Page 214

por el borde del aro, el murmullo del público, el brillo de la cólera en los ojos de tu adversario, la cháchara de tu mente inquieta. Otro tanto se aplica a la escritura. Crear un libro como este va más allá del trabajo solitario de dos hombres que teclean en sus portátiles. Afortunadamente, en este proyecto hemos contado con la bendición de un equipo extraordinario de hombres y mujeres que han colaborado con sus propuestas, sus ideas creativas y su esfuerzo para que cobrase vida. Ante todo, queremos manifestar nuestro agradecimiento a nuestra agente, Jennifer Rudolph Walsh, de William Morris Entertainment, por ayudarnos a darle vida y por alimentarlo a lo largo del camino. También vaya nuestra gratitud para el agente extraordinario Todd Musburger por su perseverancia, su integridad y su habilidad para conjuntar las piezas. Tenemos una gran deuda de gratitud con Scott Moyers, nuestro editor, por defender desde el principio la visión de Once anillos y lograr que se hiciera real. Vayan también nuestras alabanzas para Mally Anderson, la asistente de Scott, y para el resto del equipo editorial de The Penguin Press por su elegancia jordanesca cuando se vieron presionados. Deseamos manifestar nuestro especial agradecimiento a los jugadores, a los entrenadores, a la prensa y a cuantos se tomaron la molestia de compartir con nosotros sus reflexiones particulares sobre Phil y los acontecimientos referidos en este libro. En concreto, nos gustaría dar las gracias al senador Bill Bradley y a Mike Riordan por sus comentarios sobre los Knicks; a Michael Jordan, Scottie Pippen, John Paxson, Steve Kerr y Johnny Bach por los relativos a los Bulls, y a Kobe Bryant, Derek Fisher, Rick Fox, Pau Gasol, Luke Walton, Frank Hamblen, Brian Shaw y Kurt Rambis por sus aportaciones referentes a los Lakers. Gracias también a Bill Fitch, Chip Schaefer, Wally Blase, George Mumford, Brooke Jackson y Joe Jackson por sus colaboraciones de incalculable valor. Tenemos una deuda de gratitud concreta con los escritores Sam Smith y Mark Heisler por su asesoramiento y su conocimiento profundo de la NBA. Rick Telander, columnista del Chicago SunTimes, también supuso una gran ayuda, así como los reporteros Mike Bresnahan, de Los Angeles Times, y Kevin Ding, del Orange County Register. Nos quitamos el sombrero ante John Black, mago de las relaciones públicas de los Lakers, y su equipo, por allanar el camino como solo él sabe hacerlo. También nos gustaría dar las gracias a Tim Hallam y a su equipo en los Bulls. Vaya un agradecimiento muy especial a los colaboradores de Phil en los libros anteriores, los escritores Charley Rosen (Maverick y More Than a Game) y Michael Arkush (La última temporada) y los fotógrafos George Kalinsky (Take It All!) y Andrew D. Bernstein (Journey to the Ring). Asimismo, nos hemos beneficiado de las perspectivas de otros autores que aparecen en dichas obras: Life on the Run, de Bill Bradley; Miracle on 33rd Street , de Phil Berger; Garden Glory, de Dennis D’Agostino; Red on Red, de Red Holzman y Harvey Frommer; Mindgames y The Show, de Roland Lazenby; Playing for Keeps, de David Halberstam; The Jordan Rules, de Sam Smith; In the Year of the Bull , de Rick Telander; Ain’t No Tomorrow, de Elizabeth Kaye, y Madmen’s Ball, de Mark Heisler. Queremos agradecer las aportaciones de varios periodistas que han cubierto a Phil y a sus equipos a lo largo de su trayectoria profesional, sobre todo a Frank Deford, Jack McCallum y Phil Taylor, del Sports Illustrated; a Tim Kawakami, Tim Brown, Bill Plaschke, T. J. Simers y Broderick Turner, de Los Angeles Times; a Melissa Isaacson, Terry Armour, Skip Myslenski, Bernie Lincicome y Bob Verdi, del Chicago Tribune; a Lacy J, Banks, John Jackson y Jay Mariotti, del Chicago Sun-Times; a

Once anillos phil jackson  

MOTIVACION

Advertisement