Page 1

El SME y las elecciones en el Edo.  Mex.  Por Gerbycortocircuito  La evidencia de que la oligarquía quiere a toda costa sacar las “reformas estructurales” (o sea  las políticas neoliberales dictadas por el BM y el FMI) antes de que termine este sexenio mal  llamado ”de las manos limpias” , que aducen los pregoneros oficialistas como “necesarias”,  se  verifica  con  la  actitud  de  la  derecha  priista  en  sacar  en  forma  de  fast  track    la  supuesta  “reforma  laboral”  con  la  complicidad  y  beneplácito  de  la  aristocracia  empresarial  panista.  La  supuesta  “propuesta”  del  priismo,  es  una  copia  exacta  de  la  mal  llamada  “ley  Lozano”  impulsada  por  el  PAN  hace  más  de  un  año,  diferenciándose  únicamente  en  retirar  la  parte  referente  a  la  libertad  sindical,  dejando  el  añejo  y  corporativo  sistema  sindical  oficial  y  los  contratos de  protección intactos y sin ningún  cambio que les afecte. Claro está que el PRI le  apuesta a los sindicatos corporativos y su estructura territorial electoral nacional, con miras a  las próximas elecciones del 2012.  Esta supuesta reforma vendría aun mas a dilapidar todas las conquistas obreras que durante  décadas  quedaron  plasmadas  en  la  LFT  vigente.  Si  actualmente  esta  ley,  gracias  a  los  neoliberales  es  “letra  muerta”,  con  dichas  modificaciones  quedaran  sepultadas  toda  defensa  de  la  clase  trabajadora  hacia  sus  opresores,  los  patrones  y  con  ello  estos  últimos  pisar  todo  derecho que tiene el trabajador a tener un trabajo, digno, justo y seguro.  Primeramente  oficializa  la  contratación  a  través  de  “empresas  terciarias”  (outsoursing)  las  cuales  no  estarán  obligadas  a  dar  las  prestaciones  que  la  ley  actualmente  impone  a  las  empresas  sobre  las  condiciones  de  trabajo  a  desempeñar,  ya  que  al  ser  terceros  entre  el  trabajador y la empresa donde este prestara su servicio, no obligara a tener al trabajador en el  régimen  de  seguridad  social  que  constitucionalmente  están  obligados  a  prestarle.  Las  condiciones  de  explotación,  multifuncionalidad,    trabajo  intenso  en  días  incluso  de  descanso  obligatorio  por  ley    y  poco  salario  estarán  presentes,  ahora  con  mayor  impunidad,  ya  que  la  modificación impedirá una defensa de la clase trabajadora ante cualquier injusticia patronal.  También  se  institucionaliza  los  contratos  por  capacitación  y  a  “prueba”,  con  los  cuales  si  durante  un  periodo  de  tiempo  el  trabajador  se  le  despide,  este  no  puede  exigir  una  compensación ya que estuvo en “este régimen de prueba”    Si bien es cierto que la actual ley federal de trabajo tiene muchas ventajas para el trabajador,  sabemos que   su cumplimiento pasa a través de las llamadas juntas de conciliación y arbitraje,  las cuales actualmente son una cueva de lobos y coyotes para su atención y aplicación. Estas  juntas  tienen  como  regla  las  practicas  dilatorias,  tediosas  y  con  la  falta  de  transparencia  y  justicia de sus integrantes, que lejos de conciliar entre los factores de la producción hacen que  el trabajador deba atravesar toda un verdaero vía crucis para obtener la anhelada justicia. Sin  embargo y pese a la manifiesta, obsoleta e inoperante que resultan actualmente este sistema  de justicia laboral, la presunta reforma no toca este tema en lo más mínimo. 


Es más, la citada modificación  estipula que el trabajador cuando demande salarios caídos ante  un despido injustificado, solo el patrón deberá estar obligado a compensarle un año de estos  salarios, sin importar el número de años que lleve el juicio en resolverse. Como puede verse,  esto  es  un  verdadero  golpe  a  la  clase  trabajadora,  lamentablemente  como  en  México  todas  estas  prácticas  “están  institucionalizadas”,  en  todos  los  centros  de  trabajo,  el  empleado  o  trabajador  no  percibe  que  cambio  habría  con  modificar  la  ley.  Por  ello  la  pasividad  e  indiferencia de los obreros ante estos cambios de la ley es evidente. La ignorancia puede más  que  todo  lo  que  se  pueda  decir  entorno  a  esas  modificaciones.  Y  si  le  sumamos  a  la  pobre  “información”  que  sobre  tal  asunto  le  brindan  los  medios  al  servicio  del  régimen  (para  el  obrero  sino  sale  en  el  noticiario  de  “brozo”  o  los  pasquines  llamados  “periódicos”    titulados  como  “metro”  o  “grafico”,  no  es  noticia)  pues  el  desconocimiento  y  la  desorientación  hace  posible, la inacción.  Sobre el SME podemos decir que de la reunión sostenida hace quince días con los funcionarios  de  Segob  del  gobierno  espurio,  la  conclusión  es  que  estos  siguen  “justificándose”  ante  los  diputados y los miembros del Comité Central del SME, que el decreto el “legal” y por lo tanto  todas sus acciones. La solución pasa para ellos por la liquidación total de tod@s nosotros (lo  cual  es  imposible,  al  menos  en  los  términos  que  ellos  imponen),  sin  embargo  el  SME  les  demostró  que  todos  sus  argumentos  carecen  de  veracidad  completa.  Primero  el  decreto  es  ilegal  a  todas  luces,  ya  que  nunca  siguió  el  procedimiento  correspondiente,  de  acuerdo  a  la  legislación  vigente,  y  aunque  la  SCJN  adujo  que  el  calderonato  puede  realizar  decretos  de  extinción de conformidad a la ley de entidades paraestatales, también es cierto que la misma  ley  de  desincorporación  establece  entre  otras  cuestiones  que  debe  existir  un  informe  de  desincorporación  expedido por la comisión de mejora regulatoria, además de dar aviso a las  diversas  coordinaciones,  subsecretarias  y  secretarias  correspondientes  sobre  el  proceso  de  desincorporación.  Esto  nunca  fue  realizado  a  priori,  sino  posteriormente  de  la  emisión  del  decreto.  Por  fortuna,  la  intervención  atinada  de  los  dirigentes  del  SME  y  la  participación  de  los  diputados  de  la  comisión  de  seguimiento  del  caso  del  SME,  centraron  la  discusión  en  el  establecimiento  de  alternativas  viables  de  solución  que  den  punto  final  al  conflicto  derivado  por Calderón y la mafia que lo impuso en contra de los trabajadores electricistas.  La conclusión es que el próximo miércoles, y con la mediación de la comisión de la Cámara de  Diputados,    ambas  partes  (Segob  y  SME)  deberán  llevar  propuestas  alternativas  de  solución  que destraben las negociaciones y den claridad, celeridad y una verdadera justicia a los más de  16599 trabajadores que permanecen en resistencia. El gobierno no tiene para donde hacerse y  es por ello que recurre a lo único que en su mente se imagina para vencer, el “desgaste” de los  trabajadores  al  pasar  los  días,  semanas  e  incluso  meses.  Esta  apuesta  es  la  “comoda”  del  gobierno,  pero  se  le  advierte  que  esta  aparente  dilación  cada  día  lo  perjudica  más,  no  solamente porque con ello está afectando con toda la negligencia del mundo a la ciudadanía  en la prestación del servicio público de energía eléctrica, sino que también lo debilita ante la  opinión pública de establecerse en los hechos como un gobierno fallido.  La única propuesta viable para el SME se traduce en un mínimo (no negociable), contratación a  tod@s  los  electricistas  en  resistencia  y  el  respeto  al  contrato  colectivo  que  ilegalmente  han 


tratado de  extinguir.  Cualquier  otra  alternativa  que  no  parta  de  estos  requerimientos,  no  es  negociable. Todo lo demás puede ser consensado a partir de una discusión madura, objetiva,  imparcial, justa y equilibrada de las partes.   Por  ello  el  SME  empuja  también  la  solución  a  través  de  la  vía  legal  en  la  JFCA,  en  la  cual  sin  llevar  el  procedimiento  correspondiente  quiere  dar  un  carpetazo  mas  a  la  solución  del  conflicto. La presidenta de la junta especial no 5, ha actuado facciosamente (obviamente por  ordenes  de  su  jefe  el  pianista  fracasado  de  Javier  Lozano)  para  tratar  de  enredar,  dilatar,  abrumar y desgastar por ese flanco a los electricistas. Ellos saben que el despido injustificado,  con  o  sin  decreto  (haya  o  no  “causa  de  fuerza  mayor”  como  dice  el  pianista)  es  un  “hecho  consumado”, al no avisar al trabajador sobre el cierre “aparente” de LFC.  La materia de trabajo subsiste, el régimen de comodato de CFE es ilegal, se sigue produciendo,  transmitiendo  y  distribuyendo  la  energía  eléctrica  a  la  población,  lo  único  que  cambio  fue  el  nombre del suministrador (CFE). Por todo ello, este organismo es patrón sustituto, otorgando  sin  conceder  que  se  termino  la  empresa  con  la  razón  social  LFC,  pero  sigue  existiendo  el  servicio  público  de  energía  eléctrica,  así  que  lo  que  procede  es  la  reinstalación  de  los  trabajadores  en  su  fuente  de  empleo  similar  o  igual  empleo  y  el  pago  de  salarios  caídos  durante  este  tiempo.  Como  se  puede  deducir,  para  el  gobierno  aparte  de  evidenciarlo  como  incompetente,  tendría  que  pagar  grandes  cantidades  de  dinero  a  los  trabajadores  por  esta  acción precipitada de extinguir, es por ello que esa vía la trata de dinamitar, aduciendo la falta  de  personalidad  jurídica  de  los  miembros  del  sindicato.  Como  podemos  notar  solo  son  practicas  dilatorias  que  están  utilizando  para  no  darnos  la  razón  jurídica  que  la  tenemos  ganada, por ello el plantón que tiene establecido el SME a las afueras de la citada junta, es con  el  fin  de  que  de  una  buena  vez  impulsar  que  termine  de  una  buena  vez  el  proceso  de  instrucción correspondiente y dicte el laudo, que a todas luces deberá ser favorable a la causa  electricista.  El  SME  tiene  la  victoria  cantada  y  debe  ser  cuidadoso  de  todos  los  acontecimientos  que  actualmente se están realizando con un ímpetu vertiginoso, para alcanzar de una buena vez, el  ansiado triunfo que espera la base durante más de 17 meses.   Una de las coyunturas importantes es la que se tiene para la renovación de la gubernatura del  Edo de México y los cambios que han existido en las últimas semanas.  Ante  el  relevo  en  el  PRD  donde  la  dirigencia  encabezada  por  “nueva  izquierda”  (el  sector  traidor  “dialoguista”  de  la  “izquierda”)  y  la  incorporación  de  la  Sra.  Dolores  Padierna  a  la  dirigencia del PRD (esposa de René Bejarano, los dos expertos en el juego sucio en contra de  NI  y  tal  vez  sepultureros  próximos  de  esta  escoria  llamada  “chuchos”),  todo  apunta  que  el  candidato  a  vencer  para  el  PRI,  no  será  el  PAN,  ni  mucho  menos  Felipe  Bravo  Mena  (  el  yunquista  numero uno del calderonato y quien engaño a los electricistas antes del golpe  del  decretazo de que el lunes 12 de octubre FECAL “daría una solución a la toma de nota”), sino  Alejandro Encinas Rodríguez, viejo militante  de la izquierda  legal en  México y compañero  de  lucha  de  Andrés  Manuel  López  Obrador.  La  última  apuesta  del  sector  traidor  del  PRD  (junto  con Marcelo Ebrad y Camacho Solís) era que Erubiel Ávila (actual candidato del PRI,  corrupto  miembro  de  la  mafia  del  oriente  mexiquense,  dirigida  por  su  maestro,  el  nefasto  “obispo”  Onésimo  Cepeda)  al  no  ser  escogido  por  el  “gober‐gelboy”  Enrique  Peña  Nieto,  se  iría 


derechito a  los  brazos  de  la  alianza  “fallida”  que  estos  seudoizquierdistas  querían  imponer  a  los mexiquenses junto con el PAN, ante el beneplácito del espurio.  Sin  embargo,  el  “gober  gelboy”  (asesorado  principalmente  por  la  mafia  encabezada  por  el  innombrable Carlos Salinas) se adelanto y postulo a este negro personaje llamado Erubiel Ávila  como candidato (recordemos que  este es uno de los nefastos personajes que aplaudieron la  decisión  de  la  extinción  de  LFC),  dejando  colgado  de  la  brocha  al  delfín  y  primo  del  gelboy  Alfredo  del  Mazo  Maza.  Con  ello  el  PRI  aparentemente  salió  “unido”  (lo  que  difícilmente  se  cree, ya que el grupo llamado Atlacomulco no apoyara con todo a Ávila a la hora de la verdad,  como si lo hubiera hecho con un miembro de esta mafia)  y estas son las cartas del priato para  regresar nuevamente a los pinos.  El  movimiento  lopezobradorista  que  aparentemente  estaba  en  un  rincón  del  olvido,  como  la   muñeca  fea  en  esta  disputa,  ante  el  golpe  de  timón  de  los  camachistas  (Marcelo  y  Manuel  Camacho) sobre las alianzas espurias de PAN‐PRD, y con el segundo aire que da el apoyo de  casi toda la izquierda (obviamente los chuchos trataran de boicotear hasta donde se pueda la  candidatura de izquierda) no solo tiene oportunidad histórica de hacer la hazaña y conquistar  el  Edo  México  (recordemos  que  en  1997  Cuauhtémoc  Cárdenas  vino  de  abajo  y  gano  las  elecciones en el DF con todo en contra como hoy se presenta el escenario en el Edo México),  sino también de colocar a la izquierda verdadera en la disputa real del poder en el 2012, ante  la notoria debacle panista y el peligro del posible, pero no probable regreso del priato.  La  diferencia  sería  un  PRI  con  los  viejos  vicios  y  rostros  nuevos  (Peña  y  Ávila)  contra  la  oportunidad  de  cambio  que  representaría  López  Obrador  y  Encinas.  Se  puede  alegar  que  el  “peje”  ha  sufrido  un    desgaste  natural  de  los  años  por  culpa  propia  o  ajena,  pero  hasta  los  “seudoperiodistas” del Milenio le auguran cuando menos “seis millones de votos duros a su  causa”  en  el  2012  los  cuales  no  son  nada  despreciables  para  cualquier  movimiento  político  nacional,  esto  debido  a  la  terquedad  del  tabasqueño  por  crear  una  organización  política  paralela al PRD, la cual actualmente tiene una membrecía de millones de personas en todo el  país.  Sumémosle  la  apuesta  casi  velada  que  ciertos  miembros  de  la  oligarquía  podrían  brindarle en un momento determinado una vez que los candidatos aparentes del PAN y el PRI  no brinden soluciones reales a sus intereses y no quede de otra que brindarle la “oportunidad”  a  la  izquierda  de  que  lleve  de  una  buena  vez  la  conducción  del  país.  Tal  hipótesis  no  es  descabellada,  dado  acercamiento  que  a  últimas  fechas  López  Obrador  ha  sostenido  con  los  círculos  empresariales  (exceptuando  a  los  calderoncitos  obviamente)  y  debido  al  grado  de  descomposición  en  todos  los  sectores  del  país  y  si  sumamos  la  falta  de  visión  que  tiene  casi  toda la clase política, exceptuando el movimiento lopezobradorista quien definió el pasado 20  de  marzo  un  proyecto  de  nación  en  50  puntos.  Por  cierto  el  punto  13  habla  sobre  la  justicia  que habrá una vez en el gobierno, a favor de los electricistas.  Marcelo  Ebrad    que  comenzó  el  2011  como  “protagonista”  en  la  lucha  por  el  2012  con  sus  aparentes  apoyos  a  la  “izquierda”  en  Oaxaca  y  Guerrero,  puede  quedar  rezagado  por  sus  malos  cálculos,  sus  alianzas  mezquinas  con  los  chuchos  y  con  Calderón  y  su  mal  desempeño  como Jefe de gobierno en el DF (casos de la supervía y el deportivo Reynosa) a la orilla de la  historia y de la izquierda.   


El PRI  apuesta  simplemente  al  desgaste  del  gobierno  seudopanista  sin  ningún  proyecto  alternativo  de  nación,  ni  cambio  real  a  las  condiciones  imperantes.  A  diferencia  del  movimiento  lopezobradorista,  los  priistas  buscan  el  poder  nuevamente,  encubiertos  en  un  candidato  “carita”,  sin  carisma,  ni  liderazgo,  pero  según  ellos    “cumplidor”  como  dicen  sus  esbirros.  La  verdad  no  peca,  pero  incomoda  y  es  visible  el  incumplimiento  evidente  en  el  campo, en el empleo, en la construcción de caminos y carreteras, escuelas, hospitales, centros  culturales  de  todas  las  ciudades,  pueblos  y  rancherías  del  Edo  México  a  pesar  de  que  el  llamado gober gelboy “firmo” los supuestos compromisos, dejando un sexenio  de pueblos y  colonias  abandonadas,  desoladas  y  en  la  miseria  que  el  “gobierno  que  cumple”  (como  se  autodenomina  este  personaje  a  su  gobierno  fallido)  no  le  interesa,  más  bien  su  objetivo  es  garantizar  su  viabilidad  traslado  de  Toluca  hacia  los  pinos,  apoyado  por  Televisa,  con  quien  sostiene un contrato millonario de publicidad y de promisión personal de aquí hasta el 2012.  Es por ello que el movimiento electricista debe estar alerta de toda la coyuntura política que se  esté realizando sobre este tema y tomar partido correctamente, respetando la autonomía de  todos  los  miembros  que  en  él  participan  y  evitando  dar  un  cheque  en  blanco  a  tal  o  cual  partido, sin ningún análisis previo y con la debida precaución que involucra la responsabilidad  de este movimiento para el futuro que viene.   

El SME y las elecciones Edo Mex  

El SME y las elecciones Edo Mex

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you