Issuu on Google+

REDACCIÓN PROFESIONAL COMO TARJETA DE PRESENTACIÓN


Serie Reportes de Investigación EBC

¿Qué pensaría si recibiera un correo electrónico con el siguiente mensaje?: Mañana se realizará la junta para tratar los avances del proyecto con los Directores de Mercadotecnia y Finanzas, favor de estar en su oficina en punto de las 8 de la mañana. O bien, qué deduciría si un amigo le dejara esta nota: Por la tarde me encontré con tu hermana y tu novia, y como te urge, aproveché en dejarle las llaves del carro. En efecto, como lo habrá notado, ambas comunicaciones tienen algo en común: una mala redacción. En la primera, no queda claro en dónde se llevará a cabo la junta: ¿en la oficina del Director de mercadotecnia o en la del Director de finanzas?, y en la segunda, la pregunta es: ¿a quién le dejó las llaves, a la hermana o a la novia? En este sentido, es importante señalar que una sintaxis incorrecta, falta de claridad, concisión y originalidad en el mensaje, así como un inadecuado uso de reglas ortográficas, representan algunos de los errores más comunes al momento de escribir. Si bien es cierto que en la práctica no es fácil plasmar nuestros sentimientos, pensamientos e ideas, resulta importante tomar en cuenta que al enfrentamos a una hoja en blanco, es necesario tener conocimientos básicos sobre el arte de redactar, a fin de lograr el objetivo de todo escritor: un mensaje claro y preciso, que dará origen a un lector interesado. No obstante, antes de continuar, considero elemental conocer el significado del verbo redactar. De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, redactar significa: poner por escrito cosas sucedidas, acordadas o pensadas con anterioridad. Con relación a dicha definición, recuerdo haber escuchado en alguna ocasión: “Como tengo gran facilidad de palabra, estoy seguro que mi redacción es excelente”.

Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

2


Serie Reportes de Investigación EBC

Sin embargo, la relación que existe entre el lenguaje oral y escrito, no es tan simple como se cree. Acorde con Arsenio Sánchez Pérez (2005), si bien la comunicación lingüística (hablada y escrita), es el medio más importante de comunicación humana y ambas utilizan la palabra como instrumento, existen interferencias que impiden el paso natural de la una a la otra. Y es que el hecho de tener un adecuado dominio del lenguaje oral, en la mayoría de las ocasiones no implica que al escribir nuestras ideas, pensamientos o cualquier tipo de información que deseemos compartir, derive en un proceso sencillo. En relación con lo antes citado, Sánchez Pérez (2005) expresa que el acto de escribir requiere más tiempo que el de hablar, pues, al no realizarse en presencia del lector, no existe un estímulo-respuesta inmediato que ayude a despejar dudas. Por tal motivo, al escribir se debe ser más preciso y concreto que al hablar, ya que existe tiempo suficiente para que el lector reflexione sobre el mensaje. De acuerdo con especialistas en la lengua, a fin de lograr una redacción precisa y comprensible, es primordial tener en cuenta los siguientes puntos: conocimiento sobre el tema abordado, manejo adecuado de gramática y sintaxis, respetar reglas de puntuación y acentuación, evitar la redundancia y uso excesivo de frases comunes, tecnicismos y muletillas; así como utilizar sinónimos y antónimos. Adicionalmente, existe un aspecto fundamental que debe considerarse antes de empezar un escrito, sea de carácter profesional, o meramente, la transmisión de la más sencilla nota o recado: ponerse en el lugar de nuestro lector, sea un profesionista, un estudiante, o bien, el público en general. Acorde con el periodista Carlos Marín (2003), todo autor debe pensar que sus posibles lectores no son necesariamente personas dispuestas a leer de principio a fin un escrito, por el sólo hecho de abordar un tema interesante. Ya que si bien el texto resulta Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

3


Serie Reportes de Investigación EBC

atractivo, su tratamiento debe apoyarse en una estructura que propicie la renovación del interés. Asimismo, Marín indica que la claridad en la expresión, es un factor clave para el entendimiento del mensaje, ya que significa: expresión al alcance de todos, conceptos precisos, sintaxis correcta y vocabulario amplio y comprensible. Haciendo énfasis en que un estilo claro facilita a que el pensamiento del escritor pase sin esfuerzos en la mente del receptor. Por lo tanto, debe evitar usar palabras y frases redundantes que sólo confunden y aburren al lector. Además, ser precavido con el uso de términos técnicos, a menos que el escrito tenga como destino compañeros de profesión (colegas), donde su uso está permitido, ya que forman parte de la denominada jerga profesional. Si por el contrario, el mensaje va dirigido a un grupo social en general, se debe explicar inmediatamente el significado del tecnicismo. El redactor no puede exponerse a que su mensaje no se comprenda. Un ejemplo de ello, es la siguiente información: El médico veterinario informó que la tularemia (?) está siendo atacada por las autoridades de Salubridad. Mejor: …informó que la tularemia –fiebre de los conejos- está siendo atacada por las autoridades de Salubridad. Para concluir, no tenga miedo a redactar, puede comenzar escribiendo un diario, pues, al plasmar todos los días sus actividades, le ayudará a ordenar sus pensamientos y expresarlos de manera sencilla y comprensible. Posteriormente, puede seguir con escritos de carácter público, es decir, puede redactar sobre un tema en específico y… ¿por qué no?, subir su comunicación a un weblog o Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

4


Serie Reportes de Investigación EBC

blog (diario en línea dentro de una página web, los cuales incluyen aportaciones breves y actualizadas sobre diversos temas). Como dice Ana María Maqueo (2002), una buena redacción, es el resultado del conocimiento de la lengua y de la práctica constante. No tema a las opiniones, muestre sus escritos a colegas y/o amigos, es conveniente la retroalimentación, ya que de ella podemos darnos cuenta de la respuesta que nuestro escrito genera en el lector. Por otra parte, una actividad que complementa de forma ideal la práctica de la escritura, es la lectura, ya que estará en contacto con distintos estilos de redacción, y de esta manera, poco a poco encontrará uno propio, y con base en la práctica, lo irá perfeccionando. Además, cabe destacar que leyendo, observará la aplicación de diversas reglas ortográficas, así como el uso de términos desconocidos, los cuales sería conveniente consultar en el diccionario, a fin de incrementar su vocabulario. Al respecto, Maqueo (2002) dice que la lectura es uno de los caminos para llegar a la escritura, pues, contribuye a enriquecer la visión del mundo, esclarecer nuestras ideas, conformar nuestro pensamiento y familiarizarnos con formas gramaticales de nuestro idioma. De igual manera, en su libro titulado Redacción, destaca que nuestra forma de usar el lenguaje es una especie de tarjeta de presentación, pues habla de nosotros, dice quiénes y cómo somos, y yo agregaría, exhibe qué tanto nos preocupamos por perfeccionar este aspecto clave en nuestro desarrollo profesional. Por tal razón, Ana María Maqueo destaca que de la habilidad para redactar de cada persona, dependen muchas cosas, como: conseguir un empleo, obtener una beca, lograr un acenso, entre otras oportunidades.

Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

5


Serie Reportes de Investigación EBC

Y en efecto, si un futuro profesionista elabora un currículum con una sintaxis confusa y muestra un vocabulario limitado, además de tener faltas de ortografía, le será muy complicado obtener el trabajo deseado; pues hoy en día, la capacidad para redactar de un profesionista, implica un requisito indispensable en una organización, ya que se considera una fortaleza importante del candidato. Recuerde que el saber redactar, no sólo es para los especialistas del lenguaje, sino para todo profesionista que aspire a tener mejores oportunidades laborales. Por lo tanto, a continuación se presenta una serie de reglas que le ayudarán a lograr una redacción profesional (G. Martín Vivaldi 2000):  Al elaborar un escrito, nunca debe faltar un buen Diccionario. Se recomienda uno de sinónimos.  Antes de escribir, haga un esquema previo, es decir, un borrador.  Procure que el empleo de los adjetivos sea lo más exacto posible, no se debe abusar de ellos, si un sustantivo necesita de un adjetivo, no lo carguemos con dos.  Tenga en cuenta que la puntuación es la respiración de la frase. Nunca quedará clara una frase mal pausada.  No emplee vocablos rebuscados. Evite el excesivo tecnicismo y aclare el significado de las voces técnicas cuando no sean de uso común.  Si para evitar la repetición emplea sinónimos, procure que no sean muy raros. Ahorre al lector el trabajo de recurrir al Diccionario.  Como norma general, nunca envíe el verbo al final de la frase.  Huya de las frases hechas.

Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

6


Serie Reportes de Investigación EBC

 Relea siempre lo escrito como si fuera de otro. Y no dude nunca en tachar lo que considere superfluo. Si puede, relea en voz alta: descubrirá defectos de estilo y tono que escaparon a la lectura visual.

GLOSARIO Adjetivo

Palabra que acompaña al sustantivo para expresar alguna cualidad de la persona o cosa nombrada.

Anfibología

Uso de palabras y cláusulas con doble sentido de forma que puede darse más de una interpretación.

Antónimos

Palabras que tienen significados contrarios.

Arcaísmos

Palabras o frases cuya forma, significado o ambos resultan anticuados en una época determinada.

Barbarismo

Palabras mal formadas o alteradas por la influencia de una lengua extranjera que, por tanto, no siguen las reglas de la lengua en que se usan.

Cacofonía

Repetición de los mismos sonidos de forma desagradable para el oído.

Comodines

Términos frecuentes que, por tener un significado general, pueden usarse en casi todos los actos de comunicación: cosa, gente, bueno, grande, haber, etcétera.

Información

Difusión de acontecimientos ignorados por el público o de aspectos

Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

7


Serie Reportes de Investigación EBC

desconocidos de un hecho ya sabido.

Jergas o argot

Lenguas especiales creadas por grupos sociales reducidos para comunicarse entre sí sus miembros, que no quieren ser comprendidos por otros o que buscan distinguirse de ellos.

Lingüística

Ciencia se dedica al análisis de la naturaleza y las leyes que gobiernan el lenguaje.

Monotonía

Empleo frecuente de las mismas palabras. Es señal de pobreza del léxico y de poca cultura lingüística.

Muletillas

Palabras y expresiones que se repiten continuamente para apoyar la expresión.

Neologismos

Palabras recientes en la lengua, aceptadas por la Real Academia Española y que figuran en su diccionario.

Redacción

Expresión escrita de lo sucedido, acordado o pensado anteriormente.

Redactar

Expresarse por escrito con exactitud, claridad, concisión y originalidad.

Redundancia

Repetición innecesaria de palabras, frases o conceptos.

Semántica

Rama de la lingüística que se ocupa del estudio del significado de las palabras.

Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

8


Serie Reportes de Investigación EBC

Sinónimos

Palabras que tienen el mismo significado, aunque, a veces, haya diferentes usos según los matices que indican.

Sintaxis

Orden y modo de relacionarse las palabras dentro de la oración o las oraciones dentro de un discurso: la sintaxis de esta frase es incorrecta.

Sustantivo

Palabra que designa o identifica seres animados o inanimados; p. ej., hombre, casa, virtud, Caracas.

BIBLIOGRAFÍA

Maqueo, Ana María. Redacción, Limusa, México, 2002, p - 5.

Marín, Carlos. Manual de Periodismo, 3ª reimpresión, Grijalbo, México, 2003, pp - 37, 49, 50. •

Sánchez Pérez, Arsenio. Redacción Avanzada, 2ª edición, Thomson, México

2005, pp - 203, 296 a 298. •

Verderber, Rudolph F. y Kathleen S. Verderber. ¡Comunícate!, 12ª edición, Cengage Learning, México, 2009, p - 12.

Vivaldi, G. Martín. Curso de redacción, España, 2000, pp - 284 a 287.

Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

9


Serie Reportes de Investigación EBC

Solidez en el saber. Destreza en el hacer. Integridad en el ser.

Redacción profesional como tarjeta de presentación. Última actualización: [28 de marzo del 2012] Por: Lic. Liliana Sánchez Bermúdez

10


Redacción Profesional