Page 1

Apostando al menos favorito Los favoritos muchas veces no ganan y es difícil guiarse siempre de la regularidad de un equipo. En las apuestas deportivas, cuando queremos jugar favor de uno de los contendientes, aunque no parezca lo más rentable es elegir al equipo que no es favorito. Sucede que aunque gane menos veces, pensamos que el pago de cuando lo haga justifica nuestra inversión en él. Por ejemplo, en España a las victorias del Real Madrid o el Barcelona se suelen ofrecer cuotas de 1.25, mientras que la victoria de un equipo que pelea por no descender se ofrece a 8. Es cierto que estos dos equipos están por encima del resto y es menos arriesgado apostarles, pero a largo plazo animarse por un equipo modesto es una interesante propuesta. Si partimos de la posibilidad de un 20% de victoria para un equipo no favorito contra el Real Madid, entonces, habiéndole apostado al equipo modesto, solo deberíamos esperar a que en 5 enfrentamientos se produzca al menos 1 victoria para obtener ganancias. Es momento de aprovechar ya que muchas salas de apuestas ofrecen una cuota subestimada en relación a los equipos no favoritos. Estas apuestas apelando a las probabilidades permiten volvernos expertos en pronósticos acertados. Ello es consecuencia de todo un análisis estadístico que busca obtener la mayor seguridad posible con los resultados. Será muy fácil decidir apostar o no y ganar dinero con mucha fortuna. Sin embargo, pronosticar no es sencillo ya que debemos comprobar si nuestro cálculo de probabilidad con respecto a un partido está ajustado a la realidad o al amor a la camiseta. Es preferible no subestimar las informaciones que publican los medios deportivos. Apostar por el empate de equipos regionales con equipos favoritos que son visitantes puede ser un apuesta muy satisfactoria. En la Liga Española de Fútbol se registra 3.5 goles por partido con visitante de favorito, cumpliéndose esto en el 77.89% de casos. Esto se conoció gracias a un estudio y análisis estadístico en donde los resultados en su mayoría eran empates. El número de goles puede variar ya que hay ligas que son más goleadoras que otras. Apostar a un empate en este caso sería como apostarle a los que no son favoritos por la dificultad del rival. Significarán 3.5 goles con visitante de favorito, que apostaremos a que se marcaran goles totales menores a 3.5 si el equipo favorito está fuera de casa. Se sabe que esta estrategia es recomendable para ligas de fútbol del mundo donde no existe un promedio elevado de gol. Las webs especializadas le ayudarán con el análisis estadístico.


Apostando al menos favorito  

Los favoritos muchas veces no ganan y es difícil g...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you