Issuu on Google+

El comentario de un texto histórico María Camila Jaimes García El texto de Clemenceau "Tomo acta de las palabras y de las excelentes intenciones del Presidente Wilson. Él elimina el sentimiento y el recuerdo: es ahí donde tengo una observación que hacer respecto a lo que acaba de decir. El presidente de EE.UU. desconoce el fondo de la naturaleza humana. El hecho de la guerra no puede ser olvidado. América no ha visto esta guerra de cerca durante los tres primeros años; nosotros, durante ese tiempo, perdimos un millón y medio de hombres. No nos queda mano de obra. Nuestros amigos ingleses, que han perdido menos que nosotros, pero lo bastante para haber también sufrido mucho, me comprenderán. Las pruebas que hemos debido pasar han creado un sentimiento profundo sobre las reparaciones que nos son debidas; y no se trata sólo de reparaciones materiales: la necesidad de reparaciones morales no es menos fuerte (...) Buscáis hacer justicia a los alemanes. No penséis que ellos nos van a perdonar, buscarán la ocasión de la revancha, nada destruirá la rabia de aquellos que han querido establecer su dominación en el mundo y que se han creído tan cerca de conseguirlo." El jefe de gobierno francés, Georges Clemenceau, dirigiéndose al Consejo de los 4 El texto que voy a comentar es circunstancial e histórico literario pues es un discurso que se desprende de un hecho histórico, la segunda fase de la Conferencia de París celebrada entre marzo y junio de 1919, en el que se encuentra Clemenceau, primer ministro francés, y donde expresa sus ideas de manera subjetiva, pues la finalidad de la Primera Guerra Mundial ha dejado marcas físicas y psicológicas en su población. Este discurso se da cuando se produce la reunión del consejo de los cuatro para decidir las condiciones del tratado de paz con Alemania, ocurre después de que Wilson pidiese unas condiciones justas para Alemania. Trata sobre la opinión de Clemenceau respecto a la idea de Wilson de aplicar un trato, para él, justo a los alemanes. Clemenceau utiliza un tono amable y suave para dirigirse al consejo(Tomo acta de las palabras y de las excelentes intenciones del Presidente Wilson), al hablar de la venganza para Alemania. Para conseguir su propia justicia él debe convencer a todos los estados pertenecientes al Consejo, y para ello habla de una realidad de la guerra que son las perdidas humanas que han sufrido las potencias europeas, donde busca el apoyo de Gran Bretaña (Nuestros amigos ingleses, que han perdido menos que nosotros, pero lo bastante para haber también sufrido mucho, me comprenderán.), y que no le ha pasado a EEUU pues entró al finalizar la guerra( El presidente de EE.UU. desconoce el fondo de la naturaleza humana); consiguiendo así convencer a Wilson, el pilar de toda la paz y los tratados. Concluye con la fuerte idea de que para evitar la revancha por parte de Alemania (No penséis que ellos nos van a perdonar, buscarán la ocasión de la revancha) deben ser justos con ellos y así poder controlarlos y que no vuelvan a originar una guerra. Dentro del contexto Clemenceau es el único que quiere venganza porque, a parte de que está fuertemente enfadad, tiene la intuición de que Alemania querrá volver a expandirse, y crear una guerra; sorprendentemente acertó. Pero la cuestión esta en que si no se hubiesen visto muy influenciados por sus ideas bien argumentadas, y hubiesen seguido las ideas pacifistas de Wilson; no hubiese ocurrido la Segunda Guerra Mundial.


María camila jaimes garcía comentario de un texto clemenceau