Page 4

4

SUPLEMENTO ESPECIAL

La voz del deporte nacional tiene el nombre de un vallisoletano

“Dirigir Carrusel Deportivo es como el sueño de todo periodista que empiece y le guste la información deportiva”

Premio Entre Amigos 2014 en la categoría de Comunicación

Como cada año, uno de los premios más cercanos, por profesión, es el que se entrega en el apartado de comunicación. Este año ha sido para un profesional que ha tenido una carrera imparable y al que además, por su edad, seguro que aún le queda mucho por decir.

Como muchos de nuestros premiados, tú también eres otro que saliste de las Delicias.

Ahí estuve unos años; primero en el colegio Fray Luis de León, muy cerquita de donde yo vivía, en ese barrio de las Delicias, en la calle Canterac, y ahí empecé a aficionarme al deporte. Comencé en el centro cívico Delicias a dar mis primeros pasos, en ese taller de radio en Canal 10 Onda Delicias.

Por aquel entonces empezó tu afición por jugar al baloncesto, también le das al tenis… ¿algún otro deporte?

Me gustaría hacer más de lo que hago, porque al final te quita mucho tiempo el trabajo, pero una buena pachanga de baloncesto, un 4 contra 4, una canasta, eso sigue siendo lo mejor; y el tenis, el pádel, nadar… Tengo un hijo muy deportista, y entre los amigos y tal, siempre estás intentando hacer algo. Gimnasio poco, no he sido nunca de gimnasio.

Es decir que no sólo es narrar, también practicar…

De hecho vino primero practicarlo, y la afición al deporte como puro consumidor, antes que contarlo. De pequeño ya estaba en casa pegado a la tele muchas horas para ver los Juegos Olímpicos, mundiales de fútbol, de baloncesto, de natación, de atletismo… los grandes eventos; si había que trasnochar se trasnochaba, reconozco que ha sido una pasión por el deporte desde muy pequeñito. La revista Gigantes, el Marca, el As, José María García en la radio, eran compañeros míos habituales desde muy pequeño. Supongo que todo eso lo vas absorbiendo y se mezcla un poco con tu afición al deporte.

Y el estudio también, ¿o lo tuyo era el deporte?

Compaginando las dos cosas. El deporte te quitaba más tiempo que ninguna otra cosa, siempre he dicho que si te quita algo tiempo de estudio mejor que sea el deporte. Buscabas un hueco para entrenar por la mañana, tenías examen por la tarde, entrenar a última hora… la verdad que quitaba tiempo a los estudios, a quién no, si te gusta una cosa. El castigo siempre era el mismo “como no haya buenas notas habrá menos deporte”, y yo “no por favor, cualquier cosa menos quitarme el deporte”. Y mis hermanos igual, yo soy el mediano pero igual el mayor y sobre todo el pequeño, teníamos verdadera pasión por el deporte.

De tu primer entrevistado, Marcos Fernández, comentas que es una de las mejores personas que has conocido en esto del deporte.

Por aquel entonces era el presidente del Real Valladolid, cuando yo empecé en el taller de Onda Delicias. Tenía un programa los lunes, de 7 a 8, que se llamaba ‘Desde el banquillo’, y tú entrabas y te tenías que organizar la vida, y en una hora hacías lo que te diera la gana. Yo ahí llamé al jefe de prensa del Valladolid, me puso con el presidente, le solicité una entrevista pensando que seguro que me iba a decir que no en cuanto le dijera para quien era, pero me sorprendió su amabilidad y su cercanía; empezamos a tener más contacto, al poco tiempo le pedí otra entrevista, luego empecé en la tele local, en Canal 48, y aprovechando que ya le conocía le pedí la primera entrevista para la tele, y surgió una relación que fue más allá de lo profesional. Me sorprendió su cercanía y la amabilidad que tuvo.

Tu progresión es de película, de llegar de botones a director general. Por tu parte ha sido de una radio de

Manu Carreño (Manuel Carreño) Valladolid, 6 de agosto de 1969

Periodista

Premiados en años anteriores: 2011 – Carlos Flores 2012 – Vicente Ballester 2013 – Fernando Bravo

barrio, currículum para ir de becario a Madrid en el 97, entrar en Canal + y hasta hoy que diriges ‘Carrusel Deportivo’

Ya no he salido de Madrid. Pensé que me iba una temporadita, me acoplé en casa de mi hermano mayor que vivía en Leganés y sigue allí, y le dije “Ángel, hermano, hazme un hueco en tu casa que durante este verano voy a estar en Madrid y me acoplo ahí”. Me dijo que bien tres meses, pero pasados ya le dije que creía que me iba a tener que buscar una casa, porque esto igual se alargaba un poco, y hasta hoy. Toco madera y que siga mucho tiempo, que no falte el trabajo, que tenerlo, a día de hoy, ya es una suerte.

¿Qué diferencias viste en aquel momento entre Valladolid y Madrid?

En Valladolid es verdad que había cuatro sitios, literales, a los que llamar para intentar que te dieran una oportunidad para trabajar, y en Madrid es un campo mucho más amplio de teles locales, autonómicas, nacionales, privadas, de pago, en abierto y en radios también hay muchas más posibilidades. También es verdad que se dice que en Madrid hay muchas más cosas y es cierto, pero hay mucha más gente y al final se reducen mucho las posibilidades.

“Mi paso por aquellas teles y radios locales fue un máster impagable, una buena base para conocer el periodismo desde abajo” Pero sobre todo la diferencia es que cuando sales de una tele como Televisión Valladolid, que éramos cuatro amigos, y de la radio en la que estabas después de Canal 10 que era FM Express, una radio que también intentaba tener una licencia para empezar, y te metes en Canal Plus, dices “esto es Disney”, un equipo de producción, de realización, de técnicos, de periodistas, de iluminación, maquillaje, lo que es una tele de verdad. La nuestra era una tele de juguete, pero siempre he dicho lo mismo, doy gracias de haber empezado en aquellas teles y en aquellas radios porque fue una academia y un máster impagable en el que tienes que hacer tú de todo y luego, con los años, te das cuenta que te ha servido para tener una buena base y para conocer bien lo que es el periodismo desde abajo.

¿Qué recuerdas de aquellos tiempos, en el 94, cuando hacías el programa ‘La Cuenta Atrás’ en Tv Valladolid?

Siempre lo he dicho, y no es por quedar bien, que me he sentido, me siento y me sentiré vallisoletano, por razones obvias, uno es de la tierra donde nace. Pero yo siempre me he considerado ciudadano del mundo, y me he adaptado igual de bien a vivir en Cigales, donde estuve dos o tres años viviendo, me compré una casita cuando me casé, y que era un pueblo de 4.000 o 5.000 habitantes, y donde era el hombre más feliz del mundo; valoraba la tranquilidad, el mesón para comer una buena tortilla y un buen chorizo con una cerveza y un vinito de Cigales, con tus amigos y tu familia… y luego llegas a Madrid y piensas que va a ser una cosa de locos y tampoco, no tengo

“Manu Carreño es un gran comunicador, uno de los mejores que hay en los medios tanto en televisión como en radio. Su trayectoria es intachable y se vuelca con pasión en todo lo que hace. Pero lo más importante de todo es que es una gran persona y muy buena gente. Tenemos muchísima química y eso creo que se refleja en el programa que hacemos a diario, Deportes Cuatro. Lo importante es que nunca impostamos, no mentimos y decimos la verdad. Pero sí tengo que añadir un defecto suyo: no apoya lo suficiente al Real Valladolid, tiene que mojarse más y sacar la bufanda por el club pucelano.”

Manolo Lama Periodista

esa sensación. Al final la gente siempre ve por la tele los atascos de la M-30 o la M-40, los claxon sonando, y se piensa que todo es dos horas para llegar a trabajar, y en mi caso no es así. Es cierto que depende del horario, si tienes un horario de entrada a las ocho de la mañana, y te pilla vivir a las afueras, una hora no te la quita nadie, pero a cambio te da otras cosas. Madrid es una ciudad mucho más grande, con muchas más posibilidades de todo tipo, de trabajo, de ocio y si quieres tranquilidad la tienes también, si quieres más ruido y barullo lo tienes, la oferta gastronómica, de teatro… en todo tienes más y Valladolid es una ciudad más tranquila, que también tiene su encanto y que será siempre mi ciudad, esté donde esté y viva donde viva.

Ante todo en la vida hay que saber adaptarse, ¿no?

Creo que es importante saber vivir en un pueblo de mil habitantes, y saber vivir en Nueva York. Al final se trata de tu circulo, tu entorno, tu vida, tu día a día y que eso sea lo más saludable y lo más feliz posible, el resto está un poco de atrezo, te acompaña en tu día a día.

De Canal +, en 2001, te ficha Antena 3, pero no para deportes. ¿Cómo fue ese cambio?

Aquello fue la mayor sorpresa en mi trayectoria profesional. Llevaba cuatro años haciendo deportes en el Plus, sobre todo fútbol, y antes había hecho todo deportes en Valladolid. De pronto me llamó Manuel Villanueva, que estaba en Canal Plus y se marchaba a Antena 3, y me dijo que le gustaría que fuera a Antena 3. Pensaba que era para deportes, quedé para comer, me hizo una propuesta, una oferta económica, contrato y tal, y la sorpresa para mí es que no era para hacer deportes, era para hacer un programa que se llamaba ‘el Show de los Records’ que es lo primero que hice en entretenimiento; me pareció que me estaba asomando a un precipicio, pero en la vida hay que tomar decisiones y al final, con el paso de los años, no me arrepiento de ninguna, de todo aprendes.

Presentar el informativo con Olga Viza es otro de esos máster impagables, y si encima te pagan… Fue una etapa que duró un año y al año siguiente me pasaron justo al otro extremo, también en Antena 3, a información general que hice con Olga Viza, y creo que en el término medio está el deporte, que es un poco una mezcla de un cosa y de otra. Aquello es de esas cosas que se producen y que no te esperas que van a pasar, ni que vayan a pensar en ti cuando pasan, pero cuando alguien te dice de presentar el informativo con Olga Viza pues dices “yo no sé si lo haré bien o lo hare mal, pero esto para mí es un máster impagable.”

especial-entre-amigos-2014  
Advertisement