Page 17

El claustro académico ha aumentado, se ha compuesto y recompuesto en diversas ocasiones. Algunos de los maestros fundadores siguen con nosotros, algunos otros se han ido y rezan por nosotros desde el cielo. Comenzamos con un reducido número de colaboradores, ahora sobrepasamos el ciento y, aunque otros hayan tomado diversos caminos en la vida, estoy seguro que guardan recuerdos entrañables de su paso por la Universidad. Muchos han sido también los que, junto con la comunidad universitaria han colaborado activamente en incontables proyectos sociales y de voluntariado, como las brigadas de construcción (Construye Anáhuac), misiones humanitarias y de evangelización, recolección y entrega de víveres, ropa y enseres en caso de desastres naturales, sueños cumplidos a niños con enfermedades terminales, congresos de valores (Gente Nueva), posadas y celebraciones para niños de escasos recursos (Soñar Despiertos), trabajo con enfermos mayores, grupos vulnerables, entre otros. Sin embargo, como dije antes, todavía quince son pocos años… Pocos, pues todavía nos queda por delante seguirnos preguntando y respondernos, como dijo el Papa Francisco a la Pontificia Universidad Católica de Ecuador: “¿Para qué nos necesita esta tierra? ¿Dónde está tu hermano?”2. 2 Discurso del Santo Padre Francisco en la Pontificia Universi-

Todavía tenemos un camino de seguir aportando a nuestra tierra hombres y mujeres comprometidos con sus hermanos, con el profesionalismo, con la honradez, con la verdad y con la sociedad, actores que sigan ayudando a lograr el cambio que este mundo y nuestro país necesita con urgencia. En el corazón de nuestros maestros, colaboradores y alumnos todavía late el deseo profundo y sincero por la búsqueda de la verdad, por seguir formando futuros padres y madres de familia, hombres y mujeres con sentido de trascendencia, con deseo de ser “héroes” para nuestro siglo y para sí mismos, que enfrenten la vida con esperanza, con fe. Y queremos que esta llama para transformar el mundo no se extinga. Nos queda camino para construir la civilización de la vida, del amor y de la paz sobre las profundas heridas que yacen en los corazones de las personas y entre las culturas. Como al inicio mencioné, se cumplen quince años y, además de preparar la fiesta y celebrar, es momento de dar gracias y fijar nuevas metas y actitudes. Agradezco infinitamente, en nombre de todos los que formamos la comunidad universitaria Anáhuac Cancún, la confianza de diferentes instituciones, empresas, alumnos, padres de familia y amigos. Así mismo, resumo los sentimientos dad Católica de Ecuador. Martes 7 de julio de 2015. http:// w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/july/ documents/papa-francesco_20150707_ecuador-scuolauniversita.html

de todos aquellos que nos tocará en primera persona esta celebración en tres actitudes que bien podrían ser nuestros propósitos: madurez, responsabilidad y esperanza. Madurez porque ya no estamos iniciando, ya somos una universidad madura que ha crecido y, así como quienes llegan a esta edad, nuestro reto como institución de educación superior es seguir construyendo nuestro desarrollo como universidad, con altos estándares académicos y de servicios. Responsabilidad porque debemos recordar que somos universidad y tenemos que hacer un aporte a la sociedad y formar personas íntegras, con altos valores, con sentido de trascendencia, con vidas cambiadas que transformen el mundo. Esperanza porque nuestro camino está marcado en el plan que Dios tiene para todos nosotros y, con una tarea tan importante, sabemos que solamente con la ayuda de Dios seguiremos construyendo la Universidad Anáhuac Cancún que todos queremos, aquella que nuestros alumnos y México merecen. Un lugar donde podamos aprender a llegar a ser todo aquello que podemos ser, todo lo que deseamos ardientemente con el corazón. Estoy seguro de que las obras y actos de nuestro paso por la universidad, sea como profesores, alumnos o colaboradores, continuarán en aquellos que vienen después de nosotros.

G E N E R A C I Ó N A N Á HUA C

La Universidad Anáhuac Cancún te invita a participar en esta celebración: mirar el pasado con gratitud, vivir el presente con pasión y abrazar el futuro con esperanza

15

Papa Francisco. Misionero de misericordia y paz  
Papa Francisco. Misionero de misericordia y paz  
Advertisement