Issuu on Google+

ODUCTOS S PR

SA PON BLES ES

IALMENTE R OC

100%

PAPEL RECICLADO

Una publicación de Gatos Gemelos Comunicación • Número 26 • $15.000 • ISSN 2011-1894

RESPONSABILIDADSOSTENIBILIDAD

Tema central:

FilantropĂ­a

Su validez en los tiempos de hoy

Tras la pista:

Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) Funcionamiento y perspectiva de estos proyectos en el paĂ­s ,661 

,



6



  

BSRUWDGDLQGG

TELETĂ“N Colombia:

SinĂłnimo de solidaridad y unidad nacional

Carlos PinzĂłn / Rafael Stand NiĂąo En el corazĂłn de la nueva TeletĂłn 


Direcciรณn editorial y generaciรณn de contenidos Servicios editoriales integrales, desde la concepciรณn, investigaciรณn, redacciรณn, correcciรณn y ediciรณn de contenidos hasta la asesorรญa y la gestiรณn para la publicaciรณn.

Proyectos especiales Producimos libros de lujo en gran formato, agendas personalizadas, informes corporativos, entre otros.

Nos encanta atender a nuestros clientes y desplegar toda nuestra creatividad y servicios para lograr que las ideas y los proyectos se hagan realidad.

B3$87$*$726LQGG




DiseĂąo grĂĄďŹ co Nuestro equipo creativo genera piezas de comunicaciĂłn innovadoras, alineadas con la ďŹ losofĂ­a y la calidad esperadas por cada uno de nuestros clientes.

Eventos y logĂ­stica ODUCTOS S PR

IALMENTE R OC

SA PON BLES ES

Brindamos soluciones a las necesidades de las empresas en materia de organizaciĂłn de eventos, foros, seminarios, entre otros, desde la necesidad y concepto, hasta la organizaciĂłn, montaje y ejecuciĂłn del evento.

100%

PAPEL RECICLADO

Carrera 7B No. 108A-90 PBX: +1 637 0010 BogotĂĄ, Colombia ventas@gatosgemelos.com www.gatosgemelos.com

B3$87$*$726LQGG




CONSEJO ASESOR EDITORIAL Felipe Arango | Claudia Cårdenas | Luis G. Gallo Juan Carlos Hernåndez | Luis Felipe Jaramillo | Javier Jaramillo John Karakatsianis | Santiago Madriùån | Víctor Hugo Malagón Rafael Mateus| Pedro Medina | Hernån MÊndez Bages Alexandra Ospina | Dante Pesce | Erick H. Pichot R. Luis Ernesto Salinas| Rafael Stand | María Alexandra VÊlez Marta Elena Villegas | Beatriz White | Gustavo Yepes

Entrevista RS:

12

“TeletĂłn cambia la realidad y hace visible una circunstancia especialâ€? Rafael Stand NiĂąo, presidente de la FundaciĂłn TeletĂłn Colombia, ofrece la perspectiva de la nueva TeletĂłn Colombia alrededor de la construcciĂłn de la unidad nacional en torno a valores, se reďŹ ere a los cambios en el formato, al destino de los recursos y a cĂłmo TeletĂłn supera los modelos ďŹ lantrĂłpicos y de asistencialismo.

DIRECTORA

Irene Bello GonzĂĄlez irene.bello@rsrevista.com

DIRECCIĂ“N DE ARTE

Camilo A. Parra P. camilo.parra@gatosgemelos.com

COORDINACIĂ“N EDITORIAL

Guillermo Camacho Cabrera guillermo.camacho-cabrera@rsrevista.com Danny Arteaga CastrillĂłn danny.arteaga@rsrevista.com

REDACCIĂ“N

Ivonne Guerrero Ardila Marian Romero GarcĂ­a Yuliana Ă lvarez Giraldo Paola PĂŠrez DĂ­az

COORDINADORA DE DISEĂ‘O

Patricia Castro M. patricia.castro@gatosgemelos.com

DISEĂ‘ADORES Diego Alejandro RamĂ­rez Perea Dayra Catalina MunĂŠvar Naranjo John Alexander Corredor Nivia

FOTOGRAFĂ?A

Juan Alonso CastaĂąeda Rozo

CORRECTOR DE ESTILO Nelson Rojas

GERENTE GENERAL

Erick H. Pichot R. erick.pichot@gatosgemelos.com

DIRECTOR DE PRODUCCIĂ“N

Alejandro BolĂ­var alejandro.bolivar@gatosgemelos.com

OpiniĂłn:

50

DIRECTOR ADMINISTRATIVO Y FINANCIERO Javier Pineda Mahecha javier@gatosgemelos.com

Carlos PinzĂłn y Rafael Stand, en el corazĂłn de la nueva TeletĂłn

DIRECTORA DE MERCADEO

El efecto PigmaliĂłn y Colombia Pedro Medina expone cĂłmo, a partir de modelos positivos inspiradores, el efecto PigmaliĂłn funciona para lo positivo, mĂĄs allĂĄ de los “cuentosâ€? que nos han hecho creer de Colombia.

MarĂ­a Patricia Ospina patricia.ospina@rsrevista.com

DIRECTORA DE ASUNTOS CORPORATIVOS Amelia Pretelt de la Vega amelia.pretelt@rsrevista.com

ASISTENTES

Stella Sanabria | Camilo Morales Lucero GutiĂŠrrez | Yury GutiĂŠrrez Carlos Pomar

SECCIONES

SUSCRIPCIONES

Ă ngela MarĂ­a Barrera PBX: (1) 6370010 Ext. 121 suscripciones@rsrevista.com

8 Editorial

62 Ecosistema emprendedor

INFORMACIĂ“N

10 Tras la pista

66 Reciclar tiene valor

IMPRESIĂ“N

46 InversiĂłn social de alto impacto

68 Publicaciones

info@rsrevista.com

Gatos Gemelos ComunicaciĂłn

ESTA REVISTA SE IMPRIME EN PAPEL RECICLADO Una publicaciĂłn de Gatos Gemelos ComunicaciĂłn Carrera 7B No. 108A-90 / PBX: 637 0010 www.gatosgemelos.com / BogotĂĄ, D.C. Colombia

RS NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES

48 Academia

70 Actividades RS 74 Pocas palabras

54 Ética empresarial 56 Consumo de madera, una decisión responsable

EXPRESADAS POR LOS AUTORES DE LOS ARTĂ?CULOS

www.rsrevista.com BB&RQWHQLGRLQGG




Tema Central: Entrevistas RS:

16

42

“El hombre nace con el deseo de ayudar a otro ser humano�

20

Carlos PinzĂłn, director y presentador de la primera TeletĂłn en Colombia, destaca cĂłmo la solidaridad estĂĄ presente en la vida de todos los colombianos. A sus 83 aĂąos de edad habla de TeletĂłn, de la ďŹ lantropĂ­a y de sĂ­ mismo.

PALABRAS EXPERTAS ÂżAl ďŹ n tendremos Ley de responsabilidad social? “El asunto es de gran importancia y merece discutirse, lejos de ser un tabĂş o rechazarlo, por principio, sobre la base de que la RSE es de carĂĄcter voluntario, no obligatorio, o porque permitirĂ­a a los polĂ­ticos de turno cometer mĂĄs abusos, con fines electoralesâ€?, plantea Jorge Emilio Sierra en su columna.

FilantropĂ­a Dos religiosos de ascendencia en AmĂŠrica Latina y en Colombia muestran las fortalezas del quehacer ďŹ lantrĂłpico de las empresas y de quienes las conforman. ÂżSe contraponen la ďŹ lantropĂ­a con la responsabilidad social estratĂŠgica?

CASOS EMPRESARIALES 32 Syngenta Alianza perfecta entre producciĂłn agrĂ­cola, medio ambiente y comunidad.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BB&RQWHQLGRLQGG

5




Colaboradores

Jorge Emilio Sierra

Pedro Medina

Javier MartĂ­n Cavanna

Director Ejecutivo del Instituto Latinoamericano de Liderazgo y Asesor de la DirecciĂłn Ejecutiva en la AsociaciĂłn Colombiana de Universidades (ASCUN). Periodista, Licenciado en FilosofĂ­a y Letras, Magister en EconomĂ­a y Magister en Ciencias PolĂ­ticas. Es Doctor Honoris Causa de la Universidad de BolĂ­var. Tres veces ganador del Premio de Periodismo EconĂłmico. Ex Director del Diario La RepĂşblica.

Presidente de la FundaciĂłn “Yo creo en Colombiaâ€?, empresario social, consultor y educador. Fundador de McDonald’s en Colombia. EstudiĂł Relaciones Internacionales, EconomĂ­a e Historia en la Universidad de Virginia. Es MBA de la misma universidad y licenciado en Hamberguerology de la Universidad de la Hamburguesa en Chicago. Profesor en las universidades de Los Andes, del Rosario y CESA. Becario de Harvard y miembro del Consejo Asesor Editorial de RS Revista.

Presidente de la FundaciĂłn Compromiso Empresarial y Director de la revista CE, Compromiso Empresarial. Profesor asociado de la Escuela de Negocios del Instituto Empresa. Fue Director General de la FundaciĂłn Codespa y Director de Desarrollo Corporativo del IESE Business School, de la Universidad de Navarra. Ha trabajado en proyectos sobre microďŹ nanzas, desarrollo rural y generaciĂłn de ingresos, en mĂĄs de 50 paĂ­ses de Ă frica, Asia y AmĂŠrica Latina. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra.

Personajes Rafael Stand NiĂąo Presidente de la FundaciĂłn TeletĂłn Colombia. Abogado de la Universidad de Los Andes, Especialista en Derecho Comercial en la Universidad Javeriana, egresado del Programa de Alta DirecciĂłn Empresarial (PADE), la Escuela de DirecciĂłn y Negocios de la Universidad de La Sabana (Inalde) y Magister en DirecciĂłn Universitaria “MDUâ€? en la Universidad de los Andes. CatedrĂĄtico de las Universidades La Sabana, Los Andes y PontiďŹ cia Javeriana, durante mĂĄs de 15 aĂąos. Condecorado por el Gobierno Nacional con la Orden del MĂŠrito Militar “General JosĂŠ MarĂ­a CĂłrdovaâ€? en la categorĂ­a de Comendador, “por los destacados servicios prestados a Colombia y el decidido apoyo brindado al EjĂŠrcito Nacionalâ€?.

Diego Jaramillo Cuartaso Presidente de la OrganizaciĂłn El Minuto de Dios y de las Emisoras Minuto de Dios. Sacerdote de la congregaciĂłn de JesĂşs y MarĂ­a (Eudistas). Fue partĂ­cipe en la creaciĂłn de Lumen 2000 Internacional y ha sido director de Lumen 2000 AmĂŠrica Latina y de Lumen 2000 Colombia. Fue coordinador de la RenovaciĂłn CatĂłlica CarismĂĄtica (RCC) en Colombia y presidente del Consejo Internacional de la RCC desde el aĂąo 1987 hasta 1990. Ha sido profesor de TeologĂ­a, rector del Seminario Mayor de los Eudistas de BogotĂĄ, Asistente General de su CongregaciĂłn y Superior Provincial de la misma, en Colombia. Licenciado en TeologĂ­a, de la Universidad Javeriana en BogotĂĄ y en TeologĂ­a Pastoral, del Instituto CatĂłlico de ParĂ­s.

Carlos PinzĂłn Director y presentador de la primera TeletĂłn en Colombia y la segunda en AmĂŠrica Latina. Pionero de la radio y la televisiĂłn colombianas. Fundador y director de famosos programas como Domingos Circulares y el Club de la TelevisiĂłn. Promotor de grandes causas sociales en Colombia, como la Marcha de la moneda y el C-100, entre otras, alrededor de las cuales movilizaba a los colombianos en beneďŹ cio de los mĂĄs necesitados. Como ďŹ lĂĄntropo apoyĂł la creaciĂłn de la Casa de la Cultura en ZipacĂłn Cundinamarca, su tierra natal, y fundĂł el Museo del disco en la misma poblaciĂłn.

Benito Baranda Director Nacional Social de la organizaciĂłn chilena Hogar de Cristo y Presidente de la organizaciĂłn internacional AmĂŠrica Solidaria. PsicĂłlogo y jesuita, Benito Baranda es reconocido en Chile y en AmĂŠrica Latina como uno de los principales dinamizadores de las acciones solidarias y de ayuda alrededor de los pobres. Su carisma le ha permitido vincular a jĂłvenes estudiantes en iniciativas sociales, que a travĂŠs del trabajo voluntario permiten desarrollar habilidades y capacidades de doble vĂ­a en las comunidades y en los miembros de su voluntariado.

Víctor Hugo Malagón Secretario General de la Fundación Carolina en Colombia. Economista de la Universidad del Rosario, Especialista en Integración en el Sistema Internacional de la Universidad Javeriana y Måster en Acción Política y Participación Ciudadana y MBA – Liderazgo EstratÊgico en Espaùa. Becario del Programa InteramÊrica de la Organización Universitaria Interamericana en Canadå. Recientemente becado por la Organización Ardila Lßlle. Columnista del diario El Nuevo Siglo. Miembro del Consejo Asesor Editorial de la Revista RS.

6

BFRODERUDGRUHVLQGG

RS | Responsabilidad Sostenibilidad




Aviso SPSM Nov-2010 Martes, 09 de Noviembre de 2010 06:14:45 PM


EditorialRS

IRENE BELLO GONZĂ LEZ

La ďŹ lantropĂ­a y la RS

P

ara quienes trabajamos en los temas de la sostenibilidad y la responsabilidad social, es un asunto muy cercano el de la ďŹ lantropĂ­a, que en su deďŹ niciĂłn mĂĄs amplia se entiende como “amor al gĂŠnero humanoâ€?1 y, por supuesto, acompaĂąado de las personas que la ejercen, es decir, los ďŹ lĂĄntropos, aquellas “personas que se distinguen por el amor a sus semejantes y por sus obras en bien de la comunidadâ€?2 . Es evidente la cercanĂ­a de los temas cuando el ďŹ n Ăşltimo para muchos es contribuir a la superaciĂłn de las condiciones globales de inequidad y pobreza, con una mirada a mediano y largo plazo. Con sorpresa, en dĂ­as pasados, recibĂ­ el comentario de algunas personas que ponĂ­an en extremos opuestos la ďŹ lantropĂ­a y el ejercicio

empresarial de la RS; me causĂł especial interĂŠs escuchar que cuando se ejerce la “caridadâ€?, se lesionan los derechos humanos. Son 30 los artĂ­culos que la asamblea general de las Naciones Unidas proclama en la DeclaraciĂłn Universal de Derechos Humanos; solo por detenerme en un punto, quiero citar el artĂ­culo 1: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como estĂĄn de razĂłn y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otrosâ€?. De nuevo es fundamental, entonces, el valor de la fraternidad y la ayuda mutua; este ha de ser el “cristalâ€? a travĂŠs del cual se mire la realidad, cuando lo que nos convoca es el deseo de una transformaciĂłn cultural y social; estamos en la bĂşsqueda de un mundo posible, con mejores condiciones de calidad de vida para sus habitantes; entonces, no aporta mucho el poner en esquinas opuestas el trabajo estratĂŠgico en la responsabilidad social desde las organizaciones, y la ďŹ lantropĂ­a que a nivel individual o colectivo se practica. Estas reexiones son el fundamento para abrir el espacio, en el tema central de la revista, al anĂĄlisis de este asunto por parte de diversos expertos, sin mĂĄs interĂŠs que el de mostrar que los dos temas, â€œďŹ lantropĂ­a y RSâ€?, no son de ninguna manera opuestos, sino mĂĄs bien complementarios, en un planeta donde el 60% de la poblaciĂłn estĂĄ en condiciĂłn de pobreza y vulnerabilidad asociada. En este escenario, es vĂĄlida la contribuciĂłn innovadora de todos y todas para transformar la realidad. Me viene a la memoria un postulado de un gran maestro en temas de gestiĂłn empresarial, Mauricio Cardona, quien al hablar del sentido de las personas en las organizaciones, dice que es simplemente “AMAR Y CONTRIBUIRâ€?.

1 2

8

BHGLWRULDOLQGG

Diccionario de la RAE. Diccionario de la RAE.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad




VHUYLHQWUHJD56SGI

&

0

<

&0

0<

&<

&0<

.


TraslaPista

MECANISMOS DE DESARROLLO LIMPIO (MDL)

CĂłmo estĂĄn los MDL en Colombia y dentro del panorama del cambio climĂĄtico En el artĂ­culo 12 del Protocolo de Kioto se hace referencia a los mecanismos de desarrollo limpio (MDL), que ayudan a reducir los gases efecto invernadero y a mitigar el cambio climĂĄtico. CĂłmo va su desarrollo en Colombia y cuĂĄl es su futuro en el panorama mundial. Foto: Gro Harlem Brundtland, ex Primera Ministra de Noruega, y Ricardo Lagos Escobar, ex Presidente de Chile, durante el Foro â&#x20AC;&#x153;Desarrollo Sostenible y Cambio ClimĂĄticoâ&#x20AC;?, de El espectador.

H

an pasado doce aĂąos desde que se adoptĂł el Protocolo de Kioto, en 1997, un convenio al que suscribieron varias naciones desarrolladas y en el que se comprometieron a tomar las medidas allĂ­ dispuestas, con el objetivo de reducir los gases efecto invernadero (GEI), y de esta forma mitigar el cambio climĂĄtico. El protocolo, ademĂĄs, brinda ďŹ&#x201A;exibilidad; esto signiďŹ ca que abre una carta de posibilidades, para facilitarles a los paĂ­ses desarrollados alcanzar las metas de reducciĂłn. Entre esos instrumentos de ďŹ&#x201A;exibilidad, contemplados en el protocolo, estĂĄn los mecanismos de desarrollo limpio (MDL). Francisco RamĂ­rez, Coordinador de Proyectos MDL del Centro Nacional de ProducciĂłn mĂĄs Limpia (CNPMLTA), explica que fueron diseĂąados para promover instrumentos que reduzcan y capturen los GEI en los paĂ­ses en desarrollo, debido a que estĂĄ comprobada la diďŹ cultad que representa para los paĂ­ses desarrollados, o del anexo 1, disminuir sus emisiones y, desde esta perspectiva, cumplir con la metas pactadas. Sandra L��łpez, Asesora del Grupo de MitigaciĂłn de Cambio ClimĂĄtico del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (Mavdt), indica que su ďŹ n es tambiĂŠn conseguir fuentes de ďŹ nanciamiento para realizar los proyectos de mitigaciĂłn del cambio climĂĄtico y reducciĂłn de GEI, y resalta la importancia de que su implementaciĂłn se lleve a cabo en paĂ­ses en vĂ­as de desarrollo: â&#x20AC;&#x153;es fundamental que contribuyan al desarrollo sostenible del paĂ­s anďŹ triĂłn, al mismo tiempo que reducen GEI y sirven para que los paĂ­ses industrializados bajen su cuota de emisionesâ&#x20AC;?.

El potencial de desarrollo de los MDL | Las reducciones logradas por esta vĂ­a deben ser certiďŹ cadas. DespuĂŠs de que los MDL obtienen su certiďŹ cado de emisiones reducidas (CER), pueden entrar al mercado de bonos de carbono. Por ejemplo, dice Francisco RamĂ­rez, tambiĂŠn ingeniero de energĂ­a, si hay un paĂ­s en Europa que tenga entre sus compromisos reducir 5.000 toneladas, entonces busca a quien se las pueda vender, por lo cual los MDL tambiĂŠn constituyen un instrumento ďŹ nanciero. El promedio que se puede pagar por una tonelada reducida estĂĄ cercano a los US$12 dĂłlares: â&#x20AC;&#x153;si bien una empresa anualmente 10

BBWUDVODSLVWDLQGG

reduce 12.000 toneladas, recibirĂĄ US$120.000 dĂłlares cada aĂąoâ&#x20AC;?. Por esta razĂłn, un proyecto de este tipo es llamativo cuando es potencial, es decir, tiene una capacidad de reducciĂłn, como mĂ­nimo, de 5.000 toneladas. â&#x20AC;&#x153;Este tope mĂ­nimo de reducciĂłn es requisito para entrar a implementar este instrumento, lo cual se debe, entre otras cosas, a que los costos de transacciĂłn, desarrollo y validaciĂłn son bastante elevados, tambiĂŠn en la bĂşsqueda de que sea viableâ&#x20AC;?, seĂąalĂł RamĂ­rez. En la actualidad hay registrados alrededor de 2.470 proyectos de infraestructura de desarrollo limpio en todo el mundo. Dentro de esos, Colombia tiene 24 aprobados. Sandra LĂłpez, Asesora del Mavdt en el tema, comenta que el sector energĂŠtico es el que mĂĄs cantidad de proyectos MDL ha presentado ante el ministerio, provenientes generalmente de hidroelĂŠctricas e industrias manufactureras, como las ladrilleras o cementeras, cuya fuente de producciĂłn usa hornos a carbĂłn. Por lo tanto, â&#x20AC;&#x153;son proyectos de eďŹ ciencia energĂŠtica, que mediante la disminuciĂłn del consumo de electricidad, y el uso de fuentes no renovables o fĂłsiles, estĂĄn reduciendo las emisiones de gasesâ&#x20AC;?.

El estado actual de Colombia | Cuando comienza el proceso de ratiďŹ caciĂłn del Protocolo de Kioto en el aĂąo 2000, Colombia lo ratiďŹ ca, mediante la Ley 629. En efecto, el Mavdt crea una estrategia para entregar polĂ­ticas y lineamientos en materia de cambio climĂĄtico, y forma el Grupo de MitigaciĂłn de Cambio ClimĂĄtico en el 2005. Sus funciones son formular y hacer seguimiento a la implementaciĂłn de polĂ­ticas, planes y proyectos de mitigaciĂłn del cambio climĂĄtico; apoyar procesos de negociaciĂłn internacional del Protocolo de Kioto y la ConvenciĂłn Marco de las Naciones Unidas sobre cambio climĂĄtico. Dentro de este contexto, tambiĂŠn inicia la capacitaciĂłn y divulgaciĂłn de la informaciĂłn sobre cĂłmo se realizan los proyectos MDL, y les hace seguimiento y promociĂłn a nivel internacional. Del mismo modo, el Ministerio de Ambiente es la autoridad nacional designada ante el Protocolo de Kioto para deďŹ nir cuĂĄles son los requisitos y criterios adecuados de contribuciĂłn al desarrollo sostenible, y estĂĄ a cargo del proceso de aprobaciĂłn de los proyectos MDL.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad




Es asĂ­ como la entidad cuenta en su portafolio con numerosos proyectos, que se encuentran en diferentes etapas de construcciĂłn, implementaciĂłn y aprobaciĂłn, a nivel nacional e internacional. â&#x20AC;&#x153;Tenemos 156 proyectos en diferentes etapas de desarrollo, entre los cuales 61, de diversos sectores: transportes, rellenos sanitarios, pequeĂąas centrales hidroelĂŠctricas, entre otros, ya han sido aprobados a nivel nacional. Todos son de eďŹ ciencia energĂŠtica, por lo cual podemos asegurar que contribuyen al desarrollo sostenible del paĂ­s. De los 61 proyectos aprobados a nivel nacional, 23 ya tienen el registro ante Naciones Unidas, ya que fueron aprobados por la junta ejecutiva de MDLâ&#x20AC;?, informĂł LĂłpez. Estos proyectos ya se pueden ejecutar, y su paso siguiente es la veriďŹ caciĂłn de las toneladas exactas de reducciĂłn de CO2, para con esta base emitir los bonos de carbono y los CER. En el mundo, en relaciĂłn con esta lĂ­nea de trabajo para mitigar el cambio climĂĄtico, el ingeniero de energĂ­a del CNPMLTA dice que debe estar apoyada de estrategias para que se mantengan los compromisos de reducciĂłn de emisiones. â&#x20AC;&#x153;Se tienen que tomar alternativas y medidas para no calentar mĂĄs el planeta. Los MDL son una alternativa que estĂĄ muy incipiente. OjalĂĄ todos los paĂ­ses pudieran adquirir compromisos para mitigar el calentamiento global como el transporte elĂŠctrico, carros hĂ­bridos y ser eďŹ cientes energĂŠticamenteâ&#x20AC;?. 7UDQVSRUWH

 (QHUJtD (QHUJtD





Proyectos MDLparticipaciĂłn por sector

)RUHVWDO 

,QGXVWULDO



)XHQWH*UXSRGH0LWLJDFLyQGH&DPELR&OLPiWLFRGHO0DYGW

Estado de proyectos MDL 7RWDOSUR\HFWRV0'/SRUWDIROLRQDFLRQDO

 3RWHQFLDODQXDOGHUHGXFFLyQGH*(,

Âś 3UR\HFWRVFRQDSUREDFLyQQDFLRQDO

WRQHODGDV

 3UR\HFWRVUHJLVWUDGRVDQWH1DFLRQHV8QLGDV

 3UR\HFWRVFRQ&(5HPLWLGRV

 )XHQWH*UXSRGH0LWLJDFLyQGH&DPELR&OLPiWLFRGHO0DYGW

â&#x20AC;&#x153;Los MDL fueron diseĂąados para promover instrumentos que reduzcan y capturen los GEI en los paĂ­ses en desarrollo, debido a que estĂĄ comprobada la diďŹ cultad que representa para los paĂ­ses desarrollados, o del anexo 1, disminuir sus emisiones y, desde esta perspectiva, cumplir con la metas pactadasâ&#x20AC;?. Francisco RamĂ­rez, Coordinador de Proyectos MDL de CNPMLTA

VisiĂłn del ex presidente de Chile Ricardo Lagos sobre mitigaciĂłn del cambio climĂĄtico | â&#x20AC;&#x153;La poblaciĂłn tiene 40 aĂąos para seguir creciendo; no obstante, debemos reducir emisiones un 60%, respecto del aĂąo 97â&#x20AC;?, anunciĂł el ex mandatario durante su intervenciĂłn en el foro â&#x20AC;&#x153;Desarrollo Sostenible y Cambio ClimĂĄticoâ&#x20AC;?, realizado por El Espectador el 27 de octubre, en el auditorio principal del Centro Cultural Julio Mario Santodomingo, y que contĂł con la presencia de grandes personalidades mundiales, como Gro Harlem Brundtland, ex Primera Ministra de Noruega. AgregĂł que actualmente Estados Unidos emite el 29% de GEI, Rusia produce 8 Ăł 9%, Alemania 7%, Francia 4 Ăł 5% y Chile 4,5%. TambiĂŠn aďŹ rmĂł que el cambio climĂĄtico es producto de la actividad humana, sobre todo desde hace 200 aĂąos a la fecha. â&#x20AC;&#x153;Es una causa de la revoluciĂłn industrialâ&#x20AC;?. En Estados Unidos, la emisiĂłn por persona es de 23 toneladas, y el promedio en el mundo es de 2 toneladas por persona. Sin embargo, al Protocolo de Kioto solo suscribieron 130 paĂ­ses, Estados Unidos y Australia no participaron, y este tiene lĂ­mite en el aĂąo 2012, fecha de recorte de reducciĂłn de emisiones. Ahora, Barack Obama, presidente de Estados Unidos, se comprometiĂł a pasar un proyecto al congreso, de reducciĂłn de 17%, pero con respecto al 2005, y China se comprometiĂł a reducir un 15% sus emisiones, mediante avances de eďŹ ciencia energĂŠtica, tomando como base el aĂąo que propuso Obama, lo cual muestra matices de negociaciones polĂ­ticas. Este es el breve panorama que se vive en la lucha mundial por mitigar el cambio climĂĄtico; sin embargo, la inquietud que puso Lagos sobre la mesa es que terminados los compromisos en el 2012, quĂŠ pasarĂĄ despuĂŠs; por ejemplo, â&#x20AC;&#x153;Colombia tiene MDL listos para ser ďŹ nanciados; ÂżdĂłnde quedarĂ­a el paĂ­s en estos acuerdos?â&#x20AC;?. Por ello, planteĂł la necesidad urgente de llegar a un convenio post-Kioto. DespuĂŠs de mencionado lo anterior, el llamado fue para LatinoamĂŠrica, porque el tema de la mitigaciĂłn del cambio climĂĄtico serĂĄ el paradigma del siglo XXI. â&#x20AC;&#x153;Estamos en una etapa intermedia de desarrollo y debemos demostrar con nuestro ejemplo que tambiĂŠn podemos asumir estos retos, aunque no nos obligue el Protocolo de Kioto. Si nos adelantamos, podemos levantar la voz con mĂĄs fuerzaâ&#x20AC;?. ConvocĂł al continente a actuar colectivamente para hablar frente al tema, de acuerdo con sus intereses. â&#x20AC;&#x153;Mejor participar de una muerte, por difĂ­cil que sea, a esperar que otros pongan las normas y nosotros, como tantas otras veces, tengamos que aceptar. No quiero un mundo de globalizadores y globalizados, quiero un mundo donde nosotros participamos en poner las reglas juntos dentro de esta globalizaciĂłn, que estĂĄ aquĂ­ para quedarse. Este es un terreno donde podemos abrir un camino concreto, porque tenemos especiďŹ cidades concretasâ&#x20AC;?, concluyĂł.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBWUDVODSLVWDLQGG

11




TemaCentral FILANTROPĂ?A

La filantropĂ­a y la RS han ido de la mano durante mucho tiempo, fundiĂŠndose ambas en los orĂ­genes de las prĂĄcticas empresariales de ayuda, solidaridad y colaboraciĂłn con los mĂĄs necesitados. Es a travĂŠs de la filantropĂ­a que inicialmente las empresas comenzaron a mirar a la sociedad y a las causas sociales como propias. En la actualidad, la filantropĂ­a ha sido desplazada, en algunas organizaciones, por la responsabilidad social estratĂŠgica, vista esta como una herramienta de la administraciĂłn integral de las empresas, dando forma a unas intervenciones organizadas, con objetivos claros, metas y resultados, y viendo en la ayuda y la solidaridad expresiones de asistencialismo no aptas para los tiempos de hoy. RS Revista explora en esta ediciĂłn las concepciones alrededor de la filantropĂ­a por parte de quienes la viven y la practican: Benito Baranda, referente latinoamericano en el tema, y el Padre Diego Jaramillo, presidente de la obra social y evangelizadora El Minuto de Dios, al tiempo que da la bienvenida a iniciativas que como TeletĂłn redundan en la formaciĂłn de lazos y vĂ­nculos sociales.

12

BBLQWURBWFLQGG

RS | Responsabilidad Sostenibilidad




FilantropĂ­a RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBLQWURBWFLQGG

13




EntrevistaRS TEMA CENTRAL

Rafael Stand Niño:

“Teletón cambia la realidad y hace visible una circunstancia especial” El presidente de la Fundación Teletón Colombia, Rafael Stand Niño, habla con RS Revista acerca de esta nueva versión de Teletón. Afirma que genera oportunidades para todos los colombianos, se refiere a los cambios en el formato, al destino de los recursos y a cómo Teletón supera los modelos filantrópicos y de asistencialismo.

T

eletón surge en Chile en 1978 por una experiencia que tuvo el animador de televisión Mario Kreutzberguer, conocido como Don Francisco, cuando en los Estados Unidos vio el modelo Jerry Lewis que recaudaba fondos y lo llevó a Chile porque veía que su país requería un proyecto de esa naturaleza. En Chile Teletón lleva treinta y dos versiones y cubre el 84% de las necesidades del sector, de acuerdo con Rafael Stand Niño, Presidente de la Fundación Teletón Colombia. En Colombia el hombre de medios Carlos Pinzón hizo realidad la segunda Teletón en América Latina que comenzó en 1980 finalizó en 1995 en un evento anual que movió a todos los colombianos. El 17 de diciembre de 2010 Teletón Colombia vuelve al país. El Presidente de la Fundación Teletón Colombia responde las inquietudes de RS Revista con referencia a esta nueva versión de Teletón.

Para Colombia es una verdadera alegría volver a tener a Teletón este diciembre, cuéntenos por favor ¿cuál es la sensación que tiene al gestar nuevamente este evento en Colombia? | Creo que es una oportunidad muy grande para el país. Cuando hace unos días el Presidente Santos se refería al tema y lanzó formalmente el evento Teletón en Colombia en compañía del Doctor Luis Alberto Moreno, Presidente del BID, mencionaba que la verdadera discapacidad en un país era la del corazón, la de no abrirnos nosotros verdaderamente hacia los demás,

14

la de no pensar en las personas que de una u otra manera lo único que requieren de nosotros es la generación de oportunidades. Teletón va a ser una oportunidad muy grande de unidad nacional en torno a valores. Esa es la principal finalidad del evento Teletón, además de la construcción de centros de rehabilitación en todo el país que atenderán rehabilitación física pero que adicionalmente contarán con centros de capacitación para el trabajo que hemos venido realizando desde tiempo atrás uniendo esfuerzos con el sector empresarial.

“Hicimos un estudio de mercado y la gran respuesta es que Teletón es una marca amada por los colombianos, todos sentíamos propio ese tablero llegando a la meta”. El panorama del país ha cambiado y la conciencia de los empresarios también ¿qué ha cambiado en Teletón del modelo anterior? | Hicimos un estudio de mercado y la gran respuesta es que Teletón es una marca amada por los colombianos, todos sentíamos propio ese tablero llegando a la meta. Parte de un estudio que hizo una firma especializada decía que todos soltábamos adrenalina por que veíamos que el tablero a veces no subía lo que esperábamos, ese fue un punto esencial, y otro, Carlos Pinzón que jugó un papel relevante en el país desde el Club de la Televisión, el

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBUDIDHOLQGG




s

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBUDIDHOLQGG

15




EntrevistaRS TEMA TEM A CENT CENTRAL C ENTRAL RAL

“Cuando vivimos el evento Teletón en Colombia y en doce países más de América Latina se cambia la realidad, se hace visible la circunstancia especial, el reconocimiento bajo un concepto de diversidad”. C-100, la marcha de la moneda y todos los proyectos que sacó adelante, incluido Teletón. Entonces el formato se asemeja en que vamos a tener veintisiete horas continuas de televisión. Caracol y RCN se unen y levantan su parrilla de televisión para efectos de darle cabida al evento.

Que es otro hito... | Y un símbolo de esa unidad que se busca, que dos empresas tan importantes de televisión se unan al servicio del país. Así se da Teletón, es el punto de encuentro del sector privado, del sector público y de la sociedad civil, por eso ha sido importante para nosotros que el Presidente Santos haya sido el motor y quién haya lanzado el evento Teletón como un punto más de lo que podemos hacer los colombianos para lograr esa unidad nacional en torno a valores.

¿Cómo va a ser la transmisión? | El formato cada hora va a contar historias de vida de personas en situación de discapacidad pero siempre dignificándolas y demostrando cómo aprendemos y cómo podemos generar valores a través de esas experiencias de vida, la fortaleza, la templanza, la justicia social, la solidaridad, la unidad familiar, que de alguna manera están latentes en nosotros los colombianos pero que Teletón los hace mucho más visibles, invitándonos a todos a abrir ese corazón al que se refería el Presidente Santos y a colocar sus manos al servicio de los demás. Dentro de las acciones de responsabilidad social, las que tienen que ver con la filantropía o el altruismo han venido siendo desplazadas por otras tal vez un poco más elaboradas que permiten una comunicación más directa y clara con los grupos de interés, en ese sentido ¿Teletón es una estrategia de recaudación de fondos basada en la filantropía? | Creo que Teletón como modelo supera ese concepto

“El formato cada hora va a contar historias de vida de personas en situación de discapacidad pero siempre dignificándolas y demostrando cómo aprendemos y cómo podemos generar valores a través de esas experiencias de vida”.

de filantropía, supera ampliamente el concepto de asistencialismo y lo que genera es oportunidades para todos, específicamente para las personas en situación de discapacidad. Pero digo para todos los colombianos porque es un medio para sensibilizarnos, para fortalecer el concepto de responsabilidad social individual. Teletón da la talla, da las habilidades, las competencias y suelta a las personas con discapacidad a quienes se da esa oportunidad. A su vez esas personas nos están dando ejemplo de vida, es un dar pero igualmente es un recibir, es construir otra conciencia social que va mucho más allá del concepto filantrópico.

¿Cómo se expresa para usted la solidaridad? | La solidaridad es pensar siempre en los demás. Es poner

16

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBUDIDHOLQGG




nuestro talento, nuestras competencias, nuestras habilidades al servicio de los demĂĄs. Es abrir nuestro corazĂłn, escuchar, respetar las opiniones de los demĂĄs y ser proactivos tambiĂŠn frente a las opiniones y a las labores que pueden estar realizando otras personas. Es servicio, es poder soĂąar y saber que esos sueĂąos se hacen realidad en la medida en que cada uno de nosotros coloque su granito de arena.

20 mil millones de pesos no es una suma despreciable, como no lo era hace unos aĂąos la meta de 100 millones de pesos. ÂżQuĂŠ va a hacerse con ese dinero? Usted ya nos daba unas puntadas al inicio diciendo que iban a hacer unos centros de rehabilitaciĂłn en algunas regiones. | En ese sentido hay dos objetivos claros. Uno, la construcciĂłn de centros de rehabilitaciĂłn y de capacitaciĂłn para el trabajo. Ya estamos construyendo uno en Manizales, tenemos el compromiso de construir otro en Barranquilla y vemos que es viable empezar tambiĂŠn el centro de rehabilitaciĂłn de Bucaramanga, para empezar a cubrir la geografĂ­a nacional con ĂŠstos centros que deberĂĄn ser pilotos e irradiar esa cultura de generaciĂłn de oportunidades en cada una de las regiones donde se vayan construyendo. Pero hay otro ďŹ n importante desde el punto de vista de recursos que es la consolidaciĂłn del Fondo TeletĂłn, constituido hace varios aĂąos con el apoyo de la FundaciĂłn Saldarriaga Concha, de la Universidad de la Sabana y con recursos de la FundaciĂłn TeletĂłn para apoyar a las personas o a las entidades que trabajan por la discapacidad y que buscan generar oportunidades.

contratan por pesar, por un cumplido de caridad sino con un reconocimiento claro a ese talento que tienen.

ÂżQuĂŠ pueden esperar las personas en condiciĂłn de discapacidad hoy en dĂ­a de TeletĂłn? Para decirlo de una forma cruda Âżvan a regalar los tratamientos en TeletĂłn? | TeletĂłn debe articularse plenamente al sistema de salud, los centros de rehabilitaciĂłn integral (CRIP), funcionarĂĄn dentro de este sistema. Cualquier persona que llegue a estos centros recibirĂĄ sus servicios a travĂŠs del sistema de salud y de su EPS, ARS, ARP, de la entidad con que tenga contratado el servicio de salud, del SISBEN o de lo que sea viable o apropiado para esa persona. Los centros de rehabilitaciĂłn deberĂĄn lograr sostenibilidad dentro del sistema de salud pero no quedarse ahĂ­, sino hacer los centros de capacitaciĂłn para el trabajo anexos a los centros de rehabilitaciĂłn, con el apoyo del sector empresarial. Esta es la meta ďŹ nal nuestra, crecer dentro del sistema de salud articulados plenamente con la polĂ­tica pĂşblica. Los recursos recaudados van direccionados a la construcciĂłn, dotaciĂłn y operaciĂłn de esos centros que se construyen en terrenos pĂşblicos que estamos recibiendo del estado vĂ­a comodato por parte de los alcaldes. Ese es el punto de encuentro del sector pĂşblico que hace un primer aporte con el terreno, del sector privado y la sociedad civil en general que estĂĄ aportando recursos desde el sector empresarial, desde el esfuerzo individual que puede hacer cada colombiano y tambiĂŠn desde la sociedad civil, en ese caso especĂ­ďŹ co nosotros, que en cierto modo la representarĂ­amos para construir, dotar y operar esos centros de rehabilitaciĂłn plenamente articulados con el sistema nacional de salud.

â&#x20AC;&#x153;TeletĂłn como modelo supera ese concepto de ďŹ lantropĂ­a, supera ampliamente el concepto de asistencialismo y genera oportunidades para todos, especĂ­ďŹ camente para las personas en situaciĂłn de discapacidadâ&#x20AC;?.

ÂżCĂłmo se cambia la realidad de la discapacidad en Colombia a partir de TeletĂłn? | Cuando vivimos el evento TeletĂłn en Colombia y en doce paĂ­ses mĂĄs de AmĂŠrica Latina se cambia la realidad, se hace visible la circunstancia especial, el reconocimiento bajo un concepto de diversidad. Por ejemplo el Gerente General de IBM o quiĂŠn era presidente de Carrefour siempre llamaban la atenciĂłn en que ellos querĂ­an ver reďŹ&#x201A;ejada en sus empresas la diversidad del paĂ­s y buscaban contratar personas que reďŹ&#x201A;ejaran a Colombia. Dentro de ellas estĂĄn las personas en situaciĂłn de discapacidad como unas mĂĄs y en ese sentido la idea era contratarlas bajo el concepto de que son personas capaces, que van a cumplir con un encargo especĂ­ďŹ co que se les da en igualdad de condiciones de cualquier otra persona. No se

ÂżPuede hablarnos del ComitĂŠ de Responsabilidad Social de TeletĂłn? | Contamos en ese comitĂŠ con instituciones como el ComitĂŠ de RehabilitaciĂłn de Antioquia, Best Buddies Colombia, la FundaciĂłn Aluna, la FundaciĂłn ArcĂĄngeles, el Cirec, la FundaciĂłn Ideal, la Cruz Roja y nosotros al cual pueden unirse otros sectores para constituir un punto de encuentro con una funciĂłn concreta, la de darle vida a que los recursos del Fondo TeletĂłn para apoyo a instituciones se direccionen de la mejor manera y en forma articulada a travĂŠs de la formaciĂłn de proyectos. De esta forma no es la FundaciĂłn TeletĂłn la que se encarga de ello en forma individual sino que reunimos al sector de rehabilitaciĂłn para que puedan acompaĂąarnos en ese comitĂŠ.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBUDIDHOLQGG

17




EntrevistaRS TEMA CENTRAL

18

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBSLQ]RQLQGG




Carlos PinzĂłn:

â&#x20AC;&#x153;El hombre nace con el deseo de ayudar a otro ser humanoâ&#x20AC;? Durante 15 aĂąos tuvo en vilo a Colombia con personas de todas las edades y condiciones pendientes del tablero electrĂłnico gigante que medĂ­a peso a peso tanto la solidaridad de los colombianos como la capacidad

que quienes tienen mĂĄs de veinte aĂąos de edad recuerdan perfectamente la obra, veĂ­an el programa y algo muy signiďŹ cativo para mĂ­, que fui su presentador y director, es que la gente tiene la certeza de que era un evento cuyo dinero se manejaba honestamente. Nunca, en ninguno de los eventos que yo he hecho a lo largo de mi larga vida, he manejado el dinero. En el caso de TeletĂłn lo manejaba Don Alfonso Corredor, que fue una de las personas con discapacidad que me sugiriĂł hacer TeletĂłn en Colombia.

conjunta para lograr metas comunes. Carlos PinzĂłn, el director, presentador y artĂ­ďŹ ce de las 27 horas anuales de amor por Colombia, habla, a sus 83 aĂąos de edad, de TeletĂłn, de ďŹ lantropĂ­a, de solidaridad y de sĂ­ mismo.

N

os recibe para la entrevista en su apartamento ubicado en el centro de BogotĂĄ, en pleno sector de las Torres del Parque y con una hermosa vista de la ciudad y hacia el horizonte. Una de las primeras cosas que nos llama la atenciĂłn es el tornamesa en la sala, donde da vueltas un disco de acetato, de 33 revoluciones por minuto, que con alta ďŹ delidad reproduce una pieza de mĂşsica clĂĄsica. Comenta emocionado que un familiar cercano lo trajo desde Alemania, donde estos tornamesas electrĂłnicos hacen furor porque reproducen con muy buena calidad los discos de acetato. En ese momento nos revela su gusto por la mĂşsica y nos cuenta que fundĂł en su natal ZipacĂłn el Museo del Disco para testimoniar el amor por una de las siete artes mayores. Luego de conversar animadamente por un rato, iniciamos la entrevista.

ÂżQuĂŠ es lo mĂĄs signiďŹ cativo de esta TeletĂłn, para usted? | La sorpresa ha sido testiďŹ car que la gente se acuerda y tiene en su memoria el evento de TeletĂłn,

ÂżCĂłmo es esa historia? | Alfonso Corredor, JosĂŠ MalagĂłn, Alfredo SĂĄnchez y otras personas con discapacidad hacĂ­an conmigo campaĂąas para ayudar a personas en esa condiciĂłn y para hacer deportes en silla de ruedas, los cuales no existĂ­an en Colombia. Juntos enviaron una delegaciĂłn deportiva a Brasil y en un evento conocieron a una joven universitaria chilena que estaba en silla de ruedas por un accidente automovilĂ­stico, ella se llama Silvia Ceballos y fue la imagen de la primera TeletĂłn de Don Francisco, de Mario Kreutzberger, en Chile. Ella les dijo a estos colombianos con discapacidad asistentes al evento deportivo â&#x20AC;&#x153;miren, en Chile se hace esto, vengan a la TeletĂłnâ&#x20AC;?.

â&#x20AC;&#x153;Cuando fui a hacerle la propuesta de la primera TeletĂłn a Jaime Michelsen, presidente de Bancolombia, uno de los puntos clave era que tenĂ­a que haber abierto un banco durante las 27 horas del evento, a lo que me contestĂł: â&#x20AC;&#x2DC;lo que digaâ&#x20AC;&#x2122;, llamĂł a Roberto Ordóùez, que era su jefe de prensa, y le dijo: â&#x20AC;&#x2DC;lo que diga Don Carlitos lo vamos hacer, puntoâ&#x20AC;&#x2122;â&#x20AC;?. Cuando regresaron a Colombia me dijeron: â&#x20AC;&#x153;Carlos mirĂĄ, en Chile se hace un evento maravillosoâ&#x20AC;?. Lo comentĂŠ con Fernando GĂłmez, Presidente de RTI, mi amigo y jefe, y me dijo â&#x20AC;&#x153;de la Ăşnica manera que sepas cuĂĄl es la diferencia es que te vayas a Chileâ&#x20AC;?.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBSLQ]RQLQGG

19




EntrevistaRS TEMA CENTRAL

Fui a Chile a entrevistarme con Don Francisco y ĂŠl me contĂł quĂŠ era TeletĂłn. La diferencia con las campaĂąas que yo hacĂ­a en Colombia como el C-100 y la marcha de la moneda eran los patrocinadores. Si usted hace una campaĂąa con los patrocinadores ahĂ­ en el tablero, pues es mĂĄs fĂĄcil vender la idea. Era una pequeĂąa y enorme diferencia.

â&#x20AC;&#x153;Yo creo que el espĂ­ritu colombiano sigue siendo el mismo, los colombianos de todos los niveles sociales son generosos y buenas gentes, siempre el mĂĄs pobre y el mĂĄs rico ayudanâ&#x20AC;?.

ÂżQuĂŠ sucediĂł luego? Porque era la primera vez que la banca abrĂ­a veintisiete horas seguidas en Colombia | Colombia fue el segundo paĂ­s en AmĂŠrica Latina en hacer TeletĂłn. Mario Kreutzberger la copiĂł de los Estados Unidos donde la TeletĂłn tiene muchĂ­simos aĂąos, ĂŠl la vio allĂĄ, la llevĂł a Chile y me contĂł cĂłmo se hacĂ­a. Conmigo trabajaba una persona adorable, Blanquita, hermana de Jaime Michelsen, Presidente del Banco de Colombia, que era el lĂ­der comercial del momento en el paĂ­s. Cuando yo fui a hacerle la propuesta de TeletĂłn, uno de los puntos clave era que tenĂ­a que haber abierto un banco durante las 27 horas del evento, a lo que me contestĂł â&#x20AC;&#x153;lo que digaâ&#x20AC;?, llamĂł a Roberto Ordóùez, que era su jefe de prensa, y le dijo â&#x20AC;&#x153;lo que diga Don Carlitos lo vamos hacer, puntoâ&#x20AC;?, Roberto OrdoĂąez me mirĂł y me dijo â&#x20AC;&#x153;Âży quĂŠ es lo que vamos a hacer?â&#x20AC;?. Una pendejadita, le contestĂŠ, tener abierto todos los Bancolombia del paĂ­s. Roberto me respondiĂł asombrado â&#x20AC;&#x153;ÂżcĂłmo?â&#x20AC;?, oĂ­ste lo que dijo el Presidente Michelsen, le repliquĂŠ. Y asĂ­ fue.

ÂżCĂłmo ve el ambiente en Colombia para esta nueva TeletĂłn en materia de recaudaciĂłn de fondos, teniendo en cuenta que el paĂ­s no es el mismo de hace quince aĂąos? | Yo creo que el espĂ­ritu colombiano sigue siendo el mismo, los colombianos de todos los niveles sociales son generosos y buenas gentes, siempre el mĂĄs pobre y el mĂĄs rico ayudan, esa es una de las caracterĂ­sticas de los colombianos en todo el paĂ­s, porque siempre, cuando hacĂ­amos la marcha de la moneda o cuando hicimos la primera TeletĂłn, recibĂ­amos la ayuda de gentes que depositaban en la Guajira, por ejemplo, â&#x20AC;&#x153;ahĂ­ le mandĂŠ 5 mil pesitosâ&#x20AC;?, decĂ­an. Era bellĂ­simo y la gente aparecĂ­a en el teatro Jorge Eliecer GaitĂĄn, el sitio donde se vuelve a hacer este aĂąo. AparecĂ­an niĂąos con alcancĂ­as dando centavos y eso era lindo porque tambiĂŠn las empresas estaban ahĂ­ con sus patrocinios.

ÂżTeletĂłn es una estrategia de recaudaciĂłn de fondos basada exclusivamente en la ďŹ lantropĂ­a? | La ďŹ lantropĂ­a como nĂşmero uno y, sĂŠ que ese es el gran secreto de TeletĂłn, el privilegio de que a las

20

empresas que ayudan se les dĂŠ un reconocimiento con su logotipo. En 27 horas pueden dar a conocer el patrocinio. En la primera TeletĂłn los patrocinios eran de 20 millones de pesos y las empresas podĂ­an enviar a sus empleados a entregar por cuotas esa suma, con lo cual simplemente se constataba que la empresa querĂ­a ayudar a las personas con discapacidad y que habĂ­a que promover el nombre de ese banco o de esa industria, que era generosa pero a la que habĂ­a que reconocer. Y ese era un secreto de la TeletĂłn norteamericana, de la que hacĂ­a Mario en Chile y de la que copiamos nosotros, que como en el formato de â&#x20AC;&#x153;ÂżQuiĂŠn quiere ser millonario?â&#x20AC;?, es una copia igual en todas partes. Ese era el secreto: poner los patrocinios y darle el gran crĂŠdito a las empresas que aportan, lo que hace que ellos queden muy contentos, ayuden a una obra social importante, pero reciban una publicidad tambiĂŠn muy importante.

ÂżCĂłmo se expresa la solidaridad para Carlos PinzĂłn?| Como la parte mejor del ser humano. La solidaridad es la parte que todos tenemos en el corazĂłn. Yo pienso que, habrĂĄ excepciones, el hombre nace con el deseo de ayudar a otro ser humano. Por eso ves a una persona ayudĂĄndole a otra persona a pasar la calle, o a subir una escalera, Âżeso que es? Solidaridad. Y si ademĂĄs tienes una campaĂąa en la que puedes ayudar con unos pesos o con millones de pesos, es igual solidaridad.

La opiniĂłn pĂşblica conoce al Carlos PinzĂłn de hace algunos aĂąos promoviendo obras sociales en la televisiĂłn. ÂżHoy usted es un hombre rico? | Soy un hombre rico en cosas como la mĂşsica, por ejemplo. Tengo una vida como ustedes la ven: digna con mi esposa. El ser humano que tiene una vida digna estĂĄ hecho, agĂźita caliente para baĂąarse, poder ir a un restaurante una o dos veces a la semana, tener media botellita de vino. No es tener un carro Ăşltimo modelo parqueado y estar en primera clase. Para nada, a mi no me gusta, hay que ir en turismo.

ÂżQuĂŠ ha hecho TeletĂłn en los Ăşltimos aĂąos desde la construcciĂłn del centro de rehabilitaciĂłn en el norte de BogotĂĄ? ÂżCĂłmo se ha sostenido sin el gran evento que usted hacĂ­a hace quince aĂąos? | Pienso que una de las cosas mĂĄs afortunadas que tuvimos nosotros fue conseguir ese lote donde se iniciĂł la construcciĂłn del Centro Nacional de RehabilitaciĂłn en ChĂ­a. Justamente durante la pasada entrega del premio SimĂłn BolĂ­var, quedĂł a mi lado Pedro GĂłmez Barrero, la persona a la que acudĂ­ porque soy miembro de la FundaciĂłn Compartir desde hace treinta aĂąos. Le planteĂŠ la idea y me dijo â&#x20AC;&#x153;te ayudo con el mayor gustoâ&#x20AC;? y mandĂł arquitectos que gratis hicieron el diseĂąo de la hoy ClĂ­nica TeletĂłn, quienes la construyeron a mĂ­nimos precios. Alfonso Corredor, que fue una de las personas con discapacidad que me insistiĂł para hacer TeletĂłn Colombia y que desafortunadamente muriĂł hace dos aĂąos, fue nuestro primer director del Centro de RehabilitaciĂłn y ĂŠl se hizo muy amigo, por la vecindad,

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBSLQ]RQLQGG




La solidaridad es la parte que todos tenemos en el corazĂłn. Yo pienso que, habrĂĄ excepciones, el hombre nace con el deseo de ayudar a otro ser humano. Por eso ves a una persona ayudĂĄndole a otra persona a pasar la calle, o a subir una escalera, Âżeso que es? Solidaridad.

de Ă lvaro Mendoza que era el rector de La Sabana. Se hicieron muy buenos amigos y eso fue creando una uniĂłn que terminĂł en que le diĂŠramos a la Universidad el manejo de la clĂ­nica. Ellos hicieron una obra maravillosa, invirtieron mucho dinero, hicieron una piscina extraordinaria allĂĄ para personas con discapacidad y yo decĂ­a que era una bendiciĂłn que se hubiera instalado el Opus Dei al lado nuestro. Manejaron todo con una honestidad enorme y dejaron la ClĂ­nica que hoy es de primerĂ­simo nivel. En agosto, la Universidad de La Sabana comprĂł la ClĂ­nica TeletĂłn, hoy se llama ClĂ­nica Universidad de la Sabana, y ese dinero es el que estĂĄ manejando una Junta Directiva que encabeza Rafael Stand como Presidente Ejecutivo de la FundaciĂłn TeletĂłn, con el cual se han empezado a construir los centros de rehabilitaciĂłn para niĂąos.

â&#x20AC;&#x153;Tengo una pequeĂąa disciplina de gimnasia dinĂĄmica aquĂ­ en mi apartamento, es gimnasia sin aparatos. Me paro aquĂ­ y hago ejercicios de piernas, de brazos y del cuerpo durante 40 minutos todos los dĂ­asâ&#x20AC;?.

ÂżQuĂŠ les dice a los presidentes y gerentes de empresas con referencia a apoyar a TeletĂłn? | Si son gerentes de algunos aĂąos, muy probablemente ya han ayudado a TeletĂłn. Si son ejecutivos jĂłvenes reciĂŠn llegados a la presidencia de una industria, quizĂĄ no tengan el conocimiento de que su empresa ha ayudado y puede haber empresas nuevas, y algunas chilenas, tomando

mucho vuelo en Colombia, las cuales es muy probable que quieran estar en primera lĂ­nea. AsĂ­ que yo no les dirĂ­a mayor cosa porque reitero lo que he dicho, estĂĄ en el corazĂłn de los colombianos el ayudar a las obras sociales.

Por Ăşltimo, ÂżcĂłmo se ve Carlos PinzĂłn en 20 aĂąos, cuĂĄl es su proyecto de vida ahora? | La verdad, yo he tenido buenos ejemplos de vida y el mĂĄs cercano, porque he tenido la fortuna de ser cercano a ĂŠl, es el del presidente Belisario Betancourt, quien me lleva exactamente cuatro aĂąos. Entonces yo digo, el presidente ya tiene ochenta y siete y yo ochenta y tres, cuando ĂŠl cumpla noventa y dos yo tengo ochenta y ocho, es mi referente. Pienso, y lo digo con toda sinceridad, que una de las cosas a la que yo le tengo pĂĄnico es a la vejez sin salud, es a ver una persona en mal estado porque ha tenido tropiezos de salud y a gente temblorosa, que no tiene seguridad para caminar. Y digo bueno, a mi edad hay mucha gente un poco menor que yo que estĂĄ en esas condiciones en las que yo afortunadamente, quizĂĄ porque fui juicioso y porque fui muchos aĂąos a un gimnasio, no estoy. Tengo una pequeĂąa disciplina de gimnasia dinĂĄmica aquĂ­ en mi apartamento, es gimnasia sin aparatos. Me paro aquĂ­ y hago ejercicios de piernas, de brazos y del cuerpo durante cuarenta minutos todos los dĂ­as, es lo primero que hago al levantarme, camino 400 pasos alrededor de la sala, despuĂŠs hago mis ejercicios y eso hace que mantenga en el estado en que me ven, que es afortunadamente muy bueno. A Mario Bello le consta que tomo media botellita de vino blanco todas las noches, Mario viene a acompaĂąarme con mucha frecuencia a hacer ejercicio (risas), es muy buen melĂłmano, entonces oĂ­mos mĂşsica clĂĄsica y tomamos un vinito aquĂ­.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBBHQWUHYLVWDBSLQ]RQLQGG

21




TemaCentral FILANTROPĂ?A

La caridad, amiga de la

responsabilidad social empresarial El padre Diego Jaramillo, Presidente de la OrganizaciĂłn El Minuto de Dios, estĂĄ convencido de que la ďŹ lantropĂ­a no es un asunto mandado a recoger; por el contrario, es una actitud de vida que nace de la buena voluntad de las personas y debe permanecer para lograr una verdadera responsabilidad social empresarial.

lgunas personas consideran que la ďŹ lantropĂ­a empresarial es una prĂĄctica que estĂĄ pasada de moda. ÂżQuĂŠ opina de esta posiciĂłn? | Primero es necesario hacer una precisiĂłn: la palabra ďŹ lantropĂ­a se deriva del idioma griego, y signiďŹ ca â&#x20AC;&#x2DC;amor por el hombreâ&#x20AC;&#x2122;; por eso, no es una prĂĄctica que estĂĄ mandada a recoger, sino que tiene que ver con todos los seres humanos; si no tenemos amor por el hombre, solo nos queda la indiferencia, el egoĂ­smo y el olvido. Cuando las personas hablan de ďŹ lantropĂ­a, muchas veces se estĂĄn reďŹ riendo a la caridad, pero no la entienden en el sentido completo de la palabra, sino que reducen su signiďŹ cado al de dar limosna; por eso existe una confusiĂłn. La caridad es una de las virtudes teologales; como el amor y la fe, es una actitud solidaria con los demĂĄs, y sus manifestaciones son mĂşltiples. Muchos dicen que lo fundamental no es dar limosna, sino proporcionar los medios necesarios para que la persona produzca con su trabajo su propia manera de vivir; como se dice frecuentemente: â&#x20AC;&#x153;no hay que dar el pescado sino enseĂąar a pescarâ&#x20AC;?; el problema es que, en la mayorĂ­a de casos, no se enseĂąa ni se brinda el pescado; la enseĂąanza de la pesca se toma como una disculpa.

ÂżCĂłmo percibe la voluntad de donaciĂłn que tienen las empresas en la actualidad? | Al Minuto de Dios

â&#x20AC;&#x153;La palabra ďŹ lantropĂ­a se deriva del griego, y signiďŹ ca â&#x20AC;&#x2DC;amor por el hombreâ&#x20AC;&#x2122;; por eso, no es una prĂĄctica que estĂĄ mandada a recoger, sino que tiene que ver con todos los seres humanosâ&#x20AC;?.

22

llegan muchas cartas de entidades importantes para el paĂ­s, donde dicen que lo lamentan muchĂ­simo, pero en el presupuesto no estĂĄ contemplada la posibilidad de una donaciĂłn; que, sin embargo, dicen, van a crear o apoyar a una fundaciĂłn, hacia la que se va a encauzar cierta parte del capital. Si es verdad que piensan ayudar de alguna manera a las personas, estĂĄ muy bien, no pretendemos ser los Ăşnicos que realizan obras sociales; cualquier entidad interesada en el bienestar de la humanidad es bienvenida, y considero que si todos trabajamos juntos por ese propĂłsito, serĂ­a una

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBWHPDBFHQWUDOLQGG




â&#x20AC;&#x153;Aunque la empresa no tenga contemplado ese gasto, situaciĂłn entendible, las personas que componen la corporaciĂłn no tienen en su presupuesto personal ninguna limitaciĂłn y pueden ayudar con su donaciĂłn a las personasâ&#x20AC;?. bendiciĂłn de Dios; sin embargo, aunque la empresa no tenga contemplado ese gasto, situaciĂłn entendible, las personas que componen la corporaciĂłn no tienen en su presupuesto personal ninguna limitaciĂłn y pueden ayudar con su donaciĂłn a las personas.

ÂżDe quĂŠ manera piensa que las donaciones pueden ser Ăştiles para una empresa? | Construir un buen nombre para la compaùía es muy importante, por eso las empresas que procuran hacer acciones que beneďŹ cian a la sociedad, o al medio ambiente, segĂşn sea su orientaciĂłn y sus metas, obtienen el debido reconocimiento de nuestra parte. Todas las entidades que realizamos labor social sabemos que las empresas deben justiďŹ car los gastos y hacerlos productivos tambiĂŠn; asĂ­ que en El Minuto de Dios estamos dispuestos a reconocer el esfuerzo que hacen por ayudar a los demĂĄs.

ÂżConsidera que la responsabilidad social empresarial riĂąe con la caridad? | Todo lo contrario, la caridad estĂĄ relacionada con cada individuo, con lo que es como persona y cĂłmo se maniďŹ esta su amor por el otro; me reďŹ ero al gerente, al tesorero, al secretario; la responsabilidad social empresarial tiene que ver con el sujeto, pero tambiĂŠn con la empresa, como una directriz que proviene precisamente de las personas que la administran.

â&#x20AC;&#x153;La nociĂłn de ayuda nace de cada persona; no puedo decir de una empresa que es caritativa o que tiene mucho amor; la solidaridad proviene de un interĂŠs personalâ&#x20AC;?. ÂżDe quĂŠ manera puede subsistir el esquema de donaciones o la caridad en las empresas, en medio del auge de la responsabilidad social empresarial? | La caridad no se acabĂł, perdura como beneďŹ cencia o acciĂłn social. Es preciso corregir el imaginario negativo acerca de la caridad y entenderla como una intenciĂłn de ayudar al otro. Si la persona cree que lo mĂĄs importante es darle dinero a una persona para que compre su alimento, debe darlo; si considera que es mĂĄs importante la educaciĂłn de los hijos del necesitado, debe aďŹ liarse a un plan padrino; si trabaja

en una empresa y puede lograr que construyan un colegio o una universidad, debe hacer esa gestiĂłn; si trabaja en el Gobierno, puede lanzar una ley para que haya un subsidio importante. Son muchas las maneras de ayudar, y las necesidades de los colombianos son apremiantes, pero esa nociĂłn de ayuda nace de cada persona; no puedo decir de una empresa que es caritativa o que tiene mucho amor; la solidaridad proviene de un interĂŠs personal.

El evangelio hecho realidad â&#x20AC;&#x153;En una ocasiĂłn, hace quince aĂąos, me llamĂł un hombre importante de BogotĂĄ y cercano a mĂ­ por reconocimiento; me dijo que querĂ­a donar unos centavos para ayudar al Minuto de Dios, me enviĂł un millĂłn de pesos y me indicĂł el NIT de su organizaciĂłn pidiendo el envĂ­o de un recibo para el revisor ďŹ scal y para lograr la deducciĂłn de algunos impuestos. Ă&#x2030;l estaba en todo su derecho, mucho mĂĄs siendo un hombre que tiene bien organizada su contabilidad. â&#x20AC;?En esos dĂ­as tuve que ir a MedellĂ­n de un dĂ­a para otro; tambiĂŠn recibĂ­ la llamada de una mujer de La Ceja, Antioquia, porque querĂ­a dar unos centavitos para la obra; como La Ceja queda relativamente cerca al aeropuerto de Rionegro, pensĂŠ en pasar por ahĂ­ antes de devolverme para BogotĂĄ; asĂ­ fue. â&#x20AC;?Cuando lleguĂŠ a la direcciĂłn, estaban pavimentando la calle. Ella me contĂł que tenĂ­an que pagar por mensualidades la valorizaciĂłn de la casa, por el pavimento que estaban poniendo; mĂĄs adelante entrĂł un joven de unos 17 aĂąos, y me lo presentĂł como su nieto mayor; me contĂł que estaba de vacaciones escolares y que lo pusieron a aprender a trabajar como ayudante de construcciĂłn; asĂ­, deduje que era una familia de pocos recursos. â&#x20AC;?Cuando llegĂł la hora de irme, la seĂąora, cuyo nombre no recuerdo, sacĂł de un armario un paquete y me lo entregĂł; le preguntĂŠ si querĂ­a un recibo, pero se negĂł rotundamente; me dijo que ese era un dĂ­a muy feliz para ella, porque siempre habĂ­a deseado ayudar con unos centavos a la gente que tenĂ­a menos que ella, para que pudiera construir su propia casa. â&#x20AC;?Cuando lleguĂŠ a la oďŹ cina en BogotĂĄ, contĂŠ el dinero de esa donaciĂłn. Exactamente un millĂłn de pesos; se notaba que lo habĂ­a conseguido poco a poco, porque los billetes estaban doblados y desordenados segĂşn el valor. PensĂŠ en cĂłmo se parecĂ­a esta seĂąora a la mujer del Evangelio; en esa proporciĂłn de su esfuerzo, la seĂąora me dio mil millones de pesos, y su acciĂłn tiene un valor inmensoâ&#x20AC;?.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBWHPDBFHQWUDOLQGG

23




TemaCentral FILANTROPĂ?A

Benito Baranda: â&#x20AC;&#x153;Bien intencionada, la ďŹ lantropĂ­a no es contradictoria con la responsabilidad social empresarialâ&#x20AC;? El Padre Benito Baranda, referente latinoamericano en temas de ďŹ lantropĂ­a y solidaridad, habla con la Revista RS acerca de la pobreza en AmĂŠrica Latina, la ďŹ lantropĂ­a y la responsabilidad social estratĂŠgica. Conozca la visiĂłn de un hombre que ha dedicado su vida a ayudar. enito Baranda es un jesuita consumado. Su ďŹ gura en Chile equivale en Colombia a la del Padre Rafael GarcĂ­a Herreros o a la del Padre Diego Jaramillo, sacerdotes eudistas consagrados a la obra de El Minuto de Dios. Benito Baranda FerrĂĄn es psicĂłlogo, Presidente de la Junta Directiva de la FundaciĂłn AmĂŠrica Solidaria y Director Nacional Social de la organizaciĂłn chilena Hogar de Cristo.

ÂżCĂłmo ve la situaciĂłn de la pobreza hoy en AmĂŠrica Latina? | En un subcontinente rico en personas y recursos naturales, aĂşn tenemos al 34% de nuestra poblaciĂłn viviendo con menos de USD$ 2 diarios y a un 13% con menos de USD$ 1 diario. Somos 588 millones de personas que deseamos ser felices; sin embargo, 198 millones de ellas se ven impedidas para desarrollar sus propias capacidades naturales, y 76 millones permanecen aĂşn en una situaciĂłn de indigencia y pobreza extrema, que afecta seriamente el ejercicio de sus derechos y su propia libertad. Sin lugar a dudas hemos avanzado mucho, unos paĂ­ses mĂĄs que otros, pero nos queda mucho camino por recorrer. En especial hoy HaitĂ­ requiere de un apoyo urgente para el desarrollo, y para ello es necesario contar con las mismas personas afectadas, con sus familias y comunidad.

ÂżCree usted que la situaciĂłn de pobreza en AmĂŠrica Latina se ha agudizado en los Ăşltimos 20 aĂąos?| Hemos tenido muchas diďŹ cultades sociales y econĂłmicas durante estas Ăşltimas dĂŠcadas; sin embargo, continuamos trabajando para enfrentar de buena manera la pobreza e indigencia existente en AmĂŠrica Latina. PaĂ­ses como Brasil, MĂŠxico,

24

â&#x20AC;&#x153;La ďŹ lantropĂ­a busca que la humanidad de todos sea respetada y tratada dignamenteâ&#x20AC;?. â&#x20AC;&#x153;La educaciĂłn de calidad es la gran herramienta para transformar a nuestros paĂ­ses. Debe ir acompaĂąada de un desarrollo empresarial pujante, con sĂłlidas bases ĂŠticasâ&#x20AC;?. Colombia, Venezuela, PerĂş y Chile han avanzado mucho al respecto, pero queda aĂşn mucha tarea que realizar. Seguramente unidos serĂ­a mĂĄs rĂĄpido y fĂĄcil hacerlo.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBWHPDBFHQWUDOLQGG




ÂżCuĂĄles son las principales estrategias que usted visualiza para superar la situaciĂłn de pobreza en AmĂŠrica Latina? | Hay estrategias a mediano y largo plazo; sin lugar a dudas, en todas ellas es necesario contar con estabilidad democrĂĄtica, crecimiento econĂłmico y cohesiĂłn social. Entre las estrategias mĂĄs exitosas a mediano plazo se encuentran las de Brasil, MĂŠxico y Chile, con programas especĂ­ďŹ cos (Bolsa Familia, Oportunidades y Chile Solidario); a largo plazo, la educaciĂłn de calidad es la gran herramienta para transformar a nuestros paĂ­ses, y esta debe ir acompaĂąada de un desarrollo empresarial pujante, con sĂłlidas bases ĂŠticas. Las mejores estrategias logran equilibrar adecuadamente el actuar de Estado, del mercado y la activa participaciĂłn de la sociedad civil. Son las estrategias mĂĄs sustentables, conďŹ ables y que aseguran el desarrollo equitativo en libertad.

â&#x20AC;&#x153;No podemos permitir que quien obtiene riquezas explotando indignamente a las personas, luego done a obras sociales que pretenden restaurar la dignidad de las mismas personasâ&#x20AC;?.

Desde su formaciĂłn religiosa y con toda su experiencia, ÂżcĂłmo deďŹ ne ďŹ lantropĂ­a? | Por ďŹ lantropĂ­a entiendo aquello que signiďŹ ca: amor a la humanidad, el ser amigo de las personas y el ser capaces de ayudar a otros a tener una vida realizada y feliz, en especial a los que han tenido menos oportunidades, que no han logrado desarrollarse en plenitud y que les ha tocado experimentar una existencia adversa e inhumana. Para ello es necesario ponerse en el lugar de los demĂĄs (empatĂ­a), y actuar en consecuencia, como desearĂ­amos que actuaran con nosotros en situaciones similares. Las comunidades y paĂ­ses mĂĄs ďŹ lantrĂłpicos son tambiĂŠn los que presentan mayores niveles de justicia y una paz mĂĄs sĂłlida. Aplicada a las empresas con ďŹ nes de lucro, implica ponerse en el lugar de sus trabajadores, clientes, proveedores y de todos aquellos que son parte de la cadena de producciĂłn, buscando en ello que la humanidad de todos sea respetada y tratada dignamente.

Con el surgimiento del tema de la responsabilidad social en los tiempos modernos, Âżse justiďŹ can acciones ďŹ lantrĂłpicas, tales como las donaciones y la caridad, en nuestras sociedades? | Inevitablemente siempre va a ser bienvenida la ďŹ lantropĂ­a en nuestras sociedades. Sin embargo, ella no puede hacerse cometiendo injusticias, es decir, no podemos permitir que quien obtiene riquezas explotando de manera indigna a las personas, luego done a obras sociales que pretenden restaurar la dignidad de las mismas personas. Bien intencionada,

ella no es contradictoria con una responsabilidad social empresarial que se fundamente en sĂłlidos valores, que pueden ser muy complementarias y potenciarse en la bĂşsqueda de condiciones de vida dignas y de oportunidades de desarrollo justas para todos en nuestra querida LatinoamĂŠrica.

ÂżPuede, por favor, comparar la ďŹ lantropĂ­a con la responsabilidad social estratĂŠgica a nivel de acciones y resultados? | La ďŹ lantropĂ­a no necesariamente busca resultados inmediatos o apunta a un objetivo mayor, aunque en muchos casos sĂ­ lo hace, pero de una manera mĂĄs libre y generosa. En cambio, en el caso de la responsabilidad social estratĂŠgica, esta sĂ­ apunta a un plan predeterminado y estudiado, del cual se esperan resultados y progresos, y basa sus acciones en evidencias empĂ­ricas, que aseguran determinados resultados; por ejemplo, superar la pobreza de manera sustentable en el tiempo. En esta Ăşltima, por lo general las personas se involucran de manera directa, y asumen responsabilidades directas en el ĂŠxito de la estrategia. Con esta segunda, con la responsabilidad social estratĂŠgica, nos gustarĂ­a colaborar mĂĄs intensamente en AmĂŠrica Latina desde la FundaciĂłn AmĂŠrica Solidaria.

RS Revista es leĂ­da por presidentes y gerentes del sector empresarial de Colombia. ÂżCuĂĄl es su mensaje para ellos? | Mi mensaje para todos ellos y ellas es que hoy tenemos una gran oportunidad en AmĂŠrica Latina, de disminuir rĂĄpidamente la pobreza que aĂşn sufren millones de familias en nuestro subcontinente; contamos con las capacidades y recursos para hacerlo, y ademĂĄs podemos hacer ricas alianzas pĂşblico-privadas en este sentido, donde la sociedad civil tiene un rol protagĂłnico y donde tambiĂŠn las mismas comunidades excluidas pueden potenciarse y asumir mayores grados de autonomĂ­a y desarrollo. Eso es lo que hemos demostrado desde AmĂŠrica Solidaria en una dĂŠcada de trabajo en nueve paĂ­ses (partiendo por HaitĂ­), y que esperamos prontamente replicar en Colombia. Para superar la pobreza, un muy buen camino estĂĄ en involucrar a jĂłvenes profesionales para que se sumen a proyectos que buscan superarla, desde la sociedad, en toda LatinoamĂŠrica.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBWHPDBFHQWUDOLQGG

25




INFORMACIÓNINSTITUCIONAL

Los pioneros de la economía construyen paz &OFMBVEJUPSJPEFMB'VOEBDJwO4PDJBMTFEJFSPODJUBMBTJOJDJBUJWBT NgTSFQSFTFOUBUJWBTFOMBDPOTUSVDDJwOEFMBQB[FO$PMPNCJB  RVFIBOTJEPHFTUBEBTQPSFMTFDUPSQSJWBEP5JQJFM $FSSPNBUPTP  FM(SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFTZ"SHPTGVFSPOMBTFNQSFTBT HBMBSEPOBEBTFO²&NQSFOEFSQB[MBBQVFTUBFNQSFTBSJBM³  FOMBRVFUBNCJnOTFUVWPVOBKPSOBEBEFEJTDVTJwOTPCSFFM DPNQSPNJTPFNQSFTBSJBMFOFMUFNB

²&.13&/%&31";-""16&45" &.13&4"3*"-³IJ[PVO

SFDPOPDJNJFOUPBBRVFMMBTJOJDJBUJWBT HFTUBEBTQPSFMTFDUPSQSJWBEP  RVFUJFOFOFMQSPQwTJUPEFJODJEJS FOMBDPOTUSVDDJwOEFQB[FOFM UFSSJUPSJPDPMPNCJBOP-PTQSPHSBNBT EF"SHPT $FSSPNBUPTP 5JQJFMZ FM(SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFT GVFSPOFMFHJEPTQPSTVDPNQSPNJTP FOFTUBC|TRVFEB"DBEBVOPTF MFPUPSHBSPOEJF[NJMMPOFTEFQFTPT DPMPNCJBOPT QBSBGPSUBMFDFSZ FOHSBOEFDFSUPEBWrBNgTMBMBCPSRVF WJFOFOSFBMJ[BOEP &OTVUFSDFSBWFSTJwO RVFTF MMFWwBDBCPFMEFPDUVCSFFOFM BVEJUPSJPEFMB'VOEBDJwO4PDJBM  FMFWFOUPEFQSFNJBDJwOTFSFBMJ[w CBKPVOOVFWPGPSNBUP FOFMRVF BEFNgTEFFYBMUBSMBTJOJDJBUJWBT NgTJOUFSFTBOUFT TFJODMVZwVOGPSP EFEJTDVTJwOTPCSFMBDPOTUSVDDJwO EFQB[EFTEFFMTFDUPSQSJWBEP $BSMPT(PO[gMF[ 1SFTJEFOUFEF 1BWDPÎTDBS3PKBT $PNJTJPOBEP FO3FQSFTFOUBDJwOEFMB4PDJFEBE $JWJMEFMB$PNJTJwO/BDJPOBMEF 3FQBSBDJwOZ3FDPODJMJBDJwO $/33  /BUBMJB4BMB[BS EFMB"MUB$POTFKFSrB QBSBMB3FJOUFHSBDJwO "$3 Z

26

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

&EVBSEP7JMMBS 7JDFQSFTJEFOUF $PSQPSBUJWPEFMB'VOEBDJwO4PDJBM  DPOGPSNBSPOVOQBOFMSJDPFOBQPSUFT QSPWFOJFOUFTEFMPTEJGFSFOUFT TFDUPSFTEFMBTPDJFEBESFVOJEPT FOFTUFFTQBDJP PSJFOUBEPQPSMB NPEFSBDJwOEF3JDBSEPÇWJMB %JSFDUPS EFMEJBSJPFDPOwNJDP1PSUBGPMJP -BQB[ VODPNQSPNJTPRVFFT UBNCJnOEFMTFDUPSQSJWBEP ²&MEFMBBDUJWJEBE FDPOwNJDBEF-BUJOPBNnSJDBFT BQPSUBEPQPSFMTFDUPSQSJWBEP NFBMFHSBRVFUBNCJnOTFFTUn JOWPMVDSBOEPFOMBDPOTUSVDDJwO EFMBQB[³ EFDMBSwFM%JSFDUPSEF 1PSUBGPMJP BMEBSJOJDJPBMBEJTDVTJwO 4FH|O&EVBSEP7JMMBS FO$PMPNCJB MBJOUFSWFODJwOEFMTFDUPSQSJWBEPFO FMUFNBBQFOBTFTUgFNQF[BOEPB JOWFOUBSTF1BSBRVFTVDFEBEFGPSNB BDFSUBEBFTOFDFTBSJBVOBQPMrUJDBEF FTUBEPFTUSVDUVSBM DPOFTUSBUFHJBT QVOUVBMFT RVFJOWPMVDSFOBMTFDUPS QSJWBEP²&MQSPCMFNBEFMBQB[OPFT TPMPEFM(PCJFSOP QFSPTrFTTVEFCFS DPOWPDBSFJOUFHSBSMBTFTUSBUFHJBT DPOFTUFPCKFUJWw³ QVOUVBMJ[w $BSMPT(PO[gMF[ 1SFTJEFOUF EF1BWDP B¾SNwRVFMBT

FNQSFTBTHSBOEFTEFCFOMJEFSBSMB DPOTUSVDDJwOEFMBQB[ RVFOPTPMP TFUSBUBEFHFOFSBSFNQMFP TJOP UBNCJnODPO¾BO[BZMJEFSB[HP Z DSFBSVONVOEPEFPQPSUVOJEBEFT  DPOFM¾OEFDBQBDJUBSBMPT CFOF¾DJBSJPTQBSBRVFDPOTPMJEFO VOBPGFSUBEFTFSWJDJPTRVFMF QVFEBOQSFTUBSBMBTPDJFEBE -rEFSFTEFQB[ "MQJOB "SHPT $BSCPBOEFT  $BSSFGPVS $FSSPNBUPTP $PMUBCBDP  (SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFT  1BDJ¾D3VCJBMFT 4NVS¾U,BQQB $BSUwOEF$PMPNCJBZ5JQJFMIJDJFSPO QBSUFEFMTFMFDUPHSVQPEF¾OBMJTUBT &OTVDBMJ¾DBDJwOQSJNBSPOMPT TJHVJFOUFTDSJUFSJPT²FOQSJNFS MVHBS RVFMBJOJDJBUJWBGVFTF FNQSFTBSJBMFOTFHVOEP FMUBNBvP EFMBJOJDJBUJWBEFTEFFMQVOUPEF WJTUBEFMFTGVFS[PZEFMJNQBDUPZ  BTrNJTNP FMOJWFMEFJOOPWBDJwO³  TFvBMw&EVBSEP7JMMBS 7JDFQSFTJEFOUF $PSQPSBUJWPEFMB'VOEBDJwO4PDJBM  RVFIJ[PQBSUFEFMBNFTBEFMKVSBEP RVFFWBMVwMPTQSPHSBNBT &MKVSBEPUBNCJnOFTUVWP DPOGPSNBEPQPSPUSPTFYQFSUPTFO FMUFNB DPNP"OHFMJLB3FUUCFSH 


1I% QSPGFTPSBEFM%FQBSUBNFOUP EF$JFODJB1PMrUJDBEFMB6OJWFSTJEBE EFMPT"OEFTZ%JSFDUPSBEFM 1SPHSBNBEF*OWFTUJHBDJwOTPCSF $POTUSVDDJwOEF1B[&VMBMJB "SCPMFEB FY1SFTJEFOUFEFM#BODP $BKB4PDJBM #$4$ 4BOUJBHP .BESJvgO %JSFDUPS&KFDVUJWPEFM $POTFKP&NQSFTBSJBM$PMPNCJBOP QBSBFM%FTBSSPMMP4PTUFOJCMF $FDPEFT Z3JDBSEPÃ&#x2021;WJMB %JSFDUPS EF1PSUBGPMJP -BQSJNFSBFNQSFTBRVFSFDJCJw FMSFDPOPDJNJFOUPGVF"SHPT QPS TVQSPHSBNBEFSFJOUFHSBDJwO ZEFTBSSPMMPDPNVOJUBSJPFOMPT NVOJDJQJPTEF4BO0OPGSF 1VFSUP /BSFZ1VFSUP5SJVOGP3PCFJSP"OUPOJP (wNF[ NJFNCSPEFMBTDPNVOJEBEFT CFOF¾DJBSJBT RVFFTUVWPQSFTFOUFFO MBDFSFNPOJB FYQMJDwRVFIBDFUSFT BvPTFTUgOUSBCBKBOEPFOVODVMUJWP EFBKrZFOVOQSPZFDUPEFTFHVSJEBE BMJNFOUBSJB FOFMDVBMGBNJMJBT EF1VFSUP5SJVOGPTFFTUgOWJFOEP CFOF¾DJBEBTEJSFDUBNFOUF ZPUSBT TFJTGBNJMJBTTPOOVFWBTTPDJBT&O 4BO0OPGSFTFCFOF¾DJBO ZFO 1VFSUP5SJVOGP  "TJNJTNP GVFQSFNJBEBMB JOJDJBUJWBEF$FSSPNBUPTP QPSTV NPEFMPEFJOUFSWFODJwOJOUFHSBM TPDJPQSPEVDUJWP CBTBEPFOUSFT DPNQPOFOUFTEFUSBCBKPFEVDBDJwO  BVUPHFTUJwODPNVOJUBSJBZEFTBSSPMMP FDPOwNJDP RVFUJFOFMVHBSFOMBT DPNVOJEBEFTEFM"MUPEF4BO+PSHF  FOFMEFQBSUBNFOUPEF$wSEPCB+BWJFS %BWJE"SSPCJO.POTBMWF MrEFSKVWFOJM EFMBDPNVOJEBE FYQSFTwRVFFTUBCB NVZGFMJ[ QPSRVFFTUFQSFNJPFSB VOSFDPOPDJNJFOUPBMHSBOFTGVFS[P SFBMJ[BEPQPSMPTKwWFOFTEFMMVHBS &M²1SPHSBNBEFGPSUBMFDJNJFOUP EFMBDBEFOBQSPEVDUJWBEFMBKPOKPMr FOMBSFHJwOEFMPT.POUFTEF .BSrBZEFMBCBTFTPDJBMEFMPT JOUFHSBOUFTEFMBPSHBOJ[BDJwO "TPDJBDJwOEF1SPEVDUPSFT "HSPQFDVBSJPTEF$BDBPEFM %BSJnO³GVFUBNCJnOHBMBSEPOBEP FOFMFWFOUP&TUBJOJDJBUJWB B DBSHPEFM(SVQP/BDJPOBMEF $IPDPMBUFT BCBSDBEFTEFFMEJTFvP FJNQMFNFOUBDJwOEFJOWFTUJHBDJwO

QBSBFMNFKPSBNJFOUPEFMPTDVMUJWPT GPSUBMFDJNJFOUPEFMBDBQBDJEBE PSHBOJ[BDJPOBMZFNQSFTBSJBMEF PSHBOJ[BDJPOFTWJODVMBEBTBMBT SFEFTEFQSPEVDUPSFTNFKPSBEFMBT DPOEJDJPOFTEFTFHVSJEBEBMJNFOUBSJB ZEFDBMJEBEFEVDBUJWBEFMBTGBNJMJBT QSPEVDUPSBT IBTUBMBQSPNPDJwO FJOUFHSBDJwODPOMBTGBNJMJBTEF MPTQSPEVDUPSFT QBSBRVFFTUBT TFWJODVMFOZTFBQSPQJFOEFMPT QSPDFTPTQSPEVDUJWPT 1PSPUSPMBEP MBFNQSFTB5JQJFM  DPOTVQSPZFDUP$PPQFSBUJWBEF 5SBCBKP"TPDJBEP"MGBSFSPTEF #BSSBODBCFSNFKB$PPUSBTBMCB TF IJ[PUBNCJnONFSFDFEPSBEFMQSFNJP  QPSJODJEJSFOMBDPOTUSVDDJwOEFMB QB[4VPCKFUJWPIBTJEPNFKPSBSMB DBMJEBEEFWJEBEFMPTBTPDJBEPT BMBDPPQFSBUJWB$PPUSBTBMCB RVF BHSVQBBWBSJPTBMGBSFSPT ZMBEFTVT GBNJMJBT²"OUFTnSBNPTBSUFTBOPT ZBIPSBTPNPTUnDOJDPTIFNPT BQSFOEJEPBDPNQBSUJSFODPNVOJEBE &TUBFNQSFTBIBDPOUSJCVJEPB NFKPSBSMBWJEBEFWBSJBTGBNJMJBTRVF FTUBCBONBSHJOBEBT³ JOEJDw1FESP 6SSVUJB NJFNCSPEFMBDPPQFSBUJWB ²-BSB[wORVFIBNPUJWBEPMB MBCPSEFOVFTUSBFNQSFTBFTRVFFO WFSEBEFTUBNPTDPNQSPNFUJEPTDPO MBDPNVOJEBEIBDFBvPTFTUBNPT DPOWFODJEPTEFRVFIBZRVFEBSMFMB QPTJCJMJEBEEFEFTBSSPMMBSTF)BZRVF QFOTBSFJOWPMVDSBSTFDPOFMFOUPSOP FOFMDVBMTFUSBCBKB TJTFRVJFSF TFSQBSUFEFMGVUVSPZEFMEFTBSSPMMP³  EJKP&SNFOFHJMEP;VDDBSJOJ (FSFOUF EF5JQJFM ZBHSFHwRVFUPEPTMPT QSPZFDUPTQFSEVSBCMFTTFNFSFDFO FTUFQSFNJP²OPTn5JQJFMDVgOUPTF MPIBNFSFDJEP QFSPFTUPZTFHVSPEF RVFMPIFNPTCVTDBEPEVSBOUF BvPTEFBDUJWJEBEFT³ FYQSFTw &OMBTJOJDJBUJWBTQSFNJBEBTTF FODPOUSwVOBMUPOJWFMEFJOOPWBDJwO TFH|O7JMMBS MBWJODVMBDJwOEFM TFDUPSQSJWBEPFOJOJDJBUJWBTQBSB MBDPOTUSVDDJwOEFQB[FTVOUFNB EPOEFUPEPFTUgQPSJOWFOUBS²4JTF PCTFSWBOFTUBTJOJDJBUJWBT FTFWJEFOUF FMFNQFvPQBSBEFTBSSPMMBSMBT QFSP TPCSFUPEPFMHSBOFTGVFS[PQBSB JOWFOUgSTFMBT³ QVOUVBMJ[w

$MBVEJB1BUSJDJB3JWFSB %JSFDUPSBEFMB'VOEBDJwO (SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFT.BSrB$MBSB 1JFESBIrUB 5SBCBKBEPSB4PDJBMEFMB'VOEBDJwO (SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFT:JNJT$FWFSJDIF  EFMB3FEEF1SPEVDUPSFTEF"KPOKPMrFOMBSFHJwO EFMPT.POUFTEF.BSrB.BSrB/FMMZ(SJTBMFT  %JSFDUPSBEF$PNQSBTEF.BUFSJB1SJNBEFM(SVQP /BDJPOBMEF$IPDPMBUFT Z.BSrB.FSDFEFT3FOHJGP  $PPSEJOBEPSB$BSJCF)|NFEPEFMB$PSQPSBDJwO#1"

&EVBSEP7JMMBS 7JDFQSFTJEFOUF$PSQPSBUJWPEFMB 'VOEBDJwO4PDJBM$BSMPT(PO[gMF[ 1SFTJEFOUF EF1BWDP"OB5FSFTB#FSOBM $PNJTJPOBEBFO 3FQSFTFOUBDJwOEFMB4PDJFEBE$JWJMEFMB$PNJTJwO /BDJPOBMEF3FQBSBDJwOZ3FDPODJMJBDJwO $/33  /BUBMJB4BMB[BS "TFTPSB1PMrUJDBEFMB"MUB $POTFKFSrBQBSBMB3FJOUFHSBDJwO Z3JDBSEPÃ&#x2021;WJMB  %JSFDUPSEF1PSUBGPMJP

4UFGBO+PTU 3FQSFTFOUBOUFFO$PMPNCJBEFMB 'VOEBDJwO,POSBE"EFOBVFS Z#BSCBSB)FTT  %JSFDUPSBEFMB$PPQFSBDJwO5nDOJDB"MFNBOB

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

27


INFORMACIĂ&#x201C;NINSTITUCIONAL

Colombia hizo presencia en el I Foro Iberoamericano de Fundaciones Empresariales Cinco entidades del paĂ­s compartieron sus experiencias en torno al mejoramiento de la calidad de vida de poblaciĂłn vulnerable desde la educaciĂłn, el empleo y la innovaciĂłn social, entre otros aspectos. La AsociaciĂłn de Fundaciones Empresariales (AFE) presentĂł un estudio sobre iniciativas desarrolladas por miembros de la organizaciĂłn para mitigar la problemĂĄtica del desplazamiento, el cual fue realizado por la FundaciĂłn Ideas para la Paz.

Foto: cortesĂ­a de la FundaciĂłn Compromiso Empresarial.

28

Una destacada participaciĂłn tuvo Colombia en el I Foro Iberoamericano de Fundaciones Empresariales, cuya organizaciĂłn estuvo liderada por la FundaciĂłn Compromiso Empresarial, y en el cual participaron mĂĄs de 120 expertos de entidades de EspaĂąa e IberoamĂŠrica, quienes expusieron sus conocimientos en el auditorio Rafael del Pino, de Madrid, EspaĂąa. El evento, realizado en octubre, contĂł con la presencia de representantes de fundaciones de MĂŠxico, Colombia, Chile, Argentina, Ecuador, Brasil, PerĂş y EspaĂąa, quienes compartieron sus proyectos y buenas prĂĄcticas en materia de educaciĂłn, empleo, buen gobierno, transparencia, innovaciĂłn social, medio ambiente, establecimiento de sinergias y evaluaciĂłn de resultados. En el caso de Colombia, las fundaciones Corona, CerrejĂłn para el Agua en La Guajira (FCAG), BolĂ­var Davivienda, Social y Carvajal, que hacen parte de la AsociaciĂłn de Fundaciones Empresariales (AFE), mostraron los esfuerzos realizados para la superaciĂłn de la pobreza y el mejoramiento de la calidad de vida de poblaciĂłn vulnerable en el paĂ­s, incluyendo a la que se encuentra en situaciĂłn de desplazamiento. En este sentido, el Presidente de la Junta Directiva de la AFE, Roberto Pizarro, presentĂł un estudio, realizado por otro de los miembros de la organizaciĂłn, la FundaciĂłn Ideas para la Paz, sobre la intervenciĂłn de fundaciones empresariales colombianas adheridas a la asociaciĂłn, en el tema de desplazamiento. SegĂşn la Directora Ejecutiva de la AFE, MarĂ­a Carolina SuĂĄrez, el informe evidencia el compromiso claro de las fundaciones empresariales en torno a esta problemĂĄtica nacional, lo cual causĂł una buena impresiĂłn en los asistentes al foro. â&#x20AC;&#x153;Sin importar el foco de trabajo de cada fundaciĂłn:

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBLQIRBIXQPDGULGLQGG




discapacidad, educaciĂłn, salud u otro, todos abordamos el tema de una manera diferenteâ&#x20AC;?, asegurĂł. Por su parte, Pizarro manifestĂł que el evento fue un encuentro interesante, por cuanto â&#x20AC;&#x153;se forjaron elementos de conďŹ anza y se logrĂł el intercambio de experiencias, a ďŹ n de deďŹ nir trabajos comunes y de crear una red de fundaciones internacionales en un futuroâ&#x20AC;?. Entre las organizaciones pares de la AFE que se congregaron en el evento, se encuentran el Centro Mexicano para la FilantropĂ­a (CemeďŹ ), la AsociaciĂłn EspaĂąola de Fundaciones (AEF), el Grupo de Institutos Fundaçþes e EmpresasBrasil (GIFE) y RedEAmĂŠrica. De igual manera, asistieron entidades como el Instituto Estre (Brasil), la FundaciĂłn Televisa (MĂŠxico), la FundaciĂłn Adecco (EspaĂąa), la FundaciĂłn Nobis (Ecuador) y la FundaciĂłn Emprendimientos Rurales Los Grobo (Argentina). El Presidente de la Junta Directiva de la AFE, quien ademĂĄs es Presidente Ejecutivo de la FundaciĂłn Carvajal, expresĂł tambiĂŠn que gracias a la seriedad y experiencia mostradas por Colombia con la presentaciĂłn del estudio y con la intervenciĂłn de las fundaciones

representantes, se planteĂł la posibilidad de realizar la segunda versiĂłn del encuentro en Colombia, que se llevarĂ­a a cabo en el 2012. Las ponencias de Colombia en el foro AdaptaciĂłn de comunidades vulnerables al cambio climĂĄtico, de la FundaciĂłn CerrejĂłn para el Agua en La Guajira. En esta ponencia se presentaron los avances de la organizaciĂłn en el desarrollo de proyectos desarrollados de manera conjunta con la comunidad indĂ­gena y campesina de la regiĂłn, para beneďŹ ciar a poblaciones rurales en abastecimiento de agua, saneamiento e higiene y gestiĂłn integral de fuentes hĂ­dricas. Alianzas que contribuyen a mejorar la calidad de vida en las ciudades colombianas, a cargo de la FundaciĂłn Corona, en la cual se hizo referencia a la estrategia de seguimiento pedagĂłgico Ciudades CĂłmo Vamos, encaminada a contribuir con el desarrollo de gobiernos mĂĄs transparentes y de ciudadanĂ­as mĂĄs informadas, mediante la participaciĂłn de diferentes actores de la sociedad. Desarrollando herramientas para la gestiĂłn de fundaciones, de

De izquierda a derecha: Margareth FlĂłrez, Directora Ejecutiva de RedEAmĂŠrica; MarĂ­a Carolina SuĂĄrez, Directora de la AsociaciĂłn de Fundaciones Empresariales (AFE); Eduardo Villar, Vicepresidente Corporativo de la FundaciĂłn Social; Rodrigo Salazar, Director Ejecutivo de la FundaciĂłn Mamonal; Roberto Pizarro, Presidente de la FundaciĂłn Carvajal y de la Junta Directiva de la AFE; Marta LucĂ­a de la Cruz, Jefe de GestiĂłn Local y Comunitaria de la FundaciĂłn Corona; Marco Cruz, Director General de la FundaciĂłn Antonio Restrepo Barco; MarĂ­a Claudia Trucco, Directora de la FundaciĂłn Surtigas; Paula PeĂąa, Directora Ejecutiva de la FundaciĂłn CerrejĂłn para el Agua en la Guajira; Melba Pinedo, Directora de la FundaciĂłn Gases de Occidente; Mario GĂłmez, Director Social de la FundaciĂłn Antonio Restrepo Barco, yJorge Villalobos, Presidente del Centro Mexicano para la FilantropĂ­a (CemeďŹ ). Foto: cortesĂ­a de la FundaciĂłn Compromiso Empresarial.

En el podio, Roberto Pizarro, Presidente de la FundaciĂłn Carvajal y de la Junta Directiva de la AsociaciĂłn de Fundaciones Empresariales (AFE) de Colombia. Foto: cortesĂ­a de la AFE.

la FundaciĂłn BolĂ­var Davivienda. Se centrĂł en la lĂ­nea de fortalecimiento institucional que maneja la organizaciĂłn, la cual estĂĄ dirigida a fundaciones de primer nivel que son apoyadas por esta. Dicha estrategia busca generar condiciones para la paz, la democracia, la justicia y la transparencia. Desarrollando las microďŹ nanzas en las comunidades de bajos ingresos, de la FundaciĂłn Social. En esta intervenciĂłn, la entidad destacĂł el trabajo realizado con el modelo bancario que adopta, para atender las necesidades ďŹ nancieras de las clases populares, como instrumento de mejoramiento de la calidad de vida. InclusiĂłn de la tecnologĂ­a en los procesos educativos, de la FundaciĂłn Carvajal. En esta ponencia se hizo referencia al proyecto IncorporaciĂłn de las TecnologĂ­as de la InformaciĂłn y las Comunicaciones (TIC) en el proceso educativo y social de la InstituciĂłn Educativa Santa Isabel de HungrĂ­a, del barrio El Retiro, cuyo propĂłsito es contribuir al mejoramiento de la calidad educativa y al desarrollo de competencias para generaciĂłn de ingresos en este sector de Cali (Valle del Cauca).

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBLQIRBIXQPDGULGLQGG

29




Casos Empresariales En la Revista RS somos una empresa socialmente responsable que ejerce las siguientes prácticas:

1

Practicamos la transparencia diferenciando e identificando la información comercial de la editorial.

2

Practicamos la ética por autorregulación.

3

El equipo periodístico es autónomo en el desarrollo de los contenidos informativos.

4

Editorialmente no aceptamos censura ni presión de ninguna clase.

5

El Consejo de Redacción se reserva los lineamientos y las decisiones respecto a la información editorial.

6

Nuestro interés es generar valor agregado a las empresas.

7

El Consejo Asesor Editorial está conformado por grandes líderes empresariales, de reconocimiento nacional e internacional, y los expertos más reconocidos del país en el tema de responsabilidad social y desarrollo sostenible, quienes orientan el accionar de la revista y se encargan de acompañarnos en el desarrollo de los contenidos.

Estos lineamientos se publican en todas las ediciones de la Revista RS como manifestación de transparencia.

30

RS | Responsabilidad Sostenibilidad


La Revista RS realiza un análisis de la estrategia de RSE de las compañías, resaltando sus fortalezas y oportunidades de mejoramiento. Los contenidos editoriales se desarrollan con total independencia por parte del equipo periodístico. El análisis de los contenidos de los Casos Empresariales se adelanta a través de una matriz diseñada especialmente por RS, con la asesoría de los miembros del Consejo Asesor Editorial.

En esta edición presentamos la siguiente organización:

Syngenta

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

31


8Wie:cfh[iWh_Wb SYNGENTA

BWWb_WdpWf[h\[YjW[djh[bW fheZkYY_ŒdW]h‡YebW"[bc[Z_e WcX_[dj[obWYeckd_ZWZ La política de responsabilidad social de Syngenta Colombia constituye un conjunto de programas que apuntan a diferentes áreas de la agricultura e incentivan las buenas prácticas agrícolas y de cuidado ambiental entre los agricultores colombianos; cada programa involucra tanto el componente social como el ambiental, para obtener una agricultura sostenible en todas las regiones del país.

“La responsabilidad social no es un lujo, no es un área de soporte que podamos tercerizar, es una parte integral de la estrategia”. Entrevista con Pablo Casabianca Head of Corporate Affairs - Andean, Caribbean & Central American Region, de Syngenta

S

u buen humor es contagioso, tanto que el hielo al inicio de la entrevista no existe. Pablo Casabianca, quien fue por muchos años CEO de Syngenta y ahora se desempeña como Líder de Asuntos Corporativos de la compañía, desde Centroamérica y el Caribe hasta los Andes, atendió esta entrevista en la sede de RS Revista en Bogotá. Habló de responsabilidad social, de los retos de la agricultura para el desarrollo, del papel del Estado y del sector privado en la construcción de ambientes propicios para la responsabilidad social, y de las experiencias de Syngenta con las comunidades en el tema.

social, hoy en día tiene más vigencia que nunca frente a la demanda de alimentos y ante los problemas que estamos enfrentando a nivel climático.

µ7gkƒZ[iW\‡eih[ifedZ[bWfeb‡j_YWZ[ h[ifediWX_b_ZWZieY_WbZ[Iod][djW5

Kij[ZWÓhcŒ"[dZ_|be]efh[l_e"gk[bWfeb‡j_YW Z[h[ifediWX_b_ZWZieY_Wb[dIod][djW[ikdeZ[ bei[`[i[ijhkYjkhWdj[iZ[bWYecfW‹‡W$µFk[Z[ Wcfb_Wh[ij[YedY[fje"feh\Wleh5

En los últimos tres años ha habido un incremento importante en los commodities agrícolas, en parte por especulación y en parte por un incremento en la demanda, lo cual hace que la agricultura vuelva a estar en el centro de la discusión. Si creemos que eso es cierto, el tema hacia adelante va a ser de qué manera la industria que está desarrollando tecnología para la agricultura puede hacer un aporte de modo sostenible y con protección del medio ambiente. Nuestra política de responsabilidad social, que lleva varias décadas, hoy en día tiene más vigencia que en cualquier otro momento de la historia, pues la demanda de alimentos es una realidad, está para quedarse, y no creemos que vaya a disminuir. La producción de alimentos ha venido supliendo la demanda, pero ante cualquier modificación climática que pueda haber en un año determinado esto se va a volver muy difícil. Creemos que el tema de la sostenibilidad, el de la responsabilidad

32

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

ÇDk[ijhWfeb‡j_YWZ[h[ifediWX_b_ZWZ ieY_Wb"gk[bb[lWlWh_WiZƒYWZWi"^eo[d Z‡Wj_[d[c|il_][dY_Wgk[[dYkWbgk_[h ejhecec[djeZ[bW^_ijeh_W"fk[ibW Z[cWdZWZ[Wb_c[djei[ikdWh[Wb_ZWZ" [ij|fWhWgk[ZWhi["odeYh[[ceigk[ lWoWWZ_ic_dk_hÈ$

Nosotros creemos que el tema de la responsabilidad social corporativa es una parte integral de la estrategia y está dentro del negocio, en igual nivel de importancia al que pueden estar la investigación y la innovación, el mercadeo o los procesos con las personas y el liderazgo. No es un área de soporte del negocio, nuestros accionistas demandan que este tema sea tan importante como hacer productos de altísima innovación y tecnología, lo cual es muy satisfactorio para nosotros como empleados, porque Syngenta es una compañía que está queriendo innovar, trayendo la última tecnología, ayudando a solucionar un problema de una manera sostenible y ambientalmente aceptable. La responsabilidad social no es un lujo, no es un área de soporte que podamos tercerizar, es una parte integral de la estrategia. I_]k[[dbWf|]_dW)*


Syngenta AG es una compañía de origen suizo, con una amplia producción de semillas y pesticidas, que hace profundas investigaciones en biotecnología y genética. Emplea personas en más de 90 países y su filosofía está dirigida a la agricultura sostenible.

Es líder en prácticas de protección de cultivos y medio ambiente, con programas de envergadura mundial, dirigidos a la conservación del medio ambiente, las buenas prácticas agrícolas y la protección de la salud humana.

Syngenta opera en Colombia hace diez años y pertenece a Latam Norte, la región que comprende desde Guatemala hasta Perú, incluido el Caribe.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

33


8Wie:cfh[iWh_Wb SYNGENTA

Kij[Z\k[9;EZ[Iod][djWZkhWdj[ckY^e j_[cfe"o[d[ij[cec[dje[ij|WYWh]eZ[ beiWikdjeiYehfehWj_lei$µ9ŒceZ[Ód[bW h[ifediWX_b_ZWZieY_Wb5 Es la manera de devolverles a las comunidades, países y clientes un pedazo de lo que les estamos ayudando a construir. En otras palabras, estoy convencido de que puedo aportarles a los demás muchas más cosas de lo que se ve en la superficie. Nosotros manejamos dineros de una compañía pública que está en las bolsas de Zürich y Nueva York, y no podemos disponer de esos recursos de manera altruista como queramos. La respuesta está combinada con la anterior, porque si la responsabilidad social corporativa es parte de la estrategia, eso significa que la compañía está dispuesta a entregar una serie de recursos, conocimientos y tecnologías a esa causa, que es lo que me hace atractivo trabajar en Syngenta. Esto no es una moda, los programas que hemos venido desarrollando en los últimos 15 ó 20 años nos demuestran que estábamos en el camino correcto.

µFeZh‡W"feh\Wleh"c[dY_edWhWb]kdeiZ[bei ]hkfeiZ[_dj[hƒiZ[Iod][djW"[d[bcWhYeZ[ik feb‡j_YWZ[h[ifediWX_b_ZWZieY_Wb5 Como nosotros trabajamos en la comunidad rural, muchos de nuestros grupos de interés tienen que ver con comunidades agrícolas a largo de la geografía colombiana, comunidades en municipios agrícolas de departamentos como Boyacá, Cundinamarca, los Santanderes, la Costa, el Valle, la zona cafetera, que son muy importantes para

ÇIod][djW[ikdWYecfW‹‡Wgk[[ij| gk[h_[dZe_ddelWh"jhWo[dZebW‘bj_cW j[Ydebe]‡W"WokZWdZeWiebkY_edWhkd fheXb[cWZ[kdWcWd[hWieij[d_Xb[o WcX_[djWbc[dj[WY[fjWXb[È$ nosotros. Tenemos grupos de interés, como autoridades agrícolas, ambientales y de salud; trabajamos con los comités de plaguicidas y con los comités médicos; fuimos creadores y fundadores de Cisproquim, que es una línea de atención de emergencias; trabajamos con la industria de agroalimentos, con alcaldías y gobernaciones. Otro grupo de interés es la academia; con la Universidad Nacional tenemos un convenio muy interesante de transferencia de tecnología, que acabamos de ratificar el mes pasado, y trabajamos con universidades como la Javeriana y la del Rosario. Corpoica, el Ciat, Cenicaña, Cenipalma, Cenicafé, Ceniflores y Asmedas también hacen parte de nuestros grupos de interés. A veces pienso que se nos va la mano (risas). A veces pienso que tenemos mucho.

Iod][djW[ikdW[cfh[iWckbj_dWY_edWb$ µIkfeb‡j_YWZ[h[ifediWX_b_ZWZieY_Wb[i _]kWbc[dj[]beXWb5 Sí. Totalmente global. La directriz nuestra de casa matriz es exactamente esa. La responsabilidad social tiene que estar en el centro de lo que estamos haciendo. Es parte de

La opinión de los grupos

involucrados

CWh‡WZ[bHeiWh_e8[hdWb

Empleada Asistente de Gerencia General Syngenta En Syngenta siempre ha existido un excelente clima laboral, sobre todo porque es una compañía conformada por personas que siempre están dispuestas a aceptar los retos laborales y porque la empresa aprecia el buen rendimiento y nos incentiva a dar lo mejor de nosotros mismos. Hace trece años trabajo en Syngenta, pasando por cuatro gerentes diferentes, y siempre me ha ido bien, porque no existen relaciones verticales con los altos mandos; el trato siempre es en tono de amistad y compañerismo; eso ayuda mucho a mantener el mejor ambiente. Por otro lado, las posibilidades de ascenso son muy buenas, el concepto de multinacional se aplica también para las oportunidades de los empleados, que pueden aspirar a trabajar en otros países, dentro o fuera de la subregional; para alcanzar ese objetivo, la compañía facilita y apoya el estudio del segundo idioma o el incremento del nivel académico en el área laboral que esté desempeñando el colaborador. Me encanta mi trabajo, porque siempre me he sentido valorada, y aunque a veces hay días complicados, durante los cierres en el área de finanzas, vale la pena el esfuerzo. Syngenta es una compañía que, por su composición y gestión, genera en sus empleados lazos de identidad.

34

RS | Responsabilidad Sostenibilidad


nuestros valores, es parte de la estrategia global del negocio y es una parte integral. No es un tema de Colombia, la Región Andina, el Caribe y Centroamérica. Lo que hay que entender es que cada país lo desarrolla de una manera diferente, dadas las circunstancias a las que se enfrenta y a su situación agrícola.

µGkƒ^WoZ[bW_Z_ei_dYhWi_WYebecX_WdW"gk[^W]W gk[bWfeb‡j_YWZ[h[ifediWX_b_ZWZieY_Wbi[W‘d_YW [ddk[ijhefW‡i"fehfWhj[Z[Iod][djW5 Nos quedaría mal como empresa extranjera hablar de la idiosincrasia colombiana, pero le puedo responder como colombiano de pura cepa. En Colombia el tema de responsabilidad social, y lo estoy comparando con otros países en los que he vivido, en América, Europa y Asia, es un campo que está listo para seguir fertilizando y divulgando. Hay países donde este tema es mucho más difícil, hay países donde consideran que el Estado tiene el monopolio de la responsabilidad social. Aquí lo que estamos viendo es que el sector privado tiene iniciativas muy buenas al respecto, que el sector gubernamental apoya, ayuda a promover, y sobre las que le gusta aprender, y los grupos de interés ante esa capacidad que existe se incorporan.

µ9k|bZ[X[i[h[bhebZ[b;ijWZe[d[bj[cWZ[bW h[ifediWX_b_ZWZieY_Wb5 La responsabilidad social no puede ser un monopolio de nadie, es un activo de la sociedad, y creo que el Estado

es muy eficiente y muy eficaz cuando se incorpora y participa de los procesos del sector privado. Yo creo que el Estado tiene mucho que aprender del sector privado en este sentido, y el sector privado tiene mucho que aportarle también al sector público.

I_]k[[d bWf|]_dW ).

C_h_Wc7oWbW

CWh‡WF[hZece

El aporte que ha hecho Syngenta a los campos colombianos ha sido muy grande; fue la primera empresa del sector agroquímico que se preocupó por hacer un manejo adecuado de los contenedores de sus productos, preservando así la salud de los usuarios y el medio ambiente. Campo Limpio fue creada como un programa de Syngenta, para hacer el manejo postconsumo de los envases de plaguicidas; en 1998 la empresa cede el programa a la ANDI, y se comienza a convertir en una dinámica gremial, en la que participan 20 empresas. Syngenta ha sido partícipe de la junta directiva de Campo Limpio, y aporta enormemente a la gestión de los programas; en campo, por ejemplo, el trabajo operativo es realizado por personal del área comercial y del Programa Custodia de la empresa. La labor de Syngenta en la responsabilidad social y ambiental ha sido pionera en el sector agroindustrial colombiano y constituye un aliado fundamental para Campo Limpio, como corporación sin ánimo de lucro que busca el bienestar de los seres humanos y del medio ambiente.

Con Syngenta trabajamos hace aproximadamente hace cinco años; estamos muy agradecidos con ellos, porque, debido a la alianza establecida, hemos sacado adelante nuestros proyectos, y cada vez tenemos más y mejores clientes; es una satisfacción muy grande saber que todos los días tenemos trabajo por pedidos. Syngenta nos apoya con capacitación, nos enseña a crear fortalezas, a conocer cada vez mejor nuestro negocio y a forjar liderazgo. En la actualidad producimos guadua, zapote y mandarina, entre otros frutos; nuestros clientes perciben la evolución que hemos tenido, y por eso siguen haciendo pedidos cada vez más grandes, para cubrir la región del municipio de Florida, en el departamento del Valle; la alianza con Syngenta es un avance significativo para el Vivero Familiar Temporal, en términos empresariales, porque hemos entendido muchas cosas de manejo corporativo y eso se traduce en el rendimiento de nuestro negocio.

Entidad aliada Gerente Campo Limpio

Entidad Beneficiada CoordinadoraVivero familiar temporal

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

35


8Wie:cfh[iWh_Wb SYNGENTA

01 BW[ijhWj[]_WZ[ h[ifediWX_b_ZWZ ieY_Wb[cfh[iWh_Wb Z[Iod][djW

Eje de trabajo: medio ambiente Grupos involucrados: sociedad en general s

s

s

s

Ecoaguas, un programa creado en 1995 para el Valle del Cauca, está dirigido a la preservación del medio ambiente a través de la protección de bosques nativos, el ordenamiento de las cuencas en las zonas de influencia agroindustrial y el apoyo a las comunidades vecinas. Con el programa se han plantado más de 705.654 árboles y se han capacitado alrededor de 3.145 personas, en temas de concientización ambiental y desarrollo sostenible. Este programa ha recibido el visto bueno del BID y el PNUD. Programa Pequeño Agricultor Syngenta: su objetivo es capacitar permanentemente a los pequeños agricultores en el uso adecuado de los productos, siembra, buenas prácticas agrícolas y obtención de mejores semillas. Este programa está alineado con la legislación colombiana en temas de productos para la protección de los cultivos, para minimizar el impacto ambiental. Programa Conservando mi Tierrita: en alianza con las autoridades locales, Syngenta promueve el manejo responsable de los productos para la protección del medio ambiente; incentiva su protección y buen uso, para un desarrollo sostenible mediante parcelas demostrativas en buenas prácticas agrícolas. Alianza con Fundación Sanar: todo el papel y el material reciclable de las oficinas se entrega a la Fundación Sanar, que se especializa en el tratamiento del cáncer en niños, para que sea utilizado en beneficio de los infantes.

04 Eje de trabajo: Gobierno Corporativo Grupos involucrados: Órganos de gobierno a nivel nacional e internacional s s s

s

s

s

s

36

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

Política de gobierno corporativo global implementada en las operaciones en Colombia Procesos de comunicación abierta y permanente con los empleados acerca de la gestión de la empresa Código de Conducta ampliamente divulgado, con herramientas de e-learning. En caso de que ocurran faltas al código, existe una línea de denuncias. Publicación del Balance de Responsabilidad Social utilizando la metodología GRI y haciendo énfasis en las comunidades de influencia. Syngenta está inscrita y certificada en el Dow Jones Sustainability Index and 4STFGood, lo cual implica la comunicación permanente de las actividades de la empresa. Proceso de Planeación Estratégica liderado por el director y divulgado a través de indicadores de gestión individuales y de equipos Comités de seguimiento en cada departamento de la empresa: Mercadeo, Ventas, Desarrollo, Supply, Recursos Humanos, etc. Los comités realizan reuniones mensuales o bimensuales, según los requerimientos de cada unidad.


02

03

Eje de trabajo: calidad de vida laboral Grupos involucrados: empleados

Eje de trabajo: comunidad Grupos involucrados: usuarios y sociedad en general

s

s

s

s

s

s

s

Programa de incentivos: premia económicamente el buen rendimiento de los colaboradores cada año. Consiste en una serie de metas e indicadores financieros, alineados a la estrategia de crecimiento del negocio a nivel mundial, cuyo cumplimiento y superación por parte de cada empleado se traduce en una remuneración, que se entrega el primer trimestre del año. Plan de desarrollo individual: en el que participa el colaborador y su jefe inmediato, para evaluar qué requiere el colaborador en el cargo actual, qué competencias necesita para un cargo futuro y la posibilidad de movilidad del trabajador en la compañía, ya sea en Colombia o en los países de la región. Énfasis en el acompañamiento del colaborador en el cargo, para que realice una labor óptima. E-recruitment: programa en línea que funciona a nivel mundial, en el que cada trabajador puede buscar y solicitar el desempeño de un cargo en cualquier lugar del mundo Syngenta, siempre y cuando cumpla el perfil requerido. Premio mundial Syngenta: cada año, en el mes de junio, todos los empleados del mundo Syngenta pueden participar, escribiendo una historia acerca de un instrumento o estrategia que haya implementado en los últimos doce meses para lograr el crecimiento de la empresa. En noviembre se premia un finalista por cada valor de la compañía: salud, desempeño, intensidad e innovación. Apoyo en tiempo y capital para realización de estudios complementarios, como maestrías, doctorados o fortalecimiento del segundo idioma. La empresa comparte el costo de la educación con el colaborador. Programa de prevención ante eventos intempestivos, tanto en las plantas químicas como en las oficinas.

s

s

s

05

s

Eje de trabajo: Marketing responsable Grupos involucrados: clientes s

s

Red de Custodia Médica, que se dedica al fortalecimiento de los hospitales en temas toxicológicos; se especializa en el tratamiento de casos, accidentales o deliberados, de intoxicación relacionados con productos utilizados para la protección de cultivos. Actualmente hay más de 5.000 personas capacitadas. Esta red está acompañada de campañas preventivas y reactivas para cualquier eventualidad. Alianza con el Centro de Seguridad de Productos Químicos (Cisproquim), que brinda asesoría telefónica gratuita en temas de toxicológica las 24 horas del día, para usuarios que tengan incidentes con los productos.

s

Alianza con Campo Limpio: una corporación sin ánimo de lucro, que promueve el buen manejo y desecho adecuado de los envases, empaques y embalajes de los productos de Syngenta, ya que estos pueden ser altamente contaminantes para la salud y para el medio ambiente. Este proyecto busca generar un compromiso constante entre todos los participantes de la cadena agroindustrial, para garantizar el cumplimiento efectivo de las normas del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Campo Limpio fue creado por Syngenta en 1992, y después fue donado a la industria, con el propósito de expandirlo a todas las compañías del sector. Negocios inclusivos en la planta en Cartagena, con los habitantes del barrio Policarpa, una comunidad de escasos recursos en la zona de Mamonal. Hace más de trece años la comunidad es un socio estratégico de Syngenta, a través de cooperativas que prestan servicios a la planta y garantizan su sostenibilidad. Esta alianza está acompañada de educación, capacitación, comunicación y saneamiento ambiental; apunta siempre a la calidad de vida de esa comunidad vecina de la empresa, y favorece a más de 800 familias. Brigada anual de salud para el barrio Policarpa, en alianza con la Universidad de Cartagena y con la participación de Bienestar Familiar de Cartagena. En la de este año se atendieron 210 con historias clínicas pediátricas abiertas, 210 niños con revisión completa del esquema inmunológico, 160 niños con revisión odontológica, y se capacitaron más de 120 madres en la importancia del hábito de higiene oral, balance nutricional del niño, buen trato al menor y buen uso y manejo de medicamentos. Alianza con la Fundación Aluna, un centro de habilitación y capacitación para personas con discapacidad cognitiva y madres prematuras, para mejorar las condiciones de vida de los habitantes del barrio Policarpa. Programa Custodia de Productos: tiene el propósito de hacer un acompañamiento eficaz a cada uno de los productos que fabrica, desde su elaboración hasta la disposición final de los envases. El programa proporciona información y capacitación acerca del uso adecuado de los productos y promueve actividades para reducir el impacto ambiental y social en los ecosistemas donde se aplican. Por otra parte, el programa Custodia fortalece los compromisos de Syngenta con el Código Internacional de Conducta para la Distribución y Utilización de Plaguicidas de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO). En este programa se han capacitado más de 17.000 personas en técnicas de aplicación. Programa Espantapájaros: sensibiliza a los hijos de los agricultores, para que no manipulen los productos de Syngenta hasta que alcancen la edad adulta. El programa incluye prevención de riesgos, mediante una enseñanza didáctica que fortalece el interés por la conservación del medio ambiente. El programa ha impactado más de 5.000 niños en escuelas rurales de Colombia.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

37


8Wie:cfh[iWh_Wb SYNGENTA

µ;ikdWWhj_YkbWY_ŒdYed`kdjW5 La visión a largo plazo de un país tiene que ser construida por todos sus entes, no puede ser solamente de los gobiernos de turno. En esa medida, Colombia es un buen ejemplo de cómo se construye. Por ejemplo, la visión 2030, 2040 y 2050 del Consejo Privado de Competitividad, donde el Estado participó y el tema de responsabilidad social es uno de los cinco pilares del plan, fue construida con el sector público, con el sector académico y con el sector privado. Esa es la mejor forma de hacerlo.

I_[dZeIod][djWkdW[cfh[iWgk[jhWXW`W [bZ[iWhhebbeW]h‡YebW"µYŒce[dj_[dZ[bW h[ifediWX_b_ZWZWcX_[djWbo[bYk_ZWZeZ[bW]kW5 El tema del desarrollo agrícola está dado en la medida en que la agricultura, el agricultor, el agua y la tierra puedan convivir bajo un concepto a largo plazo y de sostenibilidad. Esto quiere decir que un agricultor debe hacer un uso racional del agua, de los recursos ecológicos, y ayudar a proteger la biodiversidad que lo rodea; de lo contrario, no va a tener agricultura para los siguientes años. Creemos que la solución tiene que ver mucho con el acceso a tecnologías de última generación, porque estas tecnologías, después de un extenso proceso regulatorio, donde se mide la parte ambiental, la agrícola y el impacto en la salud humana, están orientadas a ayudar a protegerlo. Tenemos ejemplos, como los programas Ecoaguas, Conservando mi tierrita y Espantapájaros, que están diseñados para ayudar a proteger el medio ambiente desde la base y desde el inicio, con muchísimos éxitos e indicadores.

ÇDeiejheicWd[`WceiZ_d[heiZ[kdW DeiejheicWd[`WceiZ_d[heiZ[kdW YecfW‹‡Wf‘Xb_YWgk[[ij|[dbWiXebiWi YecfW‹‡Wf‘Xb_YWgk[[ij|[dbWiXebiWi Z[P”h_Y^oDk[lWOeha"odefeZ[cei Z[P”h_Y^oDk[lWOeha"odefeZ[cei Z_ifed[hZ[[ieih[YkhieiZ[cWd[hW Wbjhk_ijWYecegk[hWceiÈ$ µ9Œce\kdY_edWbWh[bWY_ŒdYedbWiYeckd_ZWZ[i" [d[bcWhYeZ[kdWW]h_YkbjkhWieij[d_Xb[5 Lo importante es que no pueden imponérsele cosas a una comunidad. Se pueden llevar recomendaciones, pero lo único que crea sostenibilidad es que esa comunidad adopte y adapte lo que está oyendo, siempre y cuando haga conciencia de lo que está buscando. Para nosotros, llevar una tecnología al norte del Tolima y llevarla al sur del Cesar

38

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

no funciona, porque las características, la idiosincrasia, la manera de hacer las cosas son diferentes. Lo que nosotros hacemos, creo que de una manera bastante bien, es contarles la historia, dejar que ellos sean los que adapten, y acompañarles en esa solución, pero no imponerles lo que creemos que nos ha funcionado en otro lado.

Ç;bj[cWZ[bZ[iWhhebbeW]h‡YebW[ij| ZWZe[dbWc[Z_ZW[dgk[bWW]h_YkbjkhW" [bW]h_Ykbjeh"[bW]kWobWj_[hhWfk[ZWd Yedl_l_hXW`ekdYedY[fjeWbWh]efbWpe oZ[ieij[d_X_b_ZWZÈ$ Iod][djW[ij|WfkdjeZ[fkXb_YWhikfh_c[h _d\ehc[Z[ieij[d_X_b_ZWZ$;d[i[cWhYe"µYk|b[i iedbeih[jeiZ[bWYecfW‹‡W[d[b\kjkheY[hYWde5 El reto para la agricultura es cómo producir más alimentos utilizando menos recursos. El gran reto es la integración de tecnologías adaptadas a condiciones locales específicas. Esa es nuestra razón de existir como compañía en un lugar como Colombia: cómo podemos traer tecnologías que operan en 144 países donde tenemos presencia y hacerlas funcionar en un pequeño municipio en Boyacá, por ejemplo.

Feh‘bj_ce"µfehgkƒdedeiYec[djWWb]kdWiZ[ bWi[nf[h_[dY_Wigk[kij[Z[i^WdZ[iWhhebbWZe[d [bj[cWZ[d[]eY_ei_dYbki_lei5 Ecoaguas es un programa que muestra hoy la siembra de más de 750.000 árboles nativos en las cuencas que alimentan al río Cauca, aunque no existían suficientes viveros de estas especies para crear canales y vías de protección en las quebradas. Investigamos en las zonas de los límites del departamento del Cauca y el Valle, en la cordillera Occidental, y descubrimos que había un grupo de madres cabeza de familia desplazadas por la violencia, que no tenían sustento económico, y las escogimos como grupo para enseñarles a montar viveros ecológicos y viveros de árboles nativos. Hoy en día contamos con 22 viveros, con más o menos 49 familias, multiplicadas por cinco o seis miembros cada una, que hacen que su negocio sustentable y su fuente de ingresos económicos sean estos viveros, de producción de árboles nativos. Otra experiencia es nuestra planta de Mamonal, en Cartagena, donde tenemos a la comunidad vecina del barrio Policarpa, con más de 3.800 personas, que a través de cooperativas, que ellas mismas han creado, nos prestan servicios tercerizados en nuestra planta, en toda la operación logística.


Agricultura sostenible desde la semilla Beneficios de la política en responsabilidad social Económicos: en vista del amplio crecimiento que ha tenido Syngenta en los últimos años, se ha desarrollado un informe de sostenibilidad, que pone de manifiesto los beneficios y buenas prácticas que ha liderado, y en muchos casos han constituido un ejemplo que se debe seguir. El adecuado acoplamiento entre la calidad de los productos y el buen uso de los mismos ha significado un óptimo rendimiento empresarial y una consecuente evolución en los procesos.

Sociales:la acción social de Syngenta está dirigida a favorecer a las comunidades del área de influencia de la empresa, tales como los usuarios y los habitantes de las poblaciones vecinas a las plantas de producción, estableciendo alianzas productivas, que abran el camino a la sostenibilidad de las comunidades. Tiene principal interés, por encaminar sus políticas de cuidado hacia la generación de conciencia entre los usuarios acerca del uso adecuado que deben tener los productos, para optimizar su acción y para prevenir posibles accidentes, tomando en cuenta que se trata de productos químicos que pueden ser altamente nocivos para la salud humana.

Ambientales:la implementación de múltiples programas, que garanticen el cuidado del medio ambiente, es la estrategia establecida por Syngenta para apuntarle a todos los espacios donde la naturaleza pueda verse desprotegida; la protección de bosques nativos y el ordenamiento de cuencas, así como la capacitación para incentivar las buenas prácticas agrícolas, son los pilares fundamentales de Syngenta en su política de responsabilidad ambiental.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

39


INFORMACIร“NINSTITUCIONAL

La satisfacciรณn del usuario traducida en admiraciรณn &MEFOPWJFNCSFEFMBWJEBQBSBMPTBOUJPRVFvPTDBNCJw )BDFBvPTFOUSwFOPQFSBDJwOVOTJTUFNBEFUSBOTQPSUF NBTJWP RVFJNQMFNFOUwVOBOVFWBGPSNBEFWJEB VONPEFMPEF DPNQPSUBNJFOUPRVFTFDPOWJSUJwFOVOFTQBDJPDVMUVSBM TPDJBMZ BNCJFOUBMMB&NQSFTBEF5SBOTQPSUF.BTJWPEFM7BMMFEF"CVSSg -JNJUBEB.FUSPEF.FEFMMrO)PZFOErBFTUBFNQSFTBFTMBGVFOUF EFJOTQJSBDJwOQBSBDJFOUPTEFVTVBSJPT RVFDPOJOJNBHJOBCMFT FYQSFTJPOFTEFBNPSMFBHSBEFDFOEJBSJBNFOUFTVQSFTFODJB

40/$*/$0$"/$*0/&4-"426& #&3/"3%05"#ร‡3&; VOBOUJPRVFvP

RVFIBCJUBFOFMCBSSJP-B1SBEFSB EF.FEFMMrO MFIBDPNQVFTUPBM .FUSPFOMPDPSSJEPEFMBvP&TUF DBOUBVUPSSFDVFSEBMBTMFDDJPOFT EFTVQBESF QBSBEFEJDBSQBSUFEF TVUJFNQPDPNPMrEFSDPNVOJUBSJPB FTDSJCJSMBTMFUSBTEFMBTDBODJPOFT RVFBDPNQBvBDPOTVHVJUBSSBยด&M .FUSJDPยตZยด&M.FUSPDVNQMFBvPTยต TPOEPTEFTVTUFNBTHSBCBEPT DPNPTPMJTUB RVFSFยฟFKBOZFYQSFTBO TVJONFOTBBENJSBDJwOZBNPSQPS FTUFTJTUFNBEFUSBOTQPSUF RVF EJBSJBNFOUFMPIBDPORVJTUBEP 5BCgSF[FTVOPEFMPTVTVBSJPT RVF RVFSJFOEPFYQSFTBSTV HSBUJยพDBDJwOQPSFM.FUSPEF .FEFMMrO IBEFDJEJEPSFHBMBSMF QBSUFEFTVUJFNQP DSFBUJWJEBEZ DPOPDJNJFOUPBMBFNQSFTB$PNP nMTPONVDIPTMPTRVFDPOGPUPT 

Bernardo Tabรกrez usuario habitual cantautor de El Metrico y El Metro cumple 15 aรฑos. Foto: Metro

40

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BDSwTUJDPT WJEFPT DBODJPOFT  QPFNBTPNFOTBKFTGFMJDJUBOBMB &NQSFTBEF5SBOTQPSUF.BTJWP EFM7BMMFEF"CVSSg-UEB ZMB QPTJDJPOBOQPSRVJOUBPQPSUVOJEBE DPNPMBFNQSFTBQ|CMJDBEFNBZPS HFTUJwO GBWPSBCJMJEBEZDPOยพBO[B  TFH|OMPSFQPSUwFOFMBvPFM FTUVEJPEFQFSDFQDJwODJVEBEBOB .FEFMMrO$wNP7BNPT 7JEB.FUSP $VNQMJSBvPTFTUPEPVO BDPOUFDJNJFOUP&TMBPQPSUVOJEBE QBSBGFTUFKBSDPOBNJHPTZ GBNJMJBSFTMBUSBZFDUPSJBEFVOB WJEB FTVOBGFDIBFOMBRVF  DPNP-VJTB5SJBOB NVDIBTOJvBT DFMFCSBSgOTVEFDJNPRVJOUP DVNQMFBvPT4JOFNCBSHP  -VJTB VOBQBJTBRVFWJWFFO FMCBSSJP3PCMFEP,FOOFEZEF .FEFMMrO SPNQFSgFMFTUJMPEFMBT


-BB¿VFODJB BDVNVMBEBEFM.FUSP  EFTEFIBTUB FM IBTJEPEF µWJBKFT

Foto: "MFKBOESP.BSVMBOEB KPWFOFTUVEJBOUFEFOPWFOPTFNFTUSFEF$PNVOJDBDJwO"VEJPWJTVBM

¾FTUBTUSBEJDJPOBMFT QVFTFMMBFO QBSUJDVMBSBDFQUwFMMMBNBEPEFM .FUSPZDFMFCSBSgTVOBDJNJFOUP DPOMB&NQSFTB BDPNQBvBEBEF KwWFOFTNgTRVF DPNPFMMB  UBNCJnOFTUgOEFDVNQMFBvPTFOFM NFTEFOPWJFNCSF ²"QFOBTUVWFDPOPDJNJFOUPEF FTUBDPOWPDBUPSJB NJNBNgZZP FNQF[BNPTBIBDFSUPEPMPQPTJCMF QBSBJOTDSJCJSNF&MSFTVMUBEPEF FTUBJOTJTUFODJBGVFTFSMBQSJNFSBEF MBTBEPMFDFOUFTRVFEFTFBCBO DFMFCSBSFTUFFTQFSBEPErBEFNBOFSB JOPMWJEBCMF&TUPZTFHVSBEFRVF FM.FUSP VOTJTUFNBEFUSBOTQPSUF JOEJTQFOTBCMFQBSBNJEJBSJPWJWJS WB IBDFSEFFTFErBFMNgTBMFHSFEFNJ WJEB³ B¾SNB-VJTB'FSOBOEB5SJBOB -BDFMFCSBDJwOEFMBRVFTFSg QSPUBHPOJTUB-VJTBDPOUBSgDPOVOB TFTJwOGPUPHSg¾DBQSPGFTJPOBM VO SFDPSSJEPQPSMBTFTUBDJPOFTEFM

TJTUFNB VOCSJOEJTZVOIPNFOBKFB UPEBTBRVFMMBTKwWFOFTDVZBWJEBIBO DPNQBSUJEPEJBSJBNFOUFDPOFM.FUSP .gTBMMgEFFTUBTDFMFCSBDJPOFT  NVDIPTVTVBSJPTEFMTJTUFNB IBOJOUFSJPSJ[BEPFOTVTIPHBSFT ZUSBCBKPTMBJNBHFOZ$VMUVSB .FUSP&KFNQMPEFFMMPFT"MFKBOESP .BSVMBOEB VOKPWFOFTUVEJBOUFEF OPWFOPTFNFTUSFEF$PNVOJDBDJwO "VEJPWJTVBM RVFUBNCJnOFT DPOEVDUPSEFFTUPTUSFOFTZEFEJDB IPSBTEFTVUJFNQPQBSBDBQUVSBSMBT JNgHFOFTNgTCFMMBTFOEPOEFFM .FUSPFTFMQSPUBHPOJTUBQSJODJQBM ²&MBNPSQPSFM.FUSPFTDBTJVO MFHBEPGBNJMJBS5SBCBKBOEPFOFTUPT JNQPOFOUFTZSgQJEPTWFIrDVMPT EVSBOUFNgTEFUSFTBvPTIF DPOTUSVJEPVOBDPOFYJwOFTUSFDIBZ VODPODFQUP|OJDPDPOFMTJTUFNB RVF TFSFQSFTFOUBFODBEBVOBEFMBTGPUPT RVFUPNP³ TFvBMB.BSVMBOEB

-BNJTJwOEFM.FUSPEF.FEFMMrO FTTFSVOBFNQSFTBQ|CMJDB EFEJDBEBBMUSBOTQPSUFEF QBTBKFSPTZOFHPDJPTDPOFYPT  DPOVOUBMFOUPIVNBOP DPNQFUFOUFZDPNQSPNFUJEP  RVFQSFTUBVOFYDFMFOUFTFSWJDJP ZHFOFSB$VMUVSB.FUSP QBSB DPOUSJCVJSBMBDBMJEBEEFWJEB EFMBDPNVOJEBE

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

41


INFORMACIÓNINSTITUCIONAL

"MFKBOESP RVFDPNPQPDPT IBMPHSBEPDBQUVSBSMBTNFKPSFT JNgHFOFTEFM.FUSP HSBDJBTBMB QFSTQFDUJWBRVFBMDBO[BEFTEFTV MVHBSEFUSBCBKP MMFWBVOBvPZNFEJP FOFTUBMBCPS QFSPNgTBMMgEFFMMP TJFOUFZWJWFMB$VMUVSB.FUSP UBOUP FOFMUSBCBKPDPNPFOMBVOJWFSTJEBE ZMBDBTB &MNFOTBKFQBSBMB&NQSFTB EF5SBOTQPSUF.BTJWPEFM7BMMFEF "CVSSg TFH|OFTUFKPWFO FTTPMP VOP².VDIBTHSBDJBTQPSFMBNPSRVF TFTVQJFSPOHBOBS(SBDJBTQPSTFS OVFTUSP.FUSP MBFNQSFTBNgTWBMJPTB RVFUFOFNPTFO.FEFMMrOZRVFOPTIB QFSNJUJEPBMDBO[BSFMEFTBSSPMMP³

6OBEFDMBSBDJwOEFBNPS 1FOTnRVFOVODBNF QBTBSrB QFSPUFOHPRVF DPOGFTBSMPBNJFEBE  FTUPZQFSEJEBNFOUF FOBNPSBEBEFVOTBSEJOP FM.FUSPEF.FEFMMrO  Escrito por Elbacé Restrepo Columnista del diario “El Colombiano” 0SMBOEP6SEJOPMBDPOTVDBSSJUPFOFMQBSRVF4BO+BWJFS

/VFTUSBJNBHFO OVFTUSPPSHVMMP &OFMCBSSJP-BT.FSDFEFTEF *UBHr MBGBDIBEBEFMTFHVOEPQJTP EFVOBDBTBBUSBFMBTNJSBEBTEF UPEPTMPTRVFQBTBO&TUBFTMB SFTJEFODJBZMVHBSEFUSBCBKPEF+PTn )VNCFSUP"SBOHP VOBOUJPRVFvPRVF FTDPOPDJEPFOTVCBSSJPQPSUFOFS VOQVOUPEFWFOUBEFNBUFSJBMFTEF DPOTUSVDDJwO MMBNBEPFM%FQwTJUP EF.BUFSJBMFT&M.FUSP"MQSJODJQJP MBJNBHFOEFMOFHPDJP RVFUJFOF BvPT FSBVO¿FYwNFUSP MBDVBMEFDJEJw DBNCJBSIBDFBvPT²4FNFPDVSSJw SFOPWBSTVJNBHFOBQSPWFDIBOEPMB JOBVHVSBDJwOEFM.FUSP"DVErBNJT BNJHPTZDPOPDJEPT QBSBRVFEF

42

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BDVFSEPDPOTVTDPOPDJNJFOUPTNF FYQMJDBSBODwNPIBDFSVOBSnQMJDBEFM TJTUFNBFOMBGBDIBEBEFMTFHVOEP QJTPEFMBDBTB-VFHPEFUSFTNFTFT EFUSB[PTZDPMPSFTMPHSBNPTUFOFSVOB JNBHFO RVFBEFNgTEFFYBDUBTJSWF DPNPNFDBOJTNPEFSFDPSEBDJwOQBSB OVFTUSPOFHPDJP³ EFTUBDBTVIJKP  +PSHF*WgO"SBOHP &TUBOPWFEPTBJOJDJBUJWBTFIB DPOWFSUJEPFOVOBEFMBTJNgHFOFT NgTBENJSBEBTQPSMPTIBCJUBOUFTEF *UBHr RVFSFDPOPDFOFOMPT"SBOHP VOPTBENJSBEPSFTBDnSSJNPTEFM.FUSP 1FSPFTUFTJTUFNBGVFUBNCJnOMB GVFOUFEFJOTQJSBDJwOQBSB0SMBOEP 6SEJOPMB VOEJTUSJCVJEPSEFQBO

Foto: Metro

RVFDPOTUSVZwFOTJFUFNFTFTFM .FUSPQBSBMPTOJvPT²&TVODBSSJUP EFNBEFSBZIJFSSP DPOMBGPSNB EFVOWBHwOEFM.FUSP RVFCJFO IVCJFSBQPEJEPTFSVOBSnQMJDBEF VOBDIJWBPVODBSSPEF'wSNVMB 6OP)BDFOVFWFBvPT MPTOJvPT RVFWJTJUBOFMQBSRVF4BO+BWJFS QVFEFOEJTGSVUBSEFVOQBTFPFOFM |OJDPNFUSPEFUSBDDJwOIVNBOB³  TFvBMB6SEJOPMB &MBNPSQPSFM.FUSPGVFMPRVF MMFWwB0SMBOEPBJOTUJUVDJPOBMJ[BS FTUBDSFBUJWBBUSBDDJwO RVFUJFOFVOB DBQBDJEBEQBSBDBUPSDFQFSTPOBT  FOUSFOJvPTQFRVFvPTZHSBOEFT  DPNPnMNJTNPBTFHVSB


ยฒ&MErBFORVFTFJOBVHVSw FM.FUSPEF.FEFMMrO FTFErB MBTQFSTPOBTEFFNPDJwOTF DPOUBHJBSPO MPTWJNPOUBSTF FOFM.FUSPZEFOPSUFBTVS DFMFCSBSPOยณ

Fragmento canciรณn Salsa Metro

Depรณsito de Materiales El Metro. Foto: Metro (SBDJBTQPSUBOUPBNPS ยฒ&M.FUSPFTUgFOFMDPSB[wOEF MBHFOUFZUBNCJnOFODBEBVOPEF MPTUSBCBKBEPSFTEFMBFNQSFTBยณ FT MPRVFDPODMVZF3BNJSP.gSRVF[ 3BNrSF[ (FSFOUF(FOFSBMEFM.FUSP EF.FEFMMrOยฒ7FSMBTJOOVNFSBCMFT FYQSFTJPOFTEFBNPSRVFMPTVTVBSJPT MFSFHBMBOBM.FUSPFTOVFTUSBNBZPS TBUJTGBDDJwOยณ BHSFHB &TUFTJTUFNB RVFIBJEPNgTBMMg EFTVGVODJwOEFUSBOTQPSUBS  IBJNQBDUBEPQPTJUJWBNFOUFBMB DBQJUBMEF"OUJPRVJB MPRVFMP IBMMFWBEPBDPOWFSUJSTFFOVO NVMUJQMJDBEPSEFWBMPSFT WJWFODJBT QPTJUJWBTZDPNQPSUBNJFOUPT BENJSBCMFT&OTrOUFTJTVONPEFMP EFFEVDBDJwODJVEBEBOB 5PEPMPBOUFSJPSFTQPTJCMFEFCJEP BMBDBOUJEBEEFQSPHSBNBTFOGPDBEPT FOMBDPNVOJEBEMBGPSNBDJwOEF QPSMPNFOPTVONJMMwOEFOJvPT FO$VMUVSB.FUSPZFODPOWJWFODJB DJVEBEBOBMBQSPNPDJwOEFMBMFDUVSB BQBSUJSEFQSPHSBNBTDPNP1BMBCSBT 3PEBOUFTZ6ODVFOUPQBSBUVDJVEBE FTQBDJPTEF#JCMJPNFUSPKPSOBEBTEF DJOFBSUFMBBEPQDJwOEFOPSNBTEF VTPEFMTJTUFNB DPNPVOBGPSNBEF EFTQMB[BNJFOUPTFHVSPZSgQJEPMB JOWJUBDJwOQFSNBOFOUFBMBQSPUFDDJwO ZDVJEBEPEFMNFEJPBNCJFOUFMB GPSNBDJwOEFNgTEFMrEFSFT DPNVOJUBSJPTEFM7BMMFEF"CVSSgZ EFOJvPT TPCSFDVJEBEP ZQSPUFDDJwOEFMPTFTQBDJPT Q|CMJDPTIBCJMJUBEPT

Ramiro Mรกrquez Ramรญrez, Gerente General del Metro -BDFMFCSBDJwOEFTVTBvPT FTVOBPQPSUVOJEBEQBSBSFDPSEBS TVFWPMVDJwO EFTUBDBSTVJNQBDUP ZDPOUSJCVDJwODPOFMEFTBSSPMMPEF MBSFHJwO QFSP TPCSFUPEP FTFM NPNFOUPQBSBGFTUFKBSUSFTMVTUSPT EFFYDFMFOUFTFSWJDJP DPOUSJCVDJwO BMNFEJPBNCJFOUF SFTQPOTBCJMJEBE TPDJBM GPSNBDJwOZFEVDBDJwO DJVEBEBOBZTVQFSNBOFOUF JOUFSBDDJwOZEJTQPTJDJwODPOTVT VTVBSJPT TVTยพFMFTFOBNPSBEPT 7JTJUFOVFTUSBQgHJOBXFC XXXNFUSPEFNFEFMMJOHPWDP ยฒ'FMJDJUBDJPOFTBM.FUSPEF.FEFMMrO QPSTVTBvPT 'FMJDJUPBM.FUSPEF.FEFMMrOQPS TVTQSJNFSPTBvPTFTUPZTFHVSP EFRVFUPEB.FEFMMrOZFM7BMMFEF "CVSSgDFMFCSBSgODPOMBFNQSFTB FTUFJNQPSUBOUFDVNQMFBvPT%FTEF .FEFMMrOMPWJPOBDFS ZDFMFCSw

TVJOJDJPDVBOEPFMFYQSFTJEFOUF EF$PMPNCJB ร‡MWBSP6SJCF GVF (PCFSOBEPSEF"OUJPRVJB&TFBvPZP GVJUFTUJHPEFFTUP HSBDJBTBMQSPHSBNB EF5FMFBOUJPRVJBยฒ-BNgRVJOBEFM UJFNQPยณ7JB.FEFMMrOGFMJ[BMWFSFM QSJNFSUSFOEF$PMPNCJB ZTPCSFUPEP EF.FEFMMrO FTFEFOPWJFNCSF -FEFTFPVOยกGFMJ[DVNQMFBvPTB MB&NQSFTBEF5SBOTQPSUF.BTJWP EFM7BMMFEF"CVSSg-UEB .FUSP EF.FEFMMrOBvPTEFBGFDUPZ BQPZP'FMJDJEBEFTยณ &TDSJUPQPS7BMEJS

%BEBMBDBOUJEBEEFNBOJGFTUBDJPOFT SFDJCJEBTQPSFTUBFNQSFTB UBORVFSJEB QPSMPTBOUJPRVFvPT FM.&530DSFw VOQPSUBMXFC QBSBRVFNVDIBTNgT QFSTPOBTQVFEBODPOPDFSMBT XXXHSBDJBTQPSUBOUPBNPSDPN

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

43


EWbWXhWi;nf[hjWie

µ7b\_dj[dZh[ceiB[o Z[h[ifediWX_b_ZWZ ieY_Wb5 Feh@eh][;c_b_eI_[hhWCedjeoW

E

dW]eijeZ[b(&&/"[iZ[Y_h" ^WY[feYec|iZ[kdW‹e" i[fh[i[djŒWbI[dWZeZ[bW H[f‘Xb_YWkdfheo[YjeZ[b[o" ÇfehbWYkWbi[Z[Ód[ddehcWi ieXh[bWh[ifediWX_b_ZWZieY_Wb [cfh[iWh_WbHI;È$ µGkƒfWiŒÅYWX[ fh[]kdjWhÅYed[ijW_d_Y_Wj_lW Z[eh_][dfWhbWc[djWh_e"dWZWc[deigk[Z[bWi i[dWZehWi:_b_Wd<hWdY_iYWJeheo7b[nWdZhWCeh[de F_hWgk_l["gk_[d[i_di_ij[dWi‡[dkdfheo[Yje fh[i[djWZefehj[hY[hWl[poYkoWfWiWZWl[hi_Œd i[^kdZ_Œ[dbW9|cWhWfeh\WbjWZ[YedY[hjWY_Œd fh[l_Wo"ieXh[jeZe"feh[b\hWdYeh[Y^Wpe[cfh[iWh_Wb" [if[Y_Wbc[dj[Z[bW7D:?"Wdj[bWiiWdY_ed[i WdkdY_WZWiobeiieXh[Yeijei"YecfWhWXb[i_dYbkieW dk[lei_cfk[ijei5 Fehbel_ije"bWfhefk[ijWdeYehh[h|c[`ehik[hj[$ EWbc[dei^WijWW^ehW$D_i_gk_[hWi[h_dZ_Œfed[dY_W" Wkdgk[be]hWceiYedeY[h[bj[njeYehh[ifedZ_[dj["gk[ [hWXWijWdj[i_c_bWhWbfheo[Yje[dik[nfei_Y_ŒdZ[ cej_lei"o\k[WhY^_lWZWfehl[dY_c_[djeZ[jƒhc_dei" i_X_[dikiWkjeh[i_di_ij[d[dgk[Yedj_dkWh|[bjh|c_j[ ehZ_dWh_e$>WXh|gk[l[hbe$ I[Wbegk[\k[h["[bWikdje[iZ[]hWd _cfehjWdY_Woc[h[Y[Z_iYkj_hi["b[`eiZ[i[hkdjWX‘ eh[Y^WpWhbe"fehfh_dY_f_e"ieXh[bWXWi[Z[gk[ bWHI;[iZ[YWh|Yj[hlebkdjWh_e"deeXb_]Wjeh_e"e fehgk[f[hc_j_h‡WWbeifeb‡j_YeiZ[jkhdeYec[j[h c|iWXkiei"YedÓd[i[b[YjehWb[i$ Gk[ZW"fk[i"WX_[hje[bZ[XWj[$ ;d]hWY_WZ[Z_iYki_Œd"Z_]Wcei"fWhW[cf[pWh" gk[[ij[fheo[Yjede[hWjWdcWbeYece[bgk[b[ fh[Y[Z_Œ$DWZWZ[iWdY_ed[i"feh[`[cfbe$9edj[cfbW" [dYWcX_e"[ij‡ckbeiW[cfh[iWi[d[if[Y_WbWc_Yhei" f[gk[‹Wioc[Z_WdWiÅc_foc[iÅ"fehikifhe]hWcWi Z[h[ifediWX_b_ZWZieY_Wb"beYkWbi_d[cXWh]ei[h| Yk[ij_edWZe"[ddecXh[Z[bWYecf[j[dY_WZ[ib[Wb"feh gk_[d[ideh[ikbj[d\Wleh[Y_Zei$ O[dYkWdjeWbh[Y^Wpe][d[hWb_pWZeWgk[bW HI;i[ehZ[d[fehb[o"jWcfeYefeZ[ceiebl_ZWh

44

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

gk[[b;ijWZeZ[Z[h[Y^eehZ[dWh[]kbWY_ed[i `kh‡Z_YWi[dbeiZ_\[h[dj[iYWcfeiZ[bWl_ZWieY_Wb" i_d[nY[fY_Œd1gk[dehcWii_c_bWh[iWbWih[]_ijhWZWi Wgk‡"YecebWfh[i[djWY_ŒdZ[bXWbWdY[ieY_Wbe h[fehj[Z[ieij[d_X_b_ZWZ"oW[iYec‘dWlWh_ei fW‡i[i"ogk[[iWj[dZ[dY_Wi[WXh[fWieYWZWZ‡W c|i"fWhW[l_jWhZ[l[hZWZgk[bWi[cfh[iWidei[Wd ieY_Wbc[dj[h[ifediWXb[i[ddecXh[Z[ikb_X[hjWZ" Wkjedec‡WelebkdjWh_[ZWZ"YkWdZeYWkiWdjWdjei [ijhW]ei[YedŒc_Yei[d[bckdZe$ >Woc‘bj_fb[ib[o[iieXh[j[cWiY[djhWb[iZ[ bWHI;"YbWhe[ij|$;dcWj[h_WWcX_[djWb"d_i[Z_]W1 ieXh[Z[h[Y^eibWXehWb[i"bWi^WoZ[ieXhW1ieXh[ Z[h[Y^ei^kcWdei"i[\h[dWd^WijW[dikdecXh[bei jhWjWZeiZ[b_Xh[Yec[hY_eJB9"Yece[iiWX_Ze"o lWoWkdeWiWX[hi_bW?IEi[gk[ZWh|[dkdWi_cfb[ ]k‡WWbh[if[Yje"ec|iX_[d[ijW[ibWYkejW_d_Y_Wb fWhWkdWY[hj_ÓYWY_Œdfeij[h_eh"YecebWZ[YWb_ZWZ" fWhWiebeY_jWhWb]kdei^[Y^ei_dj[hdWY_edWb[i$ ;djh[deiejhei"WjWb[i\[dŒc[dei"gk[i[ h[fb_YWdjWcX_ƒd[ddk[ijhec[Z_e"Z[X[ceiikcWh[b ^[Y^ei_]d_ÓYWj_leZ[gk[bWfWiWZWh[\ehcWÓdWdY_[hW _dYbkoŒkdWhj‡Ykbe"h[]bWc[djWZefehZ[Yh[je"gk[ ehZ[dW_]kWbc[dj[bW[djh[]WWdkWbZ[XWbWdY[iieY_Wb[i fehfWhj[Z[[dj_ZWZ[iÓdWdY_[hWi"Z[bi[YjehWi[]khWZeh oZ[bc[hYWZeZ[YWf_jWb[i"[dfb[dWl_][dY_W$ O[i[[iWf[dWi[bYec_[dpe$ EjheiWif[Yjeifei_j_leiZ[bfheo[Yjeied bWYh[WY_ŒdZ[b9edi[`eZ[HI;"ZedZ[^WXh‡WkdW Wcfb_WfWhj_Y_fWY_ŒdZ[Z_l[hieii[Yjeh[iieY_Wb[i" YeceZ[X[i[h1bWlebkdjWh_[ZWZ"fk[iikeX`[je Ç[ibWfheceY_ŒdZ[YecfehjWc_[djeilebkdjWh_ei" ieY_Wbc[dj[h[ifediWXb[iÈ"obW[n_][dY_WZ[ Ç_dZ_YWZeh[iZ[][ij_ŒdÈ[dbei_d\ehc[iWdkWb[i" ZedZ[i[Yedj[cfbWdWif[YjeiÓdWdY_[hei" [YedŒc_YeioieY_Wb[i"ei[W"beijh_fb[ih[ikbjWZei" YWhWYj[h‡ij_YeiZ[bWieij[d_X_b_ZWZ$ Iedj[cWifebƒc_Yei"i_dZkZW$9ecebW Y[hj_ÓYWY_Œd[dbWHI;obeiY_jWZei[ij‡ckbei Wc_foc[i[db_Y_jWY_ed[if‘Xb_YWi"YhƒZ_jei" fhe]hWcWiZ[\ec[dje"[jY$ :[jeZeiceZei"¶gk[i_]WbWZ_iYki_Œd


INFORMACIร“NINSTITUCIONAL

X Congreso Nacional de Gestiรณn Integral en la Educaciรณn &OMBDJVEBEEF#VDBSBNBOHBTFSFBMJ[w FMNFT QBTBEP MBEnDJNBWFSTJwOEFM$POHSFTP/BDJPOBM EF(FTUJwO*OUFHSBMFOMB&EVDBDJwOVOBQPSUFBM QBrT&TUFFODVFOUSP RVFDPOWPDwBNgTEF JOTUJUVDJPOFTFEVDBUJWBTEFEJF[SFHJPOFTEF$PMPNCJB  FTMJEFSBEPQPSFM(SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFTDPO TVQSPZFDUPFEVDBUJWP-rEFSFT4JHMP99*

$0/&-1301รŽ4*50%&$0/53*#6*3 BMNFKPSBNJFOUPEFMBDBMJEBEFOMB HFTUJwOEFJOTUJUVDJPOFTFEVDBUJWBT EFMQBrT FMQSPZFDUPFEVDBUJWP -rEFSFT4JHMP99* EFM(SVQP /BDJPOBMEF$IPDPMBUFT (/$)  SFBMJ[wFOPDUVCSFMBEnDJNBWFSTJwO EFM$POHSFTP/BDJPOBMEF(FTUJwO *OUFHSBMFOMB&EVDBDJwO EPOEF PUPSHwBMB*OTUJUVDJwO&EVDBUJWB +PSHF"SEJMB%VBSUF EFMBDJVEBEEF #VDBSBNBOHB FM1SFNJP$SFN)FMBEP BMB$BMJEBEEFMB(FTUJwO&TDPMBS &MQSPZFDUPFEVDBUJWP-rEFSFT4JHMP 99* EFM(SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFT (/$) IBJNQMFNFOUBEPQPS BvPT NFEJBOUFMBDPPSEJOBDJwOEFTV 'VOEBDJwO$SFN)FMBEP VONPEFMP JOUFHSBMEFNFKPSBNJFOUPEFMBHFTUJwO FEVDBUJWB BUSBWnTEFUSFDFDBSUJMMBT RVFHVrBOFMQSPDFTPEFEPDFOUFT  FTUVEJBOUFT QBESFTEFGBNJMJB  WPMVOUBSJPTZFNQSFTBT QSPNPWJFOEP VOBFEVDBDJwOJOUFHSBMDPOMPTNgT BMUPTFTUgOEBSFTEFDBMJEBE ยฒ-PRVFCVTDBNPTFTFMEFTBSSPMMP EFMBTDBQBDJEBEFTMPDBMFTFODBEB VOBEFMBTSFHJPOFTFOEPOEFFM (SVQP/BDJPOBMEF$IPDPMBUFTIBDF QSFTFODJB"QBSUJSEFFTUFQSPZFDUP IFNPTMPHSBEPUSBCBKBSEFNBOFSB DPOKVOUBZBSNwOJDBFOUSFFMTFDUPS QSPEVDUJWPZFMTFDUPSFEVDBUJWP DPO MBJOUFODJwOEFQSPNPWFSMBFEVDBDJwO EFDBMJEBE&TUBNPTDPOWFODJEPT EFOVFTUSPDPNQSPNJTPDPOFMQBrT 

ZQPSFMMPDPODFOUSBNPTOVFTUSPT FTGVFS[PTFOFMUFNBEFMBFEVDBDJwO ZMBUSBOTNJTJwOEFMDPOPDJNJFOUPยณ  BTFHVSB.BSJP/JvP 7JDFQSFTJEFOUF EF.FSDBEFP *OOPWBDJwOZ/VUSJDJwO EFM(/$) &MQSPZFDUP RVFUJFOFVOB USBZFDUPSJBEFBvPT IB CFOFยพDJBEPBNgTEF JOTUJUVDJPOFTFEVDBUJWBT MBTDVBMFT IBOEFNPTUSBEPVOJNQPSUBOUF NFKPSBNJFOUPFOFMEFTFNQFvPFOMB QSVFCBEF&TUBEP*DGFTBTrNJTNP  EJF[EFMPTDPMFHJPTQBSUJDJQBOUFT SFDJCJFSPOFM(BMBSEwOBMB&YDFMFODJB 1SFNJPBMB(FTUJwO&TDPMBS Z NgTEFIBOSFDJCJEPEJTUJOUBT NFODJPOFTFTQFDJBMFT ยฒ-BFEVDBDJwOEFDBMJEBEQFSNJUF VOEFTBSSPMMPTPTUFOJCMF1PSFMMP  IFNPTDPOTUSVJEPVOFTRVFNB EFNFKPSBNJFOUPEFMBHFTUJwO FEVDBUJWBEFNBOFSBJOUFHSBM  EFTEFTFOTJCJMJ[BDJwO QMBOFBDJwO FTUSBUnHJDB JNQMFNFOUBDJwOZ NFKPSBNJFOUPEFMBTJOTUJUVDJPOFT FEVDBUJWBT BUSBWnTEFUSFDFDBSUJMMBT  RVFTPOOVFTUSBHVrBEFBDDJwOยณ  SFJUFSB"ESJBOB)PZPT %JSFDUPSBEFM QSPZFDUPFEVDBUJWP-rEFSFT4JHMP99* $POMBQSFTFODJBEFMBTFvPSB .JOJTUSBEF&EVDBDJwO .BSrB'FSOBOEB $BNQP4BBWFESB TFFOUSFHBSPOUBNCJnO NFODJPOFTEFIPOPSBMB*OTUJUVDJwO &EVDBUJWB5nDOJDBEF1BTBDBCBMMPT EF $BSUBHFOB ZBMB*OTUJUVDJwO&EVDBUJWB

Luis Montero, Secretario de Educaciรณn de Bucaramanga; Lilia Patiรฑo, Secretaria Ejecutiva de Empresarios por la Educaciรณn Capรญtulo Santander; Fernando Vargas, Alcade de la ciudad de Bucaramanga; Mario Niรฑo, Presidente Negocios Helados / Vicepresidente GNCH Mercadeo e innovaciรณn; Maria Fernanda Campo, Ministra de Educaciรณn; Juan Beltran, Presidente Ejecutivo de la Cรกmara de Comercio de Bucaramanga; Adriana Hoyos, Directora del proyecto educativo Lรญderes Siglo XXI.

.BESF(BCSJFMBEF4BO.BSUrO EF MBNJTNBDJVEBE*HVBMNFOUFTF DPODFEJFSPOSFDPOPDJNJFOUPTFTQFDJBMFT QBSB1SPQJMDP4" DPNPFNQSFTB BDPNQBvBOUFEFMB*OTUJUVDJwO&EVDBUJWB .BESF(BCSJFMBEF4BO.BSUrO ZQBSB MB"/%*#VDBSBNBOHB DPNPFNQSFTB BDPNQBvBOUFEFMB*OTUJUVDJwO&EVDBUJWB +PSHF"SEJMB%VBSUF #BKPMBQSFNJTBEFRVFMB FEVDBDJwOFTVOEFCFSEFUPEPT  FMQSPHSBNB-rEFSFT4JHMP99*IB TJEPNFSFDFEPSEFMSFDPOPDJNJFOUP PUPSHBEPQPSFM.JOJTUFSJPEF &EVDBDJwOFOMBDBUFHPSrB(FTUJwO 1BSUJDJQBUJWB QPSFMBQPSUFEFMB FYQFSJFODJBBMBUSBOTGPSNBDJwO DVMUVSBMZBMNFKPSBNJFOUPEFMPT QSPDFTPTEFHFTUJwOFEVDBUJWB "DUVBMNFOUFFMQSPZFDUPFT FKFDVUBEPFOEJF[[POBTEFMQBrT "SNFOJB #BSSBORVJMMB #PHPUg  #VDBSBNBOHB $BSUBHFOB *CBHVn  .BOJ[BMFT .FEFMMrO 1FSFJSBZ7BMMF &TUBJOJDJBUJWBFTUgUBNCJnOFO 2VJUP &DVBEPS ยฒ&MDPOHSFTPFTVOBGPSNBEF TPDJBMJ[BSUPEPMPRVFIBDFNPTZEF DPNQBSUJSMBTNFKPSFTFYQFSJFODJBT ZQSgDUJDBT QBSBRVFMBHFTUJwO FEVDBUJWBEFDBMJEBEEFOVFTUSPT BQPZBEPTTFBVOFKFNQMPBTFHVJS Z DPOUSJCVZBDPOMBDPOTUSVDDJwOEFVOB FEVDBDJwOJOUFHSBMDPOMPTNgTBMUPT FTUgOEBSFTEFFYDFMFODJBยณ BยพSNB "ESJBOB)PZPT

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

45


?dl[hi_ŒdIeY_Wb DE ALTO IMPACTO

Un código de buen gobierno para las organizaciones del tercer sector El creciente peso de las organizaciones del tercer sector (fundaciones, asociaciones, ONG, etc.), unido a la importante actividad social que estas desempeñan, gracias a la ayuda de muchas personas y organismos, aconseja examinar las reglas de gobierno de estas instituciones. ƐĐƌŝƚŽƉŽƌ:ĂǀŝĞƌDĂƌơŶĂǀĂŶŶĂ͕ ŝƌĞĐƚŽƌĚĞůĂ&ƵŶĚĂĐŝſŶŽŵƉƌŽŵŝƐŽŵƉƌĞƐĂƌŝĂů͘

D

urante estos últimos años el sector lucrativo ha sido testigo de un importante debate sobre el papel de las juntas directivas en el gobierno de la empresa. Basta pensar en los informes Cadbury y Vienot, en Inglaterra y Francia, o los informes Olivencia, Aldama y Conthe, en España, así como toda la literatura producida a raíz de los mismos. Como consecuencia de los escándalos financieros en que se han visto envueltas empresas de reconocido prestigio, los textos y recomendaciones sobre el “buen gobierno” se han multiplicado, lo que permite contar con propuestas de gran calidad. Ahora bien, aunque algunas de las recomendaciones de esos informes pueden ser de aplicación a las organizaciones del tercer sector, la prudencia aconseja tener en cuenta la distinta naturaleza y características de este, antes de proceder a un transvase acrítico de las mismas, que podría contribuir a crear todavía más confusión en este sector.

El creciente peso de las organizaciones del tercer sector, unido a la importante actividad social que estas instituciones desempeñan, con el concurso y ayuda de cientos de miles de personas, aconseja examinar las reglas de gobierno de estas instituciones. Una diferencia importante, por ejemplo, radica en que los directores de las juntas directivas de las organizaciones lucrativas, a diferencia de sus colegas en las instituciones del tercer sector, suelen recibir una remuneración por sus servicios: se trata de un incentivo importante para asegurar su aportación efectiva y su asistencia a las reuniones. Algunos

46

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

sostienen que esa práctica debería extenderse al tercer sector. Para otros, la adopción de esta medida (remunerar los cargos) vendría a cuestionar precisamente la naturaleza propia de este sector, poniendo en riesgo su propia existencia y privándole de su característica más distintiva, su capacidad de captar aportaciones voluntarias de terceros. Quizá la única característica que tengan en común las juntas directivas de las organizaciones lucrativas y las del tercer sector, como señala Peter Drucker, es que, con independencia de su naturaleza jurídica, ¡ninguna de ellas funciona! En cualquier caso, el creciente peso de las organizaciones del tercer sector (fundaciones, asociaciones, ONG, etc.), unido a la importante actividad social que estas instituciones desempeñan, con el concurso y ayuda de cientos de miles de personas –se trate de particulares, grupos empresariales o patrimonios personales–, aconseja examinar las reglas de gobierno de estas instituciones. De acuerdo con la Fundación Compromiso Empresarial (www.fundacioncompromisoempresarial.com), las recomendaciones de buen gobierno se pueden agrupar en seis grandes capítulos, que abordan las problemáticas principales relacionadas con la naturaleza y funcionamiento de las juntas directivas.

1. Responsabilidades generales de los directores de las juntas directivas. La determinación de las responsabilidades de los directores constituye el primer paso para distinguir cuál ha de ser la aportación esencial de los órganos de gobierno, y diferenciarlas del ámbito propio de la gestión ordinaria llevada a cabo por el director ejecutivo.

2. Los deberes de diligencia y lealtad de los directores y los “conflictos de intereses”. Los deberes de diligencia y lealtad pretenden concretar unas pautas de comportamiento que ayuden a definir unos grados de exigencia y responsabilidad mínimos en el desempeño de


los cargos, para evitar la pasividad y el absentismo tan propio en las organizaciones que cuentan con personal voluntario. La regulaciĂłn de los conďŹ&#x201A;ictos de interĂŠs tiene como principal objetivo desarrollar un mecanismo que permita solventar los conďŹ&#x201A;ictos, actuales o futuros, que podrĂ­an darse entre la organizaciĂłn y alguno de sus directores.

De acuerdo con la FundaciĂłn Compromiso Empresarial, las recomendaciones de buen gobierno se pueden agrupar en seis grandes capĂ­tulos, que abordan las problemĂĄticas principales relacionadas con la naturaleza y funcionamiento de las juntas directivas.

del comitĂŠ ejecutivo con la junta directiva y las diferentes comisiones constituye un elemento crĂ­tico.

5. El funcionamiento de la junta directiva. Nunca se insistirĂĄ lo suďŹ ciente en la conveniencia y necesidad de preparar y sacar todo el rendimiento a las reuniones de trabajo. El papel del presidente resulta crucial en esta tarea. La principal responsabilidad del presidente a la hora de ejercer su liderazgo se materializa en esas reuniones, en las que debe asegurar la mĂĄxima eďŹ cacia de sus colaboradores.

6. Las relaciones de la organizaciĂłn con sus donantes y la sociedad. Las importantes exigencias de transparencia e informaciĂłn que deben observar estas organizaciones aconsejan que la junta directiva concrete con claridad las mismas. Este apartado se suele reservar para determinar los derechos de los donantes y las relaciones con los diferentes grupos de interĂŠs.

3. La selecciĂłn, designaciĂłn y cese de los directores. Los principios que orientan esta materia apuntan, de una parte, a garantizar la mayor objetividad en los procesos de selecciĂłn, y de otra, a asegurar la necesaria renovaciĂłn y evaluaciĂłn periĂłdica de los candidatos.

4. La estructura de la junta directiva y sus diferentes cargos. Esta ĂĄrea tiene por objeto determinar el papel de los distintos cargos de la junta directiva: presidente, vicepresidente, secretario general y, en su caso, comitĂŠ ejecutivo. El tamaĂąo de la junta directiva puede aconsejar, en ocasiones, la creaciĂłn de un Ăłrgano mĂĄs operativo. En estos casos, la relaciĂłn

-B'VOEBDJwO$PNQSPNJTP&NQSFTBSJBMTFDPOTUJUVZw FOFMBvP QPSVOHSVQPEFQSPGFTJPOBMFT QSPDFEFOUFTEFMNVOEPEFMBFNQSFTB EFMBBDBEFNJB ZEFMTFDUPSOPMVDSBUJWP DPOMBžOBMJEBEEFJNQVMTBSZ QSPNPWFSFMCVFOHPCJFSOP MBJOOPWBDJwOZFMJNQBDUP EFMBTPSHBOJ[BDJPOFTEFMUFSDFSTFDUPS BTrDPNPMB DPMBCPSBDJwOFOUSFMBTFNQSFTBTZMBTPSHBOJ[BDJPOFT TPDJBMFT NFEJBOUFQSPZFDUPTZBMJBO[BTDPOKVOUBT

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

47


Academia

De la ventana abierta a la puerta cerrada:

dilemas y desafĂ­os de la reintegraciĂłn IvĂĄn DarĂ­o Lobo idl@adm.uniandes.edu.co Universidad de los Andes, Facultad de AdministraciĂłn Octubre de 2010

D

e acuerdo con las cifras oďŹ ciales, durante los Ăşltimos ocho aĂąos alrededor de 50.000 miembros de grupos armados ilegales en Colombia han optado por reintegrarse a la sociedad. No es una cifra despreciable; en la historia del conďŹ&#x201A;icto no hay antecedentes de un perĂ­odo de tiempo equivalente en el cual la proporciĂłn de desmovilizados haya llegado a un nivel tan alto. La reintegraciĂłn no es un camino sencillo. Son mĂşltiples y muy complejas las barreras que un paĂ­s debe superar para hacer una transiciĂłn efectiva hacia la soluciĂłn de un conďŹ&#x201A;icto interno. En dicha transiciĂłn, un eslabĂłn crĂ­tico es la existencia de oportunidades econĂłmicas para quienes dejan las armas. Este artĂ­culo aborda la complejidad de este derrotero, desde la Ăłptica del sector privado como actor clave para alcanzarlo. A partir de algunos diagnĂłsticos sobre la participaciĂłn empresarial en las polĂ­ticas de reintegraciĂłn, el artĂ­culo analiza los logros pendientes y los riesgos de que ese involucramiento no vaya mĂĄs allĂĄ del entusiasmo de unos pocos.

La magnitud del desafĂ­o | SegĂşn las estadĂ­sticas del Programa de AtenciĂłn Humanitaria al Desmovilizado y la oďŹ cina del Alto Comisionado para la Paz, entre 2002 y 2010

han abandonado los grupos armados 13.681 integrantes de las FARC (26%), 2.883 del ELN (6%), y 35.353 de las Autodefensas (67%). La complejidad administrativa para atender ese volumen de personas no es de poca monta; por mencionar solo un indicador, el presupuesto para 2009 de la Alta ConsejerĂ­a para la ReintegraciĂłn (ACR), la entidad gubernamental creada para atender a las personas que dejan las armas, fue de $175.000 millones de pesos colombianos. En comparaciĂłn, para la vigencia 2010 la asignaciĂłn presupuestal para las universidades pĂşblicas fue de $160.000 millones pesos colombianos y para el Ministerio de Cultura, un mĂĄximo histĂłrico de $84.000 millones de pesos colombianos. Los resultados alcanzados pueden explicarse como consecuencia de varias estrategias combinadas. AdemĂĄs de los procesos colectivos de desmovilizaciĂłn, la intensiďŹ caciĂłn de la presiĂłn militar ha inclinado la correlaciĂłn de fuerzas a favor del Estado y ha persuadido a muchos combatientes de abandonar las armas. TambiĂŠn ha jugado un rol importante la desmoralizaciĂłn interna de los grupos armados ante los resultados de la presiĂłn militar y el consecuente recrudecimiento de las difĂ­ciles condiciones de vida en la ilegalidad. Pero tambiĂŠn, y de manera notable, han incidido los incentivos que el Estado mismo diseùó para ofrecer condiciones creĂ­bles y efectivas de reintegraciĂłn a la vida civil. Desde la esfera nacional, el acompaĂąamiento a la desmovilizaciĂłn, liderado por la ACR, busca que las personas desarrollen competencias psicolĂłgicas y sociales mĂ­nimas para reintegrarse efectivamente en la sociedad. El proceso incluye, ademĂĄs, la identiďŹ caciĂłn de capacidades con base en las cuales estas personas puedan reorientar su actividad econĂłmica. AsĂ­, quien llega a la Ăşltima etapa del proceso de acompaĂąamiento y formaciĂłn tiene dos alternativas: desarrollar su propio negocio o buscar un empleo. No sin razĂłn podrĂ­a argumentarse que este es un eslabĂłn crĂ­tico para el ĂŠxito del proceso de reintegraciĂłn; en ausencia de oportunidades reales para procurar un sustento econĂłmico, cualquier incentivo ofrecido por el Estado serĂ­a insuďŹ ciente para persuadir a los combatientes de abandonar la ilegalidad.

El papel de las empresas | La realidad muestra, con apabullante contundencia, que aĂşn hay mucho camino por recorrer para vincular de manera efectiva al

48

BBXQLDQGHVLQGG

RS | Responsabilidad Sostenibilidad




sector privado en la reintegraciĂłn a la vida civil de miles de excombatientes. De acuerdo con un informe publicado por el diario Portafolio, una encuesta realizada por ConfecĂĄmaras y la OIM entre 1.070 empresarios de 16 ciudades del paĂ­s, indicĂł que el 42% no participarĂ­a de ninguna manera en la reintegraciĂłn, aĂşn si ello representara alguna clase de beneďŹ cio ďŹ scal. Al aplicar la encuesta, solo 4 de cada 100 empresarios estaban participando o habĂ­an participado en alguno de los procesos de reintegraciĂłn econĂłmica. Apenas un 13% de los empresarios encuestados manifestĂł disponibilidad para brindar empleo directo a los excombatientes; la mayorĂ­a preďŹ ere vincularse de forma indirecta, a travĂŠs de capacitaciones u otros programas de apoyo. Esa escasa disposiciĂłn se tradujo, de acuerdo con las cifras presentadas en la encuesta, en que durante el aĂąo 2009 apenas fueron creados 17 nuevos puestos de trabajo para desmovilizados (la informaciĂłn completa puede consultarse en la ediciĂłn en lĂ­nea del diario Portafolio del 14 de septiembre). A pesar de la capacitaciĂłn y el capital semilla que pueden recibir en la Ăşltima etapa del acompaĂąamiento, no puede esperarse que la mayorĂ­a de excombatientes logre desarrollar de manera efectiva su propio negocio. En efecto, segĂşn las cifras de la ACR, solo el 5% de los desmovilizados atendidos hasta hoy han optado por esa alternativa. Si bien es temprano para evaluar la sostenibilidad de esos emprendimientos, es muy probable que las tasas de ĂŠxito y fracaso coincidan con las tendencias nacionales, segĂşn las cuales Colombia es uno de los paĂ­ses con los mĂĄs altos porcentajes de creaciĂłn de nuevas empresas en el mundo y, al mismo tiempo, con los Ă­ndices mĂĄs altos de mortalidad empresarial durante los primeros tres aĂąos de existencia. Ante este escenario, la bĂşsqueda de empleo se convierte en una opciĂłn relevante y necesaria en el trĂĄnsito deďŹ nitivo hacia la â&#x20AC;&#x153;plenaâ&#x20AC;? reintegraciĂłn en la sociedad. ÂżCuĂĄles son, entonces, las razones que hacen del involucramiento empresarial un derrotero todavĂ­a esquivo?

Barreras y alternativas | QuizĂĄ la mĂĄs obvia objeciĂłn de parte de una empresa â&#x20AC;&#x201C;por demĂĄs legĂ­timaes que en la contrataciĂłn no debe primar un criterio de solidaridad con una condiciĂłn social, sino de competencia y cualiďŹ caciĂłn para el trabajo requerido, lo cual es aĂşn mĂĄs crĂ­tico en ciclos de contracciĂłn econĂłmica. Al margen de estos vĂĄlidos reparos â&#x20AC;&#x201C;la encuesta mencionada revelĂł que el 13% de los encuestados percibe que los desmovilizados son â&#x20AC;&#x153;poco responsablesâ&#x20AC;?â&#x20AC;&#x201C; hay quizĂĄ otras razones que no por ser difĂ­ciles de revelar pĂşblicamente dejan de ser ciertas. La aparente reticencia del sector empresarial puede explicarse desde diversas Ăłpticas. Una de ellas es la percepciĂłn de que no hay razĂłn para vincularse en la soluciĂłn de un problema del cual no se es causante (y del cual, por el contrario, se ha sido vĂ­ctima). La validez de este supuesto es difĂ­cil de sostener, pues la complejidad de nuestro conďŹ&#x201A;icto hace casi imposible identiďŹ car

causas o responsables aislados. De hecho, hay quienes argumentan de manera contundente que la indiferencia y el desconocimiento deliberado de la existencia o magnitud del conďŹ&#x201A;icto armado, de parte de las ĂŠlites polĂ­ticas y econĂłmicas, han contribuido a la expansiĂłn, recrudecimiento y durabilidad del conďŹ&#x201A;icto colombiano. Lo cierto es que las consecuencias del conďŹ&#x201A;icto afectan tanto a aquellos que se sienten responsables como a aquellos que no. Si la indiferencia es generalizada, como parece revelar la encuesta, el involucramiento queda relegado a aquellas empresas â&#x20AC;&#x201C;por lo general las mĂĄs grandes y visiblesâ&#x20AC;&#x201C; que cuentan con liderazgos atĂ­picos o que pueden derivar mayores beneďŹ cios de la participaciĂłn activa. La mayorĂ­a, en consecuencia, optarĂĄ por la posiciĂłn del â&#x20AC;&#x153;free-riderâ&#x20AC;?: disfrutar las ventajas derivadas del esfuerzo que otros han realizado. TambiĂŠn hay, por supuesto, temores comprensibles. Es natural que haya desconďŹ anza de la sociedad hacia personas que, en mayor o menor grado, formaron parte de grupos que han causado perjuicios sociales hondos. La creaciĂłn de empleo en Colombia enfrenta barreras estructurales complejas y ello es aĂşn mĂĄs crĂ­tico si las empresas no tienen garantĂ­as de que sus potenciales empleados vayan a cumplir con mĂ­nimas normas de convivencia o de que no vayan a usar su posiciĂłn para atentar contra los intereses de la empresa. Comprender estas y otras razones â&#x20AC;&#x201C;sin juzgarlasâ&#x20AC;&#x201C; ayudarĂ­a a diseĂąar soluciones. Los incentivos econĂłmicos podrĂ­an funcionar acompaĂąados de estrategias efectivas de sensibilizaciĂłn para disminuir la intolerancia social y la polarizaciĂłn. Entre las barreras ideolĂłgicas, idiosincrĂĄsicas y perceptuales, quizĂĄ son estas Ăşltimas las mĂĄs fĂĄciles de derribar. Al entrar en contacto con las personas desmovilizadas es fĂĄcil ver que en la gran mayorĂ­a de casos hay un interĂŠs legĂ­timo por reconstruir sus vidas y convertirse en individuos Ăştiles para la sociedad. Desde las universidades, algunos hemos trabajado para que los estudiantes, futuros tomadores de decisiĂłn, se hagan sensibles a esta realidad, entren en contacto con esta poblaciĂłn, aporten su conocimiento y asuman su corresponsabilidad en la bĂşsqueda de soluciones. En el futuro inmediato, minimizar el problema, delegarlo en unos pocos o desconocerlo, son todas apuestas muy riesgosas; en Ăşltima instancia, lo que estĂĄ en juego es la necesidad de que la decisiĂłn de dejar las armas no termine ahogada entre la informalidad, el desempleo y la falta de oportunidades, escenarios que no harĂ­an mĂĄs que incrementar el riesgo de reincidencia y convertir el remedio en algo peor que la enfermedad. La ventana de oportunidad que se ha abierto para los desmovilizados no puede arrojarlos de frente hacia una puerta cerrada que les niegue la posibilidad efectiva de reintegraciĂłn. Por difĂ­cil que sea, en algĂşn punto serĂĄ necesario anteponer los intereses colectivos a cualquier consideraciĂłn de beneďŹ cio individual que aumente el riesgo de caer en la trampa del miedo y la prevenciĂłn.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBXQLDQGHVLQGG

49




INFORMACIÓNINSTITUCIONAL

Primera Convención de Proveedores de ISAGEN

.FEFMMrOGVFFMFTDFOBSJP EFMB1SJNFSB$POWFODJwO EF1SPWFFEPSFTEF *4"(&/ VOFWFOUPRVF SFVOJwBNgTEFVO DFOUFOBSEFJOWJUBEPT FOVOFTQBDJPEFEJDBEP BMBDPOTUSVDDJwOEF SFMBDJPOFTSFTQPOTBCMFT  QSPEVDUJWBTZBSNPOJPTBT

MB3FTQPOTBCJMJEBE4PDJBM&NQSFTBSJBM³  BTFHVSw-VJT'FSOBOEP3JDP

²*/%*7*%6"-.&/5&40.046/" (05"%&"(6" KVOUPTTPNPTVO

PDnBOP³ FTUBGVFVOBSF¿FYJwOEF 3ZVOPTVLF4BUPSP RVFFMHFSFOUFEF *4"(&/ -VJT'FSOBOEP3JDP QVTP TPCSFMBNFTBFOFMNBSDPEFMB 1SJNFSB$POWFODJwOEF1SPWFFEPSFT EFMB$PNQBvrB SFBMJ[BEBFMEF PDUVCSFFOFM)PUFM%BOO$BSMUPOEF MBDJVEBEEF.FEFMMrO 1BSUJFOEPEFMBQSFNJTBEFRVF TVTQSPWFFEPSFTDPOUSJCVZFOBMMPHSP EFTVDPNQFUJUJWJEBEZBMEFTBSSPMMP EFMBSFHJwO *4"(&/ FOFMNBSDP EFTVTRVJODFBvPT MPTDPOWPDw

QBSBFTUSFDIBSSFMBDJPOFTZDPNQBSUJS WJTJPOFTFOVOBKPSOBEBEFBQSFOEJ[BKF ZEJgMPHP ²)FNPTEFDMBSBEPVO DPNQSPNJTPRVFPSJFOUFOVFTUSB SFMBDJwODPOMPTQSPWFFEPSFT  CBTBEPFOFMNVUVPCFOF¾DJPZFOFM EFTBSSPMMPZQSPZFDDJwODPOKVOUB1BSB NBUFSJBMJ[BSMP IFNPTJEFOUJ¾DBEPVOPT QSJODJQJPTRVFSJHFOMBTSFMBDJPOFT FOUSFMB&NQSFTBZTVTQSPWFFEPSFT FMSFDPOPDJNJFOUPEFMBEJWFSTJEBE  MBBQFSUVSBQBSBDPNQBSUJSQSgDUJDBT  MBDSFBDJwODPOKVOUBEFWBMPSZ ¾OBMNFOUFVOBDPODFQDJwOJOUFHSBMEF

*4"(&/FTFMUFSDFSHFOFSBEPSZDPNFSDJBMJ[BEPS EFFOFSHrBFMnDUSJDBFOFMNFSDBEPDPMPNCJBOP "DUVBMNFOUFTFFTUgODPOTUSVZFOEPPCSBTRVF JODSFNFOUBSgOTVDBQBDJEBEFONFHBWBUJPT  BEFNgTEFQSPZFDUPTEFFOFSHrBIJESPFMnDUSJDB FwMJDB ZHFPUnSNJDBEFBQSPYJNBEBNFOUFNFHBWBUJPT

50

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

$PODFQDJwOEFMB34& &OFTUFTFOUJEP *4"(&/ DPNQBSUJwFOTV1SJNFSB$POWFODJwO EF1SPWFFEPSFTTVDPODFQDJwO BDFSDBEFMPRVFFTFOFTFODJBVOB FNQSFTB²-BTFNQSFTBTTPOHSVQPT IVNBOPTRVFFYJTUFOQBSBTBUJTGBDFS OFDFTJEBEFTZFYQFDUBUJWBTEFPUSPT HSVQPTIVNBOPTRVFFOTVDPOKVOUP GPSNBOMBTPDJFEBE ZRVFUJFOFOFM JNQFSBUJWPnUJDPEFPCUFOFSCVFOPT SFTVMUBEPTFOUnSNJOPTEFCJFOFTUBS QBSBUPEPTFTEFDJS QBSBRVJFOFTMBT DPOGPSNBO QBSUJDJQBO TPOBGFDUBEPTP TPOCFOF¾DJBSJPTEFTVTBDUJWJEBEFT³ -PTSFGFSFOUFTQSJODJQBMFTQBSB PSJFOUBSMBHFTUJwOFNQSFTBSJBMTPO FM1BDUP.VOEJBMZMPT0CKFUJWPTEF %FTBSSPMMPEFM.JMFOJP&TUBTEPT JOJDJBUJWBT QSPQPOFOTFH|O-VJT 'FSOBOEP3JDP FMSPMEFMBTFNQSFTBT FOFMNBSDPEFVOBBQVFTUBBM EFTBSSPMMPJODMVZFOUFZTPTUFOJCMF ²"QBSUJSEFFTUBDPODFQDJwOEF FNQSFTB MBTPSHBOJ[BDJPOFTEFCFSrBO NFEJSTVTSFTVMUBEPTQPSFMCJFOFTUBS RVFQSPEVDFOFOTVTHSVQPTEF JOUFSnT1PSFMMPMFBQVOUBNPTBM EFTBSSPMMPTPTUFOJCMFFOFMNBSDPEF MBEF¾OJDJwOEBEBQPSMB0SHBOJ[BDJwO EFMBT/BDJPOFT6OJEBTFMEFTBSSPMMP IVNBOPTPTUFOJCMFFTBRVFMFOFMDVBM MBTQFSTPOBTTPOFMDFOUSPEFUPEBT MBTBDUJWJEBEFTEFEFTBSSPMMP³ B¾SNw FMEPDUPS3JDP


&OFM|MUJNPBvP*4"(&/ IBFTUBCMFDJEPSFMBDJPOFT DPNFSDJBMFTDPO QSPWFFEPSFT

&TUBBQVFTUB RVFQFSTJHVF FMDSFDJNJFOUPFDPOwNJDP MB FMFWBDJwOEFMBDBMJEBEEFWJEBZMB DPOUSJCVDJwOZDVJEBEPEFMNFEJP BNCJFOUF DPODJCFBMTFSIVNBOP DPNPFMFKFBSUJDVMBEPSEFSFMBDJPOFT NVMUJMBUFSBMFTRVFQFSNJUFO MBDPOTUSVDDJwOEFQSPDFTPT SFTQPOTBCMFTRVFHFOFSBOMB DSFBDJwODPNQBSUJEBEFWBMPSBUSBWnT EFBDDJPOFTDPMBCPSBUJWBTFOSFE &YQFSJFODJBT ²)BDFSQBSUFEF*4"(&/DPNP QSPWFFEPSQFSNJUFVOBQSFOEJ[BKF QFSNBOFOUF³ ²-MFWPEJF[BvPTFO$BSMTPO 8BHPOMJU5SBWFMZOVODBIBCrB UFOJEPMBPQPSUVOJEBEEFFTUBSFOVO FWFOUPEFFTUFUJQPZEFUBMSFMFWBODJB QBSBUPEPT&TMBPQPSUVOJEBEQBSB DPOPDFSBVOBFNQSFTBRVFJSSBEJB SFTQPOTBCJMJEBE RVFFTVOFKFNQMP EFQMBOFBDJwOZEFBMJOFBDJwOEFMPT QSPDFTPTBENJOJTUSBUJWPT)BDFSQBSUF EF*4"(&/DPNPQSPWFFEPSQFSNJUF VOBQSFOEJ[BKFQFSNBOFOUFEFEPCMF WrB FOEPOEFUBOUPOPTPUSPTDPNP FMMPTUFOFNPTBMHPRVFDPNQBSUJSZ

FOTFvBS³(MPSJB5BCPSEB +FGFEF 0¾DJOB$BSMTPO8BHPOMJU5SBWFM ²6OBFNQSFTBEFMJHBTNVOEJBMFTEFCF UFOFSQSPWFFEPSFTEFMJHBTNVOEJBMFT³ ²$PO*4"(&/MMFWPVOBSFMBDJwO EFBvPT TVNJOJTUSgOEPMFQSPEVDUPT EFGFSSFUFSrBZIFSSBNJFOUBTFMnDUSJDBT ZNBOVBMFT&TUFFWFOUPOPTJOWJUB BFWBMVBSOVFTUSBMBCPSFJEFOUJ¾DBS DwNPQPEFNPTNFKPSBSOVFTUSB HFTUJwODPNPQSPWFFEPSFT FOFM NBSDPEFVOBSFMBDJwOEFHBOBB HBOB FOEPOEFFMNgTCFOF¾DJBEPFT FMVTVBSJP¾OBM6OBFNQSFTBEFMJHBT NVOEJBMFTEFCFUFOFSQSPWFFEPSFTEF MJHBTNVOEJBMFT QPSFMMPFTOFDFTBSJP DPOUBSDPOFTUFUJQPEFFTQBDJPTQBSB DPOTUSVJSVOBSFMBDJwOEFDSFDJNJFOUP  NFKPSrB DPO¾BO[BZQFSTPOBMJ[BDJwO³ +BWJFS)VNCFSUP(PO[gMF[3BNrSF[  HFSFOUFZSFQSFTFOUBOUFMFHBMEF $BTB'FSSFUFSB4" ²-PNgTJNQPSUBOUFFTBUFSSJ[BSMPT DPODFQUPTEFMB34&FOOVFTUSBT FNQSFTBT³ ²&OUFOEFSRVFOVFTUSBMBCPS FT|OJDBZUSBTDFOEFOUBMQBSBVOB

*4"(&/TFBEIJSJwBM1BDUP.VOEJBM FOFMZUSBCBKBQBSBDPOUSJCVJS BMPT0CKFUJWPTEF%FTBSSPMMPEFM .JMFOJPEFTEFIBDFUSFTBvPT

FNQSFTBEFMBTDBSBDUFSrTUJDBTEF *4"(&/FTVOSFUP/PTPUSPTRVFOPT FODBSHBNPTEFMBDPNFSDJBMJ[BDJwO  EJTFvPFJOTUBMBDJwOEFTJTUFNBTEF BJSFBDPOEJDJPOBEP TFOUJNPTDPO FTUFFWFOUPVOBBQMJDBDJwOFGFDUJWBEF MBSFTQPOTBCJMJEBE MBUSBOTQBSFODJB ZIPOFTUJEBE4JOFNCBSHPFMNgT JNQPSUBOUFEFMPTBQSFOEJ[BKFT SFDJCJEPTBRVrFTBUFSSJ[BSMPT DPODFQUPTEFMB3FTQPOTBCJMJEBE 4PDJBM&NQSFTBSJBMFOOVFTUSBT FNQSFTBT FOEPOEFMPQSJNPSEJBM FTFMTFSIVNBOPZTVCJFOFTUBS TPTUFOJCMF³-V[.BSJOB/FJSB KFGF EFMBEJWJTJwODPNFSDJBMEF"JSF "NCJFOUFEF$JVEBE

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

51


Ef_d_ŒdGH F[ZheC[Z_dWb_Z[hWOe9h[e[d9ebecX_W0 fc[Z_dW6oeYh[e[dYebecX_W$Yec mmm$oeYh[e[dYebecX_W$Yec Jm_jj[h6oYYf[Zhe

;b[\[YjeF_]cWb_Œd o9ebecX_W Ampliando la conciencia sobre nuestro rol de identificar y reconocer referentes positivos colombianos en temas de resistencia a la corrupción.

U

dW][h[dj[Z[kdW [cfh[iWZ[YedijhkYY_Œd c[fh[]kdjWXW h[Y_[dj[c[dj[gkƒ^WY‡W Oe9h[e[d9ebecX_WfWhW YedjhWhh[ijWh[bfWhWZ_]cW gk[[n_ij[[dWb]kdei bk]Wh[i"[dWb]kdWi _dZkijh_Wio[dWb]kdWi eh]Wd_pWY_ed[iieXh[bWYehhkfY_Œd$Oeb[Yedj[ijƒ gk[deiejheilWcei[dfhe"[dbk]WhZ[YedjhW$ LWcei[dfheZ[b`el[dZ[b9eb[]_e 9WhhWigk_bbW[dGk_XZŒ"gk[Wb[dYedjhWhi[kdc_bbŒd Z[f[iei[d[\[Yj_le"Z[Y_Z[[djh[]|hi[beWbh[Yjeh$ LWcei[dfheZ[[iWkd_l[hi_ZWZgk[b[i e\h[Y[]WhWdj‡WWbei[ijkZ_Wdj[iZ[gk[Yedi[]k_h|d jhWXW`e"oWbei[cfb[WZeh[i"gk[i_bei`Œl[d[i d[Y[i_jWdh[\k[hpe"i[beih[[djh[dWd]hWj_i$ LWcei[dfheZ[[i[WbYWbZ[Z[[i[ckd_Y_f_e gk[be]hWgk[jeZeibeifhel[[Zeh[iYebegk[d beiZ[iYk[djei[dbWi\WYjkhWi"fWhWgk[[ijeide [dh_gk[pYWdbWiWhYWiZ[beii[hl_Zeh[if‘Xb_Yei"i_de gk[WXWhWj[dbeiYeijeiZ[bf‘Xb_Ye$ LWcei[dfheZ[bWYedijhkYjehWgk[Wf[iWh Z[gk[Z['&&b_Y_jWY_ed[iiebebe]hWZei"i_]k[ _di_ij_[dZe[d[b`k[]eb_cf_e$ OlWcei[dfheZ[b[nWbkcdeZ[bW Kd_l[hi_ZWZZ[bei7dZ[i"gk['-W‹eiZ[ifkƒiZ[ jecWhbWYbWi[Z[[ijhWj[]_W[cfh[iWh_Wbgk[oeZWXW" c[[iYh_X[oc[Yk[djWgk[^_pejhWcfW[dbW[djh[]W ÓdWbogk_[h[gk[b[XW`[h[jheWYj_lWc[dj[bWdejW$ LWcei[dfheZ[jeZe[ije"fehgk[Yh[[cei [d[b[\[YjeF_]cWb_Œdoikh[b[lWdY_WfWhW9ebecX_W$ 9kWdZe[iWcW[ijhWZ[kdW[iYk[bW[d9Wb_\ehd_W"[d bWZƒYWZWZ[bei,&"Yh[[[d[bYk[djegk[b[Yk[djWdÅ gk[bWc_jWZZ[ikYbWi[ied][d_eiogk[bWejhWc_jWZ iedd_‹eifhec[Z_eÅ"[bbWZ[iWhhebbWkdfWhWZ_]cW"kd ceZ[bec[djWb"kdÓbjheWjhWlƒiZ[bYkWbfheY[iWjeZWi bWi[nf[h_[dY_WiojeZWibWif_[pWiZ[Yeckd_YWY_Œd$ 7bÓdWbZ[bf[h_eZe"bWc_jWZgk[[bbWYh[‡Wgk[ [hWd][d_eiikX_Œikd_l[bZ[?G[di[_ifkdjei$BW ejhWc_jWZdelWh_ŒZ[bWc[Z_Y_Œdgk[^_Y_[hedWb fh_dY_f_eZ[bi[c[ijh[$ BeYkh_eie[igk[jeZeibei[ijkZ_Wdj[i[hWd fhec[Z_e$

52

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

;ij[[\[YjeF_]cWb_Œddei^Wfk[ijeWYh[[h [dckY^eiYk[djei[d9ebecX_Wgk[deiedY_[hjei$ Dei^[ceiZ[`WZei[ZkY_hfehbegk[[bfhe\[ieh@kWd 9Wc_be9|hZ[dWibbWcWÇbWi\WbiWic[j|\ehWiÈ$ :ed>[hd|d;Y^WlWhh‡Wh[jWXW[iWi\WbiWi c[j|\ehWi$BeYedeY‡[dbWiWbWZ[ikYWiW"YkWdZe ƒboW[ijWXWX_[d[djhWZe[dW‹ei$7dj[kd]hkfe Z[fh[i_Z[dj[iZ[[cfh[iWi"ZkhWdj[Zei^ehWi"[d ik\ehcWjWdYbWhW"fh[Y_iWoWc[dW"h[XWj_ŒkdW deY_Œdgk[WdZWXWÔejWdZefeh[bWcX_[dj[ieXh[bW l_eb[dY_W$:ed>[hd|d^WY‡WbWjWh[WX_[d^[Y^W$;d [iWƒfeYWkd]hkfeZ[fhe\[ieh[iZ[bWKd_l[hi_ZWZ Z[bei7dZ[ij[hc_dWhedkdW_dl[ij_]WY_ŒdieXh[ bWl_eb[dY_W[^_Y_[hedbegk[ckY^ei^Wd^[Y^e Yed9ebecX_W$DeiceijhWhed[b[if[`eheje1dei Z[ceijhWhedYWj[]Œh_YWc[dj["_hh[\kjWXb[c[dj["gk[ beiYebecX_Wdeiieceil_eb[djei$H[Yk[hZeYŒceWb [dj[hWhc[Z[[ije"oYh[[hb[i"[cf[YƒW`kij_ÓYWhc_ fhef_WW]h[i_l_ZWZ$;dj[dZ‡bWl_eb[dY_WWbh[Z[Zehc‡e YeceWb]e_d[l_jWXb["Wb]e][dƒj_Ye$ F[hebk[]el_deZed>[hd|d"Yedbk`eZ[ Wh]kc[djei"Y_\hWio]h|ÓYWi"odeiZ[ceijhŒ[d \ehcWYWj[]Œh_YW"_hh[\kjWXb["gk[WbYecfWhWhbW l_eb[dY_W[d9ebecX_WÅc[Z_ZWfehck[hj[il_eb[djWi feh'&&$&&&^WX_jWdj[iÅYedbWl_eb[dY_WZ[bh[ije Z[BWj_deWcƒh_YW"Yed[nY[fY_ŒdZ[kdeif_Yei[d bW=k[hhWZ[beiC_b:‡Wio[d[b*."[bfW‡i[ijWXW Z[djheZ[bhWd]eZ[bYedj_d[dj[$BWl_eb[dY_Wi[ Z_ifWhŒ[d9ebecX_W[d[b.("Yed[bdWhYejh|ÓYe$ IWb_ceijeZeiZ[[iWYWiWb_l_Wdeio iedh_[dj[i$:ed>[hd|ddei^WX‡Wgk_jWZe[bf[ieZ[ bW_d[l_jWX_b_ZWZZ[beifWhWZ_]cWi$9ebecX_Wde[i" Z[fehi‡"kdfW‡il_eb[dje$ CkY^eidei\ehcWceiYedh[\[h[dj[i \eh|d[ei"YedceZ[beiZ[W\k[hW$Feh[ie[n_ij[[b fWhWZ_]cWZ[gk[be[njhWd`[he[ic[`eh$7l[Y[i be[i$CkY^Wil[Y[idebe[i$;n_ij[dceZ[bei YebecX_Wdeigk[dei_dif_hWd0c_[ijkZ_Wdj[[dbW Kd_l[hi_ZWZZ[bei7dZ[i"ãiYWh?l|dPkbkW]W"[i[ `el[dWbYWbZ[Z[F[di_blWd_W"9WbZWi"[dbWZƒYWZWZ[ bei.&1[bFeb_jƒYd_Ye?dj[hdWY_edWboikceZ[beZ[ [ZkYWY_ŒdjƒYd_YWfhe\[i_edWbfWhW`Œl[d[ic[dei \Wleh[Y_Zei"oik]WhWdj‡WfWhW[cfb[WZeh[i1bW 9edijhkYjehW;b9ŒdZeh"o[b`el[dY^eYeWdegk[ Z[lebl_Œ[bZ_d[he$


RESPONSABILIDADSOSTENIBILIDAD

Adquiera la suscripción del 2011con precios del 2010 Y aproveche nuestras ofertas:

s Descuentos especiales en la participación de nuestros eventos.

s Inscripción GRATUITA al newsletter de nuestro portal web, con noticias actuales de responsabilidad social.

Incluye 11 publicaciones anuales

¡SUSCRÍBASE YA! Comuníquese 057 1 6370010 Ext. 121 Página web: www.rsrevista.com Correo electrónico: suscripciones@rsrevista.com

KdWfkXb_YWY_Œd Z[=Wjei=[c[bei9eckd_YWY_Œd 9Whh[hW-8De$'&.7#/&%F8N0,)-&&'& mmm$]Wjei][c[bei$Yec% 8e]ej|":$9$9ebecX_W


wj_YW[cfh[iWh_Wb

Ética empresarial,de cara a la responsabilidad 

Carecer de referentes éticos en el interior de las organizaciones implica, además de vulnerar las normas de comportamiento moral, propiciar impactos negativos de tipo económico, político y social, en la misma organización y en el entorno, según explica Víctor Hugo Malagón, en su último libro: Ética y responsabilidad: el nuevo reto de generación de valor en las organizaciones.

E

l buen desarrollo de las organizaciones empresariales implica, según el economista Víctor Hugo Malagón, tres valores fundamentales: confianza, lealtad y responsabilidad; este último vinculado de manera especial con la ética empresarial. Así lo expone en su libro Ética y responsabilidad: el nuevo reto de generación de valor en las organizaciones, que fue publicado en el 2010 con el respaldo de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung y la Corporación Pensamiento Siglo XXI. El análisis realizado por Malagón, profesor universitario y quien ejerce como Secretario General de la Fundación Carolina en Colombia, lo lleva a afirmar que las organizaciones constituyen finalmente un conjunto de personas y que, por tanto, “el comportamiento organizacional es la expresión del comportamiento colectivo de todos y cada uno de los seres humanos que lo componen”. Esto significa

De acuerdo con Víctor Hugo Malagón, carecer de referentes éticos al interior de las empresas implica infringir de manera grave en las normas de comportamiento moral y propiciar impactos negativos en los aspectos económico, político y social.

54

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

que la búsqueda del bien común y el espíritu de servicio “se traduce en la vocación propia de sus integrantes, y especialmente de sus directivos”. El autor aclara que los valores antes mencionados no solo se ubican en el estudio de la ética como disciplina del individuo, sino que resulta necesario aplicarlos al plano del comportamiento “colectivo” de las organizaciones. En este sentido, carecer de referentes éticos al interior de las empresas puede implicar, y ha implicado en muchos casos, la posibilidad de infringir de manera grave las normas de comportamiento moral y propiciar impactos negativos en los aspectos económico, político y social, tanto dentro la organización como en el entorno. Para llegar a tales consideraciones, Malagón dedica los primeros capítulos de su obra a reflexionar sobre la necesidad de hablar de ética empresarial, entendiendo que si el único fin de un comportamiento ético consiste en ganar dinero, la acción realizada pierde su fin moral. También hace referencia


ehWb 9Wf_jWbc

H[ifediWX_b_ZWZ

9Wf_jWb^kcWde

9Wf_jWbi eY_Wb

Según el autor, la responsabilidad corporativa a consideraciones filosóficas y antropológicas sobre la moral y la ética, incluyendo una rápida revisión de los postulados de pensadores occidentales como Aristóteles, Platón, Kant y Smith, y realiza una comparación entre la ética y la economía a lo largo de un recorrido por los diferentes sistemas que han definido al mundo actual. Dichos asuntos le otorgan una base teórica para entender y aterrizar la realidad de la empresa de hoy, en cuanto a la demanda social sobre la responsabilidad empresarial. “De un modo u otro, estamos exigiendo de las organizaciones una legítima participación activa en el sano ejercicio de las formas de responsabilidad corporativa”, asegura. Víctor Hugo Malagón afirma que al aplicar el valor de la responsabilidad, entendido como la responsabilidad social de la empresa, se contempla a la compañía como una organización económica y social dedicada especialmente al servicio del bien común. Con ello, el experto se aleja de la percepción utilitarista del capitalismo liberal, centrada en la maximización del beneficio monetario. La responsabilidad corporativa implica, entonces, que la empresa “debe tomar conciencia de los efectos de sus actividades”, en las dimensiones interna y externa −agrega−, y debe guiarse por el deseo de mejorar las condiciones en todo sentido, en vez de limitarse solamente a la obligatoriedad jurídica. Además de la referencia a la responsabilidad social interna, que incluye actuaciones dirigidas en especial a los empleados, los accionistas y los directivos, el autor alude a manifestaciones de la responsabilidad en el campo externo, que “se superponen con tendencias económicas y sociales aún vigentes”, y que son clasificadas por el profesor Manuel Carneiro en: acción social (pública y empresarial), balance social, inversión socialmente responsable y economía social.

implica que la empresa “debe tomar conciencia de los efectos de sus actividades” en las dimensiones interna y externa.

A propósito de las dos últimas, Malagón explica que la inversión socialmente responsable se refiere al direccionamiento de recursos hacia instituciones dedicadas a la generación de fondos, basándose para ello en criterios sociales y ambientales, y que la economía social, por otro lado, “envuelve un concepto de organización y actividad económica dentro del cual se da un espacio preponderante a los proyectos empresariales desarrollados con base en el valor de la solidaridad, sin dejar de lado la rentabilidad y la eficiencia empresarial”. Luego de describir de manera general las diferentes formas de responsabilidad corporativa, el autor establece la relación existente entre la responsabilidad y la generación de valor para toda la sociedad, sostenida esta última por la armonización necesaria entre una visión estratégica y la aplicación de criterios de gobierno basados en valores éticos y morales. En este sentido, destaca conexiones entre la responsabilidad con el capital humano, mediante la educación, la formación y la capacitación; con el capital social, a través de relaciones de confianza que permitan un trabajo de cooperación entre instituciones y personas, y con el capital moral, por medio del accionar de los directivos, a los cuales se les confía, hoy más que nunca, “la búsqueda de soluciones a problemas sociales y la persecución del bien común”.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

55


8edikceZ[cWZ[hW UNA DECISIÓN RESPONSABLE

Madera: un aliado permanente para almacenar el CO2 

Más allá de ser un insumo indispensable para la creación de un decorativo mueble o para la fabricación de una funcional pieza de construcción, la madera es un material que en su desarrollo captura y almacena el CO2 de la atmósfera para devolverle O2, convirtiéndose así en un vehículo fundamental para mitigar el creciente calentamiento global.

Q

uién pensaría que una silla, una cama, las vigas de un techo o el simple marco de un cuadro son objetos cuyo material contribuyó a mitigar el calentamiento global. Esto es posible gracias a que, mediante los procesos bioquímicos que se producen en los árboles, en especial fotosíntesis, en la madera de cada árbol siempre hay una reserva de carbono, que equivale a la cuarta parte de su peso fresco. Un árbol típico maduro para cosecha, en una plantación forestal, puede contener entre 200 y 300 kilos de carbono almacenado, que equivalen a 733-1.099 kilos de CO2. De este peso, los productos finales, perdurables como objetos de madera, pueden almacenar indefinidamente alrededor de una tercera parte de ese carbono. La cantidad de CO2 en la atmósfera, que para septiembre del 2010 en el planeta era de 386,80 ppm, según registró CO2Now.org, el portal web especializado en la actualización y análisis de datos relacionados con el dióxido de carbono, es el resultado de muchas de las actividades humanas. Las contribuciones más significativas que hacemos se presentan por la quema de combustibles fósiles (que no interactúan con la atmósfera hasta que se extraen y queman) y por el cambio de uso de los suelos forestales a otros usos, proceso genéricamente conocido como deforestación. La principal consecuencia de esto es, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), un aumento medio de la temperatura mundial de 1,4 a 5,8 oC. Por ello, la estabilización o reducción de las emisiones globales de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero es un desafío para la humanidad, que tiene una solución innegable en la reforestación masiva y en el correcto uso y conservación de los bosques naturales. Uno de los mayores sumideros de carbono en el mundo lo constituyen, según el Instituto Nacional de Tecnología

56

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

Agropecuaria de Argentina (INTA), los ecosistemas forestales, que capturan hasta el 40% del carbono total almacenado en los océanos y en los suelos. “Por cada tonelada de CO2 expulsada a la atmósfera se deben plantar al menos diez árboles, que al año podrán reducir estas emisiones y contribuirán a la producción de oxígeno tras un proceso fotoquímico”, asegura la firma española Sampol, dedicada a la ingeniería eléctrica.

“El carbono capturado en un bosque es el resultado de las diferencias entre el CO2 atmosférico absorbido durante el proceso de fotosíntesis y el CO2 emitido a la atmósfera durante la respiración”, INTA. José Luis Romero, Director de la División Forestal de Refocosta, resalta que la reforestación tiene la fortaleza de capturar cada vez más CO2, pues, aparte de la reposición de los árboles después de cada cosecha, la madera sólida que se produce, y que se utiliza para la fabricación de muebles o como materia prima para la construcción, por ejemplo, conserva indefinidamente el carbono almacenado en ella. “El crecimiento de la vegetación, y particularmente de los árboles, se ve favorecido por un efecto conocido como fertilización por CO2, ya que a mayor cantidad de este gas en la atmósfera hay mayor disponibilidad del mismo para los procesos de fotosíntesis y para su incorporación en las fibras y tejidos que constituyen la madera. En consecuencia, nuevamente, la reforestación y la producción de madera sólida para las industrias es una de las mejores y más útiles alternativas para mitigar el cambio climático global”, describe Antonio Villa, Director de la Región Caribe de Refocosta.


Refocosta S.A.S. tiene un monto aproximado de 108.218 toneladas equivalentes de CO2 en negociaciĂłn, a travĂŠs del Chicago Climate Exchange, por una porciĂłn de sus plantaciones en los proyectos de Villanueva - Casanare y La Gloria, en Monterrubio - Magdalena. AdemĂĄs, estĂĄ negociando otro monto importante de toneladas equivalentes de carbono, a travĂŠs del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, y por una fracciĂłn de las plantaciones en el Proyecto La Gloria.

AsĂ­, dependiendo de sus caracterĂ­sticas, todas las especies forestales capturan CO2 de manera continua: las de mĂĄs rĂĄpido crecimiento ďŹ jan CO2 tambiĂŠn mĂĄs rĂĄpidamente; las especies mĂĄs densas capturan mayor cantidad y las mĂĄs perdurables lo almacenan por mĂĄs tiempo.

Refocosta, por los volĂşmenes de plantaciones que maneja y por el tipo de productos perdurables de madera que produce, logra que su huella de carbono sea favorable, es decir, captura mĂĄs CO2 del que emite. "OUPOJP7JMMB %JSFDUPSEFMB3FHJwO$BSJCFEF3FGPDPTUB â&#x20AC;&#x153;Por ejemplo, el balso es una especie de rĂĄpido crecimiento, baja densidad y ciclo de vida relativamente corto; por ello captura CO2 con rapidez, en cantidades moderadas y durante un espacio de tiempo mĂĄs corto que especies como la teca, el eucalipto, el pino o el roble (ďŹ&#x201A;ormorado), que crecen un poco mĂĄs lento, pero cuentan con densidades relativamente altas, y alcanzan volĂşmenes importantes, que permiten la obtenciĂłn de maderas muy durables, con altos contenidos de CO2â&#x20AC;?, asegura Villa. De acuerdo con Myers y Goreau (1991), las plantaciones tropicales de pino y eucalipto pueden ďŹ jar un promedio de diez toneladas de carbono por hectĂĄrea y por aĂąo. Por tanto, la plantaciĂłn puede retener un promedio de 38 toneladas de CO2 por hectĂĄrea y por aĂąo. Una hectĂĄrea tĂ­pica de plantaciĂłn forestal en crecimiento mantiene unos 1.000 ĂĄrboles/ha, y, en consecuencia, cada ĂĄrbol puede ir almacenando carbono a una tasa media de 38 kilos de CO2 por ĂĄrbol y por aĂąo. Los ĂĄrboles, aliados permanentes, capturan el CO2, hasta que por un proceso natural de descomposiciĂłn, o bien sea por quema o destrucciĂłn humana, liberan estos elementos a la atmĂłsfera.

La Huella de Carbono es una iniciativa que pretende cuantiďŹ car la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero, medidas en emisiones de CO2 equivalente, que son liberadas a la atmĂłsfera debido a nuestras actividades cotidianas o a la comercializaciĂłn de un producto. Con la huella de CO2 se pretende que las empresas puedan reducir los niveles de contaminaciĂłn, mediante un cĂĄlculo estandarizado de las emisiones que tienen lugar durante los procesos productivos. El CertiďŹ cado de la Huella de Carbono no es obligatorio, pero muchas empresas estĂĄn interesadas en que sus productos lleven la etiqueta que certiďŹ ca los valores de CO2 de sus productos, ya que asĂ­ los consumidores podrĂĄn optar por los productos mĂĄs sanos y menos contaminantes. Aparte de los evidentes aspectos positivos de la reforestaciĂłn en el entorno ambiental, estĂĄ su gran papel en el contexto socioeconĂłmico. Varios estudiosos han estimado que la tasa de generaciĂłn de empleo de un proyecto forestal, frente a uno de ganaderĂ­a extensiva, es catorce veces mayor. En un paĂ­s como Colombia, que ha convertido mĂĄs de 10 millones de hectĂĄreas de bosques naturales a pasturas, apenas es lĂłgico pensar que hay una tarea enorme para reforestar y ayudar a recomponer las estructuras socioeconĂłmicas, regiĂłn por regiĂłn. En conclusiĂłn, una de las actividades mĂĄs promisorias para el desarrollo sustentable la constituyen, simultĂĄneamente, el manejo y la conservaciĂłn de los bosques naturales y la reforestaciĂłn. Tomado de Ĺ&#x161;ĆŠĆ&#x2030;Í&#x2014;ÍŹÍŹÇ Ç Ç Í&#x2DC;Ĺ&#x161;ĆľÄ&#x17E;ĹŻĹŻÄ&#x201A;Ä?Ä&#x201A;Ć&#x152;Ä?ŽŜŽÍ&#x2DC;Ä&#x17E;Ć?ÍŹ

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

57


INFORMACIĂ&#x201C;NINSTITUCIONAL

Organizada por la GobernaciĂłn de Antioquia y la ANDI, con el apoyo del Ministerio de Minas y EnergĂ­a:

Feria ratiďŹ ca conďŹ anza inversionista en el sector minero Fotos: CortesĂŹa VI Feria Minera

La VI Feria Internacional Minera, realizada en la ciudad de MedellĂ­n, dejĂł satisfechos a los organizadores y expectativas de negocios por mĂĄs de 300 millones de dĂłlares.

Cuando se reďŹ riĂł a los resultados de la VI Feria Internacional Minera, el secretario de Minas del departamento de Antioquia, NicolĂĄs LĂłpez Correa, aďŹ rmĂł que â&#x20AC;&#x153;los resultados obtenidos van mĂĄs allĂĄ de nuestras expectativas, el ĂŠxito es total y estamos muy satisfechosâ&#x20AC;?. Realizada entre el 6 y el 8 de octubre del 2010, en el Centro de Convenciones y Exposiciones Plaza Mayor, de la ciudad de MedellĂ­n, ubicada al noroeste de Colombia, la VI Feria Internacional Minera convocĂł a mĂĄs de ocho mil visitantes, a 200 expositores, concretĂł 125 citas de negocios y aďŹ anzĂł la intenciĂłn de invertir en Colombia en misiones de paĂ­ses como Argentina. â&#x20AC;&#x153;Todo ello se debe en gran parte a que no se ha parado en la promociĂłn del sector, tanto en la regiĂłn como en el paĂ­s, a lo que se suma la consistencia que se ha mantenido en cuanto a las condiciones de seguridad y aspectos jurĂ­dicosâ&#x20AC;?, sostuvo LĂłpez Correa. Por su parte, el gobernador

58

de Antioquia, Luis Alfredo Ramos Botero, destacĂł la importancia del sector minero en Antioquia, con exportaciones de oro por cerca de USD$1.380 millones en el 2009, y agregĂł que precisamente para fortalecer este sector se desarrollarĂĄn dos centros de formaciĂłn minera, uno en El Bagre y otro en AmagĂĄ, para combatir la informalidad. AsĂ­ mismo, revelĂł que en diciembre se conocerĂĄn los detalles de un proyecto que se desarrollarĂĄ en cerca de 95.000 hectĂĄreas en UrabĂĄ, y que busca hacer del carbĂłn el primer ingreso del departamento. Durante la ceremonia de instalaciĂłn de la feria, el ministro de Minas y EnergĂ­a de Colombia, Carlos Rodado Noriega, fue enfĂĄtico en condenar la minerĂ­a ilegal, al punto que anunciĂł la creaciĂłn de una unidad interinstitucional, a cargo de la FiscalĂ­a General de la NaciĂłn, especializada en combatir los delitos mineros. â&#x20AC;&#x153;Si la ďŹ scalizaciĂłn falla porque los reglamentos o la

normatividad se quedan simplemente escritos, no podremos cumplir con el objetivo de que haya una seguridad que garantice la integridad y la vida de los minerosâ&#x20AC;?. Rodado Noriega se reďŹ riĂł, asimismo, a la minerĂ­a artesanal, que serĂĄ apoyada por el Gobierno a travĂŠs del fomento de la asociatividad en cooperativas, para generar economĂ­as de escala mediante la estructuraciĂłn de proyectos. La VI Feria Internacional Minera, organizada por la GobernaciĂłn de Antioquia y la CĂĄmara Asomineros de la ANDI, con el respaldo del Ministerio de Minas y EnergĂ­a de Colombia, fue tambiĂŠn el escenario para hablar de comercio justo. MarĂ­a Laura Barreto, presidenta del ComitĂŠ Directivo de la Alianza por la MinerĂ­a Responsable, destacĂł el apoyo para que los mineros se certiďŹ quen en comercio justo y cumplan con una serie de requisitos sociales y ambientales para ser certiďŹ cados. El comercio justo es una idea que ha tomado fuerza en los Ăşltimos aĂąos. â&#x20AC;&#x153;El consumidor es mĂĄs exigente cada dĂ­aâ&#x20AC;?, dijo. Con este proceso se pretende que la pequeĂąa minerĂ­a entre por la puerta grande al mercado internacional. Para el Secretario de Minas de Antioquia, el que la feria haya generado expectativas de negocios por USD$305 millones, aunado al aumento en los precios de los minerales favorece a Colombia, â&#x20AC;&#x153;al tiempo que somos un paĂ­s cada vez mĂĄs consolidado, que fomenta la conďŹ anza de los inversionistasâ&#x20AC;?.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBIHULDPLQHUDLQGG




Acto de InstalaciĂłn protocolaria. Mesa principal de izquierda a derecha NicolĂĄs LĂłpez Correa; Secretario de Minas Departamento de Antioquia; Luis Carlos Villegas Echeverry, Presidente ANDI; Carlos Rodado Noriega, Ministro de Minas y EnergĂ­a; Luis Alfredo Ramos Botero, Gobernador de Antioquia; Beatriz Uribe Botero, Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial; Beatriz Uribe Restrepo, Presidente Junta Asomineros de ANDI; Beatriz Duque Montoya, Directora de Minas del Ministerio de Minas y EnergĂ­a.

Acto de InstalaciĂłn protocolaria. De izquierda a derecha Carlos Rodado Noriega, Ministro de Minas y EnergĂ­a; Luis Alfredo Ramos Botero, Gobernador de Antioquia; Beatriz Uribe Botero; Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial; Beatriz Uribe Restrepo, Presidente Junta Asomineros de ANDI.

Acto de InstalaciĂłn protocolaria: Orquesta SinfĂłnica del CerrejĂłn.

NicolĂĄs LĂłpez Correa, Secretario de Minas Departamento de Antioquia, en el lanzamiento de la campaĂąa de minerĂ­a responsable â&#x20AC;&#x153;MinerĂ­a Sin Mercurio ÂĄPinta Bien!â&#x20AC;?.

Luis Alfredo Ramos Botero, Gobernador de Antioquia, y NicolĂĄs LĂłpez Correa, Secretario de Minas Departamento de Antioquia, en el set de circuito cerrado de televisiĂłn de la Feria.

Ronda de Contactos y Negocios.

I Seminario Internacional Minero - Colombia Minera 2010. SesiĂłn de FormalizaciĂłn de la MinerĂ­a Artesanal y de PequeĂąa Escala - MAPE.

Puntos de auto registro de la Feria.

PabellĂłn Internacional.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBIHULDPLQHUDLQGG

59




INFORMACIÓNINSTITUCIONAL

El agua: más de un servicio con deberes y derechos para y de todos  1PSRVnTFEFCFDPCSBSFMBHVB TJFTUBDBFEFMDJFMPZUSBOTJUB MJCSFQPSMPTSrPTEFMQBrT "TJNQMFWJTUB QBSFDJFSBMwHJDPRVF FTUFTFSWJDJPGVOEBNFOUBMEFCFTFSHSBUJTBTrMPQJFOTBODJFOUPT EFDPMPNCJBOPT4JOFNCBSHP MPRVFNVDIPTEFTDPOPDFO FTRVFQBSBBCSJSFMHSJGPEFTVTDBTBTZSFDJCJSBHVBQPUBCMF TFSFRVJFSFEFUPEPVOQSPDFTPUnDOJDP IVNBOP PQFSBUJWPZ ¾OBODJFSP BUSBWnTEFMDVBMFM&TUBEPDVNQMFDPOTVEFCFS 1&4&"-"4.Ò-5*1-&4 /&$&4*%"%&4%&/6&45301"Ê4 

$PMPNCJBBWBO[BDBEBErBNgTFOMBT DPCFSUVSBTEFBHVBZBMDBOUBSJMMBEP 6OFKFNQMPEFFMMPFT#PHPUg VOB DJVEBERVFIBBMDBO[BEPDPCFSUVSBT VOJWFSTBMFTTJNJMBSFTBMBTEF #BSDFMPOB 1BSrTP/VFWB:PSL 5PEPVOMPHSP RVFIBTJEP QPTJCMFHSBDJBTBVOFTRVFNBEF QSFTUBDJwOEFTFSWJDJPTQ|CMJDPT  EPOEFQSJNBOMBFRVJEBE MB TPMJEBSJEBEZMBOPEJTDSJNJOBDJwO  UBMDPNPMPFTUBCMFDFMB $POTUJUVDJwOQPMrUJDB1PSFTUP MB QSFTUBDJwOEFMPTTFSWJDJPTQ|CMJDPT EFBDVFEVDUPZBMDBOUBSJMMBEP TFFKFDVUBDPNPVOQSPDFTP TPTUFOJCMF SFTQFUVPTPDPOFM SFDVSTPIrESJDPZRVFHBSBOUJ[BFM EJTGSVUFBMBTGVUVSBTHFOFSBDJPOFT $VBOEPVOVTVBSJPDBODFMBTV GBDUVSB OPMPIBDFQPSFMEFSFDIPEF UPEPTFSIVNBOPBMBHVB TJOPQPSFM DPTUPRVFSFQSFTFOUBUSBFSFMMrRVJEP EFTJUJPTMFKBOPT QPSMPRVFDVFTUB USBUBSMBFOQMBOUBTFTQFDJBMJ[BEBT QBSBRVFTFBQVSBZQPSDPOEVDJSMBB USBWnTEFMBSHBTUVCFSrBTIBTUBMMFHBS BMHSJGPEFOVFTUSBTWJWJFOEBT

60

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

&TQPSFTUPRVFFM(PCJFSOP OBDJPOBMFTUBCMFDFVOBFTUSVDUVSB UBSJGBSJB RVFQFSNJUFRVFTFSFDVQFSFO MPTDPTUPTBTPDJBEPTBMPTQSPDFTPT EFDBQUBDJwO USBUBNJFOUP DPOEVDDJwO ZEJTQPTJDJwO¾OBMEFWFSUJNJFOUPT 5PEBVOBDBEFOBEFFYJHFOUFT QSPDFTPT RVFUBNCJnOSFRVJFSFEF FNQSFTBTEFTFSWJDJPTQ|CMJDPTWJBCMFT ¾OBODJFSBNFOUF RVFBENJOJTUSFO FMDJDMPJOUFHSBMEFMBHVBDPO SFTQPOTBCJMJEBETPDJBMZDPOWJTJwOEF GVUVSP QVFTFOFMMBTFTUgFMEFCFSEF HBSBOUJ[BSRVFMBQPCMBDJwOEFIPZZMB EFMGVUVSPOPTVGSBOEFTFE &MNJUPEFMWBMPSEFMBHVBFO#PHPUg $VBOEPVOCPHPUBOPQBHBTV GBDUVSBEFMBHVB BEJGFSFODJBEF NVDIBTDJVEBEFT OPTPMPMPIBDFQPS FTUFTFSWJDJP QVFTFOFTFDPCSPTF JODMVZFFMEFBMDBOUBSJMMBEPTBOJUBSJP ZQMVWJBM RVFFOPUSBTSFHJPOFTEFM QBrTOJTJRVJFSBFYJTUF ZBEFNgT QPSMBSFDPMFDDJwOEFCBTVSBT&TUPT |MUJNPTSFDVSTPTOPJOHSFTBOBMB FNQSFTBTJOPRVFWBOBMB6OJEBE "ENJOJTUSBUJWBEF4FSWJDJPT1|CMJDPT 6"&41 QBSBDVCSJSMPTDPTUPTEF QSFTUBDJwOEFFTUFTFSWJDJP

"EFNgT EFOUSPEFMBQSFNJTBEF TPMJEBSJEBE NgTVTVBSJPT  EFMPTFTUSBUPT Z SFDJCFO TVCTJEJPTFOFMTFSWJDJPEFBHVBZFT #PHPUgMB|OJDBDJVEBEEPOEFQPSDBEB QFTPT BVOVTVBSJPTFMFTVCTJEJBO QBSBFMQBHPEFMTFSWJDJP"TJNJTNP  MBFTUSBUJ¾DBDJwOTPDJPFDPOwNJDB QFSNJUFFMBDDFTPEFMBHVBBMB NBZPSQBSUFEFMBQPCMBDJwO&O DPOTFDVFODJB FMQSPCMFNBRVFTFEFCF SFTPMWFSOPFTDwNPEBSMFVODPOTVNP HSBUVJUPBUPEBMBQPCMBDJwO TJOPDwNP HBSBOUJ[BSFMBDDFTPBMBHVBBRVJFOFT SFBMNFOUFOPUJFOFODBQBDJEBEEF QBHP QPSTFSQPCMBDJwOWVMOFSBCMF DPO OFDFTJEBEFTCgTJDBTJOTBUJTGFDIBT -BTDPCFSUVSBTVOJWFSTBMFTZMBT HSBOEFTJOWFSTJPOFT TVQFSJPSFTBMPT NJMNJMMPOFTEFQFTPT RVF#PHPUg SFBMJ[BBOVBMNFOUFFONBUFSJBEFBHVB ZTBOFBNJFOUPCgTJDP PCFEFDFOBMB WJTJwOEFM"DVFEVDUPEFMBDJVEBEEF NBOFKBSFMSFDVSTPIrESJDPEFNBOFSB TPTUFOJCMF DPODPNQSPNJTPBNCJFOUBM ZTPDJBM ZDPOWJTJwOEFGVUVSP &OFTBSVUB USB[BEBQPS FM"DVFEVDUPEF#PHPUgQBSB HBSBOUJ[BSMBDBMJEBEZDPOUJOVJEBE EFMTFSWJDJP TFIBDPOTUSVJEP


Embalse San Rafael / Foto: EAAB Canalización Rio Fucha / Foto: EAAB FOMBDJVEBEVOBHJHBOUFTDB JOGSBFTUSVDUVSBEFNgTEFNJM LJMwNFUSPTEFSFEFT USFTTJTUFNBT EFBCBTUFDJNJFOUP°#PHPUg  $IJOHB[BZ5VOKVFMP° USFTQMBOUBT EFUSBUBNJFOUPZVOTJTUFNBQBSB MBSFDPMFDDJwO BMDBOUBSJMMBEP Z EJTQPTJDJwO¾OBMEFMBTBHVBT "EFNgT TFJODPSQPSBVOBMUP DPNQPOFOUFBNCJFOUBM DPOFMDVBM TFQSPUFHFOMBTSFTFSWBTEFBHVBZ TFSFBMJ[BFMTBOFBNJFOUPEFSrPT -BWJTJwOEFM"DVFEVDUPEF MBDJVEBE EFNBOFKBSFMSFDVSTP IrESJDPEFNBOFSBTPTUFOJCMF  DPODPNQSPNJTPBNCJFOUBMZ TPDJBM QFSNJUJwUBNCJnOBVNFOUBS DPCFSUVSBTZNFKPSBSMBDBMJEBEEFMB QPUBCJMJ[BDJwO ZEJTNJOVJSEFQBTPFM rOEJDFEFFOGFSNFEBEFT FOFTQFDJBM FOQPCMBDJwOJOGBOUJM BMDPOUBSMB DJVEBEDPOVOTFSWJDJPDPOUJOVP  DPO¾BCMFZEFDBMJEBE .gTBMMgEFMBHVBEFMBMMBWF %FUSgTEFTVEFCFSEFMMFWBS BHVBFTUgOFMUSBCBKP MBFYQFSJFODJB ZFMDPNQSPNJTPEFDJFOUPTEF IPNCSFTZNVKFSFTEFM"DVFEVDUP EF#PHPUg RVFOPTFEFUJFOFOBIr 

QPSRVFTVMBCPSDPOUJO|BDPOMB DPOEVDDJwOZEJTQPTJDJwOEFMBT BHVBTTFSWJEBTEFMBTWJWJFOEBTZ MBTJOEVTUSJBT 1BSBFMMP MBTPCSBTEF JOGSBFTUSVDUVSBTPOQFSNBOFOUFT &M"DVFEVDUP HSBDJBTBMQBHP EFMBTUBSJGBTZBMBSFJOWFSTJwO EFTVTVUJMJEBEFT BWBO[BFOMB DPOTUSVDDJwOEFHJHBOUFTDPTU|OFMFT EFBMDBOUBSJMMBEP QBSBNJUJHBS JOVOEBDJPOFT QBSBTBOFBSSrPTZ RVFCSBEBT*OOPWBBEJBSJPFOFM EFTBSSPMMPEFNFDBOJTNPTBNJHBCMFT DPOFMNFEJPBNCJFOUFZIBDF QFEBHPHrBDPOTVTVTVBSJPTTPCSF MBJNQPSUBODJBEFDPOTFSWBSFM SFDVSTPIrESJDP "MSFTQFDUP -VJT'FSOBOEP6MMPB 7FSHBSB (FSFOUFEFM"DVFEVDUP EF#PHPUg TPTUJFOFRVFIFNPT FOUFOEJEPZBTVNJEPDPNPNJTJwO RVFFTUBFTVOBFNQSFTBEFUPEPT  DPOBHVBQBSBTJFNQSF ZQBSBFTP USBCBKBNPTBEJBSJP OPTPMPQBSB BTFHVSBSVOTFSWJDJPF¾DJFOUFZ FRVJUBUJWP DPNPFTOVFTUSPEFCFS  TJOPRVFOPTQFSNJUBHBSBOUJ[BSFM EFSFDIPBMBHVBQBSBMPTCPHPUBOPT EFIPZZMPTEFMNBvBOB

-BWJTJwOEFM"DVFEVDUPEFMB DJVEBE EFNBOFKBSFMSFDVSTP IrESJDPEFNBOFSBTPTUFOJCMF  DPODPNQSPNJTPBNCJFOUBM ZTPDJBM QFSNJUJwUBNCJnO BVNFOUBSDPCFSUVSBTZNFKPSBS MBDBMJEBEEFMBQPUBCJMJ[BDJwO Z EJTNJOVJSEFQBTPFMrOEJDFEF FOGFSNFEBEFT FOFTQFDJBMFO QPCMBDJwOJOGBOUJM BMDPOUBSMB DJVEBEDPOVOTFSWJDJPDPOUJOVP  DPO¾BCMFZEFDBMJEBE

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

61


EcosistemaEmprendedor

Un capital para la transformación económica El capital semilla es un recurso fundamental para el fomento del emprendimiento en Colombia. Uno de los programas que le apuestan a la generación de empleo y al desarrollo de ideas innovadoras es Destapa Futuro, una iniciativa para la transformación económica, que impacta positivamente el desarrollo de la economía del país.

P

ara convertir una idea de negocio en empresa es indispensable contar con el capital necesario para su ejecución. El capital semilla, según define el Ministerio de Comercio, provee a las nuevas compañías de los recursos necesarios para su desarrollo y crecimiento inicial, y es el insumo fundamental para todos los emprendedores, que con sus ideas innovadoras quieren consolidar empresas con alto potencial de crecimiento. Según explica Juan Bautista Franco Clavijo, asesor de mipymes del Grupo de Emprendimiento, Empresarismo y Fondo Emprender del SENA, se estima que el concepto de capital semilla incursionó a nivel mundial hace unos 30 años,

y en Colombia el tema se ha referenciado desde hace unos doce años. Este concepto, de acuerdo con el especialista, se entiende como aquellos recursos financieros, generalmente no reembolsables, aportados por terceros, que valoran una oportunidad económica en las iniciativas o proyectos de emprendedores, con el fin de crear empresa mediante la inversión inicial, representada por lo común en la compra de activos y con destinación a capital de trabajo. “La importancia del capital semilla reside en que es prácticamente la única alternativa para la mayoría de los emprendedores de poder hacer realidad la creación de su empresa, en la cual están cristalizando sus sueños, sus ideas, sus creaciones, a las cuales les han invertido mucho tiempo y conocimiento, con el propósito de tener mejores condiciones

Lo más importante del capital semilla es el fomento de la creación de nuevas empresas y negocios que se encuentren en etapa de incubación y despegue, provenientes del desarrollo de proyectos de negocios en general, negocios de base tecnológica y productos o servicios con valor agregado. Específicamente, esta nueva línea de financiamiento busca apoyar obstáculos o limitaciones específicas que inhiben el despegue de un proyecto o idea de negocio. Oscar Bravo Peláez Director Centro de Liderazgo y Emprendimiento CESA

BBEDYDULDLQGG




50 mil emprendedores

“Yo estimo que en Colombia fácilmente puede haber unos 50 mil emprendedores con planes de negocio bajo el brazo, buscando quién crea en ellos para hacer realidad su iniciativa empresarial”. Juan Bautista Franco Clavijo Asesor de mipymes del Grupo de Emprendimiento, Empresarismo y Fondo Emprender del SENA

económicas, de realizaciones personales y profesionales”, asegura Juan Bautista Franco. Asimismo, asevera Franco, estos recursos rescatan a muchas personas de caer en las filas del desempleo, y de otra parte, los programas de las diferentes entidades están coadyuvando en la creación de empresas innovadoras y formales, con potencialidades en el mercado y minimizando el riesgo de fracaso; por lo tanto, las compañías apoyadas con capital semilla son nuevas empresas que generan empleo, y al entrar en la corriente de la formalidad contribuyen, entre otros aspectos, con los diferentes pagos fiscales y parafiscales, que se revierten en obras y servicios para la comunidad en general. “El capital semilla es la oportunidad de promoción de negocios sostenibles, en donde las partes económica, ambiental y social se articulan para consolidar una idea diferente a la oferta actual. Este recurso permite la puesta en marcha del negocio y apalanca de una forma estratégica y visionaria las ideas emprendedoras, cerrando cada vez más las brechas sociales y económicas. No es solamente hacer empresa sino poder contribuir con la sociedad, a través de variables que juegan a favor del negocio y del país”, enfatiza Raúl Rodríguez, Presidente Ejecutivo de la Corporación Emprendedores Colombia. Entre programas que apoyan el emprendimiento, como Bogotá Emprende y el Fondo Emprender del SENA, la Fundación Bavaria promueve, con capital semilla y un acompañamiento estratégico permanente, a los mejores

perfiles emprendedores y a los modelos de negocio más innovadores, fomentando la creación de empresas autosostenibles, generadoras de empleos formales y con proyección internacional. Este programa se conoce como Destapa Futuro, una iniciativa que anualmente convoca a los emprendedores de Colombia; así, identifica aquellos de alto potencial, con la formación y la experiencia necesaria, para que, de acuerdo con la Fundación Bavaria, puedan exponer la oportunidad de mercado identificada, la innovación en la cual se basa su ventaja competitiva y las inversiones de capital requeridas para implementar su proyecto. Gabriel Mora, ganador de Destapa Futuro en diciembre del 2008 y agosto del 2009, con su empresa Flora Functional Ltda., una iniciativa de producción y comercialización de tés herbales frutales y frutos deshidratados, asegura que Destapa Futuro “es una fuente de recursos diferente a la bancaria, que da ejemplo de cooperación entre las grandes empresas de Colombia y las microempresas, convirtiéndose en un ejemplo práctico del desarrollo con equidad”. Para el gerente de Flora Functional Ltda., participar en este programa fue un reto gratificante, al medirse ante empresas muy competitivas de todo el país. “La importancia del capital semilla para la empresa radicó en la oportunidad de buscar nuevos negocios, fortalecer la empresa en el área tecnológica y lograr una mayor eficiencia en los costos, buscando una mayor competitividad”, asevera Mora.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBEDYDULDLQGG

63




Beatr del M

INFORMACIÓNINSTITUCIONAL

¡Porque la educación lo transforma todo! Área Educada es una iniciativa del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, que pretende lograr una real transformación en la calidad de la educación y la sostenibilidad. Por ello, busca incidir en la equidad metropolitana, por medio de estrategias que van desde el mejoramiento de la calidad educativa, la construcción de infraestructuras amigables con el ambiente y la conciencia medioambiental, hasta la participación ciudadana.

64

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá se encuentra bajo la dirección del arquitecto Mauricio Faciolince Prada, para quien Área Educada se ha constituido en una de las principales herramientas de su gestión. Actualmente en la entidad existe una clara conciencia de que la educación es un derecho fundamental de los ciudadanos y ciudadanas; es un elemento que incide en la calidad de vida, la competitividad y la gobernabilidad territorial, y es el factor de transformación de una sociedad. Teniendo presente que la educación es el motor del desarrollo sostenible, el programa Área Educada, una estrategia del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, busca incidir en la equidad metropolitana a través de inversiones estratégicas para mejorar la calidad educativa, construir infraestructuras bioclimáticas y amigables con el ambiente, incentivar una cultura que potencie la participación y el compromiso de los ciudadanos con el desarrollo sostenible de la región, y construir una política pública que garantice condiciones de calidad y equidad de la educación. El programa interviene diversos escenarios: el aula de clase, la escuela, el entorno inmediato y el Valle de Aburrá. Para lograrlo existe un modelo de intervención, que contempla cinco componentes: gestión del aprendizaje, gestión institucional, gestión de la infraestructura, gestión de la cultura ambiental y gestión del contexto, y tres ejes de apoyo: comunicaciones, tecnología e indicadores y el eje técnico y financiero. Los componentes desarrollan actividades encaminadas a la formación, acompañamiento y fortalecimiento de las instituciones educativas, al mejoramiento de las condiciones físicas de las infraestructuras educativas y

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBDUHDBHGXFDWLYDLQGG




Beatriz Duque Montoya - Directora de Minas del Ministerio de Minas y Energía.

recreativas, a la implementación de las estrategias encaminadas al cuidado y sentido de pertenencia con el medio ambiente, y a la construcción participativa de una política pública para la educación con calidad. Todas estas acciones van acompañadas de los tres ejes con los cuales se logra el posicionamiento de la educación y la sostenibilidad, el soporte tecnológico e informativo y procesos orientados a ordenar la inversión de los recursos, velar por la transparencia y el seguimiento a dicha inversión. Cuatro grandes estrategias hacen posible la implementación de Área Educada: • Construcción de colegios, bibliotecas, ludotecas y escenarios deportivos de calidad, dignos, respetuosos del medio ambiente, bioclimáticos y sostenibles. • Implementación de programas de mejoramiento de la calidad educativa con maestros, rectores, alumnos y comunidad. • Desarrollo de procesos de educación para la sostenibilidad y la cultura ambiental. • Ejecución de actividades tendientes al desarrollo de una política pública participativa, que garantice la sostenibilidad del programa Área Educada en el tiempo. Infraestructura sostenible Según Beatriz White Correa, Gerente del Programa Área Educada, quien tiene amplia experiencia como consultora y asesora de distintas organizaciones de los sectores público y privado, en el primer

año se invirtió una cifra cercana a los $80 mil millones, la cual se ha destinado para promover procesos de calidad educativa en los nueve municipios que componen el Área Metropolitana, y construir colegios, bibliotecas, parques y unidades deportivas, con el fin de lograr mayor calidad de vida y equidad en el acceso a la educación, la recreación y el deporte de los niños, niñas y jóvenes de esa región. En ese sentido, el programa Área Educada cuenta ya con un importante inventario de infraestructuras sostenibles, como: • Dos colegios, dos canchas sintéticas, una biblioteca, la activación del parque recreativo de las Aguas y una ciudadela educativa, en el norte del Valle de Aburrá. • Una biblioteca, una unidad deportiva, el parque recreativo de las Tres Aguas y un aula ambiental, en el sur del Valle de Aburrá. • Cuatro nuevas instalaciones de calidad se encuentran en fase de diseño o construcción. Más allá de una instalación Pero los alcances del programa no llegan solamente a la infraestructura, sino que se extienden mucho más allá, pues cada una de estas instalaciones es activada a través de procesos formativos, capacitaciones y talleres de diversas materias y áreas, pasando por las ciencias, la biología, la matemática, talleres para la protección y el cuidado del medio ambiente y la cultura ciudadana. De ese modo, el programa Área Educada realiza diversas

iniciativas, como el I Premio Ambiental Metropolitano, dirigido a las instituciones educativas del Valle de Aburrá y cuyo fin es destacar aquellos proyectos destinados a cuidar el medio ambiente; ellas demuestran cómo la educación es un pilar fundamental para transformar positivamente, a través de innovadoras estrategias. También está el programa Ondas, a través del cual Área Educada, junto con Colciencias, busca generar interés por la ciencia y la tecnología entre los niños y sus maestros. Actividades tan importantes como la investigación producen, en los niños, niñas y jóvenes de los municipios aledaños a Medellín, la motivación suficiente para generar proyectos creativos y propositivos. Se han encontrado grupos de jóvenes cuidando animales callejeros, otros velando por procesos reflexivos que permitan disminuir la violencia intrafamiliar, niños creando aparatos para medir la temperatura y los vientos, y otros usando la música como elemento para el aprendizaje de las matemáticas. Estos son algunos ejemplos que ilustran cómo el trabajo creativo y armónico con los niños, niñas y jóvenes logra mejorar su propia respuesta académica y generar acciones que redundan en el bienestar de su comunidad. Estas iniciativas demuestran el impacto positivo sobre la sociedad que causa la educación de calidad dirigida a los niños, niñas y jóvenes de la comunidad, quienes tras sensibilizarse se vuelven protagonistas del cambio y del trabajo por la sostenibilidad del lugar donde habitan. De ahí que la ejecución del programa Área Educada es la herramienta fundamental para mejorar la educación de la región y hacer del Valle de Aburrá un lugar sostenible y un ejemplo para todo el país.

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBDUHDBHGXFDWLYDLQGG

65




H[Y_YbWhj_[d[LWbeh

Los residuos en la bolsa de control

L

os residuos que se generan en la casa o en el lugar de trabajo siempre desaparecen dentro de las bolsas de basura que se dejan en la esquina o en el lugar determinado. Esta práctica ha creado el imaginario de que el manejo de residuos se reduce al mero hecho de deshacerse de la basura sacando las bolsas, sin recapacitar en las toneladas de material potencialmente reciclable que se están perdiendo, lo cual causa, en primer lugar, el desgaste de recursos naturales, el incremento de la demanda y la importación de materias primas por parte de las industrias, que bien podrían disminuir su consumo y reducir costos si existiera una mayor cultura del reciclaje. Para formar esta mentalidad, además de la voluntad del ciudadano es fundamental modificar y crear estrategias para mejorar el modelo y la normativa vigente, referentes a la disposición de residuos sólidos, en las que, por supuesto, se hable de procedimientos adecuados y eficientes, que disminuyan los niveles de contaminación y mejoren la salud y calidad de vida de la población, pero además en las que se abarque el reciclaje, que tiene grandes beneficios económicos, ambientales y sociales; en fin, el propósito es consolidar un modelo sostenible.

La regulación en la disposición de residuos sólidos: historia y vigencia en Colombia | Como se documenta en la Guía Sectorial2 de Fundes, ‘El sector reciclaje en Bogotá y su región: oportunidades para los negocios inclusivos’, de la autora Martha Corredor, publicada este año, la concepción que regía en Colombia sobre el manejo de residuos, en la que primaba el aspecto sanitario sobre el ambiental, llevó a que la disposición final se hiciera en cuerpos de agua o en botaderos a cielo abierto. Con el tiempo este manejo evidenció ser insostenible, y fue razón suficiente para que en los noventa se empezara a regular el tema. Es entonces que surge la Ley 99 de 1993, a partir de la cual se crea el Sistema Nacional Ambiental, se dictan varias disposiciones ambientales y se toman determinaciones para el manejo adecuado de residuos, asignándoles a los municipios la responsabilidad en este tema, con el fin de implementar proyectos de saneamiento y descontaminación, teniendo en cuenta que un mal manejo de residuos reduce la vida útil de los rellenos sanitarios e impide el aprovechamiento de residuos reciclables.

66

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

Un incremento en la conciencia ambiental ha llevado a que cada vez más se hable sobre el reciclaje. La regulación y las políticas de manejo de residuos existentes en el país incluyen y promueven esta práctica; sin embargo, se debe superar la problemática de la disposición de residuos, que sigue latente en gran parte del territorio.

Estructura institucional del manejo de residuos sólidos en Colombia

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA CONPES

MINISTERIO DE AMBIENTE, VIVIENDA Y DESARROLLO TERRITORIAL

DEPARTAMENTO NACIONAL DE PLANEACIÓN

MINISTERIO DE PROTECCIÓN SOCIAL

COMISIÓN DE REGULACIÓN DE AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO BÁSICO

SSPD

FONADE

CORPORACIONES AUTÓNOMAS REGIONALES

FONDO NACIONAL DE REGALÍAS DIRECCIÓN DE AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO BÁSICO

MINISTERIO DE HACIENDA

FINDETER

OTRAS ENTIDADES: -Nacionales: Comités de Desarrollo y Control Social, Universidades, gremios y organizaciones de recicladores de oficio y comercializadores. Asociación Nacional de Industriales. Acoplásticos. -Internacionales: OPS-OMS, ONU, BID, CAF, AVINA.

DIRECCIÓN DE DESARROLLO HUMANO Y PROGRAMAS ESPECIALES

Norma y Recursos

EMPRESAS DE SERVICIOS PÚBLICOS

Servicios

Usuarios

Información

MUNICIPIOS DEPARTAMENTOS

Tarifas

Fuente: Corredor, Martha. El sector reciclaje en Bogotá y su región: oportunidades para los negocios inclusivos. 2010.

En 1994, mediante la Ley de Servicios Públicos (Ley 142), se establece que el aprovechamiento de residuos es una actividad complementaria dentro del Servicio Público de Aseo. En el 2002 se expide el Decreto 1713, que establece la responsabilidad de los municipios en el manejo adecuado de residuos y la obligatoriedad de adoptar planes de gestión integral de residuos sólidos (PGIRS), y mediante la Resolución 1045 del 2003 se definen la metodología y los requerimientos mínimos para su elaboración. Así mismo, el Ministerio de Ambiente, crea en 1998 la Política de Gestión de Residuos, basada en el documento Política para la gestión integral de residuos, desarrollado


por el Consejo Nacional para la EconomĂ­a Social (CONPES) y otras leyes relacionadas. Minimizar la cantidad de residuos que se generan, promover la disminuciĂłn desde su origen, aumentar el aprovechamiento de residuos sĂłlidos y mejorarr los sistemas de eliminaciĂłn, tratamiento y disposiciĂłn ďŹ nal de residuos son los objetivos planteados en esta polĂ­tica.

Los rellenos sanitarios, primordiales en el manejo de residuos | Con el propĂłsito de promover y as facilitar la planiďŹ caciĂłn, construcciĂłn y operaciĂłn de sistemas 8 de disposiciĂłn ďŹ nal de residuos sĂłlidos, se crea el Decreto 838 ar de 2005, que reglamenta el procedimiento que deben realizar las entidades territoriales para deďŹ nir las ĂĄreas potenciales susceptibles para la ubicaciĂłn de rellenos sanitarios, segĂşn la informaciĂłn sustraĂ­da de la presentaciĂłn realizada en es septiembre del 2005 por Leyla Rojas Molano, en ese entonces directora de Agua Potable, Saneamiento BĂĄsico y Ambiental.. Dicho decreto deďŹ ne un relleno sanitario como â&#x20AC;&#x153;el lugar tĂŠcnicamente seleccionado, diseĂąado y operado para la disposiciĂłn ďŹ nal controlada de residuos sĂłlidos, sin causar peligro, daĂąo o riesgo a la salud pĂşblica, minimizando y controlando los impactos ambientales y utilizando principios de ingenierĂ­a, para la conďŹ naciĂłn y aislamiento de los residuos sĂłlidos en un ĂĄrea mĂ­nima, con compactaciĂłn de residuos, cobertura diaria de los mismos, control de gases y lixiviados, y cobertura ďŹ nalâ&#x20AC;?. En la misma direcciĂłn se expidiĂł la ResoluciĂłn 1390 de 2005, mediante la cual se ordena el cierre, clausura, transformaciĂłn o restauraciĂłn de los sitios inadecuados de disposiciĂłn ďŹ nal de residuos. La efectividad de esta decisiĂłn es resaltada en el informe SituaciĂłn de la disposiciĂłn ďŹ nal de residuos sĂłlidos en Colombia, del aĂąo 2009, que aďŹ rma que durante los Ăşltimos aĂąos los municipios han adoptado una forma adecuada de manejar y disponer sus residuos sĂłlidos; ademĂĄs, se observa el mejoramiento de tecnologĂ­as e infraestructura para aprovechar y disponer los residuos sĂłlidos. Actualmente en Colombia, 1.098 municipios generan un promedio de 24.603 toneladas de residuos sĂłlidos, y entre ellos 764 cuentan con 308 rellenos sanitarios para

disposiciĂłn ďŹ nal. Sin embargo, el 23% de los municipios continĂşan arrojando 1.605 toneladas diarias en sitios inadecuados, tales como botaderos a cielo abierto, enterramientos, quemas a cielo abierto y cuerpos de agua.

Consolidando un plan integral | El empeĂąo realizado por Colombia en el tema es sobresaliente, principalmente en el campo de aprovechamiento de residuos; no obstante, se deben enfrentar desafĂ­os en cuanto viabilidad tĂŠcnica y ďŹ nanciera de las iniciativas de aprovechamiento, se mantiene la informalidad en la vinculaciĂłn de personal y el manejo de los residuos es inadecuado, segĂşn registra la Superintendencia de Servicios PĂşblicos, y se muestra en el estudio de Martha Corredor, autora de la guĂ­a de Fundes. Para lograrlo, durante los prĂłximos cinco aĂąos los lineamientos de la polĂ­tica respectiva, del Viceministerio de Agua y Saneamiento BĂĄsico del MAVDT, estarĂĄn orientados a lograr fortalecer el plan de gestiĂłn integral de residuos sĂłlidos municipal, como instrumento del servicio, sobre la base de evaluar la viabilidad de los entes territoriales de poner en marcha los proyectos; fomentar soluciones regionales del servicio pĂşblico de aseo, esquemas de aprovechamiento y reciclaje organizados, sostenibles y responsables, mediante el reconocimiento de los sistemas organizados de reciclaje y deďŹ nir caracterĂ­sticas del soporte logĂ­stico.

Sitios de disposiciĂłn ďŹ nal 4JTUFNBTBEFDVBEPTSFMMFOPTTBOJUBSJPTPDFMEBTUSBOTJUPSJBTZQMBOUBTJOUFHSBMFT 4JTUFNBTJOBEFDVBEPTCPUBEFSPTBDJFMPBCJFSUP FOUFSSBNJFOUPT DVFSQPTEFBHVBZRVFNBTBDJFMPBCJFSUP PLANTA INTEGRAL; 181,69 Ton/dĂ­a; 0,87% 68 Municipios 34 Plantas BOTADERO; 3.711,03 Ton/dĂ­a; 17,86% 395 Municipios 360 Botaderos

ENTERRAMIENTO; 163,20 Ton/dĂ­a; 0,78% 52 Municipios 46 Enterramientos

QUEMA; 5,51 Ton/dĂ­a 0,03 %; 7 Municipios 6 Sitios de Quemas CUERPO DE AGUA; 32,66 Ton/dĂ­a; 0,15% 20 Municipios 19 Cuerpos de agua

PLANTA INTEGRAL; 329,97 Ton/dĂ­a; 1,34% 83 Municipios 39 Plantas BOTADERO; 1.399,73 Ton/dĂ­a; 5,68% 199 Municipios 193 Botaderos

RELLENO; 16.680,50 Ton/dĂ­a; 80,28% 543 Municipios 195 Rellenosa

GrĂĄďŹ co 1 Sistemas de disposiciĂłn ďŹ nal - AĂąo 2007

ENTERRAMIENTO 175,41 Ton/dĂ­a; 0,71% 36 Municipios 34 Enterramientos

QUEMA; 8,86 Ton/dĂ­a 0,036%; 6 Municipios 6 Sitios de Quemas CUERPO DE AGUA; 20,67 Ton/dĂ­a; 0,08% 10 Municipios 8 Cuerpos de agua

RELLENO 22.668,62 Ton/dĂ­a; 92,13% 764 Municipios 308 Rellenos

GrĂĄďŹ co 2 Sistemas de disposiciĂłn ďŹ nal - AĂąo 2010

Fuente: Informe de la Superintendencia de Servicios PĂşblicos, ^Ĺ?Ć&#x161;ĆľÄ&#x201A;Ä?Ĺ?ſŜÄ&#x161;Ä&#x17E;ĹŻÄ&#x201A;Ä&#x161;Ĺ?Ć?Ć&#x2030;Ĺ˝Ć?Ĺ?Ä?Ĺ?ſŜÄŽĹśÄ&#x201A;ĹŻÄ&#x161;Ä&#x17E;Ć&#x152;Ä&#x17E;Ć?Ĺ?Ä&#x161;ƾŽĆ?Ć?ſůĹ?Ä&#x161;Ĺ˝Ć?Ä&#x17E;ĹśŽůŽžÄ?Ĺ?Ä&#x201A;Í&#x2022;Ä&#x161;Ä&#x17E;ĹŻÄ&#x201A;ŚŽĎŽĎŹĎŹĎľÍ&#x2DC; RS | Responsabilidad Sostenibilidad

67


EkXb_YWY_ed[i

Hospital Pablo Tobón Uribe En su Informe de responsabilidad social 2009 el Hospital Pablo Tobón Uribe, ubicado en la ciudad de Medellín, destaca la responsabilidad social como una estrategia integral bajo la premisa de Compromiso Social. En el documento se evidencia un direccionamiento estratégico de la responsabilidad social como un área de soporte vital. Bajo la definición de la responsabilidad social como una posición ética que implica definir políticas y llevar a cabo acciones concretas encaminadas a gestionar sus impactos sociales y ambientales, y a crear valor social con sus distintas partes interesadas y con la sociedad en general, el informe señala importantes resultados dentro de sus cinco pilares de acción: Calidad, seguridad y accesibilidad a los servicios de salud, Compromiso con los colaboradores y sus familias, Gestión con proveedores de bienes y servicios, Cuidado y compromiso con el medio ambiente y Relaciones con la comunidad de entorno social, nacional e internacional.

Balance Social 2009 de la Universidad Tecnológica de Pereira La universidad está constituida como un polo de desarrollo de la región por ser una comunidad de aprendizaje que promueve la participación. El informe, publicado el presente año, articula los cuatro componentes que reflejan la posición de la Universidad Tecnológica de Pereira en cuanto a la responsabilidad social universitaria: s Orgánica: describe la comunidad universitaria según un escenario interno, conformado por los estudiantes, docentes y trabajadores; y un escenario externo donde están los egresados y jubilados. s Sistémica: mide la eficiencia organizacional. s Dinámica: muestra el comportamiento de las universidades en cuanto al movimiento de los sistemas y los grupos de interés. s Relacional: expresa el comportamiento de las interacciones entre la universidad y sus grupos de interés.

Región Socialmente Responsable, Norte del Cauca 2009 Esta publicación hace una presentación del proyecto de investigación aplicada, que se ha venido realizando en el Norte del Cauca, basado en el Modelo de Región Socialmente Responsable que el Global Compact está impulsando en siete regiones de Colombia desde el año 2008. Este trabajo propone la articulación de empresarios, gobiernos y organizaciones sociales de la región, con el fin de construir desarrollo a partir del ejercicio de la responsabilidad social, y tiene entre sus objetivos impactar el entorno de las empresas del Norte del Cauca, principalmente de los municipios Guachené, Caloto, Villarrica y Puerto Tejada. En este proyecto están participando la Universidad Valle del Cauca, la Cámara de Comercio del Cauca, la Alianza de Empresarios de la Región ‘FormaRSE’, varías líneas de trabajo de Unicef y la Fundación Panamericana para el Desarrollo (Fupad), llevando a cabo varios programas dirigidos a jóvenes, con el fin de mejorar el acueducto e implementar un proyecto de saneamiento, entre otros con el propósito de ser una región socialmente responsable.

Coffe Company Huila La empresa Coffe Company Huila, una de las ganadoras de la segunda versión del Premio Emprender Paz, presentó los resultados más destacados de su proyecto “Desarrollo integral sostenible de pequeños caficultores en el departamento del Huila, vivamos mejor para cosechar calidad”, apoyado financieramente por la Embajada del Reino de los Países Bajos en Colombia. Esta iniciativa contribuyó con el mejoramiento de la calidad de vida y la sostenibilidad económica de más de mil familias caficultoras con unidades productivas localizadas en varios municipios del sur del Huila.

68

RS | Responsabilidad Sostenibilidad


ActividadesRS

1

CerrejĂłn presenta Informe de Sostenibilidad 2009

El pasado 5 de octubre, en JW Marriot Bogotå, Cerrejón presentó su Informe de Sostenibilidad 2009. En la primera imagen, de izquierda a derecha, Luis Carlos Villegas, Presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI); Martha Lucía Benavides, Jefe de Comunicaciones de Cerrejón; Santiago Madriùån, Director Ejecutivo del Consejo Empresarial Colombiano para el Desarrollo Sostenible (Cecodes), y Darío Bernal, Gerente de Planeación y Anålisis Financiero de Cerrejón. En la siguiente foto, de izquierda a derecha, Juliån B. Gonzålez, Vicepresidente de Sostenibilidad y Asuntos Públicos de Cerrejón; León Teicher, Presidente de Cerrejón; Luis Germån Meneses, Vicepresidente Ejecutivo de Operaciones de Cerrejón, y Mathiew Vallart, Gerente Senior de PricewaterhouseCoopers Consulting.

70

2

Colombia Incluyente relanza su portal

El 5 de octubre, en el Hotel Cosmos, la organizaciĂłn Colombia Incluyente presentĂł su nuevo portal, en el marco del evento â&#x20AC;&#x2DC;Redes 2.0, nuevas perspectivas para las sinergias socialesâ&#x20AC;&#x2122;. En la primera fotografĂ­a, Francisco DĂ­az, Presidente de la OrganizaciĂłn Corona; NicolĂĄs MartĂ­n, Director Ejecutivo de la CorporaciĂłn Somos MĂĄs; AndrĂŠs Cavelier, Presidente de Fastrack Media; Marcela Edith CastrillĂłn, de la Red de Liliane Fonds, y Juan AndrĂŠs Cano, experto de Semillas Consultores, bloguero y consultor en temas de comunicaciĂłn. En la siguiente imagen, Francisco DĂ­az. En la Ăşltima, AndrĂŠs Cavelier.

3

Red de GerontologĂ­a presenta libro sobre vejez

El pasado 13 de octubre, con el apoyo de la FundaciĂłn Santillana y la FundaciĂłn Cepsiger se realizĂł el lanzamiento del libro Hacia una sociedad para todas las edades. Experiencias latinoamericanas de relaciones intergeneracionales, editado por la Red Latinoamericana de GerontologĂ­a (RLG). En la primera imagen, Javier DarĂ­o Restrepo, periodista colombiano y profesor de ĂŠtica periodĂ­stica de la FundaciĂłn Nuevo Periodismo; David Zolotow, Director de la carrera de

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBDFWLYLGDGHVLQGG




Trabajo Social de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina) y Corresponsal de la Red Latinoamericana de Gerontología en Argentina; Christel Wasieck, Asesora en Gerontología de Caritas Alemania y de la Red Latinoamericana de Gerontología; Ximena Romero, Coordinadora de la Red Latinoamericana de Gerontología, y Judith Sarmiento, abogada y periodista colombiana y Defensora del Televidente de Canal Capital. En la siguiente foto, Javier Darío Restrepo. En la tercera fotografía, David Zolotow.

4

Bavaria realiza Cuarto Foro de Ética Empresarial

El 14 de octubre, en Corferias, Bavaria realizó la última sesión de su Cuarto Foro de Ética Empresarial, con la presencia de 2.154 empresarios. En la imagen, de izquierda a derecha, Hugo Alberto Niño, Director Académico del Instituto Latinoamericano de Liderazgo en Bogotá; Fernando Jaramillo, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria, y Carlos Bernal Quintero, experto en ética y desarrollo sostenible empresarial.

5

Asociación Afecto realizó el Pre-congreso: La víctima no es culpable

El 15 de octubre, en el Gimnasio Moderno, la Asociación Afecto realizó el Pre-congreso: La víctima no es culpable. En la primera imagen, Walter F. Lambert, médico pediatra de la Universidad de Miami. En la siguiente fotografía, Isabel Cuadros, Directora Ejecutiva de la Asociación Afecto y miembro del Consejo Ejecutivo de la Sociedad Mundial para la Prevención del Abuso y la Negligencia hacia los Niños (ISPCAN).

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBDFWLYLGDGHVLQGG

71




ActividadesRS

6

II Congreso Internacional de Corretaje y Seguros

72

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

El 19 de octubre, en el Hotel Tequendama de Bogotá, se llevó a cabo el Segundo Congreso Internacional de Corretaje y Seguros. En la primera imagen, de izquierda a derecha, José Orlando Montealegre, Presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Corredores de Seguros (Acoas); Roberto Steiner Sampedro, Director Ejecutivo de Fedesarrollo, y Giovanni Rossi Buenaventura, Presidente de la Junta Directiva de (Acoas). En la siguiente foto, la Señora Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe.

BBDFWLYLGDGHVLQGG

7

Bavaria presenta tercer informe de sostenibilidad

El pasado 20 de octubre Bavaria, en las instalaciones de su sede corporativa, presentó su tercer Informe de Sostenibilidad. En la primera foto, Karl Lippert, Presidente de Bavaria. En la segunda imagen, Fernando Jaramillo Giraldo, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria. En la última, Andy Wales, Jefe de Desarrollo Sostenible de SabMiller.

8

Chevron Colombia presentó domo itinerante multimedia para la Guajira

El 22 de octubre, Chevron Colombia presentó el domo itinerante multimedia que la organización instalará en el departamento de La Guajira, dirigido a niños de Riohacha y Manaure. En la primera imagen, David Bantz, Presidente de Chevron Petroleum Colombia, en compañía de un grupo de niños de la fundación Servicio Juvenil, del Padre Javier de Nicolo. En la siguiente fotografía, de izquierda a derecha, Patricia Serrano, Gerente de Asuntos Corporativos y de Gobierno de Chevron Petroleum Colombia; David Bantz; Jimmy Sierra, Representante de la Cámara por la Guajira; Marcela Cárdenas, Gerente de Proyectos de Chevron Petroleum Colombia, y Pedro Manrique, Gerente Comercial de Chevron Petroleum Colombia.




9

Apertura de Charity de Cartier

El 12 de octubre, en el Hotel Casa Medina de Bogotá, se llevó a cabo el coctel de apertura del Charity de Cartier, que busca recaudar fondos para la Fundación Ellen Riegner de Casas, que trabaja con mujeres de bajos recursos que padecen cáncer. En la primera imagen, de izquierda a derecha, Felipe Sáenz; Marta Lucía Vargas; Juan Esteban Aristizábal (Juanes), músico colombiano; Beatriz de Delgado, y Martha Liliana Rojas. En la siguiente imagen, Mark Asunción; Milena Carrizosa y Felipe Sáenz.

10

WWF lanza Red de Comercio Forestal en Amazonas Norte y Chocó Darién

El 27 de octubre, en el Museo de El Chicó, la organización World Wildlife Fund (WWF) realizó un encuentro de lanzamiento de la Red de Comercio Forestal en las regiones Amazonas Norte y Chocó Darién. En la primera imagen, de izquierda a derecha, Juan Carlos Hoyos, Gerente de Responsabilidad Social de Bavaria; Pablo Mora, Director Comercial de Refocosta; Ian Gray, Asesor de Manejo Forestal Responsable de la Red Global de Comercio Forestal (GFTN); Susana Fernández, Task Manager de la Unión Europea; Miguel Pacheco, Oficial Forestal de WWF Colombia; Héctor Walteros, Profesional Ambiental de Bavaria, y Mary Lou Higgins, Director de WWF Colombia. En la siguiente imagen, Susana Fernández.

11

Foro Internacional de Gobierno Corporativo para Sociedades Cerradas y de Familia

El pasado 4 de noviembre, en la sede Salitre de la Cámara de Comercio de Bogotá, se realizó el Noveno Foro Internacional de Gobierno Corporativo para Sociedades Cerradas y de Familia. En la primera imagen, de izquierda a derecha, Luis Guillermo Vélez, Superintendente de Sociedades; Consuelo Caldas, Presidenta Ejecutiva de la Cámara de Comercio de Bogotá, y Julián Domínguez, Presidente de Confecámaras. En la siguiente imagen, José Manuel Zugaza, socio fundador de Consultores de Empresas Familiares (Unilco).

RS | Responsabilidad Sostenibilidad

BBDFWLYLGDGHVLQGG

73




PocasPalabras POCASPALABRAS

¿Qué acto cree usted que podría cambiar positivamente al mundo? La gran obra de teatro y el gran carnaval, donde la gente se sienta reflejada o cuestionada, y se pregunte “¿qué estoy haciendo?” o “¿qué puedo hacer para cambiar al mundo?”. ¿Cómo se imagina a Colombia en 50 años? Estoy segura de que para esa época habremos solucionado los problemas más grandes de este país: la violencia, la desigualdad, el narcotráfico y la corrupción. ¿Qué estará usted haciendo dentro de diez años? Preparando un nuevo Festival Iberoamericano de Teatro. ¿Cuál su lugar favorito y por qué? Cartagena, porque para mí es el centro del mundo. Tiene mar, tiene a los costeños, que son las personas más alegres de este país, y una comida deliciosa. Además, allí está la casa de Fanny Mikey, que es un paraíso terrenal. ¿Cuál es su meta más cercana? Sacar adelante el Festival: convertirlo en una empresa sostenible económicamente y con un mayor peso en el imaginario colombiano. ¿Qué cualidad del sexo opuesto admira más? El sentido del humor y la solidaridad. ¿A qué le teme? A la deslealtad. ¿Ahorra agua y luz en su casa? ¿Cómo? Sí. Procuro no tener prendidas las luces innecesarias, uso bombillos ahorradores y cierro la llave mientras me cepillo los dientes. ¿Cuánto tiempo dura bañándose? Hay días que me demoro más de lo que debo, pero en general procuro demorarme muy poco. ¿Qué es lo mejor y lo peor de vivir en Colombia? Lo mejor, su gente, y lo peor, su gente también. Somos un pueblo que tiene los dos extremos. Cuando compra un producto, ¿se fija en marca, precio o impacto ambiental? Cuando compro alimentos, busco que no sean productos que utilicen químicos. Con los demás, me fijo que sean amigables con el medio ambiente. ¿Exige bolsas plásticas biodegradables en las tiendas donde hace mercado? Exijo que no me den tantas bolsas plásticas, y si compro una sola cosa, pido que no me la empaquen. ¿Cuál es su película, música y libro favorito? Película, El padrino. Música, el jazz, los tangos y los boleros, pero también me gusta la salsa, porque soy muy rumbera. Libro, Cien años de soledad, y la obra de Jorge Amado. ¿Qué obra social la ha conmovido? Me conmueven aquellas obras que tienen que ver con niños, como la del Centro Integral de Rehabilitación de Colombia (Cirec). ¿Qué consejo le da al nuevo Gobierno? No voté por el presidente Juan Manuel Santos, pero estoy contenta con lo que está haciendo. Le pediría que tuviera más en cuenta el trabajo cultural. ¿De qué se siente orgullosa? De mi marido, mis hijos y del Festival. Me siento también orgullosa de mi amistad con Fanny y de ser la persona que soy.

74 74

Ana Marta de Pizarro La Directora del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, que a comienzos de este año asumió este cargo tras el fallecimiento de Fanny Mikey, se considera una mujer optimista y rumbera, y cree que para cambiar positivamente el mundo se necesita un gran carnaval, que refleje a las personas y las haga cuestionarse.

RS RS|| Responsabilidad Responsabilidad Sostenibilidad Sostenibilidad

B3RFDVBSDODEUDBVLQGG




E C O N Ó M I C A

SOMOS UNA CASA EDITORIAL ENFOCADA EN 3 LÍNEAS DE NEGOCIO EMPRESARIAL EDUCATIVA Y DIGITAL DESCUBRA LO QUE TENEMOS PREPARADO PARA EL

2011 - MÁS CONTENIDOS - NUEVOS ESPECIALES SUSCRÍBASE YA! LA NOTA ECONÓMICA MARCA REGISTRADA DE MUNDO BIZ S.A. NIT 900178159-1

Calle 108 # 15 - 25 - Bogotá - Colombia - www.lanotadigital.com suscripciones@lanota.com.co PBX: 2131777 Ext: 244, 245


Aviso Responsabilidad cur.eps

C

M

Y

CM

MY

CY

CMY

K

12/7/10

12:26:26


Rs 26