Page 1

Dignidad y Orgullo Memorias de Ofelia Por el Dr. Gerson Villa González

La vida en cualquier época o etapa es muy difícil y es un reto, probablemente por eso la mayoría de la gente vive día a día. Como dice una canción lo pasado, pasado fue. El presente, el hoy, él ahora es lo que cuenta. Hablar de futuro es algo distante e irreal, podremos soñar, planificar, desear y construir son meros sueños que deseamos pero en cualquier momento todo se puede destruir. Todos somos susceptible en la vida, los más propensos son la gente muy joven a muy vieja quizás porque no se tiene la fuerza física en ambos casos, uno porque no se ha terminado de desarrollar y el otro es un cuerpo marchito, deteriorado que tuve mejores épocas en este último caso la capacidad mental puede o no seguir funcionando en su totalidad y a veces hasta se ha afinado. El objetivo de todos es la supervivencia a toda costa y digo esto porque el humano a enfrentado situaciones en algún momento muy severas y para sobrevivir ha tomado decisiones muy drásticas. Es importante que en todas las etapas se nos enseñe a tener vergüenza y dignidad. El enfrentar la vida siempre con la certeza se da lo mejor, esforzándote para obtener una meta. Todos sabemos que en muchas ocasiones es muy difícil máxime cuando todo se basa en cuates - amigos recomendados. Esto no debe desanimarnos ni corrompernos. Antes vientos negativos debemos renovar el esfuerzo y siempre ser positivos. No caigamos en la zalamería, ni nos rebajemos a instintos bajos con el objeto de obtener cualquier dadiva. El perder la dignidad y el respeto de uno difícilmente se vuelve a recuperar, se puede seguir cayendo a lo más bajo. No importa lo que piensen los demás, lo importante es lo que pensamos nosotros. Nosotros nos dañamos y nos enfermamos pero también podemos sanarnos. Los reveses no deben impedir que tratemos de ver lo positivo de la vida. Las pequeñas cosas, los detalles, la belleza de nuestro alrededor hacen la diferencia. Uno cosa que se aprende en el transcurso de la vida es que la gente es envidiosa y mezquina siempre tratando de destruir y correnper por lo bueno. Cuantas veces no nos hemos enfrentado a estas situaciones penosas e incluso los más cercanos son los que más nos atacan clavándonos por la espalda puñaladas.


Sufrir en la vida parece ser una regla inevitable, enfrentarla es otra cosa, es un reto. Salir airoso o no, nos hará crecer y madurar, es una enseñanza que nos fortalecerá y nos prepara para cualquier eventualidad, transformándonos en unos seres dignos y orgullosos. Algunos cederán y claudicaran e incluso perecerán en el camino, no te desalientes todos pero todos tenemos nuestro propio infierno pero también nuestro propio cielo, nadie se escapa. Si observas hay varios tipos de gente y se nota la diferencia con solo verla e incluso podemos sentirla. Todo este tipo de sentimientos que proyectan son marcas que han dejado su existencia, te hacen hermoso o feo, no importa cómo te haya dotado la naturaleza, uno puede esculpirse siempre y cuando tengamos la tenacidad, entereza, fuerza, orgullo y dignidad. En pocas ocasiones se nos servirá en bandeja de plata, debemos esforzarnos y no estirar la mano para recibir esperando que lo merecemos. No esperes que por el solo hecho de ser viejo (a), hermoso (sa), minusválido (da), niño (a), hombre o mujer mereces todo, trabaja para obtenerlo dignifícate y veras que todos amigos o enemigos verán el cambio. Nunca confundas el orgullo con la dignidad, ni la dignidad y orgullo con la holgazanería.

Dignidad y Orgullo  
Dignidad y Orgullo  

Dignidad y Orgullo