Page 6

EN PORTADA

La fusión del huerto y el jardín Un huerto no tiene por qué estar disociado del jardín y funcionar como un mero lugar productivo ajeno a la belleza. El reciente fenómeno de los huertos urbanos evoluciona hacia su integración en el jardín en una fusión que saca partido del cromatismo y las texturas que ofrecen las hortalizas, verduras y árboles frutales. Estos huertos ornamentales sim-

P

rimero había que resolver la necesidad primaria de alimentarse. Luego, en algún momento de la evolución humana, alguien vería que esas pantas tan necesarias para la vida también podían cultivarse en compañía de otras meramente ornamentales para la contemplación y el disfrute de la

6 verdeesvida

pura belleza. Eva cogía un fruto comestible de un bello árbol de un jardín, el del Edén, según el relato bíblico, y en los jardines de Babilonia crecían palmeras datileras y frutales, según fuentes históricas. En España, el jardín de la mezquita de Córdoba, el más antiguo de Occidente, es un huerto de naranjos, y El Generalife, la almunia de los reyes

MMGI / BENNET SMITH

plemente reeditan en clave actual los orígenes mismos de la jardinería.

Vesvida78 - Primavera - Verano 2016  
Vesvida78 - Primavera - Verano 2016  
Advertisement