Page 1

25/03/2010

Conseguir una oficina de farmacia, un…

ACCESO A NUEVAS BOTICAS. LOS BAREMOS COMPLICADOS HACEN EL PROCESO LARGO, Y LA PRESIÓN FISCAL, FUERTE Y DESIGUAL, LO ENCARECE

Conseguir una oficina de farmacia, un proceso largo, engorroso y caro Conseguir una oficina de farmacia nueva es un trámite engorroso, largo y con unos costes que varían de una comunidad autónoma a otra. Las tasas a pagar para solicitar una nueva oficina de farmacia oscilan entre los 60 euros que hay que abonar en Baleares y los 854 de Asturias y los plazos medios, entre la presentación de la solicitud y la apertura de la botica, van desde los seis meses de Navarra a los casi cuatro años del último concurso en Asturias. Una situación insostenible que frena el acceso a la actividad profesional en boticas. Julio Trujillo. julio.trujillo@unidadeditorial.es - Jueves, 24 de Julio de 2008 - Actualizado a las 22:00h. Y no son ésos los únicos costes. Hay que tener en cuenta que, además, las autonomías exigen depósitos de garantía a cada solicitante, entre 1.000 y 3.000 euros, a lo que hay que sumar las inversiones, una vez obtenida la botica, a que está obligado el adjudicatario. Las fianzas se recuperan al final del proceso aunque en algunos casos se establece un pago extra, a fondo perdido, como Asturias en 2001. Precisamente para hacer frente a estos problemas, la comunidad de Aragón ha tomado la iniciativa de elaborar un decreto que tratará de agilizar y simplificar el proceso de acceso a una oficina de farmacia nueva y aliviar la presión fiscal sobre los solicitantes. Aragón quiere que, tras la aprobación del decreto, no haya que pagar tasas por cada una de las farmacias y que el proceso de adjudicación sea más sencillo mediante cuatro medidas básicas: el concursante sólo tendrá que presentar una solicitud, aunque aspire a varios establecimientos en un mismo concurso se establece el pago de una tasa única la adjudicación se celebrará en una sesión única, y la asignación será en audiencia pública, y por orden de baremo el concursante irá eligiendo oficina de farmacia. Las tasas Pero el proceso de acceso en España sigue siendo largo y tortuoso por las tasas y por los plazos. Las tasas varían enormemente de unas comunidades a otras. Por un lado hay algunos territorios como Castilla León y Castilla-La Mancha que no exigen tasa alguna y otros, como Galicia, que imponen tres impuestos, uno en cada fase del proceso de adjudicación: al presentar la solicitud, al recibir el acta de adjudicación y al registrar la nueva oficina de farmacia. Como regla general, las tasas no vienen establecidas por las consejerías de Sanidad de las autonomías sino por las de Economía y Hacienda, son las mismas que se fijan para la apertura de cualquier clase de empresa y se actualizan anualmente. Esto refleja lo caótico de un sistema que requiere una reforma. En Madrid, por ejemplo, se pagan 150 euros en el momento de plantear una solicitud, aunque se opte a la adjudicación de varias oficinas de farmacia, mientras que en Canarias hay que abonar 154,10 euros por cada botica a la que se opte oficialmente. Esta dispersión fiscal, que no es exclusiva de la farmacia, no tiene, sin embargo, una solución complicada. En realidad, el problema fiscal, al depender de una decisión política, tiene una sencilla solución si se parte de un acuerdo general, un acuerdo que vienen solicitando sectores profesionales desde hace décadas. Las tasas se podrían armonizar porque dependen de una decisión administrativa, pero conseguir un acortamiento de plazos es más complejo y depende de factores más complejos que van desde cambios normativos a replanteamientos de conjunto. Los plazos El tiempo que se tarda en resolver un expediente depende de muchos factores: el número de solicitudes; el número de boticas a que opta cada aspirante; la complejidad de los baremos que permiten valorar la idoneidad de los aspirantes, también diferentes en cada comunidad autónoma; la época del año, que determina la dimensión de la plantilla de funcionarios disponibles, y finalmente las discusiones, apelaciones y recursos sobre las decisiones tomadas. Todo este proceso nunca es inferior a seis meses, la media en el caso de las adjudicaciones en Navarra, y llega a los cuatro años que tardaron algunas de las últimas adjudicaciones en Asturias. En general, los baremos complicados y llenos de requisitos dan lugar a procesos más largos por las dificultades para mecanizar la evaluación. Además, a veces, los procesos se complican con la convocatoria de dos concursos de adjudicación a la vez, lo que produce duplicidades de solicitudes, como ocurrió en 2001 en Castilla-La Mancha. La complejidad de los procesos de adjudicación, la presión fiscal y la disparidad de condiciones entre las comunidades autónomas han sido siempre

correofarmaceutico.com/…/conseguir…

1/2


25/03/2010 Conseguir una oficina de farmacia, un… elementos de preocupación para los profesionales entre quienes se oyen cada vez mas voces que piden un modelo armonizado de acceso a las nuevas boticas, que garantice equidad y garantías en todo el territorio nacional. Vieja preocupación En sus alegaciones respectivas en defensa del modelo español ante Bruselas, el Consejo General de COF y el Ministerio de Sanidad han puesto el énfasis en el carácter de garantía profesional que ofrece la planificación. Una apuesta por esa garantía abre una vía de reforma de los baremos que, a la vez, podría agilizar los procesos de adjudicación. Esa vía sería un gran acuerdo político-profesional sobre un baremo armonizado que prime la excelencia profesional y se aleje de criterios que valoran más lo local y que están en el punto de mira de los que, desde Bruselas, piden la liberalización. El camino de reforma iniciado por Aragón ha abierto un debate sobre la necesidad de agilizar y simplificar el proceso de acceso a nuevas oficinas de farmacia y en eso sería muy útil un esquema de normas claras, transparentes, equitativas y funcionales. Por el momento, el acceso a nuevas oficinas de farmacia es complejo y se desarrolla en medio de un caos de normas. Navarra, una forma especial de adjudicación Navarra representa un caso especial en la adjudicación de nuevas oficinas de farmacia. No sólo porque su modelo de planificación matiza en algunos aspectos del sistema general de España al establecer una cuota de mínimos y no de máximos, sino por la peculiaridad del propio sistema de adjudicación. En la Comunidad Foral no es la Administración autonómica la que convoca concursos de adjudicación de nuevas oficinas de farmacia, sino que los aspirantes pueden, en cualquier momento, solicitar la apertura de una botica defendiendo sus razones, su derecho y su idoneidad para hacerse cargo de una nueva botica. Luego es la Consejería de Salud de la comunidad autónoma la que decide si la solicitud está de acuerdo con sus criterios de planificación y si el aspirante reúne los requisitos previstos en las normas autonómicas. En Navarra los procesos de adjudicación de una nueva oficina de farmacia no tardan, salvo contadas excepciones, más de seis meses, pero hay que tener en cuenta que la existencia de un proceso siempre abierto y la menor densidad de población de la comunidad navarra facilitan la agilidad y la eficacia administrativa. También en esto Navarra es diferente.

correofarmaceutico.com/…/conseguir…

2/2

baremos_navarra  

Conseguir una oficina de farmacia nueva es un trámite engorroso, largo y con unos costes que varían de una comunidad autónoma a otra. Las ta...

Advertisement