Page 1


editorial A la Edad Media, periodo histórico de la civilización occidental, que inicia en el año 476 con la caída del Imperio Romano de Occidente y finaliza en 1453 con la caída del Imperio Bizantino, gracias a las películas y a la literatura, se la ha retratado como una época oscura, sombría, llena de pestes, hambrunas y guerras. Para quienes creen que conocen de historia viendo unos cuantos filmes de época, esto les parecerá algo lógico, pero para quienes la estudian a profundidad, revisando documentos, consultando textos, leyendo cientos de libros, este periodo fue de mucha luz y esplendor para la humanidad. Para mejor comprensión de este extenso periodo, se le suele dividir en Alta Edad Media (siglos V al X), Plena Edad Media (siglos XI al XII) y Baja Edad Media (siglos XIII al XV). Y es para ayudar a aclarar este panorama que la quinceava edición de revista Abanico la dedicamos a este periodo, una etapa de la historia que es muy poco conocida por nosotros, los del llamado Nuevo Mundo. Según nuestros doctos historiadores, en el Ecuador, nos encontrábamos en el periodo llamado de Integración en el cual se formaron los grandes señoríos y confederaciones. Este periodo inicia en el 500 d.C. y se extiende hasta el 1532 d.C. Se destaca dentro de esta etapa la existencia de extensas rutas comerciales por mar y tierra y el uso de monedas, en el caso de las sociedades manteñas-huancavilcas, pequeñas hachas. Las culturas más importantes son la Manteña-Huancavilca, la Cañari, la Caranqui-Cayambe y la Inca, que conquistaría nuestras tierras a finales del siglo XV. En el resto de nuestra Mayúscula América, la cultura Maya estaba iniciando su periodo Clásico (250-900 d.C.) y terminando su Posclásico (950-1531 d.C.) El Imperio Azteca, o Imperio Mexica, iniciaba su dominio en el año 1428 y el Imperio Inca nacía en 1438. Iniciamos Abanico 15, contándoles y mostrándoles el espectacular libro de Kells, un manuscrito ilustrado irlandés que les dejará sorprendidos. Continuamos con un maestro de la literatura e historia medieval, les presentamos tres libros del gran Umberto Eco, así como también algunos libros más de este monstruo italiano. En El Bargueño visitaremos Jerusalén, en especial un lugar significativo para los peregrinos de la Edad Media, conoceremos la Prisión de Jesús. Y nos preguntamos, ¿por qué no hacer ferias medievales en el Ecuador? En Eventeando les contaremos de qué se tratan estas simpáticas ferias que se realizan continuamente en algunas partes de Europa. A nuestros emprendedores les deseamos lo mejor en este nuevo año, que todos sus propósitos se cumplan, pero esperen, ¿vale hacernos propósitos? De esto hablaremos en Tips para Emprendedores. En Con Permiso volveremos a hablar sobre el mito del Oscuro Medioevo, ejemplificaremos nuestro punto y les contaremos quién inició y por qué se le denominó un periodo oscuro. ¿Quién no ha escuchado de los Caballeros Templarios? Estos monjes guerreros que causaron estragos en la Edad Media, de quienes se dicen muchas cosas, quienes formaron un imperio, quienes se dice poseían conocimientos ocultos, de ellos hablaremos en nuestra primera entrega de: Pobres Caballeros de Cristo. Pocos conocen del medioevo, por eso en la Fortaleza de los Escritos les contaremos 9 Cosas Medievales, cosas que nacieron en esa época y que hasta hoy en día continuamos haciéndolas. Y dejamos para el final a nuestros emprendedores, aquellos valientes ciudadanos que decidieron forjar su propio destino a pesar de las adversidades que enfrentan a diario. Todos, entes privados y gubernamentales, hablan y hablan de emprendimiento y emprendedores; sin embargo, en realidad vemos que son solo palabrerías, demagogia, porque conocemos que poco o nada se hace para ayudar a los verdaderos emprendedores, a aquellos que con sus pocos ahorros decidieron cumplir sus sueños y objetivos.


No más. Aquí la quinceava de Abanico, léanla, disfrútenla y compártanla. Feliz 2019.


Apoyo Gratuito al Emprendedor

Reina Mora Servicio de Catering 02 2920506 - 0999805443 info@reina-mora.com www.reina-mora.com Facebook: morareinamora Instagram: reinamoracatering El Día N37-125 y El Mercurio ¿Cuéntanos cómo inició y qué hace tu emprendimiento? Inició como una vía para canalizar nuestra pasión por la cocina y por el servicio, como una opción para ofrecer servicios de catering para todo tipo de ocasión, eventos empresariales y sociales, personalizados al gusto de cada cliente. ¿Cuánto tiempo tienes en el mercado? El proyecto arranca hace aproximadamente 11 años con una primera propuesta de servicio, y se ha venido reestructurando y especializando hace 2 años bajo lo que es actualmente Reina Mora Servicio de Catering. ¿Por qué decidiste iniciar como pequeño empresario? Nuestra motivación por emprender nace de la voluntad de proyectar nuestra visión de cocina, servicio, atención a los detalles, aprovechando las oportunidades en nichos de mercado abandonados por los grandes líderes de mercado, y trabajar en el aprendizaje continuo hacia la independencia financiera. ¿Cuál es el producto/servicio estrella? Bocaditos, refrigerios, y comidas para eventos empresariales casuales. ¿Qué te diferencia de tu competencia? El tamaño de nuestra empresa nos permite controlar con mayor rigurosidad nuestras operaciones, y de esta manera poner mayor atención a los detalles, a la calidad de los alimentos, ofrecer un servicio personal, personalizado, flexible, adaptable y dinámico a cada uno de nuestros clientes. ¿Cómo te promocionas? Cómo vendes y comercializas tus productos/servicios? Invertimos recursos de marketing en medios digitales, procurando la optimización de los

7


recursos en motores de búsqueda, y realizamos un permanente seguimiento a clientes antiguos a fin de potencializar las recompras. Realizamos un trabajo de apoyo en branding a través de redes sociales. ¿Qué tan útiles son las redes sociales para tu negocio? Si las utilizas, ¿cómo es el manejo de tus redes sociales? Las redes sociales representan una herramienta de apoyo, en la medida en que avalan nuestro trabajo y nos brindan oportunidades de mejora a través de la retroalimentación que realizan nuestros clientes, así como nos permiten mantener informado a nuestro público acerca de las actividades cotidianas de nuestro emprendimiento y la versatilidad de nuestro servicio. ¿Qué capacidad y oportunidades tienes para acceder a promocionar tus campañas de publicidad y marketing en los medios de comunicación tradicionales (radio, prensa, TV)? Tanto las oportunidades como nuestro interés actual en promocionar nuestras actividades a través de medios de comunicación tradicionales es nulo. Consideramos que la relación costo/beneficio de dichos canales no representa ningun atractivo. ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que eres un pequeño empresario? La vida profesional cambia radicalmente, ya que implica independencia tanto económica como en la gestión del tiempo, de las actividades y de la visión de una persona sobre sí misma a largo plazo. Si bien los desafíos, debilidades y amenazas son mayores, los niveles de satisfacción son proporcionalmente superiores. ¿Qué consejos darías a una persona que tiene una buena idea y quiere formar un negocio? Tomar la determinación, prepararse, estudiar el mercado conservadoramente, evaluar constantemente las actividades y el resultado de las decisiones, flexibilidad para ir transformando y adaptando el negocio a la realidad de la industria y el mercado, capacitarse e investigar continuamente, apoyarse y retroalimentarse interpretando adecuadamente oportunidades de mejora en criterios tanto de expertos como del entorno y clientes. ¿Qué espacios crees necesario implementar o crear para ayudar al pequeño empresario a salir adelante con su idea? Se requiere impulsar espacios de apoyo, guía, soporte en administración de empresas a fin de asegurar que el emprendedor proyecte de la mejor manera su idea, en un plan de negocios viable, respaldado en estudios técnicos, comerciales y financieros adecuadamente construidos.


Sensibilidad ISO

Leabhar Cheanannais

El Libro de Kells 11


El Libro de Kells es una de las principales atracciones para quienes visitan Irlanda. Es algo de lo que todos los niños irlandeses aprenden en la escuela, se lo trata como parte de la historia y el arte, y generalmente se considera la posesión más preciada del país. Está considerado como una de las obras maestras del arte irlandés y cristiano primitivo. Es conocido como un manuscrito iluminado, o, en otras palabras, como una biblia ricamente decorada e ilustrada hecha de vitela (piel de becerro) y cuidadosamente pintada a mano. Contiene los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento y hay más ilustraciones que palabras en cada página. Los manuscritos iluminados se hicieron populares entre el 400 y el 600 d.C. y fueron prominentes en todo el Imperio Romano y duraron hasta la Edad Media. Contenían versos en latín acompañados de imágenes e ilustraciones que contaban una historia visual de las palabras, ya que era una época en que la mayoría de las clases dominantes todavía eran analfabetas. Como en su mayoría eran órdenes religiosas las que tenían los conocimientos académicos para leer y escribir, los manuscritos iluminados eran más que versiones de la Biblia. Vellum, un pergamino hecho de piel de cordero o ternera, se usó para los manuscritos, ya que era el material más duradero disponible en ese momento. La creación de manuscritos iluminados disminuyó después de la invención de la imprenta y el aumento de los niveles de alfabetización.


El Libro de Kells se remonta a alrededor del año 800 d.C., y se realizó en Iona o Kells en el condado de Meath, en el centro de Irlanda. Muchos historiadores creen que se inició en Iona y luego se llevó a Kells para su custodia, donde permaneció durante varios siglos. De cualquier manera, todas las pruebas apuntan a que el manuscrito fue creado por monjes que aprendieron su oficio en Iona, que era un centro de enseñanza religiosa y muy significativo en ese momento. Por esa misma razón, fue frecuentemente atacado por vikingos, que estaban abriéndose camino a través de la isla de Irlanda, saqueando objetos de valor que pudieran encontrar y estableciéndose después en varias ciudades. Esto causó que los monjes huyeran en busca de tierras más defendibles. Acamparon en Kells y construyeron un gran complejo, y probablemente regresaron a su trabajo habitual sin ser molestados. La primera mención escrita del Libro de Kells data de 1007 d.C., en los Anales de Ulster, mencionando que los vikingos lo habrían tomado en un momento determinado y le habrían quitado todas las joyas de su portada, antes de abandonarlo en una zanja. Se afirmó también que lograron separar las páginas y la portada, lo que daría cuenta de las páginas faltantes al principio y al final del manuscrito. Lo encontraron enterrado unos meses más tarde y regresó una vez más al monasterio, casi intacto.


El Libro permaneció en Kells hasta 1654, cuando las fuerzas de Cromwell se alojaron en la Iglesia de Kells y el gobernador de la ciudad lo envió a Dublín para su custodia. Henry Jones fue el hombre que se aseguró de que ningún daño llegara al Libro, y finalmente lo presentó al Trinity College de Dublín en 1661, donde ha permanecido desde entonces, aparte de algunas apariciones en exposiciones internacionales. Algunas adiciones se han hecho al texto a lo largo de los siglos; los números romanos se agregaron a los capítulos de los evangelios y las páginas también se contaron y enumeraron. Para asegurarse de que no se deshaga, el manuscrito ha tenido que ser varias veces restaurado. Durante una de estas restauraciones, se cortaron las páginas y se perdieron las puntas de algunas ilustraciones. En otra encuadernación, algunas de las páginas se separaron y se han tenido que mantener separadas desde entonces. El arreglo más reciente, y el que ha durado más tiempo, fue el de 1953 por Roger Powell. Dividió el manuscrito en cuatro volúmenes y trató las páginas para que no se deshicieran ni se abultaran.


La identidad de los escritores e ilustradores que trabajaron en el Libro de Kells se ha perdido a lo largo de los siglos, por lo que, naturalmente, hay mucho debate sobre quiénes pudieron haber sido, incluso hoy en día. Los primeros registros le dan el título de << Gran Evangeliario de San Columba>>, porque se creó en la época del legendario San Columba, aunque no es probable que él mismo lo hubiera escrito o trabajado. De hecho, el libro es tan grande y tan intrincadamente decorado que habría tardado varios años y definitivamente más de una persona en completarlo. Los expertos afirman que al menos cuatro artistas habrían trabajado solo en las ilustraciones y, por lo general, la decoración se hizo completamente separada de la escritura. Los escribas habrían escrito primero el texto y dejado espacios para que los iluminadores decoraran. Lo sabemos porque, aunque el texto del Libro de Kells está completo, hay algunas páginas que nunca llegaron a la etapa de iluminación y que se han dejado solo con bocetos de decoración en bruto. Tras un extenso examen, está claro que hubo cuatro artistas distintos que trabajaron en el libro, ya que las variaciones en el estilo y los motivos difieren. El actual Libro de Kells consta de 340 páginas (decorado en la parte delantera y trasera) y está encuadernado en cuatro volúmenes. Las páginas son de vellum de becerro de muy alta calidad. Trece de las páginas están cubiertas únicamente con ilustraciones, mientras que el resto contiene texto e ilustraciones. Las letras estaban escritas con tinta de hierro, y las ilustraciones estaban pintadas con tinta de colores que probablemente estaba hecha de diferentes sustancias importadas de países extranjeros.


El Bibliรณfilo

Un Fenรณmeno

Umberto Eco

30


Este escritor es otro de los grandes, para nosotros está en lo más alto de la literatura mundial, sus obras trascenderán en el tiempo y jamás dejarán de ser actualidad. La mayoría lo conoce por su célebre novela histórica de misterio, <<El nombre de la rosa>> (Il nome della rosa, 1980), estamos hablando del fantástico Umberto Eco. Nació el 5 de enero de 1932, en la ciudad de Alessandria, en la región italiana de Piamonte, en el centro del triángulo que lo componen las ciudades de Génova, Milán y Turín. Su padre luchó en tres guerras y él, junto a su madre, se trasladó a vivir en una pequeña villa de la ladera piamontesa durante la Segunda Guerra Mundial. Recibió una educción salesiana, la cual nunca olvidó, y en muchas de sus obras y entrevistas hizo referencia a la orden y a su fundador. Se dice que su apellido es un acrónimo de ex caelis oblatus, que quiere decir: un regalo de los cielos, y que fue otorgado a su abuelo por un oficial de la ciudad ya que era un niño expósito. Su padre venía de una familia de trece hijos, y era un entusiasta de las leyes, tratando de pasar esta afición a su hijo Umberto; pero él tenía otros planes, así que ingresó a la Universidad de Turín para estudiar filosofía medieval y literatura. Su tesis la realizó sobre la vida de Tomás Aquino, trabajo que le hizo ser un bachiller universitario en letras con mención en filosofía en 1954. En este periodo, Eco abandona su fe católica apostólica romana debido a una crisis de fe. Su carrera le llevó a ser editor cultural para la RAI, Radiotelevisione Italiana, emisora estatal y profesor de la Universidad de Turín desde 1956 a 1964. En 1956 publicó su primer libro, <<El problema estético en Tomás de Aquino>>, que fue una extensión de su tesis doctoral. Tras un breve paso por el ejército, en 1959, salió a la luz su segunda publicación <<Arte y belleza en la estética medieval>> con la cual se consagró como un erudito medieval. Trabajó como editor de la prestigiosa Casa Editrice Bompiani en Milán, y en 1962 publicó su <<Obra Abierta>> relacionada con el arte moderno. Eco continuó publicando trabajos académicos en los años sesenta, enfocados en la semiótica, mientras contribuía con varias publicaciones universitarias. Al mismo tiempo dictaba clases en universidades de Florencia y Milán. Se convirtió en el primer profesor de semiótica en la Universidad de Boloña en 1971 y publicó su << Tratado de semiótica general>> en 1976. (semiótica: ciencia que estudia los diferentes sistemas de signos que permiten la comunicación entre individuos, sus modos de producción, de funcionamiento y de recepción) El año 1978 marcó un significante giro en la carrera de Eco cuando decidió escribir una novela luego de una invitación de un amigo. La historia detectivesca, <<El nombre de la rosa>> se convirtió en un bestseller internacional dando a su autor una nueva identidad. En 1986, el libro se convirtió en película, en ella actuaron Sean Connery y Chrisian Slater. Para Eco ya no había vuelta atrás y continuó escribiendo excepcionales novelas como: El péndulo de Foucault (Il pendolo di Foucault, 1988), La isla del día de antes (L’isola del giorno prima, 1994), La misteriosa llama de la Reina Loana (La misteriosa fiamma della regina Loana, 2004), El cementerio de Praga (Il cimitero di Praga, 2010). Fue un apasionado coleccionista de libros y manejó el Programa de Ciencias para la Comunicación de la Universidad de Boloña, a menudo viajaba para dar conferencias, cursos y al mismo tiempo se daba tiempo para continuar escribiendo libros de ficción y de no-ficción, a la vez que escribía para la revista L’Espresso. Umberto Eco nos dejó el 19 de febrero de 2016 a los ochenta y cuatro años de edad. Nos dejó físicamente, pero sus libros perdurarán hasta el final de los tiempos. Y es así que hemos decidido invitarles a que lean tres libros de Eco, más bien, les invitamos a que lean todos ellos, sin embargo, por el momento solamente nos quedaremos con estos tres. El péndulo de Foucault Es una novela del género histórica, considerada anti-esotérico debido a la forma satírica que maneja la trama. Es una historia narrada en primera persona por uno de los tres protagonistas de la misma.


Una editorial muy especial, Garamond, divide su esfuerzo comercial en dos líneas editoriales. Por un lado, edita y publica literatura ligeramente formal, de una calidad medianamente aceptable, con la cual obtiene unos beneficios moderados, por el otro, realiza publicaciones de autores aficionados, con poca salida comercial, a los que se acaba por convencer para financiar sus propias publicaciones. El fin es enriquecer al dueño de ambos negocios editoriales, el señor Garamond. En Garamond acaban coincidiendo tres intelectuales: Casaubon, cuyos estudios universitarios le han hecho un especialista en los templarios, Belbo, trabajador de la editorial Garamond y Diotallevi, que es compañero de Belbo. Aprovechando los conocimientos de Casaubon sobre los templarios, Belbo y Diotavelli le invitan a asistir a una reunión con un autor, Andretti, interesado en publicar un estudio sobre una hipotética conspiración templaria, la cual ha diseñado teniendo como base un documento de aquel tiempo, que estaba incompleto y era de dudosa procedencia. Pero, después de la reunión, Andretti desaparece misteriosamente. Pasan varios años, en los cuales Casaubon viaja a Brasil donde es testigo de excepción de algunas de las experiencias místicas más impresionantes de su vida. Allí también vive una historia de amor con Amparo, protagonista de alguna de estas experiencias y conoce a Angié, personaje con el que volverá a coincidir en Europa y que pasará a ser parte importante de la novela. De vuelta a Milán conoce a su pareja, Lia, que le dará un hijo. Más tarde, a través de su antiguo contacto en la editorial, Belbo, se le ofrece trabajo en Garamond como ilustrador de un ambicioso proyecto sobre la historia de los metales. Proyecto que acaba evolucionando en un trabajo aún más ambicioso sobre ocultismo y esoterismo del que el editor piensa sacar grandes beneficios gracias al doble juego editorial en el que está basado su negocio. Por un lado, Garamond piensa en publicar una especie de enciclopedia del ocultismo y, por otro, aprovechándose del fuerte tirón que estos temas tienen entre los adeptos a las teorías místicas, ofrecer la publicación de sus trabajos a través de Manuzio, su editorial paralela, a los autores que pudieran ser susceptibles del enredo comercial, con lo que el éxito empresarial estaría garantizado. Los tres personajes comienzan a trabajar juntos y a ellos se suma Angié, que, en su condición de estudioso del esoterismo y el hermetismo, que les servirá de gran ayuda para seleccionar los textos y dirigirlos a la editorial adecuada. Entre bromas, cábalas y ejercicios de asociación imposibles, en el que los futuros autores de Manuzio y sus alocadas teorías conspiratorias son el centro de las burlas, acaban proyectando un hipotético plan para dominar al mundo en el que el eje del mismo es el documento incompleto que el desaparecido misteriosamente Andreotti les dejó. Todo comenzara como un inocente juego para intelectuales, un rompecabezas imposible, un ejercicio de inteligencia para satisfacer sus propios egos, para acabar conduciéndoles por un camino de perdición que pone en peligro sus propias vidas.


El Cementerio de Praga Catalogado como un libro polémico, y criticado por la comunidad judía y la iglesia católica en Italia, porque según ellos trata el tema del antisemitismo de forma ambigua, esta novela fue publicada en el año 2010. La novela comienza en París, en marzo de 1897. El narrador nos permite descubrir al capitán Simonini, un anciano que, sentado junto a la ventana en medio casi de la penumbra, se dispone a escribir un diario en el que hará un repaso de lo que ha sido su vida. El autor comienza así un juego con el lector que no se resolverá hasta el final de la novela. Simonini comienza a escribir, pero tiene fallos en la memoria, ésta se niega a recordar como mecanismo de defensa y el diario estará plagado de lagunas hasta que interviene un personaje enigmático, el abate Dalla Piccola, que se introduce en el diario <<para desbloquear puertas herméticamente cerradas de la memoria de Simonini, revelándole lo que Simonini se niega a recordar>>. Se alternan así dos relatos muy diferentes y el narrador tendrá que decidir cuál es la verdadera historia. Esta obra también puede considerarse un libro meta-literario o incluso un libro juego, que busca en todo momento la complicidad e implicación del lector. En él, no importa el argumento, sino más bien el mensaje, que trasciende la historia que se nos narra para tender puentes a través de la Historia y vincular hechos del pasado con los actuales. No se trata pues, de una obra fácil. Existen al menos tres narradores virtuales, uno de ellos, con una cierta tendencia esquizofrénica. El revolucionario que nos narra a través de su diario la historia de su vida desde la infancia hasta final del siglo XIX. En algunos tramos, un abate que vive en el mismo inmueble que el revolucionario toma la palabra y comenta hechos que el otro no pudo conocer. Finalmente, hay otro narrador por encima de estos que comenta lo que escriben en tercera persona. Esta amalgama de voces narrativas en primera y tercera persona, hace que el libro resulte algo confuso al principio, mientras te aclaras sobre los personajes-narradores. Por otro lado, hay tal cantidad de nombres, lugares, descripciones, tal densidad de sucesos históricos, conspiraciones, manipulaciones literarias, menciones, citas, referencias etc., que resulta difícil de seguir si se carece de una cierta cultura. Es decir, es un libro que exige, como dije antes, que el lector tome partido, se implique y se esfuerce en comprender el juego planteado por Eco.


Número Cero Esta es la séptima y última novela de Eco publicada en 2015. Una vez más nos topamos con una sátira esta vez sobre el periodismo, la política y las teorías de conspiración. La historia transcurre en 1992 en Milán y nos narra la vida de Colonna un escritor de cincuenta años que nunca terminó su carrera y se lamenta el haber dejado el periodismo. Sin embargo, recibe la propuesta de Simei para formar parte de un proyecto cuyo objetivo es adelantarse a los acontecimientos que aún no han ocurrido basándose en suposiciones. El proyecto será la creación de doce publicaciones en un diario llamado Domani. Para Simei, este no es más que un proyecto para convencer a un magnate anónimo que es posible realizar una tarea así, su verdadero objetivo es chantajear a banqueros de la élite y políticos italianos. El único que conoce el plan es Colonna, el resto del equipo permanece ignorante mientras reciben clases avanzadas del manejo de los medios de comunicación. Este último punto es uno de los más interesantes para el lector en materia de periodismo y comunicación. Entrelazado con la ficción, la novela satiriza los recursos que los medios utilizan a su favor. Entre ellos el uso y selección estratégica de citas, la subestimación del lector, la deslegitimación, el reciclado de noticias o la apelación a lo sentimental a la hora de hablar de una tragedia o de hechos cercados por la corrupción. Así, la obra deja entrever, mediante el análisis del papel de los medios de comunicación en la sociedad, una crítica indudablemente activa, tanto hacia los periodistas como a los propietarios de medios, editores y hasta los lectores en su rol de agentes pasivos. No obstante, el punto argumental más fuerte de la historia se nos presenta con el personaje de Braggadocio, quien cuestiona la veracidad de un sinfín de crímenes y conspiraciones políticas que hasta el día de hoy han marcado la historia de Italia de manera irreversible. Entre ellos el atentado de Piazza Fontana en Milán, el asesinato del ex presidente italiano Aldo Moro en 1978, o las sorpresivas muertes de múltiples papas y muchísimos hechos más. Pero sin duda la más impactante de todas es la teoría de que Mussolini nunca fue fusilado en 1945 sino que fue un doble, y el verdadero dictador sobrevivió exiliándose a Argentina. Entre estos relatos de la historiografía oficial (y la no tan oficial), el autor, expone la radiografía sociopolítica de la Italia moderna. A su vez, con la trama de este personaje nos aconseja no confiar ciegamente en los medios, perder las certezas, porque siempre alguien nos está engañando: <<los periódicos no están hechos para difundir sino para encubrir noticias>>, y esto siempre ocurre con un interés detrás. Eco se ha ido, pero nos deja mucho, algunos lo consideran sátira, pretensión y hasta burla, para nosotros Eco sabía mucho, lo dejó plasmado en forma de jocosa, no podía decirlo abiertamente ya que lo hubieran ridiculizado propios y extraños, lo hubieran llamado, un teórico de la conspiración.


El Bargueño

La Prisión de Jesús 36


Esta es la historia medieval sobre el sitio que fue la prisión de Jesús, hoy es el lugar más silencioso de la iglesia del Santo Sepulcro en la ciudad de Jerusalén. Sin embargo, cientos de años atrás el calabozo de Cristo era uno de los lugares más visitados por los peregrinos cristianos medievales. En su artículo, <<La Celda de Dios: Cristo como Prisionero y la Peregrinación a la Prisión de Cristo>>, Anthony Bale examina la historia del lugar y el impacto que tuvo en las personas durante la Edad Media. Actualmente está localizada en la esquina noroeste de la iglesia del Santo Sepulcro. Este es el sitio, que, según la tradición cristiana, es el punto exacto donde se produjo la crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo. Hoy, la prisión de Jesús es una pequeña capilla. Ninguno de los Evangelios menciona un lugar donde Jesús haya sido encarcelado luego de su arresto en Jerusalén, la idea de que fue detenido llevó a los cristianos a creer que fue puesto en prisión por lo menos por algún tiempo, y de a poco fueron buscando aquel lugar. No es hasta el siglo IX que se tiene una descripción del lugar que pudo servir de prisión para Jesús, esta descripción nos viene de un monje bizantino que se refiere al sitio como <<la sala de guardia donde Cristo estuvo detenido con Barrabás>>. En ese tiempo ya servía como una pequeña capilla. Originalmente era una edificación separada de la iglesia del Santo Sepulcro, pero en la mitad del siglo XII, cuando la iglesia estaba en el poder de los Cruzados, se la incorporó al cuerpo principal, ahí fue rediseñada y ampliada. <<La prisión fue así expropiada de las tradiciones locales griegas>>, explica Bale, <<aceptada y rediseñada por los Cruzados como parte de su imperio espiritual, en el cual la devoción por la vida y el sufrimiento de Cristo era lo más importante>>. Existían otros sitios alrededor de Jerusalén donde también se decía que fueron lugares donde Jesús estuvo preso antes de su ejecución, sin embargo, la capilla de la Prisión de Cristo era el más popular, atrayendo peregrinos de toda Europa desde el siglo XII. Muchos de estos visitantes dejaron descripciones del lugar, unos hablaban de que habían visto cepos donde colocaron los pies de Jesús y que eran hechos de mármol, otros de una mesa donde se realizaba el Santo Sacrificio de la Misa, otros mencionan que había cadenas en el cuarto.


No había duda sobre la autenticidad del sitio, y la Prisión de Cristo empezó a ser ampliamente asociada con la Pasión de Jesús. Bale dice, <<este encarcelamiento concordó con las ideas medievales de ser purgados mediante la dicha del dolor y el sufrimiento, algunas veces los peregrinos medievales querían sentir esta experiencia en carne propia>>. En 1480 Felix Fabri visitó Jerusalén y dejó un vivido recuento de su experiencia en el lugar. Su guía, un musulmán, les proveyó a él y a otros visitantes una completa experiencia de estar en prisión. <<Ahora que todos estábamos adentro, inmediatamente el sarraceno cerró la puerta de la iglesia detrás de nosotros, la trabó con candado y seguro, como los hombres suelen hacer luego de empujar violentamente a un ladrón dentro del calabozo, y se fue llevándose las llaves, dejándonos prisioneros en la más encantadora, luminosa y espaciosa prisión, en el jardín del más preciado sepulcro de Cristo, en las faldas del monte Calvario, en el medio del mundo. ¡Qué gozo de encarcelamiento! ¡Qué cautiverio más deseable! ¡Qué dulce forma de estar encerrado, que cristiano no querría estar encerrado en el Sepulcro de su Dios!>> La Prisión de Cristo se juntó perfectamente con las creencias de los cristianos de la Europa occidental sobre el encarcelamiento, que la veían tanto como un lugar de restricción física, así como un despertar espiritual. El concepto de Purgatorio, que estaba emergiendo en esa época, era visto como un tipo de encarcelamiento, y muchas practicas cristianas occidentales, como las celdas de los monasterios, santuarios, e ideas del Dios infante en el vientre de la Virgen, todos tenían vínculos con la idea de prisión. Bale adiciona, <<estos eran lugares claves para la introspección, auto-conocimiento y desarrollo personal. Lejos de ser lugares de aniquilación, abandono o desaparición, estos sitios pequeños y cerrados son los verdaderos análogos de la Prisión de Cristo: pueden ser consideradas como celdas individualizadas de la piedad, recintos para la realización del devenir celestial, el escenario material para la peregrinación del alma. La Prisión de Cristo participó en una poética cultural en el que el encarcelamiento constructivo jugó una parte importante en la idea cristiana del heroísmo>>. Hoy se puede conocer la Prisión de Cristo, todavía guarda la arquitectura de los Cruzados, pero su significado y creencia para el cristiano medieval ha sido olvidada. Para quien desee leer el artículo completo de A. Bale lo pueden hacer en la página web de la Universidad de Chicago. Un agradecimiento a The Medievalist y aleteia.org por la información para este artículo.


Eventeando

Ferias Medievales 40


Hablar de ferias medievales no sólo es hablar de un evento fuera de lo común, por lo menos en este lado del globo; es hablar de una forma de vida en un período específico de la historia de la humanidad.

Y es que la Edad Media o medioevo, como también se la conoce, es una época de lo más interesante y entretenida, por lo menos vista de lejos. El medioevo se lo vive intensamente en Europa, donde la sociedad feudal era el modelo de vida y en la que los reyes eran los representantes de Dios en la tierra. Mientras todo esto sucedía en el viejo continente, en América vivían todavía los Toltecas, en la meseta central de México; los Mayas al sur de México y norte de América Central; y la cultura Moche o mochica en Perú. Entonces ya entenderán el por qué, en nuestra hermosa América, las ferias medievales son algo curioso y pocas veces visto. Investigando sobre estas ferias, es posible afirmar que éstas eran el eje central de algunas ciudades de Europa, y eran eventos esperados por todos, desde los nobles y el clero, hasta el pueblo. Si bien su origen data en la época del Imperio Romano, las ferias surgen con mayor intensidad en la Edad Media. Durante esta época trasladarse de un lado a otro con bienes y artículos por los caminos era bastante peligroso y también costoso. Fue así que las ferias se fueron armando en lugares específicos de ciudades y pueblos, casi siempre en las plazas centrales o cerca de las iglesias y catedrales. Viendo la acogida que tenía la compra y venta de productos, se empezó a organizar estas ferias de manera formal, con instructivos y reglamentos que cada participante debía cumplir. Es así como se convirtieron en los lugares perfectos para el intercambio de productos y bienes, llegando a ser eventos anuales y en ocasiones, bianuales. Estas ferias duraban mínimo dos a tres días, y lo interesante es que cada día era dedicado específicamente para una actividad. Por ejemplo, un día lo dedicaban sólo al intercambio de paños; otro al de cuero y del cordobán, el cuero curtido de cabras apreciado en toda Europa; otro día a diferentes artículos y último día se realizaba un balance de las transacciones. De esta forma la feria no sólo era un lugar donde la población accedía a productos nuevos, sino también un lugar para hacer negocios entre comerciantes. Aparte del intercambio de productos, en las ferias medievales también tenían lugar representaciones teatrales, de juglares, magos y músicos. Es por esto que las ferias tenían y tienen también este ambiente festivo, y no es sólo un lugar de intercambio. Existen datos de este estilo de ferias desde el siglo V en Francia, y 200 años después tiene lugar la feria de Saint Denis, la más conocida en Francia. Posteriormente en el año 1084 tiene lugar la primera feria internacional en Thorout. Actualmente, las ferias medievales se siguen llevando a cabo en países como Portugal, Alemania, Dinamarca, Inglaterra e Italia pero sobre todo, en España y Francia, donde tienen lugar las más grandes y famosas ferias, como el Festival Medieval de Provins o el Mercat Medieval Vic. Existen ferias durante casi todo el año, siendo las de verano las más concurridas. En estas ferias, se sigue dando el intercambio de productos, sobre todo artesanales, lo que evidencia que la función principal de estas ferias sigue siendo la misma hasta nuestros días. Usualmente para asistir a estas ferias como expositor se debe pagar un costo por el stand o el metro cuadrado, pero también existen algunas sin costo, para las cuales los participantes sólo tienen que inscribirse, eso sí, con bastante tiempo de anticipación.


Tips

PROPÃ&#x201C;SITOS 2019

43


Con el inicio del nuevo año, muchos ya tienen establecidos sus propósitos para los meses que se avecinan. Estos fueron pensados ya en diciembre, cuando se terminaba el año viejo. Algunos dijeron: bajaré de peso el próximo año, dejaré de comer dulces desde enero, este año leeré más (bueno, creemos que nadie dijo esto), trataré de llegar temprano al trabajo, dejaré de pelear con mi esposa, saldré a caminar o trotar en las mañanas… Sin embargo, cuando estamos a medio año, nadie o muy pocos han cumplido sus propósitos y se dicen: el próximo año de ley lo hago. En otras palabras, nos engañamos a nosotros mismos y terminamos sin lograr nada. Pero no se enojen, no lo decimos nosotros, ya Samuel Langhorne Clemens lo decía un siglo atrás: <<Este es el momento aceptable para hacer los usuales buenos propósitos de cada año. La semana próxima podrás volver a pavimentar el camino del infierno con ello, como siempre. Ayer todos fumaron su último cigarro, bebieron su último trago y juraron su última promesa. Hoy somos una comunidad piadosa y ejemplar. De aquí a 30 días, habremos echado nuestra enmienda al viento y reducido nuestros defectos considerablemente más cortos que nunca. También reflexionaremos plácidamente sobre cómo hicimos justo lo mismo por esta época del año pasado. Como sea, adelante, comunidad. El Año Nuevo es una tradición inofensiva, sin ninguna utilidad en especial para nadie salvo como pretexto perfecto para beber promiscuamente, hacer llamadas amistosas y propósitos tontos. Ojalá los disfrutes con la holgura correspondiente a la grandeza de la ocasión.>> Este escrito de Samuel, más conocido como Mark Twain, recordado por sus novelas, Las aventuras de Tom Sawyer y su continuación, Las aventuras de Huckleberry Finn, fue redactado en 1863 y publicado en Territorial Enterprise. Muy pocos no estarán de acuerdo con Twain, muy pocos. Por esto, a nuestros emprendedores mejor les dejamos la propuesta de Italo Calvino, el escritor nacido en Cuba de padres italianos, que miraba al nuevo año como algo nuevo y lleno de posibilidades. Algunos libros de Calvino son: El Caballero Inexistente, El Barón Rampante y El Vizconde Demediado. <<Quisiera señalar el fin en mi vida de la -angustia desperdiciada-: nunca me he arrepentido tanto de algo como de tener preocupaciones individuales, anacrónicas en cierto sentido, mientras que las preocupaciones generales, preocupaciones sobre el tiempo (o en cualquier caso las que pueden reducirse a eso, como tu problema para pagar la renta, por ejemplo) son muchas y muy vastas y tan -de mí-, que siento que son suficientes para llenar mi -preocupabilidad- e incuso mi interés y mi gozo de vivir. Así que desde ahora quiero dedicarme por entero a estas últimas ―pero estoy consciente ya de las trampas de esta cuestión y por eso de un tiempo para acá mi primera necesidad ha sido -desperiodizarme-, quitarme la correa que ha dominado los últimos años de mi vida: leer libros y reseñarlos inmediatamente, comentar sobre algo incluso antes de tener tiempo para hacerme una opinión sobre ello. Quiero construirme una nueva forma de programa diario en la que finalmente pueda profundizar en algo, algo definitivo (dentro de los límites de las posibilidades históricas), algo ni deshonesto ni insincero (a diferencia de como son los periodistas de hoy en día, de una forma u otra). Por esa razón he hecho varios planes para mí mismo, para mantener contacto con la realidad y con el mundo, pero siendo cuidadoso, claro, de no perderme en actividades innecesarias, y también para crear mi propio trabajo individual no más como -periodista-, sino como -investigador-, con lecturas sistemáticas, notas, comentarios, cuadernos y una cantidad de cosas que nunca he hecho; y también para, eventualmente, escribir una novela.>> Este es el fragmento de una carta del joven Calvino, enviada en enero de 1950 a su amigo Mario Motta, cuando tenía veinte y seis años y todavía no era un novelista reconocido. Nadie mira al nuevo año con ojos negativos, más bien lo vemos como una gran oportunidad para empezar de nuevo y moldearlo a nuestras necesidades. Algunos realmente lo toman así y trabajan diariamente para cumplir sus metas, a otros les da igual, ya que no creen en cambios de años, para ellos el tiempo es el mismo y el número que venga, simplemente es un número, pero hay muchos que iniciar un nuevo año es algo preocupante, estresante y realmente complicado. Para estas personas Calvino propone creer en un objetivo casi inamovible, en una vocación y a partir de esto canalizar


todos los esfuerzos y energía para conseguirlo, siempre teniendo en cuenta límites y posibilidades. Algunos piensan que iniciar un año nuevo es cortar y olvidar el pasado. Es un borrón y cuenta nueva, pero no debe ser así. Simplemente debemos verlo como una continuación de nuestras vidas, de nuestros deseos y anhelos. Si lo hago bien, debo seguir haciéndolo el año que viene o el próximo. Si quiero cambiar algo debo hacerlo de inmediato, sin necesidad de proponérmelo para el nuevo año. Un antiguo adagio dice: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.


Con Permiso

Oscuro Medioevo

47


En algún momento de nuestra historia, la Edad Media, periodo histórico que va desde el 476 d.C. hasta 1492, se empezó a llamar Edad Oscura o Años Oscuros, tiempo después, estudiosos se dieron cuenta que este nombre no era adecuado para un periodo que dio bastante a la humanidad, sin embargo, muchos se perdieron esta noticia y continúan creyendo que el medioevo fue una etapa oscura y siniestra. La Edad Media logró mucho más de lo que le reconocemos, algunos la defienden a muerte, otros casi nada conocen de ella, pero, en definitiva, esta etapa histórica fue muy importante para el devenir de la humanidad. Algunos especialistas dicen que este apelativo a la Edad Media inició con la Reforma Protestante y se afianzó con la Ilustración con el objetivo de desmantelar a la Europa cristiana. Había que menospreciar a un periodo cristiano para crear uno nuevo, diciendo que todo lo que en esos tiempos sucedió era para ignorantes y oscuros, para así beneficiar al nuevo periodo, en este caso la Ilustración, incluso ignorando que muchos personajes de la Ilustración fueron fervientes cristianos. El ataque era primordialmente al catolicismo, haciéndolo ver como una reliquia del pasado, que pertenecía a un periodo de ignorancia y que solo abandonando esa religión se podía desarrollar. Si prestamos atención a la historia de Occidente desde la caída del Imperio Romano, podemos decir que luego de que los bárbaros tomaron Roma, sobrevino un corto periodo oscuro, sin embargo, luego hubo un renacer, así que el medioevo no se lo puede ver como una Edad Oscura. Cuando el orden fue reestablecido en Europa, liderado por católicos, un proceso de evolución inició para salir de la Edad Oscura, a tal punto que el Renacimiento y la Ilustración no pudieron haber existido sin el gran empuje y desarrollo que tuvo lugar en la Edad Media. Nadie puede llamar oscura a una época donde se crearon las primeras universidades, se construyeron inmensas catedrales, se hicieron grandes obras de arte y se avanzó notablemente en lo intelectual. Las primeras universidades no iniciaron en la Ilustración o el Renacimiento, nacieron de las manos de católicos en el medioevo. La primera, la universidad de Boloña en 1088, las enseñanzas en la universidad de Oxford iniciaron en 1096 y la de Paris fue fundada en 1150. La arquitectura medieval es ampliamente reconocida, sino fijémonos en la abadía María Laach en Alemania, fundada en 1093 y construida en 1235 fue un centro de devoción y aprendizaje. Otro ejemplo similar es la basílica de San Sernín en Toulouse, Francia, su construcción inició entre 1080 y 1120. Sobre el arte solamente debemos considerar las obras que se exhiben en la Santa Capilla de París, Francia. La capilla real fue terminada en 1248 y su gran vitral data del siglo XIII y es considerado uno de los más bellos del mundo. Muchas de las construcciones realizadas en el medioevo son de increíble sofisticación, de gran habilidad artística, matemática y mucho más. El desarrollo de todas estas cosas es un reflejo del progreso intelectual de la época. En esta época vivieron Tomás de Aquino, Pedro Abelardo, Juan Duns Scoto, Guillermo de Ockham, Anselmo de Canterbury, todos grandes pensadores y filósofos. Veamos más avances que ocurrieron durante el medioevo. Hablamos de las universidades donde se enseñaba arte, leyes, medicina y teología. Gran parte de esta educación era influenciada por el islam que prosperaba en ese momento. Las mujeres no eran aceptadas en estas instituciones, pero si podían acceder a educación en especial en conventos, un ejemplo es el de la conocida Hildegard Von Bingen que tuvo mucha influencia en su época. El progreso científico fue lento, pero de alta calidad, sirvió como base para lo que ocurrió en la Alta Edad Media (siglo XI al XIII). El periodo del Renacimiento carolingio (siglos XV y XVI) fue un periodo de avances en la literatura, escritura, arte, arquitectura, jurisprudencia, estudios litúrgicos y bíblicos. Los carolingios fueron francos y el más famoso fue Carlomagno. El Imperio Carolingio (800–888) fue considerado el renacimiento de la cultura del Imperio Romano. En este periodo nació la Música Clásica Occidental. En la Era Dorada del Imperio Bizantino, bajo el mando de Justiniano, se elaboró el Juris Civilis (Cuerpo de leyes civiles)


un gran compendio de leyes romanas. La tasa de alfabetismo era alta, se podía acceder fácilmente a educación elemental, media y alta. Se publicaron libros, enciclopedias, léxicos y antologías. En este periodo se protegió mucho los conocimientos ya adquiridos. La unidad religiosa, un acuerdo con los cánones de la Biblia, llevo a una paz duradera entre reinos. Llegó el álgebra con el libro: El Compendio de cálculo por reintegración y comparación, escrito en árabe entre 813 y 833 d. C. por el matemático y astrónomo musulmán Al-Juarismi, perteneciente a la Casa de la sabiduría de Bagdad. Este libro nos dio la primera solución sistemática de ecuaciones lineales y cuadráticas. Las traducciones posteriores de sus libros también nos dieron el sistema numérico posicional decimal que usamos hoy. Al-Juarismi junto a Diofanto de Alejandría son considerados los padres del álgebra. A pesar de sonar increíble durante este periodo se vivió bajo un buen clima, incluso la época de 1100 fue llamada el Periodo Cálido Medieval, este permitió que los vikingos colonicen Groenlandia y otras naciones del norte. Irónicamente, el periodo de la Ilustración vivió un clima frio, una mini glaciación hizo que el clima sea agreste y oscuro. Varias leyes fueron creadas, muchas realmente justas para la sociedad como la Lex Mercatoria, la Ley Anglosajona, la Ley Germanica Temprana. La agricultura floreció en el medioevo, gracias al clima y al conocimiento adquirido. Se utilizaron elementos de labranza de hierro, con el feudalismo se introdujo eficiencia en el manejo de las tierras y se crearon excedentes masivos para que los animales fueran alimentados con granos y no con pasto. La seguridad pública se garantizó bajo el sistema feudal y la paz y prosperidad benefició a muchos pobladores. Podemos continuar con más progresos y pruebas para demostrar que la Edad Media no fue nada oscura, más bien fue un periodo donde grades avances iniciaron y que luego se perfeccionaron. Lo mejor es apagar todos los televisores y leer buenos libros para realmente conocer la historia de la humanidad.


Desde Otra Perspectiva

Pobres Caballeros de Cristo 51


A la Orden de los Pobres Compañeros de Cristo y del Templo de Salomón (Pauperes Commilitones Christi Templique Salomonici) se les atribuye de todo. Ellos poseen el Arca de la Alianza, el Santo Grial, una armada poderosa, un coraje desmedido y la capacidad de amedrentar a cualquier enemigo. Tengan en cuenta que hablamos en presente. Sin embargo, ellos eran simples hombres sabios que se dedicaron a proteger a los peregrinos de todas las religiones. Eran hábiles hombres de estado, políticos, mercaderes y tienen una alianza con la gran fraternidad de mercantes que crearon un imperio de intercambio alrededor del mundo en el tiempo de los Fenicios. A pesar de ser perseguidos hasta el exterminio, aun guardan y preservan grandes conocimientos y objetos sagrados. Algunos trazan sus orígenes a la construcción del Templo de Salomón por los masones fenicios de Tiro, otros a la Gran Pirámide, incluso a la Atlántida, pero para los historiadores modernos, su historia inicia con las Cruzadas en la Edad Media. Los Templarios iniciaron con un grupo de nueve caballeros franceses, quienes llegaron a Jerusalén en el año 1118. Pidieron al rey de Jerusalén que les permita vivir en el Templo de Salomón que estaba parcialmente en ruinas y servía como mezquita. El arquitecto francés Luis Charpentier dice que los Templarios construyeron la catedral de Chartres como un depositario de la sabiduría antigua. Este repositorio era igual a Stonehenge, el Templo de Salomón o la Gran Pirámide de Egipto. La sabiduría que se guardaba en este lugar provenía de los nueve caballeros que la obtuvieron del Templo de Salomón. Está escrito que en el año 1118 nueve caballeros franceses se presentaron al rey cristiano Balduino II de Jerusalén y le explicaron que tenían planeado crear una compañía para proteger a los peregrinos que visitaban a ciudad santa. El rey sabía a lo que se referían, fue prisionero de los sarracenos, y conocía que la Secta de los Asesinos estaba inmiscuida en la política musulmana. Pidieron ser alojados en el ala del palacio, lugar que estaba adyacente a la mezquita del Domo de la Roca, que se había construido sobre el Templo de Salomón. El rey aceptó y así nació la Orden de los Pobres Compañeros de Cristo y del Templo de Salomón. Diez años después los nueve caballeros se presentaron al Papa, quien aprobó la Orden. Eran nueve, luego apareció un décimo, el Conde de Champagne, un importante noble francés. Ninguno de los pobre caballeros en realidad era paupérrimo y tampoco eran todos franceses. Muchos provenían de importantes familias francesas y flamencas. De los diez, cuatro no han sido identificados, aunque se conoce sus nombres. Era poco probable que la Orden se creara para proteger a los peregrinos porque ya existía otra Orden que lo hacía, eran los Caballeros Hospitalarios o Caballeros de San Juan, hoy conocidos como los Caballeros de Malta. Tengan en cuenta que no se puede confundir a los Caballeros Templarios con los Caballeros de Malta como muchos historiadores lo hacen. Lo Templarios son muy diferentes a los otros cruzados, a veces hasta peleaban entre ellos, incluso en Tierra Santa. Los Hospitalarios, hoy Caballeros de Malta, fueron expulsados de Malta por Napoleón. Hoy residen en Italia, todavía poseen su territorio soberano y se dice que son la sociedad secreta que trabaja para el Vaticano. Se rumorea que los Templarios tenían diferencias con el Vaticano y su milicia los Hospitalarios. Al parecer fueron al Templo de Salomón en busca de secretos de ingeniería y posiblemente tesoros perdidos, como el Arca de la Alianza, que podía estar escondida en un sistema de cavernas bajo el templo. Ayudados por el abad Bernardo de Claraval, los nueve caballeros, dirigidos por el Conde de Champagne, crearon los Caballeros Templarios. Con el dinero acumulado, fue construida la catedral de Chartres, luego, varias catedrales fueron construidas alrededor de Europa y así nació la leyenda de los Maestros Masones. En la catedral de Chartres se encuentran vitrales de muchos colores, imposibles de duplicar hoy en día. Escondidos dentro de la catedral se encuentran antiguos codos de medición, así como artefactos esotéricos como el Laberinto de Chartres, también objetos de geometría sagrada y una imagen de la búsqueda del Santo Grial. Cuando un noble entraba en la Orden, debía entregar su castillo y posesiones, las cuales se usaban para generar ganancias y comprar armas, caballos, armaduras y provisiones militares. Así creció rápidamente la Orden, nobles que no se unían a ella la apoyaban con regalos, dinero y propiedades. El rey Esteban de Inglaterra contribuyó con su propiedad de Cressing en Essex e hizo arreglos para que altos miembros del Temple visiten a nobles de Inglaterra y Escocia.


El Papa Eugenio decretó que solo los Templarios, y nadie más que ellos, usaran una cruz roja especial llamada, cruz patada, en el lado izquierdo de sus pechos sobre sus mantos blancos. Lucharon de forma muy valiente en el Medio Este, ganándose el respeto de sus enemigos los musulmanes. En 1129 el Gran Maestro del Temple, Hugh de Payens, lideró una compañía de trecientos caballeros, reclutados de las casas más nobles de Europa, para que lo acompañaran a una peregrinación a Jerusalén. Durante esta visita, los Templarios se unieron a los Asesinos de Persia para capturar la ciudad de Damasco. Según el historiador Arkon Daraul, los seguidores de Hasan Ibn Sabah, los Asesinos, estaban en contacto con los Templarios, incluso estaban dispuestos a convertirse al cristianismo si lograban sus objetivos, cosa que no sucedió. En algún momento se realizó un pago de tres mil piezas de oro por parte de los Asesinos de Siria hacia los Templarios, en forma de tributo. Hasta ahora no se conoce el vínculo exacto entre estos dos grupos. Cabe decir que los Templarios no practicaron los asesinatos políticos como los Asesinos, más bien, fueron víctimas de las intrigas del poder político y públicamente ejecutados o asesinados como lo fue Henry Sinclair, Gran Maestro, en 1401, cuando su flota regresó del norte de África. Muchos Templarios eran palestinos, hablaban árabe y conocían de las sectas religiosas, cultos, doctrinas mágicas, incluida la de los Asesinos. Por ejemplo, el Gran Maestro Felipe de Nablus (1167) era sirio. Cabe mencionar que los Asesinos se volvieron la secta Ismaili del Islam. Su cabeza es el Aga Khan, y sus seguidores residen en la actual Pakistán e India. El Aga Khan, un titulo heredado de los descendientes de Mohammed, tiene residencia en London y Bombay. El padre del actual Aga Khan estuvo casado con la actriz de Hollywood Rita Hayworth. Mientras todo esto sucedía una Orden paralela era fundada en Amalfi, Italia, en el siglo XI. Fueron a Jerusalén para proteger a los peregrinos cristianos, pero luego extendieron su misión a toda Tierra Santa. Con los años, esta Orden, los Caballeros de San Juan (Caballeros Hospitalarios) se volvieron altamente militante y generalmente combatían junto a los Templarios y a los Caballeros Teutones de Santa María. Esta apasionante historia continuará en la dieciseisava edición de revista Abanico, donde les contaremos la historia de los actuales caballeros de Malta y continuaremos con los Templarios y su temida flota.


Fortaleza de los Escritos

9 Cosas Que Vienen Del Medioevo Y No Lo SabĂ­an

55


Muchos conocen que grandes cosas nos vienen del Imperio Romano, pero muy pocos saben que también de la Edad Media. Aquí nueve cosas que nos dejó ese tan interesante periodo histórico. Hombres de Nieve Conocemos, gracias al Internet, sobre las peleas con bolas de nieve en la Edad Media. Si ellos sabían hacer bolas de nieve no es nada raro que hayan aprendido a juntar más nieve y hacer figuras con ella. Así tenemos una historia de San Francisco de Asís, cuando una fría noche de invierno salió desnudo a la nieve y empezó a hacer figuras de personas que representaban a su familia, hizo a su esposa, sus hijos, sus sirvientes. Pero eran persona de hielo y se estaban muriendo del frío, y San Francisco no tenía ni su propia capa para dárselas y protegerlos. La lección que Francisco se dio a sí mismo, de acuerdo a su hagiógrafo Buenaventura, es que no podía servir a siete maestros, él sólo podía servir al verdadero Maestro. El invierno de 1510-1511 fue muy crudo en los Países Bajos, sin embargo, la gente de Bruselas le sacó provecho. De enero a febrero los artesanos del pueblo organizaron un festival de hombres de nieve, las calles se llenaron de muñecos que representaban a héroes mitológicos, personajes religiosos y sus simbolismos, como una muchacha sosteniendo a un unicornio en su falda, simbolizando la virginidad y otros no muy artísticos como un hombre defecando, había de todo. Moda Steampunk Steampunk es una corriente retrofuturista que se radica en el siglo XIX y en la que predominan todo tipo de artilugios mecánicos basados en el carbón, como la máquina de vapor. Quienes siguen esta moda, tiene como referente a Julio Verne o a H.G. Wells y se basan en un siglo XIX de ciencia ficción, en especial en la época victoriana (1837- 901) y eduardiana (1901-1910). Su origen dice estar en la literatura, en especial en la que especulaba con la ciencia ficción, de ahí partió hacia el arte, cine, cómic, arquitectura. Muchos de los temas giran en torno a la Revolución Industrial, a las máquinas de vapor, mecánica, industrialización, en elementos imposibles para ese momento cronológico. En la Edad Media tardía, aparecieron los relojes mecánicos, un conocimiento pasado al occidente por los musulmanes. Los relojes y sus componentes sirvieron como marcas de prestigio y se colocaron en ciudades, iglesias, edificaciones públicas o en el fondo de un retrato real. Y en algunos casos este avance significaba moda. En la Italia del siglo XV, estaba de moda mostrar relojes o parte de relojes en la vestimenta. Beatrice d’Este, esposa de un acaudalado y noble milanés, tuvo un requerimiento especial para su traje de noche para un baile en 1488. El reloj que ella llevaba no solo debía funcionar, sino que tenía que sonar a cada hora. Fiestas en la Playa A pesar de que Europa y el norte de África poseen playas espectaculares, no tenemos mayor conocimiento de hechos festivos ocurridos en ellas en las fuentes medievales. Datos sobre la construcción de castillos de arena y la recolección de conchas marinas nos llegan de fuentes clásicas, sino recordemos a Calígula, que ordenó que su ejército recoja conchas como botín de guerra. Las historias medievales sobre las playas tienden a hablar de cadáveres en las orillas, mas no de fiestas en ellas. Pero quienes sabían realmente divertirse en la arena eran los musulmanes de Sicilia y el norte de África. Una historia de mediados del siglo XI, nos narra la llegada de una banda de piratas a las costas de Apulia, demandaban tributo a las personas de Salerno sino sufrirían las consecuencias. Mientras los cristianos hacían hasta lo imposible para conseguir el dinero, los piratas se daban gusto con fiestas y banquetes en la playa. No fueron los italianos quienes los sacaron de ahí, más bien los normandos fueron quienes les aguaron la fiesta. Contaminación del Aire Cuando hablamos de contaminación inmediatamente pensamos en el Londres del siglo XIX y de la China del siglo XXI, pero mientras las poblaciones medievales iban creciendo, consumieron y quemaron todas sus provisiones de madera para combustible y construcción, incrementando el uso de carbón para suplantar la pérdida. En 1307, un decreto real prohibió a los cerveceros, alfareros y panaderos de Londres quemar en sus hornos carbón en lugar de leña. La ley se cumplió ya que existían muchas quejas sobre el intolerable olor en los barrios y de que el aire se veía afectado, causando problemas


de salud. El Sonido (slap-slap) de las Chancletas Esta anécdota nace del al-Andalus (actual península Ibérica) y trata sobre el atuendo de las mujeres. Para conocerla debemos remitirnos al afamado jurista Yahya ibn ‘Umar: Yahya fue cuestionado sobre un tipo de sandalia o chancleta. ¿Están los zapateros prohibidos de hacerlas? Porque las mujeres las buscan a propósito, con la intención de usarlas, en público. Y sucede que, si un hombre es despistado, cuando escuche este chirrido alzará a ver. Si este escenario refleja la realidad, y al parecer lo hace, el sonido slap-slap o flip-flip abre una ventana a la piedad de las mujeres musulmanas medievales. Esto sugiere que las mujeres adoptaron cualquier práctica del velo, preservando su modestia en las relaciones interpersonales; sin embargo, se resistieron a la interpretación que el velo era una manera simbólica de borrarlas de la vida pública, el sonido de sus sandalias revalidaba su presencia. Jugando a Fingir Algunos recuentos bizantinos están llenos de historias de niños jugando a juegos de roles. Un ejemplo es el del niño Atanasio de Alejandría, luego se convertiría en obispo de Alejandría, que se le encontró jugando en la playa con algunos amigos a que eran obispos y bautizados. Más tarde vemos al monje sirio Juan Mosco contar algo similar con niños de su barrio. Sustitutos Vegetarianos de la Carne Hoy quienes deciden hacerse vegetarianos o veganos tienen dos caminos, buscar comidas en el mundo vegetariano o buscar sustitutos vegetarianos para la carne. Y esto no es nada nuevo, en el tiempo que las personas del medioevo empezaron a escribir libros de cocina en el siglo XIV, ya tenían siglos de experiencia en no comer carne los viernes, durante Cuaresma y otras festividades. Así nació el poder creativo para buscar platos sustitutos. Por ejemplo, tenemos una receta de la famosa lasaña, pero con su variación para Cuaresma. Niños Pequeños y Tiaras Trascurría el año de 1503, y la pareja de Konrad y Margarethe Peutinger conoció que el Sacro Emperador Romano visitaría Augsburgo, así que decidieron preparar a su hija Juliana, que tenía tres años, y prácticamente la obligaron a que memorice oraciones en latín. Decían que así demostrarían qué fina y sofisticada era su ciudad, que incluso una niña podía estar bien educada. Cuando finalmente llegó el emperador Maximiliano y la escuchó, este le preguntó a la pequeña Juliana que quería por su logro. Su respuesta fue sencilla: <<solo quiero una muñeca con la que pueda jugar>>. Lo triste es que la niña murió a los pocos años, sin embargo, sus padres siguieron enseñando el mismo truco a su siguiente hija. Estudiantes Vagos Los eruditos y lectores medievales dieron enorme importancia a la opinión de autoridades anteriores. Los tratados escolásticos de opiniones anteriores son almacenes. Lamentablemente más tarde los investigadores descubrieron, para su consternación, que Los Viajes de Juan de Mandeville, uno de los libros más famosos de toda la Edad Media, no eran viajes reales y que tampoco lo había escrito Juan. El libro era una recopilación de antiguos relatos bien conocidos. Pero esta práctica estándar no fue tan buena para un estudiante del norte de África del siglo XII. Luego de regresar de su peregrinación a la Mecca, su profesor le dijo que le cuente sobre las pirámides de Egipto, en especial de lo que él vio y no de cosas que le contaron. El estudiante respondió que no tenía nada que decir de observación directa.


Profile for Revista Abanico

Revista Abanico Ed. 15 enero 2019  

Pequeños Empresarios con Buenas Ideas. Revista con contenido distinto. Artículos de Historia, Literatura, Opinión, Análisis, Fotografía. Rea...

Revista Abanico Ed. 15 enero 2019  

Pequeños Empresarios con Buenas Ideas. Revista con contenido distinto. Artículos de Historia, Literatura, Opinión, Análisis, Fotografía. Rea...