__MAIN_TEXT__

Page 90

LA FIRMA INVITADA

you’re not an ordinary fella!

La perfecta máquina de baile por Esther Miguel Trula

ilustración: mir santos

H

Si hay un subgénero que pueda fardar de haber creado toda una subcultura excepcional, que haya sido relegada a un universo particular alejado de la gran cultura canónica del videojuego... para mí, ese es el musical. Porque sí, en todos los juegos de esta categoría disfrutamos de la ludología en una de sus vertientes más transitadas —incluso más perfectas—, pero además de esto, y en especial en sus modalidades rítmicas, también de una doble experimentación con eso que entendemos por exploración de las limitaciones: en lo virtual y en lo físico. Los límites del juego, encontrándote en sus resquicios abiertos por el no puedes hacer eso de acciones prohibidas por el sistema de juego, pero también por ese otro simulador que es en sí mismo tu propio cuerpo cuando no te dan las piernas. La hiperrealidad convirtiéndose, de pronto, en algo activo, golpeándonos en la frente, y la historia del arte recordándonos que, todo lo que siempre ha sido juego, ha sido en realidad el único medio por

ay todo un mundo de furor e histeria que se desata en tu interior cuando estás jugando en alguno de los niveles superiores del ‘Dance Dance Revolution’, del ‘Pump it Up’ o de clones de este mismo estilo. Se te abre, pero sólo después de ese profundo proceso de aprendizaje y adaptación a su alienígeno entorno de normas histriónicas y leyes del movimiento corporal que tu cerebro poco a poco va archivando en esa maravillosa cosa llamada memoria muscular. Es como otro plano de la realidad; el mismo, intuyes, en el que viste inmiscuirse a Buddy Rich en el solo de batería en aquel concierto en el Americas o en los movimientos armónicos de la mítica final de Wimbledon entre Nadal y Federer en 2008. Se te abre, como a ellos, durante un breve lapso de tiempo en el que has conseguido perderte en el drive, y sientes que estás caminando entre gigantes. Todo es así, hasta que fallas una nota. A fin de cuentas, ellos fueron los dioses, y tú estás muy lejos de serlo. 90

Profile for GameReport

Gamereport #9  

La novena sinfonía en versión GameReport ya está entre nosotros para que bailemos alrededor de la hoguera. ¡Sientan el ritmo!

Gamereport #9  

La novena sinfonía en versión GameReport ya está entre nosotros para que bailemos alrededor de la hoguera. ¡Sientan el ritmo!

Advertisement