Issuu on Google+


La reforma de la salud es un tema que tiene Ă­ntima relaciĂłn con el tercer mensaje angĂŠlico. El objetivo de los tres mensajes, es disponer un pueblo para la venida de Cristo.


“Una gran obra de reforma debía realizarse para preparar a un pueblo que pudiese subsistir en el día de Dios. El Señor vio que muchos de los que profesaban pertenecer a su pueblo no edificaban para la eternidad, y en su misericordia iba a enviar una amonestación para despertarlos de su estupor e inducirlos a prepararse para la venida de su Señor”. (Maranattha: El Señor viene, pág. 171).


El primer mensaje angélico habla sobre adoración total • “Temáis” – aspecto mental (Prov. 1:7) – Es tiempo de limpiar la mente. • “Adoréis” – aspecto espiritual – Adoración al Creador, en vez de a la criatura. • “Le deis gloria” – aspecto físico (1 Cor. 6:19 y 20; 7:31) – Glorificar en el cuerpo.


El Tercer Mensaje Angélico tiene su enfoque en la propiedad divina • No adorar la imagen de la bestia, ni aceptar su señal. • Los 144 mil escogieron el sello de Dios. • El asunto principal no es cuántos o quienes son; sino, los que son. • Es algo que no puede ser escondido. • Testimonio – en sus bocas no fue hallada mentira” – atrayente por fuera por lo que tienen dentro. Son lo que aparentan.


“Me fue mostrado que la reforma pro salud es una parte del mensaje del tercer ángel, y está tan estrechamente relacionada con él como el brazo y la mano lo están con el cuerpo humano”. (Consejos sobre el régimen alimenticio, pág. 36)


Razones para proclamar el mensaje de salud • Dios entra en contacto con nosotros por medio de nuestras percepciones (cuerpo). • Interrelación entre salud física y espiritual – adorno para la venida de Cristo; • El mensaje de salud nos da fuerzas para proclamar el mensaje del tercer ángel; • El mensaje de salud atrae a otras personas a Cristo;


“Mucho del prejuicio que impide que la verdad del mensaje del tercer ángel alcance los corazones de la gente, podría ser quitado si se diera más atención a la reforma pro salud. Cuando la gente llega a interesarse en este tema, a menudo está preparado el camino para la entrada de otras verdades. Si la gente ve que somos inteligentes con respecto a la salud, estará más lista a creer que somos ortodoxos en materia de doctrinas bíblicas”. (Consejos sobre el régimen alimenticio, pág. 90).


Pastores y miembros deben dedicar tiempo a promover la reforma de salud. Muchas personas estรกn violando las leyes de salud establecidas por Dios por falta de conocimiento y otros por pura ignorancia.


Ciertamente surgirán dificultades. Nuestra misión es llevar la reforma de salud y, en consecuencia, proclamar el mensaje angélico. Como cristianos debemos atender la obra médico-misionera. Esta obra debe ser nuestro ministerio.


Recuerde que: la reforma de salud y la espiritualidad deben andar tomados de las manos. “Deben producirse un reavivamiento y una reforma bajo el ministerio del Espíritu Santo. El reavivamiento y la reforma son dos cosas diferentes. El reavivamiento significa una renovación de la vida espiritual, un avivamiento de las facultades de la mente y el corazón, una resurrección de la muerte espiritual. La reforma significa una reorganización, un cambio en ideas y teorías, en hábitos y prácticas. La reforma no producirá el buen fruto de justicia a menos que esté conectada con el reavivamiento del Espíritu. El reavivamiento y la reforma han de hacer su obra designada, y al hacerlo, deben fusionarse.-RH Febrero 25, 1902”(Eventos de los últimos días, pág.194).


Seminario 22