Page 1

Cuenta la leyenda… Cuenta la leyenda… El origen del IES Mar Menor Alumnos de 1º de ESO


La leyenda del IES Mar Menor Cuenta una historia aterradora que os voy a contar ahora. Es la leyenda del IES Mar Menor que por lo visto es de terror. Hace muchos años atrás en el tiempo el instituto no existía, pues había un templo. En ese templo se decía que habían visto a un hombre lobo de día. Ese hombre estaba aullando, para advertir de la noche de luna llena en el cielo brillando. Los hombres que lo vieron lo describieron así: una nariz mirando al cielo, un cuello peludo que parecía terciopelo, unas garras aterradoras, que agitaba a todas horas, una cola larga que no llegaba al suelo, y las uñas de los pies tan afiladas como las de los dedos. Esos hombres fueron a pedir socorro a la playa y vieron a una sirena peinando su preciosa melena castaña. Extrañados pero desesperados, fueron a pedirle ayuda con halagos.

La sirena les dijo “Por supuesto, pero con una condición”, le tenían que regalar un cesto, ese cesto debía ser de oro con flores para guardar sus conchas de colores. Los hombres dijeron que conseguirían el cesto un día de estos. La sirena atrajo al hombre lobo con sus cantos y el hombre lobo hechizado vino aullando. Los hombres no cumplieron su promesa, y cogieron a la sirena indefensa. Esa sirena echó un hechizo, que de ningún modo se rompería, ¡cómo lo hizo! Los hombres desesperados fueron a buscar un remedio pronto, y se encontraron con un duende llamado Otto. Ese duende les dio la solución, que era quitar el templo y poner un instituto en ese sitio (una equivocación). Esos hombres así lo hicieron y orgullosos de su trabajo y de haber roto el hechizo, lo llamaron IES MAR MENOR en honor a la sirena que lo hizo. Valeria Mazur, 1º BX


Orígenes del I.E.S Mar Menor La creación del instituto fue muy sencilla, aunque, al a vez, interesante. Bueno… para empezar hay dos “versiones” por así decirlo. La primera (y más sencilla) afirmaba que unos obreros, paso a paso construyeron el ahora instituto I.E.S Mar Menor… ¿original? No, pero es bastante creíble y… ¡aburrida! Para qué negarlo. La segunda ya es más divertida, pero un tanto rara. Corría el año 1876, en un pequeño pueblo llamado “Ningún Sitio” vivían unos individuos llamados ``El grupo SS´´ (el grupo súper secreto). Estaba liderado por un hombre de aspecto tenebroso pero se decía que era sabio y en el fondo, buena gente. El grupo se dedicaba especialmente a filosofar por ahí y por allá. Criticaba y desmerecía las fórmulas más famosas, los estudios mejor hechos. El grupo era bastante conocido en el pueblo por sus revelaciones ante cómo se planteaba la vida por aquel entonces. Decían disparates como que teníamos que luchar por nuestros intereses, que no podíamos resignarnos, que teníamos que ver la vida con otros ojos, con los ojos de la verdad, de la justicia y de la honorabilidad. Algo que, por aquel entonces era una estupidez absoluta, una infamia. El grupo SS era emprendedor, pero pobre. Ellos querían hacer algo pequeño pero a la vez grande, para impresionar a la gente y demostrarle que se puede hacer mucho con poca cosa, que tenían que cambiar de mentalidad, ¡querían hacer algo por lo que luchar día a día! Así que iniciaron un proyecto: la construcción de un colegio. En el pueblo no había ninguno, ya que, al igual que ellos, no tenían dinero. Trabajaron de sol a sol, sin decir nada, concentrados en su labor. Y, os podría contar más sobre aquel maravilloso equipo, aparte de lo que podéis imaginar; construyeron el I.E.S Mar Menor. Quizá haya miles y miles de historias sobre el origen del instituto, pero yo me quedo con esta, con la mía. Aida Imrani Ruiz 1ºBx


El origen del instituto Mar Menor En aquellos tiempos en los que en un gran mar había varios barcos piratas, había una pequeña niña de 8 años llamada Titania que era la hija del capitán de uno de los ellos. Los barcos piratas estaban teniendo combates por querer adueñarse del mar, siempre estaban combatiendo por quedarse con el mar. Una vez, por equivocación, Titania estaba fuera del camarote en medio de un combate. Ella no lo sabía, su padre no se hizo cargo de avisar a su hija y ella confiada no estaba dentro del camarote. La niña murió, su padre estaba muy arrepentido y con todo su valor siguió para adelante y consiguió ganar el combate. A raíz de esto su padre compró tierras cercanas al mar y construyó un instituto al que llamó ``Titanic´´ para que su hija fuese recordada para siempre y para que todo el mundo conociera esa historia. Pasó el tiempo y ese gran mar bajó mucho de nivel, por lo que hubo que cambiarle el nombre por el que había sido llamado siempre. Desde entonces la gente empezó a llamarlo “Mar Menor”, ya que era pequeño. El instituto conocido como Titanic también fue cambiado de nombre y ahora lo llaman “Mar Menor”, pero siempre quedará el recuerdo de Titania, la hija del pirata en cuyo honor se le puso el nombre a un instituto y eso siempre quedará como una leyenda. Beatriz López Cano, 1º BX


LA APARICIÓN DEL INSTITUTO MAR MENOR La leyenda cuenta que la aparición del MAR MENOR fue una obra estupenda, realizada por una familia maravillosa para

Beverly Sigcho Carpio, 1º BX

que los jóvenes estudiaran. Antes no existía el MAR MENOR, en vez de eso había una mansión muy grande en la que vivía una familia. Aquella familia era muy bondadosa, ayudaba a las personas más necesitadas. Lo que más le gustaba a la familia era el mar. Un buen día a la familia se le ocurrió una gran idea: decidieron derribar su mansión para crear un instituto, ya que no había ninguno en aquella zona. Así ellos se iban a vivir a ese lugar que les encantaba, se fueron a vivir cerca del mar, y también dejaban un instituto para que muchos jóvenes progresaran y se interesaran por el estudio. Como no era muy grande, a aquel instituto lo llamaron MAR MENOR en honor a aquella familia a la que le gustaba tanto el mar. Y también porque cuando llueve mucho el instituto parece un barco flotando en medio del mar.


I.E.S. MAR MENOR Hace muchísimo tiempo, aquí en San Javier, donde está ahora nuestro instituto había un mar. Bueno, un mar solo no; era como un océano. Y en este océano vivían todas las criaturas marinas y en el fondo había un precioso castillo hecho de corales, conchas y otros materiales del mar. En este castillo vivía El Rey Tritón con su bellísima hija Ariel. Eran muy felices en ese sitio porque tenían un montón de amigos. Pero un temido día llegó algo que no esperarían nunca… ¡LA RAZA HUMANA! Invadieron absolutamente todo y su océano fue desapareciendo poco a poco hasta convertirse en un pequeño mar salado. Y en ese mar entró por primera vez un niño llamado Alex. Al ver a todas las criaturas marinas se volvió loco de contento, pero a Tritón no le gustó nada. Cuando Alex llegó al castillo (que todavía existía a pesar de lo que había pasado) todas las sirenas huyeron de él porque nunca habían visto nada igual. Así que Tritón echó un maleficio a toda la Tierra. Como ese niño había asustado a toda su raza decidió ponerle un castigo: ¡EL INSTITUTO!, en el que tendrían que estudiar él y todos los demás niños por haber asustado al mundo submarino. Y así fue como todos sus ayudantes construyeron el I.E.S Mar Menor como castigo. Y hoy estamos todos en él; y si no hubiera sido por Tritón, ahora no sabríamos nada y no tendríamos profesores que nos ayudaran. Blanca Álvarez Caballero 1ºBx


La leyenda del I.E.S Mar menor Cuenta la leyenda que un día de tormenta cayó un rayo al lado de una tumba, en esta se encontraban los restos del famoso barco “TITANIC”. Al lado de este también estaban los restos de unos obreros, que al despertar de la tumba, reconstruyeron lo que hoy conocemos como el I.E.S. Mar Menor. Pero aquí no acaba la leyenda, también se cuenta que los días de tormenta se oyen las voces de socorro de los que murieron en este barco. Carmen García Fernández 1ºBx


IES MAR MENOR La leyenda cuenta que el origen del instituto del Mar Menor fue por deseo de Rancio, un héroe que llegó de Inglaterra a San Javier porque el pueblo necesitaba un instituto para los niños que ya habían pasado el colegio. Se dice que Rancio construyó este instituto en una rambla por un motivo: que cada vez que lloviera los niños se acordaran de él cuando se mojaran. Rancio le puso ese nombre al instituto porque le encantaba el mar. Pasó a ser un héroe tanto de Inglaterra como de España. Delia Sánchez Jiménez 1ºBx


El origen del IES Mar Menor Cuenta la leyenda que el IES Mar Menor nació de las aguas. Antes del Cataclismo, había un gran mar, el Mar Oscuro, y todo estaba cubierto por agua. Pero un día la Tierra se abrió y toda el agua desapareció y de repente salió de la nada un gran edificio con forma de barco. Podía ser el gran barco hundido el Titanic, que desapareció misteriosamente y de ahí su nombre. Había desde sirenas hasta grandes monstruos marinos y había un gran ser que tenía cuerpo de serpiente y cabeza de dragón, era Leviatán, que se había cansado de vivir en las aguas y con su poderosa cola abrió el abismo por donde se fue todo el mar.

J. Enrique Pino Moreno 1ºBx


LEYENDA DEL IES MAR MENOR Había una vez hace muchos años en el pueblo de San Javier un lugar lleno de árboles grandes y muchos arbustos, era un lugar oscuro pues los árboles no dejaban pasar el sol. Estaba un poco alejado del pueblo, y los padres no dejaban a sus hijos ir a jugar allí, porque decían que estaba

encantado. Las noches de luna llena, se veían sombras entre los árboles, y los más antiguos decían que se

veía a una joven con el pelo largo, y una túnica blanca, que emitía un canto que decía: ven, ven, veeen... Y contaban que más de una vez alguien había desaparecido.

Estamos en el año 2012 y Marta va al instituto Mar Menor, va a clase por la noche todos los días. Un día, antes de la última clase, quiere ir al aseo. Se va sola, llega

arriba y entra en el aseo. Cuando va a salir, no puede abrir la puerta y empieza a llamar a gritos a alguien; nadie viene, su móvil no tiene cobertura, así pasa mucho pasando el tiempo

tiempo, se apagan las luces y oye irse a los últimos alumnos, está muerta de miedo. Va hasta que se queda durmiendo, y de repente se despierta y oye un canto: ven, ven,

veeen... La puerta del aseo se abre y una joven la está llamando, la sigue por los pasillos del instituto, no tiene miedo, y la lleva hasta la puerta de salida. Y sale corriendo hacia su casa. Cuando llega sus padres la estaban buscando. Les

cuenta lo que le ha ocurrido, y entonces su abuela le cuenta la leyenda del antiguo bosque. Y es que el Instituto está hecho en esa tierra encantada, donde nadie iba por miedo a los fantasmas. Así que el instituto por las noches siempre está guardado por alguien que pasea por sus pasillos…

Eva Pérez Escudero, 1ºBx


LEYENDA DEL I.E.S MAR MENOR Hace mucho tiempo, en San Javier había un edificio abandonado que era un instituto abandonado. Se llamaba I.E.S Mar Menor y llevaba ya por lo menos 25 años desahuciado y mandaron a la guardia civil para investigar el sitio. Necesitaban limpiarlo, renovarlo y cambiarlo todo. Y entonces vino Superman para ayudar a hacerlo todo; pero había unos seres extraños a los que no les gustaba estudiar y Superman luchó contra ellos, ganó y abrieron el instituto de nuevo. FIN

Fernando Hernández Fernández 1ºBx


EL ORIGEN DEL IES MAR MENOR Hace mucho tiempo había un instituto bajo el mar llamado I.E.S. MAR MENOR. Para poder llegar al instituto había que tirarse por una especie de tobogán gigante y para volver a casa había que subir 10.895 escalones. Con el paso del tiempo un volcán que había debajo del instituto entró en erupción, haciendo subir el instituto a la superficie y que los niños que allí estudiaban, así como los profesores, no tuvieran que bajar por el tobogán ni tampoco subir los 10.895 escalones. Cuando esto ocurrió empezó a hacer calor durante todo el año evaporándose gran cantidad de agua y haciendo que el MAR MENOR se secara. A los veinticinco años de estar el instituto inmóvil, empezó a llover durante tres meses seguidos, por lo que se llenó el MAR MENOR de nuevo, trayendo un clima muy agradable y unos parques llenos de árboles. Así que el instituto empezó a funcionar de nuevo llenándose de niños cada curso hasta el día de hoy. Henoc Vera Vicente 1ºBx


Cuenta la leyenda que... Marius Minur partió hacia nuevo mundo desde una pequeña isla en el Mar Mediterráneo. Al llegar a la zona de Hispania decidió parar en busca de víveres para la travesía. De repente se desencadenó una terrible tempestad. Un rayo golpeó la punta del mástil y lo hizo caer en dirección al timón, donde el Capitán Marius Minur estaba. El barco naufragó y toda la tripulación perdió la vida. Pasó el tiempo, hubo guerras, diluvios, sequías, inundaciones... El barco quedó sepultado bajo la arena. Con el paso del tiempo el agua del mar retrocedió, dejando al barco enterrado muy lejos de la costa. Hace unos años... Cuando empezaron las excavaciones para construir los cimientos del nuevo instituto de San Javier, encontraron los restos de un barco. Extrañados y a la vez alarmados por este hallazgo, decidieron llamar a las autoridades. Dos días después, llagaron el alcalde y la policía. Pero cuando se asomaron para ver el barco allí no había nada, simplemente un gran hueco en la tierra en el que podía adivinarse la forma de un navío. Por eso, al construir el instituto, le dieron forma de barco y lo llamaron Mar Menor en recuerdo del Capitán Marius Minur. Desde la inauguración de este centro, en el Salón de Actos huele a marea baja y, por más que lo limpian, no consiguen quitar ese olor. Además, en los días de viento, si escuchas atentamente puedes oír una voz de ultratumba que parece decir: “¡Hizad las velas!”

FIN Houman Darío Rezakhanlou Alarte 1ºBx


La leyenda del Titanic Cuenta la leyenda que en un pequeño pueblo de España, en Murcia, San Javier, hay un instituto que al parecer dicen que su origen y su historia son sorprendentes Por las calles de ese pueblo la gente más antigua, entrada ya en la vejez, dice que hace ya mucho tiempo, unos piratas muy malvados intentaron asaltar este mar para poder entrar en España y conquistar nuestro preciado país. Pero gracias a nuestros valientes habitantes pudimos luchar. Fue una gran lucha, ya que se medían los piratas más malvados del mundo contra un pequeño pueblo que lo único que quería conseguir era mantener a salvo sus hogares. La pelea se produjo en el mar y gracias a una gran ola que produjo el movimiento de barcos, las barcas del pueblo pudieron vencer, ya que esta rompió el gran barco que tenían los piratas. Con todos los tipos de materiales maderas, metales etc. que encontraron en el barco pudieron hacer un gran instituto para poder embarcar a todos los pasajeros o alumnos que pudieran entrar. Por esta razón este fabuloso instituto lleno de grandes amigos, compañeros y profesores es un gran instituto llamado IES MAR MENOR, apodado el “TITANIC” por la forma que tiene ya que, según la leyenda, el barco enemigo tenía una forma muy parecida. Ignacio Castellanos Moreno 1ºBx


Un barco sin rumbo Cuenta la leyenda, que en un tiempo remoto, una tripulación de 28 marineros embarcó en la carabela Mar Menor; partieron de la costa del Mediterráneo, un 20 de enero de 1409. Estando en alta mar les sorprendió una enorme tormenta que duró una semana. La tripulación, desorientada, buscó tierra sin rumbo durante tres días. La desesperación les llevó a pensar que esa tormenta había hundido los continentes, y cuando creían haber perdido todo, vieron tierra. Se acercaron rápidamente y desembarcaron, el barco quedó varado en lo que entonces era una isla, San Javier. Cientos de años después, un sabio ordenó reconstruir el barco e hizo de él un instituto, el “I.E.S. Mar Menor”. Isabel Samper Escudero 1ºBx


IES Mar Menor Un barco naufragó en el Mar Menor, pasado un siglo un mago se lo encontró y la llevó a una rambla para que cuando hubiera inundaciones volviera al agua. Pasados diez siglos, un constructor y su dragón “Draken” convirtieron el barco en un instituto llamado I.E.S Mar Menor. Jesús Ángel Ruiz Martínez 1ºBx


Leyenda del IES Mar Menor Esta leyenda trata sobre un hombre llamado Luis. Luis tuvo que luchar con dragones y fantasmas para poder sobrevivir. Pero su mayor enemigo fue el cíclope Fred. Un día, Luis fue a comprar comida, por el camino, se encontró a su amigo Fernando, Fernando le dijo que había un monstruo con un solo ojo sembrando el pánico por el pueblo. Luis fue corriendo a salvar a las personas, pero llegó tarde, el pueblo estaba destrozado, las huellas que dejaba Fred eran gigantes, por lo que no fue muy difícil encontrarle. Luis fue a la gran ciudad a comprar una espada y un escudo que le pudieran ayudar en la batalla contra el gran cíclope. Le costó muy caro, pero pensó que Fred podría tener escondido un gran tesoro en su cueva, Luis se dirigió a la montaña para luchar contra Fred, la casa del cíclope era gigante, Luis era como una hormiga comparado con Fred, pero Luis era famoso por su valentía. Se adentró en la casa del gigante, Fred estaba durmiendo, Luis le clavaba la espada una y otra vez pero parecía no importarle. La chimenea estaba encendida, Luis metió la espada en el fuego, se la clavó hasta el fondo en la pierna y Fred gritó de dolor, vio a Luis, Fred fue a matar a Luis, pero como era tan pequeño, se escurría entre los dedos del gigante. Luis se subió a una silla del gigante y le metió la espada en el gran ojo de Fred, cayó al suelo y murió. Luis era muy modesto y no dijo que él mató a Fred, pero delante de la casa de Fred había un hombre que vio la batalla de Luis y Fred. Un día, Luis estaba bañándose en el Mar Menor, el hombre que vio la batalla le echó una foto a Luis y la vendió al periódico local. Todo el mundo vio la foto, un hombre pensó que cuando Luis muriera podía hacer un instituto llamado Mar Menor en honor a Luis. Y así lo hizo.

Javier Zapata Villalba 1ºBx


EL ORIGEN DEL IES MAR MENOR Hace mucho tiempo existió un barco que fue navegando sin rumbo alguno, se perdió y nadie supo de él. Hace cerca de 15 años, un grupo de científicos fue a inspeccionar el fondo del Mar Menor, y descubrieron una gruta escondida entre las algas y piedras del fondo. Dentro había una ciudad subterránea, con peces coloridos, tortugas, tiburones y ballenas. También había cangrejos con tres ojos, pulpos con pinzas en vez de tentáculos y calamares gigantescos. Entre unos arbustos marinos estaba el barco que se perdió, pegado al suelo. No se lo podían creer; dentro del casco seguían los camarotes, en la cubierta había piedras puestas de forma que formaban más camarotes. Los científicos sacaron el barco hundido del fondo de ese bosque marino. Cuando lo sacaron lo pusieron en una rambla, y le pusieron dos nombres: el primero y por el que se conoce es IES Mar Menor, y el segundo es Titanic, porque fue uno de los hundimientos de barco más conocido de la historia, ya que nunca se supo cómo llegó hasta allí.

Jesús Gómez Alcaraz 1ºBx


LA LEYENDA DEL I.E.S. MAR MENOR En el año 200 d.c. en “Santiago de la Ribera”, había un duende que era el dueño de un dragón llamado “Comodo” que le construyó una casa en una rambla. El duende, que se llamaba Ramdon, era un maestro de literatura. Por eso la alcaldesa, que era una sirena, un día que diluviaba pudo ir a la rambla a medir la zona, porque le iba a construir un colegio llamado “TITANIC”. Todos los niños del pueblo fueron al colegio a aprender a leer, multiplicar, escribir… Un día, como eran niños, unos pocos dijeron que querían unas vacaciones para relajarse, los profesores aceptaron pero con una condición: tenían que poner algunas pruebas a las que llamaron “exámenes”. Las vacaciones eran en verano, invierno y primavera, pero como estaban en costa, las vacaciones de verano las hicieron más largas para poder ir a la playa. Los veraneantes llegaron allí, y como en sus ciudades no había enseñanza escolar, se fueron a vivir a Santiago de la Ribera. Los alumnos fueron cada vez más y más cultos, por eso el duende, que era el director, hizo que construyeran un instituto, al que llamó “I.E.S. Mar de la Ribera”. Como cada vez llegaba más gente, la aldea pasó a ser pedanía, porque pertenecía a una población más grande, que se llamaba San Javier. El director, entonces llamó al instituto “I.E.S. Mar Menor”, ya que ahora iban al instituto niños de todos los pueblos de la zona del Mar Menor.

José Martín Murciano López 1ºBx


Cuenta la leyenda que el instituto Mar Menor surgió hace muchos años. Era un día de tormenta y hacía mucho viento cuando un tornado se llevó un barco muy grande, que estaba en la playa del Mar Menor; el tornado lo arrastró hasta una rambla, y lo increíble fue que el barco seguía de una pieza. La gente se quedó atónita al ver lo que había pasado, y pensaron aprovechar ese barco. Había muchas posibilidades, un centro comercial, un museo… pero creyeron que lo mejor sería hacer un llamaría

I.E.S Mar Menor, aunque por lo

con ese barco, y por su situación en se solía y se suele llamar “El Titánic”.

Juan Martínez Ballester 1ºBx

restaurante, instituto que esa

un y

se

ocurrió rambla


ROBERTO Y EL MAR Cuenta la leyenda que un mísero pescador llamado Roberto no sabía leer ni escribir, sentía una gran pasión por el mar. Todos los días iba a pescar al Mar Menor, los días que no pescaba tenía que pedir comida, agua… Su mujer estaba enfadada con él porque gastaba su poco dinero en libros para aprender a leer, sentía mucha curiosidad por saber lo que decían esos libros. Un día pescando en el Mar Menor vio pasar una especie de animal marino mitad mujer, mitad pez. Pasaron muchos años hasta que volvió a ver a estos animales, cada vez con más frecuencia. Un día Roberto pescó a uno de estos animales, lo llevó a su casa y lo inspeccionó. Roberto los llamó sirenas. Después de varios días Roberto habló con una de ellas y le preguntó que por qué estaban allí y esta contestó que era porque se escondían de un monstruo marino que se las comía. Roberto visitaba día a día a su amiga y les proporcionó comida y prometió no contarlo a nadie. Roberto un día vio que estaban desapareciendo, el monstruo las había encontrado. Habló con su amiga y le dijo que mataría a ese monstruo. Buscó armas de todo tipo y puso trampas en todo el Mar Menor. Una mañana Roberto estaba pescando como de costumbre, él no sabía que el monstruo se estaba acercando a una de sus bombas. Roberto estaba cerca, la bomba estalló y ambos murieron. Fue incinerado, sus cenizas están en el Mar Menor y en su homenaje se construyó el IES MAR MENOR porque a él le encantaba aprender.

Juan Francisco Campillo 1ºBx


El origen del Titanic Un día en los que uno se levanta y quiere hacer una inmensidad de cosas, un joven llamado Peter Titán decidió construir un barco. El había visto muchos, muchísimos barcos, pero su barco no sería un barco cualquiera, sino un seguro, cómodo, enorme y espectacular transatlántico. Estuvo muchos años cuestionando y llamando a los mejores constructores de todo el mundo y todos le decían lo mismo, que no valía la pena, que era demasiado grande, que ya tenían otros trabajos,… Hasta que una noche, ya desilusionado, llamó al último número que tenía en sus páginas amarillas y de repente el hombre que cogió el teléfono le dijo que podía hacerle un hueco. Peter se emocionó y se puso a lloriquear dándole las gracias una y otra vez. Al cabo de algunos años, el transatlántico estaba terminado, sólo le faltaba una cosa, bueno le faltaban dos, bueno creo que eran… varias cosas las que le faltaban. Una de ellas era el nombre del barco. Peter pensaba en el nombre noche y día y pidió opinión a todos los tripulantes de su barco, desde los cocineros hasta los marineros. Todos dijeron nombres rarísimos como Titán o Titón y uno le encantó: Titanic. Sí, éste sería un nombre perfecto. Cuando estuvo acabado, con su nombre y los pasajeros dentro, se echó a la mar. Las primeras dos semanas, todo fue bien y tranquilo pero una noche oscura y sin luna, el barco chocó con un Iceberg. Toda la gente estaba nerviosa, unos se tiraban del barco, otros se metían en los botes, todos menos Peter. Peter se quedó sentado en su sitio agarrado al timón, admirando su bellísimo transatlántico. Peter murió con su barco y poca gente sobrevivió. Ahora en el siglo XXI, lo poco que queda del Titanic está en Murcia, en un pueblecito llamado San Javier, donde niños y niñas entran y salen de él sin darse cuenta dónde están. Cada una de las aulas es una de las habitaciones de Titanic, en cada una ha estado Peter Titán, sentado, admirando, durmiendo…. Pero eso es otra historia! Laura Pérez Sáez 1ºBx


INSTUTO IES MAR MENOR Hace miles de años el instituto Mar Menor era un enorme mar donde los barcos circulaban y los peces vivían en paz. Un día un barco llamado “Titanic” se estrelló con otro barco y los demás recogieron sus restos. Después de miles de años, la tierra se formó y con los restos recogidos, crearon este instituto que cuando llueve parece el mismísimo mar. Por eso lo llaman el “Titanic”.

Lucas Soria Álvarez 1ºBx


Leyenda del IES Mar Menor Había una vez un dragón hembra que estaba por dar a luz, y debajo estaba el IES Mar Menor. Descendió al patio. Era fin de semana y nadie se había dado cuenta. Ella, como tenía un largo viaje que recorrer, tuvo que dejar a su huevo… con pena y tristeza. Para que no molestaran a su hijo que estaba dentro del huevo, lo enterró. A la semana siguiente de dar a luz, nadie se había dado cuenta porque estaba enterrado y así pasaron muchos años. Los dragones tardan años en desarrollarse dentro del huevo y en nacer. Hoy es el día en el que se cumplen 3 centurios… ¿Has mirado bajo tus pies? Maia Svetliza Casco 1ºBx


EL ORIGEN DEL IES MAR MENOR Hace muchos años, en el lugar donde ahora está el Mar Menor, había una gran ciénaga. En ella vivía un orco. El orco era grande, feo y musculoso. Vivía en una caseta pequeña, situada en medio de la ciénaga. Él era muy malo, sobre todo con su vecino el duende. El duende vivía en un vasto bosque que había muy cerca de la ciénaga. El duende era el guardián del bosque, y vivía dentro de un gran árbol hueco. Vestía una casaca verde botella, con unos pantalones a juego. También llevaba un sombrero verde hoja, para poder camuflarse entre las copas de los arboles. Él era muy bueno y amable con todo el mundo, incluso con los animales. Sabía hablar todos los idiomas del bosque, desde el idioma de los pájaros, hasta el del viento. Una noche oscura y lluviosa, el orco fue al bosque del duende para cogerlo, meterlo en un saco, y mandarlo lejos. Como el duende estaba durmiendo, fue muy fácil atraparlo. Lo metió en un saco y lo guardo en un baúl de su caseta. Pensó en la mejor manera de deshacerse de él. Recordó que tenía un barco en la parte trasera de su caseta. Hizo un cartel en el que ponía “Titanic”, con la esperanza de que se hundiera. Metió al duende dentro y lo echó al río de barro que se había creado con las fuertes lluvias. Cuando el duende se despertó, se dio cuenta de que no podía salir. Dio una vuelta por el barco, para ver si había algo interesante. Encontró una gran biblioteca y varios mapas. El más grande era de una laguna salada, llamada Mar Menor. Le gustó tanto el nombre, que rebautizó al barco. Como había muchos libros, decidió que ya que él no podía salir, que la gente fuera al barco a aprender todo lo que él sabía. Ancló el barco allí mismo, y empezó a poner en práctica su plan. Y todavía sigue allí. Pero ya no es un barco, sino un instituto. El IES Mar Menor. María Martínez Alcaraz 1ºBx


I.E.S MAR MENOR Cuenta la leyenda hace unos trescientos años I.E.S. MAR MENOR fue creado por unos arqueólogos que hicieron un Titanic. Pero cuando pasó mucho tiempo, hace unos años, vino el ayuntamiento de San Javier y lo convirtió en un instituto, entraron para ver cómo estaba por dentro la estructura del Titanic. Si tú te fijas muy bien, las clases del I.E.S. MAR MENOR son grandes, pues esas clases eran las habitaciones del Titanic. Si tú te vas a la enfermería te tienes que fijar muy bien, las camas que tienen son las camas que había en algunas de las habitaciones, que ahora son clases. Al fin y al cabo el I.E.S. MAR MENOR ya casi no se llama así porque ahora lo llamamos el Titanic. Aquí tenemos una foto del ¡¡I.E.S.

MAR

MENOR!! Marta Henarejos Moya 1ºBx


“Leyenda del IES Mar Menor” En el año 400 a.C., vivía un hombre muy guapo y que también tenía el poder de derretir las piedras, y todo lo que se propusiera. Un día se le ocurrió la genial idea de fundir la montaña más grande del mundo, en aquellos tiempos, medía 12000m de altura y nadie había logrado escalar aquella montaña tan grande, había muchos exploradores que lo intentaron pero nunca nadie había logrado regresar de vuelta. Ya eran muchas las historias de miedo conocidas, hasta que un hombre ya cansado de oír cosas increíbles decidió derretir con sus ojos aquella montaña, ese hombre se llamaba Ambrosio Facundo Jacinto Luteiro Hernández. Ambrosio comenzó a derretir aquella montaña hasta que se descubrió que sobre aquella roca solo había muertos y una gran maqueta de un edificio que por lo que parecía era muy importante y decidieron esconderla en el lugar del jefe de la tribu. Ya en el año 2000, el alcalde del pueblo de San Javier encontró haciendo un parking aquella magnifica maqueta, le gustó tanto que la decidió convertir en un conservatorio y años después en un instituto. Las obras fueron concluidas en el año 2004. Mauricio Masegosa Gea 1ºBx


IES Mar Menor La leyenda cuenta que hace mucho tiempo no existía Murcia sino un mar llamado Mar Menor. Dicen que donde ahora se encuentra nuestro instituto existía un pueblo marino habitado por las sirenas. Las sirenas atraían a los marineros que viajaban por la zona costera, con su precioso canto de sirena. Un día una sirena llamada Perla salio a la superficie para ver cómo lo humanos hacían sus labores, vio que todos eran muy felices salvo los niños que desde muy temprana edad tuvieron que ponerse a trabajar. Perla se compadeció de los pobres niños que no tenían nada que hacer y por eso los niños tenían que trabajar. La sirenita andaba bastante triste por los niños por el estado en el que estaban. Así que un día pensó un plan, sabía que era un plan bastante arriesgado, pero aún así lo llevó a cabo. Su plan era bastante sencillo pero a la vez temerario. El plan consistía en atraer a los marines con su canto y una vez allí ordenarles que le quitaran el agua al Mar Menor y allí justo aparecería un hermoso castillo provisto de todo lo necesario para realizar la enseñanza a los niños de las tierras cercanas. Perla sabía que era algo muy difícil, ya que acabaría con la existencia de su pueblo. Así que avisó a todo su pueblo de que vendrían los marines a acabar con el mar en el que habitaban. Y todos fueron al mar Mediterráneo, un mar en el que habitaban seres marinos, dragones marinos… Cuando vinieron los marines acabaron con el agua del Mar Menor y ese lugar se convirtió en un poblado. La gente, al desaparecer el agua, descubrieron el precioso castillo. Así que decidieron llamarle al castillo Mar Menor en honor al mar que habitaba allí antiguamente. Pero además se dice que Perla sigue, en el ahora pequeño Mar Menor vigilando desde ese lugar para que todos los niños tengan una enseñanza adecuada.

L. Naomi Perugachi Remache

1ºBx


LA LEYENDA DEL IES MAR MENOR Cuenta la leyenda que hace cientos de años cuando mandaban seres fantásticos, en un pequeño pueblo que en esa época pasaba a llamarse “XUD DU DRAMÓN”, que en nuestro idioma significaría “Pueblo de Dragón”, habitaban pocas personas por la aparición de dragones y gnomos. Ese pueblo era muy triste, no había niños, ni mujeres, ni anciano por culpa de los gnomos que se los llevaban al castillo; solo había hombres trabajando para el Parásito. El Parásito era el rey del lugar, un dragón fuerte y poderoso que tenía su castillo en medio del pueblo. Un día las tristes noticias de lo que sucedía en esa localidad llegaron al pueblo vecino, un habitante se quedó impresionado al saber lo que ocurría allí … así que decidió ir a ese pueblo en busca de la libertad de sus habitantes. Cogió útiles y se fue a “XUD DU DRAMÓN”; ese pueblo estaba muy defendido, así que tuvo una idea e intentó colarse en el castillo. LO CONSIGUIÓ ¡¡¡ pero no por mucho tiempo … los gnomos lo pillaron y lo metieron en el calabozo donde estaban las mujeres, los niños y los ancianos. El habitante poseía una gran fuerza y rompió las cadenas y los salvó a todos, se escaparon por las alcantarillas mientras él se iba en busca del rey. Lo encontró, estaba en su trono. No se lo pensó dos veces y corrió hacia el dragón, horas y horas de peleas al final valieron la pena, consiguió derrotarlo y para recompensarlo los habitantes le hicieron un barco para que pudiese volver a su casa. Pero él con una gran voz dijo: “¡AHORA ESTE ES MI PUEBLO!”. Y con pena de no utilizar el barco decidió convertirlo en un colegio para los niños. Años después murió.

Año2012: todavía existe el barco … pero ahora es un instituto … grande y bonito, una felicidad para nosotros, de nuestro gran héroe “El Habitante” … FIN

Ariatna, Rodríguez Jiménez 1º BX

Leyendas  

Leyendas escritas por alumnos de 1º de ESO sobre el origen del IES Mar Menor.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you