Page 1

PRINTEMPS + ÉTÉ =

CÔTE D’AZUR

Texto: Rute Martins Foto: Lloyd Ator

108


El nombre no engaña y la Costa Azul es eso mismo: una magnifica línea azul que las ciudades costeras de Francia tienen para ofrecernos. Con una grande afluencia de visitantes y considerada un “distrito de la moda” en los años ‘50 y ‘60, la Costa Azul nunca ha dejado de ser sinónimo de elegancia, alta sociedad y hermosos paisajes. Desde siempre destino de muchas celebridades, en el principio era solo un centro turístico de invierno debido al clima templado en esta época del año. Hoy es el destino de verano de miles de personas que se dirigen a la Riviera Francesa para días soleados, fiestas y lujo. Con paisajes típicos de postales, una admirable arquitectura y un pasado dominado por los griegos y los italianos, es parte de la región administrativa de Provenza-Alpes-Costa Azul. Está bordeada por el Mar Mediterráneo y va desde Toulon a Menton, pasando por ciudades tan conocidas como St. Tropez, Cannes, Niza o Mónaco. Quien corre a lo largo de la costa en coche presencia el contraste geográfico, con viñedos y pintorescos pueblos situados en las altas montañas, pero rápidamente enfrenta curvas y bajadas que llevan a un mar brillante y sin fin. Después de todo París no es el único centro de atención y la Costa Azul es una gran apuesta por un verano que ya está al llegar, no solo para los adinerados sino también para aquellos que tienen una cuenta limitada. La Costa Azul cuenta con hoteles de lujo y restaurantes pero también con ofertas más modestas. Toda la región ofrece lo mejor y eso pasa por los excelentes vinos, los deportes acuáticos y los campos de golf, la cocina mediterránea, con sus deliciosos mariscos y las hermosas playas de agua turquesa.

109


NIZA

Niza es la quinta ciudad más grande de Francia y, aunque

no es tan exclusiva como Cannes, tiene atractivos para todos. Niza tiene una localización óptima, a pocos minutos de Cannes y Mónaco, con aeropuerto a 6 km del centro de la ciudad y un largo tramo de playas que se extiende por la Promanade des Anglais, convirtiéndose en un paseo impresionante hasta el puerto de la ciudad. Aunque la temperatura del agua es agradable, olvídense de las playas de arena blanca de sus sueños porque aquí solo encontramos piedras, pero eso no impide la masificación de las playas. La ciudad también tiene una faceta arquitectónica que comprende varios estilos; del barroco a la belle époque y el modernismo. Los principales atractivos de Niza no son sólo las playas y belle de la vida nocturna y los museos; el Museo Matisse, dedicado al pintor, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, o incluso el sitio arqueológico “Terra Amata”, con restos del Paleolítico. En Niza encontramos agradables actividades para los días de ocio. Se puede disfrutar de actividades acuáticas que han hecho celebre la Riviera francesa como vela,

110


motos acuáticas o remos. O se puede ver el Festival de Jazz de Niza, el primer festival de jazz, en 1948, en el mundo; a lo largo de los años han pasado por él músicos como Ray Charles o Miles Davis y cada año durante ocho días en julio, la ciudad se llena de música. La ciudad es grande y si no quieren perder tiempo en los trayectos, a pesar de tener una buena red de transporte, se puede alquilar una de las muchas bicicletas azules que se encuentran disponibles por toda la ciudad y que se revelan el medio de transporte perfecto. Y cuando pudiéramos pensar de haber ya visto todo lo que la Costa tiene para maravillar, sólo hay que seguir la señal “Mónaco/ Mentón” en medio de la Promenade des Anglais, y continuar con los descubrimientos.

111


Fundado por la Casa de Grimaldi en 1297, Mónaco es conocido por el casino y la Opera de Monte Carlo, por su circuito de Fórmula 1, que atraviesa la ciudad, y su exuberante y fastuoso estilo de vida. Marcado por laderas empinadas y caminos estrechos e impresionantes, la ciudad no es muy grande, pero seduce a cualquier persona con una arquitectura de lujo y su atmosfera envolvente. La ciudad, símbolo de gran flujo económico, turístico e inmobiliario, se puede recorrer a pie, lo que nos permite pasear tranquilamente entre las calles llenas de cafés, mirando en las ventanas de Cartier o Gucci y pasar por la entrada del Casino de Monte Carlo. En la Place du Casino están estacionados algunos de los mejores y más caros coche de todo el mundo y es normal ver muchas matriculas italianas, ya que la frontera está a sólo 15 km de la ciudad. La entrada en el casino es 10 euros y las mesas de blackjack no permiten apuestas inferiores a 50 euros. 112


MÓNACO

En el interior abundan los amplios salones dorados y mujeres con vestidos elegantes, pero también existen otros casinos de precios mas accesibles como el Casino “Café de Paris” con máquinas tragaperras y mesas de juego. Cuando se cansen de desafiar su suerte se puede admirar el espectáculo de las húmedas noches de esa ciudad mediterránea y, con suerte, puede que un enorme crucero vaya a pasar.Las playas no tienen una grande extensión y, con respecto a los hoteles la elección es amplia, con opciones lujosas y opulentas como el “Hermitage Hotel” con vistas a los yates y el azul infinito del mar. La ciudad también ofrece muchos lugares para salir por la noche como la“Brasserie de Mónaco”, un restaurante que se convierte en un bar ubicado frente al puerto, con espacio al aire libre y muy glamoroso o el “Black Legend”, con una decoración moderna y cosmopolita. Y, of course, una noche así requiere un código de vestimenta estricto. 113


CANNES Cannes es un must tosee de la Costa y cumple con su reputación: elegante, lujosa y emocionante. Al principio un simple pueblo de pescadores, se ha ido transformado desde el siglo XIX, cuando los primeros “turistas” británicos provocaron una afluencia de la alta sociedad londinense. Sin embargo, hablar de Cannes es pensar en su alfombra roja en frente del Palacio de Festivales y Congresos, construido en 1949, junto al puerto deportivo de Le Vieux Port, que alberga ostentosos yates. Este es el sitio del Festival, el famoso festival de cine que se ha convertido en un importante escaparate para el séptimo arte europeo. Ejemplo de como la ciudad respire cine es el gran mural de la calle Georges Clemenceau, al lado de la Gare de autobús, que cuenta con algunos personajes de películas famosas. Sin embargo, hay 14 más murales dispersos Cannes, a espera de ser descubiertos.Un punto de encuentro de la ciudad es el paseo marítimo de la Croisette, una enorme avenida donde desfilan, en sus más de 3 km, turistas y carrozas y donde hay tiendas, restaurantes y hoteles exclusivos. 114


Foto: Fabio Miami

Foto: Rute Martins

Foto: Emil de Jong

Se puede disfrutar de la frescura de la mañana y visitar uno de los mercados de la ciudad, en la calle Marché Forville, que nos cautiva con perfumados sabores mediterráneos; o se puede bañar en las playas de arena dorada, muy concurridas. La mezcla de un estilo de vida tradicional y moderno da vida y elegancia a Cannes, con sus grandes avenidas y también sus cruces de calles sinuosas, típico de las ciudades del sur de Europa. No hay que dejarse escapar la posibilidad de callejear por las pequeñas calles repletas de tiendas y pintorescos restaurantes de su casco histórico con mesas decoradas con flores. Aconsejamos visitar la Iglesia du Suquet y el Museo de la Castre, con arte primitiva de varios continentes y pinturas del siglo XIX. La vista panorámica desde la colina, el lugar de nacimiento de la ciudad, no dejará decepcionado después de la subida. Por la noche, se puede apostar en el glamoroso casino Croisette, donde se puede encontrar un gran acuario en la entrada y salones muy acordes con la elegancia de la ciudad. 115


MARSELLA 116


Foto: Jeremy Rowland

No hace exactamente parte de la Costa Azul, pero es la segunda ciudad francesa por importancia y capital administrativa de la región de ProvenzaAlpes-Costa Azul. Lejos del glamour de Cannes o Mónaco, Marsella es una ciudad autentica, con sus tejados ue adquieren un caracteristico color dorado con las puestas de sol al atardecer. Sin embargo, es un crisol de cultura debido a la presencia humana desde la prehistoria. Un “must see” es el Chateud’If, situado en una pequeña isla, después de haber sido un fuerte y una prisión desde el siglo 16. El castillo fue inmortalizado en la obra del conde de Montecristo, Alexander Dumas, que se inspiró en el preso más famoso, José Custodio Faria. Encima de la colina se encuentra el Cours Julien, el barrio de los artistas, y el más dinámico de Marsella. Está marcado por una historia de décadas de inmigración desde el sur del Mediterraneo y de las culturas de las tierras de origen; África y Oriente Medio. Hay muchos cafés al aire libre, zonas de juegos para los niños y calles peatonales que están cubiertas de murales. No hay que dejar escaparse el Vieux-Port, el corazón de la ciudad y antiguo puerto, donde todas las principales avenidas convergen y donde encontramos varios lugares para probar un buen “pastis”, una bebida alcohólica del sur de Francia con sabor a anís. Repleta de historia, Marsella ha sido elegida Capital Europea de la Cultura 2013, con un programa completo de eventos culturales, no sólo en la ciudad, sino ampliado a la región de la Provenza. Y esto hace del 2013 el año perfecto para unas vacaciones llenas de actividades para todos los gustos, historia, gastronomía y descanso en esta región colorida y sabrosa del sur de Francia

117

Art costaazul_DEMO 02  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you