Issuu on Google+

Revista de fotograf铆a documental

TIEMPOS MODERNOS

Edici贸n especial: Manifestaci贸n estatal en Burgos en contra del FRACKING Fotos: Ga毛tan Baudoux


¿Qué es el “fracking”? Fracking es un término anglosajón para referirse a la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional. Consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos). Para extraer el gas atrapado en la roca se utiliza una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta 5000 metros en vertical y después se perfora varios kilómetros en horizontal (2 a 5). Entonces se inyecta agua con arena (98%) y una serie de aditivos químicos (2%) a gran presión. Esto hace que la roca se fracture y el gas se libera y asciende a la superficie a través del pozo. El proceso se repite a lo largo de la veta de roca rica en gas. Parte de la mezcla inyectada vuelve a la superficie (entre un 15 y un 85 %).


Problemas que causa el “fracking” La técnica de extracción de gas no convencional denominada fracking lleva añños aplicándose en varios países, sobre todo en Estados Unidos, donde se han constatado una serie de problemas asociados a este tipo de explotaciones. Entre los problemas que causa el fracking al entorno de las explotaciones donde se emplea esta técnica podemos destacar: * * * * * *

Contaminación de las aguas superficiales y subterráneas. Contaminación del aire. Afecciones a la salud humana. Alteraciones del paisaje y el terreno. Contaminación de suelos al cerrar los pozos. Riesgo sísmico.


¿Por qué es insostenible?

Con su explotación se prolonga un modelo energético agónico, el de los hidrocarburos en vez de apostar por un cambio sostenible e invertir en fuentes de energía renovables y limpias. El gas no convencional es un recurso finito, se está comprobando que las reservadas son menores de lo anunciado y las inversiones para extraerlo mayores de lo previsto. El tiempo de vida de los pozos es de sólo 5 o 6 añños y además se trata de una técnica que consume enormes cantidades de agua, otro recurso escaso.


Ecologistas en Acción ha afirmado que el método de fractura hidráulica --también conocido como 'fracking’-- para la extracción de gas natural no convencional no se sostiene sobre cimientos energéticos o económicos sólidos y cree que es "una nueva burbuja especulativa", tal y como defiende el informe 'La ruina de la fractura hidráulica’, presentado este jueves por la ONG. El texto defiende que "la apuesta por el 'fracking’ es una decisión energética, económica, ecológica y estratégicamente errónea", ya que "ha estado sistemáticamente basada en estimaciones de reservas muy superiores a las que se pudieron extraer finalmente". Por ello, considera que "hablar de reservas para 70 añños en Españña, como ha hecho recientemente la asociación del sector de los hidrocarburos, es caer en la misma trampa de cálculos desproporcionados". Así, el Informe --previo a la manifestación estatal contra el 'fracking’ que tendrá lugar el sábado en Burgos-- se han referido al caso de Estado Unidos, donde "en los últimos datos se aprecia una tendencia descendente en la curva de extracción desde hace meses". "De este modo, el gas solamente dura unos pocos años, hallándose los cinco mayores yacimientos de EEUU actualmente ya en declive", ha apuntado.


Para Ecologistas en Acción "carece de sentido ambiental, energético, económico y estratégico hipotecar el futuro de las regiones afectadas por los proyectos de fractura hidráulica ya que ni siquiera la promesa de una hipotética fuente energética rentable se cumplirá". De acuerdo a los datos consultados por Ecologistas en Acción, "el 80 por ciento de los pozos estadounidenses no son rentables económicamente, existen importantes empresas de operación, con deudas sustanciales, lo que conduce a fusiones y adquisiciones de empresas de las que las empresas financieras de Wall Street se benefician". "El declive de la rentabilidad de los pozos es vertiginoso, se abren nuevos constantemente, las empresas en EEUU ya han perforado cerca de medio millón en una carrera sin sentido, se han metido en un un ciclo de especulación y endeudamiento alarmante", concluye. Fuente: ECOticias.com


El Gobierno trabaja en una norma para homogeneizar la legislación que regula la técnica de fractura hidráulica para extraer gas pizarra (conocida como «fracking») y evitar la disparidad normativa por comunidades autónomas. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, recalcó ayer que el proyecto de ley de garantía de suministro e incremento de la competencia de los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares incluye una modificación de la legislación de hidrocarburos para reglamentar la aplicación de este sistema, que se basa en la extracción de gas atrapado en rocas de pizarra o esquisto a grandes profundidades (entre 1.000 0 2.000 metros) mediante una perforación vertical y, posteriormente, horizontal (hasta 4 kilómetros). Tras su intervención en la presentación de un informe elaborado por la Fundación de Estudios Financieros, Soria señaló ayer que una vez que esta nueva norma se convierta en «legislación básica del Estado españñol, afectará a todas las comunidades autónomas».


El pasado lunes, el parlamento cántabro aprobó, con una negativa impulsada desde el Gobierno regional (en manos del PP), prohibir el «fracking» en su territorio. El consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, defendía este rechazo a la técnica de extracción al entender que se trata de una «apuesta por el futuro», que pasa por la defensa del medio ambiente, al paisaje y a los recursos hídricos de la región. De esta manera, Cantabria argumentaba optar por «el principio de precaución» hasta que las «dudas» e «incógnitas» que plantea esta técnica «no queden definitivamente despejadas». En EE.UU., la técnica de fractura hidráulica se ha encontrado con fuertes críticas de los grupos medioambientales, ya que los millones de litros de agua necesarios para romper la piedra contienen componentes químicos que pueden contaminar acuíferos subterráneos y suministros de agua potable. En este sentido, Soria hizo hincapié en que «sólo puede haber autorización de "fracking" en caso de que se cumplan las exigencias medioambientales», conforme a este anteproyecto de ley. «Españña no puede permitirse el lujo de perder determinadas carreras», zanjó Soria en alusión a esta técnica. Fuente ABC.es


www.tiempos-modernos.es www.revistatiemposmodernos.blogspot.com.es


Edición especial: Manifestación en contra del Fracking