Issuu on Google+

Guerras Memorias de Ofelia Por el Dr. Gerson Villa González

Cuando veo, oigo y escucho cualquier evento de una guerra me enoja. Me pongo a observar a niños, jóvenes y adultos a verlos jugar videojuegos, películas o a jugar guerritas entre ellos y las reacciones de placer y júbilo que manifiestan en actitudes y sentimientos me entristece. Las guerras nunca han sido buenas, traen destrucción y muerte y hacen retroceder al humano a la escala mas baja y porque en ellas afloran aquellos sentimientos y actitudes que no manifiestan en condiciones normales. Como es posible que un sujeto se preste a ir a matar a otro que ni siquiera lo conoce nada más porqué otro le dice que lo haga. Las guerras son intereses creados de unos pocos, arrastrando a todos, bombardeándolos con una mercadotecnia nacionalista y patriótica. Comienza en una tara novela de envidias, intrigas como una telaraña entretejiéndose con todos los mas bajos instintos de esos pocos hasta alcanzar un punto donde explota toda, destruyendo a su paso casas, familias, hombres, sociedad y todo aquello que se logro forjar con esfuerzo y tenacidad. ¿Quién gano? La humanidad no, solo eso pocos. Nos siguen gobernando y destruyendo aquellos que tienen el poder y el control para hacerlo. Nosotros somos los únicos culpables porque les damos ese poder.


Guerras