Page 1


• La forma como entendemos la salud, está relacionada con nuestras costumbres, valores, cultura y educación. • Un estilo de vida saludable depende de nuestros hábitos. • Kobe, un estudioso del área de la salud, explica bien cómo la conducta de la salud de una persona se refleja en el estilo de vida. Para él, las conductas de salud tienen su aprendizaje.


1. Estar enfermo • Ser enfermo es un asunto de estatus y privilegio. Necesito ser bien tratado porque estoy enfermo. • La persona toma cuidados con relación a la salud cuando no consigue desempeñar sus funciones. • Cuando se siente mejor, no toma más remedios y no cambia sus malos hábitos. • No cree en la medicina preventiva


2. Pérdida de la salud • La persona da más énfasis al tratamiento, que a lo que necesita hacer para curarse. • Luego, busca al médico para un tratamiento adecuado. • No busca una medicina preventiva.


3. Estar en riesgo • El estilo de vida de esa persona está basado en controlar los factores amenazantes. • Siente que necesita hacer un chequeo completo porque la madre o el padre sufrieron un problema de ese tipo. • Come todo lo que quiere. Necesita ir al médico para ver como está su estómago. • Si puede, hace un curso de medicina preventiva.


4. Salud preventiva • La prioridad es mantener la salud. • Para prevenir enfermedades futuras hace un chequeo completo regularmente. • Prefiere gastar en prevención a sufrir con alguna enfermedad, por eso, participa de cursos de medicina preventiva.


5. Bienestar • La persona tiene conciencia que el bienestar depende de la salud integral. • Le gusta disfrutar la vida, por eso, practica todo lo que le permite vivir con salud. • No duda en cambiar un mal hábito si es para prolongar la vida y vivir con calidad. • Usa remedios solamente en último caso. Prefiere usar suplementos naturales, hacer controles de estrés y tomar algunos cuidados personales. • Piensa en organizar un curso de medicina preventiva .


6. Trascendencia vital • En este nivel, el individuo ve que la salud y el bienestar auténticos y duraderos solamente serán posibles en una dimensión espiritual. • El individuo prácticamente no se preocupa de la salud. Privilegia mucho más la relación con Dios. • La salud es considerada una de las muchas consecuencias de esta forma de vida, no el objeto principal. • Deja los hábitos dañinos por gratitud a Dios. • Si es necesario usa la medicina, sin embargo pide a Dios que guíe a los médicos para que sean instrumentos en Sus manos.


Preguntas para reflexionar. ¿En cual de estos estados se encuentra usted? ¿En qué grupo se acomoda mejor? ¿Qué pretende hacer para crecer y llegar a un nivel más elevado?


Recuerde: “Si pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Cor 10:31)

Seminario 02  

• La forma como entendemos la salud, está relacionada con nuestras costumbres, valores, cultura y educación. • Un estilo de vida saludable d...