Issuu on Google+

Geraldine Giraldo V-19.886.127


La polis, es la denominación dada a las ciudades del estado de la antigua Grecia, surgidas desde la Edad Oscura hasta dominación romana. La polis es el marco esencial donde se desarrolló y expandió la civilización griega hasta la época helenística. La unificación entre el núcleo urbano y el campo, característica esencial de la polis arcaica y clásica, se cumplió hasta la segunda mitad del siglo VII a.C.

La polis comprendía la ciudad amurallada, los campos de cultivos , de pastoreo y los puertos que la comunicaban con el exterior. Cada polis controlaba su territorio y no aceptaba la sumisión a ningún poder exterior. En general, la polis albergaba grupos reducidos, no mayores de 10.000 habitantes, ocupando un territorio pequeño entre 1.000 y 3.000 km².


Acrópolis (o ciudad alta). Fortaleza o ciudadela fortificada que se construía aprovechando alguna elevación del terreno como la cima de una colina y era el lugar donde se resguardaban, en caso de conflicto bélico, todos los miembros de la comunidad (ciudadanos, artesanos, campesinos, mercaderes y esclavos) y donde se construían los edificios políticos, económicos y religiosos de la polis. Algunas acrópolis se convirtieron en el centro religioso de la ciudad como sucedió en Atenas.

Ágora o plaza pública, constituía el centro neurálgico de la polis en el que se concentraban la actividad comercial (mercado), cultural y pública. Era el lugar donde se reunían los ciudadanos. Solía ubicarse junto al puerto en las ciudades marítimas. El ágora ateniense estaba situada frente a la entrada de la acrópolis.

Muralla defensiva que rodeaba los principales barrios de la polis. Cuando el núcleo urbano era pequeño las murallas no eran necesarias porque los habitantes podían resguardarse en la acrópolis, pero conforme la ciudad crecía y se extendía surgía la necesidad de construir murallas. Algunas polis como Esparta nunca tuvieron murallas. En caso de guerra los vencedores solían imponer a los vencidos la demolición de todas las murallas y la prohibición de reconstruirlas.


Grecia clásica, o Época Clásica por antonomasia, es el periodo de la historia de Grecia comprendido entre la revuelta de Jonia (año 499 a. C., cuando termina la Época Arcaica) y el reinado de Alejandro Magno (336 a. C.-323 a. C., cuando comienza la Época Helenística), o de un modo más genérico, los siglos V y IV antes de Cristo. Se trata de una época histórica en la que el poder de las polis griegas y las manifestaciones culturales que se desarrollaron en ellas alcanzaron su apogeo. Las formas de la arquitectura helénica son consideradas clásicas. Se desarrollan principalmente tres estilos: el Dórico, de modelo básico, formal y austero; el Jónico y el Corintio similar al Jónico pero más decorado. Las estructuras se levatan utilizando diversos materiales: madera en vigas de refuerzo, ladrillo crudo en paredes interiores, roca de calcita en paredes de piedra (albarradas) y terracota para fabricar azulejos. En tiempos de prosperidad se utilizó el mármol, explotado en el Monte Pentélico, se usó para esculturas y estructuras en templos importantes


La Grecia homérica es un conjunto de ciudades-estados de base comercial, agrícola y ganadera, con honda preocupación cultural. Históricamente, podemos señalar cuatro etapas básicas: a) período aristocrático (1200-700 a.C.), con las poleis frente al autocratismo. b) período colonizador (750-500 a. C.), de expansión y progresiva afirmación del individuo. c) período clásico (450-150 a. C.), en que triunfa el "logos" sobre el mito y se deifica el hombre frente al destino; d) período helenístico, o de trasvase al Occidente romano y al Oriente asiático


http://www.ual.es/personal/fjgarcia/His_2_1_c.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Grecia_cl%C3%A1sica#Arquitectura

http://www.mediateca.cl/900/historia/universal/europa/grecia1/gr ecia/la%20polis%20griega.htm http://www.ual.es/personal/fjgarcia/His_2_1_c.htm


Geraldine Giraldo