Issuu on Google+

08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

ATLANTIDA, TARTESSOS Y EGIPTO. Artículos, apuntes, reflexiones…  8 de junio de 2013 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Artículos.  add a comment

Selección de artículos, apuntes, reflexiones y comentarios de Georgeos Díaz­Montexano, o sobre sus investigaciones.

Ebook Para Distribuición Gratuita.

Hastío por la mediocridad. La peor entrevista sobre la Atlántida.  24 de mayo de 2013 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Antiguo Egipto, Arqueología, Artículos, Arte Rupestre, Astronomía Antigua, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Buscando la Atlantida, Buscando la Atlántida, Cartografía, Cartografía Antigua, georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

1/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Crítica Textual (Ecdótica), Critias, Disertaciones, Documentales, Egiptología, En Busca de la Atlantida, En Busca de la Atlántida, Entrevistas, Entrevistas escritas o periodísticas, Entrevistas radiales, Entrevistas televisivas, Epigrafía, Escriptología, Filología Clásica, Filosofía, Fuentes escritas coptas, Fuentes escritas griegas, Fuentes escritas hindúes, Fuentes escritas latinas, Fuentes primarias y secundarias, Geografía Antigua, Jeroglificos, Nationa Geographic Society, Noticias, Paleoceanografía, Paleogeografía, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Sismología, Tartesos, Tartessiologia, Tartessos, Tartessus, Timeo, Tradición manuscrita, Traducción metafrástica (semántica, léxica), Tsunamis, Videos.  Tags: Atlantida, Atlantida Historica, Atlantis, BG, BG Magazine, BG Magazine Ecuador, Bg Magazine nº 074 Oceano, Columnas de Hercules, Continente, Critias, Díaz­Montexano, dialogos, Ecuador, entrevista, Georgeos, Georgeos Diaz, Gibraltar, Golfo de Cadiz, Google, Historical Atlantis, Huelva, noticia, Platón, Plato, Revista BG Magazine, Rex Weyler, Timeo add a comment Como la más inmunda de las pestes, la mediocridad lo inunda todo… Ni siquiera en el retiro puedo huir de su contaminación y podredumbre. Hace un par de meses, una redactora y la misma Directora de la revista BG Magazine, editada en Ecuador, contactaron conmigo para hacerme una entrevista sobre mis investigaciones histórico­científicas sobre la Atlántida. No voy a describir con detalles los términos de la misma, sólo os hablaré de los acuerdos que no se cumplieron y de los hechos más graves que evidencian el trato tan poco profesional y hasta miserable que finalmente se me ha dado como investigador y escritor, y personaje público que soy, en el campo de la Atlantología Histórico­Científica. Para no cansar al lector, enumero brevemente: 1. Se me pidió varias fotografías con suficiente calidad de mi persona, donde se viera claramente mi rostro, y también de otras imágenes relacionadas con la Atlántida y mis investigaciones, para ilustrar la entrevista. Así lo hice. Envié fotos con excelente calidad de resolución de mi persona y una excelente ilustración de la metrópolis de Atlantis, realizada por la destacada artista visual argentina Monik Perz, y que se me prometió saldría publicada, incluso aunque sólo hubiera espacio para una sola ilustración. Pues, finalmente, no se usó ninguna imagen de mi persona en el sumario de los personajes entrevistados que al principio de la revista aparecen, todos (excepto yo), con su nombre y una foto. Y peor aún, ni siquiera publicaron una foto de mi persona en ninguna de las dos míseras páginas que dedicaron a lo que originalmente era una larga y extensa entrevista, pero que fue muy reducida y hasta truncada ­sin final coherente­ de un modo absurdo, tal como veremos más adelante. 2. Como podréis comprobar tras la comparación con la entrevista original que adjuntaré a esta denuncia pública, el final de la descuartizada entrevista publicada por la redacción de BG Magazine, termina de un modo absurdo, que perjudica mi imagen y coherencia mental, no quedando claro si a mi me molesta, o no, que se me hicieran críticas razonables y con rigor, puesto que la secuencia: “En fin, cuando las críticas son hechas con verdadero conocimiento, como seriedad, rigor…” está truncada, no sabiéndose qué es lo que sigue. ¿Como podría terminar una entrevista cualquiera de un modo tan absurdo? Veamos la versión original: “En fin, cuando las críticas son hechas con verdadero conocimiento, con seriedad, rigor, y sobre todo con ética, con respeto, me las tomo bien. Pero no cuando se hacen desde la ignorancia, el fundamentalismo, y la falta de respeto y ética.”

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

2/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

3. De los tres enlaces que me prometieron (uno a mi website y los otros dos a las dos artistas visuales que colaboran en mis proyectos editoriales), sólo publicaron el de mi web. 4. No se publicó ninguna de las ilustraciones que envié realizadas por la artista visual argentina Monik Perz para ilustrar la entrevista, y que fueron realizadas precisamente como encargo personal para mis investigaciones y proyectos editoriales, y en cambio se prefirió colocar una imagen de una serie fantástica de Ciencia­Ficción, Stargate, que nada tiene que ver ni con la Atlántida de las fuentes antiguas escritas ni mucho menos con mis investigaciones histórico­ científicas, que siempre han pretendido transitar por el sendero de la seriedad y el rigor y que nada tiene que ver con la literatura fantástica ni la Ciencia­Ficción. Esto ya no es un error, sino una completa falta de respeto. Un insulto a mi persona como investigador. Toda mi seriedad se ve completamente menoscaba mediante esta burla. 5. Ya que la colaboración era completamente altruista de mi parte, es decir, que no cobro ni un céntimo por la misma, lo menos que esperaba a cambio (y así se me prometió) es que me enviarían tres ejemplares, para yo enviar después a las dos artistales visuales: Ivana y Monik, y otro para mi. Pues recientemente se me dijo que sólo podrían enviarme dos, porque si no les salía demasiado caro el envío. Pero finalmente, hoy mismo, me acaba de llegar el paquete con un único ejemplar. Hasta en esto se han burlado de mi persona. ¿Se puede ser más mezquino, ruin y miserable? Una revista que presume de ser una publicación de éxito y de vanguardia, pero que en realidad es tan pobre y miserable que no puede ni siquiera enviar dos míseros ejemplares de una publicación a un personaje público al que han entrevistado, y al que ­encima­ han hecho quedar mal con una pésima redacción de una entrevista que fue truncada de modo absurdo, y donde no se publicó ni una solo foto personal suya ni ninguna de las ilustraciones enviadas relacionadas con el contenido cambiándose por una imagen de una serie de televisión fantástica de Ciencia­Ficción. 6. Ni siquiera aparece la entrevista en el sumario o índice, donde salen mencionados todos los artículos y entrevistas, o sea, todo el contenido de la revista. ¿Otro error, otro simple descuido? Esto ya empieza a tomar otro tinte, más que sospechoso. 7. Y para terminar, ya lo más grave de todo. Algo que raya el surrealismo. Hasta mi nombre se escribió mal. En ves de Georgeos Díaz­Montexano, alguien cometió el “error” o “despiste” y usó en todo momento Georgeous Diaz. No sólo escribieron mal el nombre, tampoco respetaron el apellido completo, y ni siquiera el acento en Díaz. Resumiendo… Me siento burlado, humillado, menospreciado, tratado como basura, como muy poca cosa. He estado haciendo una simple búsqueda por Internet de todos los personajes que son entrevistados en el mismo número 074 de esta publicación, y salvo el escritor canadiense Rex Weyler, ninguno de los demás puede competir conmigo en cuanto a popularidad en los resultados de Google (buscando con mi nombre de autor Georgeos Díaz), ni en cualquier otro gran buscador. La mayoría están muy por debajo de la mitad de resultados en comparación con los millares de páginas que hablan de mis investigaciones. Por tanto, como personaje público, en la Red de redes, yo soy mucho más popular y conocido que ellos. Sin embargo, ellos si fueron tratado con respeto. Sus fotos aparecen en el Sumario y en las entrevistas, las cuales terminan todas de un modo coherente, y ninguno de sus nombres fueron escritos de modo erróneo. Todo lo he comprobado.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

3/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Entonces… ¿Por qué todo este desastre con mi persona? ¿Por qué todos los errores, hasta los más absurdos y surrealistas, sólo ocurrieron con mi persona, justo con el más popular (que podría entenderse como el más importante) de los personajes (a excepción de Weyler) que aparecen entrevistados en este número 074 de BG Magazine? Si todo esto hubiera sido intencional, provocado por algún enemigo que yo tuviera dentro de la redacción de la revista, al menos tendría una explicación… Pero no me valdrá que se me diga que todo ello ha sido simplemente una cadena de meros errores, unos tras otros, sin más, o sea, nada personal, lo cual plantearía un verdadero enigma, un misterio mucho mayor que el de la Atlántida misma. A menos que la conclusión final sea que el equipo de redacción de esta revista, o las dos personas implicadas en todo momento en la redacción de la entrevista: una redactora y la misma directora, sean dos personas incompetentes y muy poco profesionales. Pero, sinceramente, me cuesta mucho creer algo así. Sobre todo porque las otras entrevistas quedaron bien. Están correctas. Por tanto, espero que se me ofrezca, más que unas disculpas públicas en la misma publicación, una explicación lógica y coherente de cómo fue que sucedió todo esto, y por supuesto, espero una compensación, que como mínimo sería publicar la entrevista de modo íntegro en otro número, sin recortar ni cambiar ni una letra, y con una foto mía y la pintura de la metrópolis de Atlantis realizada por la artista visual Monik Perz, tal como se había acordado. Y por supuesto, que mi foto salga en el Sumario junto a las de los otros entrevistados en el mismo número, y la entrevista, debidamente señalada en el Índice, al igual que el resto de las entrevistas y artículos. Ahora, esperemos que no desaprovechen la nueva oportunidad que les ofrezco de mostrar al menos un mínimo de dignidad, decoro y ética profesional. Confío en ello… Georgeos Díaz­Montexano, 24 de Mayo, de 2013. ANEXUS I Entrevista original contestada y enviada a BG Magazine: NOTA PRELIMINAR: he corregido un pequeño despiste en la pregunta donde se dice místico continente, cuando seguramente se quiso decir “mítico continente”. Por otra parte, me gustaría que a cambio se me permitiera como mínimo poner un enlace de mi web y de cada una de las dos artistas visuales que menciono en la entrevista. Aunque sea al final de la entrevista como Enlaces o Links recomendados, algo así: Georgeos Díaz­Montexano: www.GeorgeosDiazMontexano.com Monik Perz: www.MonikPerz.com.ar Ivana Quinteros: http://nana­iq.blogspot.com Entrevista: Georgeos Díaz – Montexano Resumen en cuatro líneas lo más destacado de tu formación, carreras y logros. Entre los 80 y 90 del pasado siglo, estudié  en Cuba arqueología y antropología con la S.E.C de la Academia de Ciencias de Cuba. Ya en España, en 1995 fundé la revista “Arqueología y Enigmas de la Historia”, poco después fundé otras como “Arqueología Sin Fronteras”, “ArqueoHistoria”, “Canaán: revista de Arqueología Bíblica”, y la primera revista de egiptología en castellano de distribución en kioscos y librerías de toda España y América, “La Esfinge. georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

4/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Revista de Egiptología”. En el 1999 fundé otra revista de egiptología: Osiris. Revista de Egiptología. He sido autor del primer curso y método sencillo para aprender a leer jeroglíficos egipcios (en lengua castellana), que se vendió por fascículos, como coleccionable, desde 1995 hasta 1998. Desde hace más de quince años investigo la Atlántida, pero a través de las fuentes históricas, especialmente a través de los antiguos códices, papiros y manuscritos escritos en griego, latín y árabe (entre otros lenguajes), de la tradición manuscrita del Timeo y el Critias de Platón, y de todas los antiguos textos que hicieron alguna referencia a la Atlántida, o a los Atlantes. Mi gran pasión es pues el estudio del origen de las Antiguas Civilizaciones, así como el origen y evolución del lenguaje, los mitos, y la filosofía. Mi principal logro, haber sido el primer investigador en hacer un verdadero estudio paleográfico y lexicológico sobre todas las fuentes primarias escritas en griego, latín, egipcio, fenicio, árabe, asirio­babilónico, y sánscrito, entre otras, acerca de la historia de la Atlántida. Brevemente (5 líneas) coméntanos sobre tu teoría que demuestra la existencia del místico continente perdido? Mi teoría propone que en caso de haber existido realmente (ya que aún no ha sido descubierta) una isla con una ciudad concéntrica circular como la que describe las fuentes, está sólo pudo hallarse, justo donde fue claramente ubicada en los textos, es decir, en el Atlántico, ante la boca del estrecho de las Columnas de Hércules (Gibraltar), y próxima a Gadeira (Gades o Cádiz), entre Iberia, Marruecos, y las islas Madeira, y tal civilización atlántica remontaría sus orígenes hasta hace unos 12.580 años, mientras que su final catastrófico sucedería en una fecha más reciente, ya en la Edad del Bronce, entre el 1550 al 1530 A.C. En qué momento de tu vida apareció la pasión por el tema de Atlantis. Alrededor de los 14 años. Cuando Descubrí a Platón. ¿En qué otros temas trabajas? En varios aspectos y enigmas del Antiguo Egipto, y especialmente en la enigmática y aún poco conocida civilización de Tartessos, y también en el origen y evolución de las antiguas lenguas y escrituras. Atlantis tiene una serie de interpretaciones, ¿cuéntanos sobre tus fundamentos científicos y fuentes en que se sostienen tu teoría? (distanciar el mito de la realidad). Mis fundamentos descansan en las propias fuentes escritas. Todos mis argumentos parten de la traducción de los antiguos textos, de su análisis paleográfico y lexicológico, y de la interpretación y exégesis que desde la antigüedad se ha venido haciendo de los mismos. ¿Qué se sabe de la sociedad­cultura de Atlantis? Prácticamente nada más que lo que podemos reconstruir de las fuentes primarias, especialmente de lo que nos ha trasmitido Platón, Teopompo, Diodoro Sículo y Proclo, que son los que han aportado los pasajes más amplios. Y de tales fuentes, sólo sabemos que fue una civilización que alcanzó un notable poder, aunque no muy diferente del que tenían otras grandes civilizaciones o ciudades estados de la Edad del Bronce, cuya principal característica –a nivel tecnológico­ sería la construcción de canales y acueductos y un peculiar diseño urbanístico que consistía en excavar varios fosos circulares concéntricos alrededor de una georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

5/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

colina que al inundar tales fosos de agua, quedaría como una pequeña isla central, mientras que los espacio de tierra inter­fosos, quedaban como anillos de tierra sobre los que también se edificaba.  ¿Que nos puedes decir sobre las fotografías por satélite capturadas en 2003 en las marismas del Parque Nacional de Doñana? Este asunto aún me trae malos recuerdos. Los comenté  y publiqué en un importante foro de habla inglesa (Atlantisrisign.com), a finales del 2002, y uno de los contertulios, un joven alemán, estudiante de física y química, los difundió después por medio mundo como si fuera un hallazgo de un amigo suyo y de él mismo. Y a partir de ahí, hasta hoy esa es la versión que ha predominado. A pesar de que en el 2004 fue descubierto por varios periodistas del ABC y se le obligó a rectificar en su blog y en la misa revista científica donde había publicado sin mencionarme antes. Todo esto no sirvió de nada. En el 2011 National Geographic estrenó un documental con mucha información que me solicitaron en el 2009, pero después se me dejó fuera de todo, no me reconocieron ni en el más pequeño de los agradecimientos, y el único que salió en el documental paseando en Doñana fue el citado alemán, al que trajeron sólo para filmarle unos pocos segundos, y darle a él todos los méritos. Menciona algunas de las características de la mujer de Atlantis como “Clito” la primera mujer hija de Evenor y esposa de Poseidón. Aunque no tenemos una descripción clara de cómo sería Clito, tras analizar las poblaciones que debieron formar parte del grupo étnico dominante en Atlantis, he llegado a la conclusión de que la mujer Atlante sería de piel clara (aunque no demasiado blanca) y con pelo negro o castaño y ojos marrones o marrón oscuro casi negros. No muy diferente de las actuales mujeres andaluzas, portuguesas, bereberes de Marruecos, del pueblo Amazigh, y también como la mayoría de las mujeres canarias de origen guanche del tipo moreno o libio­bereber. Mujeres de estatura media y con facciones muy bien proporcionadas, donde ni el rostro ni la nariz ni los labios son demasiado gruesos ni demasiado finos, todo en una justa proporción media. ¿Cuál es tu aporte a la sociedad con tus descubrimientos? Supongo que el mismo tipo de aporte que produce todo descubrimiento sobre historia antigua. Se trata de ciertos valores de información y conocimientos que para muchas personas son importantes en cuanto a que permite vincularles con su pasado histórico y en ocasiones hasta con sus propias raíces culturales, tradiciones y orígenes étnicos. Partiendo de lo que he podido hallar en el estudio de todas las fuentes escritas en varias lenguas antiguas donde claramente vemos una referencia a la Atlántida o una civilización atlántica, puede decirse que hoy en día millones de personas que descienden –bien por línea materna o paterna­ de las poblaciones que vivieron durante el Calcolítico y la Edad del Bronce en casi toda Iberia, Marruecos, en las islas de Irlanda, Escocia e Inglaterra, y en las Canarias, y muy probablemente también en Madeira y las Azores, son descendientes de los mismos Atlantes. ¿Cuál es la sensación más profunda que te causa el estar cerca del océano? ¿Seguridad? ¿Miedo? ¿Satisfacción?¿Misterio? Misterio georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

6/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Tienes en mente escribir otro libro sobre el tema expuesto? ¿Proyectos nuevos? Sí, por supuesto. Desde agosto de 2012 he publicado ya los dos tomos de un epítome que resume seis volúmenes de la serie de Atlantología Histórico­Científica; todos con una extensión media de unas seiscientas páginas, y bien ilustrados por la premiada y reconocida artista visual bonarense, Monik Perz. Por tanto, continúo en la labor de edición de esta serie que pretende ser como una pequeña enciclopedia sobre la Atlántida, pero sólo aquella que las fuentes primarias, tanto escritas como arqueológicas, puede soportar; no sobre otras Atlántidas inventadas, imaginadas o ficticias. Entre media, también estoy en otros proyectos colaterales como lo que será la primera gran edición de textos antiguos sobre la historia de la Atlántida, profusamente ilustrada –hasta en detalles­ con los excelentes dibujos de la destacada restauradora y artista visual argentina Ivana Quinteros. Un proyecto especialmente pensado para un público infantil y juvenil. En cualquier caso, apto para todas las edades. ¿Qué críticas has recibido y cómo las tomas? En realidad, no conozco que se hayan emitido o publicado críticas reales, es decir, realizadas por verdaderos expertos reconocidos como autoridades en las materias y disciplinas que yo aplico en mis investigaciones como la paleografía y lexicología griega, latina, egipcia, fenicia, etc., o filosofía clásica. Las únicas críticas –que más que críticas, son ataques personales “ad hominem”­ provienen de personajes anónimos de varios foros de Internet o redes sociales cuyos niveles de conocimientos no permite considerarles ni siquiera como amateurs con conocimientos o formación suficiente en tales materias. En líneas generales, mis investigaciones, descubrimientos y propuestas, disgustan bastante, tanto a escépticos fundamentalistas como a esoteristas y estudiosos de los misterios. No suelo caer bien ni a los unos ni a los otros. Digamos que estoy solo, en medio de un campo de batalla, recibiendo los disparos de un bando y del otro, ya que la mayoría de mis descubrimientos no complacen a ninguna de las dos posiciones opuestas y encontradas, en lo referente a la Atlántida, y que son, la visión de los llamados atlantistas o partidarios de la existencia histórica y real de la Atlántida y la de los escépticos –por lo general bastante fundamentalistas­ que niegan cualquier historicidad y posibilidad de existencia real a la Atlántida, y que sostienen no fue más que una mera invención de Platón. En fin, cuando las críticas son hechas con verdadero conocimiento, con seriedad, rigor, y sobre todo con ética, con respeto, me las tomo bien, pero no cuando se hacen desde la ignorancia, el fundamentalismo, y la falta de respeto y de ética. En estos casos, que por desgracia son siempre la mayoría, la verdad es que lo paso mal. No las soporto. Como siempre digo: la verdad no se impone, se demuestra, y nunca mediante el argumento de la fuerza, sino mediante la fuerza del argumento. ¿El océano guarda otros misterios para ti? Por supuesto. Muchísimos misterios. No debemos olvidar que las tres partes del planeta ­que erróneamente llamamos Tierra, cuando debería llamarse Agua­ la ocupa el agua del mar, y que sus profundidades y llanuras abisales permanecen inexploradas en su mayor parte. Prácticamente ya sabemos más de la Luna, de Marte y de otros lugares del espacio cósmico, que de nuestros océanos. Estoy seguro que el océano no solo es la tumba de numerosos barcos hundidos de casi todas las épocas, sino también de muchas ciudades que se hundirían por diversas causas en tiempos muy antiguos y en varios lugares del mundo. Brevemente… georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

7/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Colega a quien admiras:  Si como colega debo entender a otro atlantólogo, o sea, otro investigador que actualmente se dedique a estudiar sobre la Atlántida, todavía no he conocido a ninguno que merezca mi admiración, puesto que todos los que he conocido –hasta la fecha­ han manipulado y tergiversado, y hasta han falseado las antiguas fuentes escritas, cuando no se las han saltado sin mas, como si no existieran, cuando estas no les convienen a sus “teorías”. Ahora bien, en cuanto a mis predecesores, los pioneros de la Atlantología que considero histórico­científica, mi mayor admiración recae en dos: Juan Fernández Amador y de los Ríos y su padre Francisco Fernández González, ambos historiadores españoles de entre finales del siglo XIX y principios del XX, quienes llevaron a cabo el mayor estudio con enfoque histórico y científico sobre la Atlántida, jamás antes realizado, y que hasta la fecha, sólo comienza a ser superado por las publicaciones de mi serie de Atlantología Histórico­Científica, cuya cantidad y calidad de datos –en cuanto al rigor y precisión­ supera sus obras en la equivalencia de lo que serían cuatro o cinco volúmenes más. Creencia / religión: Honestamente, no me considero un hombre religioso. No estoy lo suficientemente evolucionado para ser un verdadero creyente. Pero intuyo que la explicación más racional para el origen del Universo y de todo lo que observamos, terminará siendo ­paradójicamente­ la más irracional de todas, o sea, la existencia de un ser divino, eterno, siempre existente, que como una diminuta e invisible partícula de energía se halla presente en todas las formas conocidas y aún por conocer. Dificultad en tu trabajo:  Poder explorar los fondos marinos. Profundidad:  Penetrar en los antiguos misterios del pensamiento humano a través de los antiguos escritos mágico­religiosos, y las tradiciones, leyendas y mitos. Sentido de la vida:  Vivir es el único sentido natural de la vida, como en las plantas y el resto de los animales. Pero en el plano humano, donde nos preguntamos por el sentido de la vida, caben todos los sentidos y todas las respuestas, y ningún sentido de la vida es él único, ni es superior a los demás. Sociedad actual versus antiguas civilizaciones:  Aunque me apasiona el estudio de las antiguas civilizaciones, creo en el progreso –en líneas generales­ y prefiero la sociedad actual, aún con todas sus imperfecciones, y creo que en un futuro las habrán bastante mejores. El pasado suele sobrevalorarse como un tiempo mejor, idílico. Pero en la mayoría de los casos –salvo muy contadas excepciones­ más bien era todo lo contrario: sociedades donde las personas tenían una esperanza de vida muy corta, siendo víctimas de muchas enfermedades, del oscurantismo, la ignorancia, y de todo tipo de padecimientos por abusos de poder, tiranías y continuas guerras. georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

8/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Amor:  Fidelidad y Sacrificio. Tormenta:  Poder y furia de los dioses. ANEXUS II Enlace a la versión de la entrevista publicada en el Blog de la revista BG Magazine donde sí se ha publicado una de mis fotos y la ilustración de la metrópolis de Atlantis de Monik Perz, tras mi protesta por escrito, ya que antes inicialmente no aparecía ni siquiera en esta versión digital. Aunque a pesar de mi protestas, aún no han corregido mi nombre y sigue apareciendo Georgeous Diaz (sin acento en la i), en vez de Georgeos Díaz­Montexano. ANEXUS III Enlace a la entrevista escaneada y digitalizada en PDF de la revista impresa: http://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2013/05/atlantis­1.pdf ANEXUS IV Imágenes enviadas originalmente en alta resolución (Versión optimizada para web):

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

9/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

10/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

11/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

12/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

En Busca de la Atlántida – ATLANTIS – AEGYPTIUS CODEX . CLAVIS . Las fuentes primarias egipcias sobre la historia de la Atlántida. Evidencias y pruebas indiciarias. Epítome de la Atlántida Histórico­ Científica. Tomo II, de Georgeos Díaz­Montexano  8 de febrero de 2013 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Antiguo Egipto, Arqueología, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Buscando la Atlantida, Buscando la Atlántida, Cartografía, Cartografía Antigua, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Critias, Documentales, Egiptología, En Busca de la Atlantida, En Busca de la Atlántida, Epigrafía, Escriptología, Filología Clásica, Filosofía, Fuentes escritas griegas, Fuentes escritas latinas, Fuentes primarias y secundarias, Geografía Antigua, Jeroglificos, Nationa Geographic Society, Noticias, Paleogeografía, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Tartesos, Tartessiologia, Tartessos, Tartessus, Timeo, Tradición manuscrita, Tsunamis.  Tags: Aalet, Aalu, Aaru, Aelet, Aeru, Amduat, Aralu, At­Iment, ataúdes, Atiment, atlantology, buscando la atlantida, Cadiz, Campiñas de la Felicidad, Campiñas de las Cañas, Campiñas de las Ofrendas, Campiñas de los Juncos, Campos de la Felicidad, Campos de la Paz, Campos de las Cañas, Campos de las Ofrendas, Campos de los Bienaventurados, Campos de los Juncos, Campos Elíseos, Columnas de Hercules, Critias, Díaz­Montexano, dialogos, egiptólogos, Egipto, egiptológicas, En Busca de la Atlántida, enigmas, Espala, Estrecho de Hercules, falacias, Georgeos Diaz­Montexano, Gibraltar, Golfo de Cadiz, Horus, Hotepet, Ialu, Iaru, Iberia, Imy­Duat, Isis, Isla, Islas Afortunadas, Islas Beatas, Islas de la Felicidad, Islas de los Bendecidos, Islas de los Bienaventurados, Libro de Imiduat, Libro de la Duat, Libro de la Noche, Libro de la Vaca Celeste, Libro de los Muertos, Libro de Nut, Libro de Shu, Libro del Dia, Maat, mapas, Marisma de las Cañas, Marisma de los Juncos, momias, Osiris, papiros, Paraíso, Paraísos, Paradisíacas, Paradisíacos, Platón, Plato, Salir a la Luz del Día, sarcófagos, Schu, Shu, Social Sciences, Spain, templos, Thot, Timeo, tumbas, vendajes, Yaru, Ymiduat 2 comments Hoy, 12/12/12, lanzamiento Oficial del libro ATLANTIS – AEGYPTIUS CODEX . CLAVIS . Las  fuentes  primarias  egipcias  sobre  la  historia  de  la  Atlántida.  Evidencias  y  pruebas indiciarias.  Epítome  de  la  Atlántida  Histórico­Científica.  Tomo  II,  de  Georgeos  Díaz­ Montexano.  Ya  puedes  adquirirlo  en  en  versión  B/N  y  a  Todo  Color.  ¡!  Entrega Garantizada entre 10 y 15 días !! Si lo compras ahora, antes de 72 horas. Libro: http://www.actiweb.es/georgeosdiazmontexano/videosframe.html

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

13/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

ATLANTIS – AEGYPTIUS CODEX . CLAVIS Las fuentes primarias egipcias sobre la Atlántida. Evidencias y pruebas indiciarias. Epítome de la Atlántida Histórico­Científica. Tomo II. Autor: Georgeos Díaz­Montexano Ilustración y Dibujos: Monik Perz

Versión a Todo Color

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

14/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

ATLANTIS – AEGYPTIUS CODEX . CLAVIS (VERSIÓN TODO COLOR) Las fuentes primarias egipcias sobre la Atlántida. Evidencias y pruebas indiciarias. Epítome de la Atlántida Histórico­ Científica. Tomo II. Autor: Georgeos Díaz­Montexano Ilustración y Dibujos: Monik Perz Libro: http://www.actiweb.es/georgeosdiazmontexano/videosframe.html

FAKE­NEWS ¿Es la Atlántida?: Confirman la existencia de una ciudad cerca del Triángulo de las Bermudas  24 de octubre de 2012 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Artículos, Atlantis, Atlantología, Noticias.  georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

15/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

add a comment

RT / flickr.com Acerca de la falsa noticia (Fake News) sobre los supuestos hallazgos de ruinas de la Atlántida y una supuesta “pirámide de cristal o vidrio” bajos las aguas del “Triángulo de las Bermudas”. Os dejo mis comentarios al respecto: 1. http://www.facebook.com/georgeos.diazmontexano/posts/4908726518724 2. http://www.facebook.com/georgeos.diazmontexano/posts/476247625753592 Nota: Para citarme como fuente de su investigación o redacción, por favor, le agradecería lo hiciera de esta forma: Georgeos Díaz­Montexano, atlantólogo y escritor: http://www.GeorgeosDiazMontexano.com

PROLOGO DEL AUTOR e INTRODUCCIÓN de ATLANTIS. TARTESSOS. Aegyptius Codex. Clavis. Epítome de la Atlántida Histórico­Científica  25 de agosto de 2012 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Antiguo Egipto, Arqueología, Artículos, Arte Rupestre, Astronomía Antigua, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Cartografía, Cartografía Antigua, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Crítica Textual (Ecdótica), Critias, Disertaciones, Documentales, Egiptología, Entrevistas, Entrevistas escritas o periodísticas, Entrevistas radiales, Entrevistas televisivas, Epigrafía, Escriptología, Filología Clásica, Filosofía, Fuentes escritas griegas, Fuentes escritas hindúes, Fuentes georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

16/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

escritas latinas, Fuentes primarias y secundarias, Geografía Antigua, Jeroglificos, Nationa Geographic Society, Noticias, Paleoceanografía, Paleogeografía, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Sismología, Tartesos, Tartessiologia, Tartessos, Tartessus, Timeo, Tradición manuscrita, Traducción metafrástica (semántica, léxica), Tsunamis, Videos.  Tags: Antiguo Egipto, Atlantico, Atlantida, Atlantida Historica, Atlantide, Atlantis, atlantology, Cadiz, Columnas de Hercules, Continente, Critias, Díaz­Montexano, dialogos, e­boo, egipcio, Egiptología, enigmas, errores de interpretación, errores de traducción, Estrabon, Estrecho de Hercules, falacias, fuentes primeras, Gadeira, Gades, Gadira, Georgeos, Georgeos Diaz, Georgeos Diaz­Montexano, Gibraltar, Golfo Atlantico, Golfo de Cadiz, griego, hipótesis, Historical Atlantis, Huelva, Isla, Jeroglificos, Kritias, latin, Libro, localizacion, Marruecos, mentiras, misterios, monik, Monik Perz, MonikPerz, montexano, Pielago del Atlantico, Platón, Plato, situacion, teoria, textos egipcios, textos griegos, Timeo, ubicacion add a comment

Recibir notas vía RSS PROLOGO DEL AUTOR e INTRODUCCIÓN de ATLANTIS. TARTESSOS.  Aegyptius Codex. Clavis. Epítome de la Atlántida Histórico­Científica de Georgeos Díaz­montexano, el El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 4:01 ∙

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

17/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

¿CÓMO ADQUIRIR EL LIBRO?

1.  Libros Impresos (B/N y Color) en BuscandolaAtlantida.com:http://www.BuscandolaAtlantida.com (Nota: es la opción más económica y rápida para libros impresos, usándose la tarifa más barata de gastos de envío). 2.  En tu LIBRERÍA FAVORITA: sólo tienes que darles los nº de ISBN del libro y que son los siguientes: ISBN­10: 1­4610­1958­3 / ISBN­13: 978­1­4610­1958­9. Puedes incluso facilitarle estos enlaces:http://www.gettextbooks.com/search/?isbn=ISBN­ 13% 3A+978­1­4610­1958­9 (GetTextbooks.com para que te encuentre el mejor precio). Y este otro también:http://isbndb.com/d/book/atlantis_tartessos_aegyptius_codex_clavis_epitome_de PRÓLOGO DEL AUTOR

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

18/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

“…El que Emprende hacer Evidencia de la Verdad, Escriviendo la Verdad, no podrá Persuadir à que lo Es, Mientras Reside en los Ánimos de los Oyentes, ò Leyentes, aquella Opinión Falsa, que Persiste à la Raçon de la Verdadera…” (José Pellicer de Ossau y Tovar, 1673) Con estas palabras del ilustre y erudito español José Pellicer[1] hemos querido comenzar esta obra porque, ciertamente, hay que despojar a la mentira de sus falsas vestiduras hasta que aflore la verdad desnuda, incluso aunque su desnudez nos cauce cierta vergüenza. Suele decirse que “la verdad sólo tiene un camino”, sin embargo, la gran mayoría se empeña en transitar otros caminos… Si todo apunta hacia una única dirección, ¿por qué mirar entonces hacia otro lado? … Platón afirma en sus diálogos del Timeo y el Critias que la isla y península de Atlantis o Atlántida estaba ubicada justamente delante de las Columnas de Hércules ­actual estrecho de Gibraltar­ en el piélago o golfo Atlántico, y que un cabo, punta o extremidad de la misma llegaba hasta las propias Columnas de Hércules, situada en la región que recibía el nombre de Gadeira. Si esta región de Gadeira (Cádiz), el golfo o mar Atlántico y las propias Columnas de Hércules (Estrecho de Gibraltar) eran sitios reales, ¿por qué no ha de serlo también la isla­península Atlántica conocida como Atlantis? De sobra es conocido, que la opinión académica generalizada sobre esta narración dePlatón es que se trata de una mera leyenda, un mito sin carácter histórico alguno, o una utopía inventada por Platón para justificar sus ideas políticas planteadas en la República. Bastaría con echar un vistazo a cualquier enciclopedia o libro de texto sobre historia antigua. Sin embargo, se trata de un concepto erróneo, al menos parcialmente. Las investigaciones que vengo realizando, desde hace más de quince años, confirman un considerable nivel de historicidad ­hasta en los detalles más específicos­ existente en el relato de la Atlántida de Platón; algo que viene planteándose y defendiéndose desde la antigüedad misma. La mayoría de los elementos descritos se corresponden con una realidad histórica, arqueológica, geográfica, geológica y sismológica, en un nivel más que suficiente para refutar el viejo paradigma que impone la visión de la narración de laAtlántida de Platón como un simple mito filosófico, político o moral. En este sentido, nuestras investigaciones han conseguido falsear esta antigua hipótesis (casi convertida en dogma), lamentablemente aún vigente en la mayoría de los círculos académicos. La historiografía académica sobre la Atlántida no ha ido nunca más allá de un mero ensayo de opiniones y especulaciones subjetivas basadas en la supuesta intencionalidad de Platón de inventarse un mito pseudo­histórico para poder sustentar así su teoría política. Partiendo de esta idea preconcebida la mayoría de los historiadores y filósofos que se han ocupado de los escritos de Platón han realizado estudios comparativos entre los textos del Timeo, el Critias y la República para poder argumentar esta hipótesis, pero nadie ha demostrado aún con verdaderos datos sólidos y objetivos la hipótesis del “mito” o “utopía”. Nadie ha demostrado aún que Platón mintiera cuando al referirse a la narración sobre la Atlántida afirmara que se trataba de una historia verdadera, de un “ALHQINON LOGON”. Las opiniones, especulaciones o hipótesis subjetivas (por no basarse en datos o pruebas físicas) de tantos académicos, pasaron –lamentablemente­ a convertirse con el paso del tiempo en un dogma casi inamovible, en un nuevo paradigma, aunque sin duda pseudo­histórico. Porque –insisto­ este paradigma o dogma no ha sido construido sobre una base científica, es decir, sobre datos, hechos o pruebas verificables, sino sobre simples comparaciones subjetivas basadas en meras opiniones personales, consideraciones y valoraciones pseudo­psicológicas ­realizadas a gran distancia temporal­ sobre la supuesta personalidad de Platón y también supuestas intenciones; georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

19/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

“valoraciones analíticas” que, en el fondo, no son más que especulaciones infundamentadas, y en muchas ocasiones hasta ridículas, puesto que ninguno de los autores modernos que ha escrito sobre Platón puede presumir de haberle conocido en persona, ni la opinión de un discípulo como, por ejemplo, Aristóteles ­tan recurrida por los detractores de la Atlántiday de Platón­ puede constituir bajo ningún concepto un dato objetivo. Es bien conocida la actitud verdaderamente opositora y crítica (por no decir envidiosa[2]) que mantuvo este contra su Maestro Platón; pero sobre todo ­y esto es lo más importante­ porque esa célebre opinión de Aristóteles contra la Atlántida de Platón, tan divulgada por los escépticos y detractores de la posible historicidad de la Atlántida ¡jamás ha existido! No es más que una de las tantas falsedades históricas que, desgraciadamente, aún persisten incluso entre los especialistas del mundo académico, tal y como demostraremos de manera suficiente en esta misma obra. La mayoría de los autores de la antigüedad sintieron un profundo respeto por Platón, a quien se le tenía en muy alta estima, y hasta era usado como referente de opinión verdadera y sabia. Fueron bastante más los autores que manifestaron una opinión favorable hacia la veracidad de la historia de la isla Atlantis o Atlántida de Platón que los que se pronunciaron en contra. Sin embargo, esa no es la idea que malintencionadamente se nos ha trasmitido a las últimas generaciones. Antes de empezar este estudio yo estaba convencido ­como la inmensa mayoría de los que estudiamos la historia desde el máximo rigor posible­ de que se trataba de un simple “mito” inventado por Platón para así justificar sus ideas políticas y filosóficas, o sea, la tesis oficial académica aún vigente. Estaba convencido también de que el relato sobre la Atlántida de Platónno alcanzó nunca credibilidad suficiente entre la mayoría de los autores antiguos, ni siquiera entre sus discípulos más allegados, como por ejemplo Aristóteles (el más usado por los detractores de la Atlántida), porque esto fue justo lo que nos habíamos llegado a creer tras la lectura de todos los libros académicos de texto y demás apuntes enciclopédicos que había consultado hasta hace apenas unos quince años, pero poco después terminé descubriendo que esto no era del todo cierto. En realidad –intencionadamente o no­ los textos de Platón, Timeo y Critias fueron malinterpretados y hasta traducidos erróneamente en algunos pasajes que son verdaderamente fundamentales para un correcto entendimiento de lo que ese gran maestro del pensamiento racional de la Atenas de los siglos V­IV A.C. nos quiso realmente trasmitir. Por desgracia ­y mayor vergüenza para la ciencia­ hasta se ha llegado a la manipulación y falsificación de datos, y como es de rigor, cada caso será mostrado en esta serie de Atlantología Histórico­Científica con la mayor aportación posible de evidencias y pruebas objetivas, ya que existen verdaderos errores que por causas diversas se han ido estableciendo, algunos como “datos verídicos” y otros incluso como “hechos”, pero antes de llegar a un ‘statu quo’ hagamos una breve introducción a la Atlantología como tal. Desde la célebre obra “Atlantis, the Antediluvian World” de Ignatius Donnelly[3] (1882) se abrió un campo nuevo en los estudios sobre la Atlántida, la llamada atlantología. Lamentablemente, esta mal llamada “especialidad histórica” no ha llegado a ser, en líneas generales, una disciplina o especialidad científica como se ha pretendido, todo lo contrario, no ha ido más allá de ser una pasarela por la que han desfilado –en la mayoría de los casos­ las hipótesis más absurdas y pseudocientíficas que se han conocido en materia de historia antigua y arqueología; hasta el punto de que el erudito y filósofo alemán Franz Susemihl, ya en 1856 llegara a acuñar una frase que bien podría engrosar la lista de “frases célebres” de la historia. Dijo Susemihl: “Una lista de las excesivas declaraciones sobre la Atlántida sería un documento absolutamente bueno para el estudio de la estupidez humana”. Ciertamente, la atlantología conocida hasta hoy no ha sido ni siquiera una disciplina, porque ha carecido de argumentaciones y principios metodológicos georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

20/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

correcta o adecuadamente unificados. La atlantología ha estado más inundada de fantaciencia que de ciencia, y si bien muchos científicos académicos han cometido serios errores (y hasta manipulaciones) que han contribuido a cimentar el dogma sobre el carácter “mítico” y “ficticio” de la historia de Platón sobre la Atlántida, la inmensa mayoría de los llamados atlantólogos han contribuido por su parte a la implantación de graves errores, fantasías y falsedades que han dañado seriamente todo lo relacionado con la Atlántida; hasta el punto de que aún hoy en día entre los principales círculos académicos y científicos, hablar o debatir sobre la Atlántida continúa siendo visto como una falta de rigor científico, y hasta de cordura, en los casos más extremos. De hecho, no muchos son los reputados académicos que se han atrevido a enfrentar el estudio de la Atlántida desde una visión histórica o arqueológica, cuando la inmensa mayoría prácticamente se ha dedicado a reiterar una y otra vez los mismos argumentos sobre su condición de relato mitológico, o mera invención ilustrativa con fines filosóficos, siempre en contra de una posible interpretación antropológica histórico­arqueológica. A modo de adelanto, paso a enumerar algunos de los más conocidos errores, falsedades y falacias ­aún vigentes­ que a la vez servirán como guía de esta “opera prima” sobre laatlantología científico­histórica y que iremos desarrollando de manera profunda en las posteriores entregas. 1.  El concepto falaz de que la Atlántida era una super­civilización super­tecnológica que dominaba las energías de los cristales y hasta los aparatos voladores, entre otras falsedades similares y demás invenciones sin fundamento como que en laAtlántida existían pirámides o que sus orígenes se remontan a cientos de miles de años. 2.  El concepto erróneo de que la Atlántida era un gran continente cuando en realidad era una NHSOS, es decir, una isla o península, según los valores semánticos conocidos de esta palabra en la antigua lengua griega, y que no señalaban precisamente ­en los tiempos anteriores a Platón y a Heródoto­ a una mera isla. En cualquier caso Atlantis sería una ‘tierra insular’, pero nunca un continente o terra firma. 3.  El concepto erróneo de que la Atlántida se hallaba “más allá” (en el sentido de lejanía) de las Columnas de Hércules, y en el medio del Océano atlántico, cuandoPlatón no utiliza jamás ninguna preposición o expresión que se pueda traducir como “más allá”, o “lejos de” y ni siquiera menciona la palabra griega OKEANOS (Océano). Platón dice de manera muy clara que la Atlántida se hallaba ubicada en el “Piélago del Atlántico” (ATLANTIKOU PELAGOUS), o sea, en el mar que justo comienza en el Golfo de Cádiz, ‘ante/delante’ (PRO) y casi en la ‘boca’ (STOMATOS) o ‘desembocadura’ conocida (en los tiempos de Solón y Platón) como las “Columnas de Hércules” (HRAKLEOUS STHLAS). Así como que una extremidad, punta o cabo (AKRAS) de la Isla­Península (NHSOS) Atlántida, se extendía desde la región de Gadeira (Cádiz) y con el mismo nombre, hasta las Columnas de Hércules (Gibraltar), mientras que otra región o provincia de las diez en que fue dividida toda la tierra insular Atlántida sería la del reino de Elasippos (¿acaso la misma Olisippos, Lisboa?), y otro reino de la misma Atlántida sería el de Diaprepes, nombre con el que “casualmente” también fueron conocidas en la antigüedad el conjunto de las célebres Islas Afortunadas, o Islas Bendecidas (Canarias y Madeira). Estos puntos geográficos, claramente identificados desde la antigüedad, demuestran que la (NHSOS) ‘isla­península’ o ‘tierra insular’ de Atlantis solo podía hallarse muy cerca de la boca de las Columnas de Hércules, en el vestíbulo del Golfo Atlántico o de Cádiz, entre las regiones de Gadeira (Cádiz), Elasippo (¿Lisboa?) y el Atlas (Marruecos, o incluso Andalucía misma como veremos después), y las islas de Canarias y Madeira. En todo momento se ubica tanto a la NHSOS (o al menos su comienzo) como al archipiélago de islas Atlánticas en el “Piélago del Atlántico”, que es lo mismo que georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

21/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

decir en el ‘Golfo’, “Brazo de mar”, ‘Canal’ o “Estrecho de Mar” de las Columnas de Hércules (Gibraltar) como lo demuestra la sustitución de la palabra griega “PELAGOS” escrita en los códices griegos del TIMAIOS por la latina FRETUM en algunas de las traducciones e interpretaciones latinas realizadas ya desde la propia antigüedad como la del medioplatónico ­y posible autor hispano o residente en Hispania­ Calcidio, realizada entre los siglos III y IV A.D.[4] 4.  El concepto erróneo de que la Atlántida era una isla “mayor que Libia y Asia juntas o reunidas”, cuando los textos originales solo dicen que la Atlántida había sido la NHSOS MEIZWN, es decir, “la isla mayor”, o “la isla más grandiosa, o más poderosa” que “conjuntamente/al mismo tiempo” (AMA) era de Libia, y de Asia. Es decir que la Atlántida era la “isla mayor” (o la “más poderosa” de todas las islas del piélago del Atlántico) que al mismo tiempo era parte de Libia y parte de Asia, muy probablemente por concebirla los antiguos egipcios, Solón o Platón mismo, situada junto a las costas de Libia ­comenzando ante la boca misma de las Columnas de Hércules­ y extendida hasta tocar las costas e islas del otro lado, es decir, del Asia, puesto que ya para entonces cuando Solón visita Egipto (siglo VI A.C.) los antiguos pensadores griegos ­y muy probablemente los sacerdotes egipcios también­ consideraban la tierra como una esfera o globo, y obviamente desconocían la existencia del supercontinente de América situado en el medio entre la costas de Asia y Libia. Así es cómo vemos al célebre Aristóteles, quien sin duda hereda en gran medida la visión geográfica de su maestro Platón, sosteniendo que viajando más allá de las Columnas de Hércules, siempre en dirección hacia el Occidente, se llegaría a las costas de la India[5], o sea, a las extremidades orientales de Asia, y en pocos días, lo que sugiere que la extensión de Atlantis, longitudinalmente, en los tiempos de Platón ­y con toda probabilidad mucho antes­ no se entendería como algo demasiado grande, invalidándose así la imposible interpretación –inexplicablemente aún vigente­ de que la isla Atlantis haya sido “más grande que toda la Libia y el Asia juntas”, lo que absurdamente significaría que en vez de una isla sería entonces un gigantesco supercontinente. Pero es obvio que no podía caber tal megacontinente en un espacio marítimo que podía ser recorrido en pocos días de navegación, ni que Solón y Platón hubieran llamado todo el tiempo NHSOS a un continente, encima tan gigantesco que sería superior en tamaño a dos continentes juntos como Libia y Asia (por muy pequeña que se entendiera entonces esta Asia) y que sin embargo ni una sola vez se use la voz correcta para ello, o sea, HPEIROS, ‘continente, tierra firme’. En cualquier caso, el texto solamente nos habla de una NHSOS (isla/península, o tierra insular) ‘mayor’, o ‘más grandiosa’ (ya sea en poder o en tamaño) que tenía su comienzo en un punto muy próximo a la boca atlántica de las Columnas de Hércules, que era parte de Libia y de Asia al mismo tiempo, y que, además, tenía una provincia llamada Gadeira (Cádiz), o sea, que Cádiz se tenía en la época en que Solón visita Egipto como un resto que había quedado de la gran ATLANTIKH NHSOS o “isla Atlántica”. Y estas claras y únicas palabras escritas en el Timeo y el Critias de Platón –más allá de cualquier duda razonable posible­ en cuanto a la ubicación correcta de la isla Atlantis, únicamente apuntan a una sola dirección en el espacio geográfico: la que ocuparía en el Atlántico, desde su inicio en el Golfo de Cádiz, entre las costas de Iberia y Marruecos, hasta las Canarias y hasta las Madeira como puntos más lejanos posibles. 5.  El concepto falaz de que la Atlántida fue la cuna de la civilización egipcia cuandoPlatón ni otro autor de la antigüedad dice nada al respecto. De hecho, no existe una sola prueba o evidencia ­ni siquiera un leve indicio­ que permita seguir sosteniendo esta especulación, absolutamente infundamentada. La único que hemos hallado en las fuentes clásicas (desconocido hasta el presente por los atlantólogos y quienes sostiene esta falsedad) es cierta tradición clásica sobre el origen Atlante (como descendiente de Atlas) de un par georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

22/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

legendarios reyes egipcios, pero en ningún caso de toda la civilización egipcia[6]. 6.  El concepto erróneo de que la Atlántida entera se hundió bajo el mar por causa de una erupción volcánica cuando en el relato de Platón tampoco se dice nada al respecto ­ni siquiera parecido­ ni en ningún otro autor o fuente ajena a Platón. Mientras que las descripciones ofrecidas en el Timeo y en el Critias, solamente coinciden con el típico proceso catastrófico de naturaleza sísmica conocido comotsunami, tal y como venimos defendiendo desde hace más de quince años. 7.  El concepto erróneo de que la historia o narración de la Atlántida de Platón es una recreación, ficción, mito o mera invención de Platón para así sustentar su teoría política desarrollada en “la República”, y, por consiguiente, un simple mito sin carácter, condición o cualidad histórica alguna. Nuestros estudios muestran que no existe apenas relación entre el relato de la Atlántida y las descripciones de “la República” y “las Leyes”; y muestran también que existe un nivel de historicidad y verosimilitud en el relato de la Atlántida de Platón, que va bastante más allá de las simples coincidencias o meras utilizaciones intencionadas para la supuesta fabricación de un mito. La mayoría de los elementos descritos –principalmente los geográficos y toponímicos­ pertenecen o se corresponden en gran medida con una realidad histórica, geográfica, geológica, sismológica y en una medida nada despreciable hasta con cierta realidad arqueológica, tal y como adelantaremos –parcialmente­ en este mismo compendium. Sólo queda pendiente la demostración científica última o definitiva ­mediante pruebas físicas­ de la existencia de una ciudad cuyas características y diseño urbanístico­ arquitectónico sean lo suficientemente similares a la descrita por Platón para que al menos puedan ser entendidas como una solución al enigma de Atlantis de una manera similar al caso de Troya. No obstante, valga adelantar que en realidad ya estamos consiguiendo –por primera vez en la historia de la Atlantología­ algunas evidencias científicas verdaderamente reveladoras que podrían aportar nuevos elementos y algo de luz en estas tinieblas que durante muchos siglos (quizás demasiados ya) han estado nublando la razón de muchos estudiosos. Por estas razones (apenas esbozadas) y muchísimas más que de momento dejamos en el tintero, es que denunciamos que el seguir divulgando falsas hipótesis sobre otras absurdas localizaciones de la Atlántida en Indonesia, el Caribe, Cuba, México, los Andes, las Islas Británicas, Creta, Santorini, Chipre, Israel, etc., es un verdadero atentado contra la verdad histórica y la honestidad intelectual y científica. Dichas hipótesis, o más bienespeculaciones (la mayoría pseudocientíficas) intentan re­ubicar ­ad absurdum­ laisla/península o tierra insular Atlantis hasta en los lugares más recónditos y apartados de la única situación geográfica claramente descrita por Platón, y por todos los autores antiguos que de alguna manera hicieron mención de esta civilización atlántica, y que sin duda es en el piélago o mar Atlántico, entre las costas de Iberia y Marruecos y las costas de las islas Atlánticas como Madeiras y Canarias como puntos más lejanos posibles en cuanto a la extensión de la isla Atlantis, la cual ­sin ninguna duda­ comenzaba ante la boca atlántica del estrecho de Gibraltar (PRO TOU STOMATOS). Para concluir este extenso pero necesario prólogo de autor me gustaría recordar al lector que esta obra es tan sólo un epítome, es decir, un compendium, un mero resumen muy apretado en pocas páginas de los varios millares ya que ocupa la serie de “Atlantología Histórico­Científica”, actualmente en proceso editorial, que hasta la fecha consta de unos tres volúmenes, y que en su casi totalidad ha sido desarrollada –fundamentalmente­ sobre la base de un estudio profundo y detallado de los códices y manuscritos más antiguos conocidos de los diálogos de Platón, Timeo y Critias, y demás fuentes primarias y secundarias relacionadas (tanto Platónicas como

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

23/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

no Platónicas) con la Atlántida, el Atlántico, pueblos conocidos como Atlantes o Atlánticos, Tartessos, Gadeira e Iberia, entre otros. Principalmente a través de los textos escritos en griego, latín, hebreo, árabe y egipcio, entre otras antiguas lenguas, en menor medida. Se han analizado las principales traducciones, desde las más vulgares hasta las más académicas, y se ha discutido ampliamente sobre las malas o defectuosas interpretaciones y errores de traducción y de omisión entre otros, o de una excesiva e injustificadaenmendatio realizada por copistas medievales en su mayoría que, lamentablemente, aún persisten en pasajes muy importantes y reveladores. Gran parte de estas discusiones se han llevado a cabo en reuniones científicas, tertulias, conferencias universitarias (en Barcelona y Madrid), y de acuerdo a los tiempos en que vivimos, por supuesto también en varias Listas de Correos y Foros muy conocidos de Internet, y de alcance internacional[7]. En todo momento, siempre teniendo a la mano los más autorizados y actualizados libros especializados de consulta como son los lexicones y diccionarios y tratados de gramática de las lenguas antiguas objeto de discusión. Se ha intentado en la mayor medida posible evitar las especulaciones sin fundamento y lashipótesis basadas sólo en la mera probabilidad, otorgando mayor peso y presencia –como es de rigor y de acuerdo a la naturaleza de esta investigación­ a las evidenciasdocumentales, físicas, y arqueo­históricas, en la máxima expresión semántica y etimológica de ambos términos[8]. Por consiguiente, esta es una obra mayoritariamente fundamentada sobre evidencias objetivas, es decir, sobre datos, no sobre meras especulaciones, suposiciones oposibilidades, las cuales –insistimos­ serán evitadas siempre en la mayor medida posible. Se presentarán las citas de las fuentes, tal y como se conocen ­según diversas ediciones de los códices y MS­ y sobre estas el autor expondrá consideraciones varias, que en la mayoría de los casos versarán sobre cuestiones meramente técnicas, ya sean de índole paleográfica, lexicográfica, etimológica, o filológicas en general, crítica textual interpretativa o meramente exegéticas, siendo esto último ­ nuestra exégesis­ quizá lo menos útil para el estudioso experto, pero muy probablemente lo más interesante para la mayoría de los lectores no especializados en estas disciplinas filológicas. Así pues, este libro se sustenta en evidencias que difícilmente podrían ser explicadas de una manera distinta a las propuestas por el autor como no sea aportándose nuevas pruebas de mayor calidad científica, o en casos extremos, recurriéndose al argumento de la fuerza en vez de a la fuerza del argumento. Así pues, este libro (y todos los que componen el corpus de volúmenes que iremos editando en esta colección) se mostrará edificado unas veces sobre pruebas indiciarias, otras sobre evidencias y datos objetivos(evidencias arqueológicas y sismológicas, por ejemplo), y hasta en pruebas testimoniales indirectas como podríamos considerar, por ejemplo, los testimonios ofrecidos por autores próximos a Platón como el filósofo y escolarca de la primera Academia Platónica,Crantor de Soli, o incluso un autor contemporáneo como lo fue el más célebre matemático y astrónomo de la Grecia de su época, Eudoxo de Cnidos[9], de quien se dice haber sido amigo y colega del mismo Platón, e incluso escolarca temporal o provisional de la misma Academia, al parecer, durante el primer viaje de Platón a Sicilia. INTRODUCCIÓN

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

24/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Esta obra es un epítome (Del lat. epitŏme, y este del gr. ἐπιτομή), es decir, “un resumen o compendio de una obra extensa, que expone lo fundamental o más preciso de la materia tratada en ella”, tal y como se define en el Diccionario de la Lengua Española de la RAE (Real Academia Española). Tal obra extensa que este epítome resumirá como un compendio, exponiendo únicamente lo más fundamental o preciso, mediante una breve y sumaria exposición, es la serie ­en cuatro volúmenes ya­ de la “Atlantología Histórico­Científica”, aún en proceso de edición y que podría llegar abarcar hasta unos seis volúmenes. En este epítome el lector hallará no sólo una breve y sumaria exposición de los cuatro volúmenes ya terminados (en proceso de edición), también dispondrá –a modo de adelanto­ de concisos resúmenes de material fundamental que estará presente en los restantes volúmenes de la colección. Aclaramos pues que la mayor parte de la información que se podrá analizar en este epítome es sólo un resumen, en no pocos casos bastante abreviado, porque somos conscientes de que como bien decía el maestro Vicente Arcenegui en su Epítome de gramática castellana, “el arte de simplificar es el arte de enseñar”. Advertido queda pues el lector de que toda la información completa, totalmente desarrollada y detallada sólo aparecerá publicada en su correspondiente volumen, por lo que si en algún momento pareciere insuficiente la información sobre alguna de las evidencias o argumentos que en este epítome se exponen, no olvide el lector que lo que ahora tiene en sus manos es sólo un resumen y que muy probablemente aquello que eche en falta lo hallará después en la obra completa. Para facilitar la lectura y comprensión de este epítome hemos preferido organizar la exposición de datos prefiriendo un orden cronológico natural más que temático; dejando así fuera de tal ordenación aquellos temas que por su particularidad o naturaleza entendemos deben ser expuestos como anexos o información complementaria. Todo el conjunto de la obra la hemos dividido en dos bloques. El primer bloque engloba el estudio de lo que consideramos fuentes documentales escritas y pictóricas (primarias y secundarias) en la que las disciplinas y especialidades aplicadas provienen, fundamentalmente, de las Ciencias de Humanidades. Y el segundo bloque lo ocupa el análisis de las fuentes documentales científicas provenientes de las Ciencias Físicas, de disciplinas científicas modernas tales como la Arqueología, la Geología, y la Sismología, entre otras. En cuanto a la exposición de las fuentes documentales escritas y pictóricas, en el primer bloque, y partiendo siempre de Platón como figura central para el estudio de la Atlantología, al ser –aún­ la fuente principal (aunque no la única como quedará demostrado), hemos dividido la exposición de evidencias, fuentes y referencias en cuatro grupos: Fuentes Preplatónicas (Anterior a Platón). Fuentes Platónicas (Desde Platón hasta el fin de la tercera Academia neoplatónica). Fuentes Postplatónicas (Posteriores a la última Academia). Fuentes Extraplatónicas (De tradición no Platónica).

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

25/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Tanto la exposición de Fuentes Preplatónicas como las Platónicas y las Postplatónicasocupan cada una un volumen, consecutivamente (I, II y III), mientras que las fuentes Extraplatónicas, al seguirse un criterio de ordenación cronológica, se hallan insertadas en las tres restantes, puesto que hallamos y proponemos fuentes para la Atlántida o los pueblos Atlantes en autores que no recurrieron a Platón como fuente, unos por ser anteriores a su época y otros, porque aún siendo posteriores ­e incluso contemporáneos­ no muestran evidencia alguna de haberse basado en los textos de Platón. En aras de facilitar al lector la comprensión de la información no seguiremos en este epítome el orden cronológico de una manera tan estricta, pues una vez estudiadas las fuentes y después de no pocas charlas y tertulias hemos terminado llegando a la conclusión de que la mejor asimilación y comprensión de las fuentes que sobre laAtlántida y los pueblos Atlantes proponemos como Preplatónicas no se consiguen de manera correcta o completa sin antes haberse conocido bien las fuentes platónicas ypostplatónicas. Así pues, en este epítome el apartado sobre las fuentes preplatónicas será expuesto en tercera posición, después de las fuentes postplatónicas. Para cada grupo o período temporal hemos seleccionado algunas de las fuentes menos conocidas y relevantes, pero no las más relevantes –aclaramos­ ni sólo estas, también otras menos relevantes y hasta más conocidas, pero importantes dentro del engranaje de la tradición y más que necesarias para una mayor comprensión de este totum historicumque sobre la Historia de la Atlántida, pretendemos registrar. En cuanto a las fuentes documentales sobre la civilización Tartessia la incluimos en la Atlantología Histórico­Científica no porque creamos que Tartessos y Atlantis son una misma cosa, sino porque aceptamos como innegable las similitudes de algunas de las características más significativas existentes en ambas civilizaciones, especialmente a nivel geográfico, ya expuestas de manifiesto primero por Francisco Fernández González y su hijo Juan Fernández Amador y de los Ríos entre finales del siglo XIX y principios del XX, y poco después por el alemán Adolf Schülten. Pero tales semejanzas sólo nos llevan, en última instancia, a la aceptación de que Tartessos pudiera hundir sus raíces culturales en la civilización Atlántica del Bronce –la que en su máximo esplendor creemos describe Platón­ que sería, a su vez, la última expresión de una civilización principalmente Calcolítica como intentaremos exponer al lector. [1] José Pellicer de Osau i Tovar era un erudito español del siglo XVII que dominaba el hebreo, el griego, el latín, el italiano y el francés, entre otras lenguas, y que tradujo varias obras clásicas, llegando a ser cronista real. Entre sus grandes méritos está el haber sido el primero en desarrollar una argumentación histórico­filológica para demostrar que laAtlántida de Platón era la propia península Ibérica. [2] Al respecto, el erudito español Gregorio García del siglo XVII expuso ­en defensa de la autoridad de Platón y criticando la actitud de Aristóteles­lo siguiente: “…Siendo esto asi, digo, como lo es, porqué no daremos credito à la Historia de la Isla Atlántica à que refierePlatón? À quien nada le falta para ser Hombre de autoridad, y gravedad, aunque màs la desautoriça su ingrato discípulo Aristóteles, con el testimonio que le levanto de las Ideas, que por tal lo tienen San Agustín, Séneca, Marsilio, Javello, y otros muchos Autores, los cuales defienden à Platón de esta calumnia, y testimonio de Aristóteles. Y asi lo que dicePlatón de las Ideas, lo interpretan de las que ai en la mente Divina. Lo qual es argumento del respeto que S. Agustín, y los demàs Autores referidos le tienen, pues tanto vuelven por él. Persuadiéndole más à que Aristóteles, de malicia, ò de envidia, ò por mejor decir, de ingratitud, le levanto aquel georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

26/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

testimonio, que no à que dixese semejante disparate vn hombre docto, buen Filosofo, y mui recatado…” (“El origen de los Indios de el Nuevo Mundo e Indias occidentales”. LIBRO QVARTO. CAP. IX. De algunas dudas, i objecciones, que contra esto escriviò el P. Acosta. §. III. Donde se prueba ser Historia verdadera lo que dice Platón de la Islà Atlántica. 1607.) [3] Ignatius Donnelly (1831­1901) Fue miembro del Congreso americano y alcanzó celebridad por sus teorías sobre la Atlántida como cuna de todas las antiguas civilizaciones, y por su teoría sobre quien fue el verdadero escritor que firmaba como Shakespeare. Nació en Philadelphia, Pennsylvania, estudió leyes y fue admitido como miembro del Congreso republicano de Minnesota entre 1863­1868, llegando a ser senador del estado entre 1874­1878. Su partido lo nominó en 1892 como candidato para vicepresidente de los Estados Unidos. Sus libros principales fueron “Atlantis, the Antediluvian World” (1882), en el cual procuró establecer que todas las civilizaciones antiguas conocidas fueron descendientes de esta civilización del neolítico tardío que el identificó con Atlantis o la Atlántida, y “Great Cryptogram”, obra en la que sostuvo una teoría, basada en ciertas claves que él “descubrió” en los trabajos de Shakespeare, las cuales indicarían que su autor verdadero era Francis Bacon. Murió en Minneapolis, Minnesota, y fue enterrado en el cementerio local de Calvary, St. Paul. [Basado en datos de la Enciclopedia Libre de Internet, Wikipedia. Edición inglesa.] [4] Calcidio (siglo III­IV A.D.), filósofo cristiano Platónico que fue especialmente conocido durante la Edad Media ­con posterioridad a su época­ por su traducción comentada del Timeo de Platón, dedicada al obispo de Córdoba, Osio. La traducción latina comentada del Timeo de Calcidio fue la más utilizada por la intelectualidad europea occidental durante el Medievo y parte de la Edad Moderna como la herramienta más útil para el entendimiento de las profundas doctrinas de Platón vertidas en este diálogo. Su obra parece no haber tenido apenas repercusión en su época, sin embargo, poco después se convirtió en una de las más admiradas y estudiadas, a lo cual contribuyó el poco conocimiento del griego clásico por parte de Occidente durante los siglos posteriores a su época; algo similar a lo que se ha constatado con otras obras de la literatura clásica latina, que se convirtieron en importantes referentes al no conservarse los originales griegos. En cuanto a su origen, existen varias hipótesis; aunque en realidad, salvo la más��antigua o tradicional, donde Calcidio aparece como archidiácono de Osio (presuntamente el mismo Obispo de Córdoba que junto a los sacerdotes romanos Vito y Vicente representaron al Papa en el célebre primer Concilium Ecumenicum de Nicea), hasta la fecha, no ha existido ninguna hipótesis con peso suficiente para ser considerada como oficial sobre la nacionalidad, origen o residencia de Calcidio. Se ha llegado hasta decir que quizás fuera de origen judío, o un diácono en la iglesia de Cartago, pero nadie ha mostrado verdaderos argumentos ni datos de ningún tipo. Los únicos documentos que existen sobre su persona y vida, son unas dudosas cartas privadas atribuidas a Calcidio, pero en especial la célebre traducción comentada de la primera parte del Timeo de Platón, donde queda manifiesto que está dedicada al tal Osio. Sin embargo, según nuestras investigaciones, todo parece indicar que la hipótesis tradicional ­y la más antigua­ defendida por Dillon de que era un discípulo de Osio sería la correcta, y como apoyo presenta un estudio igualmente léxico interno sobre ciertas intercalaciones que Calcidio introduce en su traducción y que además ofrecen pistas sobre su posible origen andaluz o hispano. El hecho de encargar una traducción al Latín del Timaios ­en griego­ de Platón a Calcidio, es un claro indicativo de que ese tal Osio (fuera quien fuera) tenía un gran interés por los detalles y asuntos que se contaban en el mismo. Podría pensarse que realmente no le interesaba la Atlántida sino solamente lo demás, sin embargo, Calcidio no hizo una traducción completa del Timeo sino solamente de la primera parte, lo que demuestra que solamente en esta primera georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

27/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

parte estarían aquellos asuntos o temas que a Osio le interesaban, y que de alguna manera pensaría usar en sus estudios y doctrinas, y la historia de la Atlántida está precisamente en esta primera parte traducida por Calcidio. [5] “La idea de un viaje entre Europa y Asia, atravesando el Atlántico, fue una hipótesis manejada ya por los sabios clásicos. Aristóteles, por ejemplo, escribió, después de demostrar la esfericidad de la Tierra, que se podía navegar de las Columnas de Hércules a las tierras del Extremo Oriente en pocos días. Y Séneca hizo alusión en repetidas ocasiones a dicha posibilidad. Por ejemplo, en Medea escribió unas líneas ciertamente proféticas: «Llegará el momento en que las cadenas del Océano caigan a un lado y un vasto continente sea revelado, en que un piloto descubra nuevos mundos y Tule deje de ser el último extremo de la Tierra». Y en la misma línea, también dejó escrito: «En realidad, ¿qué distancia hay entre las playas extremas de Hispania y las de la India? Poquísimos días de navegación, si sopla para la nave un viento propicio».” (Cristóbal Colón, por el Dr. Primitivo Pla Alberola, http://bib.cervantesvirtual.com/portal/colon/). [6] Ver capítulo sobre referencias en las fuentes egipcias.

[7] Al respecto se pueden consultar los mensajes y discusiones publicados por el autor en los siguientes sitios: en español, “Lista y Foro de Atlantología Científica” [http://elistas.egrupos.net/lista/atlantologos]; en inglés, “Atlantis Rising” [http://www.atlantisrising.com] y “Graham Hancock Forum” [http://www.grahamhancock.com/phorum/search.php? f=1&search=Georgeos&globalsearch=1&match=1&date=0&fldauthor=0&fldsubject=1&fldbody=1&start en alemán “Atlantis­Forum” [http://www.atlantisforum.de], ya desaparecido hace unos años. [8] El autor entiende como evidencia arqueológica (o arqueohistórica) cualquier objeto o elemento material, y cualquier dato documental, susceptible siempre de verificación por otros métodos científicos. Arqueología expresa ­semántica y etimológicamente­ el discurso o historia sobre lo antiguo o lo arcaico. Así pues, una evidencia arqueológica será siempre cualquiera que permita establecer una discusión ­objetiva­ sobre la antigüedad o los tiempos arcaicos, desde un simple trozo de papiro o una inscripción sobre una roca, hasta una vasija de cerámica y una columna. [9] Ver capítulo correspondiente en esta misma obra. ————————­ Enlaces: 1.  Previsualización o avance que permite Amazon del Libro:http://www.amazon.com/gp/reader/B0091LW84A/ref=sib_dp_kd#reader­link 2.  En este enlace podrés ver que aparece en el tercer puesto de libros que tratan de Tartessos: http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss_1?url=search­alias% 3Ddigital­ text&field­keywords=tartessos 3.  En este otro enlace ocupando el puesto tercero para libros sobre Atlantis:http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss_2?url=search­alias% 3Ddigital­ text&field­ keywords=atlantis+platon&rh=n% 3A133140011% 2Ck% 3Aatlantis+platon&ajr=0 4.  Libros Impresos (B/N y Color) en georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

28/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

BuscandolaAtlantida.com:http://www.BuscandolaAtlantida.com (Nota: es la opción más económica y rápida para libros impresos, usándose la tarifa más barata de gastos de envío). 5.  En tu LIBRERÍA FAVORITA: sólo tienes que darles los nº de ISBN del libro y que son los siguientes: ISBN­10: 1­4610­1958­3 / ISBN­13: 978­1­4610­1958­9. Puedes incluso facilitarle estos enlaces:http://www.gettextbooks.com/search/?isbn=ISBN­ 13% 3A+978­1­4610­1958­9 (GetTextbooks.com para que te encuentre el mejor precio). Y este otro también:http://isbndb.com/d/book/atlantis_tartessos_aegyptius_codex_clavis_epitome_de ———————— GALERIA DE IMAGENES (Capturas aleatorias de pantalla de páginas del libro)

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

29/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

30/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

31/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

32/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

33/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

34/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

35/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

36/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

37/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

38/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

39/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

40/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

41/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

42/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

43/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

44/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Enlaces: georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

45/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

1.  Libros Impresos (B/N y Color) en BuscandolaAtlantida.com:http://www.BuscandolaAtlantida.com (Nota: es la opción más económica y rápida para libros impresos, usándose la tarifa más barata de gastos de envío). 2.  En tu LIBRERÍA FAVORITA: sólo tienes que darles los nº de ISBN del libro y que son los siguientes: ISBN­10: 1­4610­1958­3 / ISBN­13: 978­1­4610­1958­9. Puedes incluso facilitarle estos enlaces:http://www.gettextbooks.com/search/?isbn=ISBN­ 13% 3A+978­1­4610­1958­9 (GetTextbooks.com para que te encuentre el mejor precio). Y este otro también:http://isbndb.com/d/book/atlantis_tartessos_aegyptius_codex_clavis_epitome_de Enlaces:   1.  Previsualización o avance que permite Amazon del Libro:http://www.amazon.com/gp/reader/B0091LW84A/ref=sib_dp_kd#reader­link Compartir A Maria Reyes Lora Perez, Maria Fernandez Garcia, Gabriela Steiner y 10 personas más les gusta esto. 3 veces compartido

Hady Di Diez Hilton Gracias mi caballero… ♥ Hace 12 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 5:44) a través de su celular ∙ 3

Georgeos Díaz­montexano A ti mi Dama… Hace 12 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 5:49) ∙ 3

Georgeos Díaz­montexano He mejorado la edición de esta nota para facilitar su lectura… Hace 11 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 6:18) ∙ 1

Maria Jose Salazar Toro gracias georgeos muy interesante Hace 11 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 7:09) ∙ 1

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

46/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Mónica Pérez Bravo Geor!!! Me alegro mucho que ya esté disponible tu libro en varios medios, muy buena nota, gracias cariño por compartirlo.. Hace 8 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 10:13) ∙ 1

Ernesto De Jesus Olmedo Impresionante, verdaderamente apasionante, me alegro mucho que esto este yendo viendo en popa amigo! pronto tratare de comprar el libro! un abrazo grande, y muchos exitos (que seguro te aguardan)! Hace 7 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 10:39) ∙ 2

Gabriela Steiner Felicitaciones Georgeos!! Excelente! Hace 6 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 11:52) ∙ 1

Maria Fernandez Garcia Que fantástico trabajo!!! Hace 5 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 12:20) ∙ 1

Georgeos Díaz­montexano ¡¡Gracias Maria Jose Salazar Toro, Mónica Pérez, Ernesto De Jesus Olmedo, Gabriela Steiner y Maria Fernandez Garcia !! Hace 3 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 14:55) ∙ Editado

Maria Reyes Lora Perez Gracias Geor!!, saludosss Hace 2 horas (El Viernes, 24 de agosto de 2012 a la(s) 16:12) a través de su celular

Las orcas y el arte de la pesca del Atún. Una evidencia epigráfica del siglo V a.C. La confirmación de la tesis de Mario Morcillo Moreno  14 de julio de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlántida, Escriptología, Filología Clásica, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis.  georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

47/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Tags: Almadrabas, atún, Atlantida, Atlantis, atunes, Díaz­Montexano, Georgeos, Georgeos Diaz, Georgeos Diaz­Montexano, horkin, horkyneion, horkynes, Mario Morcillo, Mario Morcillo Moreno, montexano, Morcillo Moreno, Orcas, orcha, orcham, orcines, orcinos, orcynes, orcynos, orkyn, orkyne, orkyneion, orkynes, orkynos, orkys, orza, pelamides, pesca, Platón, Plato, thynnus, urca, urcae add a comment Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF

Sobre las falsas referencias Hindúes a la Atlántida de Platón, y las verdaderas referencias a una civilización Atlántica.  10 de julio de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Crítica de las Fuentes, Critias, Escriptología, Filología Clásica, Fuentes escritas griegas, Fuentes escritas hindúes, Fuentes escritas latinas, Fuentes primarias y secundarias, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Timeo.  Tags: Atala, Atlantida, Atlantis, Blavatsky, Catala, Catalam, cuvEtattuvIpam, Díaz­Montexano, dvIpa, Georgeos, Georgeos Diaz, Georgeos Diaz­Montexano, H. P. B, H. P. Blavatsky, Hindi, hindues, Isla Blanca, Mahomedan, montexano, Patala, Platón, Plato, Purana, Sanscrito, Secret Doctrine, Tamil, textos hindues, Vedas, Vitala, zveta dvIpa, zvetadvIpa add a comment

Sobre las falsas referencias Hindúes a la Atlántida de Platón, y las verdaderas referencias a una civilización Atlántica. Por Georgeos Díaz­Montexano georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

48/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Artículo publicado en el Blog del autor de Blog.com con el mismo título: “Sobre las falsas referencias Hindúes a la Atlántida de Platón, y las verdaderas referencias a una civilización Atlántica” el 16 de Febrero de 2008.

Detalle de un manuscrito sobre Cosmología Védica. Los descubrimientos paleográficos que a continuación vamos a analizar – hasta donde he podido confirmar – no han sido discutidos u observados por ninguno de los estudiosos de los antiguos textos Hindúes que han intentado buscar posibles referencias sobre Atlantis. Todos estos autores que me han precedido, han especulado con un supuesto nombre de una supuesta isla llamada Atala, y que ha sido traducida por estos autores de los tiempos modernos como la “isla Blanca”, o de “color blanco”, lo que sin dudas es un gran error, o una falsificación deliberada, porque ni en el Sánscrito, ni en el Tamil, ni en el Hindi, ni en ninguno de los lenguajes antiguos de la India e Indonesia, esta supuesta isla de Atala tuvo esos significados jamás, y de hecho ¡nunca! fue mencionada como una “isla” sino solamente como una región de los infiernos. Pero más grave aún es, que ni siquiera ha existido jamás ninguna región del ”Under­World” con ese nombre de Atala, como quedará evidenciado en el desarrollo de esta artículo… La “Isla Blanca” El color blanco se expresaba principalmente con la palabra ’arjuna’ y sus derivados como por ejemplo, ’arjunacchavi’, ”of a white colour”, aunque también existen nombres con otras raíces como por ejemplo, ’atizukla’, ”very white, too white”, o ’balakSa’, ”the colour white” o ’zveta’, pero jamás se usó Atala ni otra palabra similar para expresar el ”color blanco”, por consiguiente, la citada ”Isla Blanca” no puede haberse llamado de ningún modo Atala sino de otra forma tal y como veremos a continuación. En Sánscrito isla se escribía como dvIpa, ”island, península, sandbank” (casi los mismos significados que el griego Nêsos) y que literalmente se traduce como “entre dos aguas”, o sea, “el espacio de tierra que existe entre dos aguas” (ríos o mares); pero jamás existió una palabra como Atala para expresar el significado de “isla”. Y solamente hay dos términos en los lenguajes Hindúes e Indonesios que fueron usados para denominar a una ”White Island”: cuvEtattuvIpam, ”believed to be the world, of enjoyment” (en Tamil), y el

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

49/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Sánscrito zvetadvIpa,”The White Island”, “N. of a mythical abode of the blessed, or of a sacred place near; a myth. island”. Esta zvetadvIpa es la única ”White Island” que es descrita en los Vishnu Purana. En cualquier caso, lo más interesante de los descubrimientos paleográficos que he realizado en los textos Hindúes y en las tradiciones de la India e Indonesia es que la única posibilidad que existe de identificar a las regiones o países de los Atlantes o de Atlas con algún lugar geográfico del mundo es con las regiones de la Europa Occidental, no con las regiones del África Occidental ni por supuesto con ninguna región o país de Indonesia como vamos a demostrar en este artículo. El origen de los errores. El origen de los “errores” parece remontar a una mala interpretación realizada por algunos atlantólogos, de un comentario que H. P. Blavatsky hizo en su “Doctrina Secreta” (a finales del siglo XIX) a las hipótesis de Wilford (c1761­1822)(1), acerca de Atala y la ”Isla Blanca”. Veamos el comentario: “…Captain (now Colonel) Wilford brought forward his fanciful theories about the British islands being the “White Island,” the Atala of the Puranas. This was sheer nonsense, as the Atala is one of the seven dwipas, or islands, belonging to the nether lokas, one of the seven regions of Patala (the antipodes). Moreover, as Wilford* shows, the Puranas place it “on the seventh zone or seventh climate,” — rather, on the seventh measure of heat: which thus locates it between the latitudes of 24 and 28 degrees north. It is then to be sought on the same degree as the Tropic of Cancer, whereas England is between the 50th and 60th degrees of latitude. Wilford speaks of it as Atala, Atlantis, the white island. And in vol. viii. of Journal of Asiatic Researches, p. 280, its enemy is called the “White Devil,” the demon of terror. For he says: “In their (the Hindu and Mahomedan) romances, we see Kai­caus going to the mountain of ‘As­ burj, at the foot of which the Sun sets,’ to fight the Dev­Sefid, or white devil, the Taradaitya of the Puranas, whose abode was on the seventh stage of the world, answering to the seventh zone of the Buddhists, or the White Island….” “…Wilford accuses the modern Brahmans “of having jumbled them (islands and countries) all together” (A.R. III. 300); but he jumbled them still more. He believes that as the Brahmanda and Vayu Puranas divide the old continent into seven dwipas, said to be surrounded by a vast ocean, beyond which lie the regions and mountains of Atala (ibid), hence “most probably the Greeks divided the nation of Atlantis, which, as it could not be found after having once been discovered, they conceived to have been destroyed by some shock of nature.” Finding certain difficulties in believing that the Egyptian priests, Plato, and even Homer, had all built their notions of Atlantis on Atala — a nether region located at the Southern pole — we prefer holding to the statements given in the secret books. We believe in the seven “continents,” four of which have already lived their day, the fifth still exists, and two are to appear in the future. We believe that each of these is not strictly a continent in the modern sense of the word, but that each name, from Jambu down to Pushkara,* refers to the geographical names given (i.) to the dry lands covering the face of the whole earth during the period of a Root­Race, in general; and (ii.) to what remained of these after a geological (race) Pralaya — as “Jambu,” for instance: and (iii.) to those localities which will enter, after the future cataclysms, into the formation of new universal “continents,” peninsulas, or dwipas** — each continent being, in one sense, a greater or smaller region of dry land surrounded with water. Thus, that whatever …” (“Secret Doctrine”. H. P. Blavatsky. Vol. 2, p.402). georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

50/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Es evidente que HPB no compartía la mayoría de las especulaciones de Wilford acerca de la “Isla Blanca” o de la identificación de la supuesta Atala con Atlantis y el Océano Atlántico, y en este sentido, las críticas que hace HPB se corresponden ­en parte­ con la realidad de la descripción en los textos del Vishnu Purana. Es cierto que esta supuesta Atala no puede ser la Isla de Atlantis como expone HPB: ”…but it was not (the Atlanic Land) the Atala and the “White Devil” of Colonel Wilford (see “Asiatic Researches,” Vol. VIII., p. 280), as already shown…”1; pues es evidente que esta supuesta Atala no es una isla, o dvIpa, sino una de las siete “lower regions or hells”, pAtAla, “piece, part, division, portion”, del “Under­World” de la mitología Hindú, que Bhaktivedanta Swami (2) traduce como “planets” (sin ninguna justificación), y que en ningún momento fue ubicada en el lejano Occidente, sino en una zona abismal o profunda relacionada con el mundo de la ”Muerte” como veremos a continuación. No es Atala sino Cātalaḿ. Lo más sorprendente de todo este asunto es que ni Wilford, ni HPB, ni otro autor que se haya hecho eco de estas tradiciones Hindúes sobre la supuesta región de Atala ­ hasta donde he podido confirmar – ha reconocido ¡jamás! que el nombre de esta región de los infiernos que siempre ha sido traducida como Atala, sencillamente ¡no existe!. Es una mera invención realizada por el primero que realizó una traducción a un idioma moderno occidental (al inglés), quien debió forzar los datos para que el nombre original que aparece escrito en los sagrados textos Hindúes, recordara al nombre de Atlas, y de esta forma poder sostener las hipótesis de que existía una mención a la Atlántida en los sagrados textos de la religión antigua de la India, y el sospechoso número uno, es Mr. Wilford. Sin embargo, tal y como he descubierto, la evidencia paleográfica demuestra que el nombre de esta región de los infiernos en los textos más antiguos siempre ha sido escrito como Cātalaḿ, o sea, Cātala, pues esa ḿ final es un sufijo del complemento indirecto, pero la pronunciación siempre es Cātalaḿ (3). Este nombre, Cātalam, significa, ”Death”; “inanimate, lifeless matter”; traducción que se corresponde, perfectamente, con la función y descripción simbólica de esta región de los infiernos o ”Under­World”. Y no podemos ignorar el hecho que nos hacer recordar a nuestro gentilicio Catalán y el nombre mismo de Cataluña o Catalonia tal y como aparece en textos antiguos… En cualquier caso, más adelante veremos si existe o no una posible relación entre esas antiguas referencias hindúes y la antigua Iberia. El Mar u Océano Occidental. Los antiguos hindúes usaban algunos nombres para nombrar al “mar occidental”, como por ejemplo, mElcAr/mERkatti, “western side”; “the west”; mientras que mElkARRu, significaba también “west wind”. Estos nombres tienen una raíz que es parecida al fenicio Melkhar, pero en semita, esta palabra tiene un significado distinto: “Rey”; por consiguiente, es una mera coincidencia. También usaban los antiguos Hindúes el nombre pazcimAmbudhi, “océano occidental”, de pazca, “the west, occidental”, y Ambudhi, “the Ocean”. Sin embargo, resulta curioso que “the celestials”; y “the occidentals Europeans”, eran denominados con un mismo nombre: mEnATTAr, que se traduce como ”…los occidentales de las regiones, o del país de ATTAr, o ATTAl…”, de mEn, “west; sky”, y ATTAr, o ATTAl, nombre que está relacionado con la palabra ATTALi (que también se pronunciaba como aTTAri), y que en Tamil es: “a person having ability to accomplish or to shoulder a responsibility”. Sin duda alguna la definición más parecida el significado del nombre griego Atlas, o Atlante, que en griego es también “the person having ability to accomplish or to shoulder a responsibility of to Support, or to georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

51/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Bear, or to Endure to Sky”; y que también hallamos en el nombre aTala, ”immovable”, “unmoved”, ”inflexible”, “irrevocable”, “peremptory”, “stable”; not “shaky”, “firm”. Pero hasta la fecha no he hallado que ningún otro autor, ni siquiera los que han intentado defender la mención de la Atlántida en los sagrados textos de la India, haya comentado absolutamente nada acerca de estas evidencias tan significativas, y tan reveladoras. Todos estos significados son perfectamente aplicados en la mitología griega al dios o titán Atlas, o Atlante; pero también ATTAl, ATTAr oATTAlai, se traduce simplemente como, ”people of the country of the watchtower, or towers”. En Iberia tenemos muchos puntos de la geografía con el nombre de Atalaia (considerado como un nombre de origen árabe) que justamente significa “watchtower”. Entre Andalucía y los límites de Portugal existe un lugar con este nombre, Atalaia, que ha sido usado por los arqueólogos, justamente para denominar a una civilización de la Edad del Bronce. Otro nombre usado para denominar al “Océano occidental”, era mElka­aTal; compuesto de mElk­ , raíz de mElkai, “that which is farther or on the further side; the West, or western side”, y de aTal, raíz que está presente en el nombre de ATTAl, o sea, el nombre de “las regiones de los Europeos occidentales”. Por consiguiente, mElkaTal, es en realidad el nombre del ”Océano de Atal”; ”el Océano de las regiones europeas occidentales de Attal”; el Océano que ”it does not have bottom” (a­tala), el “bottomless Ocean”; o sea, ”el Océano Atlántico”. El Abismo, el Infierno o Mundo Inferior. A­tala, en Sánscrito, es traducido como ”abyss”, “bottomless”; ”N. of a hell beneath the earth”; literalmente: â, ”without, it does not have”,and tala, ”bottom, bäse, level”, o sea, ”it does not have bottom, without bottom, without bäse”. Y con este sentido, fue también uno de los nombres del dios Shiva, y esta dos raíces combinadas: a­tala, parecen estar también en el nombre de una las regiones del infierno, o”Underworld”, pues como hemos visto Cātalaḿ, es el ”name of a world under the earth”; ”the first region or world below the earth”. Estos significados conectan con las ideas acerca de la región del Tartaros de los griegos, o sea, con la versión griega del mundo de los infiernos; región que también era ubicada en un punto de las regiones Occidentales de Europa, junto al Atlántico, y junto a Tartessos. De hecho, desde los tiempos de Homero, la mayoría de los eruditos y comentaristas antiguos, coincidieron en que el Tartaros, “the Abyss”, “the Hell”, o “UnderWorld”, de los griegos, estaba localizado en Iberia, y Estrabón registra la opinión de varios autores anteriores, que afirmaban que Homero usó el nombre de Tart­essos para crear el nombre de Tart­aros, lo que siempre ha sido considerado como una mera especulación de los autores antiguos, por el hecho de que ambas regiones fueron localizadas por algunos autores en esta parte del mundo, o sea, en Iberia, y porque ambas palabras comparten la raíz Tart­. El concepto del reino o mundo de las muertos, asociado con las regiones extremas occidentales, fue compartido por muchas civilizaciones, debido a un razonamiento sencillo: el Sol siempre nace por el Este, y muere siempre por el Oeste. En este sentido, también los antiguos Hindúes, e Indonesios, asociaban a las regiones extremas del Occidente con el reino, o mundo, de los muertos, por ejemplo: aparAnta, oabarAnta, que en Sánscrito es: ”the western extremity, the country or the inhabitants of the western border; the extreme end or term; last end, death; the farthest west”, “the latter end”; ”Death Land”. Conclusión: georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

52/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Si alguna vez ha existido en los textos hindúes alguna palabra, o nombre, que realmente puediera ser relacionado con la Atlántida, y con el Atlántico o la Europa occidental, esta palabra solamente puedo haber sido – como hemos demostrado ­ ATTAr, o sus variantes ATTAL y ATTALi. Nombre que define a “la región o lugar de la tierra, donde vivían los europeos occidentales”. Nombre que nunca (subrayo), se usó para denominar al África occidental, ni a los africanos, sino solamente a los “europeos occidentales”, que además eran denominados con este nombre, como los “los seres celestiales”; una evidencia indiscutible de que para los antiguos Hindúes, y habitantes de Indonesia, los europeos de las regiones extremas occidentales de Europa, o sea, los europeos de Iberia, Francia, Alemania, e Islas Británicas, Irlanda, y Escocia, eran unos ”seres superiores”, o sea, ”seres celestiales”, como lo demuestra el hecho de que la raíz mEn, que está presente en el nombre de mEnATTAr, o sea, ”…los occidentales de las regiones, o del país de ATTAr, o ATTAl…”, además de singificar ”the west”; “the sky”, también significaba ”leadership; superiority; excellence; the great, knowledge; and science”. Y estos “seres celestiales, excelentes, superiores, y científicos” vivían junto a las costas del “Océano occidental”, mElk­aTal, o sea, “el océano de aTal, o de aTala, que no es la región de los infiernos conocida como Cātalaḿ y traducida erróneamente (o deliberadamente) como Atala, sino otro lugar, el país o región del “ser celestial europeo”, “that is inflexible”, “irrevocable”, “peremptory”, “stable”; not “shaky”, “firm”, o sea, el Atlas o Atlante mismo de los griegos. Esto hechos que he descubierto después de una análisis o revisión de los textos en escritura antigua Hindú, demuestran que los Hindúes, sí algunas vez conocieron alguna tradición sobre los Atlantes, ellos entonces creyeron que las regiones del país de los Atlantes, y el “Océano Occidental de Attal”, o de Atlantis, estaría justamente en el actual Océano Atlántico, y junto a las costas de la Europa occidental, nunca junto a las costas de Libia, o África, ni en Mauritania, ni en ningún otro lugar cercano a la India; y toda esta información es completamente coherente con los datos que he descubierto en los más antiguos códices y papiros griegos, atribuidos a Hesíodo, y que son anteriores a los tiempos de Herodoto, en los cuales – sin ninguna duda – las Montañas y regiones del reino o morada de Atlas, o Atlante, son ubicadas en las regiones extremas de la Europa Occidental, que desde el punto de vista de los griegos se corresponde exactamente con las Montañas de Iberia y en especial con las Montañas de Andalucía. Finalmente, según parece, en líneas generales mis descubrimientos permiten confirmar la antigua hipótesis de que en los textos Hindúes podría haber existido una mención de Atlantis, incluso con un nombre parecido. En este sentido sería cierto que los Hindúes conocieron las regiones del país de los Atlantes, y al parecer también ellos conocieron algunos hechos, o datos, acerca de la Historia de Atlantis, al menos respecto a la Geografía, y a la condición de los Atlantes como ”seres superiores”, o ”seres celestiales”. Pero también es cierto que los Hindúes ¡nunca! creyeron que las regiones del país de los Atlantes, o descendientes de ATALI, o ATTAL (como he descubierto y demostrado), o sea, del Atlas de los griegos, hayan estado jamás en ningún punto del Asia Menor, ni en Arabia, ni en Indonesia, ni en ninguna región cercana del Océano Pacífico, o del Océano Índico; ni tampoco que fue la ”Isla Blanca” misma, ni la región del infierno mal traducida (por error, o deliberadamente) como Atala, sino otra región distinta, ubicada en el “Océano Occidental”, en las regiones de la Europa Occidental, o sea, fundamentalmente en las costas de Iberia y Francia, Alemania, y las Islas Británicas, Irlandesas, y Escocesas; como también es ¡absolutamente cierto!, que estas regiones de los Atlantes, según las evidencias que existen en los textos Hindúes, no estaban en las regiones occidentales de África.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

53/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Sin duda alguna, las pruebas paleográficas que he hallado en los más importantes textos antiguos de las civilizaciones antiguas de la India, e Indonesia, demuestran que la única teoría verdaderamente lógica, coherente – y por ende, más científica – que puede ser sostenida, según todas las fuentes antiguas conocidas (incluso a través de estas nuevas fuentes Hindúes ahora reportadas), sigue siendo la teoría de Atlantis como un reino que existió, fundamentalmente en las regiones Occidentales de Europa, más allá de cualquier duda razonable, en Iberia, pues es la única Nêsos que ha existido junto a los Pilares de Hércules, con una región o provincia denominada como Gadeira, y que encaja perfectamente con la descripción de los textos Hindúes, porque Iberia es una región de la Europa occidental, que además confina con el Océano occidental de ATTAL, o ATTAR, o sea, con el Océano de Atlas, el mismo Atlántico que fuentes judías y arábes denominan como mar de Atel o de Atal. Notas: 1.  ”…Francis Wilford, office in the army of East India Company, devoted his time to studyding geographical sections of the Puranas. He sought help from a pandit in reading Puranas and extracting information. The pandit was given money to hire assistants and was also given a place in a college in Benaresas an encouragement. The pandit presumably pocketed the money, composed 12000 brand new Sanskrit slokas (verses) and inserted them into Skanda, Bramhanda and Padma Puranas. It took sometime to discover this fraud. One insertion in Padma Purana, in nine verses recounted the story of Noah, his three sons, and the curse of Ham…” (Aryans and British India. Chapter 2: British Indomania; Thomas R. Trautmann, ISBN 0­520­20546­4, Call number DS425.T68 1997, Universityof California Press).Al respecto el Prof. Benjamin Braude dice: “…Taylor argued that a passage from an ancient Hindu text, the Padma Purana, recently published by the Asiatic Society and translated by its leading light, the distinguished Sanskrit scholar Sir William Jones, independently supported Tabari’s claim that Ham was the one cursed. The passage recapitulated the story of Noah’s three sons, here renamed Sarma, Kharma and Jyapati. Their father, the king, was drunk and naked. Kharma failed to cover him. When the king awoke he cursed Kharma, “Thou shalt be the servant of servants”. Now an independent ancient authority had proved that Ham and the Hamites were indeed cursed with slavery (Calmet’s Great Dictionary of the Holy Bible… Revised, Corrected, and Augmented, with an entirely new set of plates… under the direction of Charles Taylor… 3 vols.,London, 1797­1801.).  The article by Francis Wilford that incorporated Jones’ translations appeared in 1792.Taylor quickly integrated it into his new edition of Calmet that was to remain in print, both inEngland and theUnited States for decades. However in 1805 Wilford confessed to an embarrassing discovery, the verses about Sarma (Shem), Kharma (Ham), and Jyapati (Japhet) were not in the Padma Purana. Decades earlier he had hired at some expense a Hindu pandit to review Sanskrit literature in search of the answers to his important questions. He sought ancient pagan resolution of the obscurities of the Bible. The pandit produced what was requested, but years later Wilford was mortified to learn that he was complicit in a fraud. The obliging assistant had produced several thousand brand new ancient verses, the sons of the drunken king among them (Thomas R. Trautmann, Aryans and British India,Berkeley, University ofCalifornia Press, 1997, pp. 90­3.). The next edition, unlike Wilford, failed to acknowledge the fraud. Well into the 1820s the tainted interpretation of the Curse was reprinted (The Purana account appears unchanged in the elaborate American edition Augustin Calmet’s Great Dictionary of the Holy Bible, Historical Critical, Geographical, and Etymological… Revised, Corrected, and Augmented, with an entirely New Set of Plates, Explanatory, Illustrative, and Ornamental; under the direction of C[harles]. Taylor, 5 vols. Charlestown, Massachusetts, 1812­1817, vol. 3, pp. 25­27)…” [“Ham and Noah: Race, Slavery georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

54/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

and Exegesis in Islam, Judaism, and Christianity”). Benjamin Braude. Department of History.BostonCollege. Annales: Histoire, Sciences Sociales. March, 2002] 2.  “Secret Doctrine”. H. P. Blavatsky. Vol. 2, pp. 107. 3.  Bhāgavata Purāṇa. S’ri­mad Bha­gavatam. Translated by A. C. Bhaktivedanta Swami, 1962. “… Ernest Wood & S.V. Subrahmanyam, en 1911, tradujeron un pasaje como este, pero de otro texto, de la siguiente forma: ”…Below the feet is called Atala; above the feet, Vitala; at the knees know it as Sutala; at the thighs Mahâtala…” (Garuda Purana. Translated by Ernest Wood and S.V. Subrahmanyam. Chapter XV; 59­69; “An Account of the Coming to Birth of People who have done Good”; 1911). Sin embargo, en el texto original, la forma usada es Cātalaḿ como en el resto de los sagrados textos Hindúes. Algunos autores para justificar la interpretación del nombre de Atala, o sea, la eliminación de la sílaba Cā, han argumentado que Cā es en realidad un prefijo añadido, que significa: ”y también”; sin embargo, esta especulación no puede ser sostenida, porque sencillamente siempre está escrito como parte del nombre, y hasta en posiciones del contexto de la narración donde no se puede justificar que delante del supuesto nombre de *Talaḿ, o *Atalaḿ aparezca la conjunción Cā, ”y también”. Por ejemplo, Cātalaḿ siempre es el primer nombre de las regiones del inframundo que es mencionado cuando son listados todos. Veamos otro ejemplo:“… tat­ kaṭyāḿ Cātalaḿ kḷptam ūrubhyāḿ Vitalaḿ vibhoḥ jānubhyāḿ Sutalaḿ śuddhaḿ jańghābhyāḿ tu Talātalam Mahātalaḿ tu gulphābhyāḿ prapadābhyāḿ Rasātalam Pātālaḿ pāda­talata iti lokamayaḥ Pumān…” (S’ri­mad Bhagavatam 2.5.40­41) “…In his waist Cātalaḿ; situated on the thighs of the Lord, Vitalam; on the knees, on the purified joints, Sutalam; Talātalam on the shanks, but Mahātalam is situated on the calves, Rasātalam on the upper or front portion of the feet, and Pātālam on the bottom or soles. Thus contains the worlds the Supreme Spirit…” (traducido por Georgeos Díaz­Montexano, 2007). ANEXOS: Algunas notas curiosas adicionales… ­ En indoeuropeo y en la mayoría de los dialectos Indoiraníes, ‘tArtIya’ (pronunciado en inglés como Tarteeja, o Tarteeia) se traduce como “lo triple”, o sea, “algo compuesto por tres cosas”, (¿tres anillos, o fosos?). Recordemos que en Sevilla aún existe, junto al río Guadalquivir, un barrio que es conocido desde tiempos remotos (nadie sabe desde cuándo) con el nombre de ‘Triana’, que en Latín, y en muchos otros idiomas indoeuropeos, se traduce como “tres anillos o tres ríos o corrientes de agua”… ¿simples coincidencias?… ­ ‘Tarda’ se traduce como, ”de color oscuro”, igual que el nombre de un pájaro de color negro que los romanos llamaban ‘Turdus’. Y exactamente este es el significado del nombre griego Phaiakês, ”de color oscuro”. Por consiguiente, los ‘Turdu­los’, o ‘Turdos’, del país de ‘Turde­ tania’, podrían ser los mismos ‘Phaiakês’ (Feacios) de Homero, los cuales moraban en Skhería (pronunciado Sjeria ¿Acaso Iberia mal copiada como por los primeros copistas?). ­ También en indoeuropeo, la raíz ‘Tard’ se traduce como ”a hole, cleft”, lo cual podría ser un nombre que recordaba al gran terremoto que destruyó la ciudad de Atlantis o de Tartessos… The seven (lower regions called) Pâtâlas, and the seven Worlds (Loka), the seven Islands (DvIpa), and the seven Oceans (Samudra).

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

55/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

“…The seven Pâtâlas are, Atala, Vitala, Sutala, Mahâtala, Rasâtala, Talâtala, and Pâtâla; the seven worlds are, Bhûr­loka, Bhuvar­loka, Svar­loka, Mahar­loka, Ganar­loka, Tapar­loka, and Satya­loka; the seven Dvîpas or divisions of the terrestrial world, are, Gambu, Plaksha, Sâlmalî, Kusa, Krauñka, Sâka, and Pushkara; each Dvipa is encircled by one of the seven oceans, viz. the seas of Lavana (salt­water), Ikshu (syrup), Sarpih (butter), Dadhi (sour milk), Dugdha (milk), Svâdhu (treacle), and Udaka (water), (Nand.) The enumerations contained in the Vishnu­purâna and other works differ on two or three points only from that given by Nand…” (Note: 15. 1 from “Vishnu. The Institutes of Vishnu”. Translated by Julius Jolly. Sacred Books of the East, Vol. 7.Oxford, the Clarendon Press; 1880). Nota: en el texto original es: Câtalam, Vitalam, Sutalam, Mahâtalam, Rasâtalam, Talâtalam, Pâtâlam. Nombres del Océano en lenguajes Hindúes e Indonesios: A­samudram, or A­samudrAt, “as far as the ocean” or “from the ocean”. abdhi, “a pond, lake”; “the ocean”. ambhodhi / ambudhi, “receptacle of waters”, “the ocean”. ambhonidhi, “the ocean”. apAmpati, “the ocean”. appati, “the ocean”. bhuvis, “the sea , ocean”, f. “heaven”. Sagaravari/sagara/sayara, ”the ocean”. Nombres equivalentes a Poseidôn o Neptune: ambunAtha y/o apAMnAtha, “lord of the waters”, “the ocean” (= Poseidôn o Ôkeanós). arNavapati, “lord of the seas”, “the ocean” (= Poseidôn o Ôkeanós). VaruNa, “lord of the sea or of rivers”; hence in the later mythology he became a kind of Neptune or Poaseidôn, and is there best known in his character of god of the ocean; he is the regent of the western quarter… vAruNI, f. the western quarter or region (presided over by VaruNa), the west… VasudhA, is the capital of VaruNa in the western ocean… pAtAla. n. One of the 7 regions under the earth and the abode of the Nagas or serpents and demons; sometimes used as a general N. for the lower regions or hells; also N. of a town in the serpent­world; an excavation, hole in the earth; she submarine fire L.; (in astrol.) the fourth house Var… Bibliography: ­ A Compaerative Dicctionay of the Indo­Aryan Languages. R.L. Turner.OxfordUniversity Press, 1966. ­MadrasTamil Lexicon (TL). 1924­39. georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

56/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

­ Secret Doctrine”. H. P. Blavatsky. Vol. 2, pp. 107­402. ­ Francis Wilford, “On the Geographical Systems of the Hindus,” Asiatick Researches,London, 1805, p. 8. ­ Francis Wilford, “An Essay on the Sacred Isles in the West”. Asiatick Researches: Or, Transactions of the Society Instituted in Bengal, for Inquiring Into the Arts, Sciencies, and Literature ofAsia. Volume X. 1811; p. 37. ­ The S’rîmad Devî Bhâgawatam. Translated by Swami Vijñanananda. 1921­22. ­ The Vishnu Purana. Translated by Horace Hayman Wilson. 1840. ­ The Devî Gita. (Song of the Goddess). Excerpt from the Srimad Devî Bhagavatam. Translated by Swami Vijnanananda (Hari Prasanna Chatterji). 1921. ­ Vishnu. The Institutes of Vishnu”. Translated by Julius Jolly. Sacred Books of the East, Vol. 7.Oxford, the Clarendon Press; 1880. ­ Garuda Purana. Translated by Ernest Wood and S.V. Subrahmanyam. Chapter XV; “An Account of the Coming to Birth of People who have done Good”; 1911. ­ Mahanirvana Tantra. Tantra of the Great Liberation. Translated by Arthur Avalon. (Sir John Woodroffe). 1913. Agradecimientos especiales. Quiero manifestar mis más sincero agradecimiento a los siguientes buscadores de Atlantis: Rajesh, Julia, y Qoais (de Atlantis Rising), pues debido a sus constantes insistencias en los datos erróneos o falsos, relacionados con la “Isla Blanca” como traducción del nombre de Atala, y de que esta “Isla Blanca” o Isla de Atala se hallaba cercana a las Canarias, me sentí obligado a revisar unos textos que hacía años que no consultaba y que ya había prácticamente olvidado casi en su totalidad. Ciertamente, si ellos no hubieran insistido tanto en esos datos erróneos o falsos, y en la absurda hipótesis de que Atlantis estaba en Indonesia o en los alrededores de la India, probablemente jamás habría descubierto ­en estos textos de tradiciones Hindúes­ estas evidencias tan importantes que ahora con fundamento filológico podemos decir que sí podrían ser relacionadas con la Atlántida de Platón. Por consiguiente, mis más sincera y eterna gratitud para ellos.

LA ÚNICA UBICACIÓN POSIBLE DE LA ATLÁNTIDA DE PLATÓN. La evidencia lexicográfica  6 de julio de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Critias, Escriptología, Filología Clásica, Fuentes escritas griegas, Fuentes primarias y secundarias, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Timeo, Traducción metafrástica georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

57/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

(semántica, léxica).  Tags: Actium, Apiano, Argentina, Atlantes, Atlantico, Atlantida, Atlantida Historica, Atlantide, Atlantidem, Atlantis, atlantology, batalla, Buenos Aires, Cadiz, Calcidio, Columnas de Hercules, Continente, Critias, dialogos, Diodoro Siculus, Estadios, Estrabon, Estrecho de Hercules, Ficino, Gadeira, Gadeirikh~j, Gades, Gadira, Gibraltar, Golfo Atlantico, Golfo de Cadiz, guerra, H(raklei/aj sth&laj, Herculeas columnas, Herculis columnae, Historical Atlantis, Huelva, insulam, Isla, πρὸ τοῦ στόματος, νῆσος, La Boca, localizacion, Marruecos, Marsilio Ficino, nesos, nhsos, Pielago, Pielago Atlantico, Pielago del Atlantico, Platón, Plato, Plutarco, Polibio, pro tou stomatoj, situacion, Spain, Spanish prepositions, Spanish pronouns, Timeo, Tucidides, ubicacion 5 comments

LA ÚNICA UBICACIÓN POSIBLE DE LA ATLÁNTIDA DE PLATÓN

La evidencia lexicográfica Semántica y usos de la expresiones ‘pro tou‘ y ‘pro tou stomatoj‘ Por Georgeos Díaz­Montexano Scientific Atlantology International Society (SAIS) Demostración sobre el uso de la expresión griega Clásica ‘pro tou stomatoj‘ (ante la entrada o boca), siempre usada para indicar una distancia muy corta, desde unos pocos centímetros hasta aproximadamente no más de unos 100 Estadios, según el estudio lexicográfico de las fuentes griegas clásicas primarias, y secundarias, conservadas.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

58/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Marco Antonio en una escena del film Cleopatra (1963), discutiendo sobre el plan de la batalla de Actium. En la maqueta se aprecia la colocación de las flotas enemigas situadas justo ante la boca del Golfo de Ambracia, bloqueando la salida del mismo, tal y como narran las fuentes: “delante de la boca del golfo“i En el diálogo del Timeo, exactamente en el pasaje correspondiente a la sección 24e, Platón nos informa sobre la localización de la tierra insular (nhsoj) Atlántida, usando como punto geográfico de referencia las Columnas de Hércules. Según la narración, los sacerdotes egipcios explicaron a Solón que Atlantis se encontraba localizada en el piélago del Atlántico (Atlantikou pelagouj), justamente ante la boca del estrecho que los griegos conocían con el nombre de Columnas de Hércules, que en los tiempos de Solón (incluso ya antes) eran localizadas en el mismo estrecho de Gibraltar. Los defensores de una Atlántida en el Caribe o en otros lugares de América del Norte o del Sur, o en el interior del Mediterráneo oriental, o en lugares más remotos aún como Indonesia, siempre usan traducciones inglesas donde la preposición griega pro (pro) es traducida erróneamente como “opposite” (opuesta) o “beyond” (más allá). Esta traducción bastante imprecisa (por no decir errónea), ha favorecido la extendida opinión de que la Atlántida entonces podría haber estado en cualquier lugar del Atlántico, por muy lejos que estuviera este de las mismas Columnas de Hércules, o Gibraltar, ya que, a fin de cuentas, se puede entender que cualquier isla en el Caribe (y hasta en el otro lado de América, en el Pacífico) está “opuesta” al estrecho de Gibraltar, o “más allá de” este, pero la realidad es que Platón usa la preposición griega pro, cuyo significado siempre ha sido lo que está ante, delante, o enfrente de algo, pero siempre de manera muy próxima, a la vista, y que nunca fue usada para ubicar algo tan distante, fuera de todo alcance de la vista humana, como sin duda alguna lo estaría cualquier isla o continente situado más lejos que Cádiz o Madeira, considerando incluso a esta última como el punto más remoto posible que podría ser admitido, desde el punto de vista de la lexicografía griega clásica. Como hemos señalado anteriormente, esta aparente sutileza en realidad marca una gran diferencia, ya que no es lo mismo una isla o tierra insular ubicada ante la boca misma de Gibraltar, en la entrada, a la vista, que una isla que estaría situada “más allá” u “opuesta” al mismo estrecho de Hércules. En el Timeo se indica claramente que Atlantis se hallaba localizada “ante la boca” (pro tou stomatoj) de las Columnas de Hércules, en el “piélago del Atlántico” (Atlantikou pelagouj). La preposición pro, ‘ante/delante’, siempre era usada para ubicar algo que se hallaba muy próximo, por ejemplo, en expresiones tales como “ante las puertas”, “ante las murallas”, “él estaba georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

59/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

delante (a la cabeza) del ejército”, “delante de la desembocadura del río”, “ante la entrada del puerto”, etc. En resumen, algo situado siempre al “alcance de la vista”. “Más allá de” ­con un sentido de lejanía­ en griego se expresa con otras preposiciones como peran o porrwqen, entre otras, que no usó Platón nunca para localizar la Atlántida, pero jamás mediante la preposición pro, que siempre denota “posición a la vista”, o a muy pocas horas de distancia, ya sea por mar o por tierra. Por otro lado, la palabra griega que se traduce como Océano, Wkeanoj, no aparece escrita ni una sola vez dentro del contexto del relato de la Atlántida de Platón en el Timeo ni en el Critias. Así pues, Platón solamente nos informa que Atlantis se hallaba en el piélago del Atlántico, justamente ante la boca del estrecho de Gibraltar, o sea, “a la vista”, y esto solamente se puede decir si la Atlántida estaba –o al menos comenzaba­ en un punto muy cercano a las costas que rodean el Golfo de Cádiz, ya sea por la parte de Iberia o por la de Marruecos, o en el mismo centro, en el mar. Pero para ser más precisos y rigurosos en nuestra demostración, primero vamos a observar qué nos muestra la lexicografía griega clásica al respecto, exactamente, sobre el uso de la misma secuencia usada por Platón, pro tou stomatoj… Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF

MYTHUS DE ATLANTIDIS MYTHI . El mito del mito de la Atlántida .  3 de mayo de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Critias, Escriptología, Filología Clásica, Filosofía, Fuentes primarias y secundarias, Paleografía, Platón, Plato, Timeo, Traducción metafrástica (semántica, léxica).  Tags: Atlantida, Atlantida Historica, Atlantis, Critias, dialogos, errores de interpretación, falacias, Gadeira, Gades, Gadira, Isla, mentiras, Platón, Plato 3 comments

MYTHUS DE ATLANTIDIS MYTHI georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

60/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

(El mito del mito de la Atlántida)

La falacia de la comparación de la Historia de la Atlántida con el “Mito de la Caverna” Por Georgeos Díaz­Montexano

La caverna de Platón. Grabado en 1604 por Jan Saenredam sobre un dibujo de Cornelis Cornelisz. Fitzwilliam Museum, Cambridge. Uno de los ataques ‘ad hominem’ más comunes que aún me sigo encontrado en la red (siempre por parte de pseudoscépticos/fundaescépticos y simpatizantes de estos) hacia mis investigaciones e hipótesis sobre la Atlántida consiste en tacharme de ser un “desvergonzado manipulador” cuando defiendo que la narración de la Historia de la Atlántida no es un mito como el mismo Platón a través de Critias y Sócrates sostiene, y, que de hecho, Platón expresa un claro rechazo hacia el mito como algo nocivo para la educación racional del ser humano, pues según estos ultra­fundamentalistas del escepticismo más radical, yo nunca tengo en cuenta el “Mito de la Caverna”. Sorprende como la ignorancia sigue siendo tan atrevida… Señores fundaescépticos, queridos detractores, a ver si se enteran un poco más y dejan de guiarse tanto (o únicamente) por la “Sagradas Escrituras Escépticas”. La caverna platónica no es un mito sino una alegoría, imagen o representación. Un ejercicio de representación ideográfico­iconográfico georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

61/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

con claros fines didácticos que Platón nos ofrece en el libro VII de la República. La caverna platónica en ningún momento es presentada ni descrita como un mito sino como una alegoría. Alegoría y mito son dos entidades completamente diferentes una de la otra. Se puede hacer una interpretación alegórica de un mito, pero lo contrario es un completo absurdo. Sólo un ignorante total de los textos platónicos –o un ignorante de las categorías y conceptos filosóficos, retóricos y literarios­ podría sostener tamaño disparate. El propio enunciado de “Mito de la Caverna” – lamentablemente mucho más extendido­ ya de por sí es una grandísima falsedad. No existe ningún “Mito de la Caverna”, pero sí una Alegoría de la Caverna… Los mitos siempre se consideran un legado de otras generaciones que es trasmitido por tradición ­ya sea oral o escrita­ de generación en generación, pero jamás se expresan como propia invención ni se presentan así, de la nada, y de ahí que Platón no se le ocurrió jamás recurrir a un mito que no fuera antes ya conocido en alguna de sus variantes, que contara con ese necesario pedigrí que sólo confiere la tradición oral o el ἀκοῆ (por lo que se oye). En la obra de Platón claramente se identifican los mitos cuando estos son usados como herramientas en el cuerpo de las discusiones, de la misma manera que claramente se exponen las alegorías como ejercicios de imaginación ideo­iconográficos. La alegoría, a diferencia del mito, sí puede ser perfectamente creada como un recurso nuevo, como una quasi creatio ex nihilo, útil para la exposición de la ideas. Así vemos como claramente Sócrates inicia la exposición de tal ejercicio ideográfico con el imperativo griego ἰδέ ‘imagina’ (en el sentido de mirar con los ojos de la mente, hacerse una representación o imagen mental), y también usa εἰκόνα ‘imagen, semejanza, retrato, representación gráfica, forma imaginaria, imagen mental’. Por consiguiente, clara y manifiestamente nos muestra Platón –a través de Sócrates­ que se trata de mero ejercicio de imaginación ideo­iconográfica, el cual es sugerido para que podamos hacernos una representación o imagen mental y así entender mejor la enseñanza que nos quiere trasmitir con tal alegoría. Por otra parte, la historia de la Atlántida, que es referida como una “historia verdadera” (ἀληθινὸν λόγον Tim. 26e) sustentada en antiguas tradiciones, exactamente: “una historia traída desde una antigua tradición” (λόγον εἰσηγήσατο ἐκ παλαιᾶς ἀκοῆς Tim. 20d), clara, y objetivamente, no es presentada en ningún momento como un mito ni como una alegoría, con independencia de que en��su propio contenido o desarrollo contenga ciertas imágenes alegóricas y personajes de la mitología clásica; hallándose en la misma una brevísima alusión a un único mito griego, el de la repartición del mundo por los dioses olímpicos una vez que vencieron a los titanes, justo cuando se menciona cómo entonces le correspondió a Poseidón la isla de Atlantis. Casualmente este mito es el único puntualizado por Platón ­a través de Sócrates­ como una verdadera historia convertida en mito. Y esto debe verse, en última instancia, como que Platón – por alguna razón que desconocemos­ estaría realmente convencido del sustrato histórico subyacente en tal mito. La narración de Atlantis es estructurada ­en detalle­ y presentada justamente como lo que se dice que es: como una historia (y, además, verdadera) no como un mito ni como una alegoría. Por consiguiente, no se puede seguir diciendo que es un mito, porque no lo es, y nunca lo fue; de hecho, no aparece registrada como mito en ningún otro autor, en ninguna otra fuente que la presente como parte del legado de tradición mitológica griega. Así pues, se puede creer que la narración sobre la Atlántida es una mera invención literaria de Platón, por supuesto, cada cual es libre de creer en lo que quiera creer, pero no se puede afirmar ni sostener ­bajo ningún concepto­ que es un mito ni una alegoría, porque ello ya es pecar hasta de supina ignorancia, porque muy ignorante e inculto se ha de ser para no saber las claras diferencias existentes entre mito, georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

62/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

alegoría, y lo que es presentado como narración histórica, tradición y antropogénesis de un pueblo. Por ello, no tengo ninguna duda de que el relato del Critias debería estar clasificado dentro de un género histórico­antropológico, y hablando en términos clásicos, logográfico o histórico propiamente dicho; porque, incluso aunque se pudiera demostrar que en realidad fue una pseudohistoria, o sea, una “falsa historia” inventada por el mismo Platón, aún así, esta seguiría siendo una narración de género histórico­antropológico y no un mito ni una alegoría. Por que dos asuntos bien distintos son la historicidad real que pueda subyacer, o no, en la misma y el que estructuralmente esta haya sido presentada como una historia verdadera y no como un  mito inventado, y que la exposición se corresponda a su vez con un estilo narrativo­descriptivo propio de las narraciones históricas y no de los mitos. Platón no tenía ni la más mínima necesidad de fabricar una falsa historia ni mucho menos de esforzarse en tantos detalles descriptivos, exóticos y ‘sui generis’, y hasta filológicos tal y como vemos cuando explica la reveladora etimología del nombre de Gadeiro a través del griego Eumelo, ni muchos menos incluir no pocos elementos que precisamente sembrarían la sombra de la sospecha –en el caso de que se tratara de una falsificación­ obligándole así a realizar arriesgadas aclaraciones como, por ejemplo, elegir nombres griegos para los personajes Atlantes, que eran bárbaros (o sea, no griegos), de una civilización con lengua diferente a la griega, cuando habría sido mucho más fácil y más seguro para una falsificación histórica de tal tipo haber usado directamente nombres bárbaros (egipcios, fenicios, célticos, etc.), ni hacer uso de datos tan exagerados que igualmente le obligaran a realizar más arriesgadas aclaraciones, por ser poco creíbles como la exagerada dimensión de todo el canal que rodeaba a la gran llanura o el número de Nereidas elevado a cien cuando de sobra era conocido que su número no era superior a la mitad. Tampoco es de sentido común suponer tan retorcidamente ­como ya han hecho no pocos escépticos mal pensados­ que precisamente Platón hizo todo eso para que después otros pensáramos justamente como yo lo hago ahora, y así pudiéramos confiar en su palabra cuando en realidad, simplemente nos estaba tomando el pelo ¡Esto es completamente absurdo! Es muy poco creíble ­y menos aún defendible­ que un filósofo, un gran pensador, un sabio que dedicó más de media vida a la búsqueda de la verdad y a la defensa de las virtudes como algo superior y más que necesario, que se enfrentó manifiestamente al engaño y a los mitos ­precisamente por considerarlos nocivos­ y que sólo recurrió a ellos en las ocasiones que le era estrictamente necesario, especialmente para contra­exponer argumentos desde un punto de vista más racional, o como simples recursos para la mayéutica del discurso, haya a su vez sido capaz de perpetrar el mayor fraude de la historia, la mayor falsificación histórica jamás concebida ni por la más retorcida mente humana. Tan poco defendible es la teoría (convertida en dogma académico, por el argumento de la fuerza y no por la fuerza del argumento) de que Platón fabricó el mito de la Atlántida, o lo que es lo mismo, que perpetró de manera conciente una gran falsificación histórica, que en 1999 el mismo Luc Brisson, reconocido helenista canadiense, traductor, editor y especialista en los textos de Platón, y uno de los principales defensores modernos del actual dogma académico de Platón como “fabricante de mitos”, se ve obligado a reconocer, sin embargo, que de las tres posturas principales sobre la naturaleza de la narración de la Atlántida: “una pura ficción o invención”, “una alegoría política”, o “un documento histórico”, la primera, la “plus radicale”, es “difficilement défendable”, precisamente por no tenerse en cuenta la insistencia del mismo Platón en que se trata de un Historia Verdadera.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

63/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

En fin, en cualquier caso, hasta cierto punto debemos exculpar la ignorancia de los pseudos­ escépticos radicales (la gran mayoría sin formación y titulación académica alguna en ciencias de humanidades, dicho sea de paso, ya que les gusta tanto atacar por este frente) cuando ellos, a fin de cuenta, sin pensar por si mismos y como simples creyentes fundamentalistas se limitan a repetir como loros las dogmáticas afirmaciones de sus adorados dioses y gurúes del escepticismo y de la ciencia académica universitaria establecida mediante “Peer­Reviewed”. Veamos, por ejemplo, en pocas palabras, que nos dicen los doctores Thomas Brickhouse del “Lynchburg College” y Nicholas D. Smith del “Lewis & Clark College” sobre la Atlántida en una de las fuentes más seguidas por los funda­escépticos, The Internet Encyclopedia of Philosophy (http://www.iep.utm.edu/), que es como la Wikipedia de la filosofía para ellos: “…The Myth of Atlantis Plato’s famous myth of Atlantis is first given in the Timaeus, which scholars now generally agree is quite late, despite being dramatically placed on the day after the discussion recounted in the Republic. The myth of Atlantis is continued in the unfinished dialogue intended to be the sequel to the Timaeus, the Critias…” (Plato. The Internet Encyclopedia of Philosophy. http://www.iep.utm.edu/plato/). Y el mayor despropósito de falsedades jamás escrito sobre Platón, quien es presentado nada menos que como un simple “fabricador de mitos” (como no, para poder justificar como mito la Historia de la Atlántida) lo vemos en otras de las “sagradas escrituras” de los funda­escépticos, la “Stanford Encyclopedia of Philosophy (SEP)”. Véase sino el reciente artículo del 2009 titulado precisamente como Plato’s Myths (http://plato.stanford.edu/entries/plato­myths/), donde podemos leer afirmaciones tan peregrinas y falsas como la siguiente: “Plato is both a myth teller and a myth maker”, o “There are also in Plato myths that are his own, such as the myth of Er (Republic 621b8) or the myth of Atlantis (Timaeus 26e).”.  Ojo al detalle de que los autores de esta prestigiosa, reputada, rigurosa y autorizadísima enciclopedia de filosofía ni siquiera saben que el supuesto “mito de la Atlántida” no comienza en el Timeo 26e, en todo caso se podría decir que ahí termina (aunque con más precisión terminaría en el Timeo 25d). Lo que vemos en Timeo 26e es justamente la afirmación de Sócrates de que la narración de la Atlántida es una Historia Verdadera (ἀληθινὸν λόγον) y no un mito inventado, o sea, justo todo lo contrario de lo que se afirma en esta enciclopedia ¿Cómo se puede usar entonces como referencia de una afirmación en la que Platón es presentado como un fabricante de mitos y donde se cita como ejemplo el “mito de la Atlántida” un pasaje del Timeo donde justamente se expone todo lo contrario? ¡Increíble! Más absurdo imposible… Pues ya veis, la Atlántida es un mero mito ¡y ya está! porque sí, y no hay nada más que discutir ni argumentar siquiera… Aunque en realidad este dogma es la mayor de las manipulaciones sobre lo que en verdad nos expone Platón y de lo que verdaderamente representa en su esencia semántica y estructura formal literaria la propia narración de la Historia de Atlantis, da igual, la Atlántida, para los escépticos (especialmente para los fundaescépticos) es y tiene que seguir siendo un mito. Así que no nos extrañemos demasiado si vemos a los fundaescépticos como perros rabiosos atacar a todo aquel que defienda lo contrario cuando sus maestros ­y casi dioses­ les están diciendo (sin necesidad de argumentar o demostrar nada de manera correcta), con total dogmatismo, que la Atlántida es un mito, aunque para ello haga falta hasta tergiversar los hechos y “pasarse por el forro” a los propios conceptos filosóficos, retóricos y literarios. “La Atlántida no es una Alegoría”. Marsilio Ficino, fundador y director de la Academia platónica florentina; el primer gran traductor de las Obras de Platón. georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

64/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

“…Consta ser la presente del Atlántico, Historia Verdadera y no fingida. Lo primero, porque donde finge Platón alguna cosa acostumbra llamarla fabula. Aquí se atreve a asegurarla como historia. Lo mismo asevera en el Timeo, llamándola Historia Maravillosa, pero en toda verdadera. Además de esto en ambas partes alega aquellos de quien lo aprendió, que fueron sus progenitores y sus parientes. Critias lo trasladó de su abuelo Critias y este de Solón, su tío, que lo dejó escrito, y Solón de los sacerdotes de Egipto. Además de esto, Proclo cita las Historias de Etiopía compuestas por Marcelo, en que se manifiesta con toda evidencia esta Historia, insertada entre sucesos de los Etíopes. Pero aunque ninguno de los platónicos niega ser Historia Verdadera, sin embargo, Porfirio, Proclo, y antes que ellos Orígenes, quieren que esté en su contenido algo de alegoría física. De los cuales juzgo se riera, haciendo burla Platón, si intentaran ajustar cada cosa de este libro a Alegoría. Porque georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

65/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

leo que se burló en el principio del Fedro, a través de la persona de Sócrates, de este género de las Alegorías…” (Marsilio Ficino en su Prólogo al diálogo de Critias o el Atlántico, 1484). IN ATLANTIS IBERIA . MAIUS . A.D. MMXI Georgeos Diaz­Montexano

National Geographic, manipulación mediática y prostitución intelectual  28 de abril de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Arqueología, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Buscando la Atlántida, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Critias, Disertaciones, Documentales, Escriptología, Filología Clásica, Filosofía, Fuentes primarias y secundarias, Nationa Geographic Society, Noticias, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Timeo, Tradición manuscrita, Traducción metafrástica (semántica, léxica), Tsunamis.  Tags: Adolf Schulten, Atlantida, Atlantida Historica, Atlantide, Atlantis, atlantology, buscandolaatlantida, Cadiz, Columnas de Hercules, Continente, Critias, dialogos, errores de interpretación, errores de traducción, falacias, Gadeira, Gades, Gadira, Georgeos, Georgeos Diaz, Georgeos Diaz­Montexano, Gibraltar, Golfo de Cadiz, Historical Atlantis, Huelva, Isla, mentiras, Platón, Plato, Timeo, ubicacion 1 comment so far

National Geographic, manipulación mediática y prostitución intelectual Por el Dr. César Guarde Tuve el placer de conocer a Georgeos Díaz–Montexano el 21 de febrero de 2003 con motivo de su ponencia “La única ubicación posible de la Atlántida. La manipulación de los textos de Platón: cuestiones filosóficas”, una excelente e iluminadora discusión que se extendió durante cerca de dos horas, y que tuvo lugar en el Salón de Grados de la antigua Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona. Desde entonces nuestra relación, tanto a nivel académico como personal, fluctuó entre lo puntual y el frecuente intercambio de e–mails o llamadas telefónicas con motivo de sus cada vez más numerosos avances en el estudio de las fuentes antiguas, georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

66/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

especialmente platónicas, relacionas con la Atlántida. El motivo de esta afinidad no se encontraba tanto en el interés común de ambos por el mundo heleno y, en general, por la historia y el pensamiento antiguo, como en la admiración que su fuerte personalidad y su certera metodología transmitían a quien, durante aquellas dos horas –demasiado breves–, seguía con fascinación a este Hermes de la lengua griega, palabra a palabra, llevándonos tímidamente desde la narración platónica contenida en el proemio del Timeo hasta ese póstumo fragmento que, a todas luces, representa su Critias. Pero si algo quedó de su disertación, tan amena como erudita ���cualidad única conservada por esos buenos comunicadores que rechazaron identificarse con la escuela educadora de John Dewey–, fue por encima de todo ese proceder meticuloso y científico que sirvió de vacuna a varios años de sombría carrera universitaria. En una disciplina tal como la Filosofía, con milenios de historia en Occidente y grandes logros intelectuales –piénsese, por un momento, en lo que seríamos sin un Copérnico y su transmisor, Giordano Bruno–, uno espera ante todo encontrarse inmerso en cierto caldo de cultivo primigenio, en donde el espíritu crítico se acicala con montañas de vetustos volúmenes en griego o latín, anotaciones rápidamente garabateadas sobre su aparato crítico, y todo ese falso encanto que rodea como un aura a ciertas materias humanísticas. No obstante, aquello que debería servir de base a todo ello, el motor ejecutor de toda filosofía, es precisamente despreciado por el alumnado y el profesorado a favor de unos más simplistas maniqueísmos marxistas y menosprecios hermenéuticos a la obra de Platón: la lógica formal – una fina línea invisible, de hecho, separa pasillo y despachos de los “lógicos” del “resto”, de “los otros”–. El desdén es mutuo, y no sin razón, pues mientras ciertas personalidades tienden a despreciar con resentimiento aquello para lo que no están capacitadas, otras, sin embargo, más nobles, buscan no ensuciarse con los hedores de la mediocridad y la prostitución intelectual de aquéllas. En un ámbito universitario en el que Carmen de Mairena es capaz de llenar varias salas con su inefable presencia y su verborrea pseudo–liberal, en el que se considera más importante aumentar el número de sillas y mesas de una biblioteca que su fondo bibliográfico, o en el que cualquier pastiche pseudocientífico es permisible siempre y cuando sea presentado en la lengua autonómica, la frescura y profundidad metodológica de aquella ya lejana ponencia de Georgeos sirvió como antídoto a todo ello, y su minuciosidad, su ir directamente a los manuscritos originales, a las fuentes, de autor en autor hasta transcender las barreras del mero texto, reclamando una genealogía filológica del mismo y de sus interpretaciones e interpretadores posteriores, dejó en los presentes una huella indeleble que nada tiene que ver con las mezquinas aspiraciones del ámbito humanístico universitario contemporáneo, español, pero también europeo. Georgeos Díaz es, ante todo, autodidacta, esto es, no dispone de esas aburridas titulaciones universitarias tras las que se escudan en sus argumentaciones aquellos que nos venden sus productos fraudulentos, por todos conocidos: traducciones indirectas a través del inglés o del francés, ayudantes de traducción imaginarios con nombres exóticos, plagios de artículos originalmente publicados en idiomas poco accesibles, citas falsas, etc. El ingenuo lector podría pensar que poco importa, que las publicaciones académicas, como todos sabemos, siguen un proceso de revisión por pares completamente anónimo en el que unos evaluadores, expertos ellos, desconocen la identidad y titulaciones del interesado. Pero esta situación es, virtualmente, poco más que utópica, especialmente en campos tan científicamente poco relevantes como la filología clásica o la filosofía, en donde parece que todo cabe con tal de autoengordarse mutuamente el curriculum con insustanciales contribuciones. El primero de estos casos de abuso, falsificación y deshonestidad intelectual sufridos por Georgeos tuvo su comienzo en septiembre de 2001 –dos años, por tanto, antes de su ponencia en la Universidad de georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

67/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Barcelona–, y alcanzó su cenit en verano del 2004, cuando el geólogo francés Jacques Collina– Girard ganó notoriedad con su apropiación de las teorías de Georgeos sobre la ubicación de la Atlántida en el sur de España. Ciertamente, Georgeos no es el primero, ni tampoco será el último, en defender tal emplazamiento para esa “historia verdadera”, como el mismo filósofo ateniense la denomina. Otros antes que él se hicieron eco de hipótesis semejantes y, entre ellos, el arqueólogo y filólogo alemán Adolf Schulten anticipó, sin duda sobre sólidas bases textuales, la vinculación entre los pueblos tartesios de este lado del Estrecho de Gibraltar y la narración platónica. Pero ninguno de ellos alcanzó a explicar determinadas discrepancias fundamentales entre lo que fue esa Tartessos y la concepción popular, abrazada entonces por muchos estudiosos del mundo antiguo, de una Atlántida descomunal, continental, incluso tecnológicamente avanzada, madre de mediterráneos y mesoamericanos –todo ello, como ha mostrado el historiador francés Pierre Vidal­Naquet, muy relacionado con determinados nacionalismos europeos de corte anti–semítico, a uno y otro lado de los Pirineos–. Georgeos fue, en este aspecto, el primero en darse cuenta y en documentar que la descripción platónica de la Atlántida se refería a una isla, y no a un continente, y que su situación nos la ofrecía Platón con una claridad inaudita a base de conocidos topónimos: Gadeira, Atlas, Columnas de Hércules. Su estudio de las fuentes primarias, del que gustoso participé, le llevó a eliminar éste y otros malentendidos filológicos que convertían la Atlántida en una isla perfectamente plausible, de menor tamaño y gran poder marítimo, y además dentro de una cronología perfectamente ortodoxa. Quitar méritos a Georgeos excusándose en teorías que Schulten no pudo demostrar sería equiparable –hablando siempre en términos absolutos de lógica formal– a otorgar a Demócrito el mérito conseguido por los teóricos del átomo, o a Anaximandro la evolución biológica de nuestro querido Charles Darwin. Lo de Collina–Girard quedó ahí y nuevos proyectos salieron a la luz. Desconozco si su éxito permaneció o se apagó lentamente, pero ese mismo año apareció otra figura, Rainer W. Kühne, que a pesar de su impresionante curriculum se codeaba, ya a finales de los 80, con el escritor de ficción y conocido farsante pseudohistoricista Erich von Däniken. Junto a Kühne, el doctor Richard Freund, especialista en historia judía y director del Maurice Greenberg Center de la Universidad de Hartford, entabló contacto con Georgeos interesándose no sólo por su trabajo, sino ofreciéndole a lo largo de 2009 la posibilidad de una colaboración que habría de gestarse en forma de documental, propuesta en la que Georgeos confiaría. La honestidad intelectual europea parece haber transcendido ciertamente las fronteras atlánticas y, tras navegar a la deriva cruzando 6.000 millas, haber alcanzado finalmente las costas de la National Geographic Society. Sólo así puede entenderse el reciente documental que, precisamente a cargo del doctor Freund y con la inverosímil participación de Kühne, la institución norteamericana ha proyectado bajo el título “Finding Atlantis”: ni una mención de Georgeos Díaz, sus investigaciones o la autoría original de la teoría esgrimida por Freund y Kühne. A lo largo de este plagio visual de 45 minutos se nos descubren ideas ya esbozadas un decenio atrás por Georgeos, ya sea a través de conferencias, publicaciones en diarios, notas de prensa o páginas de internet, con ese encanto que sólo la NGS sabe dar a sus creaciones y que, al final, no nos engañemos, nunca nos descubre gran cosa. La novedad es fundamentalmente económica: quien tiene los medios dispone los fines, y así la NGS puede permitirse el lujo no sólo de recrear la capital atlante proyectando anacrónicamente la Acrópolis de Atenas sobre diversas islas, sino también el realizar diversas mediciones para determinar la presencia de ruinas o restos que coincidan, más o menos, con la descripción dada por Platón.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

68/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

No es este lugar, sin embargo, ni es tal la intención de esta breve columna, desmenuzar los errores históricos y metodológicos que Freund comete, auspiciados con los fondos de la NGS –y sin importar si al final los culpables últimos se encuentra en la universidad onubense, la responsabilidad recae sobre aquélla–, sino reclamar esa honestidad intelectual inspirada por el amicus Plato newtoniano, a la vez que extender nuestro más que incondicional apoyo a Georgeos como legítimo autor de estas hipótesis a las que, sin un estudio particular y bien documentado de las fuentes griegas, tanto anteriores como posteriores a Platón –lo que aquí discutimos no es la existencia física, real de la Atlántida, sino una correcta interpretación de lo que Platón nos ha transmitido–, jamás habrían podido llegar de forma independiente los fraudulentos autores y participantes de este documental. Sería pecar de ingenuidad afirmar que el tiempo pone a cada uno en su lugar, más aún cuando Cronos, como es bien sabido, gusta en devorar a sus hijos –y así Ovidio, “tempus edax rerum”–; mas podemos permitirnos extender la metáfora hesiódica y aprovechar la oportunidad para hacerle tragar de nuevo al enemigo ese ómfalos delfínico con el que Rea sació su hambre. Fuente: http://agonfilosofia.es/index.php? option=com_content&view=article&id=36%3Angs&catid=13&Itemid=14

Tsunamis en Japón, Cádiz, Huelva y… la Atlántida (Georgeos Díaz­Montexano)  28 de abril de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Arqueología, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Buscando la Atlántida, Critias, Disertaciones, Noticias, Paleoceanografía, Paleogeografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Sismología, Timeo, Videos.  Tags: Antonio Morales, Atlantico, Atlantida, Atlantida Historica, Atlantide, Atlantis, atlantology, buscandolaatlantida, Cadiz, Claudio Lozano, Columnas de Hercules, Continente, Critias, dialogos, documental, Encontrando la Atlántida, enigmas, Estrecho de Hercules, falacias, Finding Atlantis, Gadeira, Gades, Gadira, Georgeos, Georgeos Diaz, Georgeos Diaz­ Montexano, Gibraltar, Golfo Atlantico, Golfo de Cadiz, Hallando la Atlántida, Historical Atlantis, Huelva, Isla, Jung, Jungiana, misterios, National Geographic Society, NGS, Odisea, Platón, Plato, Raúl Ortega, Rainer Kuhne, Raul Manuel Ortega Librero, Richard Freund, Sebastian Celestino, situacion, Timeo, ubicacion, Universidad de Huelva 1 comment so far

Tsunamis en Japón, Cádiz, Huelva y… la Atlántida  Filed under: Ciencia y Mito, Editoriales, Historia y Mito, Noticias — Etiquetas: Arqueología, catástrofes, Georgeos Díaz Montexano, Huelva, Japón, La Atlántida, Platón — Raúl Ortega @ 14:36

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

69/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Raúl Manuel Ortega Librero Georgeos Díaz Montexano es un investigador independiente y autodidacta que lleva muchos años haciendo polémicas declaraciones arqueológicas sobre la Atlántida. Al purísimo estilo Schliemann, otro “aficionado”, que descubrió la Troya histórica siguiendo las pistas que da la Ilíada, convencido de que Homero contaba algo más que mero mito, Montexano usa los textos de Platón para localizar la Atlántida. Su amado filósofo y unas fotos de satélite que mostraban formaciones circulares en las marismas de Doñana le dieron el hilo que durante muchos años ha defendido incansablemente: que la Atlántida existió, y estuvo radicada entre las actuales provincias de Cádiz y Huelva. Platón, la Atlántida y un curriculum carente de titulaciones oficiales han sido siempre cosas demasiado infumables para el stablishment arqueológico, y la lucha contra Montexano desde ahí ha sido muy dura.

Georgeos, hablando abiertamente en los términos que usamos en este blog, es, de nuevo, un Puer Eterno, lo mismo que lo era Schliemann. Pero el destino del segundo incluía convertirse en multimillonario de la noche a la mañana, para que las soñadoras expediciones que eran el leitmotiv de su vida, desde niño, se llevaran a cabo (recordemos: carácter es destino/destino es carácter), y el destino del primero es más complicado. Con tanto dinero, poder, Schliemann pasó por encima del stablishment sin inmutarse. Sin embargo, Montexano, oriundo de Cuba (afincado en España desde 1994), ha tenido que vérselas siempre con el grave problema de que su cruz de descrédito no le ha permitido nunca financiar debidamente sus proyectos. En esta batalla contra la siempre tenebrosa oficialidad ha llegado a echar mano a veces de Mercurio el tramposillo, el trickster, inflando su curriculum un poco por aquí, haciéndose pasar por quien no es por allá, etc. (en realidad es práctica habitual en el ambiente ortodoxo, pero te espían menos si estás ahí), cosa que ha justificado aún más saña por parte de sus enemigos. Hay que ponerse en su piel para entender su desesperación. Él vive en una despiadada carrera contra reloj desde hace ya mucho tiempo. En su afán de hacerse escuchar ha participado desde siempre en foros georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

70/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

tanto nacionales como internacionales, divulgando abiertamente por doquier sus teorías, y desde 2004 distintas personalidades y asociaciones arqueológicas extranjeras no sólo se han hecho eco de sus trabajos, sino que andan tramando realizar caras expediciones a Andalucía, obviando al cubano. Desde ese momento, el mundillo arqueológico se devide en dos frente a Georgeos: los que se siguen mofando de él y los que quieren robarle el descubrimiento. La Universidad de Huelva y el CSIC llevan desde el 2007 confirmando la posibilidad de que importantes restos arqueológicos, sean de Tartessos, sean de la misma Atlántida (seguramente son lo mismo), pudieran yacer, en efecto, bajo las marismas de Doñana, y hablan de potentes tsunamis como causa de su original enterramiento. Pero vuelven a pasar por encima del hispanocubano, que fue, claro, la inicial fuente de inspiración de estas investigaciones. Como también lo hace la noticia de última hora que nos llega desde National Geographic, y que reproduzco más abajo. Que también obvia, por cierto, mentar el co­protagonismo de esta ciudad desde la que escribo, Huelva, en el tema. Para mí, sin embargo, lejos de ser todo esto una historia más de triste fracaso y derrota del puer David frente al saturno Goliat, la es de todo lo contrario: un inmenso, genuino y envidiable éxito. Sea lo que sea que se encuentre finalmente ahí, Georgeos ha demostrado ya ir muy por delante de los poderes institucionales y sus medios y de decenas de idiotas pertenecientes a ellos. Aunque la Historia la escriban los ganadores (ganar, perder… qui lo sa?), la Historia es la que es, y no es otra. Enhorabuena, campeón. Fuente: http://www.odiseajung.com/blog­jung­odisea/2011/03/tsunamis­en­japon­cadiz­ huelva­y­la­atlantida/

LOS JEROGLIFICOS DE MODERNOS ARTEFACTOS DE GUERRA DEL TEMPLO DE ABYDOS  3 de marzo de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Antiguo Egipto, Artículos, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Egiptología, Epigrafía, Escriptología, Fuentes primarias y secundarias, Jeroglificos, Paleografía, Traducción metafrástica (semántica, léxica).  Tags: Abydos, Abydos Egypt, Egypt, enigmas, enigmatico, helicoptero, Jeroglificos, jeroglificos egipcios, misterios, misterioso, submarino, tanque 5 comments ¿Profecías del futuro o un mero error de interpretación? Por Georgeos Díaz­Montexano

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

71/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Secuencia de video tomada en el verano del 1995 por Maximiliano Vera con una cámara Philips (VHS) de Georgeos Díaz­Montexano. En el verano de 1995, en mi estancia en Egipto, no pude participar en las visitas a los templos de Dendera y Abydos ­a causa de la “Maldición de los Faraones”. No obstante, y habiéndolo previsto, le solicité al joven investigador Maximiliano Valero (miembro de la excursión de la Sociedad Epigráfica) que filmara el recorrido, y en particular unas polémicas representaciones de unos supuestos “artefactos bélicos” de tipo moderno que habían sido reportados por los escritores alemanes Peter Krasa y Reinhard Habeck en 1992. Debo confesar que, al ver las imágenes en la habitación del crucero, quedé realmente consternado. No podía negar que las mismas permitían reconocer un “helicóptero”, un “tanque de guerra” y un “avión” o “submarino”. En aquellos momentos, y con todo lo que nos quedaba por delante, decidí que el asunto podría esperar a mi regreso a España donde analizaría más detenidamente las imágenes obtenidas. Ciertamente, a primera vista, las imágenes parecían auténticas, es decir, originales, pero un científico o quien pretenda que lo consideren como tal, jamás debe guiarse por lo que sus ojos creen ver la primera vez… Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF Enlaces donde se hacen eco de mi investigación:

Descarga el artículo en PDF

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

72/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

http://www.guigue.gcastro.net/publicaciones/divulgacion/EXACTAmente/exacta14/piramides.html http://enigmapiramides.webcindario.com/partedos/tres.htm http://diarioparanormal.com/blog/jeroglifico­de­5000­anos/ http://ojo­critico.blogspot.com/2006/10/el­misterio­de­abydos.html http://www.carlosmesa.com/arqueologia­prohibida­egipto/ http://georgeosdiazmontexano.files.wordpress.com/2011/03/www­geocities­com_ovb4tk_abydos­ html_ahosuisx.pdf

La Inscripción Tifinagh Canario­Sahariana de la Gran Pirámide de Kheops  26 de febrero de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Antiguo Egipto, Artículos, Arte Rupestre, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Egiptología, Epigrafía, Escriptología, Fuentes primarias y secundarias, Jeroglificos, Paleografía, Traducción metafrástica (semántica, léxica).  Tags: Antiguo Egipto, berber, bereber, berebere, bererber, Canarias, canario, Díaz­Montexano, Egipto, Egiptología, Georgeos, Georgeos Diaz, Georgeos Diaz­Montexano, Jeroglificos, jeroglificos egipcios, Libia, libico, libio, montexano, Numidia, numidio, tifinagh, tuareg, tuaregh add a comment La Inscripción Tifinagh Canario­Sahariana de la Gran Pirámide de Kheops Por Georgeos Díaz­Montexano (1995/2004) Sociedad Epigráfica de España (SOEE)

Inscripción Tifinagh Canario­Sahariana de la Gran Pirámide de Kheops Hace casi unos diez años realicé el primer intento de desciframiento de la misteriosa inscripción existente en la antigua ‘puerta bloqueada’ de la Gran Pirámide de Khéops. El texto y las letras pertenecen al alfabeto Líbico­Bereber conocido como Tifinagh, que fue ampliamente utilizado por los pueblos Bereberes del Norte de África; también por aquellos que los romanos conocían como Numidios o Mauritanos, y por varias tribus Tuaregs, entre otras poblaciones Amazigh o Imazighen que también vivieron en las Islas Canarias. De hecho, en la actualidad un único dialecto del Amazigh, el llamado Tamaceq o

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

73/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Tamacheq, ha conservado la antigua escritura Tifinagh con muy poca diferencia gráfica. La lengua Tamaceq utiliza el mismo alfabeto Tifinagh antiguo, casi con la misma forma que tenía antes de la época de los fenicios y romanos. La secuencia de signos (de izquierda a derecha) es la siguiente: G­B­H­RW/WR. El último signo es una ligadura o nexograma dos letras W y R, es difícil saber cuál es el orden correcto, ya que podría ser o WR, o a la inversa, RW, pues las lenguas bereberes que han usado el Tifinagh siempre han escrito en ambas direcciones. No existe una regla fija, en este sentido. El uso de letras ligadas o combinadas, formando un nexograma, es algo muy común en la mayoría de las lenguas antiguas, pero entre los pueblos Libio­Bereberes, y entre aquellos que utilizan el alfabeto Tifinagh, es más frecuente aún, y cuando se trata de ligaduras o nexogramas, es muy difícil saber el orden de los signos… Cuando intenté traducir la inscripción –allá por el año 1995­ no pude hacerlo a través de cualquiera de los lenguajes y dialectos de la familia Libio­Bereber; aunque en realidad no pude usar todos, ya que son muchos, y en aquellos momentos no pude obtener el léxico de algunas lenguas del grupo Bereber, sólo pude encontrar algún sentido a través de la antigua lengua egipcia, algo que en principio no es ninguna idea absurda, si tenemos en cuenta que precisamente la inscripción está grabada en lo que parece una antigua puerta bloqueada o entrada a la Gran Pirámide de Khéops, por lo tanto, podría ser perfectamente lógico que la inscripción hubiera sido realizada por algunos Libio­Bereberes o Numidios, pero que usarían el idioma egipcio. Esta inscripción podría ser entonces Libio­Bereber o Numidia, y corresponder a la época de los faraones Libios, o sea, podría haber sido bastante posterior a la construcción de la pirámide. Ahora bien, creo que finalmente tenemos una solución a este enigma, años después, cuando finalmente hemos podido acceder a la casi totalidad del Léxico de la familia o grupo de lenguas Bereberes, y otras lenguas Afroasiáticas emparentadas. Las presunciones iniciales ahora cambiarán un poco, aunque no demasiado, lo cual veremos más adelante. Como hemos apuntado, cuando la inscripción está en horizontal, puede ser escrito de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, y cuando es vertical, igualmente puede haber sido escrita de arriba abajo que de abajo a arriba tal y como han hecho siempre todos los pueblos que utilizaron el Tifinagh, y como también hicieron los egipcios. Esta costumbre constituye –evidentemente­ un serio obstáculo a la hora de hacer un desciframiento correcto, porque puede variar sensiblemente el significado de las palabras dependiendo de la dirección en la que las letras fueron escritas. Por ejemplo, si se leemos esta inscripción de la GP, de izquierda a derecha, y usando un Léxico Egipcio, podemos leer el siguiente mensaje: “El lado (o cara) de la Esfinge”, lo cual tiene cierto sentido, porque esta inscripción justamente se encuentra en la cara, o por el lado de la pirámide que se encuentra justo en frente de la Esfinge, pero si la inscripción se lee de derecha a izquierda (también en lengua egipcia) se podría traducir como: “la puerta (o entrada) inutilizada, o bloqueada”, lo que también tiene sentido, ya que es precisamente una puerta, o gran entrada de la Gran Pirámide que, al parecer, fue bloqueada ya incluso en el mismo Imperio Antiguo, probablemente poco después de la Cuarta Dinastía sino es que fue en la misma época de su construcción… Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

74/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Descarga el artículo en PDF

Falacias, mentiras, errores y conjeturas más comunes sobre la Atlántida de Platón, no documentadas en las fuentes escritas primarias y secundarias  25 de febrero de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Arqueología, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Crítica Textual (Ecdótica), Critias, Entrevistas, Entrevistas radiales, Escriptología, Filología Clásica, Fuentes primarias y secundarias, Paleogeografía, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Sismología, Timeo, Tradición manuscrita, Traducción metafrástica (semántica, léxica), Videos.  Tags: argumetos, Atenas, Atenienses, Atlantico, Atlantida, Atlantida de Platon, Atlantida Historica, Atlantide, Atlantis, atlantology, Cadiz, Columnas de Hercules, Continente, Critias, critica textual, dialogos, Diodoro Sículo, Diodoro Siculus, entrevista, entrevistas, error de interpretación, error de traducción, errores de interpretación, errores de traducción, Estrabon, Estrecho de Hercules, falacias, falaz, falsedades, falso, fuentes primarias, fuentes secundarias, Gadeira, Gades, Gadira, Gibraltar, Golfo Atlantico, Golfo de Cadiz, Hecateo, Hefeston, Historical Atlantis, Huelva, invenciones, Isla, localizacion, Marruecos, mentiras, Monik Perz, MonikPerz, peplo, Pielago del Atlantico, Pirero, Platón, Plato, Plato Atlantis, Plato's Atlantis, Plinio, Posidonio, Proclo, Proclus, Sanchuniathon, Sanchuniaton, Sancuniaton, Sanjuniazon, situacion, Timeo, Tucidides, ubicacion 6 comments

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

75/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Falacias, mentiras, invenciones, errores y conjeturas más comunes sobre la Atlántida de Platón, no documentadas en las fuentes escritas primarias y secundarias. Por Georgeos Díaz­Montexano, 27/09/2007

Reconstrucción de la Metrópolis de la isla/península de la Atlántida de Platón, por la destacada artista visual argentina Monik Perz http://retratosmonik.webs.tl Falacias, invenciones y conjeturas no documentadas en los textos antiguos, sistemáticamente sostenidas por los partidarios de una “Atlántida maravillosa” (heterodoxos y esoteristas en su mayoría). 1. La Atlántida fue la “cuna de las civilizaciones”.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

76/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

En ningún momento en el Timeo ni en el Critias de Platón se dice (ni siquiera se insinúa) que la Atlántida fuera cuna de las Civilizaciones ni de Egipto ni de ninguna otra civilización. Solamente es presentada como una civilización fuerte o poderosa, que colonizó a una cantidad (nunca determinada) de pueblos del interior del Mediterráneo, por un período de tiempo (tampoco indicado). 2. Las pirámides egipcias y mesoamericanas (entre otras), y las construcciones megalíticas, son obras de los sabios arquitectos de la Atlántida. No existe en el relato de la Atlántida de Platón mención alguna de nada parecido a una pirámide o a un megalito. 3. Los Atlantes eran portadores de grandes poderes tecnológicos que les permitía volar en máquinas voladoras y también alterar el eje magnético de la tierra. No existe en relato de la Atlántida de Platón mención alguna de ningún tipo de super­tecnología ni de que los atlantes hayan sido portadores y/o transmisores de ningún arcano y misterioso poder. La mayor tecnología descrita (a nivel de ingeniería y arquitectura) es la construcción de canales y acueductos, pero en cualquier caso, esta no puede ser incluida en ningún tipo de super­ tecnología misteriosa. 4. Existían varias “Columnas de Hércules” (en el Mediterráneo, en el Atlántico, en el Mar Rojo, en el Índico, etc.) Todas las fuentes conocidas demuestran que, en los tiempos anteriores a Platón, los griegos solamente conocen, y mencionan claramente a unas únicas “Columnas de Hércules”, las del estrecho marítimo de Gibraltar, junto al Atlántico y la región de Gadeira… 5. En la Atlántida habían piñas y/o cocos. En las fuentes primarias (códices y manuscritos) del Timeo y el Critias no existe mención a ninguna fruta que se pueda identificar claramente con una piña ni con un coco. Por otro lado, el clima descrito es templado y mediterráneo, pero no tropical, pues lo atlantes cosechaban la tierra dos veces por año, en invierno con las aguas provenientes de Zeus, y en verano mediante la conducción del agua a través de canales, mientras que construían termas y baños calientes (sistemas de calefacción) para los meses de invierno. 6. La Atlántida se hallaba localizada, “más allá” de las Columnas de Hércules”, en el medio del Océano. En el Timeo se dice claramente “ante las Columnas de Hércules” (προ του στοματóς), en el “piélago del Atlántico” (Ατλαντικου πελαγος). La preposición προ ‘ante/delante’ siempre era usada para ubicar algo que se hallaba muy próximo, por ejemplo, “ante las puertas”, “él estaba delante (a la cabeza) del ejército”, “delante de la desembocadura del río”, etc. En resumen, algo situado siempre al “alcance de la vista”. La expresión “más allá” (en el sentido de lejanía), en griego se expresa con otras preposiciones como περáν, πόρρωθεν, μετά, ἀπό (las cuales no usó Platón para localizar la Atlántida), pero jamás mediante la preposición προ, que siempre denota “posición a la vista”. Por otro lado, la palabra griega que se traduce como Océano, Ωκεανóς, no aparece escrita ni una sola vez dentro del contexto del relato de la Atlántida de Platón en el Timeo ni en el Critias. Así pues, Platón solamente nos informa que Atlantis se hallaba justamente ante la georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

77/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

boca del estrecho de Gibraltar, “a la vista”, y esto solamente se puede decir, si la Atlántida estaba –o al menos comenzaba­ en un punto muy cercano a las costas que rodean el Golfo de Cádiz ya sea por la parte de Iberia o por la de Marruecos. Falacias, invenciones y conjeturas no documentadas en los textos antiguos, sistemáticamente sostenidas por los detractores del posible sustrato histórico (ortodoxos y escépticos en su mayoría).

Reconstrucción paleogeográfica de la Atlántida, según Platón (Georgeos Díaz­Montexano). 1. Un continente tan grande como la Atlántida no puede haberse hundido en el Atlántico sin dejar rastro alguno. No existe en el relato de la Atlántida de Platón mención alguna a que la misma haya sido un continente. La Atlántida siempre es denominada con la voz griega νῆσος, ‘isla’ (la interpretación académica más extendida), pero también significa ‘península’, o ‘tierra fluvial’ (entre otras acepciones similares); en definitiva, cualquier tipo de “tierra insular” era para los griegos una νῆσος, como lo eran las penínsulas del Peloponeso y Arabia, ambas denominadas también como νῆσος. 2. Platón es la única fuente para la Atlántida, o los atlantes. No es cierto. Existen otros autores antiguos y bizantinos como Teopompo, Plinio, Diodoro Sículo, Claudio Eliano y Eustacio, entre otros, que también hablan sobre Atlantis, o los atlantes, o sobre una ignota civilización Atlántica, y a juzgar por las diferencias y los elementos originales en cada narración, así como la no mención a Platón, puede sostenerse incluso que bebieron en otras fuentes ajenas a Platón, que en algunos casos parecen ser más antiguas que las usadas por el mismo Platón. 3. No existen referencias sobre la Atlántida, o pueblos atlantes, en época anterior a Platón. No es cierto. Existen referencias en varios autores griegos y africanos, contemporáneos a Solón y Hecateo como Marcelo, un historiador al parecer anterior incluso a Heráclito, y hasta en un texto georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

78/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

­considerado apócrifo­ atribuido a un autor fenicio, Sanjuniazón, quien algunos creen vivió antes de los tiempos de Troya, y otros, poco después que Hesíodo. También hallamos evidencia en tradiciones representadas en ritos y en relieves de importantes templos griegos ­igualmente anteriores a Platón­ como por ejemplo, la referencia (en glosas griegas al margen de los códices) de que el peplo menor de la procesión de la Panatenea, que se hallaba en el Pireo, había sido decorado con imágenes que representaban la lucha entre los atenienses y los atlantes, y también tenemos noticia sobre la existencia ­aún a finales del siglo XVIII­ de unos relieves en la primitiva naos del Hefestión (actualmente desaparecidos en su mayor parte), que también representaban dicha gesta. 4. La Atlántida es un mito inventado por Platón. Se trata de una mera opinión o especulación –sin fundamento documental­ que simplemente ha sido adoptada casi como un dogma, y que además atenta contra la propia concepción de Platón sobre el mito, para quien este era algo realmente deleznable, símbolo de falsedad histórica. Es por ello, precisamente, que Platón se preocupa de dejar bien claro, tanto el Timeo como en el Critias, que la narración sobre la Atlántida era una “historia verdadera” (αληθινον λογον), “no un mito fabricado” (Tim. 26e), y los mayores expertos en Platón saben que él siempre diferenciaba entre aquello que era un mito, y lo que no lo era y estaba sustentado en “antiguas tradiciones” (εκ παλαιας ακης), justamente como también denomina a la historia del Atlántico. Todo ello sin entrar a valorar la cuestión ética de no concedérsele a Platón el derecho natural a la presunción de inocencia, y honestidad intelectual, invirtiéndose el verdadero valor de la “carga de la prueba”, puesto que quien afirma o sostiene que la narración sobre la Atlántida es un mito inventado por Platón, es quien tiene que aportar pruebas sólidas para sustentar tal afirmación, puesto que Platón niega siempre que lo fuera, y de hecho, no existe ninguna prueba irrefutable que nos obligue a asumir lo contrario. 5. La Atlántida es un mero “recurso literario” inventado por Platón para representar sus ideas políticas sobre el estado ideal. Es otra opinión especulativa sin un verdadero fundamento objetivo, no solo porque en los diálogos se indica que no es un “mito” o “fábula inventada” sino más bien una “historia verdadera” (αληθινον λογον), basada en “antiguas tradiciones” (εκ παλαιας ακης) sino porque, además, la descripción de la Atlántida no guarda apenas relación con la República de Platón y sus ideas sobre una ciudad­estado ideal, salvo en pequeños detalles generales que son comunes a casi todos los sistemas políticos de gobierno de la antigüedad clásica conocidos en su tiempo. 6. La Atlántida es una ficción de Platón, porque es imposible que 9000 años antes de Solón –en pleno paleolítico­ haya podido existir una civilización tan avanzada como la que él describe, típica de la Edad del Bronce. En los textos en griego (en ninguno de los 72 códices y manuscritos conservados del Timeo y el Critias) no se dice que los atlantes hayan tenido guerra con los atenienses hace 11.560 años (9000 antes de Solón) ni que dicha civilización haya desaparecido en tal fecha. Se trata de un grosero error de interpretación donde se ha confundido la cronología que los sacerdotes egipcios ofrecen a Solón para el origen de la historia, y la antigüedad de sus ciudades — contando desde antes de Solón, para Sais 8000 y para Atenas 9000 (Tim. 23c) — con la fecha del fin de la civilización. De hecho, en realidad la guerra es fijada en los tiempos en que reinaban los reyes de la dinastía micénica de los Cecrópidas (Critias 110a­b), mientras que el final de Atenas (el cual ocurre evidentemente, después de derrotar a la Atlántida) se fija en poco antes de los tiempos georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

79/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

del Deucalión, catástrofe que sucedió (según las antiguas cronologías clásicas) alrededor del 1500 AC (+ – 100 años), justamente cuando aún reinaba el legendario fundador de Atenas, Cécrope. 7. La mayoría de los autores de la antigüedad no creyeron en la pretendida historicidad de la Atlántida. ¡Totalmente incierto!. Todo lo contrario. La mayoría sí creyó a Platón y asumió la narración de la Atlántida como una historia verdadera o basada en hechos o acontecimientos históricos remotos, y sólo una minoría dudó de la misma. Incluso hasta los más feroces detractores de la filosofía clásica entre los primeros autores cristianos como Arnobio y Tertuliano no cuestionaron nunca su autenticidad, de hecho, confirieron a la Atlántida el mismo nivel de credibilidad que ellos tenían sobre otros hechos históricos o geológicos asumidos como verdaderos. 8. Aristóteles, el más importante de los discípulos de Platón, no creyó en la Atlántida y dijo que “Platón mismo, tal como la inventó la hizo desaparecer”. ¡Absolutamente Falso! No existe ninguna referencia de Aristóteles (o atribuida al mismo) que sustente esta afirmación. Se trata de un grave error de interpretación de un pasaje de Estrabón sobre unos comentarios de Posidonio, los cuales, lejos de cuestionarla, en realidad ofrecen credibilidad a la historia. Recomendamos al lector la lectura de una extensa investigación documentada sobre esta falacia histórica en el libro “La Atlántida de Platón. El estudio de las fuentes escritas” (Georgeos Díaz, 2000). 9. La Atlántida es una invención de Platón, inspirada en la erupción volcánica del Santorini, y en la civilización minoico­cretense. Mera especulación que no tiene fundamento alguno documental, puesto que en las fuentes primarias (textos en griego del Timeo y Critias) no existe ninguna mención a nada parecido a una erupción volcánica ni a ningún desastre por fuego; sólo acuático, de tipo sísmico­tsunámico y fluvial. Por otro lado, la descripción de la Atlántida, especialmente de su metrópolis, apenas guarda relación con la civilización minoica más allá de lo meramente general, o común, a todas las antiguas civilizaciones y ciudades­estados de finales del Bronce. Por otro lado, es obvio que Creta ­según las fuentes conservadas­ jamás ha estado en un mar Atlántico ni al oeste de unas “Columnas de Hércules” ni ha tenido una región llamada Gadeira, tres puntos geográfico­ toponímicos claves para la correcta localización e identificación de la Atlántida, que indudablemente ni la isla de Creta ni la de Santorini cumplen. 10. La Atlántida es una invención de Platón, inspirada en la catástrofe de Hélice, ocurrida en el año 373 AC. Otra simple especulación que, además, no tiene en cuenta las referencias de antiguos autores como el escéptico Timón de Fliunte (citado por Aulio Gellio), Jámblico, Proclo, y el autor desconocido de los “Prolegómenos a la filosofía de Platón”, quienes afirman que Platón había comprado un poema de un autor pitagórico (algunos creen que Timeo de Locris), el cual usó como base principal para redactar la mayor parte del Timeo. De ser ciertas estas referencias (y no hay pruebas que indiquen lo contrario), entonces la historia de la Atlántida podría ser más antigua que el 373 AC, a lo que debemos sumar también la referencia sobre la verificación que hizo en Egipto, Crantor, el primer exégeta de Platón, de la existencia de unas estelas con la georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

80/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

misma historia sobre la Atlántida, según sus propias palabras; siendo más que evidente que estos textos egipcios no serían copias del Timeo o el Critias de Platón sino las fuentes originales usadas por Solón, o Platón mismo, tal y como es indicado en dichos diálogos.

Atlantis et Imago Mundi Platonis (Reconstrucción de Georgeos Díaz­Montexano). 11. La Atlántida era “más grande que toda la Libia y el Asia juntas, o reunidas”. Esta afirmación –si duda alguna la más extendida­ de que la Atlántida era “más grande que Libia y Asia juntas” en realidad está sustentada en una deficiente lectura de las fuentes primarias, primero, porque la palabra griega para ‘juntas’, o ‘reunidas’ como tal ni siquiera existe (en ninguno de los códices conocidos) en tal secuencia del Timeo ni en el Critias; segundo, porque la palabra usada, μειζων, como comparativo de μεγας, tenía varios significados importantes y habituales como por ejemplo, ‘mayor’, ‘más poderosa’, ‘más potente’, ‘más importante’, ‘más rica o fértil’, e incluso ‘más vieja’ o ‘más antigua’, siendo este último significado de un uso bastante frecuente. De hecho, el contexto demuestra que las dos únicas veces que se usa μειζων en el relato –en cuanto a la descripción de la Atlántida­ se hace dentro de un contexto relacionado con el “gran poder” de ‘expansión’ y ‘conquista’ de Atlantis, nunca en la parte de la descripción geográfica, por lo que una traducción mucho más correcta sería “más poderosa”, o sencillamente, ‘más grandiosa’ (en cuanto a grandeza, importancia o poderío), opción esta que creemos es la correcta, pues varias evidencias en autores antiguos, especialmente en Estrabón, Proclo y Olimpiodoro, confirman lo anterior. Estrabón, a través de una referencia donde al referirse al tamaño de Atlantis dice que era “no más pequeña que un continente”, lo que demuestra que Estrabón ­quien con toda seguridad tendría copias bastante cercanas a los originales del Timeo y el Critias de la primera edición docta de la Academia­ no leyó por ninguna parte que esta fuera “más grande que toda la Libia y el Asia juntas, o reunidas”, como se ha venido sosteniendo tradicionalmente, al menos desde el Renacimiento. Es evidente que una tierra insular (ya sea una isla o una península) que “no es más pequeña que un continente” (o sea, que un único continente), no puede ser a la vez “más grande que dos continentes juntos”. Estrabón es el testimonio más antiguo que tenemos, y por ello el más próximo a Platón, pero también tenemos a Proclo, el mayor exegeta de Platón que ha existido, y escolarca de la Academia platónica, quien afirma en su comentario al Timeo que μειζων es usado en la historia de la Atlántida por Platón en su sentido de “expansión y alcance del poder atlante”, explicación que también hallamos en el comentario platónico de Olimpiodoro; o sea, que la traducción correcta sería entonces, “más georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

81/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

poderosa o más grandiosa (en poder) que Libia y Asia”, Con tal erudita explicación, sin dudas desaparece lo que siempre ha constituido uno de los mayores obstáculos presentados por los escépticos contra la posibilidad de una interpretación histórica de la Atlántida y su posible existencia física o real. Bibliografía relacionada: * “La Atlántida de Platón. El estudio de las fuentes escritas” (Georgeos Díaz. Editorial Turpin) Sitio web: http://GeorgeosDiazMontexano.com  * OMNIA PLATONIS OPERA. Manutius & Marcus Musurus. 1513. Timaios & Kritias. Esta edición de Aldo Manucio conocida como de Aldina, es la primera edición completa impresa en griego. Se realizó a partir de una vasta colección de manuscritos griegos adquiridos fundamentalmente en el monasterio del Monte Athos por Constantino Lascaris, y con la ayuda de Lorenzo de Medici. Enlaces relacionados: * “Grandes Mentiras, Falacias, y Graves Errores de Ignorancia de Colin Rivas sobre la Atlántida de Platón” (http://www.georgeosdiazmontexano.com/2011/02/25/falacias­errores­y­conjeturas­ mas­comunes­sobre­la­atlantida­de­platon­no­documentadas­en­las­fuentes­primarias/) * “LA ÚNICA UBICACIÓN POSIBLE DE LA ATLÁNTIDA DE PLATÓN. La evidencia lexicográfica” (http://www.georgeosdiazmontexano.com/2011/02/23/la­unica­ubicacion­posible­ de­la­atlantida­de­platon­la­evidencia­lexicografica/) Videos relacionados

Entrevista a Georgeos Diaz­Montexano – LA ATLANTIDA HISTORICA – RadioVoz

Video­Conferencia de Georgeos Díaz­Montexano sobre la Atlántida de Platón en la Universidad (Madrid)

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

82/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Entrevista a Georgeos Diaz­Montexano – La Atlantida de Platon – El Sotano Sellado

GRANDES MENTIRAS SOBRE LA ATLANTIDA – Invenciones y Falacias… [HQ]

EL ORIGEN ESTELAR DE LA SABIDURIA EGIPCIA 24 de febrero de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Arqueología, Artículos, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Egiptología, Epigrafía, Escriptología, Fuentes primarias y secundarias, Paleografía, Traducción metafrástica (semántica, léxica), Videos.  Tags: Antiguo Egipto, dioses, Egiptología, enigmas, enigmatico, escritura egipcia, espacio, estelar, estrellas, extraterrestres, Georgeos, Georgeos Diaz, georgeosdiaz­montexano, Hieroglyphs, Jeroglificos, lengua egipcia, misterios, misterioso, montexano, Origen, Universo add a comment

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

83/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF

Fuente: http://www.facebook.com/v/1734335920943

LA PIRÁMIDE DEL GRAN PODER. EL SECRETO TECNOLOGICO DE KHEOPS (La traducción de las inscripciones de la Gran Pirámide)  24 de febrero de 2011 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Arqueología, Artículos, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Egiptología, Epigrafía, Escriptología, Fuentes primarias y georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

84/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

secundarias, Paleografía, Traducción metafrástica (semántica, léxica).  Tags: Ancient Civilizations, Antiguas Civilizaciones, Antiguo Egipto, Arqueología, Chufu, Egiptología, enigmas, enigmatico, Epigrafia, escritura egipcia, graffiti, grafitti, herramientas, Hieroglyphs, Horus, Jeroglificos, Jufu, Jufui, Jufuy, Jwfwy, Keops, Kheops, Khufu, Kufu, lengua egipcia, misterios, misterioso, Paleografia, Qeops, Queope, Queops, taladros, tecnologia, xwfwy add a comment Por Georgeos Díaz­Montexano La “Pirámide del Gran Poder”, el “Secreto” de Kheops, y el “Poderoso Taladro”.

Image via Wikipedia

Nombre de Kheops (Jwfwy). Cámaras de Descargas. Reveladores desciframientos de un conjunto de inscripciones de las llamadas “Cámaras de Descarga” de la Gran Pirámide de Kheops evidencian ciertos mensajes sobre un “misterioso poder o tecnología”, que al parecer conocieron algunos de los maestros constructores del equipo que trabajó en la Gran Pirámide, bien en la construcción de la misma, o en una re­construcción llevada a cabo en los tiempos de Kheops. Inquietantes incógnitas surgen sobre las verdaderas razones del casi “mutismo oficial” existente entre los egiptólogos académicos, respecto al verdadero significado de estas inscripciones… ¿Por qué razón no ha sido publicado ningún estudio científico especializado sobre tan importantes pruebas epigráficas, conocidas ya desde hace más de cien años?

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

85/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

En el año 1996, cuando publiqué mi primer acercamiento epigráfico y lexicográfico a los grafitos de la Gran Pirámide de Kheops (“Arqueología sin Fronteras”, nº 6., 1996), no existía ningún trabajo publicado –en castellano­ sobre esta materia. Nadie en el mundo hispanoamericano había publicado un estudio epigráfico­filológico sobre los grafitos de la Gran Pirámide. Posteriormente ­en fecha más reciente­ otros investigadores han publicado algunos breves estudios y consideraciones sobre las célebres inscripciones halladas en las denominadas “Cámaras de Descarga”. En líneas generales, todos los expertos, o dedicados conocedores de la antigua escritura jeroglífica que han estudiado estas inscripciones, han coincidido no sólo en la autenticidad de las mismas, también en su asociación cronológica con la época de las grandes pirámides. Lo cierto es que al observar dichas inscripciones se puede apreciar claramente como algunas aparecen cortadas o interrumpidas por la superposición de los pesados bloques de granitos colocados en las divisiones de las mismas “Cámaras de Descarga”. Todo ello evidencia que tales grafitos se hallaban inscritos sobre los bloques laterales de las “cámaras de descarga” antes de la colocación de los enormes y pesados bloques superiores de granito. Las inscripciones ­sin duda alguna­ no sólo son auténticas sino que además fueron escritas en el momento de la construcción de estos espacios o “cámaras”, y es obvio que algunos de los grafitos ya estaban allí antes de la colocación de los gigantescos bloques superiores. Y si en estos se lee los nombres de Kheops, “Jenum­Jchufuy”, y “Jchufuy, Heru Medyedu” (Nombre de Horus de Kheops), entonces, como han defendido los egiptólogos académicos, apoyándose en las tradiciones y en las fuentes clásicas greco­latinas, la Gran Pirámide parece haber sido construida ­o al menos re­construida­ por encargo del mismo Kheops… El geólogo Robert M. Schoch, célebre por sus teorías sobre la antigüedad de la Esfinge, estudió personalmente los grafitos ­in situ­ y pudo apreciar como la mayoría estaban cubiertos por cristales minerales, posteriormente precipitados sobre ellos; un proceso que, según afirma el mismo Schoch, toma siglos o milenios (EXPLORING THE GREAT PYRAMID. Dr. Robert M. Schoch, 2005). También él pudo confirmar como muchas de las inscripciones siguen bajo los bloques que la recubren, por lo que no tuvo otra opción que aceptar su remota antigüedad, y por ende su autenticidad. Ciertamente, el análisis más detallado y profundo demuestra que la línea de los grafitos que fueron cortados o interrumpidos por la colocación de los bloques de granito que conforman los suelos de las “cámaras de descarga”, continúa por debajo de los bloques. Por otra parte, el espacio existente entre los bloques con grafitos y los bloques de granitos, apenas permite la introducción de la hoja de un cuchillo. Si es imposible ­según los arquitectos­ que estos bloques se hayan podido colocar una vez construida y terminada la Gran Pirámide, entonces no queda más remedio que aceptar que cuando se construyó –o reconstruyó­ esta pirámide, o más exactamente, las llamadas “Cámaras de Descarga”, sin duda alguna reinaba un faraón que llevaba el nombre de Jufu, o Jchuifuy, y que los griegos transcribían como Kheops, y que pronunciarían como Jéops…

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

86/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF

El super­escéptico Michael Shermer y la Atlántida de Platón.  27 de diciembre de 2005 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Antiguo Egipto, Arqueología, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Critias, Filología Clásica, Fuentes primarias y secundarias, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Sismología, Timeo, Traducción metafrástica (semántica, léxica).  Tags: atalanta, atalante, Atlantida, Atlantis, Atlántida Atlantida, cartagineses, cartago, escéptico, Georgeos Diaz, Georgeos Diaz­Montexano, helice, historia, Isla, island, michael shermer, mito, myth, Platón, Plato, schermer, shermer, siracusa, skeptic add a comment

El super­escéptico Michael Shermer y la Atlántida de Platón

Errores, falacias y mentiras… Por Georgeos Díaz­Montexano Diciembre 27, 2005 Michael Shermer

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

87/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Michael Shermer, fundador de la Skeptics Society y propietario de la revista Skeptic (el Escéptico), dedicó una columna de la célebre publicación “Scientific American” al siempre controvertido tema de la Atlántidai. El artículo surgió como una respuesta casi inmediata a la difusión internacional de la noticia del joven físico­químico alemán Rainer Kühne, quien afirmaba haber “descubierto” (sólo mediante fotografía por satélite) restos de dos templos de Atlantis en las marismas de Hinojo sitas en el Coto de Doñana, Huelva. Mr. Shermer en realidad no hace ninguna crítica concreta o directa a la noticia como tal, esta sencillamente es usada como punto de partida para cuestionar ­ de manera general­ a todas las teorías que intentan localizar la Atlántida en algún lugar. Si bien coincido con Mr Shermer en lo tremendamente absurdo que resultan tantos supuestos “descubrimientos” de la Atlántida por casi todos los rincones del planeta, no acepto los otros argumentos que usa para intentar refrendar la vieja hipótesis del mito o mera invención por parte de Platón… En resumen, Mr Shermer (el super­escéptico) lo que sostiene ­sin ninguna originalidad­ es que Platón creó un relato literario tejiendo historia con mito, para lo cual se inspiró en las formas de los templos griegos de Siracusa, en las guerras contra espartanos y cartagineses, en el puerto circular de Cartago, y en las destrucciones sísmicas que padecieron la ciudad de Hélice y la pequeña isla de Atalante. Así, sólo con estos puntos, Mr Shermer concluye de manera categórica que Platón fabricó la historia con propósitos míticos. Pero mejor hagamos un análisis detallado de sus argumentos, así como de algunas de las viejas falacias contra la Atlántida Histórica de Platón, a las que con total convicción se adhiere Mr Shermer… Ante los muchos intentos de localizar la Atlántida, Shermer se pregunta:“¿Pero qué si no hay nada que encontrar? ¿Qué si Platón hizo la historia para propósitos míticos? Él lo hizo. Atlantis es un cuento acerca de lo que pasa a una civilización cuando llega a ser combativa y corrupta.” Primera falacia: la Atlántida es un cuento mítico inventado por Platón. georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

88/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Se trata de una mera opinión o especulación –sin fundamento documental­ que simplemente ha sido adoptada casi como un dogma, y que además atenta contra la propia concepción de Platón sobre el mito, para quien este era algo realmente deleznable, símbolo de falsedad histórica. Es por ello, precisamente, que Platón se preocupa de dejar bien claro, tanto el Timeo como en el Critias, que la narración sobre la Atlántida era una “historia verdadera” (alêthinon logon), “no un mito fabricado” (Tim. 26e), y los mayores expertos en Platón saben que él siempre diferenciaba entre aquello que era un mito y lo que no lo era y estaba sustentado en “antiguas tradiciones” (ek palaias akoês), justamente como también denomina a la historia del Atlántico. Todo ello sin entrar a valorar la cuestión ética de no concedérsele a Platón el derecho natural a la presunción de inocencia, y honestidad intelectual, invirtiéndose el verdadero valor de la “carga de la prueba”, puesto que quien afirma o sostiene que “la narración sobre la Atlántida es un mito inventado por Platón”, es quien tiene que aportar pruebas sólidas para sustentar tal afirmación, puesto que Platón afirma lo contrario, como también la mayoría de los pensadores de la antigüedad que se refirieron a la misma como una “historia verdadera”, o al menos como una historia traída por Solón desde Egipto. Y lo cierto es, que desde el punto de vista del verdadero rigor científico, no existe ninguna prueba irrefutable que nos obligue a asumir lo contrario. Por otra parte, cómo alguien que supuestamente ha leído bien el Timeo y el Critias puede sostener que la destrucción de la Atlántida fue un castigo por el nivel de corrupción que alcanzaron los Atlantes, cuando leemos claramente que fue una catástrofe natural de tipo sísmica la que causó su destrucción. Ni en el Timeo ni en el Critias hallamos por ninguna parte que la causa haya sido un castigo enviado por Zeus ni por otra divinidad cualquiera. Mr. Shermer simplemente se limita a repetir una vieja falacia nacida de la malinterpretación del final inacabado del Critias, que termina justamente cuando Zeus se dispone a hablar ante el concejo de los dioses, y aún faltando lo que debería venir a continuación, muchos autores han asumido que seguramente Zeus decidiría castigar a los Atlantes destruyéndo su país mediante seísmos y un gran cataclismo, pero ­repito­ esto no es más que una mera especulación que, además, se contradiría de plano con lo que leemos en el Timeo, donde en ningún momento se expone que fue un castigo de los dioses, sino al contrario, se explica razonadamente que fue por causas naturales, por una de las grandes destrucciones naturales que suceden de manera cíclica, y en el Critias se reafirma este punto cuando se describe la destrucción de la primitiva Atenas, igualmente por uno de los grandes desastres naturales que ocurrieron en el trasncurso de los 9000 años ­contando desde el origen­ y que ocurrió justo poco antes del cataclismo del Deucalión. Expone además Mr. Shermer que el abono para la imaginación de Platón vino de sus experiencias como testigo del declive del siglo de oro de Grecia, y en parte, por las costosas guerras contra los espartanos y cartagineses. Dice el célebre escéptico americano: “Él (Platón) visitó ciudades como Siracusa, que tenía numerosos templos iguales a los Atlantes, y Cartago, cuyo puerto circular era controlado desde una isla central. Los terremotos eran comunes: cuando él tenía 55 años, uno arrasó la ciudad de Hélice, a sólo 40 millas de Atenas, y, más elocuentemente, el año antes que él naciera un terremoto aplastó una avanzada militar en la pequeña isla de Atalantë”… Segunda falacia: Siracusa tenía numerosos templos iguales a los Atlantes. Mera especulación sin fundamento. En primer lugar no sabemos cómo eran exactamente los templos Atlantes, sólo leemos la descripción de un único templo, el principal, consagrado a Poseidón y Clito, y no existe ninguna referencia clásica que describa a ningún templo de georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

89/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Siracusa ni de otra ciudad de la Magna Grecia, cuya descripción sea ni remotamente parecida a la que ofrece Platón. Si Mr. Shermer sólo está pensando en la mera forma rectangular del templo (como la inmensa mayoría de templos de todo el mundo), desde luego este es un argumento muy endeble. Tercera falacia: Platón visitó Cartago y se inspiró en su puerto circular. Platón nunca visitó Cartago. Al menos no existe ninguna referencia antigua que lo acredite. Por otra parte, es muy poco probable ­por no decir casi imposible­ que Platón se haya atrevido a visitar Cartago, justamente cuando esta se hallaba en guerra contra los griegos y que fue en los años en que Platón realizó sus viajes a Sicilia, Megara y Egipto. No creo que el sabio griego hubiera sido tan temerario ni tan estúpido como para arriesgar su vida tan vanamente. Pero el caso es que aunque realmente él hubiera visitado Cartago, no podía inspirarse en un puerto que, sencillamente, aún no había sido construido; probablemente ni siquiera había sido pensado, ya que las fechas más antiguas de su construcción no rebasan el final del siglo III o el inicio del II AC. Recordemos que Platón muere faltando aún unos 47 años para finalizar el siglo IV AC. Es decir, que el puerto circular de Cartago no se comenzó a construir al menos hasta unos 100 años después de morir Platón. Mr. Shermer aquí estaría justamente haciendo lo mismo que imputa a Platón, es decir, fabricar un mito ­o mejor dicho, una mentira­ con el propósito de servir a sus intereses, ya sean cientificistas, o simplemente anti­atlantistas; en concreto, para así poder ofrecer algo de credibilidad a la hipótesis ­no suya, de paso sea aclarado­ de que Platón se inspiró en el puerto circular de Cartago para recrear la metrópolis de Atlantis. Hipótesis que sólo pudo ser imaginada por un gran ignorante en materia de Historia Antigua Clásica, desconocedor de la vida de Platón y de la cronología de la antigua Cartago, y en especial de las fechas en que su puerto circular (cothon) fue construido, como demuestran las más que convincentes pruebas que ha logrado reunir la ciencia arqueológica. Por otra parte, no demos descartar que probablemente se trate de un mero error de Mr. Shermer, causado por ignorancia, o sea, por un insuficiente conocimiento en materia de Platón y también sobre Historia Antigua de Cartago; lo cual no es menos grave, sobre todo cuando se pretende re­interpretar a Platón pontificando sobre cuáles serían sus verdaderas intenciones y acciones. Como dato complementario, aclarar que el puerto en realidad no era un círculo perfecto con una isla central (como vemos en muchos dibujos de reconstrucción) sino un semicírculo (como un teatro) con una península que llegaba casi hasta el centro. Esto es lo que ha venido a demostrar la arqueología combinada con la fotografía aérea histórica conservada. Cuarta falacia: la Atlántida es una invención de Platón inspirada en las catástrofes de Hélice ­ocurrida en el año 373 AC­ y la de la pequeña isla Atalante (circa 436 AC). Otra simple especulación que, además, no tiene en cuenta las referencias de antiguos autores como el escéptico Timón de Fliunte (citado por Aulio Gellio), Jámblico, Proclo, y el autor (aún desconocido) de los “Prolegómenos a la filosofía de Platón”, quienes afirman que Platón había comprado un poema de un autor pitagórico (algunos creen que el mismo Timeo de Locris), el cual usó como base principal para redactar la mayor parte del Timeo. De ser ciertas estas referencias (y no hay pruebas que indiquen lo contrario), entonces la historia de la Atlántida podría ser más antigua que el 373 AC, a lo que debemos sumar también la referencia sobre la verificación que hizo en Egipto Crantor, el primer exegeta de Platón, acerca de la existencia de unas estelas con la misma historia sobre la Atlántida. Siendo más que evidente que estos textos egipcios no serían copias del Timeo o el Critias de Platón ni una descripción de un hecho tan

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

90/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

local (para los griegos) como lo fue la destrucción de Hélice, sino las fuentes egipcias originales usadas por Solón, o por el mismo Platón, que relataban hechos de un pasado histórico, tal y como es indicado en el Timeo. Con relación al argumento de que Platón se inspiraría en el nombre de la pequeña isla Atalante (Grie. Atalántê; actual Talandonísi), este es también bastante endeble. Un simple razonamiento filológico que profanos en la antigua lengua griega clásica nunca tienen en cuenta, es queAtalante y Atlantis son dos nombres con significados diferentes, dentro de la propia lengua griega. El parecido es solo fonético; mientras Atalante significa “igual en peso, equivalente”; “equilibrada, balanceada”, o bien, “tierna, delicada”, Atlantis es forma femenina que literalmente se traduce como “la (hija, o descendiente) de Atlas”, el mítico dios cuyo nombre se explica a través de una raíz con los significados de portar, soportar, sostener, aguantar, especialmente cuando se trata de soportar o sostener un peso o carga, tal y como describían los griegos ­desde los tiempos de Homero y Hesiodo­ al Titan Atlas, soportando la bóveda o esfera celeste sobre sus hombros. Por otra parte, la pequeña isla de Atalante nunca tuvo ­antes de los tiempos de Platón­ una sola ciudad importante, ni siquiera estuvo poblada antes del inicio de la guerra del Peloponeso (según las fuentes clásicas), cuando entonces los griegos establecieron algunos puestos militares. Apenas seis años después ocurrió la catástrofe sísmico­tsunámica que arrasó con uno de tales puestos, pero la isla no se hundió bajo el mar; todavía sigue existiendo. Es bien sabido, por las fuentes documentales conservadas, que la catástrofe de Atalanta ocurrió en el sexto año de haber comenzado la guerra del Peloponeso, o sea, hacia el 426/425 a. C. Platón nace en el 427 a. C. y la catástrofe de la pequeña isla de Atalanta ocurrió en el verano del 426 a. C. o del 425 a. C. (según las fuentes). Ninguna fuente dice que en el 428 a. C. Es decir, que Platón ya tenía uno o dos años de edad cuando sucedió el hecho. Pero además, la catástrofe no fue muy significativa, y por supuesto no sumergió a la isla. Según la descripción de Tucídides (que es la más antigua fuente primaria de la que todos bebieron después), la catástrofe no fue tan espectacular como la supone Shermer y todos los que no han leído a Tucídides. Estos son los únicos estragos causados por los terremotos y una inundación: parte de la fortaleza de los atenienses (sólo una parte ­sea aclarado­ no toda), y solamente un barco. Así pues, el suceso como tal no resultaría nada tan asombroso para Platón como para incluso crear toda una historia tan compleja como la Atlántida; de hecho, no existe ninguna mención a la misma en toda la obra de Platón (que recordemos, es inmensa) ni en ninguna otra escrita por sus primeros comentaristas que permita suponer siquiera que Platón haya mencionado o tenido en cuenta alguna vez a la pequeña isla Atalante en sus estudios o discursos filosóficos. ¿No sabe realmente Mr. Shermer dónde estaban las Columnas de Hércules? Continúa Shermer : “En un segundo diálogo, ‘Timeo’, Critias explica que los sacerdotes egipcios le dijeron al sabio Griego Solón que sus ancestros habían derrotado a un gran imperio localizado justo más allá de los ‘Pilares de Hércules’ (usualmente identificado por los Atlantólogos como el Estrecho de Gibraltar)…” ¿En un segundo diálogo, el Timeo? Shermer comete un grave error, confunde el orden de los diálogos, ya que ­en relación con la Atlántida­ el primero es el Timeo y el segundo es el Critias. Otra vez un error impropio de un científico riguroso y escéptico. Pero además, ahora Shermer intenta manipular al lector, parece querer decirnos ­o dar a entender­ que sólo los Atlantólogos identifican los Pilares de Hérculescon Gibraltar, cuando lo cierto es que lo hace la inmensa mayoría de los científicos y académicos, y así aparece en todas las enciclopedias y libros de textos universitarios, y no por una mera cuestión de tradición u opinión generalizada sino porque georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

91/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

sencillamente es lo que testimonian ­más allá de cualquier duda razonable­ todas las fuentes clásicas conocidas que hicieron clara referencia a la localización de las Columnas de Hércules, ya desde los tiempos anteriores a Platón y a Solón mismo. En cualquier caso, sabemos por otros artículos suyos anteriores, que ha considerado (siguiendo, como no, la opinión generalizada entre los científicos y escépticos) la hipótesis cretense como la más probable, para lo cual es menester tener las Columnas de Hércules en el interior del Mediterráneo, mucho más cerca de Creta y Santorini, si es que se pretende explicar con rigor suficiente que Platón, Solón, o los sacerdotes egipcios, en realidad estaban hablando de Creta, cuando lo cierto es que Atlantis fue ubicada en el piélago del Atlántico, justo ante la boca de las Columnas de Hércules. Sin dudas, bastante lejos de Creta… ¿Pero ha leído realmente Mr. Shermer los diálogos de Platón? Afirma también Shermer que, según Platón, los atlantes habían desarrollado un complejo militar industrial que había producido y equipado “10.000 carruajes, 24.000 buques, 60.000 oficiales, 120.000 hoplitas, 240.000 jinetes y 600.000 arqueros y lanzadores de jabalina”. ¿24.000 buques?, ¡No! solamente 1200 naves, eso dice claramente el Critias. ¿60,000 oficiales, 120,000 hoplitas, 240.000 jinetes y 600.000 arqueros y lanzadores de jabalina? No sé cómo ha realizado los cálculos Mr. Shermer, pero, desde luego, esto no es lo que vemos en el Critias. Quizás él conserve alguna versión desconocida del diálogo platónico. 240,000 es la suma total de los marineros para una flota de sólo 1200 naves, pero que Shermer confunde con la cantidad de los jinetes, la cual era de 120.000; igual que la de los hoplitas (en esto sí acierta Shermer); mientras que la cantidad de arqueros era igualmente de 120.000, y la de los lanzadores de jabalina 180.000, no 600.000 como afirma Shermer. Podríamos pensar que una vez más estamos ante otro grosero error causado por una ignorancia de los textos de Platón que ya resulta, más que preocupante, vergonzosa, especialmente al provenir de uno de los más aclamados (especialmente entre otros escépticos) científicos rigurosos de todo el orbe, pero también es muy probable que sencillamente sea un intento consciente o inconsciente de Mr. Shermer de intentar “arrimar el ascua a su sardina”, haciendo así que la historia sobre la Atlántida parezca al lector profano ­no familiarizado con los textos de Platón­ más increíble y fantasiosa aún; en resumidas cuentas, más mítica que histórica. Y es que no causa el mismo efecto en el lector que Platón halla hablado de una flota de 240.000 barcos, cuando en realidad él solamente menciona 1200 naves. Shermer introduce una exageración de nada menos que ¡doscientas veces! la cifra ofrecida por Platón, y lo mismo hace con la cifra de los jinetes, y especialmente con la de arqueros y lanceros, pues obviamente, repugnan a la razón y al sentido común más elemental que una cifra tan bestial como la de 600.000, para el número de arqueros o lanceros, pueda ser verosímil, lo que no ocurre tanto cuando vemos que Platón realmente habla de unas cifras bastante más inferiores. Es evidente que o bien Mr. Shermer ni siquiera ha leído ­al menos con suficiente atención­ el diálogo del Critias, o bien manipula de manera totalmente consciente los datos para así ofrecer más visos de verosimilitud a sus argumentos y especulaciones sobre las supuestas verdaderas acciones e intenciones de Platón, respecto a la narración sobre la Atlántida. Es muy difícil asumir que simplemente estamos ante unos meros errores o “despistes” del autor. En cualquiera de los casos, ya sea por ignorancia o por manipulación consciente, resulta cuando menos preocupante, insisto: sobre todo en alguien que se presenta ante la sociedad como un científico muy riguroso, y muy escéptico. ¿Falsifica la verdad histórica Mr. Shermer, o sólo es un ignorante en materia de Platón? georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

92/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Finalmente concluye Mr. Shermer con una más que asombrosa revelación:“Platón tejió el hecho histórico en el mito literario. Como él escribió de sus parábolas: “Podemos enlazar lo falso a lo verdadero por el propósito de la instrucción moral”. El mito es el mensaje.” Vemos que insiste en lo del “mito literario”, término que, al igual que otros autores, usa sin apenas conocer ni lo que realmente significa, o de lo contrario no lo haría, pues ¿qué es un mito literario? Desde luego, si Shermer se refiere a los diálogos del Timeo y Critias está diciendo una sandez como la copa de un pino, porque los diálogos de Platón no sonmitos literarios, son auténticos diálogos filosóficos. Siempre han sido, y serán, textos filosófico­científicos, no literatura mitográfica ni nada por el estilo, con independencia de que Platón haya mencionado ciertos mitos en sus diálogos, tal y como han hecho todos los científicos o filósofos que desde la antigüedad misma han tenido que enfrentar el estudio del mundo o el cosmos y sus leyes o principios, así como la historia de la humanidad y del mundo natural en general. Platón no era unmitógrafo, ni un simple novelista, era un científico, todo lo riguroso ­y más­ que se podía ser en su tiempo, y de sobra es conocido que ha sido él ­y no Aristóteles como aún siguen creyendo muchos escépticos­ el verdadero fundador del pensamiento racional dialéctico­científico del mundo occidental; incluso más materialista y racionalista ­en muchos aspectos­ que el mismo Aristóteles, quien ha sido erigido por los escépticos al más alto pedestal, como el paladín de la ciencia griega clásica. Pero si preocupante han resultado los graves errores por ignorancia, las falacias, y los posibles intentos de manipulación ­consciente o inconsciente­ del célebre escéptico norteamericano Michael Shermer en este artículo contra la Atlántida de Platón, publicado en la prestigiosaScientific American, poco menos que indignante resulta su pomposo final, poniendo en boca de Platón mismo una frase que jamás éste dijo, o escribió. Invito al lector a que busque en toda la obra de Platón ­desde los diálogos hasta las cartas­ en qué diálogo, y en qué pasaje concreto, Platón afirma que “Podemos enlazar lo falso a lo verdadero por el propósito de la instrucción moral”. Mr. Shermer parece no dudar en inventarse hasta una frase de la que no existe constancia alguna ­en toda la antigüedad­ haya salido de la boca, o del cáñamo, de Platón. Mr. Shermer sencillamente asume ciertas opiniones y comentarios de determinados autores de los tiempos modernos, que en la misma línea de jugar a pitonisos del pasado afirman que Platón lo que realmente quiso decir o hacer fue esto o aquello, y no lo que vemos en los códices y papiros conservados hasta hoy. Algunos de estos autores ­por lo general escépticos­ han realizado interpretaciones muy libres y forzadas, sacadas todas de su contexto natural (especialmente de la República), con la intención de dar soporte a la idea de que Platón era capaz de usar el mito o la falsedad de manera consciente como algo verdadero, si ello fuera necesario para la instrucción moral. Pero nada más lejos de la realidad. Platón condena abiertamente la costumbre de fabricar mitos, y advierte del perjuicio que los mitos crean en el desarrollo natural del pensamiento filosófico y racional, especialmente cuando se es aún muy joven. Con la misma fuerza que condena el mito, defiende el uso de las historias y hechos verdaderos como principales recursos para combatir el mito y para conseguir una correcta educación del ciudadano. Precisamente su constante lucha contra el mal hábito de ciertos autores de usar mitos como si fueran historias, introduciendo falsedades, es lo que le llevó a insistir reiteradamente en ambos diálogos, el Timeo y el Critias, que la narración sobre la Atlántida era una historia verdadera, no un mito o fábula fabricada; y esto exactamente es lo que nos trasmite Platón… ¿Por qué debemos creer más en las especulaciones y meras opiniones

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

93/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

subjetivas de Mr. Shermer ­y otros escépticos modernos­ que en el mismo Platón y todos los autores antiguos?, ¿qué razones, y sobre todo qué pruebas, tenemos para sostener que Platón en realidad mentía cuando afirmaba que era una historia verdadera? Tanto discípulos directos de Platón como los más antiguos comentaristas de sus escritos no dudaron de su honestidad y de que si él sostuvo ­bien por si mismo o por que así lo expuso Solón­ que se trataba de una historia verdadera, es porque realmente lo sería. Soy consciente de que la fides auctoritas es algo que hoy en día casi no se le tiene en cuenta a los autores antiguos (aunque sí a los modernos, sobretodo si sonescépticos), pero en la antigüedad, y durante casi toda la Edad Media, prácticamente lo era todo. Bastaba con leer nombres como Sócrates, Platón, Eudoxo, Tucídides, Aristóteles, Plinio, Estrabón, Ptolomeo, entre otros, para que la referencia fuese considerada como válida, debido ­precisamente­ a la gran fides auctoritas de la que gozaban, y créanme, que esta no se conseguía fácilmente, pues eran tiempos en los que la virtud y la honestidad intelectual sí tenían un verdadero valor, no como en nuestros tiempos… Epílogo En conclusión, que el tan celebrado (especialmente por escépticos y filo­escépticos) artículo de Michael Shermer sobre la Atlántida, como un “riguroso” enfoque sobre la cuestión, lejos de ser un verdadero ejemplo de análisis crítico y objetivo, constituye un auténtico ejemplo de un artículo mediocre, realizado por alguien que, además de estar viciado con determinadas viejas falacias y falsos prejuicios, evidencia ser un gran ignorante de la vida de Platón y sus textos; al menos de aquellos que debería dominar antes de atreverse a redactar el artículo (Timeo y Critias), o bien es un manipulador consciente de los hechos. A cuál de las dos peor… Quizás su pasado como fundamentalista religioso, antes de convertirse en escéptico y ateo (como el mismo ha reconocido en ocasiones), aún siga latente en su fuero interno y le haya influenciado hasta perder justamente los sentidos de la rigurosidad y la precisión, haciéndole actuar más como un creyente que como un científico. ¿Quién sabe?… i”The Myth Is the Message”, by Michael Shermer. September 27, 2004.http://www.physics.smu.edu/~pseudo/atlantis.html COMENTARII Buenas Georgeos, Bien, para comenzar, y puestos a decir tonterías –Michael Shermer parece docto en esta cuestión–, recurramos a una mera argumentación ad hominem. Este señor estudió psicología, algo que guarda una increíble relación con la historia y, en especial, con el tema que nos ocupa, esto es, la Atlántida, recibiendo posteriormente, tras su “conversión” al escepticismo, un doctorado en Historia de la Ciencia, en cocreto en relación a la Evolución. Temas, acreditaciones, títulos todos ellos que lo ponen en una situación académica sin duda especial para hablar de lo que habla, otorgándole grandes conocimientos. Pero no quiero ser irónico  Lo primero que destacaría es el título de su artículo, “The Myth is the Message”, y la explicación que él mismo da: “Myths are stories that express meaning, morality or motivation”. Siendo historiador de la ciencia uno no puede dejar de maravillarse de lo sencillo que es hoy en día hacerse con un doctorado. ¿Qué significaba “mito” para Platón? Lo ignora. ¿Tenía el mismo referente lingüístico hace 2500 años en la sociedad helena (pagana), que hoy en una sociedad antitéticamente natural como es la cristiana? Tampoco nos lo dice.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

94/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

Añadiendo algo a lo que ya bien comentas, apuntaría a la interpretación que Shermer da del susodicho “mito”, “a tale about what happens to a civilization when it becomes combative and corrupt”. Esta afirmación tendría sentido–y lo tiene únicamente para periodistas y, por lo visto, historiadores de la ciencia– si Atenas no hubiese sido destruída a la par que Atlantis. ¿Por qué destruye Platón ambas? ¿Por qué conserva Egipto, sin embargo? La respuesta está en la antigua teoría de las conflagraciones: Platón está más interesado aquí en hacer cosmología, o cosmogonía –y por tanto un ejercicio de historia, sea o no preciso–, que en hablarnos de moral o política –probablemente esperaba hacerlo en su siguiente diálogo–. Si la historia que cuenta Critias es una historia moral, Platón fracasa totalmente en su intento de enseñarnos algo: los buenos (atenienses) y los malos (atlantes) morirán por igual porque los dioses ni se preocupan ni deben preocuparse por los mortales. Y adicionalmente, ¿para dar una lección moral necesitamos un locus físico –a diferencia de “La República”–, y necesitamos saber las medidas y costumbres de, precisamente, la civilización corrupta que va a ser destruída? Demasiados agujeros para una hipótesis absurda. Finalmente, en referencia al texto, también me parece divertido que Shermer se adhiera a la hipótesis de “Platón planeó el Critias como un diálogo inconcluso” (aunque, en este caso, divertidamente, confunde Timeo y Critias, al igual que cierto periodista mexicano): lo hace porque le conviene a su intento de cientifismo, no porque pueda demostrarlo. Por lo demás, fantástica tu crítica. Añadiría una cosa: los dioses no pudieron destruir Atlantis por una razón muy simple: los dioses griegos, a diferencia del dios cristiano, NUNCA intervienen directamente en la historia del hombre –sólo en las edades anteriores, míticas, no en los períodos históricos–. Los viajes de Platón están perfectamente documentados –hay dos teorías en cuanto a qué dirección tomó primero, pero los lugares que visitó en ambos casos fueron los mimos… y no, no llegó a Cartago. Un saludo, ­César Guarde PD: Bien, sí, olvidaba comentar una cosa: cualquier intento de situar Atlantis en el plano del mito debe recurrir a dos argumentos para ser digno de consideración (que no necesariamente digno de crédito): la “Dissertation” de Thomas­Henri Martin de 1841, y el Parménides. Lo primero implica tener cierto conocimiento de historia de la filosofía clásica, y lo segundo… 

La Atlántida y Aristóteles. “El que la soñó la hizo desaparecer”. Historia de una falacia histórica.  17 de agosto de 2000 Posted by Georgeos Díaz­Montexano in Antiguas Civilizaciones, Artículos, Atlantis, Atlantología, Atlantologia Histórica, Atlántida, Crítica de las Fuentes, Crítica Interpretativa, Critias, Escriptología, Filología Clásica, Fuentes primarias y secundarias, Paleografía, Platón, Plato, Plato's Atlantis, Sismología, Timeo, Traducción metafrástica (semántica, léxica).  Tags: aqueos, Aristoteles, Aristotles, Atlantida, desaparecer, engaño, error, error de georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

95/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

interpretación, error de traducción, errores de interpretación, errores de traducción, Estrabon, falacias, falsedad, falsificaciones, Homer, Homero, imagino, invenciones, manipulacion, mentiras, muro, muros, Platón, Plato, Poseidonio, Posidonio, Posidonius, soño, Strabo, Troya add a comment

La Atlántida y Aristóteles

“El que la soñó la hizo desaparecer”   Historia de una falacia histórica Por Georgeos Díaz­Montexano

  Todas las obras de este Portal (WebSite) están bajo licencia de Creative Commons “Investigar es ver lo que todo el mundo ha visto, y pensar lo que nadie más ha pensado” (Albert Szent Gyorgi) … “Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más tiempo se le hace rodar, más grande se vuelve.” (Martín Lutero) … “Habrá que perseguir la mentira para georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

96/97


08/06/13

Artículos | En Busca de la Atlántida - Georgeos Díaz-Montexano & Buscando la Atlántida Histórica

encontrar la verdad” (Gil Grisson, CSI). Cuántas veces hemos leído en numerosos artículos escépticos o racionalistas, de índole cientificista, así como en muchas enciclopedias al uso, esa célebre frase atribuida a Aristóteles que cuestiona la credibilidad de la historia de la Atlántida de Platón, y que al referirse a Platón, y a la Atlántida misma, al parecer dice algo así como “el hombre que la soñó, la hizo desaparecer”, o según ciertas versiones inglesas, “el que la inventó (refiriéndose supuestamente a Platón), la hizo desaparecer”. Pues bien, esta susodicha frase, usada hasta la saciedad por todo tipo de escépticos (más por los pseudoescépticos) anti­platónicos y anti­atlantistas, no es más que una mera invención, una tremenda falacia creada a partir de una pésima (o mailtencionada) interpretación de un pasaje de otro autor griego, Estrabón, quien en su comentario 102 del Lib. II, establece una simple comparación entre las murallas de los Aqueos ­mencionada en la Iliada de Homero­ y la isla Atlántida, al parecer trasladando otra opinión, que en realidad parece ser una “communis opinio” entre los intelectuales escépticos de la época. Ciertamente, esta opinión planteaba que Homero, de la misma manera que habría inventado las murallas de los Aqueos las habría hecho igualmente desaparecer después, pero en ningún momento ­y esto debe puntualizarse­ Estrabón pone en boca de Aristóteles ni en la de Posidonio (ni en la suya propia, por supuesto) ninguna frase antiplatónica o antiatlantista como la anteriormente citada… Para continuar la lectura descárguese el artículo completo en PDF    

Descarga el artículo en PDF

Tema Regulus por Binary Moon. Blog de WordPress.com.

georgeosdiazmontexano.wordpress.com/category/articulos/

97/97


Libro Gratis: ATLANTIDA, TARTESSOS Y EGIPTO, de Georgeos Díaz-Montexano