Page 1

nº3 Agosto 2013

Boletín Consejeros Regionales

Columnas consejeros regionales · Sección de Regiones · Proyecto de Ministerio de Cultura y sus aspectos regionales · Tesoros Humanos Vivos · Experiencias Regionales · Encuentro de Cultores Indígenas

1


SUMARIO

3 4 5 6

BOLETÍN CONSEJEROS REGIONALES

7

coordinadora sección de coordinación regional

Fernanda Castillo R. Editor Gastón Arredondo O.

11

comité editorial

Fernanda Castillo R. Coordinadora Sección de Coordinación Regional, SCR Soledad Hernández T. Gabinete Ministro Todd Temkin Consejero Regional de Valparaíso, Presidente Fundación Valparaíso Beatriz Duque V. Encargada de Programa de Acceso Regional Katya Padilla M. Sección de Políticas Culturales y Evaluación Gastón Arredondo O. Encargado de órganos regionales SCR Marcelo Varela Z. Periodista SCR diagramación y producción

Caroll Ventura Ll. Departamento de Comunicaciones dirección de arte

Soledad Poirot O. Departamento de Comunicaciones

16 20 24

Editorial

Columna Gloria Mundaca Ossa, Consejera de Valparaíso

Columna Jorge Riquelme Venegas, Consejero de Araucanía Marcela Rosen Carvajal, Consejero del Biobío

Ministerio de Cultura. El fortalecimiento de la cultura en Regiones Tesoros Humanos Vivos. Reconocer la diversidad cultural y salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial VII Encuentro de Cultores Indígenas. Presencias ancestrales nuevamente se uniran en el norte Consejo de la Cultura de Atacama. Al rescate del sueño de la Plata

Convenciones zonales de consejeros regionales


› Editorial

Reflexiones y miradas regionales a las puertas de la X Convención Nacional de Cultura”

Patrimonio inmaterial, plataformas de encuentros e institucionalidad cultural son algunos de los temas que abordamos en este tercer Boletín de los Consejos Regionales de Cultura (BCR), documento enfocado a dar a conocer iniciativas de alcance territorial, herramientas y temas para facilitar la reflexión y el trabajo de los integrantes de los órganos regionales del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). Coherente con estos objetivos, conoceremos las miradas de 3 consejeros acerca del rol que ejercen desde el interior de la región, desde sus aportes a la construcción e implementación de las políticas culturales y desde los desafíos en el marco de una nueva institucionalidad cultural. Escriben Marcela Rosen (Los Ángeles, Región del Biobío), Gloria Mundaca (Los Andes, Región de Valparaíso) y Jorge Riquelme (Pitrufquén, Región de Araucanía). Asimismo, destacamos en esta entrega del BCR iniciativas regionales ligadas al patrimonio: el VII Encuentro de Cultores Indígenas, que se desarrollará en Tarapacá y cuyo objetivo es la puesta en valor de las comunidades indígenas de la macrozona norte, y el Sello Regional de Atacama, Al rescate del sueño de

la plata, que promueve —en Educación y Turismo Cultural— el rescate y difusión de la historia regional entre la comunidad atacameña, fortaleciendo la identidad cultural. Con el objetivo de destacar las regiones y su patrimonio vivo, desde este número hemos incluido una sección para relevar un Tesoro Humano Vivo (THV), iniciando esta entrega con información sobre el Programa, para continuar en los siguientes números destacando a quienes han sido reconocidos como tales. Además, en este número inauguramos la nueva sección de Entrevistas, en la que el Ministro de Cultura Roberto Ampuero, nos dará a conocer su visión acerca del desarrollo cultural regional, la propuesta del Ministerio de Cultura y los desafíos de su gestión. Para finalizar, queremos dejarlos invitados a prepararse para la X Convención Nacional de la Cultura, que se realizará en Iquique del 6 al 8 de septiembre, ocasión en la que los integrantes de la institucionalidad del CNCA reflexionarán sobre Desarrollo Cultural e Identidad regional. Esperamos este tercer BCR sea de gran interés, ¡nos vemos en la Convención Nacional!

Fernanda Castillo R. Coordinadora Sección de Regiones Consejo Nacional de la Cultura y las Arte

3


Las convenciones macrozonales de cultura encarnan la magnífica experiencia en las que los consejeros regionales nos reconocemos como representantes de la sociedad civil en un órgano del Estado, en el cual, por mandato de la ley, tenemos la importantísima responsabilidad de “estudiar, adoptar, ejecutar y renovar las políticas culturales en el ámbito regional e interregional”. Diversidad, reflexión, análisis y debate, fortalecen la participación y la evaluación del curso tomado por los propósitos que nos planteamos alcanzar en nuestro encuentro anterior y así visualizar el futuro cercano. En estas instancias, en las que la desconcentración facilita el equilibrio territorial, tomamos conciencia de los abismos que a veces separan la teoría de la práctica y de lo difícil que es avanzar y querer cambiar el mundo, sin comenzar dando una vuelta por nuestro entorno más cercano. Observando desde la perspectiva que nos regala el tiempo pasado, podemos comprobar si nuestros sueños se hicieron realidad o si quedaron aferrados a la

› Columnas de consejeros

Una nueva experiencia de participación ciudadana utopía. Sin ese examen meticuloso que nos permite evaluar nuestro andar hacia las metas trazadas no es posible impulsar nuevos desafíos y asir las oportunidades de desarrollo que plantean las políticas que nosotros mismos hemos ayudado a construir. La V Convención Macrozonal Centro —realizada el 12 y 13 de julio en la ciudad de Coquimbo, región de Coquimbo— me dejó un gustillo de satisfacción y alegría por muchos aciertos y avances comprobados, como la inédita recuperación de nuestro patrimonio arquitectónico; los nuevos centros culturales y las políticas de acceso a la práctica y disfrute de las artes; y, en especial, la efectiva Participación Ciudadana, binomio mayor e inherente a la cultura, que ha estado presente en cada acción emprendida, destacándose en los procesos inclusivos de levantamiento de las políticas culturales a nivel nacional y regional. Siempre habrá nuevos retos, pero podemos sentirnos orgullosos del camino recorrido.

Gloria Mundaca Ossa Consejera regional Región de Valparaíso

4


› Columnas de consejeros

Una nueva etapa con identidad Las regiones buscamos permanentemente espacios de reconocimiento, intentando de una manera u otra destacarnos en el concierto nacional e internacional. Nuestra institucionalidad, a través de sus consejos regionales, impulsan este objetivo valorando la identidad y potencialidades de cada región, permitiendo diferenciar a los habitantes de nuestro país y sus formas de vida, para converger en un objetivo común: el desarrollo del arte y la cultura con un sentido de solidaridad. Este valor —escaso en estos tiempos— debe ser parte del proceso de cambios que experimenta el CNCA con el proyecto de ley que impulsa el Ministerio. Una línea de cambios inspiradora, que recoja el sentir de los funcionarios (piedra angular en los procesos), la comunidad (beneficiaria de los resultados de la creación artística y cultural) y los artistas (creadores y transformadores de la realidad), basado en reconocer que este organismo no es igual que los otros servicios públicos, sus orígenes son distintos: nació de una exigencia de la sociedad civil que reconociera que la Cultura forma parte del desarrollo. Ahora, y en un breve lapso, se pretende cambiar las condiciones de funcionamiento de la institucionalidad cultural y somos varios quienes esperamos sea una nueva oportunidad para lograr dos objetivos muy importantes:

a) fortalecer el carácter ciudadano del organismo. Mantener, por ejemplo, los comités consultivos, no considerados en la nueva propuesta. Son un espacio de discusión que —con el perfeccionamiento necesario— pueden aportar en la gestión cultural y cuya eliminación va en dirección contraria a la tendencia posterior a la ley N° 20.500, que reconoce el derecho de participar en las políticas, planes, programas y acciones (art. 69), y b) destacar el rol del Estado como garante de las condiciones para llevar a cabo actividades de creación y formación artística que, de manera descentralizada, deben nivelar las regiones, aumentar la cobertura artística y estimular el intercambio de activos culturales, aumentando el principio “solidario” y desincentivando que el sector privado tenga un rol preponderante en el sector cultural. La designación del escritor Roberto Ampuero como Presidente del CNCA ha sido muy bien recibida por la comunidad artística y cultural, especialmente su señal de trabajar en Valparaíso, sede oficial. Nos habla de una nueva etapa para que los consejeros regionales relevemos la importancia que quienes participamos de los órganos colegiados mantenemos nuestro compromiso por una mayor y mejor cultura para el país.

Jorge Riquelme Venegas Consejero regional Región de la Araucanía

5


› Columnas de consejeros

Consejera desde la provincia Ser consejero de cultura de provincia demanda perseverancia, casi porfía. Si bien en el Consejo queremos que la cultura llegue a todas partes y se comunique con todos, aun somos deficitarios. Tenemos que seguir luchando porque las manifestaciones más doctas del arte lleguen a nuestros pueblos aunque estén lejos (porque están lejos). Pienso especialmente en nuestras regiones cordilleranas y limítrofes. Si bien estos pueblos necesitan mayores incentivos culturales provenientes de nuestra cultura “colonioeuropeisante-norteamericanisante”, también necesitan mostrar su cultura, lo que nos hace muy bien a los chilenos. Hay que apreciar más allá de lo que somos, o creemos ser, o lo que la televisión nos hace creer que somos. En provincia es un desafío constante hacer la diferencia entre la “cultura” televisiva y cultura profunda. Los festivales de verano son fuente de ingresos para artistas del espectáculo de la televisión popular —road show— otorgando un buen ingreso a productoras de los mismos, que se benefician en concursos de municipalidades ignorantes de los talentos creadores que tienen a mano. Se hace necesaria una mano protectora de los talentos locales, que luchan por ser reconocidos en su lugar de origen. Llegar a Santiago o Valparaíso es mucho pedir, por el momento,

para nuestros esfuerzos provincianos. La tarea de comunicar oportunidades culturales por el medio más amistoso y popular —el email— se hace cada vez más demandante para el consejero de provincia. El esfuerzo que debe hacer, por ejemplo, la comuna de Antuco para ir a una reunión sobre el Fondart a Los Ángeles le demanda 1 hora de bus. Tomemos en cuenta que no se está midiendo desde el punto más lejano, Alto Biobío, por no exagerar. Tener a nuestra provincia interiorizada del tema cultural, comunicada entre sus habitantes y conectada a una línea de recursos gubernamentales se convierte, entonces, en nuestra más preciada y apreciada labor. También hay que mantener informados a los Encargados municipales de Cultura, conocer sus nombres y teléfonos. En el caso de municipalidades pequeñas, muchas veces deben encargarse además de centros de madres o adultos mayores, de las relaciones públicas y labores para el Alcalde. Hay que construir un listado de correos electrónicos de interesados en recibir información cultural y, claro, una base de datos de los artistas locales. Con un poco de esfuerzo y cuidado se puede lograr una red de comunicación que nos permita informar a los ciudadanos interesados de las oportunidades a que tienen derecho a aspirar.

Marcela Rosen Carvajal Consejero regional Región del Biobío

6


› Información programática

Ministerio de Cultura

El fortalecimiento de la cultura en regiones Soledad Hernández T. Asesora de Contenidos y Proyectos Gabinete

Los principios de diversidad cultural y fomento a la participación guían el proyecto de ley que propone la creación del Ministerio de Cultura. Bajo estas directrices, el proyecto contempla el trabajo en regiones como elemento clave para generar la formulación y aplicación de políticas, planes y programas destinados a cumplir metas como: contribuir al desarrollo de las artes, las industrias culturales y la difusión de la cultura; rescatar, conservar, incrementar y difundir el patrimonio cultural de la Nación; y promover la participación de la ciudadanía en la vida cultural del país. La mayor presencia regional del Ministerio se puede observar en la incorporación de un Secretario Regional Ministerial más dos directores regionales, cada uno a cargo de los nuevos servicios con oficinas regionales: el Director Regional del Instituto de Fomento de las Artes e Industrias Culturales y el Director Regional de la Dirección del Patrimonio Cultural.

Respecto de la participación, el Ministerio de Cultura fortalece la representación vinculante de la sociedad civil, con un Consejo Nacional de la Cultura y el Patrimonio en el Ministerio de Cultura, que aprueba las políticas culturales que trascienden los periodos de gobierno con mirada de mediano plazo, consejos sectoriales del Libro, Música y Audiovisual, el de Monumentos Nacionales, y los Consejos Regionales, que aumentan su número de integrantes de la sociedad civil y fortalece sus funciones para promover el desarrollo cultural regional. En el cumplimiento de su misión, el Ministerio de Cultura propenderá a un desarrollo cultural armónico y equitativo, reconociendo la identidad y diversidad cultural del país, lo que vuelve a referir a las regiones dadas sus distintas realidades geográficas, tradiciones y otros rasgos característicos.

7


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

DESCONCENTRACIÓN: SE FORTALECE EL DESARROLLO DE LAS ARTES Y EL PATRIMONIO EN REGIONES

junto con la administración de concursos públicos de fondos administrados por el Instituto.

El proyecto de ley incluye crear una Secretaría Regional Ministerial (Seremía) en cada región con dos servicios desconcentrados en cada una de ellas: el Instituto de Fomento de las Artes e Industrias Culturales y la Dirección del Patrimonio Cultural.

DIRECCIÓN DE PATRIMONIO CULTURAL

INSTITUTO DE LAS ARTES E INDUSTRIAS CULTURALES El Instituto de las Artes e Industrias Culturales —que incluye el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, el Consejo de Fomento de la Música Nacional y el Consejo del Arte y la Industria Audiovisual— se desconcentrará territorialmente a través de las Direcciones Regionales de las Artes e Industrias Culturales, encabezadas por un Director Regional que representará al Servicio y será nombrado por el Director Nacional mediante el Sistema de Alta Dirección Pública. Entre sus funciones estará asesorar al Ministerio de Cultura en la formulación de las políticas relativas al desarrollo de las artes e industrias culturales; ejecutar planes para fomentar las expresiones artísticas e industrias culturales; facilitar el acceso de la ciudadanía a las manifestaciones culturales y artísticas; y promover talentos artísticos, así como el desarrollo de identidades culturales a nivel nacional, regional y local. Además, estará a cargo de la infraestructura y equipamiento para el desarrollo de las actividades culturales y artísticas a nivel local; promover la colaboración entre los sectores público y privado para el desarrollo de las artes y las industrias culturales en el país; realizar investigaciones relativas a las artes, las industrias culturales y la economía de la cultura; así como colaborar con el trabajo que se realice desde otras áreas del Estado en el ámbito de la promoción de las artes. A su cargo queda administrar los elencos estables dependientes del Ministerio de Cultura (Ballet Folclórico Nacional, BAFONA, y Orquesta de Cámara de Chile) y coordinar los fondos de cultura como Fondart, del Libro y la Lectura, de la Música Nacional y de Fomento Audiovisual,

Por su parte, la Dirección de Patrimonio Cultural —que incluye la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos más el Consejo de Monumentos— administrará el Fondo del Patrimonio Cultural para financiar la ejecución de proyectos, programas y actividades para la conservación y puesta en valor de los bienes de valor patrimonial y se desconcentrará territorialmente a través de Direcciones Regionales de Patrimonio Cultural. Junto con cumplir la misión del Servicio en la región, estas direcciones regionales velarán por el cumplimiento y aplicación a nivel regional de las políticas, líneas de acción y estándares técnicos establecidos por los Sistemas Nacionales: la Secretaría Ejecutiva de Monumentos Nacionales, el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas, el Sistema Nacional de Archivos y el Sistema Nacional de Museos. Tal como el Instituto de las Artes, en cada región habrá un Director Regional que representará al Servicio y será nombrado por el Director Nacional, mediante el Sistema de Alta Dirección Pública. Dentro de los Sistemas Nacionales, la Secretaría Ejecutiva de Monumentos Nacionales es la unidad encargada de velar por dichos monumentos y le corresponderá presentar todos los antecedentes que requiera el Consejo de Monumentos Nacionales, así como ejecutar las decisiones que este adopte. En este grupo, el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas es la unidad que promoverá el fomento de las bibliotecas públicas tanto regionales como en convenio con la Dirección del Patrimonio Cultural. Su objetivo es facilitar el acceso a la información, a las nuevas tecnologías, a la capacitación, al conocimiento, a la recreación, a la educación permanente y a la difusión del patrimonio bibliográfico del país a través de la red de servicios bibliotecarios presentes en todo el país. Además se incluye el Sistema Nacional de Museos, la unidad encargada del fomento y desarrollo armónico y sostenido de los museos

8


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

del país, como asimismo de la tuición y coordinación de los museos regionales y especializados de la Dirección del Patrimonio Cultural. Y, por último, se incluye el Sistema Nacional de Archivos, integrado por el Archivo Nacional y los Archivos Regionales, la unidad que planifica, coordina y supervisa la aplicación de las normas y políticas administrativas y técnicas para el funcionamiento de los archivos que integran este Sistema y la administración del Estado en general, manteniendo un registro de los archivos que existen en las entidades públicas del país y velando por la conservación del patrimonio documental de la Nación. CONSEJOS REGIONALES DE CULTURA Y PATRIMONIO Así como el Ministro de Cultura contará con el Consejo Nacional de la Cultura y el Patrimonio —actual Directorio Nacional, órgano colegiado mayoritariamente integrado por representantes de la sociedad civil— los Seremis de Cultura tendrán la colaboración de un Consejo Regional de Cultura y Patrimonio por región, que sucede al actual órgano denominado Consejo Regional, ampliando y fortaleciendo sus funciones. En otras palabras, los consejos regionales tienen como función principal estudiar, adoptar y renovar la política cultural en el ámbito regional, la que deberá enmarcarse dentro de la política cultural del país. Además, asesorarán a cada Seremi de Cultura en la implementación de acciones, planes y programas que permitan fortalecer e impulsar el desarrollo cultural y del patrimonio de la región y la participación de la ciudadanía en las manifestaciones artísticas, culturales y patrimoniales. Además, asesorarán al Gobierno Regional en la asignación del Fondo Nacional de Desarrollo Regional que se invierta en cultura, artes y patrimonio (es decir el 2% del

FNDR) y en la asignación de los recursos regionales del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (Fondart), tal como sucede hoy. Estos consejos regionales tendrán su domicilio en cada capital regional y serán presididos por el Seremi de Cultura. Estarán integrados por cuatro personalidades regionales del ámbito de la creación artística, de las industrias culturales, gestión cultural y del patrimonio cultural, a propuesta de las organizaciones culturales de las provincias de la región respectiva. Al menos una de las personalidades deberá provenir del área del patrimonio cultural y una del área de las artes y de las industrias culturales. También se incluirá un destacado académico del ámbito de la difusión de las artes o del patrimonio cultural, de una universidad o centro de estudios de la región, dos representantes de las organizaciones culturales comunales de la región, los directores regionales del servicio y el Seremi que preside el Consejo. Los miembros —que no son funcionarios— estarán cuatro años en sus labores y podrán ser designados para un nuevo período consecutivo por una sola vez. Un cambio importante para estos consejeros es que se limita su inhabilidad en concursos de convocatoria nacional. Es decir, podrán postular a fondos culturales administrados por consejos distintos al que pertenecen. Con todo, les será aplicable el Principio de abstención establecido por Ley. Es decir, se abstendrán de intervenir en los procesos de adjudicación de fondos si tienen algún interés personal en la materia, algún parentesco de consanguinidad o afinidad con postulantes, amistad o enemistad manifiesta con los mismos, etc. (más detalle en el artículo 12 de la Ley 19.880 que establece Bases de los Procedimientos Administrativos que rigen los actos de los órganos de la Administración del Estado). Los miembros de los Consejos Regionales de la Cultura y las Artes continuarán en sus cargos, mientras no se efectúen los nombramientos de todos los integrantes de los Consejos Regionales de la Cultura y el Patrimonio. Dichos nombramientos deberán efectuarse dentro de

9


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

los 2 meses siguientes a la conformación del Consejo Nacional de la Cultura y el Patrimonio. FUNCIONARIOS El Ministerio considera un aumento de la dotación de funcionarios para las nuevas seremías y direcciones regionales. Los servicios se constituyen en base a los funcionarios del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Consejo de Monumentos Nacionales, reconociendo la trayectoria y el aporte de los trabajadores de la actual institucionalidad cultural como contribución fundamental al desarrollo cultural del país. Se contempla que la creación del Ministerio no será causal de término de servicios, supresión de cargos, cese de funciones o término

de la relación laboral. Tampoco podrá significar el cambio de la residencia habitual de los funcionarios fuera de la región en que estén prestando servicios, sin que medie su consentimiento. No podrá implicar disminución de remuneraciones ni modificación de derechos previsionales del personal, debiendo los funcionarios conservar la asignación de antigüedad que tengan reconocida. De esta forma, el proyecto de ley que propone la creación del Ministerio de Cultura busca fortalecer la vinculación con los gobiernos regionales y comunales para el desarrollo cultural, tanto a nivel de políticas como de asignación de fondos; amplía la representación de la sociedad civil y amplía la presencia del ámbito de museos, bibliotecas y patrimonio a nivel regional, manteniendo y fortaleciendo los fondos y programas para las artes y las industrias culturales.

10


› Tesoros Humanos Vivos

Tesoros Humanos Vivos

Reconocer la diversidad cultural y salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial Eileen Leyton F. Departamento de Ciudadanía y Cultura, Sección de Patrimonio Cultural

En 2008 Chile ratificó la Convención de la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (en adelante Convención), y ha sido el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes la institución encargada de velar por su cumplimiento en el país desde que entrara en vigencia en 2009. Los desafíos que nos propone esta Convención es abrir espacios para desprender la energía creadora de la diversidad cultural a través del respeto y la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial (PCI) de las comunidades, grupos e individuos. Salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial significa cuidar que las costumbres, tradiciones, expresiones o manifestaciones de una comunidad sigan siendo practicadas en su presente y, así transmitirlas a las generaciones futuras. Para ello es importante adoptar diversas medidas para su preservación asegurando su recreación y transmisión1.

1

Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. París, 2003)

Uno de los primeros pasos para salvaguardar el PCI es asegurar su identificación y garantizar que los depositarios de dicho patrimonio prosigan con el desarrollo de sus conocimientos y técnicas para transmitirlos a las generaciones más jóvenes. Tomando en consideración lo anterior, en 1993 la República de Corea propuso al Consejo Ejecutivo de la UNESCO la creación de un programa llamado “Tesoros Humanos Vivos” (THV) con el objetivo de identificar a los depositarios del patrimonio cultural inmaterial, reconocer a algunos de ellos mediante una distinción oficial e incitarlos a seguir desarrollando y transmitiendo sus conocimientos y técnicas. Desde entonces, UNESCO propone que los Estados Miembros establezcan sistemas nacionales de “Tesoros Humanos Vivos”, buscando los títulos y técnicas apropiadas para su aplicación en cada país. Es así como podemos ver que esta iniciativa se replica en varios países con gran variedad de nombres como “Maestro Artista” en Francia, “Depositario de la Tradición de Ar-

11


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

¿QUÉ ES LA UNESCO? La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) es una organización intergubernamental que fue creada en 1946 y está integrada por 193 Estados Miembros. ¿QUÉ HACE LA UNESCO? La finalidad de la UNESCO es movilizar la educación, las ciencias, la cultura y la comunicación para promover la paz, el desarrollo sostenible y el diálogo intercultural, y contribuir a la erradicación de la pobreza y otras desigualdades. ¿QUÉ ES UNA CONVENCIÓN? Es un acuerdo jurídicamente vinculante entre los Estados que establece objetivos comunes. Para el logro de estos objetivos, la convención estipula métodos y normas, generalmente, en el plano nacional e internacional.

tes y Oficios Populares” en República Checa, “Tesoro Nacional Vivo” en República de Corea, y “Depositario de un Bien Cultural Inmaterial Importante” en Japón. 2 Chile, en 2009 –y de forma pionera en Latinoamérica– comienza a implementar este programa con el nombre de Tesoros Humanos Vivos. Es este un reconocimiento que el Estado chileno otorga a personas y comunidades portadoras de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial de alta significación para el país y las comunidades locales, buscando establecer las mejores herramientas para una eficaz puesta en valor de nuestro patrimonio y promover su registro, transmisión y salvaguardia. Este programa nace desde la participación de la ciudadanía, pues son personas naturales o jurídicas quienes identifican a cultores y cultoras y las postulan año a año a través de fichas destinadas a ese fin. Las postulaciones son evaluadas por cuatro Comités Expertos Zonales que eligen a un número no determinado de cultores/as destacados/as de cada macrozona. Posteriormente, las postulaciones destacadas son evaluadas por un Comité Experto Nacional que prioriza a seis Tesoros Humanos Vivos, tres personas y tres colectivos. Los Tesoros Humanos Vivos reciben un estímulo económico de 3 millones de pesos para personas y 7 millones para cultores colectivos. Además, se realiza un registro audiovisual, fotográfico y etnográfico de cada uno de ellos, que se materializan en DVD’s que son distribuidos a personas e instituciones como una forma de sensibilizar y difundir el patrimonio cultural inmaterial que portan y se encuentran disponible en <seccion.portalpatrimonio.cl/ programas/thv/>. Tesoros Humanos Vivos, reflejo de la diversidad cultural A la fecha, Chile tiene veintiséis Tesoros Humanos Vivos que encarnan diversas y complejas manifestaciones culturales vivas y que representan distintos universos culturales. Es así como se hacen presentes en legatarios de Directrices para la creación de Sistemas Nacionales de Tesoros Humanos Vivos. UNESCO, París.

2

cosmovisiones y lenguas cuyo origen precede al Estado: pueblos originarios likanantai, colla, rapanui, mapuche, kawésqar y yagán; o expresiones más contemporáneas como las arpilleras, que dan cuenta de nuestra memoria reciente. A través de la música, las danzas y el canto dan cuenta de lo sagrado en manifestaciones de religiosidad popular presentes en fiestas y ritos: bailes pieles roja en la Fiesta de La Tirana, el canto nortino en el Carnaval de Toconao, baile de los negros en Lora o los bailes chinos y el canto a lo poeta presente en extenso territorio del país. Pero también se expresa en espacios de encuentro social y lúdico en torno al fútbol o el juego de la taba. Los THV poseen conocimientos y prácticas que dan dinamismo al espacio urbano: habitan en el sonar de los organillos, son reflejo del espacio rural como la alfarería o los cantos campesinos y desarrollan actividades económicas que dan vida y uso a elementos propios de nuestro territorio como los salineros a la costa o los arrieros a la cordillera. De este modo, el Programa de Reconocimiento Tesoros Humanos Vivos se proyecta más ampliamente a relevar y visibilizar la multiplicidad de culturas del país, como una base que favorezca la cohesión e integración social. PORTADORES DE TRADICIÓN Como vemos en el recuadro de la página 13, tras cada uno de los Tesoros Humanos Vivos hay una manifestación de patrimonio cultural inmaterial que el Estado se compromete a investigar, registrar, difundir y poner en valor. Como una forma de responder a este compromiso, desde 2011 se implementa el Programa Portadores de Tradición, que tiene como objetivo “que la sociedad reconozca, valore y haga suyo el patrimonio cultural inmaterial de sus contextos a partir de experiencia vivenciales ligadas al contacto ¬—directo e indirecto— con cultores/as destacados/as, especialmente los reconocidos como Tesoro Humano Vivo”. Con este fin, Portadores de Tradición adopta dos modalidades de trabajo. Por un lado, se instala en la educación formal, en escuelas,

12


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

¿QUIÉNES SON LOS TESOROS HUMANOS VIVOS? Región de Arica y Parinacota Agrupación de Adulto Mayor Afrodescendiente “Julia Corvacho Ugarte”, Arica: Reproductores de elementos indentitarios afrodescendientes ariqueños.

Región de Tarapacá Uberlinda Vera, Pozo Almonte: Fabricante de coronas de flores en hojalata, papel seda y papel crepé, proias del ajuar funerario pampino salitrero. Arturo René Barahona Gonzales, Iquique: Caporal más antiguo de los bailes Pieles Rojas de la Fiesta de La Tirana.

Región de Antofagasta Alejandro González, Toconao: Músico y compositor de cuecas nortinas y música carnavaleña.

Región de Atacama Comunidad Colla del Río Jorquera y sus Afluentes: Comunidad que pone en valor la cultura de este pueblo originario.

Región de Coquimbo Baile Pescador Chino Nº10 de Coquimbo: baile religioso que sincretiza elementos indígenas, pescadores y mineros.

Región de Valparaíso Federico Pate Tuki, Rapa Nui: Importante cultor de la música tradicional rapanui a través de los riu y uté. María Virginia Haoa, Rapa Nui: Revitalizadora de la lengua rapanui.

Región de Valparaíso y Metropolitana Corporación Cultural Organilleros: Expresión festiva urbana que se extiende a lo largo del

país, convocando a personas de diversas edades en torno a la sonoridad y el baile de sus ejecutantes.

Región Metropolitana

Región de la Araucanía Paula Painén, Padre Las Casas: Wewpife, que transmite la cosmovisión mapuche a través de relatos ancestrales en lengua mapuzungun.

Domingo Pontigo, Comuna de San Pedro: Cantor a lo poeta reconocido como exponente sobresaliente de esta tradición.

Dominga Neculmán, Padre Las Casas: Maestra artesana, y probablemente la máxima exponente de la cerámica mapuche.

Bandita de Magallanes, Maipú: Banda de música tradicional, que aporta identidad y belleza al escenario del fútbol nacional.

Lorenzo Aillapán, Puerto Saavedra: Uñümche, “Hombre pájaro” que recrea la oralidad, poesía, música y lírica de la naturaleza y cosmovisión mapuche.

Arpilleristas de Lo Hermida, comuna de Peñalolén: Bordadoras de arpilleras, tapices que dan cuenta de un patrimonio urbano, contingente y popular, y que rescata la memoria social. Manuel Segundo Ladino Curiqueo: Revitalizador de la lengua y cosmovisión mapuche en el espacio urbano.

Región de Los Lagos Los Arrieros Cordilleranos de Paso El León, Cochamó: Representantes de arrieros que se movilizan a lo largo de la Cordillera de Los Andes, arriando ganado, bienes y por pastoreo estacional, promoviendo buenas relaciones fronterizas.

Cooperativa Campesina de Salineros de Cahuil, Barranca y La Villa, Pichilemu: Comunidad de trabajadores que cultivan de forma tradicional la sal.

Cofradía de Fiscales San Juan Bautista de Calbuco: El amomaricamañ del siglo XVII, hoy fiscal, es el pastor responsable de una variedad de liturgias arcaicas y roles de animación comunitaria propias de la religiosidad chilota.

Región del Maule

Región de Aysén

Artesanas en crin de Rari, Colbún: Tejedoras en crín de caballo con un valor identitario reconocido a nivel local y nacional.

Rómulo Segundo Ranquehue Marilicán, Coyhaique: fabricante de la taba, permitiendo la ejecución del juego de la taba, que es ejemplo de un aspecto lúdico y social que refuerza la identidad patagónica.

Región del Libertador Bernardo O’Higgins

Baile de Los Negros de Lora, Licantén: Realizadores de ceremoniales festivos de raíces picunches relacionadas con la celebración de la Virgen del Rosario. Loceras de Pilén, Cauquenes: Portan una tradición alfarera que manifiesta los valores de la vida campesina.

Región del Biobío María Angelina Parra, Penco: Cantora campesina.

Región de Magallanes Cristina Calderón, Puerto Williams: Última hablante de la lengua yagán. Comunidad Kawésqar de Puerto Edén, Natales: Una de las últimas comunidades del pueblo Kawésqar en los canales australes, y se encuentra en alto riesgo de desaparición cultural y de su lengua.

13


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

Sección de Patrimonio Cultural Tesoros Humanos Vivos y Portadores de Tradición están estrechamente vinculados entre sí y son piezas del engranaje programático de la Sección de Patrimonio Cultural del CNCA, que bajo el alero de la Convención y de la Política Cultural 2011-2016, se propone salvaguardar el Patrimonio Cultural Inmaterial. Esta tarea contempla procesos complementarios y sucesivos en el tiempo para identificar, registrar, investigar, promover y transmitir distintas manifestaciones culturales. Una primera plataforma es el SIGPA, un sistema de registro del patrimonio cultural inmaterial de Chile fundada en la participación ciudadana, ya que las personas pueden registrar a cultores/as, fiestas religiosas y lugares gastronómicos en el portal www.sigpa.cl.

con talleres realizados por cultores junto a docentes y/o artistas que, a través de lenguajes artísticos y contenidos de patrimonio cultural inmaterial, pretenden sensibilizar a los estudiantes en torno a las diversas culturas e invitarlos a indagar en su propia cultura para el fortalecimiento de su identidad.

THV EN CIFRAS 5 convocatorias 26 Tesoros Humanos Vivos en 14 regiones del país 69 cultores/as destacados/as 596 postulaciones 54 especialistas en los comités expertos 26 documentales 1 libro 2 audiovisuales educativos y 1 guía de material didáctico Más de 4 mil ejemplares distribuidos 100 Millones de pesos en premios TALLERES PORTADORES DE TRADICIÓN 2013 47 talleres 10 regiones 29 cultores/as 3 Niveles educativos parvulario, básica y media

A partir de 2012 Portadores de Tradición-Talleres se implementa a nivel nacional y para potenciarse desarrolló una alianza con el programa Acciona: Moviendo el arte en la educación, de la Sección de Educación Artística del CNCA, programa educativo para el fomento de la creatividad que tiene por objetivo “contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación de los estudiantes en dimensiones metodológicas mediante didácticas innovadoras para el desarrollo de la creatividad, la formación cultural y artística y el desarrollo de actividades socioafectivas”. Por otro lado, se encuentra la modalidad proyectos, iniciativa embrionaria que pretende levantar planes de trabajo en que los Tesoros Humanos Vivos participen de espacios de intercambio cultural que sean pertinentes con sus conocimientos, habilidades y contextos, con el objetivo de registrar, investigar y promover su patrimonio cultural inmaterial.

A base de estos registros se ha construido el Inventario Priorizado de Patrimonio Cultural Inmaterial de Chile, que contiene 14 expresiones que han sido validadas por el Comité de Patrimonio Cultural Inmaterial. A partir de 2013 este Comité se conforma por los especialistas que seleccionan a los Tesoros Humanos Vivos y por representantes de instituciones vinculadas a asuntos patrimoniales como Unesco, Dibam, Consejo de Monumentos Nacionales, Ministerio de Educación, Ministerio de Relaciones Exteriores, Subdere, Asociación Chilena de Municipalidades, Cámara de Diputados y Cámara de Senadores, presididos por el Ministro Presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Este inventario será nutrido también por inventarios regionales de PCI que están elaborando todas las Direcciones Regionales de Cultura, orientadas por la Sección de Patrimonio Cultural. El Comité puede elevar algunas de las expresiones del inventario para ser postuladas a reconocimientos internacionales en el marco de la Convención. Actualmente, Chile solo tiene presencia en la Lista de Buenas Prácticas de Patrimonio Cultural Inmaterial de Unesco por el proyecto Universo Cultural Aymara, encabezado por el Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de Amé-

14


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

INVENTARIO PRIORIZADO DE PATRIMONIO INMATERIAL DE CHILE - Cantor a lo Divino - Cantoras de Rodeo - Cantor a lo Humano - Baile Chino - Baile Moreno - Comparsa de Lakitas - Carpintero de Ribera - Guitarrista - Organillero - Chinchinero - Arpista - Guitarronero - Cateador - Pirquinero

rica Latina, Crespial, y desarrollado en forma conjunta por Bolivia, Perú y Chile. En marzo de este año se ha dado un nuevo paso en esta materia con la presentación de los Bailes Chinos para ser parte de la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Esta es la primera postulación que Chile realiza de una manifestación de patrimonio cultural inmaterial a una declaratoria de carácter universal, la cual se encuentra admisible y en proceso de evaluación junto a 57 postulaciones del resto del mundo. De esta manera la Sección de Patrimonio Cultural Inmaterial ha trabajado en la identificación y registro tanto de cultores/as como de expresiones de patrimonio cultural inmaterial, y ha puesto a disposición de la sustentabilidad los programas de Turismo Cultural y Portadores de Tradición. Pero el mayor desafío lo representa velar porque estas manifestaciones perduren en el tiempo.

El patrimonio cultural inmaterial es dinámico y es recreado constantemente en diálogo con su entorno natural y cultural, lo que ha permitido que estas manifestaciones sigan vivas. Sin embargo, hay distintos factores que dificultan su desarrollo e incluso las ponen en riesgo de desaparición. Por eso el Estado debe contribuir en su salvaguardia —ejercicio por esencia participativo— pues las medidas concretas para hacer frente a estas problemáticas surgen desde las personas y comunidades que le dan vida a cada manifestación y, asimismo, tienen un rol protagónico en su aplicación. Sin embargo, esta tarea excede a la Sección de Patrimonio Cultual, al CNCA, e incluso al Estado. Es responsabilidad de la sociedad en su conjunto reconocernos en la diferencia, fortalecer nuestras identidades y valorar la riqueza de la diversidad para afianzar nuestra integración como país.

15


› Experiencias regionales

Región de Tarapacá ya respira el VII Encuentro de Cultores Indígenas

Presencias ancestrales nuevamente se unirán en el norte José Cuello. Periodista Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Región de Tarapacá

Poner en valor a las comunidades indígenas de la macrozona norte, sus manifestaciones, trabajo y testimonios, son parte de los componentes que desarrollará el VII Encuentro Zonal de Cultores Indígenas, que agrupa a las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama. La actividad, que se realizará en la región de Tarapacá el 27 y 28 de septiembre, permitirá responder a una necesidad que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes se puso como objetivo, cual es la de avanzar significativamente en la búsqueda de la difusión de estas comunidades, que comparten similitudes ancestrales entre sí, las que deben ser resguardadas. Serán dos días que incluirán la presencia de 40 cultores de cuatro regiones, quienes tendrán la oportunidad de mostrar a la comunidad las variadas expresiones que distinguen a pueblos como el aymara, likan-antai, diaguitas, colla y quechua. HISTORIA El Encuentro de Cultores Indígenas se remonta a 2007, ocasión en que el entonces Ministerio de Planificación, a través de la Secretaría Regional Ministerial, elevó un llamado a todas las

instituciones de la región de Antofagasta para escuchar las necesidades de las Áreas de Desarrollo Indígenas (ADI) de Atacama La Grande y Alto el Loa de dicha región como parte de un Programa de Mejoramiento de Gestión (PMG). En aquella ocasión, el Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Antofagasta se reunió con la Comisión de Cultura de las ADI, determinando —a petición de ellos— realizar un encuentro que permitiera que los cultores indígenas generaran espacios y ponerlos en valor pero, principalmente, con la oportunidad de intercambiar opiniones, visiones, conversaciones y dar un paso relevante en cuanto a la integración. La actividad se realizó en San Pedro de Atacama y su formato permitió que fueran las comunidades las protagonistas exclusivas de cada uno de los hitos que se fueron marcando durante los dos días del evento. Los énfasis estuvieron marcados por la idea central de poner

16


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

en rescate a los cultores indígenas y que estos pudieran darse a conocer a la comunidad regional con un formato de feria que incluía muestras artísticas como artesanía, música, audiovisual y danzas. El primer encuentro tuvo un alto impacto, cumplió plenamente los objetivos y generó expectativas de franca proyección, lo que permitió que al año siguiente la iniciativa se ampliara, incorporando ya a las regiones del norte de Chile, recorriendo geográficamente el terreno desde Arica hasta Coquimbo, llenando de color, alegría y misticismo a San Pedro de Atacama. El Encuentro Zonal de Cultores Indígenas tomaba forma y se ponía oficialmente “pantalones largos”. MACRO ZONA

TARAPACÁ ADELANTA LA FIESTA Expresiones propias nacidas desde la pampa del Tamarugal y el Oasis de Pica serán parte de las zonas que estarán presentes en el VII Encuentro de Cultores Indígenas, según adelantó la directora regional del Consejo de la Cultura y las Artes de Tarapacá, Laura Díaz Vidiella. “Estamos muy entusiasmados con la posibilidad de realizar este encuentro, el que al igual que en versiones anteriores incluirá capacitaciones, muestras de artesanía, música y danzas donde queremos invitar especialmente a toda la comunidad a disfrutar de ellas. Pero pondremos también a disposición todas las maravillas geográficas que nos distinguen donde contemplaremos por instantes la majestuosidad de la Pampa del Tamarugal, lo fecundo del Oasis de Pica y la mágica soledad del desierto de Atacama”.

La tercera versión del Encuentro de Cultores Indígenas, también realizada en San Pedro de Atacama, marcó un paso definitivo, pues desde 2009 el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes pensó en articular el territorio nacional en un sistema de Macrozonas, dividiendo el país en norte, centro, sur y austral. Entonces, la macrozona norte creó de forma definitiva una instancia de encuentro anual de los cultores indígenas que permitía en una sola región reunir a representantes de las regiones de Tarapacá, Arica y Parinacota, Antofagasta, Atacama y Coquimbo, recogiendo de igual forma esta petición oficial de las ADI, aunque incorporando nuevas zonas que no pertenecen a este grupo, que está definido en el artículo 26° de la Ley Nº 19.253. Destacó en esta versión la ceremonia de apertura titulada “Pago a la Tierra y Vino de Honor”, la realización del foro “Cosmovisión Indígena en el Chile de Hoy”, la exhibición de documentales indígenas y la muestra de artesanía en el Pueblo de Artesanos de San Pedro. En la cuarta versión, realizada en 2010, se vivió un hito, porque la fiesta dejó San Pedro de Atacama y se trasladó a la ciudad de Calama; y aunque se mantuvo en la región, permitió llegar a una comunidad diferente, ampliando el alcance de una actividad que ya estaba preparada para ampliarse, manteniendo siempre la idea inicial de presentar un importante espacio de difusión

desde los cultores hacia el resto de la comunidad, con las instituciones como soporte. El lugar central de las actividades fue el parque El Loa de Calama destacando esta vez a las Áreas de Desarrollo Indígena de Alto el Loa y asegurando mayores posibilidades de acceso, infraestructura e impacto mediático. Además, debutó formalmente un nuevo espacio, el de capacitación de los cultores con la idea de aumentar el nivel de intercambio de experiencias y adentrándose más en aspectos importantes de la cultura como la cosmovisión, la sicología y ampliando horizontes en materia de la textilería y la música. En este aspecto, se desarrolló el seminario “Artesanía y Circuitos Comerciales”, actividad conjunta entre el Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Antofagasta, la Corfo y Prochile. Dicha actividad estuvo dirigida a representantes de artesanía de todas las regiones participantes y a los encargados de cultura municipal de las 9 comunas de la Región de Antofagasta. ARICA Y PARINACOTA En 2011 se produjo, por primera vez, el cambio de sede regional del evento, propiciando que los cultores se trasladaran hacia el extremo norte, a la Región de Arica y Parinacota, y con gran preponderancia de la comuna de Putre y con una jornada también en la capital regional, Arica. Ese año también hubo un nuevo hito, pues una de las regiones, Coquimbo, dejó la Macrozonal Norte por sentir que su realidad es más cercana a la zona central. Por el mismo motivo también dejó el encuentro. También sorprendió gratamente la presencia de la región de Magallanes, invitada especialmente a participar con una delegación de cultores kawéskar provenientes de Punta Arenas, integrada por artesanos, músicos y tejedoras. El V Encuentro de Cultores Indígenas se efectuó entre el 6 y 8 de octubre de 2011 y en su primera jornada, realizada en Putre, brillaron los seminarios “Diálogos sobre color en textiles tradicionales” a cargo de las diseñadoras y expertas en textiles arqueológicos del Museo Chileno de Arte Precolombino, Soledad Hoces de la Guardia y Paulina Jélves y “Arqueomusi-

17


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

necesidad de reconocer, rescatar y difundir este patrimonio cultural del norte era un ansia compartida por las comunidades de la macro zona norte y dando pie a la próxima jornada, que descendería en el mapa para llegar a Atacama. HUASCO La última versión, realizada en 2012, tuvo a la Provincia del Huasco, en la región de Atacama, como epicentro de las festividades. En esta versión, las actividades se concentraron en cuatro puntos, como fueron las localidades de Vallenar, Alto del Carmen, Freirina y Huasco.

cología” dictado por los etnomusicólogos peruanos Rosa Chalena Vásquez, Dimitri Manga Chávez, este último investigador de instrumentos musicales prehispánicos del Museo Nacional de Arqueología e Historia del Perú.

MANOS ANCESTRALES Este encuentro está pensado como un espacio que permita construir identidad para los cerca de 60 participantes, siendo uno de los énfasis que prepondera la materialidad, representada por las manos de artesanos que pueden transmitir y registrar la actividad artesanal de excelencia, que por su valor cultural constituye parte fundamental de la identidad de la macro zona norte, aportando un valioso testimonio, a través de muestras de las diversas expresiones artísticas. En este ámbito, la sede elegida para 2013, en lo que será la Séptima versión del Encuentro de Cultores Indígenas, Tarapacá, la artesanía destaca por su calidad, lo que se ha visto reflejado, por ejemplo, en las convocatorias de la distinción sello de excelencia ya que por tres años consecutivos ha conseguido alcanzar esta distinción, siendo ganadoras las artesanas de Camiña Cecilia Challapa el 2010, Juana Flores, de Enquelga, el 2011, y Dominga Mamani, en la postulación 2012, demostrando el alto nivel de calidad del trabajo de los artesanos locales.

En Arica se realizó una feria artesanal en el tradicional Paseo 21 de mayo, en la que se expuso masivamente al público artesanías del norte de Chile y el sorprendente trabajo en juncos de los pueblos kawéskar de Magallanes. La jornada cerró con la participación de Edalia Lázaro y el grupo de Lakitas de Jaiña, proveniente de Tarapacá. En la Casa de la Cultura apareció también la influencia de los Tesoros Humanos Vivos, representada en Alejandro Gonzales, proveniente de Toconao, quien es apodado “El Pije” y que a sus 79 años de edad aún cultiva la música tradicional del norte grande con el arte de tocar el acordeón a botones, y capaz de hacer cantar y bailar a sus coterráneos con coplas, cuecas y cantos de carnaval, animando a los toconares en “cuanta fiesta se le cruza por delante”, espíritu que propagó en Arica. Clausuró la jornada la presentación de Rodomiro Huanca, Pedro Carrasco, Nemesio Flores, Alejandro Gonzales y la participación especial de Tito Fernández “El Temucano”, despidiendo esta exitosa fiesta donde, por primera vez, la sede no era su Antofagasta natal, demostrando que la

En la primera jornada, realizada el 9 de noviembre en Alto del Carmen, el programa fue atractivo, con una emocionante ceremonia de saludo a la Pachamama realizada por Candelaria Cardoso, guía espiritual Colla, de la comunidad de Pasto Grande. En materia de capacitación, los cultores participaron de los talleres “Música y Pueblos Originarios” y “Artesanía: una visión hacia la sustentabilidad”, dictados por Javier Guiñez, docente de la Fundación Balmaceda Arte Joven, y Rosa López, diseñadora de la Universidad Católica, respectivamente, para culminar con una muestra artística en la Plaza de Armas de Vallenar. La segunda jornada contempló una feria multicultural, realizada en el Paseo Costanera de Huasco, para concluir con una gira por la comuna de Freirina. RESCATE Para 2013 las expectativas son altas. El encuentro es una verdadera fiesta, consolidada e indiscutiblemente una tradición que permite que año a año miles de personas puedan disfrutar, maravillarse o simplemente descubrir expresiones realizadas por nuestras etnias, con productos representativos que en un multicultural conjunto pueden mostrar a las comunidades sus costumbres, recorriendo los territorios y abarcando mayor cantidad de públicos. Pero a pesar de estos esfuerzos, no es menos cierto que algunas de las expresiones más representativas que aborda el Encuentro de Cultores Indígenas están en un proceso de inexorable desaparición ante la modernidad.

18


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

RADIOGRAFIA DE LAS COMUNIDADES La encuesta Casen 2011 es el instrumento que entrega los datos más actuales de la demografía indígena del país. De este estudio se desprende que existe una población Indígena de 1.369.563 personas, que representa un 8.1% del total nacional. En cuanto a las comunidades que abarca el Encuentro de Cultores Indígenas, son los Aymara los que agrupan mayor cantidad de personas, con un 7.2% del total país. Los siguen los diaguitas con un 2.5%, los atacameños con un 1.7%, quechua 0.8% y los Colla con un 0.7 del total país. En cuanto a la población indígena en regiones, Arica y Parinacota registra que un 26.3% de que quienes residen allí tienen un origen indígena, seguida por Tarapacá con un 10.3%, Atacama con un 10.3% y Antofagasta con un 7.5%. Finalmente, en lo social, la misma encuesta indica que un 4.3% de la población indígena está en pobreza extrema, mientras que un 19.2% está en la línea de la pobreza.

ÁREAS DE DESARROLLO INDÍGENA Fue la posibilidad de comprender las necesidades de las Áreas de Desarrollo Indígena (ADIs) las que encendieron la mecha del encuentro en 2007. Estas áreas surgen a partir de la aplicación del Artículo 26° de la Ley Nº 19.253 aprobada en octubre de 1995. De acuerdo a esta normativa, son definidas como espacios territoriales determinados en los cuales los órganos de la Administración del Estado deben focalizar su acción para el mejoramiento de la calidad de vida de las personas de origen indígena que habitan en dichos territorios.

Un dato no menor es que la encuesta Casen de 2011 reconoce la presencia de una población indígena de 1.369.563 personas, lo que representa el 8.1% de la población nacional. De esta cifra, tan sólo un 11.8% de la población indígena del país de entre 0 y 17 años habla o entiende su lengua. O sea, un poco más de más de 160 mil personas.

Son muchas las sorpresas que la región de Tarapacá prepara para un nuevo encuentro, con la responsabilidad de seguir engrandeciendo una instancia fundamental para la preservación de artes que no pueden ser olvidadas y que son una parte muy arraigada en el corazón de cuatro regiones que crecen de la mano de sus cultores.

El fundamento utilizado para aunar estos espacios territoriales en que han vivido ancestralmente las etnias indígenas, compartiendo algunos criterios como una alta densidad de población indígena, existencia de tierras de comunidades o individuos indígenas, homogeneidad ecológica, y dependencia de recursos naturales para el equilibrio de estos territorios.

19


› Experiencias regionales

Consejo de la Cultura de Atacama

Al rescate del sueño de la Plata María de los Ángeles Herrera, Periodista Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Región de Atacama

Desde 2011 el Consejo Regional de la Cultura y las Artes comienza a trabajar en el programa Sello Regional, iniciativa impulsada por la Sección de Coordinación Regional del CNCA, para implementar en las regiones alguna obra material o inmaterial que reflejasen y fuesen un testimonio de la gestión de cada Dirección Regional. En la Región de Atacama la actual gestión del Consejo de la Cultura ha estado marcada por la puesta en valor de la identidad local, mediante el rescate y difusión del rico patrimonio cultural e histórico del territorio. Por eso, el programa Sello Regional fue orientado en esta misma dirección. Para ello se idean y se comienzan a planificar dos ejes de acción ligados al Mineral de Chañarcillo, un ícono de la identidad local. Estos ejes apuntan a desarrollar iniciativas en los ámbitos de turismo cultural, formación de audiencias y educación a través del fortalecimiento curricular; lo que sin duda marca la pauta de este programa en una inédita gestión pública orientada al conocimiento y valoración del legado de El Mineral de Chañarcillo. Así comienza en la Región de Atacama el Programa Sello Regional “Al rescate del sueño de la plata”, mediante el cual se busca promover el rescate y difusión de la historia regional entre la comunidad atacameña —propósito

enmarcado en el legado del mineral de Chañarcillo— y así fortalecer la identidad cultural, el distintivo de la región, en la que los habitantes se vean representados y que se basa en la riqueza histórica y cultural de Atacama. Para lograr tal objetivo, el Consejo Regional de la Cultura y las Artes levanta y promueve dos importantes iniciativas enmarcadas en los ejes Educación y Turismo Cultural. Del primer eje destinado a la sensibilización de la significancia histórica y cultural del Mineral de Chañarcillo a través de la inserción de contenidos de Historia Regional en las aulas; y el otro eje orientado a generar una ruta patrimonial ligada al mineral para facilitar su conocimiento a través de atractivos de valor turístico de la ciudad que aporten información sobre la época de esplendor de la región gracias a los recursos obtenidos del mineral. En este contexto, emerge un trabajo multisectorial altamente relevante, que da cuenta de la voluntad y el compromiso de Gobierno con

20


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

les asociados al taller, como fue el caso de la visita guiada al Mineral de Chañarcillo. La Directora Regional del Consejo de la Cultura en Atacama, Jacqueline Chacón Díaz, señala que “La experiencia del Taller Piloto es sumamente significativa, pues se comprobó que los jóvenes están interesados en aprender sobre los orígenes y la historia de su región y ciudad, al mismo tiempo demostró que es posible integrar contenidos de historia regional sin que ello signifique un perjuicio a los otros contenidos curriculares”.

Locomotora La Copiapó

CULTURA MINERA Desde los primeros asentamientos humanos en lo que conocemos como Región de Atacama, existen vestigios que permiten afirmar que la actividad minera ha sido un elemento fundamental en la configuración de la cultura de este terruño. En un principio los primeros habitantes de este territorio aprendieron la explotación y labranza de minerales como el oro, la plata y el cobre, de los incas. Posterior a ello fueron los españoles de la conquista quienes intentaron incrementar la explotación minera a costa de los nativos. Así, poco a poco, se fueron realizando descubrimientos de importantes yacimientos y la actividad minera fue tomándose cada espacio en la vida de los habitantes del territorio y con ello la cultura minera fue arraigándose en la identidad local hasta el día de hoy. De los pirquineros pasamos a los operarios que realizan diferentes funciones en la industria minera emplazada en la región para extraer el mineral, pero el perfil del trabajador continúa siendo la misma, la de un hombre bonachón y esforzado.

el Patrimonio, logrando sumar a la máxima autoridad regional, así como a la Subdere, las Secretarias Regionales Ministeriales de Obras Públicas y Educación, la Dirección Regional de Sernatur, la Dirección de Arquitectura y la Dirección de Vialidad entre otros importantes organismos públicos que se han incorporado con fuerza a la tarea de relevar el gran significado histórico del mineral de Chañarcillo. EJE EDUCACIÓN En cuanto a la primera acción, cabe destacar que —en alianza con la Seremi de Educación— se realizó un trabajo piloto en el Liceo Comercial “Alejandro Rivera Díaz” de Copiapó, a partir de una propuesta pedagógica validada por el Comité Técnico de la iniciativa y que fue puesta en macha en el establecimiento con el acompañamiento de un asesor pedagógico y a través de un Taller de Patrimonio. Sobre el trabajo realizado en el Taller, Hans Donoso, alumno del establecimiento, destacó que “He aprendido bastante desde lo que fue el ingreso de los españoles a Chile por el valle de Copayapu, hasta la importancia del Mineral de Chañarcillo para todo el país”. Su compañero Miguel Berrios agregó que gracias al piloto “pude conocer lugares que no tenía idea que existían”, haciendo referencia a los recorridos patrimonia-

El éxito de este trabajo piloto quedó reflejado en una resolución emanada desde la Secretaría Regional Ministerial de Educación que oficializa el fortalecimiento curricular en enseñanza media con la incorporación de contenidos de Historia Regional en los segundos años medios de los establecimientos educacionales de Atacama. El Consejo Regional de la Cultura y las Artes valora este proceso como un logro que ahora debe expandirse, por ello este 2013 se han iniciado las acciones en coordinación con la autoridad local de Educación para desarrollar un piloto en enseñanza básica, específicamente en la escuela Luis Cruz Martínez de Copiapó. EJE TURISMO CULTURAL El segundo eje de acción del Programa Sello Regional corresponde el diseño y promoción de una Ruta Patrimonial asociada al Mineral de Chañarcillo y su legado que aún es posible apreciar en inmuebles de importante presencia que engalanan las comunas de Copiapó y Tierra Amarilla. El Diseño de la Ruta Patrimonial contempla como punto central el sitio de acceso al Mineral de Chañarcillo, ubicado en la carretera C-423 a escasa distancia de la Ruta 5 Norte, para difundir su legado a la comunidad atacameña y también a los turistas, que podrán encontrar en este circuito diversos sitios de interés y atractivo turístico que dan a conocer el Patrimonio Cultural e Histórico de la ciudad de Copiapó y de la Región. Esta iniciativa es trabajada en conjunto con la Dirección Regional de Sernatur para ejecutar

21


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

Sernageomin

la ruta patrimonial a través de financiamiento del FNDR. Cabe destacar que Sernatur es un aliado estratégico en la promoción del Turismo Cultural en la Región de Atacama.

HISTORIA MINERAL DE CHAÑARCILLO El 19 de mayo de 1832, Juan Godoy un joven arriero, hijo de Flora Normilla, descubrió el Mineral de Chañarcillo, el más rico yacimiento de plata que ha existido en la historia de Chile. Un descubrimiento que no está exento de varias curiosidades que han sido sustento de atractivas leyendas. Por ejemplo, se cuenta que Juan Godoy, cansado tras perseguir una manada de Guanacos se sentó bajo la sombra de un árbol para tomar aliento y reposar. En esos momentos de descanso se le acercó un zorro rojo, al cual el arriero le lanzó un peñasco para alejarlo, pero le extrañó el peso de esta piedra el zorro rojo al notar que Juan Godoy se daba cuenta de este hecho, había huido lanzando una simpática carcajada. Otra versión, la más aceptada señala que la madre de Juan Godoy sabía sobre la existencia y ubicación de este mineral, información que le habría revelado a su hijo antes de morir, con la expresa instrucción de hacer partícipe de este mineral a Miguel Gallo Vergara. Chañarcillo se encuentra a unos 45 kilómetros al sureste de Copiapó.

Respecto a este proyecto, el Director Regional de Sernatur, Daniel Díaz, señala que “la Región de Atacama tiene hitos turísticos importantes, tenemos el volcán activo más alto del mundo, un desierto florido único en su tipo, la segunda región con mayor biodiversidad en Chile y un rico patrimonio cultural que tiene como uno de sus principales referentes la mina de Chañarcillo y lo que significó para Atacama y el país. Por eso los esfuerzo conjuntos liderados por el Consejo de Cultura, nos permitirán hoy, darle valor a este atractivo para darlo a conocer al país y al mundo, en un contexto de aprendizaje y valoración de nuestro patrimonio” El Pre-Diseño de la Ruta Patrimonial contempla dos circuitos, uno urbano y otro rural. El primero se circunscribe a la ciudad de Copiapó y tiene ocho hitos o puntos de interés: la Asociación Minera de Copiapó (Asomico), antiguo Palacio Toro Lorca, Museo Mineralógico; Museo Regional, Casona de Sernageomin; Estatua de Juan Godoy, Estación de Ferrocarriles, la Locomotora “La Copiapó” y el Palacete Viña de Cristo. En tanto el circuito rural, que comparte el punto de partida con el circuito urbano (Asomico), contempla tres hitos nuevos: Un hito promocional en el camino de Acceso al Mineral de

Chañarcillo, la Hacienda e Iglesia de Nantoco y el Museo Minero de Tierra Amarilla. A través de los sitios presentados en el pre-diseño de la Ruta Patrimonial se espera dar cuenta de la bonanza vivida en la región gracias al Mineral de Chañarcillo, cuyos recursos además permitieron levantar una República quebrada. Es con este propósito que el hilo conductor de la ruta es justamente el Mineral, dando énfasis a los vestigios que ofrecen una impresión, por ejemplo, de la arquitectura de la época. Hoy los sitios enlistados para integrar la Ruta Patrimonial están bajo la administración de privados e instituciones públicas, todos actores que el Consejo Regional de la Cultura busca sumar a esta iniciativa para obtener las autorizaciones correspondientes que permitan a la Región de Atacama contar, en mediano plazo, con su primer circuito oficial de Turismo Cultural. Como complemento de la Ruta Patrimonial se creará material informativo —en variados soportes— sobre el legado del Mineral de Chañarcillo. Se propone contar, por ejemplo, con un banco de fotografías, material audiovisual que rescate testimonios que tengan un vínculo con el pueblo Juan Godoy, que se levantó cerca del Mineral, mapas y folletería informativa. Todo este trabajo no sólo apunta al rescate de la identidad local, su objetivo va más allá: se trata de dar un fuerte impulso y promoción al desarrollo del Turismo Cultural de la Región Atacama.

22


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

LEGADO DEL MINERAL DE CHAÑARCILO Asomico Casona en la que actualmente funciona la Asociación Minera de Copiapó (Asomico) es el ex Palacio Toro-Lorca, construido por el señor Santiago Toro Besoaín, industrial y minero de Atacama. Esta edificación es claro reflejo de la época de esplendor que vivió la ciudad de Copiapó durante el período de mayor auge del Mineral de Chañarcillo en el siglo XIX.

Museo Mineralógico El museo mineralógico de Copiapó es el más importante en su tipo en Chile y Sudamérica, además es uno de los más completos en el mundo. Cuenta con una muestra pura de plata que conserva las características originales del mineral extraído desde Chañarcillo, en esta muestra se encuentra el Rocicler de Plata, un extraño mineral sensible a la luz que se encuentra extinto en el mundo.

Museo Regional

Palacete Viña de Cristo

El museo regional fue inaugurado en 1973 y nueve años después fue trasladado hasta su ubicación actual, en la Casa de la Familia Matta, casona de estilo neoclásico que se erige en torno a un patio central y que fue construida a mediados del siglo XIX por encargo del acaudalado minero Felipe Santiago Matta Goyenechea. Fue declarada Monumento Nacional en 1979. El museo exhibe una valiosa colección de objetos representativos de la cultura minera de la región de Atacama y dentro de ella, diversos objetos propios de la época de esplendor del Mineral de Chañarcillo.

Casona Sernageomin Casona de estilo colonial construida alrededor de 1860 y restaurada en 1993, que se encuentra emplazada en la alameda Manuel Antonio Matta fue la antigua casa de los empleados de ferrocarriles.

Estatua de Juan Godoy Monumento que data de 1851 y que fue hecho en homenaje al arriero descubridor del Mineral de Chañarcillo Juan Godoy.

Estación de Ferrocarriles La estación fue construida en 1982 como consecuencia del rápido desarrollo económico que experimentaba la zona gracias a la riqueza del Mi-

neral de Chañarcillo y diversas minas de cobre. Su realizador fue el empresario norteamericano Guillermo Wheelwrigth, quien obtiene del gobierno la concesión necesaria. La construcción de la línea férrea y por supuesto la puesta en marcha de la locomotora “La Copiapó”, marcan una importante hito en la historia nacional, ya que esta sería la primera locomotora de Chile, una verdadera revolución en el transporte para esos tiempos.

Locomotora “La Copiapó” “La Copiapó” es la primera locomotora de Chile, una máquina a vapor construida por Norris Brother en Filadelfia en 1850 que recorrió el tramo Caldera - Copiapó entre 1851 y 1858. Hoy además ostenta el título de ser la locomotora más antigua todavía existente en Sudamérica. Fue declara Monumento Nacional en 1952.

Palacete Viña de Cristo Mansión construida en 1860 por encargo del empresario minero Apolinario Soto, dueño de la mina Tres Puntas, yacimiento que potencioóel desarrollo económico que venía dándose en Copiapó con la explotación del Mineral de Chañarcillo. En la actualidad este Monumento Histórico forma parte de la Sede Sur de la Universidad de Atacama.

Hacienda e Iglesia Nantoco La casa de la Hacienda y la Iglesia de Nantoco forman un conjunto arquitectónico rural de gran atractivo. En ambas construcciones destaca el pino oregón como material noble, lo cual refleja la riqueza de la época en que fueron erigidas, en pleno auge del Mineral de Chañarcillo. En 1860 Apolinio Soto, rico empresario minero compra la Hacienda Nantoco y encarga la construcción de la casa patronal y la Iglesia.

Museo Mineralógico de Tierra Amarilla Museo inaugurado el 2011 exhibe una atractiva muestra que dan a conocer aspectos como la geología, recursos mineros, desarrollo de la economía y la cultura, contribuyendo a la consolidación de la identidad regional que está marcada por la actividad minera. El inmueble está emplazado en la comuna de Tierra Amarilla, en el sitio conocido como “escorial” por ser antiguamente un botadero de escorial de la Fundición Inglesa, que llegó a la zona con la explotación del Mineral de Chañarcillo.

23


› Entrevista

Entrevista

Roberto Ampuero Ministro de Cultura Equipo BCR

Usted ha estado ligado a la cultura como escritor (creador), como embajador (gestión) y ahora como ministro. ¿Cómo avizora el rol del Estado en facilitar un desarrollo cultural que combine la creación, la gestión y el aparato público? El haber estado presente al otro lado de la moneda, como escritor, permitió darme cuenta del papel protagónico que cumple el Estado en el desarrollo cultural de una nación. Que un país tenga como una de sus prioridades la cultura, implica un compromiso de fondo, real y concreto, con los artistas, que no se limita sólo a entregarles financiamiento, sino que también a abrir un escenario propicio para el desarrollo de la cultura y las artes, lo que implica el cuidado y la creación de espacios y de audiencias. Esto lo hemos llevado a cabo a través de la construcción de centros culturales y teatros regionales a lo largo y ancho del país, los cuales recibirán contenidos por parte del programa Red Cultura, que promueve la cir-

culación de contenidos artísticos a través de los espacios culturales, además de incentivar la formación de audiencias y la circulación de artistas y sus creaciones. En el corto tiempo que lleva en Chile ¿Cómo analiza el desarrollo cultural en regiones, considerando que Chile adolece de un marcado centralismo? Creo que la pregunta, si bien considera un diagnóstico histórico real, no incluye el desarrollo regional cultural llevado a cabo en esta administración. Por ejemplo, hoy las direcciones regionales del Consejo operan con bastante autonomía. Otro elemento clave son los nuevos centros culturales regionales, que se construyen en todas las comunas con más de 50 mil habitantes. Cuando asumió este gobierno, estaban habilitados tres, durante esta gestión habrá, a su término alrededor de 35 estos funcionando, a los que por medio de la Red Cultura, se les está nutriendo de programación cultural

24


nº3 › Boletín Consejeros Regionales

y permitiendo la circulación de sus contenidos entre regiones. Además de estos programas, podemos considerar Tesoros Humanos Vivos, el Encuentro de Cultores Indígenas y el Sello Atacama, por nombrar solo algunas otras iniciativas tendientes a rescatar la cultura regional. Por último, mi decisión de ejercer mi cargo desde Valparaíso, responde también a un compromiso con todas las regiones de Chile, en el sentido de llevar la cultura a cada rincón del país. La cultura ha sido patrimonio de todos quienes vivimos en este país, no de un sector o una ideología en particular. La cultura es pluralista, transversal y diversa en su generación, circulación, distribución, goce y fomento. ¿Cómo visualiza la proyección de un futuro Ministerio de Cultura impactará en las orgánicas regionales y en el desarrollo de la cultura a nivel territorial? Precisamente, uno de los ejes principales del proyecto de Ministerio de Cultura que hoy se tramita en el Congreso es fortalecer la presencia regional, lo que se logrará a través de la creación de dos servicios: uno de Fomento a las Artes e Industrias, y otro para el Patrimonio, que estarán desconcentrados en todas las regiones, con un Seremi como autoridad local. Además, se aumentarán el número de integrantes de los Consejos Regionales de Cultura, con el fin de fortalecer su vinculación con los recursos regionales. ¿Cuál es el énfasis, la impronta, de su gestión como Ministro de Cultura en el lapso que le corresponderá ejercerlo? Mi idea, es aunar en cinco ejes mi plan de acción. El primero, es potenciar las regiones

y destacar e impulsar el carácter multicultural de nuestra sociedad; destacarlas y hacerlas sutentables. Aquí, destacan la elección de ejercer el liderazgo de la cartera desde su sede central en Valparaíso, la valorización de la esencia cultural regional a través de Red Cultura y el rescate de nuestra riqueza multicultural, a través de programas como Tesoros Humanos Vivos. El segundo eje corresponde al incentivo y protección de la lectura desde su génesis a sus destinatarios, donde enfatizaremos la defensa y difusión del derecho de autor y el estímulo a la lectura en la tercera edad, además del Plan de Fomento Lector. El tercer eje radica en acoger y apoyar a aquellos sectores con conflictos pendientes, como el teatro nacional, el debate con respecto al IVA al libro, y el énfasis en la responsabilidad cultural empresarial. El cuarto eje es la internacionalización, donde destacan la Sexta Cumbre Mundial de las Artes de IFACCA que se celebrará en enero del próximo año en nuestro país y el apoyo a los artistas que participen en las más importantes instancias internacionales, tales como festivales de cine, ferias del libro, bienales, entre otras. Finalmente, pero no menos importante: la implementación de la nueva ley de Donaciones Culturales, donde se incorporaron nuevas categorías de donantes, aumentaron los beneficiarios, se estableció una mejor fiscalización, aumentó el plazo para ejecutar los proyectos y posibilitar su comercialización en la medida que cumplan con las retribuciones culturales, que para cada tipo de proyectos se establecen en la ley.

25


Nº3

Agosto 2013

Boletín Consejeros Regionales www.cultura.gob.cl

Boletín consejeros regionales n3  

Boletín de los consejeros regionales de cultura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes número 3, agosto de 2013