__MAIN_TEXT__

Page 1


2

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

EL PAPA QUE NOS ROBÓ EL CORAZÓN

D

esde el anuncio de la visita del Papa Benedicto XVI a México, hubo manifestaciones de gran alegría por recibirlo. La preparación fue de pocos meses (12 de Diciembre a 23 de Marzo), poco habitual de una visita tan especial, pero el entusiasmo por tenerlo en nuestro País y de forma especial, en la Arquidiócesis de León, provocó un gran compromiso en quienes tendríamos qué preparar la llegada del mensajero de paz.

Mucha gente se preguntaba: ¿quién es Benedicto XVI?, otros decían: “No será igual su visita que la de su antecesor”, y otros se mostraron indiferentes al gran acontecimiento que no imaginábamos cómo sería. Pero ¿quién es el Papa? Como Iglesia Católica estábamos preparados para recibir al sucesor de San Pedro, pero sería un gran reto dar a conocer más a fondo, no sólo al Papa como nombre, sino también a la persona que habría de llegar a México en nombre de Dios. El Papa es el Obispo de Roma, Vicario de Jesucristo, Sucesor del Príncipe de los Apóstoles, Sumo Pontífice de la Iglesia Universal, Patriarca de Occidente, Primado de Italia, Arzobispo y Metropolita de la provincia Romana, Soberano del Estado Vaticano, Siervo de los Siervos de Dios. El más importante de estos títulos, es el último, el de los Siervos de los Siervos de Dios, título que fue acuñado por primera vez por el Papa San León Magno. Esta era una de las principales tareas de los anfitriones, comunicar quién es el Papa, pero también sensibilizarnos de que este elegido venía en nombre del Señor. Su llegada y su paso por nuestra tierra, nos hizo entender que el Papa Benedicto, es el sucesor de San Pedro, pero también es un ser humano extraordinario, cercano, capaz de escuchar al otro, capaz de sonreír, de detenerse, de salir al encuentro del hermano, de comunicar, desde su experiencia de Dios, un mensaje de paz y un mensaje que cuestiona, que alienta, que emite una luz en el camino de todo creyente. Él es el Papa Benedicto XVI, ahora Emérito, quien ha dejado una huella imborrable en todos aquellos que tuvimos la oportunidad de preparar su visita, de anunciar su llegada, de comunicar al mundo que el Papa llegó a México en nombre del Señor. El mismo Papa agradeció y comunicó que en ninguno de sus viajes había recibido tanto entusiasmo y que México permanecerá en su corazón. Y comentó que ahora entiende por qué Juan Pablo II se sentía mexicano. Él es el Papa Emérito, quien nos robó el corazón!!!


Una Vida Ejemplar

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

SU SANTIDAD BENEDICTO XVI

E

l Cardenal Joseph Ratzinger, Papa Benedicto XVI, nació en Marktl am Inn, diócesis de Passau (Alemania), el 16 de abril de 1927 (Sábado Santo), y fue bautizado ese mismo día. Su padre, comisario de la gendarmería, provenía de una antigua familia de agricultores de la Baja Baviera, de condiciones económicas más bien modestas. Su madre era hija de artesanos de Rimsting, en el lago Chiem, y antes de casarse trabajó de cocinera en varios hoteles. Pasó su infancia y su adolescencia en Traunstein, una pequeña localidad cerca de la frontera con Austria, a treinta kilómetros de Salzburgo. En ese marco, que él mismo ha definido “mozartiano”, recibió su formación cristiana, humana y cultural. El período de su juventud no fue fácil. La fe y la educación de su familia lo preparó para afrontar la dura experiencia de aquellos tiempos en los que el régimen nazi mantenía un clima de fuerte hostilidad contra la Iglesia católica. El joven Joseph vio como los nazis golpeaban al párroco antes de la celebración de la Santa Misa. Precisamente en esa compleja situación, descubrió la belleza y la verdad de la fe en Cristo; para ello fue fundamental la actitud de su familia, que siempre dio un claro testimonio de bondad y esperanza, con una arraigada pertenencia a la Iglesia. Hasta el mes de septiembre de 1944

estuvo enrolado en los servicios auxiliares antiaéreos. De 1946 a 1951 estudió filosofía y teología en la Escuela superior de filosofía y teología de Freising y en la universidad de Munich, en Baviera. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1951. Un año después, inició su actividad como profesor en la Escuela superior de Freising. En el año 1953 se doctoró en teología con la tesis: “Pueblo y casa de Dios en la doctrina de la Iglesia en San Agustín”. Cuatro años más tarde, bajo la dirección del conocido profesor de teología fundamental Gottlieb Söhngen, obtuvo la habilitación para la enseñanza con una disertación sobre: “La teología de la historia de San Buenaventura”. Tras ejercer como profesor de teología dogmática y fundamental en la Escuela superior de filosofía y teología de Freising, prosiguió su actividad docente en Bona, de 1959 a 1963; en Muñiste, de 1963 a 1966; y en Tubinga, de 1966 a 1969. En este último año pasó a ser catedrático de dogmática e historia del dogma en la Universidad de Ratisbona, donde ocupó también el cargo de vicerrector de la Universidad. De 1962 a 1965 hizo notables aportaciones al Concilio Vaticano II como “experto”; asistió como teólogo consultor del cardenal Joseph Frings, Arzobispo de Colonia. Su intensa actividad científica lo llevó a desempeñar importantes cargos al servicio de la Conferencia Episcopal Alemana y de la Comisión Teológica Internacional.

3

Cardenal Ratzinger bendiciendo al papa Juan Pablo II

Papa Pablo VI crea Cardenal Ratzinger

El 19 de abril de 2005, Ratzinger era elegido Sumo Pontífice tomando el nombre de Benedicto XVI

En 1972, juntamente con Hans Urs von Balthasar, Henri de Lubac y otros grandes teólogos, fundó la revista de teología “Communio”. El 25 de marzo de 1977, el Papa Pablo VI lo nombró arzobispo de Munich y Freising. El 28 de mayo recibió la Ordenación episcopal. Fue el primer sacerdote diocesano, después de 80 años, que asumió el gobierno pastoral de la gran archidiócesis bávara. Escogió como lema episcopal: “Colaborador de la verdad” y él mismo lo explicó: “Por un lado, me parecía que expresaba la relación entre mi ta-

rea previa como profesor y mi nueva misión. Aunque de diferentes modos, lo que estaba y seguía estando en juego era seguir la verdad, estar a su servicio. Y, por otro, escogí este lema porque en el mundo de hoy el tema de la verdad es acallado casi totalmente; pues se presenta como algo demasiado grande para el hombre y, sin embargo, si falta la verdad todo se desmorona”. Pablo VI lo creó Cardenal, con el título presbiteral de “Nuestra Señora de la Consolación en el Tiburtino”, en el consistorio del 27 de junio del mismo año....


4

Una Vida Ejemplar

En 1978, el Cardenal Ratzinger participó en el Cónclave, celebrado del 25 al 26 de agosto, que eligió a Juan Pablo I, el cual lo nombró su Enviado Especial al III Congreso mariológico internacional, que tuvo lugar en Guayaquil (Ecuador), del 16 al 24 de septiembre. En el mes de octubre del mismo año, participó también en el Cónclave que eligió a Juan Pablo II. Fue Relator en la V Asamblea general ordinaria del Sínodo de los Obispos, de 1980, sobre el tema: “Misión de la familia cristiana en el mundo contemporáneo”, y Presidente delegado de la VI Asamblea general ordinaria, de 1983, sobre “La reconciliación y la penitencia en la misión de la Iglesia”. Juan Pablo II lo nombró Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y Presidente de la Pontificia Comisión Bíblica y de la Comisión Teológica Internacional, el 25 de noviembre de 1981. El 15 de febrero de 1982 renunció al gobierno pastoral de la archidiócesis de Múnich y Freising El 5 de abril de 1993, lo elevó al Orden de los Obispos, asignándole la sede suburbicaria de Velletri-Segni. Fue Presidente de la Comisión para la preparación del Catecismo de la Iglesia católica, que, después de seis años de trabajo (1986-1992), presentó al Papa el nuevo Catecismo. Juan Pablo II, el 6 de noviembre de 1998, aprobó la elección del cardenal Ratzinger como Vicedecano del Colegio cardenalicio, realizada por los Cardenales del Orden de los Obispos. Y el 30 de noviembre de 2002, aprobó su elección como Decano; con dicho cargo le fue asignada, además, la sede suburbicaria de Ostia. En 1999 fue Enviado Especial del Papa a las celebraciones con ocasión del XII centenario de la creación de la diócesis de Paderborn, Alemania, que tuvieron lugar el 3 de enero. Desde el 13 de noviembre de 2000 fue Académico honorario de la Academia Pontificia de las Ciencias. En la Curia romana, fue miembro del Consejo de la Secretaria de Estado para las Relaciones con los Estados; de las Congregaciones para las Iglesias Orientales, para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, para los Obispos, para la Evangelización de los Pueblos, para la Educación Católica, para el Clero y para las Causas de los Santos; de los Consejos pontificios para la Promoción de la Unidad de los

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

Josef Ratzinger nace en Bavaría Alemania

Cristianos y para la Cultura; del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica; y de las Comisiones pontificias para América Latina, “Ecclesia Dei”, para la Interpretación auténtica del Código de Derecho Canónico y para la Revisión del Código de Derecho Canónico Oriental. Entre sus numerosas publicaciones ocupa un lugar destacado el libro: “Introducción al Cristianismo”, recopilación de lecciones universitarias publicadas en 1968 sobre la profesión de fe apostólica; “Palabra en la Iglesia” (1973), antología de ensayos, predicaciones y reflexiones dedicadas a la pastoral.

Padres del Papa

Lugar de nacimiento del Papa en Marktl am Inn en la Alta Baviera

Tuvo gran resonancia el discurso que pronunció ante la Academia bávara sobre el tema “¿Por qué sigo aún en la Iglesia?”, en el que, con su habitual claridad, afirmó: “Sólo en la Iglesia es posible ser cristiano y no al margen de la Iglesia”. Sus publicaciones fueron abundantes a lo largo de los años, constituyendo un punto de referencia para muchas personas, especialmente para los que querían profundizar en el estudio de la teología. En 1985 publicó el libro-entrevista “Informe sobre la fe” y, en 1996 “La sal de la tierra”. Asimismo, con ocasión de su 70° cumpleaños, se publicó el libro: “En la escuela de la verdad”, en el que

varios autores ilustran diversos aspectos de su personalidad y de su obra. Ha recibido numerosos doctorados “honoris causa”: por el College of St. Thomas in St. Paul (Minnesota, Estados Unidos), en 1984; por la Universidad católica de Eichstätt (Alemania) en 1985; por la Universidad católica de Lima (Perú), en 1986; por la Universidad católica de Lublin (Polonia), en 1988; por la Universidad de Navarra (Pamplona, España), en 1998; por la Libre Universidad María Santísima Asunta (LUMSA) (Roma), en 1999; por la Facultad de teología de la Universidad de Wroclaw (Polonia), en 2000. Fuente: Vatican

El joven Joseph Ratzinger junto a su hermano Georg durante la ceremonia de su ordenación sacerdotal, celebrada el 29 de junio de 1951


Ecos del Papa

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

“Esta experiencia me hizo crecer mucho”

5

Padre Manuel Sandoval Álvarez Francisco Ramírez

H

ace 6 años el Padre Manuel Sandoval estaba coordinando la Dimensión de los Jóvenes en la Arquidiócesis de León. Monseñor José Guadalupe Martín Rábago le encomendó que coordinara las vallas para los recorridos del Papa Benedicto XVI en nuestra diócesis. Al Padre Manuel le tocó coordinar para la Misa del Domingo, a 20 mil jóvenes. Pero en total fueron más de 78 mil personas las que participaron en las vallas, siendo esta Visita Papal la que se puede presumir de haber realizado la valla más grande que ha acompañado a un Pontífice. De esta experiencia nos comparte: “Fue un trabajo muy arduo. Yo recuerdo que cuando el Arzobispo José Guadalupe nos dijo que iba a venir el Papa y que íbamos a organizar todo esto

desde la Dimensión de Jóvenes entonces nos pusimos a trabajar. Pero sí fue una labor muy tremenda y lo primero que nos pidieron para la visita fue hacer las vallas. Entonces la tarea no era solo convocar gente, sino que también debíamos prepararlos en lo referente a lo que es participar en una valla. A la par de estar coordinando con el Estado Mayor Presidencial. Lo primero fue conseguir 20 mil jóvenes para la Misa que se llevaría con el Papa en el Parque Bicentenario. Después se nos pidió la valla para esperar al Papa desde el Aeropuerto hasta el Colegio Miraflores. Esa fue la valla más grande que se hizo… Era un mundo de gente. Fue una labor titánica. Primero tuvimos que convocar a los jóvenes de las parroquias y luego a más personas, porque el Estado Mayor Presidencial te pedía un rango de edades para que tuvieran la fortaleza de estar ahí, ca-

pacitarlos y el ir poniendo encargados. Había muchas trabas de por los perfiles de los que se inscribían a las vallas, pero se logró hacer. Era estar 6 horas antes de que pasara el Papa”, señala. Esta experiencia para nuestro entrevistado fue muy buena: “Para mí fue una experiencia muy enriquecedora; esos encargos te hacen crecer como persona, te hacen sacar todo lo que tú puedes hacer. Me acuerdo que te hacías muy pequeñito cuando te decían

la comisión que tenías y veías que te coordinabas con gente del Estado Mayor Presidencial y del Vaticano, esto te hace ver la capacidad que tienes para enfrentar este reto tan grande. Logramos hacer un gran equipo para sacar adelante este compromiso. Fueron días de muchos desvelos pues a la par seguíamos trabajando en la parroquia… Esta experiencia me hizo crecer mucho.”

SANTUARIOS!! 11 PAISES!!! 18 MARAVILLOSOS DÍAS!! VIAJE ÚNICO!! E INOLVIDABLE!!

ESPAÑA-ITALIA-FRANCIA-ALEMANIA-BELGICA-SUIZA INGLATERRA-AUSTRIA-LIECHTENSTEIN-LUXEMBURGO-VATICANO ACOMPAÑADOS Y ASESORADOS!! 8 DE JUNIO DEL 2018 PARIS-ZURICH-LUCERNA- CATEDRAL PADUA ROMA-SANTUARIO DE ASÍS-F LORENCIA-VENECIA BOLONIA-HEIDELBERG-INNSBRUCK-VADUZ

FRIBURGO-LONDRES-BRUJAS-FRANKFURT

LUXEMBURGO-CANAL DE LA MANCHA-VALLE DEL RHIN

!!ESPECIALISTAS EN GRUPOS Y PEREGRINACIONES

AUDIENCIA PAPAL MARIANAS A EUROPA Y TIERRA SANTA!!

A LOS INSCRITOS EN FEBRERO, REGALO TOUR (BRUJAS) BÉLGICA Y MADRID!! APARTA YA CON 300 DLS 23 AÑOS DE EXPERIENCIA TURÍN

3,290

USA

LIC. MONTSERRAT VELAZQUEZ Padre Manuel Sandoval

TIERRA SANTA, ROMA Y ASÍS - 12 DÍAS - 7 DE SEPTIEMBRE - 2,890 DLS / PERMISO SECTUR REG: Nº 4012922


6

4 días cerca del Papa Ecos del Papa

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

Su mirada irradia mucha luz, mucha paz…

E

J. Jesús Fuentes

móvil, tuvo la oportunidad de apreciar de primera mano las reacciones de la gente al encontrarse, aun por breves momentos con la figura papal, la emoción, el afán de encontrar una bendición, aún una breve mirada. Entre la prensa en esos días se decía: “Nunca había habido tanta prensa en León cubriendo un evento”. Sin embargo, como todos los entrevistados, recuerda de manera entrañable el impacto que en persona dejó este contacto cercano: “Yo pienso que es una de las personas más bendecidas, con una claridad de pensamiento, con el ejercicio de un raciocinio ordenado, inspirado por el Espíritu Santo. Desde luego su humildad, su sencillez, cuando mira parece que te pide permiso para verte al rostro, pero cuando se acerca te transmite una luz muy especial… irradia mucha luz, mucha paz”.

l Padre Roberto Guerrero Velázquez tuvo la fortuna de ser designado para participar dentro del séquito papal, el grupo que acompañó en todo momento al Papa a lo largo de sus recorridos. Recuerda con emoción el primer encuentro con Su Santidad, al aterrizar el avión y ser el encargado de subir y anunciarle protocolariamente la llegada a tierras guanajuatenses: “Cuando aterriza el Papa, yo subo al avión, voy directamente a donde está sentado y le comento así: Santo Padre, usted se encuentra en el Aeropuerto

Papa Emérito Benedicto XVI

Llegada del Papa a Guanajuato

Internacional del Bajío en la Ciudad de Silao… El me saluda y me da la bendición y me dice que sí. En ese momento me retiro. Cuando llegábamos a cada evento yo tenía que anunciar dónde estaba. Ese era el protocolo. También tuvo la responsabilidad de entregar a los medios de prensa y autoridades los mensajes oficiales que salían del Papa y de su entorno cercano. Tener esta responsabilidad origina reflexiones muy profundas: “Lo primero que me hace ver es cuál es la misión de la iglesia, es ser la alegría del Evangelio, segundo, descubrirnos como discípulos de Jesús… y tercero, sabernos enviados, que no estamos llamados a escondernos, sino llamados a proclamarla, a llevarla sobre todo a los más necesitados… Esta visita del Papa se dio para que tomáramos conciencia de ser discípulos y misioneros de Jesús en el mundo”. Al haber viajado en el vehículo inmediato al Papa

Pbro. Roberto Guerrero


Ecos del Papa

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

Más Guanajuato en el mundo

7

4 días que sacudieron conciencias, que renovaron la fe

C

J. Jesús Fuentes

omo católico, el Ex-Gobernador Juan Manuel Oliva expresa la huella que dejó en su persona recibir al líder de todos los católicos en el mundo. Tiempo después de la visita, Doménico Giani, jefe de seguridad del Pontífice, envió un libro conmemorativo, autografiado de su puño y letra y dirigido “A mi querido Amigo, Juan Manuel Oliva”. El Ex-Gobernador acaricia con cariño las páginas del libro y recuerda cómo fue posible tener a Su Santidad en México: “impacta la cercanía con esos ojos verdes-grisáceos, con una transparencia en la mirada que habla de la fortaleza que sostiene ese cuerpo, pero que sostiene también una gran institución… un liderazgo que habla de fuerza, de esperanza, de ánimos de seguir, de ser mejores”. Aprovechando la invitación para participar en la semana “Guanajuato en el Vaticano” en el año de 2010, el Ex Gobernador Juan Manuel Oliva, acompañado del entonces Arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago entregaron la primera y segunda invitación formal para que se pudiera dar una visita papal, las cuales recibieron respuestas poco alentadoras. Hasta que a finales de octubre de 2011, Juan Manuel Oliva recibió una llamada inesperada, así recuerda la sorpresa de ese día: “Me encontraba en el Congreso Mundial del Calzado y me llama Don José Guadalupe para decirme, le tengo que comunicar una noticia… le informamos que Su Santidad sí viene a México

y particularmente viene a Guanajuato”. De inmediato se generó una comisión entre el Gobierno federal, estatal, las autoridades de la Nunciatura y del episcopado mexicano, personalmente las reflexiones vinieron a la mente del Gobernador: “Ahora sí, todo mundo en Guanajuato y más Guanajuato en el mundo… 3 millones de personas que finalmente asistieron, entre la Misa del Parque Bicentenario, las vallas, los encuentros en Silao, en Guanajuato, en León, en las afueras del Miraflores, la recepción y bienvenida. Gente de todos lados y prensa de todo el mundo. Como gobernador fue un gran honor tener un líder de esta naturaleza”. En uno de los encuentros con Su Santidad, la pequeña Paola, intercambió un solideo con el Papa Benedicto XVI, que guarda con gran celo, al igual que la foto familiar que guardan en la intimidad de su hogar. Estos contactos cercanos le permitieron recibir la impresión de que Guanajuato dejó su huella favorablemente en la persona de Benedicto XVI: “creo que fue un impacto tremendo, son cosas que marcan… cuando estuvo en Guanajuato transmitió un sentimiento de esperanza… para mí la lección de esperanza durante su visita, y su lección de ausencia de soberbia y su humildad al retirarse son las dos grandes lecciones de este líder que tuvimos aquí por 4 días en 2011”. Entre las innumerables vivencias que compartió Juan Manuel Oliva durante esta, muy resumida, entrevista, resaltan los recuerdos de la misa en el Parque Guanajuato Bicentenario: “al recordar esas grandes vallas, de kilómetros y kiló-

Ex Gobernador de Guamajuato

Ex-gobernador recibe al Papa

metros… esos ríos de gente retirándose del Parque al final de la celebración, mirabas los ríos de gente por los 4 carriles hacia Guanajuato, de igual manera los 4 carriles llenando desde el parque hasta el entronque de Silao… y piensas que aquí

hay motivos superiores que hacen que esto pase… esa es la fuerza que se manifestó en esos días. Hay una fuerza que vive, una fuerza que tiene creencias que deben seguir adelante”.


8

Los Pasos de Su Santidad

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

“Juan Pablo II decía que México era fiel y de corazón fuerte. Yo lo he comprobado”: Papa Benedicto XVI en la Casa del Papa

U

J. Jesús Fuentes

n honor y seguramente un privilegio. Durante los días de la visita, la casa de las Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios albergó la presencia del sucesor de Pedro, más allá de la figura del Vicario de Cristo, dignatario, teólogo. Por sus pasillos

y habitaciones se conserva el recuerdo del ser humano, el que come, ríe, recibe a sus visitas y descansa en la intimidad de sus cercanos. La congregación, dirigida por la Madre María Rocío García ha sabido conservar esa atmósfera de “presencia” del Papa Benedicto en su casa, los que hemos podido visitar sus instalaciones tenemos la impresión de que a la vuelta de cada

pasillo o al abrir la puerta podría hacerse presente nuevamente el Papa. La Madre Rocío concede la entrevista en el recibidor de la casa, apenas unos segundos después de saludarla nos invita a pasar a una pequeña habitación aledaña. Una sencilla pero muy digna vitrina guarda el tesoro más orgullosamente resguardado en esta comunidad: los objetos que utilizó el Papa Benedicto XVI en sus aposentos. Sus toallas, sábanas, sus utensilios de aseo personal. La casulla que trajo de Roma y obsequió en agradecimiento por su hospitalidad. Los objetos de culto preparados para el uso de la capilla en estos días. “La venida del Santo Padre nos cambió la vida, nos motivó a vivir con más intensidad nuestra fe, nuestra adoración al

Santísimo Sacramento. Verlo a él orar en la capilla a Nuestro Señor, con esa unción, con esa devoción, como dándole a Jesús el lugar que se merece… nosotros a veces por el trabajo de la vida, por la prisa, como que no caemos en ello, y sin embargo ahí, era él. Y se le veía una unción y un recogimiento tal de estar adorando a nuestro Señor”. La convivencia cercana de estos días alcanzó a permear incluso en la comunidad educativa: “la comunidad educativa se sentía orgullosa de que el Papa viniera a su colegio, lo hicieron suyo. Era como tener a su padre en casa”. De la misma manera se recuerda el entusiasmo de la multitud a la puerta de la congregación: “Yo recuerdo el día que viniera el mariachi, después de cenar, había tenido un día muy pesado y le dijo su secretario: Santidad, váyase a descansar, y le dijo: “No, me esperan!” y se levantó de la mesa para saludar a la gente. Se fue muy contento del pueblo de México, él decía: “Juan Pablo II decía que México era fiel y de corazón fuerte. Yo lo he comprobado”.

Sor María Rocío García


Los Pasos de Su Santidad

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

Casa del Conde Rul

L

Francisco Ramírez

a casa perteneció a Diego Rul, un hacendado originario de Aguascalientes y que obtuvo el título de nobleza al casarse con Ignacia, hermana del segundo conde de Valenciana. El inmueble, obra del arquitecto Francisco Eduardo Tresguerras, consta de dos niveles; el superior, con una ventana central con balcón dividido por parteluz sobre el cual hay un frontón con relieves de concha marina. La fachada es un toscano, revestida en cantera rosa, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura neoclásica mexicana. La planta baja es estilo jónico y la planta alta de característica barroca.

Luego de la independencia y revolución la casa queda en propiedad de la familia Otero hasta 1995. Inmediatamente después es ocupada por un juzgado de distrito hasta que en el año 2004 queda abandonada. En el 2009 la adquiere el Gobierno del Estado para su restauración y conservación. Esta fue acondicionada para recibir a Benedicto XVI en el 2012 donde se dio la visita de cortesía al ex-presidente Felipe Calderón el 24 de mazo. Fue habilitado en una de sus habitaciones un oratorio. El cual estaba presidido por un cuadro con la imagen de Nuestra Madre Santísima de la Luz pintada por Miguel Cabrera, dicha imagen actualmente es exhibida en la Galería Mariana de la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato.

Casa del Conde Rul

Plaza de la Paz

Papa Benedicto XVI en la Plaza de La Paz Francisco Ramírez

Plaza semi-triangular enmarcada por los edificios más hermosos de la ciu-

dad. En el centro se encuentra un monumento de bronce con base de cantera y mármol, hecho para conmemorar el fin de la guerra de Independencia. Fue inaugurado el 27 de octubre de 1903 por el presidente Porfirio Díaz. En marzo del 2012 fue el epicentro de la visita de Benedicto XVI a Guanajuato. Algunos testigos señalaron que la algarabía se escuchaba hasta el Pípila. La Orquesta infantil “Esperanza Azteca” y niños de las catequesis de las parroquias de Guanajuato estuvieron presentes pues el Papa desde un balcón de la Casa del Conde Rul les dio un bello mensaje.

Plaza de la Paz

9


10

Los Pasos de Su Santidad

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

Nuestra Señora de Guanajuato y su Basílica

L

Francisco Ramírez

a Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato fue construida entre 1671 y 1696 en estilo barroco, sólo conserva original parte de la fachada, pues fueron sustituyéndose el resto de elementos durante el siglo XIX por otros de estilo neoclásico. En 1957 el recinto fue elevado al rango de Basílica. La portada principal tiene tres cuerpos y el interior planta de cruz latina con una sola nave, crucero, una cúpula y dos campanarios. Preside el altar mayor la imagen más antigua venida a América, Nuestra Señora de Guanajuato. La principal fiesta en honor de la virgen se celebra el 9 de

Guanajuatenses obsequiaron una rosa bañada en oro al Papa

Un Lector nos Escribe

agosto, como recuerdo de su llegada a esta ciudad. La imagen de Nuestra Señora de Guanajuato mide 1.15 metros de altura, esculpida en madera de cedro. Desde el año 710 la imagen era venerada en España. Ante la invasión de los Moros en el 714 la imagen fue ocultada en alguna de las cuevas de las murallas de Granada. Tuvieron que pasar 800 años hasta que los Reyes Católicos conquistaran nuevamente esa ciudad y así la imagen fuera sacada de su guarida para exponerla a la veneración de los fieles que en aquel año le nombraron Santa Fe de Granada. En 1557 Felipe II, hijo de Carlos V, confirió el cargo al superintendente de la villa de Santa Fe y Real de

Nuestra Señora de Guanajuato

Papa en la Basílica de Guanajuato

Minas de Guanajuato Don Perafán de Rivera de mandar la imagen de la Virgen María a Guanajuato como un agradecimiento. La imagen y su comitiva arribaron por el puerto de Veracruz. Ninguno de los integrantes de la caravana conocía el camino a Guanajuato, por lo que se extraviaron y llegaron a Yerbabuena, cuya parroquia actualmente lleva el nombre de Nuestra Señora del Patrocinio de Guanajuato. Durante la noche, los integrantes de la caravana colocaron la imagen de la Virgen sobre un tambor, le colocaron varias velas e imploraron su protección ya que se sabía que en esas tierras había todavía tribus sangrientas. Al día siguiente la comitiva sintió que sus plegarias habían sido escuchadas y vieron como dos palomas blancas

volaban hacia Guanajuato. Llegaron a la Villa Real de Minas de Guanajuato el 9 de agosto de 1557. La imagen desde entonces tomó la advocación de Nuestra Señora de Guanajuato y se coronó como patrona de la ciudad. Los Guanajuatenses con ocasión de la visita de Benedicto XVI obsequiaron a la Virgen de Guanajuato una rosa bañada en oro. El Padre Juan Rodríguez Alba, en aquel año Párroco de la Basílica, la presentó al Santo Padre para que le bendijera. Posteriormente, en el aniversario de la coronación pontificia, en mayo, el Arzobispo José Guadalupe la puso sobre su mano. Ese día la Virgen vistió un manto azul de 1957. Lució su corona pontificia y la hermandad de cargadores la aproximaron a la puerta de su Basílica.


Los Pasos de Su Santidad

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

11

Parque Guanajuato Bicentenario Eucaristía con el Papa Francisco Ramírez

ste parque fue construido para conmemorar el 200 aniversario de la Independencia y el centenario de la Revolución Mexicana, bajo el nombre de Expo Guanajuato Bicentenario, siendo inaugurado el 17 de julio del 2010, finalizando sus actividades el 31 de enero de 2011. El 15 de octubre de 2011, reabre sus puertas con su actual nombre, teniendo como principal objetivo fortalecer la identidad y los valores que nos distinguen como mexicanos. Parque Guanajuato Bicentenario ofrece a sus visitantes, expresiones relacionadas con la cultura, la educación y el entretenimiento. El 25 de marzo del 2012 se llevó ahí la Misa multitudinaria con el Santo Padre Benedicto XVI. De esta Eucaristía, en aquellos años el vocero de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi, señaló que dentro del Pontificado de Benedicto XVI, hasta el 25 de marzo del 2012, “ha sido la mejor misa multitudinaria que el Papa ha celebrado”.

y demás objetos. Un regalo muy peculiar que recibió fue un sobrero negro de charro. Par sorpresa de muchos se puso el sombrero y esto desató todavía más la algarabía de los fieles ahí reunidos que ya de por sí lo consideraban como un hermano. Durante algunos años la Sala que se habilitó como Sacristía permaneció con algunos de los objetos que se utilizaron en la Misa. Ahora se va a renovar dicha sala y se expondrá algunos vestigios tanto de la Visita del Papa como de Cristo Rey. En su homilia el Papa Benedicto XVI dijo: Me complace estar entre ustedes, y deseo agradecer vivamente a Monseñor José Guadalupe Martín Rábago, Arzobispo de León, sus amables palabras de bienvenida. Saludo al Episcopado Mexicano, así como a los Señores Cardenales y demás Obispos aquí presentes, en particular a los procedentes de Latinoamérica y el Caribe. Vaya también mi saludo caluroso a las Autoridades que nos acompañan, así como a todos los que se han congregado para participar en esta Santa Misa presidida por el Sucesor de Pedro.

Fueron alrededor de 650 mil personas las que acudieron al lugar. El mismo Vocero señaló que el Papa se expresó maravillado por la multitud de fieles que se congregaron. Fue en el Parque durante su recorrido en el Papamóvil por el Parque Bicentenario, donde el Papa recibió numerosas muestras de cariño y también muchos obsequios. Banderas, zarapes

«Crea en mí, Señor, un corazón puro» (Sal 50,12), hemos invocado en el salmo responsorial. Esta exclamación muestra la profundidad con la que hemos de prepararnos para celebrar la próxima semana el gran misterio de la pasión, muerte y resurrección del Señor. Nos ayuda asimismo a mirar muy dentro del corazón humano, especialmente en los momentos de dolor

E

Papa obsequia cuadro de Cristo Rey a la Arquidiócesis de León

y de esperanza a la vez, como los que atraviesa en la actualidad el pueblo mexicano y también otros de Latinoamérica. También hoy, desde este parque con el que se quiere dejar constancia del bicentenario del nacimiento de la nación mexicana, aunando en ella muchas diferencias, pero con un destino y un afán común, pidamos a Cristo un corazón puro, donde Él pueda habitar como

príncipe de la paz, gracias al poder de Dios, que es el poder del bien, el poder del amor. Y, para que Dios habite en nosotros, hay que escucharlo, hay que dejarse interpelar por su Palabra cada día, meditándola en el propio corazón, a ejemplo de María (cf. Lc 2,51). Así crece nuestra amistad personal con él, se aprende lo que espera de nosotros y se recibe aliento para darlo a conocer a los demás.


14

Obra Literaria

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

El legado académico de Benedicto XVI “El profesor Ratzinger nos ha presentado un Cristo de la Fe”

A

Francisco Ramírez

continuación presentamos una entrevista realizada al Padre Luis Antonio Balderas Tovar, Catedrático del Seminario y perito en Sagradas Escrituras, respecto al legado académico-doctrinal que Benedicto XVI nos ha dejado. ¿Cuáles son los temas que el ahora Papa Emérito Benedicto XVI desarrolló o ha desarrollado en su pensamiento académico? Es una pregunta bastante compleja pues se trata de sintetizar toda una vida dedicada a la enseñanza y a la publicación teológica en la fe, en la profundización creyente, en la Revelación. Muy concretamente el Profesor Ratzinger dedicó su estudio, desde un primer momento, a algunos aspectos de lo que ahora llamamos Teología Fundamental. Su tesis doctoral la desarrolló sobre Eclesiología en San Agustín y su tesis para su habilitación para la docencia la realizó sobre la Teología Medieval en relación a la misma Eclesiología. Como Docente recorrió las universidades más prestigiosas de Alemania llegando a ser el profesor más joven de universidad en el ámbito de la Teología Alemana y se convierte en una figura muy importante de la Teología Alemana después de la II Guerra Mundial. Toda esta trayectoria académica lo habilita para ser perito, primero privado y después ya oficial del Cardenal Fritz de Colonia en el Concilio Vaticano II. Podríamos decir que el Profesor Ratzinger abarcó todos los ámbitos de la Teología en su profundización. Tiene obras dedicadas a la Escatología, a la Eclesiología, Cristología, Hermenéutica Bíblica, Revelación. Si podemos decir, que aunque no elaboró, y en algún momento él se lamentó de esto, un Tratado de Teología Dogmática, sin embargo, no podemos decir que su obra teológica estuviera trunca o se incompleta. En su obra encontramos un saber teológico verdaderamente enciclopédico. ¿Cuál, desde su perspectiva, es su obra o libro más importante? En un primer momento y que fue uno de sus libros más vendidos es “Introducción al Cristianismo” que él elaboró como un Curso de religión para universitarios. Fue escrito hacia finales de 1969. Fue un éxito editorial por la profundidad, riqueza y erudición teológica y, al mismo tiempo, la sencillez de abordar las preguntas sobre la fe que se hace el hombre de hoy. Desde esta obra se puede ver ya el saber del Profesor Ratzinger: una profundidad enorme, un saber enciclopédico, una enorme capacidad de síntesis, una forma de expresarse muy bella en el sentido literario y alcanza a tocar las fibras más íntimas del lector. De los distintos manuales que realizó quizá el más célebre y que coincide con su consagración episcopal en 1977 es el “Curso de Escatología” que es un curso-manual sobre un tratado teológico que presenta aspectos muy novedosos, muy interesantes del planteamiento sobre Escatología. Y, tal vez, el que mucha gente más conoce es su obra sobre Jesucristo: “Jesús de Nazaret”. Estos 3 volúmenes nos presentan una Cristología que no deja de ser profunda desde el punto de vista Teológico, aunque por una opción personal no le puso notas a pie de página, sin embargo se nota la erudición teológica patrística, exegética del Papa. Sin embargo, nos presenta una Cristología creyente. Tal vez esa sea la novedad teológica; que después de tanto tiempo de búsqueda que nos han mostrado un Jesús tan encarnado donde se pierde el aspecto de la divinidad; o bien, otras cristologías que nos presentan un Cristo cósmico

que se diluye en la totalidad del universo y se aleja de nosotros. Entonces, Ratzinger nos ha presentado un Cristo de la FE, un Cristo que encontramos leyendo, con fe, los testimonios del Evangelio. Otra novedad y originalidad de Ratzinger son los libros-entrevista que elaboró como Secretario de la Sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe. Una parte de la prensa señala a Benedicto XVI como el gran inquisidor, pero a través de estos libros-entrevistas el respondió a todos los temas posibles que le plantearon. Estos libros nos ayudaron a comprender mejor lo que es la Iglesia y la Fe hoy. ¿Qué nos puede comentar sobre los documentos eclesiales que publicó cuando fue Secretario de la Congregación de la Doctrina de la Fe? Lo asumen en 1982 y le tocan momentos muy difíciles. Es la etapa del postconcilio y la dinámica de la Congregación de la Doctrina de la Fe fue ahora es de promoción y tutela de la fe. Cabe señalar que él piensa en aceptar o no este cargo porque quedó imposibilitado de seguir profundizando en su reflexión teológica propia pues cualquier cosa que el escribiera se pensaría que es expresión oficial del Magisterio Eclesiástico. Sin embargo, él supo conjugar ambas cosas y al trabajo de esta Congregación le imprimió su sello y los documentos producidos en esa época reflejan, desde luego, el servicio muy en sintonía y en armonía en Juan Pablo II. Muchos hablan de que ambos se complementaban: Juan Pablo II, un filósofo; una mente filosófica privilegiada. Y Benedicto XVI una mente teológica de lo más fino que podemos encontrar en la historia de la Iglesia en el Siglo XX. Ellos se complementaron muy bien y de esa colaboración salieron documentos muy importantes para orientar la vida de la Iglesia en esta etapa de postconcilio. Hubo documentos muy poco comprendidos y estudiados,

pero especialmente criticados. Uno de ellos fue “Instrucción sobre algunos aspectos de la Teología de la Liberación” (6 de agosto de 1984). En este documento se establecen los principios de la interpretación cristiana de la liberación y del proyecto social o la expresión social del Evangelio. Otro documento es la “Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre algunos aspectos de la meditación cristiana” (15 de octubre de 1989). En este documento pone claramente la distinción sobre lo que son las formas de espiritualidad muy en boga en esta época nuestra de New Age y del renacimiento de la espiritualidad sin Dios y sin la Iglesia con las formas propias de la Tradición Cristiana. Otro documento que también causó mucha polémica en el ambiente del Ecumenismo tan característico en el Postconcilio es “Dominus Iesus” (6 de agosto del 2000). En este documento vuelve a poner el punto sobre las cíes y vuelve a señalar sí es lo que tenemos en común, la fe en Jesucristo como el Señor, la necesidad de Cristo como el único salvador y la Iglesia como Sacramento Universal de la Salvación. Fue un documento que parecía destruir el trabajo del ecumenismo porque ahí se estableció que algunas comunidades cristianas surgidas de la reforma no tienen los elementos propios para ser considerados Iglesia y que toda salvación viene de Cristo. ¿Qué nos deja Benedicto XVI en su magisterio como Papa? Es un Magisterio profundo e interesante. Cuando fue elegido Benedicto XVI Papa algunos analistas presagiaban un endurecimiento del Magisterio Eclesiástico, una fuerte reafirmación del principio de autoridad. Y lo que encontramos es algo totalmente diferente; el Papa Benedicto va a lo esencial y nos invita, a toda la Iglesia, a volver a lo esencial. Su primera encíclica: “Deus Caritas Est” (25 de diciembre de 2005). Esta encíclica desconcierta por lo aparentemente rápido de la elaboración, sobre todo porque es una obra propia. La primera Encíclica de un Papa siempre se ve como un documento programático de un Pontificado. Benedicto XVI nos lleva al origen de todo y al sentido profundo de la fe en Dios: Dios es amor y es la fuente de todas las formas auténticas de amor que vive el ser humano. Esto es algo tan importante, porque en este mundo nuestro el amor está tan ausente, nos recuerda que la predicación fundamental de la Iglesia es que Dios es amor. Si nosotros creemos que Dios es amor, esa imagen de Dios determina también las relaciones del hombre que está llamado a vivir el amor y que solamente en el amor, en esa donación profunda y libre es donde encuentra su felicidad. La segunda encíclica, “Spe Salvi” (30 de noviembre de 2007), es ahora sobre la Esperanza. Un mundo vacío de esperanza podemos caer fácilmente en la tentación de la desilusión porque las grandes utopías en las que el hombre ha creído lo han decepcionado. ¿Dónde podemos encontrar un auténtico sentido a nuestra vida? Solamente en Cristo que es nuestra esperanza; somos salvados en la esperanza. Todo esto nos habla del auténtico sentido de la vida y también nos habla de la Escatología. Nos invita a ver que la posibilidad de una esperanza que va más allá de los confines de este mundo; tiene sus raíces ciertamente en este mundo, pero tiene su plenitud en Dios. La tercera encíclica es “Caritas in veritate” (29 de junio de 2009). Es una encíclica social donde se retoma la enseñanza, muy actual, de “Populorum Progressio” (26 de marzo de 1967) y de allí parte Benedicto XVI para insertarnos en la realidad de nuestro mundo. La auténtica liberación humana, la auténtica realización humana tiene sentido cuando se realiza en una dimensión de fe, de amor y de entrega.


Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

“Nos tocó preparar la ciudad para que la vieran bonita, limpia y ordenada” Ex-Alcalde de León

E

J. Jesús Fuentes

l Ex Alcalde de la ciudad de León, la “Ciudad Papal” durante los días de la visita, Ricardo Sheffield compartió también el impacto que dejó en su vida haber participado en las labores para que se diera de la mejor manera: “Fue un hecho histórico para la ciudad de León, pero también un hito en la vida de un servidor… me tocó, junto con todo mi equipo de trabajo preparar la ciudad para que la vieran limpia, bonita y ordenada, y eso implicó grandes desvelos”. Con ocasión de la visita se hicieron muchas obras públicas pensadas para dar una mejor cara de la ciudad ante el mundo: se concluyó la Plaza Catedral y el edificio destinado para el Instituto de la Cultura, que en ese momento funcionó como sala de prensa, entre otras. Reconoce un impacto profundo en su vida: “En el plano personal, como católico, practicante… que lo soy. El poder tener

un encuentro en esas condiciones con el Papa fue un privilegio. Quizá el momento más alto de mis tres años de gobierno en el plano personal… en el plano general lo que fue el bicentenario… fueron los dos momentos históricos que tuve la oportunidad de vivir y que difícilmente otro alcalde los volverá a vivir”. Ricardo Sheffield atesora con orgullo la medalla que le fue entregada personalmente por parte de S.S. Benedicto XVI cuando le fueron entregadas las llaves de la ciudad y la fotografía conmemorativa que le fue enviada por parte del Vaticano, la cual tiene enmarcada y colgada en la sala de su casa; “Mi hija María, ahora de 18 años, de alguna manera lo vivió, mi hija Jimena ve la foto y más de una vez me ha preguntado y con gusto le he platicado de la visita”. Aun cuando tuvo la oportunidad de ver de cerca a San Juan Pablo II, se nota la emoción de haber compartido estos momentos con el Papa Benedicto y entre risas comenta: “A los otros Papas solo los conocía en estampitas”.

Ex Alcalde de Silao le entregó al Papa las llaves de la ciudad Francisco Ramírez

Juan Roberto Tovar en el año 2012 era el alcalde de la ciudad de Silao, ciudad donde se llevó a cabo la Misa multitudinaria con el Papa Benedicto XVI en el Parque Guanajuato Bicentenario. Antes de que el Papa realizara un recorrido en el Papamóvil por el Parque, Juan Roberto Tovar y su esposa Melanie Murillo, junto con algunos miembros del cabildo entregaron al Pontífice las llaves de la ciudad. Se mandaron hacer dos llaves idénticas. Una de ellas le fue entregada al Papa y la otra se le pidió la bendijera para que se quedara como recuerdo para la ciudad. Actualmente dicha llave se encuentra en uno de los muros de la Parroquia de Santiago Apóstol en Silao. “Fue una oportu-

nidad histórica vivida en nuestra ciudad, no sabemos cuándo volverá a pasar, pero lo que sí es un hecho fueron las bendiciones que dejó el Santo Padre en esta tierra del bajío y de Silao”, señaló el ex-alcalde.

Ecos del Papa

Jessica Muñoz Moreno:

15

“Fue una experiencia enriquecedora en la Fe”

Francisco Ramírez

Jessica es comunicóloga y durante varios años colaboró en la parroquia de Santa Margarita María Alacoque en diversas actividades como el Coro y en la Escuela de Pastoral. Hace 6 años, una semana antes de llegara Benedicto XVI nuestra entrevistada se quedó sin empleo. “Gracias a ello tuve la posibilidad de asistir y participar”, recuerda con una sonrisa. El equipo de Gaudium le invitó a colaborar y realizó una crónica de la llegada del Papa y algunas notas más, entre ellas, una referente a su experiencia en el Parque Guanajuato Bicentenario donde durante toda la noche esperó la llegada del Papa para la Misa. “Fue una experiencia muy enriquecedora, sobre todo en la parte de la fe. El poder escuchar a un Papa que no era como bien visto y como que de pronto en el ámbito juvenil estaban reacios a que viniera él. Fue una experiencia muy bonita y muy

padre el estar en esos lugares y poder escuchar el mensaje que él traía”, señala. Uno de los lugares que le tocaba cubrir era el Colegio Miraflores, lugar donde el Papa pernoctó y ahí fue su experiencia más chusca: “Un día que estábamos esperando afuera del Colegio Miraflores que saliera para saludarlo y sacar una nota alusiva. Y pues no salió. Al siguiente día volvimos a estar ahí presentes y duramos un momento esperando pero al pensar que posiblemente pasaría lo del día anterior, pues decidimos retirarnos. Al llegar al centro de prensa cual fue nuestra sorpresa que se estaba televisando la salida del Papa Benedicto XVI y el mariachi cantándole”, recuerda. Finalmente nos comparte: “El mejor momento que viví sin duda fue la Misa. Me tocó estar en un lugar relativamente muy cercano; ello fue lo que más me motivó además de la algarabía de las personas y el entusiasmo que hubo durante toda la noche”.


16

Los Pasos de Su Santidad

A los pies de la Madre Santísima

Benedicto XVI saluda a la llegada a la Catedral

E

J. Jesús Fuentes

l más significativo monumento que la fe leonesa tiene dispuesto para la Madre Santísima de la Luz es la Catedral Basílica. Lienzo en el que los obispos que han presidido la Arquidiócesis han dejado plasmada su catequesis a través de los símbolos que se atesoran en sus muros y columnas. Al ser la sede del Obispo leonés, se propuso realizar allí el rezo de las Vísperas solemnes, que resultaron ser el último evento religioso de la visita papal el 25 de marzo de 2012. En los meses previos a la visita papal, el recinto fue remozado y preparado para el acontecimiento.

Al paso del Papa por la nave central la memoria olvidada de los prelados que han regido esta iglesia particular hizo sentir su eco centenario y dio ocasión de que nuevamente se recordaran sus nombres: Los Papas Pío IX, quien erigió la diócesis y Benedicto XV, quien le dio nombramiento de Basílica al recinto. El primer obispo Señor Sollano, quien mandó concluir el edificio y está sepultado en el umbral. Don Leopoldo Ruiz y Flores, a quien se debe la coronación pontificia; el insigne benefactor Tomás Barón y Morales, Apóstol de la caridad y rescatador del edificio; el santo y sabio Valverde Téllez, constructor del monumento a Cristo Rey, en cuya capilla hizo oración y se revistió para las víspera el Papa Benedicto. A la memoria de tales fi-

Una visita inolvidable

Constantemente lo recordamos por estos simbolos J. Jesús Fuentes

El Cabildo de Catedral, el grupo de sacerdotes al que le corresponde se-

gún las normas de la iglesia celebrar las funciones litúrgicas más solemnes, preparó con sumo cuidado las vísperas solemnes que presidió Su Santidad

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

guras se agregó a partir de esta visita el paso breve, pero significativo del Papa Benedicto, sustancial por el mensaje dirigido a los obispos mexicanos en su homilía de esta ocasión.

Papa Benedicto XVI celebrando las vísperas en la Catedral de León

Papa en el interio de la Catedral

acompañado de los obispos de México y América Latina. El Padre Carlos Muñoz, actual Rector de Catedral y miembro del cabildo explica con emoción evidente su impresión: “Recuerdo con mucho gusto esta experiencia de la visita de un Papa a nuestra ciudad. Siempre habíamos tenido el deseo de recibir al Papa Juan Pablo II, siempre nos había resultado un gran deseo que viniera... pero fue un gran gozo saber que venía a nuestra diócesis un Papa teólogo… fue una gran experiencia recibirlo en Catedral. Al Cabildo catedralicio le tocó recibirlo. Fue una experiencia muy bonita porque nos tocó darle el abrazo de bienvenida… yo lo noté en su rostro muy contento”. Al dirigirse principalmente a los pre-

lados, recuerda estas palabras: “habló sobre la inclusión de los laicos en la iglesia y cómo es importante que los acompañemos en su formación, que les proporcionemos lo que necesitan para su función laical.” Personalmente comenta el impacto que le dejó este contacto cercano: “Tener aquí con nosotros a la máxima autoridad de la iglesia. Yo sentí este afecto muy grande… no sabes qué hacer, saludas, sonríes un poco… te quedas sin palabras. No quieres dejar de verlo. Fue un momento tan fugaz… pero que se te quedó en el corazón. Verlo durante la celebración, no podías creerlo. Fueron momentos de estar disfrutando. Cuando menos acordamos ya se había terminado”.


Los Pasos de Su Santidad

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

Desde la acera

17

Asomados a la ventana del mundo

L

J. Jesús Fuentes

a visita del Papa se vivió de manera masiva desde las aceras de la ciudad, se estima que durante los 3 días de la visita por lo menos un millón de personas salieron a las calles para vivir, aunque fuera de manera fugaz el ambiente de fiesta imperante. La Plaza llamada “Benedicto XVI”, y las calles cercanas a la Catedral se niegan a olvidar el ambiente de expectación que por unos días inundó la ciudad, aun cuando solo por breves momentos el Papa permaneció en la casa de Nuestra Madre Santísima de la Luz. Incluso en algunas vitrinas de los negocios aledaños todavía se conservan etiquetas y posters que rebeldemente se niegan a desaparecer. En ese espacio funcionó durante los 3

días de la visita la Sala de Prensa, y no era raro pasar y ver a los periodistas de todos los medios transmitiendo desde la acera sus análisis, reportes y entrevistas. Aquí las figuras del periodismo mexicano repartieron autógrafos, saludos y prodigaron sonrisas a quienes, después de despedirse el Papa, dirigieron su atención a las figuras mediáticas que por esos días inundaron la ciudad. Valentina Alazraki, López Dóriga, Javier Alarcón fueron parte de las 150 figuras internacionales de medios y los más de 2000 periodistas y personal de producción que se hicieron presentes para llevar la imagen y mensaje del Papa desde las tierras del Bajío guanajuatense. Desde la acera, José Guadalupe Gasca, vendedor en el puesto de tamales que inició su madre hace 70 años en la esquina de Hidalgo y Pedro Moreno

Museo de Arte Sacro J. Jesús Fuentes

El esmero y la dedicación con que artesanos mexicanos se aplicaron para el mejor lucimiento de la visita papal quedan para la posteridad en las dos salas nombradas en honor a S.S. Benedicto XVI en el Museo de Arte Sacro. En la primera sala se conservan los muebles usados en la visita a la Catedral Basílica, así como el solideo que le entregó al entonces Rector de la Catedral y la firma autógrafa del Papa Benedicto en el libro de visitas de la Catedral.

La segunda sala está dedicada al resguardo del altar y los objetos litúrgicos que se emplearon en la misa del Parque Guanajuato Bicentenario. Sobre todo llama la atención el uso de las técnicas. Cabe destacar que la mayoría de los objetos utilizados fueron donados por los artesanos que los elaboraron, movidos por una profunda fe y por un amor sincero a la figura del Vicario de Cristo, y ahora permanecen en exhibición como testimonio de la habilidad y la expresión del arte popular mexicano.

Papamovil por la Catedral de León

comenta: “Fue una belleza, una preciosidad, fue un privilegio que haya venido a León. No me afectó, la visita de tanta gente, ellos tenían sus vallas,

necesitaban su espacio. En lo personal tuve una emoción bonita, porque vino su Santidad… el Santo Padre” recuerda con emoción.


18

Familia

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

El Matrimonio cristiano es un símbolo magnifico

de Cristo y la Iglesia “Deus caritas est” (25/Dic/2005)

Pbro. Rubén Porras Penilla

La fe, que hace tomar conciencia del amor de Dios revelado en el corazón traspasado de Jesús en la cruz, suscita a su vez el amor. El amor es una luz – en el fondo la única – que ilumina constantemente a un mundo oscuro y nos da la fuerza para vivir y actuar. El amor es posible, y nosotros podemos ponerlo en práctica porque hemos sido creados a imagen de Dios. Vivir el amor y, así, llevar la luz de Dios al mundo”(DCE 39). Estas palabras de Benedicto XVI, casi en la conclusión de su Encíclica nos hablan de la revelación del amor de Dios como la luz definitiva que ilumina la vida del hombre. Esa luz brilla en nosotros mismos cuando nos dejamos alcanzar y transformar por el amor de Dios: “brille así su luz delante de los hombres, para que vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre que está en los cielos” (Mt 5,16). Por tanto, la luz de Dios puede brillar en nuestra vida, nuestro amor no es opaco al amor de Dios, el amor humano puede expresar adecuadamente el misterio del amor de Dios. “Cristo, el Esposo, muerto en la Cruz, es la revelación en el amor humano del amor divino del Redentor”(cfr. Juan Pablo II, Redemptionis donum, 3). El misterio esponsal de Cristo y la Iglesia – al que nos referimos como misterio nupcial – es la revelación perfecta del amor divino y la luz definitiva que ilumina el amor humano (La analogía es el principio hermenéutico que hace posible la articulación del misterio nupcial. Cfr. A. SCOLA, Hombre-mujer. El misterio nupcial, Encuentro, Madrid 2001, 301-306). Partimos de uno de los principios fundamentales de la teología de la creación: el ser humano ha sido creado a imagen y semejanza de Dios como varón y mujer (Gn 1,27). Así nos lo recordaba el Papa Benedicto XVI en Valencia, citando a su predecesor, “el hombre se ha convertido en ‘imagen y semejanza’ de Dios, no sólo a través de la propia humanidad, sino también a través de la comunión de las personas

que el varón y la mujer forman desde el principio. Se convierten en imagen de Dios, no tanto en el momento de la soledad, cuanto en el momento de la comunión”(8 de julio de 2006). Ahora bien, esta comunión del varón y la mujer, a imagen y semejanza de la comunión intratrinitaria de amor, se hace visible cuando el varón se une a la mujer y se hacen una sola carne (Gn 2,24). En el contexto del misterio del principio (cfr. Ef 5,32), la visibilidad del cuerpo hace presente lo espiritual, y la comunión corporal del varón y la mujer, hacen visible la comunión de Dios y el hombre. Así lo ensenó el Papa Juan Pablo II en sus Catequesis de los miércoles. “En esta dimensión, se constituye un sacramento primordial, entendido como signo que transmite eficazmente en el mundo visible el misterio escondido en Dios desde la eternidad... En efecto, el cuerpo, y sólo él, es capaz de hacer visible lo que es invisible: lo espiritual y lo divino. El cuerpo ha sido creado para transferir a la realidad visible del mundo el misterio escondido desde la eternidad en Dios, y ser así su signo”(Cat. 19,3-4). Es decir, el cuerpo humano hace visi-

ble, en el orden de la creación, lo espiritual y lo divino, que es invisible. El cuerpo, en su dimensión visible, es signo (“sacramento”) de esta elección del hombre en Cristo. Pero además, el cuerpo es un “sacramento” eficaz, pues no sólo significa la santidad a que el hombre está llamado, sino que creado en justicia y santidad originarias, el hombre es verdaderamente, “desde el principio”, sujeto de santidad (cfr. Cat. 97,6). Y si el sacramento es signo eficaz de gracia, en el paraíso la unión del varón y la mujer, creados en santidad originaria contenía realmente la santidad que significaba, la comunión con Dios (cfr. Rev. Anthropotes, 205). Por eso, nos dice el papa Juan Pablo II, “la santidad conferida al hombre originariamente por parte del Creador pertenece a la realidad del ‘sacramento de la creación’. Las palabras del Génesis 2,24 “el hombre... se unirá a su mujer y serán dos en una sola carne”, pronunciadas teniendo como fondo esta realidad originaria en sentido teológico, constituyen el matrimonio como parte integrante y, en cierto sentido, central del ‘sacramento de la creación’. “Constituyen – o quizá mejor,

confirman sencillamente – el carácter de su origen. Según estas palabras el matrimonio es sacramento en cuanto parte integral y, diría, punto central del ‘sacramento de la creación’. En este sentido es sacramento primordial” (Cat. 97,6). De este modo, queda definido el concepto de sacramento primordial. La unión del varón y la mujer en una sola carne hace visible la comunión de personas. Se da así razón de la soledad originaria del hombre, de su unidad dual, y se realiza en el cuerpo la vocación fundamental e innata del hombre desde el principio: el amor y la comunión. “Dios ha creado al hombre a su imagen y semejanza, llamándolo a la existencia por amor, lo ha llamado al mismo tiempo al amor. Dios es amor y vive en sí mismo un misterio de comunión personal de amor. Creándola a su imagen y conservándola continuamente en el ser, Dios inscribe en la humanidad del hombre y de la mujer la vocación y consiguientemente la capacidad y la responsabilidad del amor y de la comunión. El amor es por tanto la vocación fundamental e innata de todo ser humano” (FC, 11).


Criterio

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

LA FUERZA Y FORTALEZA DE BENEDICTO XVI René Mondragón

E

EL ANUNCIO l dos de enero del 2012, toda la población de León, en el Estado mexicano de Guanajuato, rompió todos los paradigmas de tranquilidad y mesura, para dar paso a una verdadera explosión de entusiasmo, alegría y cristiana felicidad. La nota era directa (https://www.univision.com/noticias/noticias-de-latinoamerica) el Papa Benedicto XVI visitaría la bien llamada capital mundial del calzado, a pesar de sus homólogos en la Toscana. El reportero escribiría: “El Santo Padre llegará proveniente de la ciduad(sic) de Roma al aeropuerto de León, estado de Guanajuato, la tarde del 23 de marzo de 2012, en donde será recibido personalmente por el presidente de México, Felipe Calderón”, dijo en rueda de prensa el secretario general de la Conferencia, Víctor René Rodríguez. EXPECTATIVAS Como siempre, la “comentocracia” y los “opinólogos” escudriñaban entre brebajes y alquimias políticas, el significado de la visita del Pontífice. Las interpretaciones fueron de lo más diverso: Para algunos, era “la mejor prueba” de que el Papa Ratzinger vendría a apoyar a la extrema derecha mexicana, pues, finalmente, en su juventud a Joseph se le vinculaba con los nazis. Para otros, la visita del Papa alemán ahondaría “la fractura” y “el cisma” de la iglesia católica, con los pensadores marxistas descafeinados y rociados con agua bendita. De aquellos que pensando como

Carlos Marx, quisieran vivir como Carlos Slim. De esos tales, se rasgaron las vestiduras: ¡La Iglesia se volvería cada vez más radical, intolerante y dogmática! Los comentarios de Bernardo Barranco y del ex cura Athié resultaban desgarradores. Los menos, planteaban la visita del sucesor de Pedro, como el benchmarking con san Juan Pablo II. Para esos, el papa Wojtila era el pontífice que “llenaba estadios, pero vació las Iglesias”. Benedicto, que durante mucho tiempo presidió la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, dejaría de ser “tan popular” y “más apegado al magisterio”. Para muchos más, la visita de Benedicto XVI traía consigo un enorme regalo de Dios para la Iglesia en México. De inicio, porque visitar la Montaña del Cubilete, con el profundo e intenso significado que tiene para los mexicanos el grito de ¡Viva Cristo Rey!, parecía espléndido. EL CONTRASTE Las continuas menciones de los mensajes, textos, alocuciones y encíclicas de Juan Pablo II, evidenciaron para todos, que no sólo había unidad en la doctrina y lo sustantivo, sino que, además, el sendero de Pedro era el mismo. Los millones de mexicanos que –literalmente detuvieron la marcha del país durante su visita- volvieron mexicano a Joseph Ratzinger. Igual que en otras visitas del Papa, a Benedicto XVI lo desvelaron las serenatas y lo “desmañanaron” las “mañanitas”, interpretadas por todos aquellos que querían que Benedicto se llevara en el corazón, un poco de su canto…de nuestro canto y de esa música tan nuestra.

A pesar de los esfuerzos de algunos tíos que comen curas al mojo de ajo, invitando a la gente a que no asistiera a los eventos con el Papa, porque los niños corrían graves riesgos…a los mexicanos –a esos que sienten la Fe cocida en la piel- les importó un soberano pepino. Los mexicanos demostraron que se puede ser ordenado y participar con enorme alegría cuando les une un ideal superior y una causa trascendente, más allá…mucho más lejos que las tragedias, los tsunamis y los sismos. Los primeros datos duros empezaron a viralizarse: Benedicto superaba ya varios millones de contactos en su página de Face Book. Esto dio pauta para que surgiera en todo lo alto la creatividad y el talento nacional. La frase no dejó lugar a dudas: “¡Benedicto XVI…agrégame a tu Face!” La tan cacareada seriedad del Pontífice se derrumbó ante los ojos de aquellos que lo sentíamos cerca. Un alarido resonó por todos los rincones de México, cuan-

19

do –con especial gallardía, a pesar de su edad- Benedicto XVI portó un sombrero de charro. APUNTE DEL ESCRIBANO Una fotografía publicada en un diario local de la ciudad de León, Guanajuato, sirvió como colofón para esta entrega. La pequeña María Inés Ramírez, a sus cinco años de edad, miraba extasiada el rostro del Papa a las afueras del Colegio Miraflores. Cuando Benedicto XVI la vio, le correspondió con una sonrisa y le acarició la mejilla. Esa toma es algo tan providencial como profético. Nuestro pueblo se sintió representado por esa pequeña… y en ella, todos compartimos el recuerdo de Benedicto. A unos años de aquellos momentos, el escribano cree prudente hacer suyas las palabras del Salmista: ¡Qué grande es Dios, estemos alegres!, porque seguimos siendo la fuerza y la fortaleza del Papa emérito.


20

S

Criterio

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

LA VISITA DESDE LA PERSPECTIVA POLÍTICA

Francisco Meza Estrada

e cumplen cinco años de la visita del Papa Benedicto XVI a nuestro país y desde la perspectiva política también hay cosas que subrayar porque las relaciones diplomáticas, el tema político y sus implicaciones se deben cuidar o atender. Justamente con la visita del Papa se cumplían 20 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Estado Mexicano y el Estado del Vaticano. Fue en 1992 cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari impulsó una reforma en esta materia, que como señala Bernardo Barranco: “Quedaban atrás las disputas y alejamientos con la Santa Sede que se remontaban al siglo XIX”. Posteriormente veríamos una relación muy estrecha entre presidentes y papas. Las relaciones diplomáticas se fortalecieron para que a través de los años fuera posible un reconocimiento y respeto mutuo. Como consecuencia de este acercamiento, todos los recientes papas han visitado nuestro país y los mexicanos han participado en diferentes actividades en el Vaticano. El Papa Benedicto XVI visitó estas tierras del Bajío mexicano los días del 23 al 26 de marzo de 2012 durante el gobierno del presidente Calderón quien al recibirlo manifestó: “Bienvenido a México, Su Santidad. Es una gran alegría recibirlo en esta tierra mexicana. La presencia de su Santidad entre nosotros adquiere un significado enorme en horas aciagas, en momentos en que

nuestra Patria atraviesa por situaciones difíciles y decisivas”. Claramente hace notar que el país atraviesa por problemas particulares; aunque no los llama por su nombre, evidentemente se refiere a los problemas de violencia e inseguridad que desafortunadamente prevalecen y se han extendido hasta la actualidad. Por su parte, el Papa Benedicto XVI básicamente se presentó como un hombre de Iglesia con un discurso amable pero muy agudo intelectualmente: “Vengo como peregrino de la fe, de la esperanza y de la caridad. Deseo confirmar en la fe a los creyentes en Cristo, afianzarlos en ella y animarlos a revitalizar con la escucha de la Palabra de Dios, los sacramentos y la coherencia de vida. Así podrán compartirla con los demás, como misioneros entre sus hermanos, y ser fermento en la sociedad, contribuyendo a una convivencia respetuosa y pacífica, basada en la inigualable dignidad de toda persona humana, creada por Dios, que ningún poder tiene derecho a olvidar o despreciar. Esta dignidad se expresa de manera inminente en el derecho fundamental de la libertad religiosa, en su genuino sentido y en su plena integridad”. Ciertamente es una cita larga pero resume a la perfección la visita del Pontífice. Durante su visita saludó a las diferentes autoridades de los distintos órdenes de gobierno y tuvo un encuentro privado con el Presidente de la República en Guanajuato capital. Otro aspecto que llamó la atención durante su estancia fue que en la Eucaristía multitudinaria en Silao asistieron los enton-

ces candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto, Gabriel Quadri y Josefina Vázquez Mota. Las lecturas previas fueron críticas sobre la vista del Papa y el periodo electoral pero posteriormente no hubo cosas que lamentar para beneficio del Vaticano y para los propios candidatos. De acuerdo con Luis Antonio Balderas, el Papa Benedicto XVI reconocido por su capacidad intelectual, su cultura teológica y la amenidad de su discurso difícilmente entra en polémicas estériles. En este sentido, podrán existir cuestionamientos alrededor de la visita pero no hubo de parte del Pontífice algún gesto o pronunciamiento que la clase política, los analistas o la sociedad en general pudieran reprochar o señalar como poco afortunado. No es una cosa menor si consideramos la susceptibilidad que existe en nuestro país sobre la

relaciones del Estado y la Iglesia. A pesar de ello, en nuestro país las visitas papales se han vuelto muy mediáticas y abordan temáticas, la mayor parte de las veces, de manera muy superficial y la visita del Papa en el 2012 no fue la excepción. Existió una amplia cobertura donde se abordaron muchos temas a favor y también en contra pero existió la libertad para hacerlo. A un lustro de la visita del Papa Benedicto XVI y más allá de las relaciones diplomáticas que son positivas hasta el momento, podríamos retomar varias reflexiones para que los católicos, superando los cuestionamientos políticos, podamos contribuir en la construcción de un México más justo y más solidario porque vaya que lo necesitamos. En ese sentido, esperamos que esta edición especial nos ayude a eso, gracias.


Notas

Edición Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

Vaticano desmiente que Benedicto XVI tenga una enfermedad paralizante La Sala de Prensa de la Santa Sede desmintió el 15 de marzo que el Papa Emérito Benedicto XVI tenga una “enfermedad paralizante o degenerativa”, tal como publicó un medio alemán. “Las presuntas noticias de una enfermedad paralizante o degenerativa son falsas. Dentro de dos meses Benedicto XVI cumple 91 años y, como él mismo ha dicho recientemente, siente el peso de los años, como es normal a esta edad”, informó el Vaticano este 15 de febrero. Los rumores partieron del medio alemán Neue Post, según declaraciones atribuidas al hermano de Benedicto XVI, Georg Ratzinger. Luego esta noticia fue recogida por la prensa internacional. Como se recuerda, el 7 de febrero Benedicto XVI envió una emotiva carta al director del periódico italiano Il Corriere della Sera para agradecer la inquietud de los lectores que preguntan por su salud. “Me ha conmovido que tantos lectores de su periódico desean saber cómo estoy transcurriendo este último periodo de mi vida. Solo puedo decir al respecto que, en la lenta disminución de mis fuerzas físicas, interiormente

estoy en peregrinación hacia Casa”, escribió.

21

La renuncia de Benedicto XVI “fue un gesto grandioso” de amor a la Iglesia

Monseñor Alfred Xuereb, Secretario General de la Secretaría para la Economía y Segundo Secretario de Benedicto XVI durante 5 años, aseguró que la renuncia del Papa Emérito “fue un gesto grandioso” de amor a la Iglesia que “todavía algunos deben comprender mejor”. En declaraciones concedidas a Vatican News con motivo del 5 aniversario de la renuncia pontificia, que se cumplió el 11 de febrero, Mons. Xuereb explicó las circunstancias en que se produjeron aquel “gesto sorprendente”. El Papa “comprendió, especialmente durante el vuelo a México, que ya no estaba capacitado para hacer largos viajes. Y poco después iba a llegar la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil, y por lo tanto se dio cuenta de que ya no podía viajar más, hacer todos esos esfuerzos”. Benedicto XVI “hizo un gesto heroico, en mi opinión, porque pensaba sobre todo en la Iglesia, en el amor por la Iglesia, que era mucho más grande que el amor por sí mismo”.

Vaticano publica carta completa de Benedicto XVI sobre “La teología de Francisco” La Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede publicó la carta completa de Benedicto XVI sobre la colección “La teología del Papa Francisco”, luego de la polémica por una “presunta manipulación” fotográfica que, tal como señaló un medio internacional, “alteró significativamente el significado de las citas” del Papa Emérito. Como se recuerda, el 12 de marzo fue

presentada la colección “La Teología del Papa Francisco”´. Para ello, la Secretaría para la Comunicación difundió una nota de prensa que anunciaba una “carta personal de Benedicto XVI sobre su continuidad con el pontificado del Papa Francisco”, con una foto que mostraba una pila de libros sobre la segunda hoja de la misiva, dejando a la vista solamente la firma del Papa Emérito.


22

Para Pensar

Ediciรณn Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018


Ediciรณn Especial - Semana del 22 al 28 de marzo del 2018

infantil

23


Profile for Gaudium

Gaudium 710  

Él es el Papa Benedicto XVI, quien nos robó el corazón. Edición especial.

Gaudium 710  

Él es el Papa Benedicto XVI, quien nos robó el corazón. Edición especial.

Profile for gaudium8
Advertisement