Page 1

InvolucrARTE Gestión cultural en Almirante Brown

2013 Profesores • • • •

Casanova, Florencia (tutor) Engelhard, Valeria García Redín, Alejandra Lara, Jimena

Integrantes • •

Macia, Genoveva Tarantino, Martina

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 1


Introducción La cultura es un ingrediente fundamental para la formación de nuestra identidad. Es esencial para el desarrollo de una persona, tanto individualmente como colectivamente. La cultura de cada región suele mantenerse a lo largo del tiempo y se transmite de generación en generación, pero en una sociedad mundial que se mueve y modifica tan velozmente la cultura, muchas veces, queda en segundo plano. Es por esto que aquellas generaciones que son concientes de la importancia y el significado de la cultura tienen en su poder la posibilidad de transmitir el mismo mensaje a las generaciones futuras. Para ello es necesaria la gestión cultural, es decir, promover el desarrollo de la cultura en la sociedad. Probablemente, si se intenta fomentar la cultura a nivel nacional difícilmente se generen campañas eficientes y se obtengan resultados visibles. Por lo tanto, lo más eficaz es dividir la gestión cultural por región. En este proyecto de investigación se hará foco en la gestión cultural del Municipio de Almirante Brown, ubicado en el sur del Gran Buenos Aires. La investigación tiene como objetivo principal analizar el impacto que ha tenido la gestión cultural en la participación activa de los ciudadanos del municipio de Almirante Brown desde los últimos 10 años hasta la actualidad. Focalizamos el análisis en la secretaría de cultura de Almirante Brown, en la oferta de talleres culturales que el municipio lleva a cabo, en los participantes que concurren a dichos talleres y en los funcionarios que llevan adelante las políticas culturales en el municipio, acercándonos además a los vecinos que disfrutan y son parte de la oferta cultural del municipio. Elegimos este tema ya que nos interesa la repercusión que tiene la gestión cultural en la participación activa de los habitantes del municipio. Es interesante saber qué rol cumple el Estado en esta gestión, a qué franja están destinadas las actividades culturales, a qué sectores sociales apuntan y cuáles son los distintos tipos de talleres que se realizan. También creemos que es importante conocer si las actividades culturales tienen buena difusión y si se cumple realmente el objetivo de ser promovidas entre los habitantes del municipio. Además nos gustaría saber cuál es la opinión de aquellos que participaron o participan de este tipo de propuestas culturales y cuál es la relación entre la gestión cultural y el bienestar de cada individuo. Como primer paso, elegimos algunas palabras clave que nos sirvieran para referirnos a ciertos aspectos de esta temática con propiedad. Dichas palabras son las siguientes y se desarrollarán más adelante: Gestión cultural, política cultural, participación ciudadana, repercusión, difusión, gobiernos locales, desterritorialización de la cultura, democratización de la cultura e identidad cultural. Para comenzar a desarrollar esta investigación, se planteó la siguiente hipótesis: “La gestión cultural produce una repercusión positiva en los habitantes del municipio de Almirante Brown” Considerando dicha hipótesis como meta del proyecto, varios objetivos Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 2


fueron planteados antes de comenzar con la investigación. Principalmente, se propuso investigar qué tipos de actividades se realizan actualmente en el municipio de Almirante Brown para poder saber cuales son los planes que están a disposición de los habitantes y cuál es la oferta del gobierno municipal. En segundo lugar, se planteó investigar de qué manera se difunde su existencia y a partir de este conocimiento poder evaluar si la difusión es efectiva o no. También resultaba interesante observar cuál es el rol del Estado en la concreción de las propuestas ya que, en el caso de que la gestión no fuese efectiva, esto significaría un factor importante. Dos aspectos que serían útiles al compararlos son el tipo de gente que participa en las actividades culturales (edad, posición social) y el segmento social al que están originalmente destinadas. Conociendo esto, se podría descubrir no sólo si la gestión cultural en el municipio es inclusiva, sino también hasta qué punto se cumplen las políticas culturales y los objetivos que se plantea el gobierno municipal a la hora de idear las propuestas. Es esencial para corroborar o refutar la hipótesis tener la posibilidad de evaluar si el efecto que tiene la participación en estas actividades en los habitantes del municipio es positivo y contribuye al bienestar personal. Por último, se buscará comprobar si dichas propuestas funcionan de manera efectiva y en el caso de que no fuese así, poder proponer qué podría realizarse para mejorar la situación. Por lo pronto, para contribuir con el último punto planteado, el objetivo externo es realizar un blog que brinde información acerca de las conclusiones obtenidas gracias a esta investigación y que el mismo se encuentre a disposición de cualquiera que lo busque en la web. Las herramientas que serán utilizadas son las siguientes. En primer lugar, una encuesta a los habitantes de Almirante Brown1 para, mediante preguntas, obtener indicadores que sirvan para a la concreción de los objetivos. Luego, una entrevista a una persona que haya participado activamente en el área cultural del municipio y pueda responder dudas acerca de la difusión, la realización de los talleres y el rol del Estado en dichas actividades. En este caso, la entrevistada fue Corina Amalia Lechini, bibliotecaria, gestora cultural y docente de nivel terciario quién se desempeñó como directora de Promoción Cultural de la Municipalidad de Almirante Brown y fue titular de la Subsecretaría de Infancia, Familia y Desarrollo Social del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Por último, se realizará una lectura de variado material teórico que sirva tanto para contribuir con el cumplimiento de los objetivos como con el desarrollo general de la investigación.

1

Para la encuesta se tomó una muestra de 50 habitantes del municipio, mayores de 13 años que tuviesen acceso a las TICs Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 3


Definiciones terminológicas y desarrollo de la investigación Para analizar la gestión en este municipio, debemos partir del concepto de cultura. La cultura tiene un doble significado (Eggers-Brass et al. 2002): puede referirse a ella como el “cultivo” de las capacidades humanas o bien como el resultado del ejercicio de estas capacidades. En otras palabras, tenemos en primer lugar el proceso de producción de los objetos culturales y su transformación por el hombre, y en segundo lugar lo que efectivamente ha creado el hombre. Si bien a la hora de nuestro análisis tenemos presentes ambas definiciones, creemos conveniente hacer foco en la segunda ya que el proyecto analizará, entre otras cosas, de qué manera se fomenta el ejercicio de las actividades culturales en el municipio de Almirante Brown. Cuando hablamos de gestión cultural nos referimos al conjunto de estrategias utilizadas para facilitar un adecuado acceso al patrimonio cultural por parte de la sociedad. Estas estrategias contienen en su definición una planificación de los recursos económicos y humanos, así como la consecución de unos claros objetivos a largo y corto plazo que permitan llevar a cabo dicha planificación. El objetivo de gestionar la cultura es que los integrantes de un determinado grupo sientan la necesidad de involucrarse en los distintos aspectos que constituyen la cultura del lugar al que pertenecen o con el cuál se sienten identificados (Portal Iberoamericano de Gestión Cultural, 2010). En el caso del municipio de Almirante Brown, los habitantes del municipio cuentan con la posibilidad de asistir tanto a talleres como a eventos culturales que organiza el municipio y pone a disposición del público. Sin embargo, esto no necesariamente es suficiente para que los habitantes sientan la necesidad de involucrarse en dichas actividades. Es imprescindible que la existencia de las actividades se fomente. Para que la gestión cultural sea efectiva, es necesario en primer lugar contar con la participación ciudadana, la cual surge a partir de la necesidad de los habitantes de tener una identidad cultural. La identidad es la representación de quiénes somos y cuál es nuestra comunidad o nuestra cultura. Existen numerosas y diversas producciones regionales que pueden o no seguir las tradiciones locales, que suman a lo antiguo nuevos aportes creativos o que surgen de otras fuentes y se arraigan firmemente en determinados grupos de población. Según Corina Lechini, entre las producciones regionales más populares entre los habitantes del municipio se encuentran el folclore y el tango. En este caso, se trata de tradiciones nacionales aunque según la entrevistada, en el caso del folclore se trata de una danza más estilizada que se considera tradicional. El conocimiento de la identidad cultural es sumamente importante para el desarrollo de un pueblo. Una de las características de un pueblo que decide ser libre es que sus habitantes comienzan a interesarse por su pasado, por su propia cultura, por su formación, por la Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 4


investigación científica y tecnológica y por la creación artística y literaria (Eggers-Brass et al. 2002). Para que la gestión cultural sea exitosa, es imprescindible en segundo lugar contar con una política cultural. Según el Ministerio de Desarrollo Social de la Presidencia de la Nación se denomina política cultural al conjunto de acciones o intenciones por parte del Estado, la comunidad o instituciones civiles que tienden a satisfacer las necesidades culturales de una sociedad y obtener consenso para la transformación social o el establecimiento de un nuevo tipo de orden entre las personas. Además, ese esfuerzo debe tener como meta la socialización de los productos y la democratización de sus resultados para que toda la población, independientemente de su edad, género, religión, posición social o postura política, tenga acceso al patrimonio generado por la sociedad en su conjunto. En la entrevista, Corina Lechini afirma que el municipio ha invertido en una nueva Casa de la Cultura en el año 1994, al comprar un shopping y adaptarlo para la realización de distintas actividades culturales. A pesar de que la infraestructura no condice con el típico edificio cultural, se ha podido adaptar para realizar las actividades correspondientes; cuenta con micro-cines, micro-salones, patios internos, espacios para llevar a cabo muestras artísticas y hasta rincones destinados a encuentros literarios. En lo que a esto respecta, también cabe destacar que el municipio de Almirante Brown organiza talleres a disposición de los habitantes de forma gratuita y no existe ninguna restricción a la hora de anotarse en cualquier actividad cultural, excepto en algunos casos el pertenecer a otro municipio ya que se busca darles prioridad a quienes pagan los impuestos con los que se financia el área cultural de la zona. “Hemos tenido suerte con los gobiernos municipales porque tanto el gobierno municipal de Villaverde, después Hebe Maruco, Manuel Rodríguez, que fueron intendentes, le dieron mucha importancia a la cultura. Por eso se compró esta Casa de la Cultura. En una época en la que los colegios se transformaban en shoppings y daban otro mensaje, nosotros salimos a comprar un shopping para la cultura y por suerte se pagó un precio muy bajo. Fue una inversión.” (Corina Lechini) A partir de la política cultural se pueden definir los criterios y directivas generales y estables que deben guiar las decisiones en el campo de la cultura. Autonomía de la sociedad, presencia y papel facilitador del Estado, libertad de creación, valoración y respeto de la diversidad, afirmación y proyección de la identidad, educación de la sensibilidad, conservación y difusión del patrimonio cultural, igualdad de acceso al arte y al uso de tecnologías, descentralización y regionalización, constituyen tópicos recurrentes de todo gobierno que diseña sus políticas culturales propias. (Arturo Chavolla, 2010) En relación a esto es interesante conocer cuáles son las políticas culturales en Argentina para, más adelante, poder realizar una comparación con las políticas del municipio de Almirante Brown. Según expresa la Dirección Nacional De Política Cultural y Cooperación Internacional, son los objetivos de la Política Cultural de la Nación: · Apoyar y promover programas, proyectos e iniciativas de democratización y acceso a los bienes culturales, en especial aquellas vinculadas con los medios de comunicación (herramientas de difusión de la producción cultural) Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 5


· · · · ·

Impulsar la integración y el respeto a la diversidad cultural mediante programas y planes de estímulo a la producción y acceso a los bienes culturales. Proponer estudios diagnósticos sobre las políticas culturales y la incidencia de la cultura en el desarrollo económico y proponer la formulación de planes estratégicos locales. Formular acciones que tiendan a la valorización económica y política de la cultura en su contribución al desarrollo sostenible. Propiciar evaluaciones de impacto de la producción cultural sobre los indicadores locales Formular propuestas de actualización de las actividades vinculadas a la gestión cultural, circulación de bienes culturales y toda otra iniciativa vinculada a la defensa de los derechos culturales, en especial de grupos minoritarios y/o pueblos originarios2

Sin embargo, surgen varias falencias cuando los municipios deciden llevar a cabo las políticas culturales. No existen expectativas de logros posibles para un tiempo determinado. Los objetivos no se encuentran definidos con claridad, los referentes consultados adhieren a un concepto amplio de cultura y objetivos difusos de las políticas culturales. No hay un Proyecto Nacional de Cultura que guíe las políticas locales. Se confunde la realización de espectáculos con la política cultural. Existe cierta tensión entre las políticas públicas de los gobiernos y las que brindan ciertas organizaciones no gubernamentales. (Tasat, 2008). A estos problemas se les agrega, muchas veces, la falta de presupuesto. A partir de la entrevista con Corina Lechini se puede interpretar que Almirante Brown no dispone de un alto presupuesto para traer a los artistas más reconocidos. Es por eso que debe haber un equilibrio a la hora de utilizar el capital. En varios casos sería más apropiado darles lugar a los artistas locales ya que la producción de sus espectáculos es más sencilla. Sin embargo, cabe destacar que generalmente los artistas de la zona no tienen la misma popularidad, y consecuentemente el mismo impacto, que aquellos artistas reconocidos a nivel nacional. Además, el presupuesto municipal tampoco permite tener los más efectivos medios de difusión a su disposición. “La difusión nunca es buena porque es muy difícil. La buena difusión hay que pagarla y se paga bastante. Es mucha plata la que se va en difusión. Los medios locales nos ayudan pero no tienen una gran tirada. Los medios nacionales nunca dan importancia a la cultura y a las buenas noticias. No les interesa tanto difundir la parte de cultura. Si es gratuito parece que le dan menos importancia. Haciendo un sondeo de cuál es la mejor difusión nunca arribamos a una conclusión muy certera. Sabemos que el avión es muy importante, sabemos que el auto parlante también, en la página Web también se trabajó mucho, los mails a la gente, los carteles en la vía pública, los afiches. En realidad a la hora de hacer difusión no hay un solo camino, hay que ver todas las variables.” Confirmando el testimonio de la entrevistada, las encuestas indican que el 52,08% de los respondentes jamás ha visitado la Casa de la Cultura, el 79,17% nunca ha recibido un folleto relacionado con el área cultural del municipio y el 83,33% desconoce que los talleres que brinda el municipio son gratuitos. Existen gobiernos que se proponen sacar las exhibiciones culturales fuera de los teatros, museos o ámbitos académicos, los cuales constituirían el territorio “natural” de la cultura, y 2

"Página Web de la Dirección Nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional"

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 6


exponerlos en las calles o plazas. A esto nos referimos cuando hablamos de desterritorialización de la cultura, (Ander-Egg, 1987) al sacarla del sitio en donde es considerada natural o del ámbito en donde suele desarrollarse. Este concepto tiene una relación directa con la democratización de la cultura la cual refiere a la negación de aquel territorio donde una actividad cultural se lleva a cabo normalmente y promueve su difusión en todos lados, incrementando la diversidad, tanto de la audiencia como de las regiones donde ocurren importantes eventos culturales. Para ejemplificar este caso podemos recurrir a la entrevista con Corina Lechini, quien expresó la importancia de traer artistas reconocidos al municipio. El más destacado en los últimos 5 años fue el tenor José Carreras. Para traerlo a Almirante Brown se realizó una muy significativa inversión y despliegue de infraestructura para que el concierto pudiera llevarse a cabo. Fue un evento cultural de gran impacto, especialmente para aquellos habitantes del municipio, porque más allá de disfrutar la música que producía el artista, el espectáculo en sí fue imponente e inusual para un municipio. Para abordar la problemática que se propone en este trabajo, se deben tener en cuenta datos estadísticos relevantes como, en primer lugar, la cantidad total de habitantes de Almirante Brown (según el censo de 2010, 515.556 habitantes). También es útil conocer la cantidad de matriculados (educación común) en el municipio de Almirante Brown, que según los datos que provee la página web de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, se trata de un total de 152.046 adolescentes y el nivel de instrucción alcanzada por la población del municipio (clasificado por las diversas edades) para poder establecer una relación entre estos datos y la cantidad de personas pertenecientes a los diversos grupos etarios que participan en una actividad cultural. Luego de haber llevado a cabo la encuesta como parte del trabajo de campo, se obtuvieron los siguientes resultados: De los encuestados, ninguno tiene el nivel primario incompleto lo cual significa que, sabiendo que los encuestados son mayores de 13 años, todos han continuado con sus estudios. La mayor cantidad de respondentes contestó que no terminó la secundaria, lo cual nos lleva a inferir que la mayoría de los que han contestado son mayores de 13 años y menores de 18. La encuesta muestra que el 14,48% de los respondentes completó una carrera universitaria y un porcentaje menor ha cursado un posgrado. Esta serie de preguntas también indica que el 48,94% de los encuestados obtiene un ingreso familiar de $10.000 a $30.000. Podría concluirse entonces que la mayor parte pertenece a la clase media-alta. El segundo porcentaje más alto, es decir el 34,04% de los encuestados, obtiene un ingreso familiar de $5.000 a $10.000, lo cual los ubicaría en la clase media. A la hora de hacer un análisis crítico sobre la gestión cultural en el municipio de Almirante Brown, es interesante indagar sobre aquellas actividades culturales que se han realizado recientemente y a partir del conocimiento de ellas, analizar la repercusión que estas han tenido en los habitantes. Por ejemplo, analizando artículos publicados por el municipio en la página web oficial, la Secretaría de Educación y Cultura del Municipio de Almirante Brown presenta con entrada libre y gratuita, variadas ofertas culturales, entre ellas, recitales folclóricos, obras de teatro y funciones cinematográficas. Además. La Secretaría de Educación y Cultura está planificando la creación de un Instituto de Estudios Históricos sobre el partido de Almirante Brown cuyo principal objetivo es permitir la realización de Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 7


investigaciones históricas, bibliográficas y documentales sobre el municipio. También, en Almirante Brown se inauguran muestras, tanto de artes plásticas como de teatro, literatura y música. Según Corina Lechini, quien cuenta con una larga trayectoria en la Secretaría de Educación y Cultura del municipio, actualmente el gobierno municipal brinda alrededor de 150 talleres diferentes, como talleres de canto, danza y artes plásticas y manualidades. Muchos de los talleres están clasificados por franja etaria. Sin embargo, a veces el público que asiste a ellas es muy variado y heterogéneo. Esta heterogeneidad no sólo aparece en las edades de quienes asisten a los talleres sino que también en las clases sociales de dichas personas. Con respecto a la evaluación del efecto que tiene la participación en talleres culturales en la gente que habita el municipio, se puede llegar a la conclusión de que es positivo. Corina Lechini asegura que existen muchas personas que han asistido a los talleres y han encontrado allí una salida laboral, o en el mejor de los casos, su vocación. Es este el caso de aquellas personas que se dedican a las manualidades y las comercializan en las calles del municipio o también aquellos bailarines de tango y folclore que han participado de competencias a nivel municipal, regional y hasta provincial.

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 8


Conclusiones A continuación, habiendo expuesto los resultados del trabajo de campo en contraste con lo investigado y conocido sobre el tema, volvemos a la hipótesis. ¿Produce la gestión cultural una repercusión positiva en los habitantes del municipio? A pesar de que los resultados de la encuesta parecen indicar poco interés por parte de los habitantes del municipio y teniendo presente que el 79,17% de los encuestados no ha visitado jamás la Casa de la Cultura. Al considerar la información brindada por Corina Lechini durante la entrevista es posible sacar una conclusión totalmente diferente. “Hay muy buenos bailarines de tango pero en folklore se da este fenómeno. Inclusive son chicos que pertenecen a familias humildes en barrios que tienen muchas carencias, sin embargo los padres se esforzaban y esto estaba bueno porque trabajaba la familia también”. “Muchas personas que trabajaron en los talleres, que cursaron en talleres, se convirtieron en artesanos, integraron las ferias de artesanía. O sea que de alguna manera para gente de menos recursos se transformó en una salida laboral, lo cual no es menor, es importante.” (Corina Lechini). Es apropiado quedarse con este último testimonio ya que es muy probable que las encuestas indiquen una falta de interés en el área cultural debido a, principalmente, la falta de difusión. Con respecto a esta falencia grande, podemos sugerir que, en lugar de invertir grandes sumas de dinero en difusión, se realicen charlas informativas en las escuelas del municipio para fomentar la transmisión de mensajes de boca en boca, que parece ser la manera más efectiva de propagar la información. A pesar de todo esto y regresando a las políticas culturales, el municipio de Almirante Brown parece tener un claro objetivo con respecto a la inversión en el área cultural: “Es productivo. Es inversión todo lo que se gaste en cultura y en educación. Los gobiernos no tienen que escatimar en eso porque es la herramienta transformadora de la realidad que estamos viviendo. En un mundo donde hay tanta marginalidad, tanta exclusión, hay que integrar. A través de la cultura se puede integrar muy bien, se puede trabajar muy bien a nivel barrial” (Corina Lechini) Sería ideal que el municipio continuara con esta iniciativa, manteniendo los proyectos pensados para el área cultural e ideando nuevas propuestas, ya que fomentar la cultura de una región es una de las cosas más importantes para una sociedad actual.

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 9


Listado bibliográfico

• • • • • •

Ander-Egg, E. 1987. La política Cultural a Nivel Municipal. Ed. Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde, Consejo Zacatecano de Ciencia y Tecnología. Buenos Aires. Marchiaro, P. 2005 Cultura de la Gestión. Eggers-Brass. 2002, Cultura y Comunicación, Ed. Maipue, Buenos Aires. Mendes Calado,P. 2012. Las políticas culturales de los gobiernos locales en la Argentina. Revista Pueblos y fronteras digital, v7, n13, junio-noviembre 2012. Petit, M. 1999. Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura. Ed. Fondo de Cultura Económica, México DF. Tasat, J. 2008. Las políticas culturales de los gobiernos locales. Asociación de Administradores Gubernamentales. Winocur, R.1996. De las políticas a los barrios. Ed. Miño y Davila. Buenos Aires.

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 10


Anexo Encuesta realizada a habitantes del municipio de Alte Brown

Edad: Nivel de estudios alcanzados: 

Primaria incompleta

Primaria completa

Secundaria incompleta

Secundaria completa

Terciario

Nivel universitario incompleto

Nivel universitario completo

Posgrado

Ingreso familiar 

Entre $3.000 y $5.000

Entre $5.000 y $10.000

Entre $10.000 y $30.000

$30.000 o más

¿Participa en alguna actividad cultural? 

No

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 11


Si la respuesta anterior fue si, ¿de que tipo?: 

Artes plásticas

Música

Danza

Canto

Lectura

Si la respuesta 4 fue “no”, ¿le interesaría participar de alguna? 

No

Si la respuesta previa fue “si”, ¿de que tipo? 

Artes plásticas

Música

Danza

Canto

Lectura

¿Alguna vez visito la Casa de la Cultura de Almirante Brown? 

No

Si la respuesta anterior fue “si”, ¿Por qué motivo? 

Para hacer una consulta

Participar en un taller

Por un puesto laboral

Otros

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 12


¿Alguna vez le llegó un folleto de la Casa de la Cultura de Almirante Brown? 

No

¿Sabias que los talleres que ofrece el municipio de Almirante Brown son gratuitos? 

No

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 13


Entrevista realizada a Corina Amalia Lechini. Bibliotecaria, gestora cultural y docente de nivel terciario. Master en Cultura Nacional (INAP). Master en Cultura y Comunicación (FLACSO). Se desempeñó como directora de Promoción Cultural de la Municipalidad de Almirante Brown. Fue titular de la Subsecretaría de Infancia, Familia y Desarrollo Social del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. ¿Estudiaste alguna carrera universitaria relacionada con el área cultural? Sí, estudié en FLACSO gestión cultural y política cultural hace ya unos años. Después lo que hice también fue en el INAP, Instituto Nacional de la Administración Pública, hicimos un curso que duró un año…bastante larguito, un master en cultura nacional. El título que yo tengo de grado es de bibliotecaria y... hice la licenciatura en bibliotecología así que, bue, dentro de esos parámetros me manejé siempre y fui directora de la biblioteca pública de acá durante 5 años.. Eh... después hubo otros cargos en el medio y… mas o menos a los dos o tres años estuve en cultura, estuve 15 años. Así que viví todos los traslados, cuando se compró la Casa Municipal de la Cultura, un logro importantísimo ese, que era un cine antes, que se había convertido, bueno, en un shopping, lo había comprado un grupo de gente, lo hicieron shopping y después pasó a ser Casa Municipal de la Cultura y ahí estuvimos trabajando. Antes la sede, en realidad no teníamos un lugar muy lindo, muy amplio. Lindo sí, porque era una casona antigua pero muy limitada para poder hacer eventos, que era lo que llaman “La Cucaracha”. Este... bueno hicimos el traslado y fue un desafío enorme porque eran 7000 m2 para dotarlos de actividades de, prácticamente, casi de la nada, porque teníamos algunos cursos pero casi de la nada armamos toda una estructura de talleres, de actividades centralizadas, regulares. Emm y después hicimos, bueno, la verdad si uno mira para atrás, infinidad de cosas. Pudimos trabajar muy bien. Las primeras etapas fueron excelentes porque además había más presupuesto, ¿no?, para Cultura. Y en realidad siempre la concepción fue la cultura como inversión, ¿no?; no como un gasto sino como una inversión, porque la herramienta transformadora de la realidad es la educación y la cultura, entonces es una inversión a largo plazo, todo lo que uno invierte en cultura va a redundar en un beneficio para la gente y crecimiento desde todo lugar. Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 14


¿Con qué talleres arrancaron? Mira, tratamos con varios talleres, talleres de música donde teníamos varios instrumentos, después había talleres de canto, creo que continúa toda esa estructura. Después talleres de arte, talleres de manualidades. Fuimos incorporando talleres a pedido de la gente.

Hoy en día hay alrededor de 150 talleres. Es un montón… Los talleres de plástica son para chicos de 8 años en adelante y de ahí por segmentos de edades hasta gente grande. ¿Hay gente de todas las edades? Si hay por ejemplo un taller de Vitro que es muy interesante. En un momento hubo un taller de estética corporal que estaba muy bueno con elaboración de productos que tenían que ver con la estética y tenía como una salidita laboral eso y muchas chicas se orientaron a armar regalos empresariales, digamos, se asociaron y armaron como micro emprendimientos productivos y les sirvió muchísimo y hoy hay una proveedora de fragancias, fragancias de todo tipo, de una chica muy trabajadora que cursó ese taller y anda por Adrogué y vive muy bien de la venta de fragancias, esta en todas partes.

¿La gente que va a los talleres es de diferentes clases sociales? Es heterogéneo, muy heterogéneo como debe ser ¿no? Para ser una gestión cultural tiene que ser una gran niveladora social, tiene que trabajar con algunos ejes por donde está la inclusión, hay que descentralizar, no todo puede ser acá en Adrogué, hay que distribuir el presupuesto, los recursos en distintos lugares.

¿Lo están haciendo en varios lugares de Almirante Brown? Sí sí, eso fue un desafío y una meta que nos pusimos enseguida. Lo mismo pasó con la biblioteca, pertenece a la cultura. La biblioteca está ahora en el área de educación pero de cualquier manera estuvo muchos años en el área de cultura. Los que no iban a la biblioteca, que pudieran tener un servicio bibliotecario, fuera del área de la biblioteca y que a veces costaba llegar y... por eso Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 15


apareció el bibliomóvil, fue importante. El bibliomóvil lo conseguimos en la gestión en la que yo estuve porque fue un proyecto que hicimos, que nos aprobaron en nación y el primer bibliomóvil, dentro de un programa de entrega que hubo en distintas partes del país, fue acá en Adrogué. Son cosas que se pierden a veces pero sí fue, en su momento, muy equipado con un grupo electrógeno como para no solo agotarnos en el préstamo de libros e ir a distintos barrios sino también poder hacer espectáculos.

¿Hoy en día hay muchos espectáculos? Sí sí sí Vienen muchas bandas… Vienen muchas bandas y mucho público joven, por eso te digo. Hay también gente grande porque también hay folklore, tango que, bueno, si bien hay muchos jóvenes, los espectadores por ahí son más grandes. Sí eso te iba a preguntar justo, si los talleres más o menos que están por ejemplos tango, folklore que por ahí están pensados para gente más grande, al final ¿termina asistiendo gente más grande? ¿O también termina yendo…? También van chicos, hay una movida muy grande sobre todo en los barrios periféricos en torno al folklore eh... fundamentalmente te diría la danza folklórica y eso lo pudimos ver muy bien en los torneos juveniles, donde había mucha participación de distintos ballets y agrupaciones folklóricas de todo el distrito. Y Almirante Brown se caracterizó por tener muy buenos bailarines en el folklore, por ahí un folklore más estilizado, no tan tradicional ¿no? Eh... pero... lo mismo que el tango, también hay muy buenos bailarines de tango pero en folklore se daba este fenómeno de que, inclusive eran chicos que pertenecían a familias humildes en barrios que, bueno vos decías, tienen muchas carencias sin embargo los padres se esforzaban y en esto estaba bueno porque trabajaba la familia y además las nenas re prolijas con sus vestiditos, las madres, toda la familia buscando telas, buscando porque a veces comprar una tela no es fácil en determinados niveles. Conseguir las ropas, los chicos se prestaban las botas, tenían un espíritu súper solidario porque no podía tener cada uno su par de botas para bailar. Y uno veía atrás de cada ballet todo ese esfuerzo familiar. Era conmovedor te digo, a mi me encantaba. Y después bueno estaba la competencia, primero a Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 16


nivel local y después competencias regionales y después la gran competencia que es con toda la provincia, con todos los mejores de la provincia, en Mar del Plata generalmente y... Almirante Brown sacó medallas de oro pero en ese rubro muchísimo, eran chicos muy muy buenos que hoy están integrados al ballet folklórico nacional, actúan en cosquínes, en organizaciones mayores. Han seguido, muchos son profesores, se forman así que muy muy lindo, era muy interesante esa experiencia.

Te iba a preguntar si vos notabas que hay un efecto positivo en la gente que va a los talleres. Veo como que sí, como que siguen, Lo hacen como una vocación.

Totalmente. Mirá, hay una demanda de vacantes impresionante. Se buscó la forma porque en una época eran colas, venían a las 5 de la mañana, venían hacer cola para conseguir un lugar. Después se tuvo que optar por otra forma que fue sortear entre todos los que se anotaban y ahora se hace por vía Internet, bueno hoy la tecnología esta en todo así que se anotan por Internet pero generalmente los cupos para algunos talleres se agotan enseguida y bueno, para algunos no tanto. Por ejemplo yo te mencionaba vitreaux. Vitreaux es un taller que no lo podemos llevar a los lugares periféricos porque son caros los materiales. Aunque el taller sea gratuito, no tienen que pagar al profesor pero tienen que pagar materiales que son muy caros entonces no pueden hacerlo. Entonces hay que buscar talleres, por ejemplo, un taller muy tradicional es el de corte y confección que sirve, sirve para chicas que de repente les sirve porque quieren tener una pollera o quieren tener alguna ropa y se las hacen ellas mismas, cosen para la familia. En fin, es un taller muy elemental, no elemental digo muy común, un taller de corte y confección, pero es útil. Bueno, hay también de bordado que ahora hay como un auge de bordado de vuelta eh... si bien se hace mucho a máquina pero también manual asíque mucha gente que trabajó en los talleres, que cursó en los talleres se convirtieron en artesanos, integraron las ferias de artesanía ósea que de alguna manera para gente de menos recursos se transformó en una salida laboral, lo cual no es menor, es importante. Y la difusión de los talleres, ¿vos crees que es buena? Ponele nosotras no sabíamos mucho de cuantos talleres había acá en Almirante Brown

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 17


No mira la difusión nunca es buena ¿pero porque? Porque es muy difícil. Es muy difícil. La buena difusión hay que pagarla y se paga bastante, pasa con todo, pasa con los artistas, pasa con los eventos que se hagan emm... una de las formas de difusión que es cara es la del avión. El avión es caro y a veces si hay algún viento no se entiende pero sino no es fácil. Nosotras notamos eso, como que quizás ahora que vos nos contás que hay tantos talleres... porque yo nunca había escuchado que había tanta variedad ni tantas opciones para elegir. Claro, y por ejemplo con respecto a los talleres es otra cosa. Cuando traes a un artista muy bueno como pasó con Carreras, bueno, se gastó en difusión casi lo mismo que el cache de un actor o un poco más y es mucho, es mucha plata la que se va en difusión porque los medios locales por ahí se hacen eco y nos ayudan pero no tienen una gran tirada. Los medios nacionales nunca dan bolilla a la cultura y a las buenas noticias, esto lo sabemos, ¿no es cierto? Hoy están todos muy sensacionalistas y amarillistas entonces, bueno la parte de cultura es como que a ellos no les interesa tanto difundir. Hay suplementos regionales de acá del diario Clarín. No nos daban mucha bolilla y si es gratuito parece que le dan menos bolilla, entonces es bastante complejo este tema. Haciendo un sondeo de cuál es la mejor difusión nunca arribamos a una conclusión muy certera. Eh... sabemos que el avión es muy importante, sabemos que el auto parlante también, en la página Web también se trabajó mucho, los mails de la gente. En realidad a la hora de hacer difusión no es por un solo camino, es decir, hay que ver todas las variables que pueda haber. Todas estas más todas las que se te ocurran bienvenido sean, más los carteles en la vía pública, los afiches pero además es muy caro también. A veces se puede y a veces no. Eh... los presupuestos en cultura son altos y no pasa por la necesidad inmediata. Entonces, si bien hemos tenido suerte con los gobiernos municipales porque tanto el gobierno municipal de Villaverde, después Hebe Maruco, Manuel Rodríguez, que fueron intendentes le dieron mucha bolilla a la cultura por eso se compró esta casa de la cultura, en una época en la que los colegios se transformaban en shoppings que daban otro mensaje, nosotros salimos a comprar un shopping para la cultura por suerte y se pagó un precio muy muy bajo. Fue una inversión.

¿En que año se compró la casa? Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 18


En el año 1994 y después estuvo como dos años. En el 95 se concretó y la inauguramos en el 97 emm... porque hubo que ponerla a punto. Esa casa se incendió, habían algunos vagabundos que se habían metido adentro, habían provocado un incendio que se pudo solucionar pero estaba chamuscado en algunos sectores y son 7 mil metros cuadrados con distintos niveles. Fue concebido para shopping, la estructura no es para casa de cultura pero se adaptó bastante bien. Están los micro cines, hay micro salones que tienen muy buena acústica, emm... y después los distintos niveles. Se puede aprovechar para todo, para las muestras de arte, los rinconcitos que hay para algún encuentro literario, los patios internos que tiene. En realidad pusimos todo. De a poco fuimos poniendo digamos en uso todo el edificio. ¿La municipalidad se hace cargo económicamente de comprar los instrumentos o los elementos necesarios para los talleres? No, para los talleres en realidad si hay un taller de plástica el alumno tiene que llevar los elementos con los que va a trabajar pero sí le pagan a todos los profesores que son unos cuantos. Hay una inversión muy fuerte en esto y es tan equitativa para la zona de Adrogué con lo que se brinda ahí que igual viene gente de otros lados como la parte de descentralización, se le da tanta importancia tanto a una como a la otra. ¿Y en los talleres puede participar gente que no sea del municipio? Mira, en general hubo idas y venidas con eso y siempre terminaba viniendo alguno que no era del municipio y tampoco está tan mal. Cobró tanta importancia que en los alrededores y en otros municipios no había así ese tipo de tantos talleres tan heterogéneos y demás, que finalmente dijimos bueno, es como un centro regional pero la realidad también marca que el que es contribuyente es el de acá. Nosotros podemos sostener esto por la gente que paga el impuesto así como toda la estructura municipal. Y si realmente le damos más prioridad a los de afuera en desmedro de los de adentro, entonces hubo que buscar un equilibrio. En una época era un porcentaje de gente de afuera en otra época era la negativa y no se podía. Después dijimos bueno, un porcentaje para gente que venga de otros lugares y bueno ya entendiendo que esto había cobrado una dimensión que le daba un carácter regional, pero los presupuestos son locales para sostener. Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 19


Ahora, como creció tanto la parte cultural, ¿crees que está bien organizado o que…? Si yo pienso que está, porque en realidad hubo una continuidad, no cambiaron muchas cosas. Este... hubo una continuidad. El tema es que hay que ser muy equilibrado a la hora de utilizar los presupuestos, por ejemplo, entre traer una gran figura internacional y gastarte gran parte del presupuesto en eso, es preferible darles lugar a figuras locales. Hay artistas locales muy buenos. Darles lugar a ellos. Traer eventualmente algún artista pero que no sea tan desmesuradamente caro con un cachet, tan grande. Bueno, en realidad esos artistas están para los presupuestos más grandes que son de nación, no de provincia, que ellos disponen de otros números ¿no?. Para un nivel local es como demasiado, esa es mi opinión. Pero hay otras opiniones también. Las grandes figuras cobran. Por ejemplo, el Chaqueño Palavecino tiene un cachet enorme y yo nunca hice mucho esfuerzo en traerlo. Ahora, si te pones a pensar, a la gente le gusta, le encanta, es absolutamente popular. A diferencia de Soledad, se encuadra más en los presupuestos reales. Soledad tiene un entorno con un nivel humano y de una apertura hacia lo social impresionante. Ella trabaja por dinero obviamente porque vive de eso. Yo siempre escucho que viene Fabiana Cantilo o… vino Miranda hace poco Pero en general hay artistas que son más conscientes y dicen, bueno mi cachet es tanto pero para el municipio lo dejamos en tanto. Sabemos del esfuerzo que hacen y es mucho y hay muchos de esos. Por ejemplo, el Chango Spasiuk que es excelente ha venido muchas veces por menos del cachet, León Gieco. Yo trataba de negociar con ellos. Los Auténticos Decadentes también es un grupo que es para toda la familia y que en los festivales al aire libre que hicimos en Ministro Rivadavia los traíamos. También eran bastante piolas, decían bueno, siempre en otros lados cobramos un poco más pero acá como sabemos que es gratuito pero también nos sirve y nos viene bien. Hay gente que es muy consciente y otros que no que son bastantes exigentes. A Mercedes Sosa no la pudimos traer por ejemplo, porque en realidad ella estaba en el medio del hijo, el hijo es muy comercial. Estaba en esa época una intendenta que era Hebe Maruco y eran tantas las pretensiones que nos mandaba, como si estaba en Europa, no podíamos, no llegábamos ni al cachete que era bastante elevado y a todo lo que te pedía. Porque además te pedían un catering especializado y te Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 20


piden un montón de cosas los grandes artistas. Y después parece que ella quería actuar y se enteró y se enojó con su hijo pero bueno, ya fue, en ese momento no la trajimos, arreglamos con otros artistas. Fue una pena porque en realidad todos la admiramos. Vino después y el municipio subvencionó una parte en el Boulevard Shopping y por suerte vino a Almirante Brown. En ese momento era como demasiado para un municipio. La hipótesis que nos habíamos planteado era si el efecto que tiene la gestión cultural de Almirante Brown en la gente es positivo o no. O más que nada si es efectivo o no, relacionado con la difusión, tipo de gente que asiste a los talleres, la oferta cultural que ofrecen en el municipio, los gastos y los que se invierte en la cultura, que no esta tan sabido y hay que difundirlo. Si, siempre ya te digo, es productivo, es inversión todo lo que se gaste en cultura y en educación realmente. Los gobiernos no tienen que escatimar en eso porque es la herramienta transformadora de la realidad que estamos viviendo ¿no? En un mundo donde hay tanta marginalidad, tanta exclusión hay que integrar entonces a través de la cultura se puede integrar muy bien, se puede trabajar muy bien a nivel barrial.

Involucrarte-Gestión cultural en Almirante Brown Página 21

Gestion final  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you