Issuu on Google+

1

INSTITUTO VALLADOLID PREPARATORIA

CONTRA VIENTO LITERATURA Maestra Cecilia Hernández.

Geovanna Marianne Ochoa Manzo 3°A


2

CONTRA VIENTO El invierno llega. La niebla baja y se junta a un cielo grande y grisáceo; con un sentimiento de melancolía, miedo y lujuria. Es entonces cuando sientes el aire más estruendoso del año. Aquel que te llena de hoyos y temblores desolados en tu cuerpo; que te deja simplemente al descubierto. Se dice que en estos días puedes oír lamentos y risas descarriadas; y de vez en cuando, cuando el viento sopla en su peor momento, aparece una figura nublosa, con una belleza que despeja y una risa burlona y divertida; pero cuando llega un viento lleno de ira, esta grita y se esfuma. Cuenta la leyenda que en estos terrenos, que ahora son el Instituto Valladolid Preparatoria, existió una tribu purépecha. En ella se encontraba una mujer más hermosa que la aurora; esta era la hija del cacique. Su nombre era Tula; se caracterizaba por un espíritu libre y extrovertido. Tula había crecido rodeada de su tribu y todos y cada uno de los espíritus que en ellos habitan. Su mejor amigo era Herat, un ser caracterizado por nobleza y simpleza; desde aquel tiempo Herat había desarrollado un amor incondicional hacia Tula, la cual le correspondía con el mas grande de los amores a medida que iban creciendo.


3

Pero lo que Tula y Herat no sabían es que no podían estar juntos, ya que Tula estaba destinada a ser entregada a Xochl (dios del viento) a la edad de dieciocho años. Xochl era un dios engreído y concentrado en su poder y egoísmo; era temerario ante los demás. Todo mundo pensaba que era un ser despreciable y caprichoso, cruel y despiadado; él cual reclamaba lo que necesitaba y nada mas. Los años pasaron y se acerco la fecha en que Tula cumpliría dieciocho. Hasta este entonces fue que Tula descubrió se destino. Al ver lo acontecido Tula no tuvo mas remedio que idear algún tipo de plan; ya que ella no quería estar condenada toda su vida hacia el sufrimiento de quedarse con Xochl, y además su corazón solo respondía hacia el más puro amor (hacia Herat).Herat al enterarse del destino de su amor se destrozó en alma y cuerpo y solo se dejo en la opción de reprimir sus sentimientos y caer en el olvido. Pero Tula no planeaba aceptar esto toda su vida, ya que era un espíritu libre como para vivir atormentada a un ser ruin y vil. Al día siguiente preparaba todo necesario para ceremonia de Tula Xochl. Pero al llegar noche la gente

se lo la y la se


4

sorprendió que por más que buscaran a Tula, esta no aparecía. Xochl se sintió ofendido y movió todo cuanto pudo para encontrarla, arrasando todo a su paso con su furia ruin. Al amanecer encontraron a Tula en medio del prado con nada más que un charco de sangre, una daga clavado en su corazón y a Herat a un lado de ella llorando sin consuelo alguno; este se encontraba con otra daga en la mano lista para ser clavada en lo más profundo de su pecho. El cacique corrió y lo detuvo, dejándolo en el peor de los lamentos. Xochl al enterarse de la muerte de la que debía ser suyo rompió en furia y destrozo todo a su alcance. El alma de Tula quedo vagando en la Tierra, el mundo material, nuestro mundo; esperando la muerte de Herat para al fin lograr estar juntos; pero Herat volvió a encontrar a alguien que lo hiciera sentir aquel sentimiento que le “pertenecía” a Tula, dejándola en el olvido. Lo que dejo a Tula con el alma destrozada y sin posibilidad alguna de pasar al mundo espiritual. Mientras tantos Xochl la persiguió sin obtener resultado alguno, así que Tula no tuvo más remedio que esconderse. Esta suele salir en inverno, la fecha en la que murió; atrayendo con ella una densa neblina para ocultarse de Xochl; mientras revienta en risas burlonas y lamentos de desamor. Cuando Xochl la percibe suelta su rabia para buscarla y atraparla, sacándola de su escondite. Es ahí cuando una hermosa aurora entre la neblina desaparece y solo queda un viento frio sin sentimientos, acompañado de gritos desesperados alrededor de los patios y callejones del colegio.


5


CONTRA VIENTO