Page 53

CÓMO MICORRIZAR LOS ÁRBOLES DE TU JARDÍN

precauciones esenciales. En terrenos húmedos es importante impedir que el cuello de la raíz quede cubierto por la tierra para evitar el efecto nocivo del exceso de humedad. En los secos, por el contrario, es bueno excavar un alcorque para aprovechar mejor el agua de riego. Los árboles micorrizados necesitan riego una vez a la semana durante los periodos más cálidos del año. Muchos kilos de boletus al año

Los árboles jóvenes suelen tardar entre seis y diez años en producir setas. Ten en cuenta que se venden por lo general con uno a tres o cuatro años de vida. Si, en cambio, aplicas gel de micorrización en árboles adultos lo habitual es que solo tengas que esperar entre 18 y 36 meses para empezar a cosechar. En condiciones óptimas de tierra, plantación y mantenimiento, la producción de setas alrededor del tronco suele ser abundante. Una hectárea de castaño, por ejemplo, puede dar más de 200 kilogramos anuales de Boletus edulis, y además optimizar la cosecha de castañas hasta las cuatro toneladas por temporada. Y es que junto con la producción de setas, el fortalecimiento del árbol que implica la micorrización se traduce en un crecimiento más rápido y una mayor resistencia a las enfermedades y a los rigores del clima. Por lo tanto, aumenta su rendimiento en madera y frutos como piñones, bellotas o castañas. ✿

Puedes micorrizar con éxito árboles de dos a 25 años. A partir de esa edad también, pero la probabilidad de lograr la micorrización y obtener setas será menor. A cada tipo de seta le corresponde un gel específico de micorrización para aplicar en los árboles indicados (los mencionamos en el texto general). Con este producto se deben tratar las raíces superficiales. Para acceder a ellas es necesario levantar una capa de humus de 2-3 centímetros de profundidad y 20 centímetros cuadrados de superficie en cuatro lugares equidistantes alrededor del tronco. A continuación se aplica generosamente el gel —unos 125 mililitros por árbol— y se cubren de nuevo las raíces con el humus que se había retirado o sustrato nuevo si fuera necesario. Las épocas más adecuadas son la primavera y el otoño. Elige un día húmedo tras varias jornadas de lluvia. No labres ese terreno durante los dos años siguientes, y periódicamente elimina las malas hierbas que crezcan alrededor del tronco y bajo la copa.

✺ Agradecemos a Hifas da Terra su colaboración en este artículo.

53

Vesvida78 - Primavera - Verano 2016  
Vesvida78 - Primavera - Verano 2016  
Advertisement