van a encontrar en un lugar distante con todo en contra a lo habitual e incluso con idioma distinto. Se sabe a ciencia cierta de lo hostil que puede ser esos lugares para los migrantes. Algunos los habrán experimentado en carne propia, otros se habrán informado por películas, en muchos casos dicen muchas verdades. ¿Qué tanto se acerca a la realidad? Solo lo sabrán aquellos que la han vivido o lo están viviendo. Una de las cosas con las que se debe luchar y superar es: -

Idioma y aspecto físico –

No solo por el sajón sino doblemente por el paisano radicado allá. Muchas razas se protegen y se dan el empujón, desgraciadamente el mexicano es todo lo contrario humilla, explota y ribo a su propio paisano.


Es fácilmente comprobable cuando algún extranjero se llegan a topar se vuelven amables y solícitos abriéndoles sus hogares, cosa que no hacen estos en sus lugares de origen e incluso si no hablan su idioma no les hacen caso. He notado un fenómeno curioso de esos migrantes cuando por laguna razón regresan y van de visita a su tierra natal. -

Cambian de forma automática su comportamiento.

-

Pochean con el idioma natal

-

No conocen, ni recuerdan la comida tradicional.

-

Presuntuosos e insufribles.

En cambio al lugar que migraron. -

Son muy mexicanos –

Probablemente por eso decimos y pensamos muchos: -

NO SON DE AQUÍ NI DE ALLA

Son los de sin patria. Este comportamiento lo exhiben no importa a que país vallan, ya sea para pecnotar o estudiar. Se sienten gente aparte, orgullosos y despótica con sus paisanos. Normalmente cada raza es clasificada por ciertos atributos. El mexicano por: -

Flojos

-

Sucios

-

Borrachos

-

Fiesteros

-

Putañeros, etc.

Lo curiosos todas las razas exhibimos el mismo comportamiento, algunos individuos más que otros.


La discriminación y marginación es más marcada hacia nosotros por el color de la piel y estructura ósea, tal vez porque a la raza blanca se le ha hecho más propaganda como prototipo más apreciado y valorado. Una de las causas de cierto tipo de comportamiento puede ser: -

Un complejo de conquistado muy acentuado

-

Muy religiosos

-

Los años de control, manipulación y sojuzgación nos han hecho dependientes.

Alucino.


Migraciones