Issuu on Google+

COLEGIO DE BACHILLERES PLANTEL 24

METODOS DE INVESTIGACION

LA AUTOMEDICACION TURNO: VESPERTINO GRADO Y GRUPO: “6° H” NOMBRE DE LOS INTEGRANTES: HERNANDEZ FLORES ALEJANDRO HERNANDEZ PEREZ FRANCISCO LARRAGA VELAZQUEZ GIOVANI EMMANUEL LOPEZ HERNANDEZ GUADALUPE RINCONADA BARCENAS FRANCISCO SUAREZ GOMEZ LORENA

DELIMITACION

Determinar las principales causas y consecuencias de la automedicación en las personas así mismo informarnos sobre los principales fármacos que consumen las personas. También investigar que personas son más vulnerables a automedicarse y que hacer para no caer en la automedicación.

Pagina 2

JUSTIFICACION

De no existir el problema no hubiera gran cantidad de intoxicaciones y muertes; nos llamo la atención porque en nuestra localidad pudimos observar este problema, queremos conocer la cantidad de personas afectadas ya que seria importante y útil para dar a conocer las causas que ocasionan la automedicación. Teniendo ya el conocimiento de las personas más afectadas que consumen medicamentos sin receta medica, podríamos apoyar a la secretaria de salud, la cruz roja y centros médicos. Nosotros creemos que este no es un problema fácil de resolver pero se puede controlar, impartiendo orientación a las personas dándoles platicas consecutivas para que eviten automedicarse.

Pagina 3

OBJETIVOS

Los objetivos mas importantes que consideramos en este informe son: primero, concientizar a las personas de ciudad valles al no automedicarse; y, segundo, ayudar con ello a los Centros Médicos, Cruz Roja Mexicana y Secretaria de Salud. Estos son los objetivos: 1. Informarnos sobre las causas de la automedicación en las personas. 1. Investigar que personas son más vulnerables a automedicarse. 1. Encontrar los principales fármacos que mas consumen las personas. 1. Determinar las principales consecuencias que ocasionan la automedicación . 1. Que hacer para no caer en la automedicación.

PREGUNTAS DE INVESTIGACION

Pagina 4

A través de este tema deseamos saber alguna de nuestras inquietudes como: ¿Cuáles son las causas que ocasionan la automedicación? ¿Son responsables las personas son el uso de los medicamentos? ¿Cuáles son los fármacos que más consumen las personas? ¿Qué tipo de personas son más vulnerables al automedicarse? ¿Cuales son las principales consecuencias de la automedicación? ¿Qué ahí que hacer para no caer en la automedicación?

DESCRIPCION DEL PROBLEMA

El problema que ocasiona la automedicación es muy grave ya que

Pagina 5

debido a la falta de cultura para cuidar nuestra salud hay personas que no hacen buen uso de los fármacos por que se auto recetan. Lo elegimos como un tema principal que afecta a las personas y es un riesgo para su salud, no saben las consecuencias que les provocan el consumir medicamentos sin ninguna receta medica. Lo mas interesante de este tema es que su contenido nos llama la atención, ya que como algunos de nosotros utilizamos algunos medicamentos sin receta, por que sabemos para que sirven, pero lo que no sabemos son las consecuencias que podemos tener al utilizar ciertos medicamentos. También su contenido es muy viable e interesante el saber; porque las personas optan por automedicarse. La automedicación a acarreado muchas enfermedades hacia las personas, ya que por falta de recursos económicos o por no pagar una consulta medica, los lleva esto a auto consumir medicamentos que compran en lugares, sin conocer los riesgos; aunque también influyen factores como los medios de comunicación, en los que mencionan cierto tipo de medicamento y solo sirven para controlar las enfermedades y esto provoca el empeoramiento de las personas afectadas. Esta muy mal el consumo de fármacos, ya que no se sabe la causa de la enfermedad, si son alérgicos a ciertos tipos de medicamentos, la dosis de empleo y se automedican.

CONTENIDO LA AUTOMEDICACION EN LAS PERSONAS

Pagina 6

1.1 AUTOMEDICACIÓN 1.2 LA PUBLICIDAD, UNA MALA INFLUENCIA PARA LA AUTOMEDICACION 1.2.1 EL MAL USO DE LOS MEDICAMENTOS LOS AINEs LOS ANTIBIOTICOS LAS TETRASICLINAS ANTIDIARREICOS OTROS MEDICAMENTOS CAUSAS QUE OCASIONAN LA AUTOMEDICACION 2.1 CAUSAS QUE OCASIONAN LA AUTOMEDICACION 2.2 CAUSAS POR LAS QUE LA POBLACION SE AUTOMEDICA 2.2.1 CAUSAS DE LA AUTOMEDICACION 2.3 LA CONCLUSIÓN DE LOS EXPERTOS PRINCIPALES CONSECUENCIAS DE LA AUTOMEDICACION

3.1 PRINCIPALES CONSECUENCIAS DE LA AUTOMEDICACION 3.2 CUIDADO CON LA AUTOMEDICACIÓN 3.2.1 Errores comunes 3.2.2 Combinaciones Peligrosas Antiácidos Anticonceptivos Tranquilizantes e Hipnóticos Analgésicos Medicamentos para úlceras y gastritis Gotas Nasales Antibióticos Fricciones con alcanfor o mentol 3.2.3 Consecuencias de la automedicación FARMACOS MAS CONSUMIDOS 4.1 MEDICAMENTOS SIN RECETA MEDICA 4.2 Qué significa la sigla OTC 4.2.1 Los productos OTC son seguros de usar 4.2.2 Cuál es la diferencia entre un medicamento genérico y un medicamento de marca OTC 4.2.3 Cómo escojo qué medicamento OTC debo tomar. Lista de referencia con información sobre productos OTC. 4.2.4 Qué puedo hacer para que tomar productos OTC sea más seguro. cómo hacer que tomar un medicamento OTC sea más seguro. 4.2.5 Debo evadir ciertas actividades, alimentos o bebidas mientras tomo medicamentos OTC. 4.2.6 Y qué pasa si no me siento mejor a pesar de que estoy tomando un medicamento OTC. 4.2.7 Quién puede ayudarme a entender los productos OTC. 4.3 Cuáles son los fármacos que más consumen las personas.

Pagina 7

4.4 Anfetaminas sin control médico Es un riesgo para la salud. 4.4.1 Qué son las anfetaminas. 4.4.2 Cómo se consumen. 4.4.3 Cuáles son los efectos. 4.4.4 Qué riesgos puede tener el consumo de Anfetaminas. 4.5 MEDICAMENTOS MÁS AUTOMEDICADOS DE MANERA INDISCRIMINADA Antibióticos Analgésicos Antiinflamatorios no esferoidales PERSONAS MAS VULNERABLES 5.1 Quiénes serían los más vulnerables cuando hablamos de automedicación. 5.2 RIESGOS DE LA ATOMEDICACION 5.3 TODO FÁRMACO IMPLICA UN POTENCIAL RIESGO 5.4 GRUPOS HUMANOS MÁS VULNERABLES A LA AUTOMEDICACIÓN QUE HACER PARA NO AUTOMEDICARSE 6.1 Automedicación. Peor el remedio que la enfermedad 6.2 COMO EVITAR LA AUTOMEDICACION

LA AUTOMEDICACION EN LAS PERSONAS

1.1 AUTOMEDICACIÓN Pagina 8

La automedicación se ha convertido en una actividad frecuente de las personas y esta acción riesgosa constituye una prioridad de carácter social. Es primordial la prevención de las enfermedades, así como también la superación de la salud de cada individuo. Es indispensable, también, controlar y asegurar el uso racional de los medicamentos. Es una práctica muy antigua que constituye una problemática de carácter tanto nacional como mundial, debido a que es imposible que ella desaparezca de nuestra sociedad, por ello es preciso que se logre una automedicación que sea responsable. Automedicación puede ser definida de varias maneras: Es la instauración de un tratamiento medicamentoso por parte del paciente, guiado por su propia iniciativa y sin ninguna instrucción médica. Es el uso de medicamentos por parte del paciente que reconoce ciertos síntomas, los cuales puede evaluar por sí solo. Es el uso de medicamentos por decisión propia o por consejo de terceras personas que no tienen conocimientos acerca de los medicamentos y las enfermedades, es decir, cualquier persona ajena (amigos, vecinos, mamá, algún familiar, etc.) que ofrece medicamentos para distintas dolencias y patologías sin ser médico o tener especialidad alguna en salud y, en efecto, la persona aconsejada los utiliza. Esta última definición podría reconocerse como la más adecuada para la automedicación. Es un problema relacionado a una serie de complicaciones tales como el enmascaramiento de la enfermedad, aparición de efectos adversos, prolongación o agravamiento de la enfermedad, propensión o resistencia a los medicamentos empleados, facilitar el contagio y fomento de la drogodependencia, por lo cual es necesario conocer que tan serio es este problema en nuestro distrito. Se realizó un estudio descriptivo, retroprospectivo y transversal cuyo objetivo fue determinar los factores asociados a la proporción de la automedicación y al nivel de conocimientos de sus complicaciones en la población mayores de 18 años del distrito de Chiclayo durante marzo del 2005. La muestra de estudio fue 371 personas mayores de 18 años de los distintos estratos socioeconómicos del distrito de Chiclayo. Se concluyó que la proporción actual de la automedicación en la población estudiada es de 44% y la mayor parte de los estudiados tienen un nivel de conocimiento medio. La automedicación es un tipo de conducta que implica tomar medicamentos según la propia iniciativa del paciente, por consejo del farmacéutico o de cualquier persona no médica. Son muchos los factores que influyen en este tipo de conducta, destacando los factores sociales como la presión de grupo o de nuestros propios familiares que nos ofrecen una alternativa para la solución de nuestros problemas de salud basados en su propia experiencia. También influye el bajo nivel de instrucción de personas especialmente de los padres de familia, los cuales ignoran por completo el riesgo que implica la automedicación. Dentro de los factores económicos que influyen en la automedicación destacan el desempleo, las malas condiciones de trabajo y de vida de la mayoría de la población y sobre todo el bajo ingreso económico familiar que no les permite

Pagina 9

acceder a los servicios de salud lo cual se traduce en la falta de prescripción por un profesional capacitado. Dentro de los factores culturales influyen la falta de acceso y escasa disponibilidad de información lo que permite a las empresas farmacéuticas difundir información sesgada que incita a la población al consumo de fármacos supuestamente muy seguros, esto además se aúna a la deficiente educación sanitaria con la que contamos. 1.2 LA PUBLICIDAD, UNA MALA INFLUENCIA PARA LA AUTOMEDICACION Actualmente se debe destacar que lamentablemente en nuestro país la publicidad influye en el médico y lo induce a tratar cualquier infección banal con antibiótico de amplio espectro más costosos cuyo uso debería preservarse a infecciones severas en un intento de preservar su efectividad y evitar el desarrollo de resistencia. De esto se destaca que en nuestros días los medios de comunicación como la radio y la televisión influyen en sumo grado en la toma de decisión del consumo de un fármaco por voluntad propia lo que facilita que existan altas tasas de prevalencia de automedicación en nuestro país, como lo demuestran varios estudios hechos en el Perú: López R. (1990) realizó un estudio en cuatro ciudades peruanas encontrando un prevalencia de 58%. Nebot R. y Llauger G., realizaron un estudio en Lima durante el periodo de Mayo- Junio de 1992, donde encontraron una prevalencia del 42%. French C. en 1997 en una encuesta telefónica a asegurados en el IPSS de Lima en personas de todas las edades encontró una frecuencia del 43,89%. Montalvo C. realizó un estudio en 1999 en sectores urbano- marginales de la ciudad de Chiclayo donde encontró una prevalencia de 39,78%. En un estudio realizado en México (2001) se encontró un resultado destacable en el cual el 80% de los productos expendidos en farmacias eran por automedicación. Estas tasas de automedicación son preocupantes puesto que las consecuencias pueden ser importantes como enmascaramiento de la enfermedad, aparición de efectos adversos, prolongación o agravamiento de la enfermedad, propensión o resistencia a los medicamentos empleados, facilitar el contagio y fomento de la drogodependencia. 1.2.1 EL MAL USO DE LOS MEDICAMENTOS Dentro de la automedicación los fármacos más utilizados pertenecen al grupo de los antibióticos y AINEs. Uno de los aspectos más importantes y preocupantes de la automedicación son las complicaciones que se presentan por el uso inadecuado de los medicamentos, así por ejemplo existen una serie de complicaciones relacionados con cada grupo de fármacos: Pagina 10

Los AINEs (Los antiinflamatorios no esteroideo “abreviado AINE” son un grupo variado y químicamente heterogéneos de fármacos principalmente) son un grupo de fármacos que se han relacionado con una mayor de incidencia de úlceras gástrica y duodenales, por disminución de las prostaglandinas I 2 y E2, así mismo prolongan el tiempo de hemorragia por disminución de la producción de tromboxano-A2 en las plaquetas, prolongan el tiempo de gestación y de hemorragia posparto por disminución de las prostaglandinas E y F y se conoce que las mezclas analgésicas pueden ocasionar cuadros de nefritis intersticial. Dentro de los antibióticos destacan las penicilinas que si bien es cierto poseen menor toxicidad de todos los antibióticos, su gran utilización hace que la aparición de reacciones adversas sea relativamente frecuente; dentro de éstas destacan reacciones de hipersensibilidad: reacción anafiláctica, edema angioneurótico, fiebre medicamentosa, erupciones cutáneas, la enfermedad del suero, nefritis intersticial y trastornos hemáticos. Así mismo existen reacciones cruzadas por la cual las personas alérgicas a un tipo de penicilina pueden serlo también a Cefalosporinas e Inipenen. Las tetraciclinas en menores de 8 años están relacionados a malformaciones dentarias y depresión de crecimiento óseo. El uso de algunos antidiarreicos como la Loperamida, lejos de mejorar el cuadro lo empeoran al inhibir un proceso fisiológico normal de defensa. Existen otra serie de medicamentos que igualmente no se justifica su uso como el de mutivitamínicos y tónicos tan solicitado por las madres para tratar la desnutrición e hiporexia de sus hijos ya que no han demostrado una eficacia relevante. “El uso de medicamentos, sin receta, por iniciativa propia de las personas”. Esa es la definición de la Federación Farmacéutica Internacional para automedicación. Y ésta es en la Argentina la forma más frecuente de mal uso de medicamentos y, probablemente, la más peligrosa. ¿Cuáles son los medicamentos preferidos por quienes no dudan en autoprescribirse el uso de drogas? “Los analgésicos están en primer lugar, ya que ante cualquier dolor la persona automáticamente recurre a la pastilla -respondió el doctor Peretta-. Y le siguen los antibióticos, que se suelen usar ante cualquier síntoma gripal, aunque no son efectivos para eso; los antiácidos, cuyo uso suele volverse fácilmente crónico, y los sedantes”. Una encuesta realizada por la farmacéutica Gabriela Kregar, becaria del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, halló que la aspirina es utilizada por el 50% de las personas que se automedican, seguida por la amoxicilina (42%) y el ibuprofeno (38 por ciento). En otro estudio, publicado en la revista Acta Farmacéutica Bonaerense, Kregar consigna algunos de los efectos de la automedicación: “Se estima que el 11% de todos los casos de insuficiencia renal terminal es atribuida al consumo de analgésicos. El 40% de los casos de hemorragia digestiva alta son atribuibles a la aspirina y al resto de los antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, paracetamol)”.

Pagina 11

“En las personas mayores, el uso de sedantes constituye una de las principales causas de caídas y fracturas”, agregó Peretta. Según estadísticas de la COFA, el 70% de las personas mayores agrega a la lista de medicamentos que le indica su médico (cuatro fármacos, en promedio) otros remedios de venta libre por propia voluntad. “El medicamento mal utilizado puede convertirse en un veneno”, advirtió Fernández. Y no es chiste. En el país no existen estudios que cuantifiquen el gasto que ocasionan los problemas originados en la automedicación, como las 100.000 internaciones anuales consignadas. Sin embargo, trabajos norteamericanos indican que el costo es muy alto: “Extrapolando, se calcula que por cada peso que se gasta en medicamentos, 0,8 se gasta en los efectos del mal uso de fármacos”, afirma el doctor Mario Castelli, asesor de la Confederación Farmacéutica Argentina. Para Castelli, el problema radica principalmente en la venta de medicamentos por circuitos ilegales; es decir, fuera de las farmacias. “El propio interventor de la Anmat reconoce que en la Argentina, el 7% de los medicamentos que se venden son ilegítimos -afirma-. Esto implica que, de los 400 millones de cajas que se expenden, 30 millones quedan fuera del control del Estado. Y dentro de estos medicamentos ilegítimos no sólo se cuentan los de venta libre, también, los que deberían venderse bajo receta.”

CAUSAS QUE OCASIONAN LA AUTOMEDICACION

Pagina 12

2.1 CAUSAS QUE OCASIONAN LA AUTOMEDICACION El uso, abuso y mezcla de medicamentos sin prescripción médica es un fenómeno que se ha desarrollado en las últimas décadas en el mundo globalizado y que no ha dado señales de revertirse, pese a las intensas campañas que realizan las autoridades sanitarias. A partir de este problema, nació la “automedicación responsable” como una alternativa más segura, pero los resultados no son alentadores. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Médica Mundial (AMM) apuntan a los gobiernos para que dispongan la información e instrumentos que les permita a los consumidores acceder a tratamientos adecuados, seguros y eficaces, evitando los graves riesgos que trae la automedicación a corto y largo plazo. La declaración redactada por la AMM explica que “los productos medicinales se pueden dividir en dos categorías separadas: los medicamentos con prescripción y los que no necesitan prescripción, variando la clasificación de un país a otro pero la calidad debe ser igual para todos los fármacos, de manera de no causar ningún daño a la salud”. A partir de esta idea, crea la automedicación responsable como el uso de un medicamento registrado o monográfico que está disponible legalmente sin la prescripción de un médico, pero la idea es que el especialista esté informado acerca de su uso, aunque nunca será el responsable de los posibles daños. Lo más importante de la automedicación responsable, según el informe, es que la persona que opte por esta alternativa debe ser capaz de “reconocer los síntomas que tratan; determinar que está en condiciones apropiadas para la automedicación; elegir un producto de automedicación adecuado; seguir las instrucciones para el uso del producto descriptas en su etiqueta; y tener especial cuidado en niños, ancianos y embarazadas”. Pero estas recomendaciones se transforman en sutilezas cuando se trata de enfrentar un fenómeno cultural que está tan arraigado en la mayoría de las sociedades modernas. La gravedad radica en que no se hace lo fundamental ante cualquier signo de enfermedad: pedir el diagnóstico de un médico. La automedicación se presenta dentro de cualquier grupo de edad y los estudios realizados al respecto demuestran que las causas son la escasez de tiempo para acudir a la consulta médica, la pérdida de la credibilidad sanitaria (basada en el deterioro de la relación médico-paciente), los procesos patológicos banales que por su carácter de cronicidad son poco valorados por el propio enfermo e interpretados como “automedicables” (gripe, resfríos, cefaleas, etc.); la sobre información en los medios de comunicación que genera que todos crean saber sobre medicina; las propagandas de medicamentos que muestran alivios inmediatos de síntomas; y la cantidad de productos de venta libre, entre los que se destacan algunos que pueden causar graves problemas si no se usan adecuadamente. Entre estos últimos fármacos, se destacan los antiinflamatorios para migrañas habituales, analgésicos para cuadros inflamatorios articulares, antibióticos para molestias faríngeas inespecíficas o

Pagina 13

resfriado común, ansiolíticos para cuadros de ansiedad o depresión, antidiarreicos para gastroenteritis, y mucolíticos o antitusivos para cualquier proceso de tos. Las consecuencias son muy amplias a largo plazo, como resistencia a los antibióticos que luego se pueden recetar pero no tendrán efecto, enfermedades como consecuencia de mezcla de medicamentos, accidentes por abuso de psicofármacos y úlceras, entre otros. Ante esto, la OMS considera como primer paso de concientización que los gobiernos lancen campañas donde se inste a la gente a considerar los medicamentos (con o sin prescripción) como productos especiales y a seguir las precauciones normales para guardarlos y utilizarlos cuidadosamente, conforme a las instrucciones profesionales. La ausencia de un diagnóstico y un tratamiento realizados por un profesional idóneo puede tener consecuencias fatales. Causas y campañas sobre el fenómeno de la compra, uso y mezcla de fármacos adquiridos sin indicación ni receta. En la Argentina adquirir un medicamento sin receta es muy fácil, ya que los controles oficiales son insuficientes, ineficaces y facilitan la automedicación y el comercio inescrupuloso. La automedicación pasó a ser parte del consumo desarrollando conductas adictivas. Estas situaciones se fueron agudizando debido a la crisis económica, que ha llevado a la población a la búsqueda de soluciones que le permita mantener un nivel de buena salud al menor costo posible. 2.2 CAUSAS POR LAS QUE LA POBLACION SE AUTOMEDICA Un estudio impulsado por el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona ha intentado descubrir hasta qué grado está arraigado el hábito de la automedicación entre la población y cuáles son las causas y los síntomas más frecuentes que conducen al consumidor a auto diagnosticarse y automedicarse. Aunque la automedicación es una práctica muy común entre la población, el estudio llevado a cabo por el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona ha descubierto que los consumidores no encuentran consenso a la hora de definir este término. El 92,3 por ciento considera que automedicarse es auto diagnosticarse a si mismo e ir a la farmacia a comprar un medicamento sin receta. En el 76,9 por ciento de los casos, los encuestados señalan que el término se refiere a la repetición de un tratamiento sin necesidad de un diagnóstico y una receta médica, ya que los síntomas que tienen son los mismos que experimentaron con anterioridad. Por último, el 73,5 por ciento de los usuarios señalaron que automedicarse es utilizar el botiquín de casa sin ninguna consulta, ni del médico ni del farmacéutico. Cabe resaltar que las respuestas a esta pregunta eran múltiples, de ahí que los porcentajes sumen más de 100.

Pagina 14

Este estudio se llevó a cabo en Barcelona a lo largo de tres meses, realizándose más de 1.000 entrevistas. Con muy poca diferencia respecto a sexo o edades, un 81,6 por ciento de los encuestados manifestaron una confianza plena en la opinión y consejos de los farmacéuticos a la hora de adquirir un medicamento. En este sentido, más del 60 por ciento de los usuarios que participaron en el estudio manifestó que era el farmacéutico quien le recomendaba qué medicamento era el más adecuado según la sintomatología que presentaba. Para un 55 por ciento de los encuestados, la forma habitual de recomendación resultó ser la que provenía de un familiar o amigo, mientras que sólo algo más del ocho por ciento dijo adquirir algún medicamento influido por la publicidad. Una de las razones que podría explicar el alto porcentaje actual de automedicación es la mayor cultura sanitaria de la población, lo que conlleva a que los individuos tengan una mayor iniciativa a la hora de intentar resolver sus problemas de salud 2.2.1 CAUSAS DE LA AUTOMEDICACION Maria Teresa Bassons, vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, señala que una de las razones que podría explicar el alto porcentaje actual de automedicación es la mayor cultura sanitaria de la población, lo que conlleva a que los individuos tengan una mayor iniciativa a la hora de intentar resolver sus problemas de salud. El 73 por ciento de los entrevistados se consideraron lo suficientemente capacitados para distinguir los síntomas leves y, por lo tanto, para automedicarse sin necesidad de consejo médico ni farmacéutico. En un 30 por ciento de los casos, la automedicación tiene su origen en el poco tiempo que el enfermo dispone para ir al médico. Finalmente, un 25 por ciento señala que se automedica porque la mayoría de las veces el médico le recetaba lo mismo que lo que él creía que debía tomar. El estudio también ha puesto de manifiesto que la automedicación es frecuente en problemas relacionados con dolores de cabeza (75 por ciento) o gripes y resfriados (66 por ciento). Los dolores musculares (23 por ciento) y los problemas digestivos (5 por ciento) son algunas otras causas da automedicación. Asimismo, un 16 por ciento se automedica para otras sintomatologías, según el estudio. 2.3 LA CONCLUSIÓN DE LOS EXPERTOS La conclusión de los expertos es inapelable: jamás debe administrarse medicamento alguno que no haya sido indicado por un especialista. De lo que se trata, para mantener o recuperar nuestra salud, es de alcanzar de forma individual y colectiva la cultura necesaria para usar medicamentos solo cuando, puestos en una balanza riesgo y beneficio, el fiel se incline por el segundo.

Pagina 15

Aunque es una costumbre del todo desaconsejable, todos hemos caído alguna vez en la tentación de automedicarnos ante los síntomas de una gripe aguda, un dolor de estómago esporádico, un leve esguince de tobillo. Incluso, en algunos casos, este osado ejercicio se extiende más allá de lo rutinario ya que muchos utilizan los remedios de la abuela o los consejos de un pariente cercano. Todo medicamento, incluyendo el que parezca más inocuo, tiene reacciones adversas, y advierte que puede generar desde una hipersensibilidad hasta reacciones severas que pueden llevar a un shock o a la muerte del paciente. Antes había dolencias como la angustia o el malestar que no se trataban con medicamentos, en cambio hoy se pide antidepresivos en las farmacias. En la mayoría de los casos las personas compran la medicación por consejos de familiares o amigos o influenciados por la publicidad, sin consulta previa de un profesional médico. Adquirir un medicamento sin receta es muy fácil, ya que los controles oficiales son insuficientes, ineficaces y facilitan la automedicación y el comercio inescrupuloso. La automedicación pasó a ser parte del consumo desarrollando conductas adictivas. Estas situaciones se fueron agudizando debido a la crisis económica, que ha llevado a la población a la búsqueda de soluciones que le permita mantener un nivel de buena salud al menor costo posible.

PRINCIPALES CONSECUENCIAS DE LA AUTOMEDICACION

3.1 PRINCIPALES CONSECUENCIAS DE LA AUTOMEDICACION Pagina 16

La Secretaría Salud advierte que automedicarse puede traer serias consecuencias para las personas, pues puede provocar desde una simple alergia hasta la muerte, según asegura Víctor Luján Galván, responsable del área de Innovación y Calidad de la Jurisdicción Sanitaria VI. La automedicación es una costumbre muy arraigada, como muchas madres de familia suelen guardar el medicamento que les sobra por tratamientos inconclusos se les hace fácil utilizarlo y esto puede traer serias consecuencias: De acuerdo al doctor, todo medicamento, incluyendo el que parezca más inocuo, tiene reacciones adversas, y advierte que puede generar desde una hipersensibilidad, ronchas, hasta reacciones severas que pueden llevar a un choque o a la muerte del paciente. Cuando el paciente cae en choque por automedicarse requiere de atención hospitalaria de manera urgente, los choques son de extrema urgencia por una reacción anafiláctica, es decir, es una respuesta del organismo ante un agente tóxico o que genera sensibilidad Los mejoraditos, las aspirinas y el paracetamol, son manejados de manera indiscriminada, como es de fácil acceso y cualquier puede acudir a las farmacias a comprarlos, no miden las dosis. A los niños con fiebre les dan mejoralito y no les hace nada y a las dos horas el niño ya está muy grave Las alergias más comunes por ingerir medicamentos sin receta son ronchas o prurito en la piel, además de enrojecimiento de las mucosas nasales, en ocasiones también se presentan espasmos en las vías respiratorias. A consecuencia de las sobredosis, dice, se pueden presentar el fallecimiento del enfermo, ?hay veces que las personas saben que son alérgicas a algún medicamento pero como lo ven en otra presentación, lo ingieren y esto ocasiona casos extremos El uso inapropiado de las drogas puede desencadenar consecuencias negativas que van desde no concretar el efecto curativo buscado, hasta en casos extremos, la adicción o la muerte, pasando por reacciones alérgicas, vómitos, diarrea, intoxicaciones y daños orgánicos. Por ejemplo: - El indebido consumo de analgésicos produce malestares gástricos, úlceras y aumento de la presión arterial. - Los antibióticos le siguen en el segundo lugar y su inadecuado consumo produce resistencia bacteriana, o sea, la necesidad de utilizar antibióticos más potentes y costosos. 3.2 CUIDADO CON LA AUTOMEDICACIÓN Muy pocas veces se miden las consecuencias de la automedicación y el remedio puede resultar peor que la enfermedad. 3.2.1 Errores comunes Es muy importante NO cometer los siguientes errores:

Pagina 17

Tomar un antibiótico que fue recetado en otra oportunidad, ya que no necesariamente corresponde al problema actual. Asociar varios medicamentos (existen combinaciones peligrosas, como la aspirina y los anticoagulantes; los somníferos que contrarrestan el efecto de la píldora anticonceptiva, etc.). Aumentar la dosis sin la aprobación del médico. Suspender la dosis por cuenta propia. Automedicarse con fármacos que sólo son de prescripción médica. Cuando un paciente toma cualquier medicamento por su cuenta, y luego acude con su médico, debe de informarle qué tipo de medicinas ingirió, ya que pueden cambiar los síntomas de la enfermedad y por lo tanto, prolongar el tratamiento. 3.2.2 Combinaciones Peligrosas La combinación de estas sustancias, se debe de evitar en defensa de su salud: Antiácidos: No deben tomarlos quienes estén sometidos a tratamientos por hipertensión arterial, o toman medicamentos para el corazón, ya que el antiácido cubre la mucosa del estómago e impide que se absorba el otro medicamento. Anticonceptivos: No se debe fumar, ya que puede acarrear serios problemas vasculares. Además la ingesta de algunos antibióticos disminuye la acción del anticonceptivo. Tranquilizantes e Hipnóticos.- El tratamiento debe ser interrumpido al cabo de tres o cuatro semanas, no debe consumirse de por vida. Además es necesario que los prescriba un medico debido a los efectos secundarios que pueden generar: confusión mental, rendimiento psicomotor disminuído, pérdida de la noción de distancia al manejar un auto y mareos. Tampoco es recomendable que se consuman durante el embarazo, ya que contienen sustancias que pueden provocar serios problemas en el feto. Analgésicos.- Si se toman con irresponsabilidad, pueden traer problemas de la médula espinal, daños en el hígado y anemia. Los Aines son los tipos de analgésicos más utilizados, como la aspirina, ibuprofeno, naproxeno, etc. Se pueden usar en una amplia variedad de enfermedades como las enfermedades reumáticas crónicas, en algunas enfermedades del corazón y del cerebro (como antiagregantes), para el catarro y la gripe y también para tratar el dolor en distintas enfermedades como por ejemplo el dolor de cabeza y los dolores relacionados con la menstruación. También pueden ser útiles en la gota, tendinitis, esguinces, inflamación provocada por golpes, etc En la mayoría de los pacientes no se producen ningún tipo de efectos secundarios importantes. Sólo, en una de cada cinco personas se producen algún tipo de reacción adversa de las cuales, las más importantes son los problemas que se producen en el aparato digestivo. Las náuseas y las molestias o dolor de estómago son las más frecuentes. En algunas ocasiones se puede producir diarrea y rara vez, hemorragia digestiva que se manifiesta en forma de vómitos de sangre, vómitos de Pagina 18

color oscuro o deposiciones (cacas) de color negro. La hemorragia digestiva es la complicación más grave. Es importante saber que una hemorragia digestiva puede producirse de forma brusca, sin notar ningún tipo de molestia previa. En otros casos, las pérdidas de sangre son de forma crónica y en pequeñas cantidades, de forma que el paciente no nota cambios en la coloración de las deposiciones o únicamente éstas son ligeramente más oscuras. Lo que se va produciendo es sensación progresiva de decaimiento, debilidad y si se hacen análisis se demuestra la existencia de una anemia con falta de hierro. Otros efectos secundarios que se pueden producir son: lesiones en la piel de distintos tipos, hinchazón en la cara o en los tobillos y disminución de la orina, aumento de la tensión arterial, inflamación del hígado o del riñón, dificultad para respirar, dolor de cabeza, mareos, cansancio. Es importante evitar el consumo por cuenta propia, es decir sin existir indicación por un profesional sanitario, se debe seguir estrictamente las indicaciones en cuanto a dosis, duración, forma de tomarlo etc. y el paciente debe informar siempre al profesional sanitario. Consulte al farmacéutico o al médico para hacer un buen uso de estos. Medicamentos para úlceras y gastritis.- Muchos de estos medicamentos contienen cimetidina y ranitidina, dos sustancias que, combinadas con ácido acetil salicílico incrementan su efecto, por lo que, aunque tome las dosis indicadas por el médico, puede padecer algunos síntomas de una sobredosis de ácido acetil salicílico. Gotas Nasales.- En los niños, pueden traer consecuencias no deseadas, pues producen vasoconstricción y en los adultos provocan hipertensión (utilizadas con exceso). Antibióticos.- No deben tomarse con alcohol, porque reduce su efecto. Fricciones con alcanfor o mentol.- No se deben usar cremas que contengan estas sustancias para friccionar a los niños cuando tienen gripe o catarro, ya que puede provocar un laringoespasmo bronquial. 3.2.3 Consecuencias de la automedicación La automedicación puede ocasionar algunos trastornos, como: Reacciones alérgicas Gastritis Infecciones crónicas Complicaciones cardiovasculares Intoxicación Sobredosis Dependencia química Convulsiones Irritabilidad Accidentes (caseros, automovilísticos o en el trabajo) Muerte

Pagina 19

La automedicación, puede causar daños irreversibles en la salud, por lo que no es recomendable su práctica. Consulte a su médico para evitar situaciones graves o incluso fatales.

FARMACOS MAS CONSUMIDOS

Pagina 20

4.1 MEDICAMENTOS SIN RECETA MEDICA Los medicamentos sin receta médica (OTC, por sus siglas en inglés) son medicamentos de venta libre o que se pueden comprar sin una receta médica. Algunas medicinas OTC alivian el dolor y la picazón. Algunos previenen o curan enfermedades, como las caries dentales o el pie de atleta. Otros, ayudan a controlar problemas recurrentes, como las migrañas. En los Estados Unidos, la Administración de Drogas y Alimentos decide si un medicamento es lo suficientemente seguro para ser vendido sin una receta médica. Tomar medicamentos OTC también tiene riesgos. Algunos, interactúan con otras medicinas, suplementos, alimentos o bebidas. Otros, causan problemas en personas con determinadas afecciones médicas. Si está embarazada, hable con su médico antes de tomar cualquier medicina. Cuando se trata de medicamentos, tomar más no necesariamente significa mejor. Nunca debe tomar medicinas OTC durante más tiempo o en dosis más altas que las indicadas en la etiqueta. Si los síntomas no desaparecen, es una señal clara que es hora de ver a un profesional de la salud. 4.2 ¿Qué significa la sigla OTC? La sigla OTC es la abreviación en inglés de "over the counter" que literalmente equivale a decir en español que se vende sobre el mostrador. Los medicamentos (medicinas) OTC se pueden comprar sin tener una prescripción escrita por un médico. Es muy probable que usted haya usado muchas veces productos OTC para calmar el dolor, para el estreñimiento o las náuseas, o para tratar los síntomas de un resfriado o de una gripe. 4.2.1 ¿Los productos OTC son seguros de usar? En la mayoría de los casos, los productos OTC, son seguros para personas adultas y sanas, con tal de que éstas sigan las recomendaciones descritas en el paquete que los contiene. Sin embargo, ciertos grupos de personas deberían hablar con su médico antes de tomar un producto OTC. Si usted tiene problemas de salud, hable con su médico antes de tomar cualquier producto OTC. Usted puede tener un riesgo mayor de tener problemas al tomarlos. Si usted toma cualquier medicamento prescrito por su médico (receta médica) verifique con su médico si el aprueba que usted tome un medicamento OTC. Combinar medicamentos prescritos con medicamentos que se obtienen sin prescripción puede ocasionar problemas llamados interacciones medicamentosas. Por ejemplo, los medicamentos OTC pueden hacer que los medicamentos prescritos sean menos efectivos. Para obtener mayor información, por favor ver "Medicamentos de venta sin receta: disminuya su riesgo de tener efectos secundarios". Las mujeres que están tratando de quedar embarazadas, que están embarazadas o lactando, los niños, y los demás adultos también deberían hablar con su médico antes de tomar productos OTC. Para obtener mayor información acerca de estos grupos especiales, vea en "Medicamentos de venta sin receta: grupos especiales que tienen riesgo de desarrollar efectos secundarios". Pagina 21

4.2.2¿Cuál es la diferencia entre un medicamento genérico y un medicamento de marca OTC? Del mismo modo que con los alimentos, algunos medicamentos se presentan en forma genérica, y otros en forma de marca. Los medicamentos genéricos pueden ser más económicos. Compare la lista de ingredientes. Si el producto genérico tiene los mismos ingredientes que el producto con nombre de marca, probablemente usted puede considerar usar el primero. Pero tenga cuidado: el medicamento genérico puede contener distintas cantidades de ciertos medicamentos. Pregúntele a su médico o a su farmacéutico si tiene preguntas acerca de cuál producto debe escoger. 4.2.3 ¿Cómo escojo qué medicamento OTC debo tomar? Antes de tomar un medicamento OTC lea y asegúrese de entender muy bien la información escrita en el rótulo del medicamento. A pesar de que puede parecerle abrumador tómese el tiempo para ver todas las opciones que hay. Busque un producto que trate solamente los síntomas que usted tenga. Por ejemplo, si usted solamente tiene mucosidad en la nariz no elija un producto que también sirve para tratar la tos y el dolor de cabeza. Ver la Lista de referencia con información sobre productos OTC, para obtener consejos sobre cosas que usted debería entender sobre un medicamento antes de tomarlo. Lista de referencia con información sobre productos OTC Nombre (genérico y de marca) Todos los ingredientes en el producto ¿Qué síntomas trata el ingrediente activo del producto? La dosis (cantidad) de medicamento que se debe tomar El número de veces al día que el medicamento debe tomarse y a qué horas del día debe tomarse el medicamento Si el medicamento debe tomarse con el estómago lleno Durante cuánto tiempo debe tomarse el medicamento Si el medicamento causa problemas en personas con ciertos problemas de salud tales como asma o presión sanguínea elevada Si el medicamento va a reaccionar con cualesquiera otros medicamentos, comidas o bebidas Si usted debe evitar actividades mientras está tomando el medicamento Los efectos secundarios más comunes e importantes y qué hacer si usted los tiene La fecha de vencimiento del producto; es decir, la fecha después de la cual el producto no debe usarse Cualquier otras instrucciones especiales Si usted no entiende algo con respecto a un medicamento que está pensando en tomar, pregúntele a su médico o farmacéutico. Si a pesar de ello usted aún no comprende, pídale a él o ella que le explique las cosas con mayor claridad.

Pagina 22

4.2.4 ¿Qué puedo hacer para que tomar productos OTC sea más seguro? Asegúrese de entender la información que está anotada en el rótulo del medicamento. Si no la entiende, ¡Pregunte! Tome el medicamento del modo en que las instrucciones anotadas en el rótulo del mismo lo indican, a menos que su médico le haya recomendado hacerlo de otro modo. La siguiente lista tiene unos cuantos consejos acerca de cómo hacer que tomar un medicamento OTC sea más seguro: Asegúrese de tomar sólo la dosis recomendada. Algunas personas piensan "si un poquito de medicamento es bueno, bastante medicamento es mejor (o funcionará más rápido)". Están equivocados. Tomar demasiado medicamento puede ser peligroso. Use medicamentos OTC solo durante períodos de tiempo cortos. No continúe tomándolos durante períodos largos de tiempo, a menos que su médico se lo indique. No aplaste, rompa o chupe las tabletas, a menos que el rótulo de las mismas lo indique, o a menos que su médico le diga que lo haga. Algunos medicamentos no funcionan bien a menos que sean ingeridos enteros. Evite tomar dos productos con el mismo ingrediente activo. Un ingrediente activo es una substancia que un medicamento contiene que funciona para aliviar sus síntomas. Este error es muy común, pero puede significar que usted toma mucho más de un ingrediente de lo que era su intención. Tomar demasiado de un ingrediente puede ocasionar problemas graves. Tanto los medicamentos que se obtienen sin receta como los medicamentos que se prescriben pueden contener los mismos ingredientes activos. Para obtener mayor información, por favor ver "Medicamentos de venta sin receta (OTC): disminuya su riesgo de tener efectos adversos". Antes de tomar más de un medicamento, ya sea recetado o sin receta, hable con su médico. Pregúntele como funcionan ambos medicamentos cuando están dentro de su cuerpo. Algunos medicamentos pueden causar problemas cuando se toman al mismo tiempo. Asegúrese que cada uno de sus médicos (si ve a más de uno) tiene una lista de todos los medicamentos que usted está tomando: tanto aquellos prescritos, como aquellos no prescritos. Incluya cualquier producto herbal, vitaminas u otros suplementos que se encuentren en la lista. 4.2.5 ¿Debo evadir ciertas actividades, alimentos o bebidas mientras tomo medicamentos OTC? A pesar de que usted no requiera una receta médica para comprar los medicamentos OTC, éstos pueden causar efectos secundarios indeseables y algunas veces peligrosos. Algunas actividades, alimentos o bebidas pueden causar reacciones o efectos secundarios. Lea el rótulo para ver qué debe evitar mientras está tomando un producto OTC. Para obtener mayor información, por favor ver "Medicamentos de venta sin receta (OTC): disminuya su riesgo de tener efectos adversos". 4.2.6 ¿Y qué pasa si no me siento mejor a pesar de que estoy tomando un medicamento OTC? Cualquier medicamento necesita tiempo para funcionar. Sin embargo, si usted está tomando un medicamento OTC y éste no parece estarle ayudando, llame Pagina 23

a su médico. Su enfermedad puede empeorar si usted espera demasiado tiempo para ver su médico. 4.2.7 ¿Quién puede ayudarme a entender los productos OTC? Su médico de familia puede explicarle cualquier cosa que usted no comprenda. Su farmacéutico también puede ayudarle a responder cualquier pregunta que usted tenga sobre los medicamentos OTC. 4.3 ¿Cuáles son los fármacos que más consumen las personas? Se define la automedicación como un fenómeno sociocultural relativo al uso inadecuado de psicotrópicos y otras sustancias de uso médico e ilegales, que no se basa en las recomendaciones profesionales ni obedece a indicación diagnóstica, terapéutica o rehabilitatoria de ninguna clase, generando a menudo situaciones negativas contra la salud individual y colectiva (Souza, 2000). Prácticamente cualquier sustancia de uso médico o no médico puede ser utilizado con fines de abuso prioritario de automedicación, es decir sin prescripción ni precaución, con propiedades mal usadas o abusadas con fines tóxicos. Los principales ejemplos de ellos son: -Los analgésicos -Los contenidos en los nebulizadores -El óxido nitroso -Los esteroides -Los anestésicos, incluyendo los oculares -Los antiácidos -Los relajantes musculares de acción central -Los anabólicos esteroides y la hormona de crecimiento -Las raíces del Ginsen -Algunos de los morfi nicos de acción lenta -Los jarabes béquicos -Las benzodiacepinas -La ergotamina -Los estrógenos -Las pomadas, ungüentos y otros productos semejantes para uso tópico -Otras: la ciclicina, el ácido gama-hidroxibutírico, la ciproheptadina, los aminoácidos esenciales, el óxido puro, la eritropoyetina, las enzimas proteolíticas, diversos agentes alcainos, los agentes antimuscarínicos y sustancias como la loperamida, el fentanil y la naltrexona, la levodopa, la nifepidina y el temazepam. En el estudio epidemiológico de pacientes de primer ingreso a los Centros de Integración Juvenil, se reporta que en la Ciudad de México el consumo de drogas de uso médico se mantiene estable. 4.4 Anfetaminas sin control médico Es un riesgo para la salud

Pagina 24

4.4.1 ¿Qué son las anfetaminas ? Las anfetaminas (conocidas también como “anfetas”) son drogas sintéticas que tienen un efecto predominantemente estimulante del sistema nervioso central, al igual que la cocaína, el mate o el café. Se utilizaron mucho durante la Segunda Guerra Mundial para lograr un mayor rendimiento de las tropas en combate. En la década del 50 y del 60 fueron frecuentemente prescriptas por los médicos para tratar depresiones y para suprimir el apetito, es decir, como pastillas para adelgazar. 4.4.2 ¿Cómo se consumen? La vía mas común de consumo de las anfetaminas es la vía oral, si bien también pueden ser usadas por vía intravenosa e incluso fumadas o esnifadas por la nariz. Las anfetaminas comercializadas en el mercado negro pueden presentarse bajo diferentes formas como un polvo blanco o amarillo, como tabletas, cápsulas o líquidos, entre otras. 4.4.3 ¿Cuáles son los efectos? Los efectos de las anfetaminas sobre tu salud (y de todas las drogas, tanto legales como ilegales) dependen de la interacción de los siguientes factores : las características de la sustancia y la forma en que la consumas tus características personales: personalidad, peso, edad, estado de salud y de ánimo, así como tu experiencia pasada como consumidor de la droga en cuestión las circunstancias en las cuales consumís la droga: (compañía, lugar, legalidad) Podés encontrar mayor información en el “Modelo Interactivo” Los efectos generales mas inmediatos y sobresalientes de las anfetaminas son el aumento del estado de alerta, el aumento de la energía, aumento de la autoconfianza y reducción del hambre, el cansancio y el aburrimiento. 4.4.4 ¿Qué riesgos puede tener el consumo de Anfetaminas? El uso prolongado de grandes cantidades de anfetaminas puede llevar a un deterioro general de la salud debido a que la falta de apetito y de sueño disminuye las resistencias del organismo a las enfermedades. De esta forma el usuario habitual de anfetaminas se encuentra mucho más vulnerable a contraer cualquier tipo de enfermedad. Por otra parte, altas dosis consumidas durante muchos días pueden causar delirios, reacciones de pánico, agresividad, disturbios emocionales, alucinaciones y sentimientos de persecución (lo que se conoce con el nombre de “psicosis anfetamínica”). Estos efectos desaparecen gradualmente a medida que la droga desaparece del organismo. El consumo a largo plazo de anfetaminas puede provocar además dependencia psicológica y dependencia física. El mismo puede generar además un síndrome de abstinencia cuando la droga deja de ser consumida. Las anfetaminas suelen generar sentimientos importantes de autoconfianza.

Pagina 25

Esto no es necesariamente negativo, pero si pueden llegar a serlo si tenés relaciones sexuales sin protección bajo la ilusión de ser invulnerable o si manejás un auto o una herramienta peligrosa pensando en que podés controlarlo sin problemas. Cuidado, probablemente no puedas hacerlo y te pongas en una situación de riesgo que puede ser evitada. Asimismo existen algunos riesgos asociados a la vía que se utilice para consumir las anfetaminas. Como ya hemos visto, la vía intravenosa es la vía de mayor riesgo para el consumo de cualquier sustancia, incluidas las anfetaminas. El consumo de anfetaminas sin control médico constituye un grave riesgo para la salud ya que pueden dañar severamente los sistemas nervioso central y cardiovascular, así como los aparatos digestivo y respiratorio. Son capaces de provocar un grado tal de toxicidad que se manifi esta desde dilataciones de pupila, parálisis, afesia (ausencia de la función del lenguaje) y convulsiones, hasta el estado de coma o la muerte. Estos fármacos estimulan la actividad neuronal en el cerebro y son útiles en el tratamiento de enfermedades como la narcolepsia (somnolencia exagerada durante el día), la obesidad y los trastornos de la atención en niños, sin embargo su utilización irresponsable o carente de control representa un grave peligro. Insomnio, alucinaciones, delirios, inquietud, tensión y ansiedad son sólo algunos de las consecuencias más claras de esto. Las anfetaminas deben prescribirse estrictamente por endocrinólogos y psiquiatras y sólo se adquieren con receta médica, sin embargo si se utilizan en dosis mayores o con mayor frecuencia de la indicada por el especialista, el consumidor suele desarrollar mayor tolerancia de tal manera que su administración repetida y sin control lo hará dependiente del fármaco para seguir experimentando euforia o para suprimir el hambre. Una de las más peligrosas derivaciones de las anfetaminas es la droga conocida como éxtasis, sustancia restringida por su neurotoxicidad y fabricada en los laboratorios clandestinos y de cuyos efectos se conocen reportes de muertes en diferentes partes del mundo, a causa de toxicidad hepática y renal, anemia aplástica y reacciones agudas de psicosis. Entre las drogas sintéticas, las del tipo de las anfetaminas (ETA) tienen el potencial para convertirse en el principal peligro del próximo siglo, ya que su uso ha aumentado signifs. cativamente en los últimos diez años y se ha extendido a todas las regiones del mundo. Por ello es necesario que se establezcan límites en el uso y el abuso de las anfetaminas utilizadas legalmente, así como reducir los incentivos de su manufactura clandestina y limitar la disponibilidad de los productos necesarios para su elaboración, pero lo más importante, es que la población en general tome conciencia del riesgo que corre si consume anfetaminas sin

Pagina 26

control y sin prescripción médica. 4.5 MEDICAMENTOS MÁS AUTOMEDICADOS DE MANERA INDISCRIMINADA 1) Antibióticos: Son los que más expectativas han generado en los últimos años y la mayoría de las veces, no están indicados, no se toman en las dosis adecuadas, ni durante el tiempo necesario. Esto provoca, además de otros efectos indeseables, el incremento de las tasas de resistencia bacteriana. 2) Analgésicos.: Los datos arrojados por investigaciones realizadas para evaluar la automedicación de analgésicos refieren un empleo masivo de los mismos en todos los grupos (por edad y sexo). 3) Antiinflamatorios no esferoidales: De consumo creciente, asociados o no a analgésicos, usados mayormente por las personas de más edad, que son más propensas a procesos inflamatorios crónicos y degenerativos. La gastritis y las hemorragias digestivas, además de otros efectos adversos, son los riesgos más habituales.

PERSONAS MAS VULNERABLES

5.1 Quiénes serían los más vulnerables cuando hablamos de Pagina 27

automedicación. ¿Los niños, adolescentes y adultos, o los ancianos? — Todos esos grupos son vulnerables. Pero más aún los niños y los ancianos. Los primeros porque su tamaño y peso corporal exigen dosis menores que los adultos, además de que el crecimiento y desarrollo son variables, lo que hay que considerar. Los ancianos porque su metabolismo y sus tejidos están afectados por la edad y el efecto puede ser exagerado o dañino. En la población de nivel social medio alto el porcentaje de automedicación alcanza el 40%. El 38% de los habitantes que tienen una cobertura prepaga y el 44% que cuentan con una obra social se automedicaron en el último año. En tanto, el 56% de las personas que se atienden en hospitales públicos y el 55% de los que no tienen cobertura social, también tomaron esa conducta durante el mismo período. Por este motivo hay un uso indiscriminado de los medicamentos, predominando la automedicación en todos los sectores sociales, con mayor incidencia en el sector de clase media, como resultado de consultas con pacientes, vecinos o referentes barriales válidos. Deben vacunarse los mayores de 65 años, las personas con afecciones crónicas, las mujeres embarazadas y los niños pequeños. Los niños y los ancianos son los más vulnerables ante los virus y es necesario tomar algunas medidas para prevenir las infecciones respiratorias agudas. la automedicación —el empleo de medicamentos, productos naturales u otros remedios por iniciativa propia— ha sido la forma más empleada durante años para el tratamiento de enfermedades, y se hace caso omiso, por desconocimiento o inadvertencia, a los daños que puede originar a la salud —Sin lugar a dudas. Las personas mayores de 65 años, por efecto del propio proceso de envejecimiento, son más vulnerables a las enfermedades, consumen de 2 a 3 veces más medicamentos que el promedio de la población general y por ello tienen más posibilidades de sufrir reacciones debidas a interacciones medicamentosas. Esto es así, además, porque con el paso de los años se produce una serie de cambios fisiológicos que alteran la absorción, distribución, metabolismo y excreción de esos preparados. A modo de ejemplo: numerosos fármacos se acumulan en el organismo y provocan efectos tóxicos, como ocurre con la gentamicina, estreptomicina, captopril, digoxina, furosemida, ranitidina, entre otros. El buen uso lo da el seguir al pie de la letra las indicaciones del médico y del farmacéutico; el abuso viene dado por la administración inadecuada, bien sea en cantidad de medicamentos o en las dosis.

Pagina 28

Los niños son los más vulnerables a sufrir complicaciones por ingerir medicamentos sin prescripción médica.México. La automedicación con antibióticos para tratar gripes en los niños puede complicarlas o agravarlas, ya que la mayoría de los casos son enfermedades provocadas por virus que se curan con medidas generales como reposo, evitar exponerse a cambios bruscos de temperatura e ingerir abundantes líquidos y alimentos ricos en vitamina C. La automedicación puede empeorar los cuadros de infecciones respiratorias, principalmente en los niños más pequeños, ya que existe la costumbre de dar a los niños el mismo medicamento y con la misma dosis que le recetaron un tiempo atrás, cuando tuvo síntomas similares. No nos llevemos a engaño, la automedicación -el empleo de medicamentos, productos naturales u otros remedios por iniciativa propia- ha sido la forma más empleada durante años para el tratamiento de enfermedades, y se hace caso omiso, por desconocimiento o inadvertencia, a los daños que puede originar a la salud. La automedicación en un hábito común en nuestra sociedad: medicamentos para el dolor de cabeza, para problemas gástricos, para relajarse, para animarse, para la tos, para la alergia, etc. Cuando acudimos a una farmacia en busca de algún medicamento conocido, que nos fue recetado alguna vez o que nos recomendó un familiar o amigo, corremos el riesgo de padecer los efectos secundarios que éste pudiese causar y que en ocasiones pueden resultar fatales. Al recurrir de manera frecuente a la automedicación olvidamos que es el médico (no los amigos, familiares, o el farmacéutico) quien está en capacidad de determinar no sólo el medicamento apropiado, sino la dosis adecuada y los posibles efectos secundarios, que varían en cada persona, conforme a su historial clínico y el diagnóstico de la dolencia. 5.2 RIESGOS DE LA ATOMEDICACION No se trata de correr a una clínica u hospital ante un pequeño dolor de cabeza o malestar estomacal, pero es preciso asegurarnos de la reacción que podría producir cualquier medicamento de libre venta y aparente simplicidad. 5.3 TODO FÁRMACO IMPLICA UN POTENCIAL RIESGO Los médicos afirman que cualquier medicamento implica un potencial riesgo. Hasta las vitaminas, que se tiende a pensar que son inocuas, pueden, consumidas en exceso, resultar lesivas a la salud. Tal es el caso de la vitamina A, la cual, en grandes dosis, es capaz de causar daños, tanto a las mujeres embarazadas como a los pacientes comunes. Una simple aspirina podría originar serios trastornos en personas con tendencias a las hemorragias o afectadas de úlceras gástricas. Cada organismo es diferente en la absorción, metabolismo y excreción de los fármacos.

Pagina 29

5.4 GRUPOS HUMANOS MÁS VULNERABLES A LA AUTOMEDICACIÓN La automedicación casi siempre implica siempre un riesgo, por lo que es preciso tener cuidado con el uso de medicamentos por iniciativa propia, pero de manera especial en las personas mayores, edad, las embarazadas y los niños. Esto incluye vitaminas y aspirinas

QUE HACER PARA NO AUTOMEDICARSE

6.1 “Automedicación. Peor el remedio que la enfermedad” "Espérame tantito, tengo que ir a la farmacia, me urge comprar unas aspirinas porque me duele la cabeza y un antiácido; porque cuando tomo aspirinas, me duele la panza”. “No. Estás loco... ¿para qué gastas a lo menso? Mira yo tenía exactamente los mismos síntomas que tú y me tomé tal antibiótico y a los tres días me sentía fenomenal. Créeme. A ver, apunta el nombre y te lo tomas después de cada comida por cinco días y listo.” A primera vista éstos parecen dos casos muy similares de automedicación. No lo son. Es muy común acudir a la farmacia o supermercado por un Pagina 30

medicamento para aliviar una indigestión, dolor de cabeza o resfriado. Por lo general, nuestros problemas de salud se solucionan así. No podemos visitar al doctor cada vez que comimos de más o nos duele la cabeza. Sería muy caro y poco práctico. Además, este tipo de medicamentos están diseñados para aliviar problemas leves de salud. Por ello, su venta no requiere receta médica, en su envase tiene la dosis, explica perfectamente bien la manera en que hay que tomarlo, y termina con una advertencia: “Si persisten las molestias, consulte a su médico”. Otra cosa muy diferente es auto prescribirse fármacos. Sí, esos medicamentos que clarito dicen en la caja: “Dosis: la que el médico señale” y para los más despistados no hay pierde, en la misma caja lo dice: “Su venta requiere receta médica”. Se estima que en nuestro país el 95 de cada 100 personas se automedican. No lo dudo. Preguntando a mis amigos y familiares me enteré que la gran mayoría jamás consultan o llaman a un doctor antes de tomar un antibiótico. La única que lo hace es Clara, y por ello, en su casa la tienen catalogada de “hipocondriaca”. Mi amigo Eusebio se declara fan de la automedicación. “Es lo de hoy”. Me dice. Ricardo, que es abogado, prefiere consultar en internet foros acerca de padecimientos y medicinas. Cuando llega a ir al doctor, éste en tono de broma, lo llama colega. Pilar, no solo se auto prescribe medicamentos, sino también a sus amigas: “Mira, ahora ya deja de tomar la Neomelubrina y bájale al Ciproflox de 8 a cada 12 horas”. Cuándo su marido la escucha hablar por teléfono le dice: “¡No manches ya te hablan para consultarte! ¡Cóbrales!” Cuando iban a tener su primer bebé, bromeaba con ella diciendo que en lugar de baby shower de pañales, debería haber hecho uno de medicinas. “¡Mira fulana me regaló una caja de Dolac y tres de Zertec! ¡Qué linda! ¡En cambio, ésta coda sólo dos cajas de Alka Seltzer y una de Senokot!” No todo ha sido tan alegre. Hace un tiempo, por automedicarse, Pilar casi queda ciega porque el antibiótico le afectó la vista. Pilar no es la única. De acuerdo a un artículo publicado en El Universal por Martha Oliva Hernández en noviembre de 2007, el uso inadecuado y a veces irresponsable que los mexicanos hacemos de los antibióticos se ha convertido ya en un problema de salud pública. Tan sólo en el Distrito Federal 37% de la población ya es resistente a algún medicamento. La automedicación, un mal diagnóstico o el finalizar el tratamiento antes de lo prescrito, facilitan la resistencia bacteriana. México se encuentra entre los primeros lugares de resistencia bacteriana. Triste récord. Puedo entender el punto de vista de quienes se auto prescriben medicamentos. El ir a un doctor es caro y toma tiempo. En las clínicas de asistencia la espera es, muchas veces, de varias horas. Nuestras complicadas vidas no necesitan el gasto extra ni las horas de espera. Pero es necesario reconocer que no somos médicos y que en algunos casos la automedicación puede agravar la enfermedad y causar serios daños a la salud. El medicamento que le funcionó divinamente a un tío o a tu hermano puede no ser el que necesitas, aunque los síntomas se parezcan. No basta con ir al doctor, además es necesario seguir las instrucciones al pie de la letra. La dosis debe ser justo la que el médico señala, ni más ni menos. Aquí no aplica la regla de si uno me hace bien, dos o tres me curaran más rápido, lo único que nos ocasionaran es una sobredosis. Tampoco se vale el dejar de tomar la medicina cuando ya nos sentimos mejor. Si el doctor dice que 7 días de antibióticos, es por algo. El tiempo y dinero

Pagina 31

invertidos en la consulta pueden ahorrar a los que te quieren un buen susto; o salvarte la vida. El preguntarle al dependiente de la farmacia que nos recete para tal o cual padecimiento, tampoco es solución. Por mucho que lo veamos con batita blanca, el dependiente no es doctor, ni químico fármaco biólogo. En la mayoría de los casos, para obtener un empleo en una farmacia, sólo se requiere saber leer, escribir y atender bien a los clientes. Desafortunadamente, la legislación mexicana es muy flexible para la venta de medicamentos. A excepción de los psicotrópicos, cuya venta está controlada, la gente puede adquirir sus medicinas sin receta. Mientras cambian las leyes, no nos queda más que cambiar nuestra percepción del tema, por que la automedicación puede ser cuestión de vida o muerte. 6.2 COMO EVITAR LA AUTOMEDICACION Es verdaderamente difícil que alguien no haya recurrido a la automedicación para atajar los efectos de una gripe, combatir algún dolor muscular o uno de muelas. Se trata de uno de los hábitos riesgosos en el terreno de la salud, ya que en la mayoría de los casos no se ataca el problema de fondo y se puede caer en situaciones de peligro. En estos días en que nadie sabe si el frío invernal cede ante la proximidad de la primavera, los cambios bruscos de temperatura son un factor de riegos y disparo de de las enfermedades del tracto respiratorio, como la gripa y tos. Alerta importante De acuerdo con especialistas del Hospital Infantil de México, la población debe comenzar a atenderse adecuadamente y evitar la automedicación, por ello recomiendan acudir al médico ante cualquier molestia que se presente, pues el uso inadecuado de antibióticos ha generado deficiencias en su efectividad. Con este llamado “estamos tratando de crear conciencia acerca de un adecuado uso de antibióticos ante la presencia de enfermedades respiratorias, pues la automedicación ha propiciado que algunas bacterias se hagan resistentes a ellos”, el infectólogo pediatra José de Jesús Coria Lorenzo. La tarea es complicada y requiere esfuerzos de diversos actores, por ello es que la acción médica forma parte del plan que Bristol Myers Squibb impulsa para fomentar la educación acerca de la utilidad real y actual de los diferentes antimicrobianos, promover su uso racional, así como reflexionar sobre el futuro de los mismos. Víctor Martel, gerente médico del laboratorio, comenta que es importante informar a la gente y a la comunidad médica de la realidad en el uso de antibióticos para evitar la resistencia y, en consecuencia, la poca efectividad de estos fármacos. Responsabilidad compartida Los principales “abusos” de antibióticos en la práctica clínica se dan con una prescripción no necesaria, cuando se fomenta la automedicación y el tratamiento de infecciones virales y no bacterianas. Pero también ocurren debido a un una prescripci��n inadecuada por desconocimiento de la epidemiología de la infección, selección de antibióticos y tratamientos profilácticos inadecuados, así como el desconocimiento de las indicaciones de pruebas de susceptibilidad antimicrobiana, dicen los expertos. Con el fin de impedir este tipo de prácticas, el laboratorio implanta programas

Pagina 32

de control de uso de antibióticos, educación universitaria médica continua, campañas de difusión en conjunto con la Industria farmacéutica, así como la promoción médica. Estos esfuerzos buscan la permanencia y efectividad de los antibióticos, para lo cual es necesario incrementar la educación y prevención de enfermedades infecciosas, así como incentivar la realización de una buena vigilancia epidemiológica, ya que la prevalencia de patógenos con cierta resistencia puede variar con el tiempo, el lugar, la población, la unidad hospitalaria y el período de hospitalización. Nadie está a salvo de malas reacciones por la automedicación, por ello lo mejor es consultar al médico y seguir al pie de la letras sus recetas.

Pagina 33


LA AUTOMEDICACION