Issuu on Google+

Francisco Burgos Valdés

Tierra de Ángeles “Fortaleceos, hermanos, con la armadura del Señor, y en el poder de su fuerza, pues la batalla por el hombre está cerca”

No hay descanso en la lucha por el alma de los hombres. Ángeles y Demonios mueven el eje del mundo desde la ignorancia humana mientras el juego de la guerra entre ambos continúa.


Francisco Burgos Valdés 1 Tierra de Ángeles

INTRODUCCIÓN Miguel mira preocupado como las huestes del mal se van apoderando del mundo en su inexorable avance. Un sin fin de chispas de luz surgen entre oscuridad con cada hermano de batalla que pierde su lucha, lo que significa un logro más para el ejército enemigo. Encargado del cielo, los ejércitos angelicales y las almas humanas, su responsabilidad es máxima. Pero una sola palabra del Creador bastaría para abandonarlo todo y bajar a la tierra a luchar junto a los suyos, para defender lo único importante: las almas de los hombres. Últimamente Miguel se ha visto forzado a tomar medidas a las que hacía ya siglos que no había tenido que volver a recurrir. Dos de los siete arcángeles, Zerachiel y Rafael, bajaron a su orden para reforzar el último batallón enviado a la tierra. Mientras tanto, Gabriél no para de traerle inquietantes noticias sobre un enorme contingente de demonios aglutinados en las inmediaciones de la Ciudad del Vaticano. Esta ciudad representa uno de los pocos reductos de “Fe Pura” que les proporciona una alimentación directa de almas y esencia de ángel sin las cuales las fuerzas del cielo se verían bastante mermadas. Además cuenta con un “Túnel de Ascensión”, lo que les daría a los demonios un acceso directo a las mismas puertas del cielo. Sin embargo, no puede dejar que la guerra focalice todas sus atenciones. Los Querubines necesitan más bibliotecas donde seguir registrando la verdad del Verbo, la sala de los Serafines tiene que ser ampliada, y se han de reclutar nuevos Tronos que sigan transmitiendo la voluntad de Él tanto en la tierra como en el cielo. Se necesitan nuevos Guardianes para el Edén y nuevas Dominaciones que distribuyan a los ángeles inferiores en sus ministerios y funciones. Más Principados que protejan a los humanos y Potestades que eviten las distorsiones de demonios sobre el mundo humano y ángeles que guíen las almas hasta el cielo. Un gigantesco engranaje que ha de funcionar con inteligencia, efectividad y estrategia. Dios crea y Miguel administra. Sea pues esa su voluntad.

GÉNERO: Estrategia PLATAFORMAS: PC, MAC PÚBLICO OBJETIVO: +14 NÚMERO DE JUGADORES: 1 (Campaña), 7 (Multijugador)

1


Francisco Burgos Valdés 2 Tierra de Ángeles

IDEA El mundo humano está sometido a la influencia angelical y demoníaca. Ángeles y demonios se pelean por hacerse con las almas humanas. Tú tomarás el papel de una de las 7 “religiones” disponibles (Cristianismo, Judaísmo, Hinduismo, Budismo, Demonismo, Egiptoismo, Mesopotismo). Y tu objetivo final será imponerte al resto de religiones y demonios conduciendo así a la humanidad por el sendero verdadero. Existe la regla universal común para todos y es, que los humanos tienen que permanecer en la ignorancia de la existencia de estos seres y solo su influencia podrá repercutir en el mundo humano.

ASPECTOS GENERALES Y MECÁNICAS DEL JUEGO Sistema por Turnos con dos vistas. Primera, muestra todo el planeta tierra (dividido por países con sus respectivas fronteras). Segunda, “reino celestial” o “demoníaco” con sus construcciones propias y defensas. Sistema a Tiempo Real, es como se desarrollan todas las batallas entre los ejércitos, tanto en el mundo humano como en los reinos de ultratumba. Mundo humano (2D): -Modo GestiónSistema por turnos. Representación del mundo humano como si fuera un tablero de mesa. Están marcados los países con sus fronteras bien delimitadas. Existe un indicador de influencia que marca cómo se encuentra nuestra influencia a nivel mundial. A su vez, otro indicador reflejará el número de ángeles que tenemos desplegados sobre la tierra en general y por territorio cuando esté seleccionado. Los batallones de ángeles se agruparán bajo una sola figura visible que se utilizará a modo de representación de todo el grupo. Cada una de estas figuras podrá aunar ángeles de distintos tipos, que serán creados en nuestro reino celestial y que enviaremos a la tierra. Al frente podrá haber un capitán o general que aumente la organización en batalla y los puntos de ataque de la tropa. Cada unidad de ángeles irá adquirirá experiencia después de cada batalla, pudiendo completar una tropa con nuevos ángeles tras las bajas que se produzcan después de una lucha o mandarlos de regreso al cielo. Las tropas solo podrán moverse en un radio de dos países colindantes en un mismo turno, ya que cuando los ángeles están en la tierra, están sometidos a las leyes físicas. Cada territorio tiene un porcentaje de “Fe Pura” y “Almas”, estos son nuestros principales recursos. La “Fe Pura” aumenta en cuanto al número de ángeles en ese territorio es mayor. También variará dependiendo de los tipos de ángeles que tengamos en él. Y las “Almas” corresponden a la cantidad de almas que enviamos al cielo desde ese país. En un territorio con un 100% de “Fe Pura” puede construirse un “Túnel de Ascensión”. Esto es un vínculo entre el cielo y la tierra. Sirve como punto de transferencia de ángeles entre ambos y un camino para la ascensión de las almas. Inicialmente cada religión tendrá un único país con uno solo de estos túneles, desde donde comenzará a expandirse y a influenciar al mundo. Un territorio puede ser atacado por más de un enemigo a la vez, con lo que se produciría una multibatalla.

2


Francisco Burgos Valdés 3 Tierra de Ángeles

Batalla en el mundo humano (3D): -Modo BatallaMáximo, cuatro batallones propios por territorio (más saturaría esa tierra de ángeles o demonios y la gente empezaría a notar su presencia). Cuando dos o más batallones de distintas religiones se encuentren en un mismo territorio, se desencadena la batalla en Tiempo Real y en 3D. Hay dos formas de resolverla, automático o liderándola nosotros. El escenario de cada país tendrá el mismo aspecto que una de sus ciudades en la actualidad. Los humanos estarán presentes en forma de áureas de sus almas, realizando sus quehaceres diarios al margen de la lucha. Aun así podrán verse afectados por ciertas unidades. Existirá la famosa “sombra de la guerra” donde cada unidad tiene un rango de alcance para deshacerla y el mapa se mostrará oculto hasta que lo exploremos. Las unidades podrán colocarse en cualquier parte o edifico del escenario, incluso estacionarlas en el aire (ángeles), o bajo tierra (demonios). Los núcleos donde se agrupe un número importante de personas, supondrán una “Fuente de Fe” que si capturamos podrá servirnos para regenerar y evolucionar características de nuestras tropas. Por tanto son un punto estratégico para ganar la batalla. También servirán como “Recurso de Contienda” que podremos utilizar para construir estructuras que servirán de puente temporal entre el cielo y la tierra con la utilidad de poder pedir más unidades al cielo mientras las que tenemos van cayendo, solo para esa batalla. Se podrán utilizar objetos del escenario (contendores, coches, edificios…) como lugares estratégicos desde los que posicionar las unidades para atacar o defender, o incluso para lanzar contra los enemigos y romper para dificultar su paso, ofreciéndoles una bonificación en cada caso. Sin embargo, ocasionar estragos en el escenario hasta el punto de que los humanos los noten ocasionará emigración en los países, con lo que la cantidad de “Fe Pura” de ese territorio disminuirá. El objetivo de la batalla siempre será aniquilar a todos tus enemigos. Modos de juego dentro de las batallas: 1. Vista Tercera Persona cenital: Las unidades podrán posicionarse, moverse y manejarse al estilo de los clásicos juegos de estrategia. Desde arriba y pinchando sobre la unidad para que realice su acción correspondiente. 2. Vista Primera Persona: En cualquier momento de la batalla se podrá seleccionar una unidad determinada e indicar un “combatiente” de dicha unidad para convertirnos en él. Esto tiene una bonificación de ataque importante, ya que será el propio jugador el que dirija ese personaje, sus ataques y a su unidad. Sin embargo, la acción en primera persona tendrá la contrapartida de que el resto del ejército entrará en modo automático y seguirá las instrucciones que se hayan fijado para ellos previamente o las que se generen de forma automática. Con lo que se pierde el control sobre él y la visión global del conflicto.

3


Francisco Burgos Valdés 4 Tierra de Ángeles

Reino Celestial (3D): -Modo Gestión y BatallaEscenario en 3D donde a partir de la cantidad de la “Fe Pura” recolectada, podemos crear edificios dedicados al reclutamiento de nuevos ángeles. Para crear un Ángel nuevo, es necesaria una cantidad específica de “Fe Pura” y “Almas” salvadas. Esos dos ingredientes, junto con requisitos previos de otras estructuras, nos permitirán crear ángeles de distintos tipos. Los “edificios” del cielo están pensados para crear ángeles de batallas, gestionar el propio cielo y el flujo de almas entrantes. Un “Juzgado de Almas” permitirá ajustar el grado de dureza con el que se admiten almas en el cielo. Cuanto más estricto, menos almas entrarán y se tardará más tiempo en reclutar nuevos ángeles, por otro lado, ser demasiado permisivo ocasionaría deserciones de nuestras unidades hacia otros ejércitos. También serán importantes las “estructuras defensivas”, última línea de defensa si el enemigo consigue hacerse con un “túnel de ascensión” o si nos erradica del plano humano. El cielo, al igual que el mundo humano, puede albergar batallas. En el caso de conquista de un territorio humano con un “túnel de ascensión”, es una puerta abierta hacia el Reino de la religión que lo tuviera. Es por tanto, un arma de doble filo. Por un lado permite el movimiento de tropas más rápidamente y una mayor cantidad de recolección de almas y fé pura, pero al mismo tiempo, puede suponer un duro revés. El conquistador siempre tiene la opción destruir el “túnel de ascensión”, ya que al mismo tiempo representa también para él un peligro por donde nuevamente pueden bajar las tropas del enemigo.

MODOS DE JUEGO: 

INQUISIDOR: Campaña por capítulos (solo 3D). Se desarrollará por los escenarios de batalla del mundo humano y uno de los reinos celestiales. Cuenta la antigua lucha entre el bien y el mal. Cada capítulo tiene unos objetivos principales que habrá que cumplir para poder superarla. Objetivo final: Llegar hasta el Reino Celestial o Demoníaco del enemigo y destruirlo.

MONOTEISTA PURO: Sistema de juego completo. 7 jugadores como máximo. Sistema por turnos (“Modo Gestión”). Engloba el mundo humano (2D) sobre el que se mueven los ejércitos en la forma en que se haría sobre un juego de mesa, y la construcción de nuestro reino. Tiempo real (“Modo Batalla”) para las batallas en los territorios y en el cielo (3D). Objetivo: Erradicar a todos los demás jugadores. Alternativamente existirá un modo de victoria por puntos, para lo que se tendrá en cuenta el cómputo global en puntos de la partida de cada jugador.

MULTIJUGADOR: Incluirá las dos modalidades anteriores. Se puede jugar a INQUISIDOR O MONOTEISTA PURO, con otros jugadores, con IA o mixto. 7 jugadores como máximo. Antes de comenzar cada partida se podrá elegir un batallón preliminar con el que se empezará sobre el mundo humano.

LA BATALLA ENTRE EL BIEN Y EL MAL NUNCA FUE TÁN ÉPICA

TIERRA DE ÁNGELES

4


Francisco Burgos Valdテゥs 5 Tierra de テ]geles

5


Earth Angel