Page 1

Sueños Curiosa palabra, ¿verdad? Se dice que es un estado de reposo en el que se encuentra un animal o una persona que está durmiendo, pero también es una sucesión de imágenes que crea nuestro cerebro durante nuestra etapa de descanso. Los sueños nos muestran aquello que más deseamos y en ocasiones nos muestra lo que más tenemos. Nos hace ver un mundo distorsionado, un mundo donde todo es posible, nos trasportan a un lugar muy distinto al que nos encontramos al abrir los ojos, abandonamos los sueños para enfrentarnos al mundo real, un mundo lleno de prejuicios y complejos que nos obliga a seguir un modelo predefinido para convertirnos en su prototipo de “ciudadano ejemplar”. Esta sociedad del mundo real limita así las habilidades de las personas; a nadie le importa proteger el talento y el esfuerzo individual que no genere algún tipo de negocio. Curiosa es mi situación, me encuentro en medio de una clase escribiendo este breve texto, puedo ver al profesor explicar mientras gasta sus bromas de siempre, mientras los demás le escuchan atentamente, todos ellos también tienen sueños y proyectos de futuro que ansían lograr; nadie sabe qué les deparará el futuro, puede que algunos consigan alcanzar sus sueños y ser personas importantes en el mundo, o por el contrario tal vez no lo consigan y se limiten a formar parte de esta sociedad mientras sus nombres se pierden en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Aun así no hay que perder la esperanza, pues no hay nada más libre y agradable que soñar. Oswaldo Roca Fajardo, B1AC


Amar AMAR, ¿de verdad sabemos su significado? En cada lengua podemos ver cómo dicen amar, por ejemplo inglés: love; francés: amour; coreano: 사랑해 (sarang). Vale, está bien saber todo esto pero el termino amor hoy en día lo usamos como si no fuera nada. Según el diccionario es sentir amor por una persona o cosa, desear, apetecer, sentir cariño y pasión por alguien o algo. Bueno es saberlo, pero poner eso en práctica es más dificil, yo veo a críos diciendo “te amo” a amigos y desconocidos sin saber el peso que lleva esta palabra. Amar alguien o algo es dar todo lo que tienes y más, es preocuparte de sus necesidades y dejar las tuyos en las sombras, es intentar hacerles sonreír aunque esté mal o enfadado, es cuidarlo cuando lo necesita, es nunca dejarlo aunque te canses de luchar. Debemos amar lo que hacemos en este mundo y debemos encontrar a esa otra mitad del alma con la que pasar el resto de la vida. Siempre vas a encontrar retos que hay que superar para poder llegar a lo que amas. Como dijo Marilyn Monroe “Soy egoísta, impaciente y un poco insegura. Cometo errores, pierdo el control y a veces soy difícil de lidiar. Pero si no puedes lidiar conmigo en mi peor momento, definitivamente no me mereces en el mejor”, así es amar. Eso es amor de verdad y ese es el significado que todos debemos de aprender de la palabra AMAR. Danielle Sykes, B1AC


Helado La palabra helado contiene en sus seis letras el sonido de la dulzura y el calor. Nos simboliza de alguna forma una sonrisa llena de sabores, pues desde muy pequeños siempre hemos deseado que llegase el verano para poder refrescarnos con un buen helado mientras jugábamos con nuestros grandes amigos. En la juventud nos trae consigo el cálido y preciado tiempo de descanso que tanto añoramos durante el frío y largo invierno, ¿y a quién no le gusta un jugoso helado mientras estamos tumbados bajo el sol? El helado y su mundo lleno de color y sabor, todo un paraíso para nuestros sentidos, por su variedad de colores tan llamativos, sus tan apetecibles olores, y por supuesto esos fantásticos sabores que nos hacen disfrutar. Y es que nos encantan estos pequeños placeres de la vida, insignificantes pero tan importantes, como la hache que contiene la palabra, muda pero de gran valor. Como enmudecen las calles llenas de vida y fiesta al terminar el verano, y que tan tristes se quedan con la llegada del frío y la ida del hermoso calor. Nos queda la tristeza de no volver a tomar un helado hasta dentro de un año, pero la larga espera siempre merece la pena. Mª del Carmen Briones Ros, B1AH


Azucena Azucena... es una palabra que inspira tranquilidad, pureza, serenidad... además de que su olor es bastante agradable. En la antigüedad la azucena fue usada como planta medicinal, fue símbolo de la sexualidad femenina y fue representada en varios iconos religiosos como signo de la pureza. Pero dejando a un lado la historia de la azucena, quién no ha querido alguna vez sentarse en un jardín repleto de estas flores tan delicadas en una noche para meditar; puede que esta suposición sea muy precipitada, ya que realmente ese es mi deseo. Aunque sería agradable pensar que no soy la única en el mundo, seguro que existen millones de personas que piensan igual, personas que como yo ven en la azucena no solo una flor, sino algo que en los momentos más tristes te puede ofrecer tranquilidad. La flor de la azucena tiene algo que inspira sutileza en su blancura y elegancia, pero a la vez algo que le confiere fortaleza con esos pétalos que parecen cuchillos afilados y esos estambres que parece que te van a disparar en cualquier momento. Por eso yo opino que la azucena es la palabra más bonita que hay; aparte de que su sonido al pronunciarla es casi musical, su función en la historia ha sido espectacular bajo mi punto de vista. Solo me queda por decir... ¡LARGA VIDA A LA AZUCENA! Marta Sánchez León, B1AC


Creatividad Capacidad de creación, o también conocida como motor del mundo. La imaginación llega y se cuela entre el sonido dócil de la silaba final, haciendo así que todo aquello que parece inalcanzable e idílico cobre vida. Junto con la raíz aparece la magia propia de la palabra que incluye todo arte capaz de dar lugar a la fantasía. Tal y como la palabra lo expresa, invita a observar cosas nuevas y a experimentar de una manera libre y vanidosa, dejándonos la chispa que contiene en su colorido y risueño interior. A la misma vez nos llama a introducirnos en el corazón, el motor del mundo, a través del cual la creación es un camino a la liberación de deseos contenidos, de pasiones retenidas tales como la te concéntrica, que pretende huir del resto para expresarse independientemente y compartir su afán de vivir engendrando nuevas ideas capaces de mover el mundo con un solo instante de luz que nos lleve a cualquier otro lugar donde la felicidad tenga complexión humana y sea factible de alcanzar. Imaginemos por un segundo que nos introducimos en el gran universo de la creación, en el que todo es posible, incluso el soñar y el ser abrumado. Pilar García Marín, B1AC


Balón La palabra balón guarda en sus dos silabas lo que más le gusta a los niños independientemente del deporte. Simboliza lo que de pequeños más alegrías nos daba, verlo y jugar con él. Con el simple movimiento de darle una patada a mí por ejemplo se me iluminaban los ojos y me venían a la mente muchos sueños de triunfar en algo que tuviera que ver con ese objeto mágico. Por eso muchos de nosotros cuando somos pequeños no sentimos la necesidad de estudiar, solo queremos un balón. Por desgracia, al igual que su silaba tónica, que suena de golpe y termina la palabra como si de un fantástico remate se tratara, nos despertamos del sueño de golpe y se acaban las ilusiones y deseos que parecían reales en la infancia. Sin embargo, la palabra nunca pierde su magia como tampoco el ser humano pierde del todo la ilusión; cada vez que toco un balón y juego, con él me vienen los recuerdos y las alegrías que tenía cuando era solo un niño. Eddy Andrade, B1AH


Campo La palabra campo lleva impregnado el olor de la hierba fresca de una mañana de primavera, simboliza la belleza de las flores y la grandeza de los animales. La fuerza de su sílaba tónica hace referencia a la bondad y la fortaleza de las personas que trabajan la tierra. Expresa la libertad y la evasión del estrés de las ciudades y zonas pobladas. Es utilizada por grandes poetas para expresar sus sentimientos. Expresa la diversión tanto de niños como de mayores y una gran responsabilidad de cuidarlo y mantenerlo. Debería ser un privilegio el poder tenerlo tan cerca y aun así hay mucha gente que no lo valora como se merece. Es utilizado para todo y no es valorado en absoluto. Antes se vivía del campo y para el campo, pero conforme pasan los años se va deteriorando y cada vez más sin que nadie haga nada realmente efectivo por preservarlo. María Gómez Sánchez, B1AC


Chocolate Mmmm…chocolate, es un sustantivo de cuatro sílabas que no solo es una bebida, pasta hecha con cacao o el nombre coloquial del hachís, sino que también simboliza esos días lluviosos y fríos en los que un aroma dulce, pero sin llegar a ser empalagoso, inunda todos los rincones de una casa, la sensación de cosquilleo en las fosas nasales, la chispa desprendida por fuegos artificiales que choca contra el paladar al igual que las olas chocan contra las orillas del mar, la dulzura de la infancia, los recuerdos de momentos de consuelo, etc. El chocolate puede connotar todo lo anterior y mucho más dependiendo de cada persona, pero no siempre será algo positivo porque también podemos citar la otra cara de la moneda: el chocolate es excesivamente dulce y puede ser asociado con un placer de la vida demasiado bueno como antiguamente hacían los mayas al creer que era una bebida destinada únicamente a los dioses. A pesar de todo y dejando de lado las leyendas y opiniones de cada persona, podemos decir que a lo largo de la historia el chocolate, tanto bebida, palabra o símbolo, siempre dejará una pequeña huella fugaz e inolvidable al igual que ese sabor que empieza con una ch que estalla en pleno paladar. Alejandra García Alvís, B1AC


Dinero La palabra dinero contiene en sus tres silabas la capacidad de sacar sonrisas y también de sacar a medio país a las calles. Hoy en día el dinero es el principal instrumento para conseguir nuestros sueños, sin embargo últimamente este instrumento es más solicitado para conseguir trajes que sueños. Esta palabra llana es la base de la famosa frase “El dinero no da la felicidad” y por lo tanto el sonido tintineante de su tres silabas las hace capaces de lo mejor y de lo peor. Pensamos en la cantidad de cosas que podemos conseguir con él y nos empeñamos en rodearnos de cosas materiales que no nos hacen felices. La gente compra miles de tonterías que no necesita. Llegamos a la tienda con una lista de lo que vamos a comprar y salimos de allí con gran cantidad de artículos que no íbamos a comprar. Debería ser sinónimo de necesidad y no de despilfarro y mucho menos de avaricia y corrupción. Eso lo saben bien quienes en estos días no tienen casi ni para comer mientras observan con impotencia el mal uso que se hace de él. José Miguel Gracia Pérez, B1AC


Agua Agua, del latín, aqua. Pronúnciala. ¿No te llega esa sensación? Esa sensación de tranquilidad que transmiten sus dos vocales abiertas conjugadas con esa “u” cerrada. Sí, eso es lo que transmite: armonía, placer, serenidad. Al menos, para mí. Es curioso cómo cuatro letras pueden abarcar tanto; y con tanto, me refiero a cada uno de los aspectos que ella comprende. Ella, que puede ocupar una mínima gota o todo un océano. Ella, que nos ayuda a mantenernos con vida día a día. Ella, que nos despierta en las noches de tormenta. Ella, que ha hecho de mí, mitad agua mitad ser. Lo mío con ella es un sin vivir, ¡qué paradoja! Un “te tengo y no te aprecio”, un “¿dónde estás cuando te necesito?” y un “ni contigo ni sin ti”. Esa es mi agua, la que llena una piscina de 25m; la que me espera en el mar cada verano; la que sale a 38º del telefonillo de la ducha. Lo mío con ella es necesidad, necesidad de sentirme dentro de un líquido cristalino que refleja todo lo que soy. Cada una de mis células están hechas a ella, yo estoy hecha a ella; yo siento por ella una atracción fatal. Sofía Pérez Conesa, B1AC


Infinitesimal La primera vez que escuché la palabra “infinitesimal” fue cuando era un crio y veía la serie animada “Érase una vez… los inventores”. Como siempre, este tipo de series empieza con una canción y cerca del final de esta la voz de una mujer decía: “…y [los inventores] descubrieron un mundo infinitesimal a nuestro alrededor que ya podemos ver…”. Instantáneamente me llamó la atención esa palabra; infinitesimal, infinitesimal, ¿qué querrá decir? En una sola palabra coexisten dos conceptos la infinidad y lo pequeño. En un principio pueden parecer contradictorios, pero lo que quería expresar era el mundo infinitamente pequeño que está en todas partes. No solo es infinitamente pequeño sino que también es infinito en tamaño. Es un mundo invisible a nuestros ojos y que solo se puede acercar a nosotros a través de la tecnología, lleno de vida. Tanta vida como la que vemos en un bosque, puede haberla oculta en un charco. Y a este mundo tan grande le han dedicado la vida multitud de científicos, una legión de soldados de la verdad más numerosa que las íes que contiene esta palabra. Para mí esta palabra representa todo este mundo; el mundo de las bacterias, de las moléculas, de los átomos, etc. Y siempre según la ley de “así arriba como abajo”, el conocimiento de este mundo nos enseña cómo funciona la infinidad del universo. Todo eso y más significa esta palabra. Santiago Navarro Alcázar, B1AC


Error La palabra error guarda en sus silabas algo que nadie quiere que le pase. La equivocación en cualquier caso es algo malo, ya que nadie quiere equivocarse y a todo el mundo le gustaría hacerlo todo bien. Pero esto es algo imposible, no existe ninguna persona sin error a lo largo de su vida, y por eso me gusta esta palabra, porque todos los seres humanos pasamos por errores que nos marcan y que nos hacen no tropezar dos veces en la misma piedra. Con esto quiero decir que el error no solo es algo malo que hace que te sientas mal después de fallar un penalti por ejemplo o de equivocarte al decidir no estudiar para un examen, sino que también puede ser algo muy bueno. Si con cada error vamos solucionando esos pequeños defectos en nuestra vida, podremos llegar con mucho esfuerzo hasta casi la perfección, pues la perfección absoluta sería imposible en el ser humano. Con todo esto quiero hacer ver a la gente que si se equivocan alguna vez no deben hundirse, que levanten la cabeza porque no hay nada más humano que el error; y que piensen que eso no solo le ocurre a uno, sino que a todos nos puede ocurrir. Nunca agaches la cabeza por un error. Juan José López López, B1AH


Sentimientos ¿Qué son los sentimientos? Según la Real Academia Española son acciones y efectos de sentir o sentirse. Pero también se puede decir que son emociones o impulsos hacia lo sentido o imaginado como bueno o como malo. Responden a frases como: me gustaría, no tengo ganas, no la soporto, me cae bien… Hay multitud de sentimientos distintos pero el que primero se le viene a la cabeza a la gente es… claro, el amor. Para unos puede ser la mejor cosa del mundo pero a la vez puede causar mucho daño no solo emocional sino también psicológico. No solo está este básico sentimiento sino también su querido compañero el odio, ese sentimiento donde nada está bien, todo es un sufrimiento, solo mostramos nuestro lado agresivo y todo deriva del miedo a que no puede ser mejor. Aparte de estos dos sentimientos tan fuertes que experimentamos todos los días están la Tristeza, Dolor, Ira, Rabia, Fe, Rencor, Felicidad, Locura, Suspenso, Afecto, Superioridad, Culpabilidad, Envidia, Egoísmo, Venganza, Miedo, Lastima, Temor, Soberbia, Valentía, Pasión, Ansiedad y muchos más que están dentro de nosotros aunque no se muestren y son lo que nos hace a cada uno distinto. Pero en realidad, ¿sabemos qué son los sentimientos o solo sabemos lo que creemos que sentimos?, Hay que ver lo maravillosa que es nuestra mente y cómo nos hace pasar cada día de distinta manera solo por un llamado “sentimiento”. Gemma Louise Sykes, B1AC


Fénix Fénix es una palabra que transmite una sonoridad fuerte, muy clara, y que llama mucho la atención como algo fantasioso y solo alcanzable por los sueños. Es una metáfora que representa la fuerza y la superación de uno mismo. Esa fuerza se simboliza en las llamas del fénix, un fuego que todo lo purifica y una vez que arde entero su ser resurge de sus cenizas con más fuerza que nunca por muy fuerte que haya ardido, por muy fuerte que haya caído. Es una segunda oportunidad, solo concedida a quién lucha por ella incluso si eso implica arder y sacrificar todo su ser. Es algo fantasioso que está en nuestra cabeza y como esa fuerza y superación solo nosotros mismos podemos creer en ello. Su x y su acento en la é le dan toda su fuerza a la palabra que representa a este ser mitológico y sin ella no podría seguir hacia delante y perdería completamente la esperanza en una nueva vida, en una segunda oportunidad. Juan Luis Abril Vázquez B1AC


Máquina La palabra máquina guarda en sus tres sílabas varios significados diferentes entre sí. Según la enciclopedia Larousse máquina, del latín “machinam”, se define como aspecto o conjunto de aparatos capaces de efectuar cierto trabajo o de llevar a cabo cierta función, ya sea dirigida por un operador o bien de modo autónomo. Siempre he estado rodeado de muchísimas máquinas de todo tipo, máquinas eléctricas, de fuerza, de velocidad… En realidad, sin las máquinas la sociedad no sería lo que es ahora, ya que nos facilitan la vida en general. Por tanto, se podría decir que las máquinas simbolizan el avance de la vida en todos sus aspectos. Sin embargo, nunca te paras a pensar en la importancia de una simple palabra como lo es máquina, hasta que no te pones a reflexionar y te haces preguntas como: ¿Qué sería de nosotros sin las máquinas? ¿Cuál fue la primera máquina? ¿Qué máquinas se inventarán en el futuro? Y muchas más preguntas de este tipo. Esta palabra es usada también por la mayoría de las personas en su lenguaje coloquial; suele aparecer en expresiones como “Eres una máquina, tío”, “¡Vamos a toda máquina! Y en muchas más que se podrían mencionar. Al igual que su letra u que aparece justo en medio de la palabra y que a simple vista no parece muy importante pero sin la cual ya no sería esa palabra tan especial, un coche por ejemplo nunca podrá funcionar sin su parte principal, el motor (máquina). En conclusión, se podría decir que sin las máquinas “casi” nada de lo que hay a nuestro alrededor existiría. Ramón Lozano Manzano, B1AH


Libro La palabra libro simboliza la mentalidad de los más sabios y astutos de este planeta, quienes llenan su mente de ideas y opiniones que han dejado otras personas para crear las suyas y demostrar su verdadera inteligencia. Los libros te atrapan y no puedes salir de ellos hasta haberlos terminado completamente, no paras de leer y empieces a imaginar y reflexionar el posible desenlace del cuento. A veces el desenlace no es como esperabas y te sientes decepcionado, otras es exactamente lo que habías imaginado. Por eso muchas historias ofrecen varios desenlaces para que tú puedas escoger el que más te agrade, pues todo el mundo no tiene los mismos gustos ni la misma manera de pensar. Eso favorece al propio relato y a todos sus receptores. Por esta misma razón hay libros de todos los temas, desde los más trágicos a la más pura comedia. Leer un libro da casi la misma sensación que la de estar dormido en el agua, la de estar flotando en silencio metido en otro mundo. Como si de un ángel en la nieve se tratase, el perfil de sus páginas y el suave sonido que producen al pasarlas hacen que se muevan las alas blancas de tu imaginación. José Antonio Muñoz Navarro, B1AC


Vuelo La palabra vuelo se refiere a que una puerta se ha abierto ante nosotros. Siempre es emocionante coger un avión ya que no se sabe qué nos deparará al llegar a tierra de nuevo. Cada vez que escucho esas tres sílabas me acuerdo de esa sensación antes de tomar el avión y antes del aterrizaje. Un vuelo te puede transportar a otro país, a otro mundo… los aviones realmente acortan distancias. Coger un vuelo describe un cambio de dirección en nuestra rutina, tal como lo hace la letra V en esta palabra. Un vuelo se relaciona con un viaje y con todas las experiencias vividas en él. Entonces los recuerdos cobran importancia y añoras el lugar visitado, pero también te puede hacer darte cuenta de cómo es tu tierra y lo bien que vives en ella: hogar, dulce hogar. Esther Martínez Moreno, B1AC


Optimismo Siempre hay que ser positivo en la vida y afrontar las situaciones, por difíciles que sean, con una sonrisa. Consiste en ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable. Ser optimista es lo que te va a dar la fuerza suficiente para creer en ti mismo y no rendirte frente a las dificultades que nos presenta la vida, salir hacia delante intentando conseguir tus metas sin importar los resultados, evitando que caigas en depresión o en la más absoluta desesperación solo por creer que las cosas no van a estar a tu favor. El optimismo siempre hace que te sientas mejor y veas el lado bueno de esas cosas que hacen perder la confianza en uno mismo. A veces, ni siquiera hace falta decir que “Todo va a salir bien”, simplemente mirarte a un espejo y dedicarte una sonrisa hará que te sientas mejor y recobres esa energía que hace que sigas luchando día a día por lo que quieres. En mi caso, se me han presentado muchas dificultades y la mayoría de las veces he salido adelante solo con esta palabra, porque cuando algo sale mal, te ayuda a recordar las 523 cosas que salieron bien antes de esa.

Mónica Sánchez Sandoval, B1AC


Bola La palabra bola significa un cuerpo esférico de cualquier material. Esta palabra me representa mi infancia, ya que muchos años los he pasado al lado de una bola o pelota. Las dos vocales abiertas en las dos sílabas figuran algo que es redondo al igual de la forma en que hay que poner la boca al pronunciarla. La palabra bola siempre ha estado presente en mi vida, desde pequeñito ya que junto con mis amigos todas las tardes de todas las primaveras salíamos a jugar al parque al fútbol con una bola; refiriéndome a una pelota. Pasados los años al crecer, me decanté por una bola más pequeña, la de Balonmano y la sigo utilizando, por eso la palabra bola, ha estado toda mi vida saliendo de mis labios. Es una palabra de todas las generaciones y lo seguirá siendo, no desaparecerá nunca. Sergio Castillo Garre, B1AH


Sonrisa “Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe, sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo, pero su recuerdo, a veces, nunca se borra”. No hay nada mejor que una sonrisa para alegrarnos el día. Un gesto tan insignificante como es elevar las comisuras de los labios, puede cambiarnos el estado de ánimo. Es importante sonreír ante los problemas, y adoptar una actitud positiva ante estos por muy graves que parezcan, pues el poder de una sonrisa es inconmensurable, e incluso se ha demostrado que ayuda a superar enfermedades. También favorece las relaciones sociales y la complicidad, ya que no hay mejor forma de fomentar una relación que una sonrisa cómplice que exprese tu agradecimiento, felicidad... Como bien dice la frase, no cuesta nada esbozar una sonrisa, así que la próxima vez, sonríe. Te lo agradecerán. José Lucas Blaya Cánovas, B1AC


Perfección Perfección es una palabra que todos tenemos en mente siempre cuyo significado denota la ausencia de fallos, lo que conlleva la idealización, lo inmejorable, en una persona por ejemplo. Pero, ¿usamos correctamente esta palabra en nuestra vida día a día? Quizás sea lo que la mayoría de la gente hace, usarla habitualmente sin pararse a pensar si de verdad algo es perfecto o no. Pero está claro, esa palabra que proviene del latín perfectio, define en la vida de cada uno lo que le haría o hace alcanzar la completa felicidad, lo que ansiamos o necesitamos o lo que simplemente admiramos. Quizás no muchas personas nos hayamos parado a pensarlo, pero cada uno tiene una idea de perfección, perfección en sí o perfección imperfectamente perfecta, conocer los errores y fallos de una persona, sus pros y sus contras y a pesar de todo quererla tal y como es, sin cambios. Saber que una madre tiene sus enfados y regañinas hacia su hijo y a pesar de que esté siempre molestando simplemente quiere lo mejor para él y lo quiere más que a nada en este mundo, saber que es la mejor madre de todas simplemente por ser como ella es. Son pequeñas cosas que hacen de una palabra con tres sílabas y un sentido idealista, toda una religión. Ismael Zafra Corral, B1AC


Perro Este sustantivo me sugiere tantas cosas… Quizás la típica definición sería algo así como “mamífero carnívoro de la familia de los cánidos, de tamaño, forma y pelaje muy diversos”, pero yo añadiría “amigo fiel” puesto que se trata de un ser vivo que te ayuda, te hace compañía, te regala momentos de felicidad y, sobre todo, que es capaz de olvidar si le haces daño. Tal vez, para mucha gente, el hecho de tener un perro en casa sea sinónimo de fastidio al tener que madrugar para sacarlo a pasear, limpiar sus restos, gastar dinero para comprar su comida, para las vacunas del veterinario, etc.; pero no todo es ver el lado negativo porque, si se hace una comparación entre los aspectos positivos y los negativos, sin duda “vencerían” los primeros. La palabra perro es vulgarmente utilizada como insulto o como sinónimo de vago, cosa que no entiendo, ya que en muchísimos lugares se usa a los perros para realizar tareas humanitarias, un ejemplo bien conocido es el de los perros guía que ayudan a las personas invidentes. Para mí, esta palabra tan sencilla, compuesta por dos sílabas, cinco letras y sonoramente llana, me supone un sentimiento de dulzura y automáticamente aparece en mi mente una imagen tierna de este gran amigo. Porque no importa si es grande, pequeño, de pelo largo o corto, gris, marrón o negro, de una raza u otra… Simplemente opino que todos y cada uno de ellos son capaces de ayudar al hombre, perdonarlo y hacerlo feliz de un modo u otro. Cristina López-Alemán Ruiz, B1AH


Caballo Esta palabra con tan solo tres sílabas tiene varios significados, pero el más importante es: Equus ferus caballus, un mamífero perisodáctilo domesticado de la familia de los équidos. Es un herbívoro solípedo de gran porte, cuello largo y arqueado, poblado por largas crines. La palabra caballo proviene del latín de la palabra “caballus”, que era como los romanos llamaban a los caballos usados para el trabajo, monta y caballo de guerra. Este mamífero posee una fuerza increíble y una morfología robusta, pero un simple cólico puede acabar con ellos. Son seis veces más fuertes y poseen más inteligencia que el hombre, pero también son más débiles. En los cuentos infantiles, todo príncipe o caballero iba montado en su caballo a esperar a su amada, por lo que estamos en contacto con ellos desde nuestra infancia, imaginándonos a ese príncipe que venga en busca de nuestra princesita interior en su caballo o unicornio y nos encamine hacia el lugar del nunca jamás, hacia la libertad. En la infancia, a todo niño nos gustaba subirnos a un caballo a pesar de que le tuviéramos miedo; ahora, ese sentimiento de miedo en mí se ha convertido en admiración al caballo, en una necesidad de conocerlos a la perfección. A la vez que nombramos la belleza, fuerza y nobleza, también debemos nombrar la palabra respeto, ya que un simple fallo provocaría la rebeldía del animal. Se suele decir que los caballos se domestican muy fácilmente, se piensa que domar a un caballo es una tarea sencilla, pero debemos saber que estamos tratando con un animal que nos supera en altura, peso y fuerza. Sin embargo, a la vez contamos con su nobleza, característica de este maravilloso animal. Carmen Albaladejo Romero, B1AC


Reencarnación ¿Qué es la reencarnación?, según la definición técnica de la Rae, significa hecho de volver a tomar forma material en espíritu; pero, ¿qué se entiende por esto?, ¿un espíritu del mas allá proveniente de otro cuerpo que yace sin vida, y se posa sobre una nueva vida? Para mí tiene otro significado muy peculiar y a la vez escalofriante, sí, he dicho bien, escalofriante; para mí la reencarnación significa una esencia en el ser humano que vuelve una y otra vez a un soporte material (el cuerpo), es decir, un alma que se halla en el interior del cuerpo única, pero que al no poder hospedarse más en este acogedor cuerpo se evapora, se marcha, se esfuma se va y se deposita en un nuevo cuerpo recién nacido. Pero esta nunca sabrá qué ha sido en otra vida; hay gente que dice, incluso llega a sentir, que parece que en un pasado era otra persona, quizás alguien importante, o quizás una simple lombriz. Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que pasa, pero lo que sabemos es que la reencarnación podría ser una realidad. Decimos que los fantasmas no existen; pero, ¿y la sensación que sientes al hablar de un difunto, esa sensación de frio y soledad que sentiste durante el instante que pronunciaste su nombre. ¿Existen los fantasmas?, ¿existe la reencarnación?, hay tantas preguntas acerca de muchas cosas que nos rodean. Mucho me temo que nunca tendremos respuesta para ellas. Yo prefiero pensar en que la reencarnación es el simple hecho de que en un pasado fuiste otra forma material, bien animal, persona, planta, o incluso extraterrestre, ¿pero quién habrás podido ser?, ¿y si esa persona tenía el mismo carácter que tú?.. Sorprendente y a la vez escalofriante. Gabriel Chicano Martínez, B1AH


Música Música. Una de las cosas más importantes de mi vida, aunque se podría decir que es la única puesto que las demás están relacionadas con ella. Gracias a la música me he encontrado a mí mismo, llevo dos años tocando la guitarra, violín y bajo, y me paro a pensar en lo que hacía antes para no estallar, para relajarme o para entretenerme. El escucharla o el hacerla es una de las cosas más bonitas y más influyentes que me ha podido pasar en la vida. Mucha gente la ve como algo inservible, yo respeto su opinión pero estoy seguro de que si no les gusta es porque la han escuchado con las orejas y no con el corazón. El estilo de música que escucho es considerado por muchos como ruido, pero prefiero esto mil veces al pop, Justin Bieber o el reggaeton (o como se escriba). El primer grupo que escuche fue Mago de Oz, el cual me influyó a la hora de introducirme en el mundo de la música pero mas concretamente en el violín y la música celta/metal. Posteriormente me vi influenciado por un grupo de punk/rock/pop llamado Green Day. Estos me llevaron al mundo de la guitarra y me trajeron las ganas de componer y de hacer un grupo. Cumplidos mis dos anteriores deseos, me introduje aun más en el mundillo de la mano de grupos como System Of A Down, Pierce The Veil, Avenged Sevenfold y Pantera. Gracias a los anteriores dejé un poco a mi anterior grupo de música y en estos momentos me encuentro en uno tocando el bajo. Creo que queda patente con esta redacción por qué “música” es la palabra que más cosas positivas connota para mí. Javier Ortuño Mercader, B1AC


Verano Tres sílabas que de solo pronunciarse evocan tantos sentimientos y recuerdos. ¿Cómo este conjunto de sonidos puede causar tal felicidad? El verano es la mejor estación de año, es ese momento en el que viajamos, disfrutamos del mar o la montaña, practicamos deporte, todo esto con la grata compañía de nuestros amigos. Es esa etapa en la que tenemos tiempo libre, al menos en nuestra vida como estudiantes. Nos pasamos todo el año añorándolo, contando los días que faltan para que llegue, es nuestro consuelo en los peores momentos, cuando estamos atormentados con los exámenes no hay frase más motivadora que: ¡ya queda menos para el verano! En fin la palabra verano incluye en sí misma tantas palabras: días largos, noches intensas, música, alegría, amigos, familia, playa, bicicleta, patines, bikini, chanclas, helado, sol, noches de cine en casa de algún amigo, fiesta, piscina, tardes enteras sumergida en una novela sin obligaciones ni horarios, tiempo de flores, tardes de abanicos, sentimientos a flor de piel, calidez…. Daniela Barroso Morales, B1AC


Cohete La palabra cohete guarda en sus tres sílabas el sonido directo y franco de la infancia. Simboliza la inocencia de quien pretende surcar los cielos en busca de otro espacio, inundarlo del colorido que hace estallar la magia de la pólvora. Encendida la mecha, con rápido movimiento atrapa nuestro más allá más cercano y nos devuelve la extraordinaria expectativa de la altura, el espejismo de que allí donde suena su estampido es posible otro mundo, otra vida mejor. Por eso en los cuentos a menudo el héroe viene montado en su cohete, viene propulsado por un artefacto que el ser humano ha diseñado según aquel raso modelo a la medida de su realidad y de su imaginación desde un mundo maravilloso donde sólo habitan los iniciados en otra desconocida y esperanzadora forma de existir. Al igual que su hache intercalada, la línea que su estela dibuja en el cielo separa como a dos vocales en hiato el ser verdadero de las cosas y el sueño de su ilusión. Y del mismo modo, cada vez que se lanza un cohete mantenemos como niños la esperanza de que al menos por una vez enmudezca esta disociación.


Tenía yo 7 años cuando, fascinada ante ese gran libro, decidí abrirlo y empezar a leerlo. Me pasaba horas y horas delante de aquel voluminoso libro de tapa gruesa. No había cosa que más me gustara y lo leí palabra por palabra (más o menos…) hasta que llegué a una en especial, su definición citaba algo de un rodeo de palabras. Mi mente, rebosante de preguntas, hizo un hueco para esa definición y decidí aprendérmela de forma que, una vez que se diera el contexto adecuado pudiera utilizarla correctamente. Aunque sé que no habrá otro como mi “tocho de páginas verde”, he de reconocer que el diccionario virtual de la R.A.E. ocupa el primer puesto en mi lista de favoritos del buscador de Internet. Han pasado ya diez años desde que abrí un diccionario por primera vez, y aún recuerdo la ilusión al leer aquellas brisas que jugaban entre las hojas, que no eran más que grandes palabras custodiadas bajo la ingenua mirada de una pequeña niña.

Belén Galindo Baños, B1AC

El otro lado de las palabras: connotaciones  

El otro lado de las palabras: connotaciones. Alumnos de 1º de Bachillerato.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you