Issuu on Google+

Lic. en Mercadotecnia

5o. Cuatrimestre

Habilidades Directivas y de Negociación

Profesor (a): Lic. Guadalupe Esquivel

Alumno: Ismael Alejandro Mendoza Torres

“DELEGAR EN BUROCRACIA”


“DELEGAR EN BUROCRACIA” Delegar es un gran poder que se les da solamente a unos cuantos, los cuales deben cumplir con ciertas características ya que de estos dependen muchas responsabilidades dentro de una empresa. El saber delegar estas responsabilidades no es una tarea fácil, hay que conocer verdaderamente las capacidades del personal, saber su actitud de responsabilidad para la empresa y confiar en que estas lograrán desempeñar con eficacia las tareas encomendadas. Este poder de delegar crea un ambiente de armonía dentro de la empresa ya que cada quien tiene definidas sus responsabilidades, pero este ambiente se desequilibra si la persona que delega no cumple con la autoridad para realizarlo, puede tener el poder de delegar, pero este poder siempre va ligado a la autoridad, me explico, el Gerente Ejecutivo de la empresa tiene el poder de delegar, ya que es el que está más arriba dentro de la organización y es el encargado de realizar esta labor, sin embargo, por más que delegue responsabilidades a sus subordinados, estos no le obedecerán ya que no cuenta con la autoridad necesaria para delegar, es algo así como el poder de poder. Leyendo el texto hay una parte que menciona al director de una orquesta, este ejemplo me agradó ya que yo antes pensaba que la labor del director de orquesta estaba de más, que no era necesario para la banda, sin embargo con este texto me doy cuenta de que es una pieza clave para que una orquesta se escuche armoniosamente, además muestra claramente como debe ser una autoridad, ya que solo necesita mover su batuta para crear una maravillosa sinfonía, claro que no es nada fácil, debe saber delegar quien entra primero, los tiempos en los que entran, la entonación que le deben de dar y bueno muchas otras cosas más que desconozco, sin embargo esta autoridad debe conocerlas muy bien para poder delegar, de aquí la frase que menciona el texto “la autoridad la tiene el que conoce y sabe y el que es capaz de cuidar el orden”, esto es como la filosofía de un líder, no siempre es necesario estar en el puesto indicado para tener autoridad, yo he visto casos donde la persona encargada de algún área o departamento pasa desapercibida, sin embargo un empleado alterno tiene la autoridad para dirigir a todo el personal del área, es como si el fuera el encargado y no la otra persona. Muchas de estas ocasiones suceden porque al otorgarle cierta autoridad a alguien no se hace de manera correcta, muchas personas en la burocracia otorgan esta autoridad por el llamado compadrazgo, esto quiere decir que solo eligen a alguien como encargado por ser familiar o amigo de la persona y no toman en cuenta sus capacidades directivas, las cuales son más importantes que el lazo familiar o de amistad que exista entre estas personas.


La burocracia maneja mucho este método, elige a los representantes por criterios subjetivos y no reales como se debería de aplicar; por eso es que en la política escuchamos este término de burocracia ya que se basan en sus ideales como partido y en estar en rencillas contra sus partidos opositores. La burocracia existe desde hace mucho tiempo atrás, donde los representantes eran los siguientes en la línea de sangre de la realeza, no importando el potencial del que sería rey, es por eso que podemos encontrar en la historia a varios reyes que se mencionan como malos gobernantes y que en ocasiones llevaron a la destrucción su reinado. Algunas de estas situaciones se debieron a que delegaban sus funciones a terceras personas, las cuales por envidia, coraje, etc. los traicionaron; recordemos que la información es poder y este puede llegar a destruir si cae manos equivocadas, por eso la importancia de delegar las responsabilidades más importantes a personas concretas, de confianza y leales a la empresa, es como un círculo, una cosa lleva a la otra, todo depende de cómo llevemos a cabo el poder de delegar que una autoridad posee. Otros factores que también influyen son la capacitación que los empleados tengan para saber llevar a cabo las funciones que se le deleguen, que cuente con las herramientas necesarias y que este motivado para cumplir con estas responsabilidades. Toda esta combinación de características hacen que al momento de delegar responsabilidades, estas no se sientan como una obligación o imposición más para los subalternos que es lo que muchas veces sucede. Estos son como los conductos que tiene que seguir un buen jefe para lograr una integración corporativa entre los empleados de los niveles más bajos de la organización hasta los más altos. Los dejo con esta última frase que me gustó del texto, la cual es lo que siempre decimos: “cuando la delegación triunfa, el mérito es del equipo; cuando falla, casi siempre la responsabilidad es del jefe, pues alguno de sus factores faltó y no supo delegar”, así que hay que aprender a delegar para ser un buen jefe y lograr el éxito de la empresa.


Delegar en Burocracia