Issuu on Google+

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA ESCUELA DE CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN PERIODISMO MULTIMEDIA PERIODISMO NOCTURNA LIC VICTOR RAMIREZ

REPORTAJE

GERARDO ESTEBAN CHOI MENDEZ CARNE: 2004 13689 FECHA: 26/08/13


El Benemérito Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala, es una Institución privada no lucrativa, social y educativa, fundada el 3 de diciembre de 1945. Ubicada en la 2ra. Calle 307, Zona1 y con sede central en la zona 11 de la capital; se dedica a apoyar a personas con capacidades especiales de los ojos y oídos. El Congreso de la República de Guatemala le otorgó el título y dignidad de Benemérita Institución el 27 de octubre de 1998. “Por su encomiable labor que ha beneficiado ampliamente, sin discriminación alguna a la población guatemalteca.”

Está conformado por 36 programas y servicios, los cuales se hacen posibles por el trabajo de 642 colaboradores y gracias a los fondos que genera la venta de billetes de Lotería Santa Lucía. El Benemérito Comité es una Institución que ofrece servicios médicos, educativos y de rehabilitación los cuales son el producto de una planificación integral. Su estructura administrativa está conformada de la siguiente manera: División Médica División Educación y Rehabilitación División Lotería Santa Lucía Apoyadas por, División Administrativa Financiera, Dirección de Recursos Humanos, Dirección de Trabajo Social, Dirección de Comunicaciones Dentro de su misión se encuentra contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que acuden al Comité con problemas visuales y auditivos. Y su visión es ser una Institución que, con recursos de excelente calidad para la atención de problemas visuales y auditivos, permite a la población afectada mejorar su nivel de vida, procurando su autosuficiencia. El Comité integra socialmente a los guatemaltecos con problemas visuales o auditivos, gestiona la cobertura de enfermedades de los beneficiarios a través de alianzas estratégicas con otras instituciones; provee servicios de medicina, educación y rehabilitación de alta calidad El Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala, entre los servicios que ofrece a los beneficiarios cuenta con el Programa de Investigación, Promoción y Colocación Laboral para personas ciegas, de baja visión y personas sordas, para colocarlas laboralmente. En 1954, se abren los talleres protegidos Santa Lucía, para rehabilitar y capacitar personas ciegas y sordas que posteriormente fueran colocadas en otras empresas. En 1965 se inauguró el Centro de Rehabilitación Integral


(CRI), que a través de sus programas promueve la orientación y capacitación para competir en la vida laboral, implementándose así el Programa de Colocación Laboral. En 1993 el Centro de Educación Continuada para Sordos Adultos (CECSA), inició sus actividades con el objetivo de educar y capacitar a las personas sordas. En el año 2000 se sistematizó el Programa de Colocación Laboral para personas sordas, con el fin de maximizar los recursos y lograr mejores resultados. (Pro Ciegos y Sordos de Guatemala) Asimismo, lograron un mayor acercamiento con empresas de la iniciativa privada quienes dan oportunidades laborales a personas ciegas y sordas en distintos espacios productivos, según indica el Sr. Cruz, quien es uno de los beneficiados de este Programa en Cofiño Stahl Por medio del Programa de Colocación Laboral, se atienden a adultos ciegos y de baja visión del área urbana y rural y personas sordas e hipoacúsicas en el área urbana, hasta la edad de 55 años. Su principal objetivo es insertar laboralmente a personas con discapacidad sensorial en diferentes puestos de trabajo en la iniciativa privada como en el sector público. El Comité capacita a los candidatos del Programa para el mundo del trabajo. En donde elevan la autoestima de las personas ciegas y sordas para mejorar su calidad de vida. para el proceso de rehabilitación podemos mencionar el Sistema Braille, Lenguaje de Señas de Guatemala, (Lensegua), Orientación y movilidad, Tecnología de oficina, Manejo de Call Center según la Srta. Ester quien actualmente labora en el mismo departamento en Cofiño Stahl


El Programa de Rehabilitación con Orientación Agropecuaria en el domicilio (PROAD) atiende a personas ciegas y de baja visión con capacitación en las siguientes áreas: Sordos e Hipoacúsicos -Tecnología de oficina. -Tareas específicas del área a ocupar dentro de las empresas. El proceso de colocación laboral se da con la promoción del perfil del candidato en diferentes empresas, el cual se hace por vía telefónica, correo electrónico y personalmente. Se programa una visita con el propósito de sensibilizar al personal de la empresa y el encargado del área de recursos humanos. Y por último se realiza la colocación. Se proporciona la capacitación específica en el área de trabajo. Se mantiene seguimiento, apoyo y supervisión a las personas colocadas laboralmente en las áreas urbanas.

Para evaluar al candidato se utiliza el siguiente formato: La empresa proporciona el perfil requerido. Se selecciona del banco de datos a los candidatos. Se envía el currículo de los candidatos y se programa una cita. En el área rural, se evalúa la práctica del trabajo solicitado. Dentro de los avances que el Comité ha tenido en los últimos años podemos destacar la nueva tecnología que están utilizando para brindar servicio técnico en informática, orientando a las empresas sobre esta tecnología de adaptación de acuerdo a la discapacidad del empleado y necesidades de la empresa. El Software utilizado es de acuerdo a los requerimientos de cada persona, se trabaja con programas lectores y ampliadores de pantalla, para personas con discapacidad visual que hace más fácil el uso de la computadora y son compatibles con los sistemas más utilizados en las empresas y el ampliador de pantalla (MAGNUS) El Programa cuyas siglas en inglés podrían traducirse como Acceso al Trabajo por Medio del Habla, se ha convertido en los ojos de las personas ciegas, quienes por medio de las redes sociales como el Facebook o Twitter, la propia Internet y portales como Google, se comunican y chatean con amigos, familiares o simplemente buscan información para alguna investigación. (AGN) La función de este software es leer el contenido de la pantalla, leer ordenadamente los menús, los mensajes de error y el texto editado. También hace posible el control auditivo del teclado, permite navegar por Internet y leer


ordenadamente las ventanas de procesadores de palabras, hojas de cálculo y bases de datos. Acceso al Trabajo por Medio del Habla permite el trabajo individual en Windows 95, Windows 98, Milenium, Windows NT, Windows 2.000 Professional y XP Profesional. Para tal fin, Acceso al Trabajo por Medio del Habla cuenta con un software sintetizador de voz propio que se instala simultáneamente con el programa y cuya voz se emite a través de la tarjeta de sonido y los parlantes del computador. El programa puede hacer la lectura de toda la pantalla, párrafos, oraciones, palabras y letras, y permite al usuario escoger la forma de lectura, velocidad, volumen, entonación y detalles deseados. El lector de pantalla supervisa la pantalla e informa al usuario sobre mensajes de estado y errores, cambios de los atributos, menús, submenus, parámetros del sistema y otras informaciones del programa en aplicación y sobre cualquier modificación del estado de la pantalla, todo lo que garantiza al limitado visual un absoluto control de la misma. Para lograr este propósito, Acceso al Trabajo por Medio del Habla tiene muchas funciones que ayudan especialmente en la preparación de la información de la pantalla para su conversión a lenguaje. La síntesis de voz es de alta calidad, natural y con excelente pronunciación; la lectura de abreviaturas y extranjerismos puede optimizarse mediante el uso de un diccionario incorporado y susceptible de ser personalizado por el usuario, cuenta además con una gran variedad de idiomas. El sistema incluye ayuda permanente, tanto de la pantalla cómo de contexto para aprender las aplicaciones y sus usos. La ayuda en línea está permanentemente disponible para el usuario. Antes de que ingresara a Guatemala este programa, las personas ciegas dependían de los 750 libros en formato Braille, colección que comprendía muy poca información sobre algunos temas, y que implicaba convertir cada texto en formato de audio a través de grabaciones en la sede central del Comité Pro Ciegos y Sordos lo que generaba menor interés en la lectura, pues un libro de 300 páginas equivalía a 50 pistas de media hora, según la coordinadora del Libro Hablado, Leída Alvarado. Con ese programa también se ha beneficiado a las personas no videntes en cuanto al fomento del hábito de la lectura, para su recreación y para conocer sobre películas de estrenos mundiales y contenidos educativos, tales como Los Diez Mandamientos y la saga completa de Crepúsculo. Por medio del Acceso al Trabajo por Medio del Habla, ese centro de información registra actualmente 650 películas para todas las edades.


Reportaje tec