Page 34

PLANTAS

Viburnos: de las flores a las bayas Un follaje siempre bonito, una larga floración blanca y decorativas bayas en otoño-invierno: a lo largo de todo el año los viburnos siempre tienen algo que aportar al jardín. Puedes utilizarlos en solitario, en setos libres o formando grupos con otros arbustos. Aquí tienes cuatro especies entre tantas otras que encontrarás en tu centro de jardinería.

HOJAS BRILLANTES Y FLORES FRAGANTES Viburnum odoratissimum Este viburno luce un follaje perenne de color verde profundo, formado por hojas coriáceas de 6-10 centímetros de largo llamativamente brillantes. Una vez establecido produce desde abril a junio una perfumada floración que atrae a las abejas y mariposas. Las cimas de florecillas polinizadas dan paso a pequeñas bayas. Las matas son erectas y armónicas, más abiertas en la variedad awabuki, la más habitual (la encontrarás como Viburnum lucidum). Aunque es nativo de Asia está bien adaptado a las distintas áreas climáticas de España. Los ejemplares desarrollan 1,50-3 metros de altura y 2-4 de extensión y crecen con bastante rapidez en las zonas no demasiado frías; se pueden podar tras la floración si hiciera falta. Vive al sol o en semisombra en cualquier tipo de suelo siempre que drene bien. Soporta la sequía y hasta -12º.

BOLAS DE NIEVE DE FLORES Viburnum opulus

34 verdeesvida

EL VIBURNO DE ESPAÑA Viburnum lantana o V. aragonense El norte y parte del centro y el este de la Península forman parte del hábitat originario de este viburno caducifolio que prefiere los suelos neutros o alcalinos pobres en nitrógeno, frescos o secos, y siempre bien drenados. De abril a mayo se llena de inflorescencias en forma de apretados ramilletes de florecillas blancas punteadas por las anteras amarillas de los estambres. Las flores son olorosas y dan paso a llamativas bayas no comestibles primero rojas y luego negras. Sus hojas son vellosas en el envés. Tolera hasta -23º (zonas 6-9) y la sequía una vez que ha arraigado. Vive mejor en semisombra y alcanza 2-3 metros de altura; el cultivar ‘Mohican’ es más bajo y compacto.

FOTOS: BADTHINGS; BITE YOUR BUM; TOMMY HAGA; ISTOCK

El Viburnum opulus resulta bello en las cuatro estaciones del año: emite flores blancas entre abril y junio, en otoño su follaje se vuelve anaranjado y púrpura antes de caer, y en invierno luce brillantes bayas rojas. Las inflorescencias en forma de esfera que lo han hecho tan apreciado son propias de los cultivares ‘Sterile’, ‘Roseum’ o ‘Snowball’, que no fructifican; en la especie tipo los corimbos son más planos. Las hojas tienen tres lóbulos con los márgenes dentados. Existen cultivares de follaje amarillo verdoso (‘Aureum’) y variegado. • Resistencia: Es muy rústico (-45º, zonas 2-10) y soporta la contaminación urbana y la sequía una vez establecido. Tiene su origen en Europa (es uno de los símbolos nacionales de Ucrania) y el norte de África. • Emplazamiento: Vive bien al sol, en semisombra y sombra. • Suelo: Lo prefiere fresco y rico, aunque se adapta a los sustratos pobres, medianamente calizos y arcillosos. La clave es un buen drenaje. • Usos: Las matas son erectas, muy ramificadas y redondeadas. Pueden alcanzar hasta cuatro metros de altura, y entre 1,50 y 2,50 metros en los cultivares ‘Compactum’, los más adecuados para cultivar en contenedores. Si fuera necesario se pueden podar inmediatamente después de la floración, aunque perderían la fructificación. • Plagas: Pueden afectarlo los pulgones y la araña roja. El escarabajo Pyrrhalta viburni (larvas y adultos) produce importantes daños en las hojas.

Vesvida78 - Primavera - Verano 2016  
Vesvida78 - Primavera - Verano 2016  
Advertisement