Issuu on Google+

Sofía Olalde Hightower 1ºE

COMENTARIO DE TEXTO: POSTURAS DIVERGENTES DE LOS VENCEDORES (GEORGE LLOYD Y WOODROW WILSON)

Estos dos textos son fuentes primarias escritas, y ambos tienen un carácter político internacional. El primero es un memorándum, es decir, una nota que contiene lo que posteriormente quiere presentar a los demás países el primer ministro británico George Lloyd, y el segundo es un discurso que fue realizado por Woodrow Wilson, vigésimo octavo presidente de Estados Unidos. Ambos tuvieron lugar el 25 de marzo de 1919, dos meses después del inicio de la Conferencia de la Paz de París, y estaban dirigidos al Consejo de los Cuatro, formado por Francia, Inglaterra, Estados Unidos e Italia, y presentan las posturas de Inglaterra y Estados Unidos frente a cómo debería lograrse la Paz. Lloyd, como ya he reflejado, era el primer ministro británico. Wilson profesor de políticas, y tenía un carácter pacifista, reflexivo e idealista. Cabe destacar que aparte de ser presidente de Estados Unidos fue quien tuvo la iniciativa de lograr una Paz a escala Mundial basada en la autodeterminación, la democracia, el liberalismo y la


seguridad colectiva mediante la creación de la Sociedad de Naciones. Presentó su programa en 1918, con los famosos 14 puntos. En cuanto al contenido de los documentos, tanto Lloyd como Wilson reconocen la responsabilidad de Alemania tanto en los orígenes de la guerra como en los métodos empleados y la necesidad de hacer justicia para los Aliados, pero defienden la idea de que se debe establecer la Paz de forma imparcial y de que no se debe destruir a Alemania completamente. Ambos gobernantes piensan que las cláusulas no deben ser excesivas, sino que el gobierno alemán tiene que poder cumplir las obligaciones que se le impongan. Opinan que debe evitarse cualquier impresión de injusticia, ya que podrían originarse nuevos conflictos debido al descontento de la población. Además, Wilson cree firmemente que sería un error dar razones a Alemania para querer una revancha. Por último, Lloyd pretende ofrecer una alternativa al bolchevismo, porque será una solución igualitaria del problema europeo. Las posturas de ambos son casi idénticas, lo que se debe distintos tipos de aproximaciones. Tienen una aproximación política; también hay una aproximación ideológica; otra aproximación es estratégica y territorial, pues ambos aspiran a ser grandes potencias y a tener control marítimo; por último la aproximación y económica, ya que pretenden cobrar de Alemania. Además Inglaterra apenas sufrió la Guerra en su territorio, y EEUU no la sufrió en absoluto, lo que les hace carecer del espíritu de carácter vengativo que tenía Francia, pues esta tiene grandes destrozos de la Guerra y por ello quiere castigar severamente a Alemania, sin piedad. Al ser posturas tan cercanas, se producirá un acercamiento futuro entre Gran Bretaña y Estados Unidos. Inglaterra y Estados Unidos tenían un acercamiento, pero se alejaban de los intereses de Francia, por lo que fue imposible decidir una posición común, porque sus objetivos bélicos chocaban entre sí. El resultado fue un compromiso chapucero que no satisfizo a nadie y que preparó el camino para nuevas explosiones. Estos discursos tienen lugar cuando acaban de ganar la Primera Guerra Mundial los Aliados, y deciden reunirse para establecer las bases y redactar los Tratados que se deben firmar con los países vencidos para lograr una Paz Mundial, lo que es un proyecto muy ambicioso e idealista. Toda la culpa fue a Alemania, por lo que dieron más importancia al Tratado que firmaron con ella, es decir, al Tratado de Versalles. Ambos documentos tienen un gran valor histórico, ya que se muestran las posturas de dos de los integrantes del Consejo de los Cuatro, Inglaterra y Estados Unidos. Nos permiten hacernos una idea como piensan que deben ser las cláusulas (no demasiado severas, solo lo justo para hacer justicia sin que Alemania inicie una nueva guerra por su descontento). Ambos dirigentes tienen una opinión muy cercana y destacan la idea de que no se debe dar pie a más conflictos.


Sofía olalde hightower lloyd wilson